1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

The Lord of the Night

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Taisha StarkTaisho, 14 Julio 2012.

  1.  
    Taisha StarkTaisho

    Taisha StarkTaisho Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    24 Febrero 2011
    Mensajes:
    372
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    The Lord of the Night
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    2168
    Capítulo 1: Encuentros y Sorpresas.


    La noche se mostraba serena y pasible, los aullidos de los lobos interrumpían el silencio de las calles de Transilvania, la niebla cubría las calles que apenas eran iluminadas se mostraban vacías a altas horas de la noche , el frío también se hacia presente dándole ese toque escalofriante a la noche.


    Una entre cortada respiracion se hacia presente en las calles , un hombre de unos 33 años de edad caminaba por las calles de adoquín, el asustado hombre vigilaba a su alrededor esperando que el señor de la noche no lo encontrara, una vez que pudo doblar la poca iluminada cuadra choca con alguien cayendo él al suelo, el asustado hombre abre sus ojos encontrándose con el ser del que trataba de uir.



    —¡Por favor, no me haga daño!... juro que no volveré a husmear en su castillo —le decía el asustado hombre a la criatura que tenia en frente.



    —No me hagas reír humando inmundo... ¿Como se que no vendrás con los hombres de Neil a atacarme a mi y a mis compañeros? —dijo suavemente el ser de la noche, este suave hablar hizo que los bellos de la piel del hombre que aun seguía en el suelo se erizaran.



    Los ojos dorados del ser nocturno seguía viendo peligrosamente al sujeto en el suelo, el maldito hombre se había metido en su castillo a tratar de buscar algo para poder atraparlo y matarlo, lo que el maldito sujeto no contaba era que el ser sobrenatural contaba con sus poderes demoniacos ¿Acaso creía que lo dejaría ir sin nada más?.



    —¡Oh!, mi Señor de la noche... déjeme ir, tengo familia... por favor —le suplicaba el hombre con los ojos llorosos, pero al ver la retorsida sonrisa que el ser vestido de negro le dio cerro fuertemente sus ojos por el miedo.



    —Esto te sucede por meterte en la boca del lobo estúpido humano —dijo el sujeto, el oji-dorado que vestía una larga túnica negra levanto su mano mostrandole al asustado hombre sus afilada garras, sonrió con malicia, pero antes de que pudiera acabar con la vida del maldito el sonido de una bala de plata resonó en el lugar.



    El ojidorado retrocedió de un salto hasta un muro del otro lado de la calle, miro hacia donde había venido la bala y allí oculta entre la niebla la pudo ver a ella.
    Un fuerte gruñido vino desde la garganta del ojidorado al ver quien había sido su atacante.


    —Maldita...—susurro el ser nocturno — ¿Acaso no debería darte vergüenza atacar a alguien cuando esta distraido?... Alice— le dijo el hombre mostrándose otra vez tan pasible que daba miedo.



    —La verdad no... lo que más deseo es matarte y are todo lo posible por cumplir mi misión... Jack— dijo la cazarecompenza con burla, miro al hombre que casi mata Jack, al parecer el sujeto solo esta asustado— Knight, ve por el hombre y vete de aquí —le dijo Alice a su compañero.


    —¿Estas segura que podrás con él Alice? —pregunto Knight al ver como su superiora quería quedarse a solas con "El señor de la noche", como era más conocido Jack.



    —Si Knight, ahora vete y ten cuidado... no me sorprendería que por estos alrededores estén los amigos de este bestia —dijo Alice mientras miraba con odio a Jack.



    —¡Oh no mi querida Alice! —dijo con sarcasmo Jack — Yo no necesito a todo mi batallon para matarte... aquí los únicos cobardes son ustedes... además, recuerda que tu solo eres el perro de Crons —dijo con odio Jack.


    Jack, o mejor conocido como señor de la noche, saco sus grandes alas negras alejándose de alli dejando a una furiosa Alice.
    Una vez que el ser nocturno dejo de verse para perderse entre la niebla, Alice se acerco a Knight y al temeroso hombre que aun seguía sentado en el suelo, el pobre sujeto no dejaba de temblar... aunque era muy común, no cualquiera que ve a Jack Zhine no se horroriza al ver a esa temible y horrible criatura de la noche.


    —Señor, tranquilo... ahora compañeros míos vendrán por usted ¿si?, pero digame...Jack no es de asesinar a cualquiera así por así... así que digame ¿Por lo perseguía? —le pregunto Alice.


    —Es...es que me habían encomendado entrar al castillo del Señor de la noche, pero... cuando...— el pobre hombre empezó a temblar al recordar que casi en asesinado en el castillo.


    —¡¡¿Pero eso es casi un suicidio!!? , ¡¿Como va a entrar al castillo de los Zhine?!...¡¡Y más en una noche de luna llena!! —grito enojado Knight, ¿acaso ese hombre estaba loco?... ni siquiera el mismísimo Crons se atrevía a entrar a ese temible castillo.



    —Knight tranquilizate, señor ¿podria decirme su nombre y el porque quería entrar allí? —dijo seriamente Alice, ella también estaba impresionada, este hombre y su familia corrían gran riesgo, Jack no estaría tranquilo hasta matar a este hombre y también a la familia de este



    —Soy el señor Miller Steven y ... y me habían ofrecido mucho dinero por sacar un poco de información del castillo del Zhine y si se las entregaba ellos... ellos dijeron que podían ponerle protección a mi familia... por eso vine en noche de luna llena ya que creí que el señor de la noche no estaría aquí... y eso me facilitaria la entrada pero me equivoque —dijo Miller, aun su cuerpo temblaba al recordar aquellos temibles ojos dorados observandolo desde la oscuridad.



    — ¿Y encontró algo que nos pueda ayudar a acabar con Jack, señor Miller? — pregunto curioso Knight.


    Antes de que el hombre pudira contestar, un chillido horrible resonó en el lugar la espesa niebla se hizo más fuerte, los focos de luz de la calle se apagaron dejando totalmente a oscuras las calles.
    Alice separo en su lugar de inmediato tomando su arma al igual que Knight, Miller asustado retrocedió hasta pegar su espalda a la fría pared.


    Otro chillido y el aleteo de unas alas se escuchaba cada vez más cerca, unos segundos después 4 figuras de negro aparecieron volando al rededor de Knight, Miller y Alice, estos temibles vampiros rodearon a las 3 figuras, tanto Alice como Knight sabían que debian tener cuidado así que solo estaban esperando el momento adecuado a disparar y acabar con estos súbditos de Jack.


    Uno de los vampiros en un ágil movimiento se acerco a Knight, este le disparo con sus balas de plata pero ni siquiera pudo rozas al ser sobrenatural, este ataco a Knight lastimandolo dejándolo herido a un costado de las calles de adoquin, Alice al ver esto se acerca rapidamenta a su compañero herido y sigue disparando a las criaturas pero estas de un momento a otro huyeron, Alice vio extrañada la situación pero pudo respirar tranquila al ver que se habían ido.


    —¿Estas bien Knight? —pregunto Alice al ver a su compañero, para alivio de ella Knight solo tenia su uniforme (de color gritesco para poder camuflaser durante la noche) rasgado.



    —No estoy bien...—suspiro Knight, este al ver hacia donde estaba Miller sus ojos se abren enormemente — Hay no...—dijo asustado el joven.


    Alice tambien voltea y se asombra al ver a Miller muerto, tenia una herida en el cuello... ¡todo habia sido pura distracción y ella de estúpida había caído!, pero esto no se quedaría así... algún día mataria al señor de la noche, algun día mataría a Jack Zhine.


    OoOoOoOoO


    Mientras en el castillo de los Zhine, un hombre vestido con una larga túnica negra se encontraba en su despacho, esperando a que sus hombres volvieran de la misión que él les encargo. El ruido del aleteo que emitían las alas de los vampiros se hizo escuchar alertando a Jack de que sus hombres habían vuelto.



    —¿Lo hiciste bien, Marck? —pregunto Jack al ver como su sirviente entraba a su despacho.


    —Listo Jack, y si no hay más... ¿puedo retirarme? —pregunto el hombre de ojos azules y larga túnica azul oscuro como la noche.


    —Si Marck... tienes esta noche libre —dijo el hombre de larga cabellera oscura, una vez que su sirviente se retiro miro por la ventana. Otra vez el idiota de Crons había mandado a sus perros para exterminarlo, al parecer esta seria otra noche en la que debía estar despierto.


    ————————————————————————————————————————
    Una mañana en las calles de Tokio, Japon, una joven mujer de 21 años de edad camina tranquilamente a su casa despues de hacer sus compras, el día iluminado por el radiante sol parecia ser que el día de hoy prometia grandes cosas...cosa que la joven se equivoco.
    Una vez llegada a su casa, situada en un templo espiritual de gran reputacion, se encuentra con que su abogada esta alli con su hermano, la mujer se extraña y un mal presentimiento se le hace presente.



    Una vez que la mujer acomodo sus compras en la cocina vuelve con su abogada que se encuentra en la sala, le sirve el té y espera a que la mujer que tenia en frente hable.



    —Digame Yukino, ¿para que vino aqui ?... ¿ sucede algo malo? —dijo extrañada Tisha, la mujer que tenia delante de ella saca de su portafolio unos documentos y se lo entrega a la joven Black — ¿Y esto? —dijo asustada la azabache.


    —Eso señorita Blacki —dijo Yukino mientras apuntaba a los papeles — Es una orden de alojamiento... esta casa no esta a su nombre y menos en el de su hermano... esta recidensia esta a nombre de Sonomi Black, hija de Teodoro Black... pero su madre murio dandole a luz a su hijo Jano Black... en ese tiempo su abuelo, el señor Blacki aun estaba vivo, se que hace unos meses el fallecio... asi que me tome el tiempo de investigar algunos papeles de la familia Black y me eh enterado que la casa no tiene propietario ya su dueño fallecio y Sonomi no tiene testamento asi que lamento decirle señorita... o compra esta casa... o me vere obligada a sacarla de aqui por la fuerza... tiene un mes —dijo la abogada, esta le quito los papeles a una atonita joven y se retiro.


    Una vez que Yukino se retiro Tisha empezo a llorar, Jano (de 8 años) escucho los lastimeros sollozos de su hermana desde su cuarto, asi que salio de el a ir a consolar a su hermana... una vez que bajo se sento a su lado y la abrazo.


    —Hermana... ¿Porque estas triste?, ¿hize algo malo?... si es asi perdoname, no queria hacerlo —dijo disculpandose Jano, cosa que hace llorar más a su hermana.


    —Jano cariño... voy a llamar a Saly para que ella y Ben vengan ¿si?... tu ve a arreglar tu cuarto antes de que venga Ben cariño —le dice dulcemente Tisha a su pequeño hermano.



    Jano asientie feliz, ya que su mejor amigo vendra a visitarlo, y se va escaleras arriba dejando a una triste Tisha... ella una vez que pudo parar el llanto, tomo su celular y llamo a su amiga del alma, Saly.



    Hola, aqui Saly...— se escucho del otro lado de la linea.



    —Saly... soy yo, Tisha...te llame por que sniff, sniff —volvio a sollozar Tisha — ¡Oh amiga, te nesecito mucho! — volvio a llorar Tisha.



    —¡Tisha!, ¿Que sucedio? ¿Estas bien? ¿Donde esta Jano? —pregunto preocupada Saly desde la otra linea.


    —Oh,no.. no Jano y yo estamos bien pero... nesecito consuelo amiga... por favor te nesecito —dijo triste la joven azabache.



    Tranquila amiga, le avisare a Ben y en unos minutos estaremos alli... no te preocupes —le consolo Saly.



    Despues de que ambas amigas se despidieran, Tisha se interno en su cuarto a llorar... ¿Porque su madre no hizo su testamento? ¿Que harian ella y su hermano sino lograban reunir el dinero para comprar la propiedad? ¿Que pasaría con su pequeño Jano?, otro sollozo se escapo de su garganta... ella que se había esforzado por darle todo el amor maternal a su hermanito desde que nació y ahora se quedaban en la calle.


    Antes de que la joven azabache se sumerja en ese lastimero mar de tristeza el timbre del hogar Black sonó dando anuncio a la llegada de los hermanos Taija, Ben y Jano felices, alejados del mundo del que los rodea por ser niños aun, se van felices a jugar con la PlayStation 2 al cuarto de
    Jano mientras que las amigas se encontraban en el living.


    Tisha lloraba en los brazos de su amiga después de contarle lo sucedido esa mañana, y aunque estuvieron horas viendo la solución de como pagar el terreno del hogar Black, vieron que no podían pagar semejante suma, eso significaba que dentro de un mes los hermanos Black se quedaría sin hogar.


    —Eso significa que tendrás que irte ¿no? —pregunto triste Saly al ver en la situación en la que su "hermana" se encontraba.


    —Si... al parecer tendré que irme del país —suspiro Tisha, ella volteo a la ventana a ver el paisaje urbano que le proporcionaba Tokio — Tendré que irme a vivir con mi prima...—volteo a ver a Saly — Tendré que irme con Alice —diji con tristesa.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso