1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

Solo quisiera decirte que...

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Hiroki, 13 Julio 2012.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Hiroki

    Hiroki Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    26 Noviembre 2011
    Mensajes:
    139
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Solo quisiera decirte que...
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    878
    Este será un fic... Dedicado a alguien que se fue del foro... Pero... En cierto punto... Es demasiado importante para mí...

    Capítulo 1: Bienvenida a Cavallone.
    Mi nombre es Steve... Tengo el cabello miquito (Rubio), ojos azules claros y piel color carne. Tengo 16 años y estudio en la escuela Callavone. Una escuela italiana.
    En esta escuela han ocurrido varias cosas que han cambiado mi vida totalmente, en especial, y más importante, el conocer a una chica...
    Ella se llamaba Yohime... ¿Su color de cabello? Siempre lo pintaba, cosa que me agradaba mucho. ¿Ojos? Azules oscuros. ¿Su piel? Blanca como la nieve...
    Aquella chica cambió mi vida totalmente, fue algo que nunca se me olvidaría, en especial, el día que la conocí, el día que cambió mi vida totalmente...
    Flash Back.
    Caminaba por los pasillos de mi escuela. Pensando en lo aburrida que era mi vida, como quisiese que cambiara un poco...
    Siempre era la misma rutina: Llegaba a la escuela y saludaba a mis compañeros, acto seguido, unas amigas me invitaban a desayunar con ellas. Luego, pasaba por la coordinación a buscar la carpeta de asistencia de mi clase, puesto que yo era el Delegado de mi salón. Por último, pasaba la lista, viendo si todos habían asistido a la clase o faltaba uno que otro alumno.
    Fin flash back.​
    Era simplemente... Aburrido. Pero todo cambiaría en ese momento. Cuando busqué la carpeta de la lista de asistencia de la clase, y cuando la pasé, noté un nuevo nombre. El nombre de una chica, ¿una nueva alumna?
    Dije su nombre en voz alta y una chica miquita (En ese momento aún no se había teñido el pelo de otro color) levantó su mano y le dije sonriendo.
    —Bienvenida a Cavallone, en lo que gustes te ayudaré y aconsejaré—Ella me miraba con un sonrojo y sonriendo—, y es más, seré tu tutor por un tiempo, por mientras te acostumbras a Cavallone.—Terminé de pasar la asistencia y me senté junto a ella. El profesor llegó unos 5 minutos después.
    Después de una o dos horas de clase de Historia, nos dieron un descanso de 30 minutos, un recreo de 30 minutos específicamente. Yo "jalé" a Yohime conmigo y comencé a mostrarle la escuela.

    —Gracias, esto que haces por mí es... muy lindo je,je—Agradeció un poco nerviosa y sonrojada.
    —De nada, cualquier problema, fuera o dentro de la escuela, cuentas conmigo para todo—Le sonreí y noté un poco de tristeza en sus ojos. cuando dije "fuera de la escuela".

    ¿Por qué estaba triste? ¿Había dicho algo malo? O era que... ¿Tenía problemas fuera del instituto?... Simplemente, no entendía qué pasaba, pero lo iba a averiguar e iba a ayudar a la chica nueva. No iba a dejar que ninguna amiga mía estuviera triste, ni preocupada.

    Acompañé a Yohime hasta su casa y ella me invitó a cenar, yo acepté su invitación, pero le dije que primero me iría a cambiar el uniforme a mi casa, ella lo aceptó, y dejo que fuera a mi casa a cambiarme.

    En el camino me encontré a un amigo mío y lo saludé, le dije que no podría ir al entrenamiento de futboll ese día, tenía una cena con la chica nueva.

    Él lo entendió y le iba a hacer saber al entrenador. Yo seguí mi camino y llegué a mi casa, me cambié, me puse unos jeans negros, una camisa azul oscura y unos zapatos azules oscuro con blanco.

    Salí de nuevo de mi casa, y caminé a la de Yohime, toqué la puerta y su madre me abrió e invitó a pasar, yo gustoso acepté y me guió hasta la mesa del comedor. Me dijo que tomara asiento y eso hice.

    Yohime estaba cambiándose también, y esperé cinco minutos, pasados estos cinco minutos, Yohime salió con un vestido corto blanco y unas sandalias también blancas, se veía hermosa. Me sonrojé al pensar eso.

    Se sentó a mi lado y el padre se sentó al frente de ella. La madre de Yohime sirvió la comida y se sentó al lado de su esposo a comer, rato después terminamos de comer, y la madre de Yohime, junto con su marido, recogió los platos.

    Yohime y yo nos quedamos conversando un rato y nos reímos un buen rato también. Como a la media hora, yo me despedí, dí gracias por la comida y me fui.

    Llegué a mi casa, me quité la camisa, junto con los zapatos y me tiré en la cama, cerré mis ojos y empecé a tratar de pensar en el transcurso del día, pero mi único pensamiento era aquella chica que había conocido. Creo que ella, en cierta manera, me comenzaba a gustar...

    Continuará...
     
    • Me gusta Me gusta x 4
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso