FanficsLandia Supervivencia (Fic del Foro).

Tema en 'Literatura experimental' iniciado por Cygnus, 26 Octubre 2011.

  1.  
    Cygnus

    Cygnus Usuario VIP Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    28 Abril 2011
    Mensajes:
    4,163
    Puntos en trofeos:
    671
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Supervivencia (Fic del Foro).
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1904
    Hola! Aquí vengo con el fic que he estado comentando entre ciertos users.
    Con "Fic del Foro" me refiero a que mis personajes son precisamente users que frecuentan mucho este lugar, y que he elegido para que formen parte de mi historia. Estuve investigando sus rasgos y sus personalidades, obviamente bajo los permisos respectivos, y espero no equivocarme con ninguna.

    La temática del fic es simple; doce chicas quedan atrapadas en unas montañas nevadas desconocidas después de que el avión en el que viajaban se estrelló misteriosamente. Ahora deben regresar a la civilización más próxima valiéndose de todas las técnicas de supervivencia conocidas. ¿Cuántas lograrán llegar al final de su misión, y quiénes perecerán en el intento?

    Aquí el capítulo 1, espero no decepcionar a nadie:

    ______________________________

    Sin haberlo meditado en lo absoluto, con la excusa de un evento irracional para su nula comprensión, el impacto había surgido de improviso desde las cenizas de lo impensable. Todos lo habían vivido, mas pocos quedarían para narrar el suceso espeluznante.

    Como una sucesión de truenos fulgurantes, se escucharon auténticos bramidos metálicos, se sintieron vueltas y sacudidas de un lado y hacia otro, un torbellino sin fin de gritos y horribles emociones. La colisión indudablemente había tenido lugar durante instantes que parecieron detenerse en el tiempo; después sobrevino un terrible silencio sepulcral.

    Cuando Almee abrió los ojos, su acopio de voluntad había sobrepasado al terror, y por fuera todo era oscuridad. Sentía un líquido caliente y de gusto ferroso en los labios, que no se preocupó por averiguar. Estaba inmóvil y tullida en lo que fue su asiento y que ahora se había despedazado parcialmente. Comenzó a respirar con agitación plena en cuanto pudo percatarse de varias figuras umbrías a su alrededor, que le resultaban misteriosamente aterradoras: las paredes interiores del avión, que comenzaban a recibir la luz natural desde los boquetes, se mostraban arrugadas y maltratadas. Formas oscuras que asemejaban asientos se hallaban dispersos por el centro del pasillo, así como los equipajes que una vez tuvieron un elegante lugar en la parte superior, y los cristales de las ventanas presentaban ausencias o severas roturas. Un temblor inconsciente recorrió su cuerpo hasta hacerlo estremecer de pies a cabeza, y tuvo la urgencia de incorporarse para ver qué había sucedido. Su mano derecha, apresada entre unos fierros, no presentaba mayores dolencias, de modo que con un brusco movimiento pudo retirarla. Por su mente no pasaban más que ideas en blanco, un aturdimiento total. Al pasar la mano por su rostro, ésta se humedeció al contacto con su labio inferior.

    —¿Todos están bien? —preguntó una voz femenina.

    Almee prestó atención: enseguida comenzaron los lamentos en una y otra parte del cuerpo del avión.

    —¡Auxilio, por favor! —chillaba alguien.
    —¡Ayúdenme! —dijo uno más.

    Almee cerró los ojos y sus labios comenzaron a temblar de horror. Lo que sucedió era obvio.

    Arepita se incorporaba y comenzó su inspección por el interior del avión: parecía haber muchos heridos durante las múltiples colisiones. De espíritu sereno, lograba sobreponerse hasta en los estados más difíciles. Consciente de que habían tenido un aterrizaje accidental y grave entre las montañas nevadas de algún lugar, era cuestión de estoicismo y calma la misión de supervivencia. Nada iba a frenarlos, eso estaba claro, y tendrían que salir con bien de esto.

    —¡Arepita, por aquí! —gritó Inmor bajo dos maletas que eran presionadas por un cerro de metales perdidos—. ¡Ayúdame, estoy atrapada!

    Mientras la aludida levantaba los estorbos, más lamentos se presentaban por el fondo del pasillo, en donde muchos cuerpos sanguinolentos y deformados por las fracturas habían rodado por obra del brusco choque y las volteretas. Entre dos sucios cadáveres, alzó Estrella Solitaria su rostro severo y con la misma calma, sin agitarse su corazón, logró apartar a los yertos cuerpos para incorporarse, Aunque la situación no podía ser más grave, no era exactamente el pánico una de sus características.
    La mueca severa de su rostro casi no se borraba nunca, y su mirada glacial recorría sin titubeos el deplorable escenario. ¿Qué sucedió con todos los pasajeros? ¿Acaso era la única sobreviviente?

    Un rayo de confianza cruzó por su alma cuando reconoció a Arepita y su esfuerzo por liberar a Inmor, que aún vivía. Pero su naturaleza no le permitió cambiar su estado de ánimo.

    Sumida en tremendos llantos se encontraba Candy Rose. Ambas piernas le habían quedado prensadas entre los metales del suelo que se habían levantado, y aunque no le causaban daño aparente, la mantenían en un estado de locura y desesperación. Sus llantos eran realmente ruidosos y sólo se comparaban a los gritos de Alexandra, que se hallaba a un lado de ella. Esta última parecía haber perdido el juicio y fue la primera en romper el silencio. Con las manos sobre la cabeza y un río de sangre desconocido fluyéndole a un lado de sus pies, aullaba con todas sus fuerzas sin pensar en un destino, sin meditar en nada. Su conciencia se le había escapado de su cuerpo.

    Arepita había liberado a Inmor, que cojeaba levemente, y a Cherry, quien también se encontraba bajo los mismos escombros y con el rostro vuelto hacia el suelo. Las tres mujeres al fin de pie se dividieron para revisar cuántos sobrevivientes encontraban y auxiliar a los heridos.

    —¡Auxilio, Inmor, Cherry, por aquí! —exclamaba Bettle Red, desesperada por no poder salir de debajo de un par de asientos que habían perdido su base.

    Unos brazos débiles intentaban levantar el peso de los estorbos, pero se agotaban pronto: Inmor no podía sola. Cuando Cherry acudió en su auxilio, Bettle gateó por los bordes del pasillo, y arrastrándose en manos y rodillas, pudo librarse de los asientos que la tenían prisionera. Su frente estaba surcada con una amplia magulladura que no dejaba de tocarse una y otra vez, y su presión sanguínea comenzaba a elevarse.

    Mientras todo aquello sucedía, se ubicaban a las últimas sobrevivientes.
    Lilith estaba en un extremo y no se movía. Tenía los brazos cruzados fuertemente sobre su estómago, pero sus ojos reflejaban mucha vida y su boca no se torcía en muecas de dolor. La timidez de ser relativamente nueva en el grupo la retraía constantemente.

    Bella Luna, por su parte, se sacudía los trozos de vidrio de sus ropas con tranquilidad, y sin decir demasiado, se inclinaba frente a una de las muchachas heridas.
    Kai Sakka no paraba de hablar, en medio del pasillo.

    —¿Qué sucedió? ¿Alguien sabe qué sucedió?

    Alexandra, sentada en un rincón y con las manos rodeando sus rodillas, no gritaba ya, pero todo su cuerpo temblaba y no se atrevía a levantar su vista del suelo inmediato.

    —¿Pues qué te imaginas que sucedió? —preguntó Inmor con su agresividad característica—. ¿Crees que hicimos una parada técnica?
    —No… —reconoció Kai, y enseguida se precipitó a escupir otra pregunta—. ¿Pero por qué?

    No hubo respuesta, Bettle se limpiaba su herida con las mangas de su blusa a falta de paños, y Candy Rose se apretujaba más en su grueso chaquetón. Sentía frío.

    —¿En dónde estamos? —volvió a inquirir al aire Kai.
    —En Disneylandia —espetó Cherry, con amargura, cruzándose de brazos.
    —Cállense —sentenció Estrella Solitaria, y añadió—. Me parece que todos estamos conscientes de la situación, aunque no sea nada grata, y no hay mucho que decir. Tenemos que encontrar provisiones pronto, porque no sabemos en qué parte nos hallemos y qué tan lejos se encuentre el poblado más cercano. Heridos y sanos, contamos entre 16 ó 17. Ahora, a revisar qué ha quedado de los equipajes que nos pueda servir para sobrevivir estos días. Vamos, nadie lo hará por nosotros.
    —¿Y luego qué haremos? —preguntó Alexandra débilmente, desde su rincón.

    Los ánimos se debilitaban, las cosas cada vez resultaban más claras para su desgracia.
    Almee contemplaba otra vez el panorama, la percepción de lo observado siempre calmaba sus miedos. Ahora sus ojos se ambientaban más a la oscuridad del avión; la luz del día azulada le permitía evr el desastre que imperaba a sus alrededores.

    —Luego vamos a pedir auxilio —respondió Estrella Solitaria.

    Cherry soltó una risilla de desesperación.

    —¿Pero en dónde? —preguntó Bettle con su acostumbrada seriedad, mientras se asomaba por la ventana más próxima—. Parece que estamos en lo más inhóspito de una montaña.

    Algunos corrieron a asomarse también. Inmor se encaminó hacia la salida de emergencia, en la parte frontal de lo que restaba del avión, y con muchos esfuerzos, pudo liberar el pesado seguro que la resguardaba. Una densa corriente de aire frío azotó en su cara con brusquedad, como queriendo arañar sus mejillas, y se echó hacia atrás con espanto. Kai la seguía de cerca, curiosa, y fue la primera en arrojarse de un gran salto a la nieve, a un par de metros de altitud. Al caer, rodó por un instante debido a un mal aterrizaje.

    —¿Estás bien? —le preguntó Inmor desde la puerta.
    —Sí… —respondió Kai incorporándose con rapidez y sacudiéndose la pegajosa nieve. Su cuerpo quedó húmedo—. El aire es sumamente cortante… y muy grueso— le informó cubriéndose los ojos con una mano en forma de visera, aunque esos datos eran fácilmente comprobables por Inmor.
    —Es mejor que subas y te resguardes —le sugirió Inmor—. Vas a congelarte ahí afuera.

    Escalando por unos peldaños improvisados, Kai ganó de nuevo la puerta, y el brazo de Inmor la hizo impulsarse hacia adentro. Se sentía con los músculos ateridos.

    Almee utilizaba la fría palma de su mano para limpiarse sus labios ensangrentados, que no paraban la hemorragia. No se preocupaban demasiado de ella. Su estómago estaba hecho un nudo.

    Lilith se asomaba por una pequeña ventana a contemplar el exterior, y mientras Arepita alzaba la voz para emitir su opinión en el caso, arribaron de nuevo Kai e Inmor al fondo para reintegrarse al grupo original.

    —Estamos atrapados —dijo Kai, aún temblando—. Estas montañas no tienen fin, y no hay rastros de civilización ni siquiera a la lejanía. Temo mucho que jamás podamos salir de este lugar.
    —No vamos a quedarnos aquí —respondió Candy Rose, aunque su voz y su mirada estaban perdidas, como si ella misma aún no se convenciera de que estaban en una situación terrible.
    —Sí, tenemos que recorrer las distancias que sean necesarias para llegar al pueblo más cercano —dijo Arepita. La secundó Estrella Solitaria con un asentimiento de cabeza.

    Inmor volteó a ver a los tres o cuatro heridos de gravedad, y señaló a una.

    —No podemos cargar con ellos —sentenció—. Es un viaje demasiado pesado para estos pobres chicos, y sólo consumirán las energías de los que estamos sanos. Vamos a dejarlos.
    —¡No, piedad! —exclamó Shani, incorporando la mitad de su cuerpo. Estaba siendo atendida por Bella Luna, quien no le tenía horror a la sangre. Uno de sus costados se hallaba profundamente lastimado por cierto tubo traicionero que se le había incrustado durante la colisión.

    La mirada de Shani era de súplica, y aunque se hallaba herida, parecía tener la suficiente vitalidad como para seguirles el paso si así se lo proponía, contrastando a los tres o cuatro heridos que aún quedaban y que se encontraban en un estado de inconsciencia.
    Alexandra mordió las mangas de su suéter. Lloraba en silencio.

    —Tendremos que dejarte —le repitió Inmor a Shani con inhumanidad—, y si nadie se opone, ésa es la última palabra.

    Y nadie se atrevió a decir nada a favor de la pobre Shani.

    —En marcha —repitió Inmor.



    ____
    Gracias por su lectura, nos vemos hasta el próximo capítulo ^^ Se agradecen los comentarios : D
     
    • Me gusta Me gusta x 18
  2.  
    Erzabeth

    Erzabeth Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    28 Marzo 2011
    Mensajes:
    1,272
    Puntos en trofeos:
    243
    Pluma de
    Escritor
    Me encantó.

    ¡Soy la mala!, genial... ¡Muerte a Shani! (?)... ok, claro que no. Cygnus, no sé por qué me pones como la mala cuando yo soy toda una ternura, eres malo.
    Vaya, estoy anciosa por saber si Shani se queda o se va con nosotras *u*... interesante, pero pequeño escrito.

    Gracias por tomarnos para él.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  3.  
    Kai Stavros

    Kai Stavros Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,467
    Puntos en trofeos:
    491
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Lo técnico primero.

    Vi un error de dedo acá:

    Cuando pones preguntas seguidas de otras, van con una coma y en minúscula, es decir:
    Así no, así:

    —¿Qué sucedió?, ¿alguien sabe qué sucedió?

    Trama: ya tenía la noción pero lo he amado.
    Inmor de mala sin corazón, mou, no me lo esperaba. Me encantará disfrutar de todas las peripecias que nos harás pasar, sin duda, será memorable.
    Mi torpeza no tiene límites, ¡mira que lanzarme a la nieve sin mas! x3. Me encanta que, conozcas así a cada personaje (si así se nos puede llamar), juegas bien con las personalidades, haciendo que cada una encaje con la otra. Me agrada que, alguien piense con la cabeza fría y no haga preguntas idiotas como mi, no sé, es probable que en situación de riesgo suceda, no he pasado ninguna.
    Espero mi parte haya sacado sonrisas, no sé a mi sí.
    Con respecto a las chicas, creo que así las iré conociendo, nos iremos conociendo mejor dicho. Cyg, llevarás muy bien todo, lo sé.

    Edit: Yo también me he imaginado a una arepa, y con el hambre que me cargo no es sano.
    ¿Te interrumpí? : / *se saca a Eri de encima, bueno, intenta hacerlo*
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  4.  
    Almee

    Almee Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Mayo 2011
    Mensajes:
    178
    Puntos en trofeos:
    153
    Pluma de
    Escritora
    Wow, sí que me gustó esto...
    Aunque no dije palabra alguna, creo que hubiera reaccionado exactamente igual a como lo escribiste.
    ¡Y me nombras primero! LOL Me encantó, me dejaste intrigada hermanito... ¿Cuándo estará el próximo? xD
    Espero decir algo en el próximo capítulo ò.ó
    Te felicito, te quedó hermoso este fic... ^^ nos olvides avisarnos de la continuación... :3

    ¡BEsotes y abrazos de osito cariñosito para tí! OwO
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Ashlotte

    Ashlotte Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Agosto 2011
    Mensajes:
    390
    Puntos en trofeos:
    282
    Pluma de
    Escritora
    Holas Cygnus!!
    Bueno, no se que decirte... Sinceramente...
    Realmente, no me gusto... ¡me encantó!
    Wow... encerio te enfocaste bastante en mi personaje, tomaste en cuenta lo que te dije de ser algo... "solitaria"... Pero si ocurre una trajedia no soy tan... "sola". Trato de ayudar un poco... Pero poco a poco, voy agarrando confianza... Te adaptaste muy bien en mi persona. En eso eres bueno Cygnus!!
    La trama me parece muy interesante. Sobre todo porque se parece a la trama del videojuego "The Sims Castaway" o mejor dicho "Los Sims Náufragos", o almenos eso observo. Pero bueno, eso no tiene importancia aquí... xD
    Realmente, me encanta la idea de que uses a los Users para hacer un fic, es algo "Original" como dice la categoría... Porfa avísame de la contii!!
    No te digo más nada, pues no tengo mas que decir... Bueno, te cuidas. Chaop!
    Atte:Lilith-chan ;)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Eri

    Eri Usuario popular

    Tauro
    Miembro desde:
    24 Abril 2009
    Mensajes:
    624
    Puntos en trofeos:
    193
    Pluma de
    Escritora
    Salvé a Inmor x'D Y no es justo e_é Kai me interrumpió justo cuando iba a hablar ¬¬ *Se lanza sobre Kai*

    Te dije que me nombraras como Erika ToT Nah, no importa, igual estuvo genial *--* Me alegra de que no haya salido herida :S Pero sentí lástima por Shani ._. Yo quiero ayudarla ToT

    Y quiero saber/exigir que le pasa a Alejandra :( Dudas nada más x'D

    En fin, me encantó, a pesar de lo tragico me sacaste una que otra sonrisa :) Espero el otro capítulo :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Almee

    Almee Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Mayo 2011
    Mensajes:
    178
    Puntos en trofeos:
    153
    Pluma de
    Escritora
    —¡Arepita, por aquí! —gritó Inmor bajo dos maletas que eran presionadas por un cerro de metales perdidos—. ¡Ayúdame, estoy atrapada!

    Me dió gracia esta parte... me imaginé una arepita llendo en busca de Inmor LOL
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  8.  
    Beautiful Blue Moon

    Beautiful Blue Moon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    24 Julio 2010
    Mensajes:
    373
    Puntos en trofeos:
    269
    Pluma de
    Escritora
    Ay por todos los cielos!O_O Estupidos vidrios! Arruinan mi vestido >_< ...(?) xD
    Realmente me encanto.Me parecio increible TODO especialmente que lo subieras tan rapido :D
    No note errores asi que solo me falta decir QUIERO VER FANTASMAS!!! :D ....... xD ok,eso no era pero si quiero que continues pronto :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    AlexMarie Kagamine

    AlexMarie Kagamine Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Enero 2010
    Mensajes:
    768
    Puntos en trofeos:
    332
    Pluma de
    Escritora
    Que genial fic Alexandra es muy asustadisa jajaja pero me encanta como se desarrollo todo cool! la tramaes perfecta y muy bien descritos los escenarios pobres las tienen peor que yo en semana de examenes, zero errores de ortografia muy bueno realmente espero ver lo que sigue
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Hope Van Blonsky

    Hope Van Blonsky Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    29 Abril 2011
    Mensajes:
    297
    Puntos en trofeos:
    153
    Pluma de
    Escritora
    Lo técnico ya está :3 Omg, ¡pobres de todaas! Shani, nú O.O" Ya quiero ver que ocurre en el capítulo anterior.<3 Fue tan genial leerlo, enserio :3 Me encnató la reacción y narración, fue increíble, por supuesto que no esperaba menos de ti. Espero los próximos capítulos para ver como vas sacando nuestras personalidades al aire y ver como las manejas *------* No tengo nada más que decir, supongo. Es un honor xDD ¡Sayoo! At: Michelle<33
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    blackrose18

    blackrose18 Usuario VIP Comentarista Top

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2006
    Mensajes:
    3,374
    Puntos en trofeos:
    572
    Pluma de
    Escritora
    Am... por la temática y personas que agarraste va para ff libres.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Okita

    Okita Adicto

    Piscis
    Miembro desde:
    21 Julio 2003
    Mensajes:
    1,527
    Puntos en trofeos:
    369
    Pluma de
    Escritor
    q_q Eres muy cruel!! que fea situación en la que están todos, D: al menos no haras que se coman a los muertos para sobrevivir...verdad?
     
    • Me gusta Me gusta x 7
  13.  
    Cygnus

    Cygnus Usuario VIP Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    28 Abril 2011
    Mensajes:
    4,163
    Puntos en trofeos:
    671
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Supervivencia (Fic del Foro).
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    2565
    Hola!
    Bueno, aquí vuelvo con el capítulo 2, me apuré mucho ^^ Lo hubiera extendido todavía unos párrafos más, si cierta persona no me hubiera quitado mi inspiración de golpe y si no estuviera siendo observado por una multitud de estudiantes tras de mí en la sala de cómputo de la Universidad.
    Primero, a responder los comentarios:

    Inmor: Sabes por qué te puse como la mala, ya te lo expliqué. Seeh, te dediqué exclusivamente para ti el papel de la chica cruel del grupo xDD Nah, no hay nada predecible por acá, ni siquiera yo sé qué va a pasar, las circunstancias y mi dado lo irán diciendo poco a poco. Jojo, seguro no quieres que Shani se salve xDD

    Kai: Del error de dedo aún no lo corrijo, lo hago ahora. Del error técnico, ya comentamos ampliamente por MSN xD Lo del puntito bajo el signo, que es un punto y seguido implícito... xD Bueno, ya lo vimos. Espero seguir llevando bien tu línea, te ubiqué a la perfección, vas a ser muy útil en el relato... y eso es bueno, ¿no? Seh, no tengo la culpa de que la Arepa tenga ese nick tan comestible : (

    Almee: Es que supongo que por naturaleza eres callada... (?) No sé, te he puesto más como observadora aunque sé que realmente no eres tan así... Necesito trabajar con respecto a eso porque necesitas tener mayor participación, ocupo meterte más en la historia y te aseguro que lo haré, voy a compensar estos capítulos de ausencia D: Seeh, todos se imaginaron a una arepa (bueno, todas las venezolanas).

    Lilith: Ocuparé trabajar en tu personalidad. Sé cómo eres pero no te di la reacción debida, y aún tengo algo de problemas con eso, porque al ser la novata del grupo, te retraes un poco por naturaleza. Hay que darte una mayor valorización en el relato, eso es cierto u.u Ah, como dato, intenta escribir "Lilith" en Word, te lo corrige automático a "Lilita", eso fue lo que pasó : S

    Arepa: Me alegro que te haya gustado tanto... Y sí, tú fuiste la causante de toda la tragedia al haber liberado a Inmor (?) Jajaja, seguramente. Por "Erika" no te puedo nombrar : ( Te dije por qué, porque necesitaba los nicks para que fueran reconocibles, por eso no quise usar los nombres verdaderos aunque los de la mayoría los sé xD No es mi culpa que tengas nicks raros xDDDDD Hmm, verás lo que le pasa a Alexandra, es natural -.-

    BellaLuna: Bueno, por ahí te pondré un papel importante en la historia, después de todo eres la chica Gore e.e Me gustaría que practicaras el canibalismo *w* Ya veremos qué sucede... y sólo por ese comentario, voy a arruinarte el vestido de verdad xD

    Alexandra: Espero no ofenderte con la manera en como estoy llevando a tu personaje, que sea tan asustadiza, pero necesitaba explotar una personalidad así y ninguna me pareció mejor que la tuya... Es lo que le da el sazón a la historia. Y bueno, ¿cómo no estar aterradas en una situación así? xDD Los exámenes serían cosa de juego en un caso como ése o,O

    Hope: Cómo me cuesta utilizar tu nuevo nick, exijo el anterior >< Ok, ya me adaptaré. Tu personalidad es sumamente interesante para mí, aunque creo que eso ya te lo había comentado antes. Intentaré explotarla de la mejor manera y ver el asunto de lo del codo, ¿tendrá que ser igual de ridículo? xD

    Okita: O: No esperaba que un externo lo leyera. Bueno, gracias, ya veremos si hay algún caso de canibalismo, y si existe la influencia tendremos que culpar a Inmor... Aunque después de todo, puede ser la única forma de sobrevivir... quizá...

    Estrellita Solitaria y Shani, sería mejor que anexaran su comentario acá y no a la conversación, porque de esta manera puedo tener el compendio de comentarios y responderlos todos de esta manera : D
    Espero que Cherry y Bettle se conecten pronto para que no se atrasen ><
    Aquí el capítulo 2, espero que les guste.

    _______________

    La frustración imperaba dentro del avión derrumbado, como fantasma silente recorriendo el pasillo de un lado a otro y contagiando a todas las muchachas con su aliento tibio. Estaba claro que debían decidirse a salir y buscar una ruta de escape de esa trampa en la que habían caído; lo que ignoraban era cómo, y eso les infundía el mayor de los temores.
    Asomarse por la ventana era derrumbar el ánimo del cuerpo, ver que las rutas sin trazarse no tenían fin por los senderos naturales más recónditos de las montañas borrascosas sin distinguir ni siquiera un punto de soporte en donde pudieran albergar sus esperanzas: ante cualquier grado de visualización, no se encontraban poblados a la lejanía. Parecían estar en un planeta desértico, ser las únicas sobrevivientes del mundo, vivir en lo naturalmente eterno.

    –No quiero irme –dijo Alexandra de pronto.
    –¿Por qué no? ¿Qué prefieres entonces? –preguntó Arepita con brusquedad.

    Las doce muchachas se escuchaban entre sí cuando alguien lanzaba un comentario u opinión, que solía ser rara. La mayoría del tiempo las ahogaba un silencio digno de un sepulcro, nadie atinaba a decir nada porque todo era inadecuado. Shani intentaba enderezar el cuerpo con esfuerzos para entender un poco mejor la situación y ver a sus interlocutores; era una chica fuerte e incluso quería aparentar total control sobre la situación general y la suya propia, su herida no parecía limitarle sus convicciones: estaba segura de que saldría junto con ellas de ese problema.

    Alexandra seguía sentada al fondo, exactamente en un ángulo recto formado por las paredes del avión, y se abrazaba a sí misma; sus ojos estaban enrojecidos y sus mejillas demasiado pálidas. Sus labios partidos no dejaban de temblarle, tanto como sus manos inquietas cuyos dedos procuraba entrelazar sobre las rodillas para mantenerlas un poco más quietas.

    –No hay que perder la esperanza –dijo Lilith de pronto, tras la figura de Cherry–. Después de todo, seguimos con vida, y ésa es la mayor de nuestras ventajas. Además, estamos juntas en esto. Supongo que tendremos alimento suficiente como para emprender un viaje largo cuanto antes, así que no veo impedimentos para llegar en un momento u otro al primer poblado bajo la montaña.
    –No quiero salir de aquí –la interrumpió seriamente Alexandra, como escupiendo las palabras, con voz trémula y con su mirada puesta no más allá de sus zapatos–. Ahí afuera vamos a morir, estoy segura. Por lo menos yo. Mi cuerpo realmente no soporta las temperaturas tan heladas, me conozco bien… Con cualquier ventisca caigo enferma de gravedad, y nunca he estado en una situación parecida a ésta. Y además, las provisiones se acabarán pronto allá afuera, aquí abundarán o por lo menos las racionaré. Y el interior del avión me protegerá de las borrascas repentinas. No, muchachas, si van a salir me tendrán que dejar aquí.

    Candy Rose cerró los ojos con amargura. La desunión comenzaba a hacerse tangible.

    –Eso es una locura –desaprobó enseguida Arepita.
    –¿Por qué?
    –Porque estás perdiendo la cabeza –le respondió la misma enseguida–. Por favor, piensa de una vez con claridad.

    Alexandra carraspeó un segundo.

    –¿Y qué piensas hacer aquí? –dijo Bettle Red–. ¿Cuánto sobrevivirías?
    –Hasta que un helicóptero pase por mí –dijo Alexandra luego de emitir una tos ronca que, más que por enfermedad, era causada por los nervios–. Va a pasar alguno, estoy segura, casi puedo imaginarlo por la noche, con unas luces inmensas registrando la nieve en busca de restos del avión. ¿No creen que nos van a estar buscando? ¡Es obvio! ¿Y afuera cuántas posibilidades tenemos? Nos vamos a perder en las tormentas, si tenemos suerte y no somos engullidas en una avalancha o no nos congelamos las manos y los pies.

    Almee asintió levemente con timidez, meditando que quizá tuviera lógica el razonamiento de Alexandra, pero al ver que nadie la imitaba, volvió a adquirir su postura inflexible.
    Lilith, en cambio, se encontraba cruzada de brazos.

    –No vamos a dejarte aquí. Mírate, no estás diciendo más que disparates.
    –El frío debe estarla afectando –dijo Kai.
    –Sí, la fiebre suele causar este tipo de efectos –terció Cherry.

    Alexandra bajó aún más la cabeza y una gruesa lágrima volvió a marcar camino por su mejilla izquierda.

    –Basta –dijo Inmor con autoridad auto-infundida–. No vamos a forzar a ningún débil a que nos acompañe, porque ni siquiera podrán seguirnos el paso. Serán como una carga en nuestro viaje que de por sí será más que arduo. Por favor, de una buena vez, levante la mano aquella que tenga miedo de acompañarnos. Vamos, díganlo ahora, ¿acaso tú, Cherry? Vamos, hablen, no sean cobardes y díganlo. De este modo nuestro grupo quedará seccionado, pero todos seremos felices.

    Nadie secundaba el reto que Inmor había lanzado y que resonaba entre las paredes corrugadas del avión. Arepita y Estrella Solitaria estaban dispuestas a liderar el equipo, de eso no había duda; eran de las mayores y podrían fácilmente cargar con la responsabilidad, además de que por su temple bien podrían ser más que aptas para el papel. Candy Rose estaba pálida, pero prefería que otros tomaran decisiones por ella, y encongiéndose de hombros, juzgó que sería mejor seguir a la mayoría. Almee permanecía callada aún, su indecisión solía jugarle malas pasadas desde siempre, nunca era capaz de ordenar sus pensamientos y más en una situación que a cualquiera le hubiera resultado casi traumatizante. Bella Luna, en cuclillas, establecía un contacto algo apartada del grupito, intentando encontrar el pulso de uno de los heridos inconscientes que acababa de expirar. Quedaban, pues, oficialmente, doce sobrevivientes.

    –Eso es –murmuró Alexandra–, déjennos a Shani y a mí en este lugar, y todas las que quieran continúen su camino. Como les dije, yo aguardaré por mi esperanza, y cuidaré de Shani hasta que se reponga. Así ambas nos salvaremos. ¿No es sencillo de comprender? ¡Salir a la tormenta es un suicidio!
    –Por favor, no digas eso –habló Shani entonces–. No, no quiero lo que dices. Así sea arrastrándome, llegaré a mi destino, y no falleceré aquí. La verdad, yo no tengo miedo.

    Bella Luna se incorporó.

    –Cállense –dijo por primera vez desde el percance–. Todas sabemos que urge irnos de aquí, porque entre más tiempo pase, más nos debilitaremos en vano. En eso creo que por lo menos once de nosotras estamos de acuerdo. Acompáñenme ahora a revisar todo lo que no perezca en el comedor. No espero que haya demasiado, pero por lo menos mitigaremos el hambre… Ah, y tú, Alexandra, deja de estar llorando, me das vergüenza. Quieras o no, vas a acompañarnos en nuestro camino, porque a partir de ahora vamos a instituirnos como un equipo, como un grupo realmente sólido y siempre unido, que no dejará atrás a ninguna compañera. ¿Entendido eso? Alexandra, ¿no te da pena que Shani tenga más bríos que tú, que estás sana y sin ningún rasguño? Párate y ven a ayudarme a buscar alimento, que no te lo traeré hasta donde estás sentada. Cherry, andando, no es momento de descansar.

    Y poniendo manos a la obra, la joven de cabellos ondulados se encaminó por el pasillo directo al área del comedor. Alexandra aún derramó otra lágrima antes de ponerse en pie con debilidad. El mundo le daba vueltas. ¿Por qué nadie podía comprender su idea?
    Todas siguieron a Bella Luna, a excepción de Arepita, que gracias a previos conocimientos médicos adquiridos, se quedó al cuidado de Shani.

    Las horas transcurrían, el alimento no era abundante dentro de los almacenes de lo que alguna vez fue el comedor y que ahora era una sala en completo desorden. Casi todo lo que lograron encontrar en todos lados eran botanas y demás entretenciones del hambre, nada que las nutriera en realidad. Estrella Solitaria tuvo que impedir que Kai se terminara todas las barras de chocolate que se encontraban almacenadas bajo un cajón.

    –El chocolate lo vamos a racionar –explicaba quitándole la barrita de las manos–, debido a que calentará nuestro organismo en pequeñas porciones mientras padezcamos del frío allá afuera. No es gran cosa, pero supongo que auxiliará.
    –¡Pero es delicioso! –argumentó en vano Kai, guardando una barrita más en sus ropas a escondidas.

    El tiempo se escurría lento; sin embargo, terminaba por difuminarse la última sombra del pico nevado que las cobijaba: la luna y las estrellas habían entrado en escena. El paisaje, sumamente escabroso, parecía hacer brillar a la nieve, por efecto de la luz lunar. Las montañas, con el juego de sombras que sólo la noche puede desarrollar, se notaban más imponentes, más misteriosas, como si guardaran increíbles tesoros en sus confines. Un viento aún más pesado golpeaba las paredes externas de la estructura del avión, pero dentro las muchachas estaban relativamente protegidas del frío intenso.

    Las jóvenes se habían vuelto a reagrupar en el fondo del pasillo. Bella Luna, demasiado valiente, se había dado a la tarea junto con otras cuatro de las muchachas a retirar todos los cuerpos inertes del interior del avión. Fueron demasiados, y estaban exhaustas cuando terminaron de sacar todos al aire libre, lanzándolos por la puerta de salida. Naturalmente, resultaba demasiado repugnante esa tarea, pero más lo hubiera sido quedarse más tiempo conviviendo con ellos. Mientras tanto, las demás limpiaron la zona, pues habían acordado que el avión sería una especie de refugio temporal.

    –¿Cuándo partiremos? –preguntó Cherry dando vueltas frenéticamente por lo largo del pasillo.

    La mayoría de las muchachas se encontraban sentadas sobre los restos de asientos esponjosos que quedaban en pie; Almee tiritaba de frío al no ir debidamente abrigada, y sus labios partidos por el ambiente helado propiciaban que su profunda herida no cicatrizara como era debido. La hemorragia no la podía detener.
    Candy Rose estaba metida dentro de su chaquetón demasiado grande, y arrebujada al fondo del avión, calentándose con su mismo cuerpo. Lilith no paraba de asomarse a la ventana, con la esperanza de ver algo a la lejanía.

    –Ha oscurecido –dijo ella misma–. No será conveniente que nos pongamos en marcha durante la noche.
    –Naturalmente que no– dijo Bettle Red–. Por lo menos tendremos que esperar hasta que el alba despunte.

    Kai jugueteaba con sus dedos, distraída. Le costaba imaginarse a sí misma metida en un problema tan grande, lejos de su familia y de sus amigos más cercanos. ¿Cómo era posible que lo hubiera perdido todo en un instante? Ahora se hallaba extraviada con estas muchachas…
    Estrella Solitaria revisaba con detenimiento los pliegues de su abrigo de piel, como si fuera realmente necesario. Como fue una de las que ayudó a despejar el área, su fina prenda de vestir se había impregnado de algunas bolitas de nieve, que con sumo cuidado intentaba retirar, sin helarse demasiado las manos. Quería pensar con detenimiento, sin que nadie interrumpiera sus ideas. Después de todo, era casi tácito que el destino de ese grupo de mujeres estaba en sus manos, nadie tendría más valor para liderarlas que ella misma. Por eso debía tomar las decisiones correctas.
    Shani, por su parte, respiraba roncamente, pero con suficientes energías. La herida le había dañado parte de su pulmón izquierdo y eso le impedía respirar con la comodidad que hubiera deseado. Sin embargo, su hemorragia ya había sido relativamente controlada gracias a la habilidad de Arepita.

    —Entonces nos quedaremos aquí esta noche y mañana partiremos —dijo Inmor, resignada, acomodándose en uno de los asientos.

    _______

    Gracias!
     
    • Me gusta Me gusta x 10
  14.  
    Ashlotte

    Ashlotte Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Agosto 2011
    Mensajes:
    390
    Puntos en trofeos:
    282
    Pluma de
    Escritora
    Holas!!
    Bueno solo debo decir una cosa... : Wow
    Encerio, me dejaste sorprendida... O.O Esta vez si pusiste mi personaje correctamente... Trato de dar la mejor opción, tratando de ayudar... ¡Ese es mi personaje! :D
    Bueno, en cuanto a eso, lo entiendo perfectamente. De hecho, es como yo, me siento atraída por la naturaleza... Jeje, si es cierto. Soy la novata de grupo... Mmm... No sabía eso con respecto a Word... pero descuida, si pone "Lilita" y se te olvida cambiarlo, no importa, de todas maneras se sabe que es mi nombre...

    Me ha encantado el capi, de verdad me gustó mucho, pues muestras como las chicas entran en conflicto por una y después se notan diferentes puntos de vista. Eso es lo bueno de la trama... También me gustó la idea de... "Tirar los cuerpos inertes por la puerta del avión" Jajaja, me dió risa esa parte. No se porque, pero me dió gracia xD
    Bueno, sin mas que decir, me retiro. Me avisas de la conti porfaa!!
    Chaop!
    Atte:Lilith-chan ;)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Estrella Solitaria

    Estrella Solitaria Lirio del ocaso

    Acuario
    Miembro desde:
    31 Enero 2011
    Mensajes:
    428
    Puntos en trofeos:
    306
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hola, oh aunque aún no salimos del avión a continuado muy bien, aunque la desesperanza esta presente en cada momento, y que Alexandra se quería quedar sola, se nota que le afecto mucho toda esta catástrofe. Cada vez que me imagino los cadaveres a nuestros lados se me congela la sangre jajajaXD espero que Shani nos acompañe.
    Saludos!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    Beautiful Blue Moon

    Beautiful Blue Moon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    24 Julio 2010
    Mensajes:
    373
    Puntos en trofeos:
    269
    Pluma de
    Escritora
    TODAS OBEDECEN A LA VALIENTE DE MOI!!! :D
    xD me gusto mi intervencion,no puedo negarlo. Definitivamente,otro capitulo bien escrito por parte de mi papi =3 El cual,no sera tan malo con su hija perdida entre la nieve asi que no le rompera mas su lindo vestido... verdad?O_O

    Jeje bueno,yo espero que sigas publicando cada capitulo de la manera en que vas porque realmente me da suspenso saber que va a pasar con cada capitulo que pase.@_@
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    Almee

    Almee Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    15 Mayo 2011
    Mensajes:
    178
    Puntos en trofeos:
    153
    Pluma de
    Escritora
    Alohaaa! :3
    Realmente impresionada... ¡me encantó!
    Mi personaje como siempre callado, y debo decirte, que no lo soy, ¡de verdad! Soy una loca que habla como si me fuera a morir por no hacerlo.
    Sólo soy tímida cuando no conozco a las personas, pero bueno, igualmente mi papel me encanta, es fantástico... :3 Aunque obviamente, no me atrevería a hablar tanto en una situación como esa, mejor me pongo mis audífonos y comienzo a escuchar el opening de Kuroshitsuji, que lo amo xD

    No me paré a ver errores de ortografía y eso, y tampoco soy la adecuada para eso, además todos saben que tu forma de escribir es de los Dioses LOL
    Sólo me queda decir que ese fic es un éxito... lo amo de verdad. Aunque nuevamente no pronuncié palabra alguna... xD
    Da igual, yo sólo observo cada detalle... u.u que frío debo sentir, como siempre yo, descuidada, que no me haya abrigado bien, eso sólo me pasa a mí ¬¬''
    En eso acertaste de lleno xD Me dejaste intrigada, espero que escribas pronto el próximo capítulo, me avisas... :3

    ¡Besos!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18.  
    Hope Van Blonsky

    Hope Van Blonsky Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    29 Abril 2011
    Mensajes:
    297
    Puntos en trofeos:
    153
    Pluma de
    Escritora
    Cyg, Cyg, querido Cyg :3
    Me encantó. Ohm, mi personalidad no es nada interesante, sólo es...Rara (?)
    Pues de nuevo, amé la narración, es una de las muchas cosas que amo de ti (?) Y según yo, no huno errores tan graves como para remarcar, son sólo errores de dedo, que estoy segura que te diste cuenta tu mismo de cuales eran.
    Sólo una cosilla: Yo hablo más, trato de imaginarme en una situación así, y bueno no hablaría tanto como lo normal, puesto que estaría shockeada xD, pero suelo tratar de restarle importancia a las cosas, por lo que seguro que si estubiera ahí, sacaría un mal chiste para calmar la situación. Aunque sería por mero nerviosismo mío.
    De ahí en fuera todo está perfecto, ya hasta tengo mi personaje favorito [No soy yo e.e]
    Bueno, sin más, me despido.
    Excelente trabajo, cariño :3

    At: Michelle<3
    P.D. No importa si te quedas con el nick anterior ;3 Me agrada Hope :´D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19.  
    Okita

    Okita Adicto

    Piscis
    Miembro desde:
    21 Julio 2003
    Mensajes:
    1,527
    Puntos en trofeos:
    369
    Pluma de
    Escritor
    xD me metí a leer por que me llamó mucha la atención el titulo, por ahora me gusta pero la verdad creo que las chcias tienen más posibilidades de sobrevivir si se mueven a quedarse en el lugar, pero es algo tan difícil, está el frio de afuera pero si no te mueves no produces calor y temrinas por dormirte y mueres
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Erzabeth

    Erzabeth Fanático

    Tauro
    Miembro desde:
    28 Marzo 2011
    Mensajes:
    1,272
    Puntos en trofeos:
    243
    Pluma de
    Escritor
    ¿¡Terminaron convenciendome!?, gr... las mataré y las comeré a todas(?), al fin, asoy la caníbal xD.

    Qué bien, nunca había leído historias así, sólo programas de televisión jajaja xD.
    Intriga, mucha intriga, no sé por qué nos quedamos quietas, ¡no sean menzas!, los demás caníbales llegarán y nos comerán a todas jajaja xD.
     
    • Me gusta Me gusta x 2

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso