Song-Fic "11 de Marzo" La Oreja de Van Gogh

Tema en 'Personas Reales' iniciado por Víngilot, 12 Septiembre 2014.

  1.  
    Víngilot

    Víngilot Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Marzo 2014
    Mensajes:
    237
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Song-Fic "11 de Marzo" La Oreja de Van Gogh
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1522
    La primera vez que escuché esta canción me partió el alma. Me obligó a mirar hacia dentro y me ayudó, me salvó de una muerte hacia la que caminaba sin darme cuenta. La música tiene muchas virtudes, para mí es una parte fundamental de la vida.

    "11 de Marzo", La Oreja de Van Gogh.

    “Si fuera más guapa, y un poco más lista. Si fuera especial, si fuera de revista…”

    Esa chica de allá, la del libro de poemas bajo el brazo, la de blusa blanca y suéter color avena, jeans negros y tenis es Ginebra. Trabaja en su laptop mientras un grupito de estudiantes le pasa por un lado e intercambian miradas y sonrisas burlescas; ella ni los pela. El viento le susurra coqueto y hace bailar sus caireles, entonces levanta la mirada para ver en derredor: las áreas verdes afuera de la escuela son una auténtica maravilla, pero ella no tiene tiempo de admirar esos formidables jardines, sólo tiene ojos para él… lo mira anhelante a través de sus lentes, “la cosa más hermosa sobre la faz de la tierra… podría mirarlo todo el día”, suspira y su sonrisa ilusionada se transforma en una mueca de frustración, “jamás en la vida…” sentencia.

    Ginebra presenta un ligero sobrepeso, también es ligeramente superior en coeficiente intelectual, aunque ella considera que es lo normal, sobresale en el dibujo y la composición de poemas, canciones e historias de todo tipo, sencillamente tiene un talento inusual para sus 17 años. Además es un derroche de amistad, es un amor, de esas amigas que son un tesoro invaluable, aunque son contadas sus amistades y también los chicos que posan los ojos sobre ella, de alguna manera es mejor que los patanes la ignoren, ella se merece lo mejor del mundo, más vale esperar, lo sabe, pero a veces es insoportable.

    “…Tendría el valor de cruzar el vagón, y preguntarte quién eres…”

    Su familia vive algo ajustada de dinero, pero aún así Ginebra hace el esfuerzo por criar y muy bien a su perro Pirata. Día a día, viaja de orilla a orilla de la ciudad para ir a clases y afortunadamente ya la graduación de la preparatoria está cerca, a escasos dos meses. Camina cinco cuadras hacia el norte, aunque ella va hacia el este y toma el tren ligero sólo para mirarlo durante el trayecto a la escuela, discreta aunque satisfactoriamente… ¿exagerada, patética? el enamoramiento tiene muchos rostros.

    “…Te sientas enfrente y ni te imaginas que llevo por ti mi falda más bonita. Y al verte lanzar un bostezo al cristal, se inundan mis pupilas…”

    A veces se sienta enfrente de él, a veces sólo en el mismo vagón, otras, en el vagón continuo. Hoy, ha hecho un tremendo show. Resulta que ha embarrado de una sustancia desagradable dos asientos, uno enfrente del otro, y, como había previsto, nadie los considera para instalarse, no se quieren molestar en limpiarlos. Ginebra permanece de pie nerviosa, pensando en que todo va bien, sus estadísticas dicen que el 90% de las veces sube a ese vagón, “vamos, una vez más mi ángel”. Entonces cuando, en la siguiente estación el tren hace la parada, sabe que sólo él sube y limpia presta y veloz los asientos y toma uno de ellos. Ruega que nadie de los que van a pie aproveche y le robe el trono a su príncipe.

    Se ha vestido una falda color turquesa muy mona, la ha combinado con una blusa blanca sin mangas, se ha arreglado el cabello negro en una trenza y la descansa sobre su hombro izquierdo, se ha puesto tenis y la bolsa escolar acaricia sus piernas.

    Todo sale a pedir de boca. Finge revisar su celular y enciende la cámara. Espera a recibir una mirada, una sonrisa, pero lo que recibe es una mirada de hastío de su amado, como si supiera que ya lo ha hecho antes; luego un bostezo y Ginebra se siente descubierta, no correspondida y estúpida…

    “…De pronto me miras, te miro y suspiras. Yo cierro los ojos, tú apartas la vista. Apenas respiro, me hago pequeñita y me pongo a temblar…”

    Enseguida el cielo se ilumina. Los ojos del príncipe se posan sobre la chica sin que esté de por medio el celular… “Esos hermosos ojos ámbar están mirándome y me hablan sinceros, alegres y coquetos”. Y Ginebra se llena los ojos también de su amor, se emociona tanto que va a derrumbarse pero no desea que suceda delante de él y cierra los ojos dichosa, plena; Dios es muy grande, le ha enviado a uno de sus ángeles para hacerla feliz, para hacerla vivir…

    “…Y así pasan los días, de lunes a viernes, como las golondrinas del poema de Bécquer. De estación a estación, enfrente tú y yo, va y viene el silencio…”

    No existe nada más hermoso que vivir ilusionado: una fecha, una cita, una visita, un viaje, un encuentro… pero nada se le compara al vivir enamorado, y correspondido… cada día Ginebra y su príncipe se coordinan sin articular palabra y toman el mismo tren y vagón. A veces no coinciden en los asientos y en esos casos se mantienen de pie apoyados en las agarraderas, a cierta distancia, mirándose, sonriendo ¡cielos, podrían dibujarse con los ojos cerrados! Nada más existe a su alrededor, sólo ellos navegando en su perfecto e inconmensurable universo dorado y rosa…

    “…Y entonces ocurre: despiertan mis labios. Pronuncian tu nombre tartamudeando. Supongo que piensas: qué chica más tonta y me quiero morir…”

    Entonces, en un arranque de coraje o de éxtasis, permitiendo liberar sus sentimientos, Ginebra pronuncia con devoción religiosa el nombre de su amado: Paris, pero la traiciona su timidez y tartamudea viéndose ridícula según ella, encantadora según él. Ginebra se lleva las manos al rostro y se lamenta en serio mientras Paris la mira con ternura.

    “…Pero el tiempo se para, te acercas diciendo: yo no te conozco y ya te echaba de menos. Cada mañana rechazo el directo y elijo este tren…”

    Y por fin se desata el amor. Paris abandona su trinchera y se acerca a Ginebra. Le toma dulcemente las manos, como si fuera un frágil sueño que con el sólo aliento se desvaneciera. Se presenta aunque ella ya sepa su nombre. Pregunta por el de ella, aunque ya lo sabe. Se toman de las manos y se miran embelesados. Explica su frustración por no atreverse a acercársele ni en la escuela ni en el tren, confiesa su sentimiento de culpa por darse cuenta de que era más bien ella la que hacía los esfuerzos por encontrarse y le aclara que ella es el motivo para tomar ese tren aunque él tenga la oportunidad de tomar el autobús directo a la escuela, todo ello ante la radiante sonrisa de ella.

    “…Y ya estamos llegando, mi vida ha cambiado. Un día especial este 11 de Marzo…”

    Este día quedará inmortalizado. Un día perfecto… El invierno ha cedido el paso a la pujante y alegre primavera impregnando un delicioso aroma por doquier, sublime, exquisito…

    “…Me tomas la mano, llegamos a un túnel que apaga la luz…”

    Ginebra y Paris se toman de la mano, nerviosos, tórtolos, juguetones… Se abren las bocas de ambos a un tiempo y confiesan su amor mirándose a los ojos, deseando eternizar el instante… entonces sucede… Un destello, un estruendo y una sacudida… y la vida se acaba arrebatada por la fuerza, excepto algunos casos en los que Dios aún se aferra a cumplir su cometido…

    “…Te encuentro la cara gracias a mis manos…”

    Ginebra está viviendo una pesadilla. Todo a su alrededor es muerte y locura… y cada respiro es doloroso, y como si supiera que los tiene contados busca desesperadamente a Paris. En vano, ha perdido la vista y palpa todo frenéticamente. Le suplica a Dios que se lo permita, sólo una vez más… agónicamente por fin encuentra a su amado con vida y se “aferra” a él como si fuera su salvación. Su vacío es llenado y ahora puede acabarse el mundo. No se cansa de decirle que lo ama y de agradecer al Creador. Llora…

    “…Me vuelvo valiente y te beso en los labios. Dices que me quieres y yo te regalo… el último soplo de mi corazón…”

    Sabe que el fin está cerca y no se guarda nada y besa a Paris… Recibe un “te amo” cual plegaria de salvación, cual promesa de amor eterno. Paris trata de atrapar con la mirada a su amada consciente de que se le escapa… llora desconsolado… y entonces se da cuenta de que Ginebra se ha marchado a donde no puede seguirla…



    Vivir ilusionado, apasionado o enamorado es la mejor opción. Atreverse y equivocarse debería ser un mandamiento. Es preferible esto a guardarse palabras, frases, actos, talentos y pensamientos. La vida es un suspiro y osar administrarla no es inteligente. Derrocharla como si fuera algo recuperable tampoco lo es. Vive, sé responsable y ama con todas las fuerzas que se te dieron que no son pocas, todo lo que te salga mal es aprendizaje así que de todas formas sales ganando.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
    • Adorable Adorable x 1
  2.  
    Felina

    Felina Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    23 Julio 2014
    Mensajes:
    25
    "Vivir ilusionado, apasionado o enamorado es la mejor opción. Atreverse y equivocarse debería ser un mandamiento. Es preferible esto a guardarse palabras, frases, actos, talentos y pensamientos. La vida es un suspiro y osar administrarla no es inteligente. Derrocharla como si fuera algo recuperable tampoco lo es. Vive, sé responsable y ama con todas las fuerzas que se te dieron que no son pocas, todo lo que te salga mal es aprendizaje así que de todas formas sales ganando."

    Joder!!! Que me has dado donde más me duele ;______; historia hermosa, personajes perfectos (aunque no sean coreanos, que con saber que es tu escrito ya estoy enganchada). ¿Quién no se identifica con esos pasajes de la vida? El primer amor, o el segundo quizá, las peripecias que se hacen para coincidir, para conocerse, para obtener un algo de esa persona, lo que fuese.

    Ese final!!! Me ha partido el alma, pero me quedo con las palabras finales, porque es verdad. A veces, cuando miro hacia atrás, sí pienso "ah, me hubiera gustado...", pero el hubiera no existe, y lo que no se hizo en el pasado no tiene remedio, pero puede servir para animarse a más en el presente aunque el futuro siempre sea incierto.

    Hermosa canción! No la había escuchado detenidamente, pese a que la oreja de van gogh de sus inicios me gustaba mucho! Sí, tú sabes, conocí el kpop y el jrock y me perdí de la música en español xD pero preciosa.

    Gracias por compartir!

    Saranghae~
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Borealis Spiral

    Borealis Spiral Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    4 Mayo 2010
    Mensajes:
    1,182
    Pluma de
    Escritora
    Je, parece que logré mi propósito el mismo día que lo prometí :)

    Precioso el song-fic y el párrafo final deja mucho que pensar; verdades infalibles de hecho, que manifiestas de manera increíble a lo largo de tu escrito. Uf, lo amé y se me fue en un suspiro xD De verdad, me pareció tan corto de lo absorta que estaba en la lectura, los sentimientos palzmados y el ambiente de lo que es el amor tímido. Aww, el final me desgarró a pesar de que sabría que vendría por la canción que seleccionaste. Y es que ya había tenido ganas de leer algo que se tradujera en meloso y tú me lo concediste aquí, así que el que terminara de la forma tan fea como terminó, vaya, me parte. Un placer leerte, como siempre, si escribes algo más, no dudes en invitarme que gustosa estaré de pasarme siempre que pueda y aunque a veces tardo más de lo que debería, son segura n.n Sigue el consejo que nos das a todos aquí y continúa practicando y aprovechando este don de simbolizar ideas, pensares e historias en el arte de la literatura escrita. Mis mejores deseos. Cuídate mucho.

    Hasta otra.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Marina

    Marina Usuario VIP Comentarista Top

    Tauro
    Miembro desde:
    10 Diciembre 2010
    Mensajes:
    2,191
    Pluma de
    Escritora
    Me encantó. Mi tercer nombre debería ser Romántica. Esta es una canción que ya había escuchado, muy bonita, pero no le había tomado tanto sentido como lo he hecho con tu escrito, me llegó también al alma y estoy de acuerdo en que mejor es intentar, hacer todo cuanto esté al alcance para llegar a las metas, sueños, amores y eso. El final fue trágico de acuerdo con la canción, un amor efímero, pero potente y correspondido.

    Hermoso. Despertó en mí el agradecimiento por contar todavía con ese hombre del que me enamoré hace casi treinta años. Yo te lo digo aquí de nuevo, escribes muy bien, tu manera de expresarte es amplia y a la vez sencilla, de fácil comprensión, lo que me gusta mucho, pues hace una lectura amena e interesante. Deberías escribir para una editorial, creo que tendrías éxito.

    Gracias por regalarnos este bello escrito. Saludos.

    PD: Ah, edito para decirte también que me fascinaron los nombres.
     
    Última edición: 14 Septiembre 2014
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,657
    Pluma de
    Escritor
    Fue un one-shot muy hermoso, me ha gustado. Muy buena canción has elegido, es una de mis favoritas, la escucho siempre en mi MP3. El final, aunque triste, me ha gustado porque va acorde a la canción. También las palabras del final me animan a que si amas a alguien, hacerlo saber, pero también seguir demostrando tus sentimientos por esas personas que amas; tu familia y tus amigos, porque uno nunca sabe cuando la vida de uno o de esas personas se vaya a terminar. Y que nunca nos de pena el demostrar con cariños y palabras lo mucho que los aprecias.
    Me ha gustado la manera en que desmenuzaste la letra de la canción.

    Muy bueno, gracias por pasar a mi perfil e informarme de tu escrito.
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso