JoJo's Bizarre Adventure Shizuka´s Bizarre Adventure (en hiatus por ahora)

Tema en 'Fanfics de Anime y Manga' iniciado por Elliot, 1 Enero 2019.

Cargando...
  1.  
    Elliot

    Elliot Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2018
    Mensajes:
    11
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Shizuka´s Bizarre Adventure (en hiatus por ahora)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    626
    En un barrio de Nueva York, al lado de una laguna rodeada de césped primaveral, un hombre en traje marrón buscaba preocupado a una niña.

    —¡Shizuka, ¿dónde estás?!, es la tercera vez que te escapas esta semana, le señora Suzi Q va a estar muy decepcionada. Mmm... si vuelves a casa ahora podemos ver de nuevo esa película que tanto te gusta, ¿cómo se llamaba? ¿la araña humana 2?

    Con su alboroto, el señor atrajo la atención de un extraño que estaba sentado mirando a la laguna. Dicho extraño llevaba jeans rasgados y un chaleco negro abierto que dejaba su pecho al descubierto sin una camisa debajo, y tenía un corte de pelo que daba la ilusión de que tenía una lagartija en su cabeza con una cola larga que descansaba en uno de sus hombros. Llevaba sus manos en los bolsillos y camina con la espalda sumamente curvada, al punto de casi parecer tener joroba.

    —Niños, son toda una molestia, ¿verdad?, por eso no tengo.—le dijo el extraño al señor mientras invadía su espacio personal, incomodándolo— ¿Se casó con una extranjera? porque "Shizuuuuka" no suena muy americano.

    —Usted se confunde, yo solo soy el cuidador de la pequeña, y su nombre es Shizuka, con una "u".-—respondió apartando educadamente al extraño— De todos modos, no tiene que molestarse en ayudar, ya estoy acostumbrado a esto.

    —Ya veo, perdón por las molestias, y espero que encuentre pronto a la niña. Bye bye.

    El extraño se iba caminando lejos del señor, pero entonces pareció recibir un fuerte impacto en la cara que lo tiró al suelo de la fuerza y la sorpresa, ya que no vio en ningún momento qué lo golpeó, pero se sintió como el golpe del mango de un rastrillo cuando pisas sus dientes. Debido a la caída, al extraño se le cayeron un par de objetos que el cuidador de Shizuka reconoció como suyos luego de fijarse que ya no los traía en sus bolsillos.

    —¡Un momento, esos son mi celular y billetera! ¿¡me los trató de robar!?

    —¡Mierda!— el extraño rápidamente tomó lodo de la laguna y se lo lanzó a los ojos del señor. A continuación trató de tomar las pertenencias que le había robado para luego huir, pero parecían haber desaparecido— ¡Al diablo, mejor me voy!— sin embargo, se tropezó nuevamente con algo que no fue capaz de ver, pero esta vez fue algo vivo, ya que al momento de impactarlo lo escuchó ladrar y recibió un mordisco en uno de sus brazos— ¿¡Qué diablos está pasando en este lugar!?— el extraño sacó una pequeña navaja de un bolsillo dentro de su chaleco para atacar al perro que no veía, pero fue interrumpido por la voz de una joven adolescente.

    —¡Shizuka!— exclamó sorprendido el señor.

    —¡Alto ahí, abusón!— Gritó la chica al extraño luego de hacer desaparecer los arbustos en los que estaba escondida— ¡ATATATATATATATATATATA!

    —¿¡Pero que?— el extraño es interrumpido por una feroz ráfaga de potentes golpes, de los cuales no pudo ver quién o qué los estaba dando.

    El extraño cayó al fondo de la laguna.

    —Aquí están sus cosas, señor Roses, y lo siento por meterlo en este problema.

    —Llamaré a la policía para que se encargue de este tipo, y luego la llevaré a usted de vuelta a casa con sus padres.

    Mientras Roses regañaba a Shizuka, el extraño salió del agua y trató de apuñalarlos por sorpresa, pero Roses reaccionó rápido tomándolo del brazo y lo dejó inconsciente en el piso con un movimiento.

    —No eres tan fuerte si tu víctima no tiene barro en los ojos, ¿eh?— dijo Roses con satisfacción.

    —Y... ¿podemos ver la película del Hombre Araña 2 cuando volvamos a casa?

    —Como te portaste mal veremos la 1.

    >>To be continued
     
    Última edición: 16 Enero 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,911
    Pluma de
    Escritor
    Mira, que curioso, yo hace tiempo que escribí un outline de las aventuras de Shizuka Joestar. Quizá en un futuro me anime a publicar mi versión.
    Debo decir que me ha gustado la presentación, aunque si hubiera sido más detalla la hubiera disfrutado más. Sin embargo, me a parecido bien, se nos presenta a la protagonista, una primera pelea y la presentación de su Stand; Achtung Baby.
    No sé que edad tenga aquí, al principio se mencionó que Roses buscaba a una niña, por lo que creí era una pequeña de unos cinco o seis años, o un poco más, posteriormente se nos dice que es una joven adolescente, por lo que se debe tener en claro que edad tiene

    Respecto a la estructura del relato, esta bien. Si pudieras usar el guión largo (—) sería perfecto. Tienes buena ortografía, y tal vez una que otra coma que te faltó y los puntos que no deben ir cuando se termina con un signo de interrogación o exclamación.
    Noté algunas palabras de más, pero esos son detalles que a cualquiera se le pasa. Y uno que otro errorsito.
    Bueno, son cosas que con el tiempo se irán mejorando.

    Sobre la trama en sí, a verdad es que nunca he tenido la oportunidad de leer un fic sobre lo que sería de la vida de Shizuka y estoy intrigada por saber lo que nos tienes preparado. Igualmente, no sé que edad tenga, y sí Joseph y Suzi Q aparecerán, después de todo para la parte cuatro ya tenían su edad. Ahora estoy ansiosa por conocer a los enemigos y compañeros que tendrá esta Joestar.
    Así que, nos estaremos leyendo, compañero.
     
  3.  
    Elliot

    Elliot Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2018
    Mensajes:
    11
    Pluma de
    Escritor
    Gracias por el comentario! ^^

    En esta historia Shizuka tiene 14, quería hacerla más joven que otros protagonistas pero que fuera creíble verla pelear con adultos (Giorno tiene 15 en Vento Aureo, así que 14 me pareció una edad adecuada), en el siguiente capítulo lo aclararé, junto a otros datos relevantes.

    Gracias también por las correcciones gramaticales, no sabía que había más de un tipo de guión y siempre se me olvida que después de los signos de exclamación e interrogación no van puntos.
     
  4. Threadmarks: Capítulo 2
     
    Elliot

    Elliot Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2018
    Mensajes:
    11
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Shizuka´s Bizarre Adventure (en hiatus por ahora)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1243
    Delante de una comisaría, un oficial se despide de su pareja antes de iniciar su jornada laboral. El oficial entró al edificio y su mujer se retiró, pero unos minutos después ella regresa y entra al edificio en busca de su esposo.

    —¿Pasa algo, cariño?— preguntó desconcertado el oficial.

    —¡Necesito que vengas conmigo, es urgente!— contestó su pareja con un cambio de tono brusco y poco natural, como si de un actor que entrara en personaje para grabar una escena se tratase.

    —Dios mío, ¿qué ocurrió? ¿estás bien, querida?.

    La mujer se fue del edificio sin dar explicaciones y gritando al oficial para que la siguiera, lo cual consiguió. Ella corrió hasta un rincón oscuro entre dos edificios, en donde se tiró al suelo y dejó de moverse. El oficial la siguió, estaba confundido, preocupado y aterrado por su esposa, la cual nunca se había comportado parecido antes. Al llegar al rincón oscuro donde yacía su pareja, el oficial fue emboscado por varios hombres grandes.

    Unos minutos después, el mismo guardia volvió al edificio a visitar la celda en la que estaba detenido el hombre que atacó a Shizuka y Roses el día anterior. El guardia, con una mirada perdida y la mano derecha detrás de su espalda como si escondiera algo, abrió la celda.

    —Tsk ¿me van a volver a interrogar o vienes a reírte de mi peinado como tus compañeros? Ya les dije a donde vendo todo lo robado. ¿Y qué tienes ahí detrás? ¿un arma? No soy tan estúpido como para agredir a un policía en una comisaría.

    El guardia solo sonrío macabramente y se acercó de forma amenazante al extraño. Sus dos ojos estaban bizcos y no parecía realmente tener vista. Se abalanzó sobre su objetivo atacándolo con lo que escondía en su mano derecha, una flecha con una punta dorada.

    El extraño trató de defenderse, pero el guardia era más grande y logró clavarle la flecha en el brazo izquierdo. Luego de eso, el atacante cayó al suelo como si se hubiera desmayado.

    —¡¿Pero qué diablos?! ¡¿primero la mocosa que hacía desaparecer cosas y me golpeaba sin tocarme y ahora esto!?— el extraño procedió a verificar el pulso y respiración del guardia, pero se horrorizó más al descubrir que no solo no presentaba signos de vida, sino que tenía marcas de ahorcamiento reciente en el cuello.

    —¿Ya terminaste de jugar? Es un dolor en el culo hacer que parezca que mis marionetas murieron de forma natural, no quiero que uses más de las necesarias— dijo una voz ronca masculina desde fuera de la sala.

    —Si, con esto basta, muchas gracias por tu colaboración, mi buen Burton— respondió una voz relajada y algo alegre, también masculina.

    —Desgraciados, ¿ustedes me hicieron esto? ¡Los voy a!— el extraño es interrumpido por el cadáver del oficial, el cual volvió a levantarse y se encerró con llave con el extraño en su celda.

    —Eh, eh, tranquilo chico malo, no estamos en tu contra. Te explicaré un par de cosas y luego te soltaremos. Ah, y mencionaste a una chica que desaparecía cosas y te golpeaba sin tocarte, eso suena interesante, después de mis explicaciones podrías contarme sobre ella— dijo la voz masculina relajada.

    Mientras tanto, en la mansión de los Joestar, Joseph y Suzi Q apenas iniciaban su siesta, lo que su hija adoptiva aprovechó para tratar de salir sin permiso nuevamente. Traía puestos zapatos deportivos, jeans, una chaqueta gris con capucha y unos lentes de sol que, aunque no los usaba tan seguido desde que aprendió a controlar bien a su stand, seguía usándolos de vez en cuando por gusto. No podía escabullirse por la ventana de su cuarto porque vivía en un piso alto, así que trató de meterse en el ascensor junto a una de sus cuidadoras sin que esta se diera cuenta, pero su plan fracasó cuando su presencia fue alertada por el olfato del chihuahua recién adquirido que la mencionada cuidadora llevaba en su bolso.

    —¿Qué pasa, muchacho? ¿viste a un fantasma?— dijo la cuidadora a su perro, para a continuación buscar a Shizuka con su mano— O quizá viste... ¡a una niña traviesa! cuchi-cuchi cuchi-cuchi— dijo mientras hacía cosquillas a Shizuka luego de encontrarla.

    —Ja, ja, ja, ya para, Susanna, ja, ja, ja.

    —Esta bien, pero estoy siendo demasiado generosa con una chica que trató de salir de casa sin permiso dos días seguidos, ¿no lo crees, Shizu?.

    —Lo siento— respondió Shizuka avergonzada— Pero ahora solo iba a hablar con un amigo y volver antes de que mis papás despertaran.

    —De todos modos podías avisarme a mí o a Roses, no sé por qué te gusta tanto salir sola.

    —A Roses lo asaltó un ladrón ayer por mi culpa, por eso no quería llamarlo. Y me gusta salir sola porque antes de que el sobrino Jotaro me enseñara a manejar mis poderes siempre había alguien acompañándome.

    —Hmmm... ¿qué te parece si te acompaño camino a donde esté tu amigo, le dices lo que querías decir mientras le compro cosas al perrito y luego volvemos a casa? Pero solo si le avisas antes a Roses ¿bien?.

    —¡Si!— Respondió Shizuka feliz mientras abrazaba a Susanna y sonreía.

    Camino a encontrarse con el amigo de Shizuka, Susanna le pidió a esta que le diera más detalles sobre él.

    —Pues es muy grande, peludo y vive en el parque.

    —Lo primero que se me viene a la mente es un perro, pero conociéndote no me sorprendería que te hicieras amiga de un vagabundo, ja, ja... solo para confirmar, es un perro ¿no?.

    Antes de responder, Shizuka se acercó a un árbol en el que detrás había un perro con frondoso pelaje amarillo y al parecer malhumorado, pues al ver acercarse a Shizuka le enseñó los dientes y gruñó.

    —Ten cuidado Shizu, ¿estás segura que es ese?— advirtió Susanna mientras sostenía a Sabrino, su belicoso chihuahua.

    —Totalmente segura, no deja que nadie se acerque a ese árbol excepto yo— responde a Susanna— Perdón por haberte lanzado contra aquel tipo con el peinado feo, si no lo hacía se hubiera escapado, ¿sigues enojado?— preguntó al animal, el cual siguió gruñendo pero con menos intensidad— Je, je, como te gusta hacerte el difícil.

    Shizuka le dio un sandwich que tenía guardado en su bolsillo, calmando así al perro grande y poniendo celoso a Sabrino.

    —Ay, no te pongas así, voy a comprarte cosas— dijo Susanna a su perrito— ¿Piensas adoptarlo? parecen llevarse bien y luce más cuidado que un perro callejero normal, ¿le pusiste algún nombre?— preguntó a Shizuka.

    — Intenté llevarlo a casa un par de veces, pero no le gusta alejarse mucho tiempo de ese árbol y su sombra. Me gusta la idea del nombre, mmm creo que le pondré... ¡Shamone!

    Luego de nombrar a su amigo canino, Shizuka se quedó a jugar con él mientras Susanna iba a hacer unas compras rápidas para Sabrino. Momentos después de que Susanna se fuera, un hombre con mocasines y pantalones negros, chaleco rojo y corbata llegó al otro lado de la calle en la que estaba Shizuka.

    El llamativo transeúnte se quedó en un lugar de la vereda, colocó con cuidado lo que parecía un mantel en el suelo y, al levantarlo, debajo de él apareció como por arte de magia una mesa con lo que parecían los instrumentos para una función de trucos de magia.

    —¡Saludos, mi querido público! ¿me extrañaron? ¡aquí se presenta nuevamente Val, el mago magno!

    >>To be continued
     
    Última edición: 17 Enero 2019
  5.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,911
    Pluma de
    Escritor
    Mi primera pregunta es, cómo llegó una flecha hasta New York y por aquel personaje.
    Lo perros, el peor enemigo de la invisibilidad.
    Por el momento, lo que si quiera saber saber porque razón buscan a Shizuka. Y el camino que tomará. Debo decir que al leer la palabra "perro" pensé que esté explotaría o moriría allí mismo. Traumas.

    Este capítulo me gustó más que el anterior. Continuaré leyéndola para ver como desarrollarás la historia.

    Respecto a, te sugiero que antes de publicar le des algunas leídas, especialmente en voz alto. Hubo algunas oraciones que me confundieron, que estaban escritas desordenadamente y con malas conjugaciones, por lo que debí leerlas por segunda vez para entenderlas. Y los mismos errores que te comenté anteriormente.
     
  6.  
    Elliot

    Elliot Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2018
    Mensajes:
    11
    Pluma de
    Escritor
    Gracias de nuevo por los consejos. Por motivos externos y en parte por falta de ganas este capítulo lo escribía muy poco a poco durante varios días, posiblemente por eso estaba peor redactado. Haré lo que dices de leerlo de nuevo para arreglarlo. Ya recuperé las ganas e inspiración para continuarlo, y con suerte no volverá a haber semanas de diferencia entre los capítulos.

    PD: También me alarmo al ver perros en JoJo.
     
  7.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,911
    Pluma de
    Escritor
    No te preocupes, tu tomate el tiempo que sea necesario. Un capítulo cada semana es un buen tiempo, pero si necesitas más no te sientas presionado. Es mejor calidad que cantidad. De esa forma el lector disfrutará más la lectura.
    Sí, a mi también me pasa eso con los perros, que por cierto (y no es necesario contestar ahora, yo eventualmente lo sabré al leer) se me olvidó mencionar si Shamone se convertirá en un usuario Stand más a delante (si es que no lo es). Algo así como Iggy o Pet shop. Además, quizá solo fue un comentario de Susanna pero me pareció extraño que mencionara que el canino se veía más cuidado que otros.
    Bueno en fin, nos vemos hasta la próxima actualización.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8. Threadmarks: Capítulo 3
     
    Elliot

    Elliot Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2018
    Mensajes:
    11
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Shizuka´s Bizarre Adventure (en hiatus por ahora)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1521
    El autodenominado 'mago magno' captó la atención de Shizuka y de los peatones con su truco de aparecer una mesa aparentemente de la nada, atención que mantuvo y aumentó al realizar trucos varios, empezando con hacer aparecer y desaparecer objetos pequeños entre dos cartas.

    —Uh, es como los que vi en la tele— dijo Shizuka con interés mientras acariciaba el abdomen de Shamone, quien no parecía prestarle atención al grupo de gente que se acercaba a ver al tal Val.

    —Mi siguiente truco es en extremo peligroso, ¡así que no lo intenten en casa!— exclamó Val mientras sostenía un gran cuchillo.

    El mago colocó su brazo izquierdo sobre la mesa y le dio una tajada, lo que sorprendió a Shizuka e hizo que algunos de los peatones gritaran de la impresión. Sin embargo, ni una gota de sangre fue derramada, y el brazo de Val no tenía ni un rasguño cuando este se sacó el cuchillo. En el público estaban asombrados y aplaudieron con fuerza.

    —¿Saben? Aunque me haga llamar "mago", solo lo hago porque me gusta como suena junto con magno. Nada de esto es magia real, son trucos estremadamente complejos cuidadosamente preparados y ejecutados a la perfección para dar la ilusión mágica, no cualquiera puede hacerlo— decía Val con una expresión y tonos presumidos mientras cortaba los dedos de su mano izquierda como quien corta zanahorias pero sin hacerse el mínimo rasguño, como hizo con su brazo.

    —Suena difícil... a menos que tengas un stand— pensó Shizuka mientras sonreía— Espérame un momento, Shamone— dijo mientras se quitaba la chaqueta gris, dejando ver una camisa rosa con una gran estrella dorada en el pecho.

    Aprovechando que todos estaban con sus miradas en el ilusionista Shizuka se hizo invisible y se colocó detrás de Val para luego reaparecer, lo que el público tomó como parte del acto.

    —¡Hola!— dijo la chica con una sonrisa resplandeciente a la audiencia.

    —¿Qué demo-? ¿¡tú de donde saliste!?— preguntó Val confundido.

    —¿Me lo presta un momento?— dijo Shizuka mientras tomó un huevo que estaba sobre la mesa que el mago había traído.

    Dejó que su stand, Achtung Baby, lo sostuviera, dándole la impresión al público de que levitaba en el aire. Posteriormente Shizuka escondió el huevo entre sus manos y sopló mientras lo volvía invisible, luego abrió sus manos y evitó que se cayera atrapándolo con su stand, ya que al romperse se hubiera escuchado aún siendo invisible. Posteriormente tomó lentamente una botella de vidrio vacía que estaba en la mesa del mago y le mostró a los peatones que estaba aparentemente vacía, la golpeó cuidadosamente tres veces y al agitarla hizo visibles unas monedas, también sacadas de la mesa, que había ocultado en el interior de dicha botella con Achtung Baby.

    El público estaba impresionado, pero el que más se impacto fue Val, quien quedó atónito por lo que él, y no el resto de gente, pudo ver. Val vio a la figura humanoide que acompañaba y ayudaba a Shizuka.

    "Esta niña... ¿tiene los mismos poderes que yo?" pensó con una expresión facial desconcertada, lo que trajo murmuros de los observadores que le recordaron al mago que seguía en medio de una función. "Dejaré mis dudas para después, por ahora no debo dejar que una niña me robe el show. En todo caso, quizá hasta lo mejore" reconsideró.

    Val cubrió su brazo izquierdo con la tela que usó para el truco de la mesa y lo hizo desaparecer, mostrándolo de tal manera que la audiencia notara que no escondió el brazo en su ropa. Shizuka no se quedó atrás, se sentó sobre su stand, lo que a ojos de gente normal lucía como levitación, y animó a algunos en el público para que comprobaran ellos mismos que no usó ninguna clase de cuerda ni sillas extrañas típicas de esta clase de trucos. Posteriormente la joven Joestar tomó el cuchillo antes usado por el mago, hizo amagues de cortarse sin que este entrara en contacto con su cuerpo y volvió invisibles los lugares por los que el cuchillo pasaba cerca, dando la ilusión de que, más que cortarse, esas partes del cuerpo directamente desaparecían.

    "Maldición, si quiero superar a esa niña tendré que dejar las sutilezas de lado" pensó Val frustrado.

    —¿Alguno de ustedes sabe artes marciales?— preguntó a la audiencia mientras se recolocaba el brazo.

    Tras recibir una respuesta positiva de una mujer en el público, el mago se puso contra la pared y le pidió que le diera los golpes más fuertes que pudiera de frente. La mujer dio patadas y puñetazos al torso y piernas de Val, pero todos sus ataques traspasaban su cuerpo y daban a la pared que había detrás, como si el mago fuera en realidad un holograma.

    —Este es de los trucos más complejos que tengo. Admiro el talento de esta chica, pero nunca llegará a— el discurso de Val fue interrumpido por una dolorosa patada en la entrepierna propiciada por la misma mujer que lo estaba golpeando hasta ahora, la cual estaba confusa de por qué esta patada en concreto si afectó al mago— Maldi...ción... te dije que golpearas de frente... ¡no desde abajo!— exclamó Val adolorido.

    Luego de que la mujer se disculpara, Val hizo desaparecer la mesa con el mismo método del inicio de la función y guardó la tela que usó para posteriormente sacar una capa.

    —Oye, pequeña, ¿cómo te llamas?— susurró Val a Shizuka.

    —Shizuka Joestar.

    —Bien, Suzuka Johnson, ya que te metiste en mi show hazme el favor de ayudarme hasta el final. Cuando yo desaparezca lleva esta capa y la tela que caerá al piso lejos de aquí, ¡y asegúrate de mantenerlas dobladas!— susurró nuevamente para Shizuka, la cual asintió con la cabeza— Gracias por su atención, damas y caballeros. ¡El mago magno se retira por hoy!— exclamó al público.

    Con un movimiento circular, Val envolvió su cuerpo completo con la capa. Shizuka, al último momento, volvió invisible un pequeño círculo en esta ya que supuso que sería el mismo tipo de truco que el mago llevaba usando desde el inicio y quería ver mejor que le pasaba a las cosas que se supone desaparecían. La capa cayó al piso, y Val había desaparecido a ojos de la audiencia, pero Shizuka pudo ver por ese pequeño círculo que el mago no se había ido a ningún lado, sino que estaba dentro de la capa.

    Cuando la audiencia se marchó, la joven cumplió el favor que le había pedido el mago... a medias, ya que solo llevó la tela y la capa cerca de donde estaba Shamone, a distancia suficiente para que este no se enojara con la presencia de otra persona.

    —Te dije que me llevaras lejos, niña— dijo Val a Shizuka luego de salir cuidadosamente de la capa.

    —Bah, de todos modos no hay nadie viendo. Y más importante aún...— respondió con una sonrisa algo inquietante pero inocente hacia Val— háblame de tu stand.

    —... ¿Mi qué?

    —Tu stand, la manifestación de tu alma, tu poder, como la llames, ya sabes— dijo Shizuka mientras materializaba a su stand, un humanoide morado con lentes y bufanda amarillos, a su lado y saludaba con él— Se me hacía raro que un mago insistiera en que no usaba magia y presumiera tanto sobre ser bueno con las ilusiones en vez de intentar que la gente lo tomara como magia real, así que cuando dijiste eso empecé a sospechar e intenté averiguarlo viendo más de cerca.

    —Nota mental: Dejar de decir que no uso magia al inicio de las funciones, así evitaré encontrarme con más entrometidos como tú. Y no sé que rayos sea eso de los sta— Val fue interrumpido por el stand de Shizuka, el cual fingió tratar de propiciarle un golpe en el rostro pero es detenido por la mano materializada del stand del mago.

    —Eso que tienes ahí mi familia lo llama "stand", es la manifestación física de tu alma. Cada stand tiene un poder único y solo pueden ser dañados por otros stands, aunque hay excepciones para ambas cosas. Ah, y perdón por lo de la función, en mi defensa diré que no quería molestar, solo ayudar.

    —Mmm... sea como fuere— decía el mago mientras materializaba su stand a cuerpo completo— tienes mi atención con eso de los stands, este es el mío.

    "Woah, un stand como los de papá y Jotaro" pensó Shizuka impresionada.

    —¿Cómo se llama?— preguntó.

    —¿No me digas que le ponen nombre a cada uno? Bueno... ¿qué tal "Val II"?

    —¡Ese nombre es horrible!— respondió honesta y directamente la joven— Al mío lo llamaron Achtung Baby porque lo tengo desde que era una bebé.

    —Argh, está bien... "Thunderstruck".

    —Mejor, pero sigue sin convencerme.

    —Lo que sea, solo cuéntame más sobre los sta— Val fue interrumpido por una navaja lanzada hacia su cuello, detenida justo a tiempo por su stand.

    A unos cuantos metros de la pequeña Joestar y del mago estaba parada una figura conocida para la primera, y parecía preparado para el combate.

    >>To be continued
     
    Última edición: 7 Febrero 2019
    • Gracioso Gracioso x 1
  9.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,911
    Pluma de
    Escritor
    El capítulo estuvo interesante y hasta me hizo reír como el mago Val y Shizuka se estaban peleando por la atención del publico. Me divertí leer como el publico se maravillaba ante el truco de “magia” de la joven. Igualmente, me intriga saber quién es la personas que lanzó el cuchillo, Shizuka conoce a la persona, ¿es un personaje nuevo o alguien conocido? ¿Amiga de la escuela o vecina?

    Me supongo que Val será un aliado, ¿verdad? Aparentemente es agradable el tipo. En un principio pensé que era un enemigo y que iría a por Shizuka, pero ni siquiera “sabía” de los los Stand, a menos que todo sea un “truco” o aparento.

    Una recomendación, se para los pensamientos de los diálogos; usando las comillas inglesas (“”) o las españolas (« »), por estética como para evitar confusión.
    "Maldición, si quiero superar a esa niña tendré que dejar las sutilezas de lado" pensó Val, frustrado.
    —¿Alguno de ustedes sabe artes marciales? —preguntó a la audiencia...

    Lo que no me ha gustado del todo, opinión personal, es que Val tenga a D4C, tal cual, y todavía menos que no tenga su habilidad más característica Me hubiera gustado mejor conocer tus propios Stand; refiriéndome a otra aspecto y nombre, solo que con la habilidad de "desaparecer" cosas.
    La verdad es que a mí me parece interesante todas las habilidad del D4C de Valentine, después de todo es uno de los más poderoso, y me gusta; no hubiera pasado nada si solo te hubieras inspirado en su poder para crear un nuevo stand, después de todo el mismo Araki ha hecho eso; Little feet y Goo Goo dolls o Beach Boy y Wired, entre muchos.

    Sin más que agregar, me despido. Nos leemos después.
     
  10.  
    Elliot

    Elliot Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2018
    Mensajes:
    11
    Pluma de
    Escritor
    Gracias por la recomendación, también me parece que queda mejor estéticamente poner los pensamientos entre comillas para que no se confundan con diálogos.
    Estuve pensando si el stand de Val era lo bastante diferente del de Valentine para darle una identidad distinta, con el ejemplo de Little Feet y Goo Goo Dolls me has convencido. Veré que nombre le pongo (es lo malo de pensar antes en la habilidad y después en la referencia musical, por suerte ese error solo lo cometí con dos stands).
     
    • Informativo Informativo x 1
  11. Threadmarks: Capítulo 4
     
    Elliot

    Elliot Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2018
    Mensajes:
    11
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Shizuka´s Bizarre Adventure (en hiatus por ahora)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1780
    —Luego de unos días mierda la suerte me ha vuelto a sonreír. Ahora podré matar dos pájaros de un tiro— expresó sonriendo con marcado rencor el criminal que fue abatido por Shizuka y su cuidador, Roses, el día anterior.

    —Huh, eres el rarito del otro día, ¿te escapaste de la cárcel?— preguntó Shizuka con curiosidad y sin preocupación.

    —Eso no importa aho—

    —¿De casualidad te llamas Tim Lambesis?— Preguntó Val interrumpiendo al agresor— Porque si lo eres voy a reírme de ti por tomarte en serio mi comentario sobre el peinado raro y luego voy a golpearte por lanzarme un cuchillo.

    El supuesto Tim Lambesis pasó a tener una expresión de disgusto y enojo dirigida al mago, el cual comenzó a reírse intensamente.

    —¿Lo conoces, Val?

    —Es un sujeto que me pidió que le enseñara mis trucos fingiendo que era para impresionar a una mujer pero resultó que solo quería usarlos para robar. Algo así como un Apollo Robins pero maligno— respondió luego de lograr contener su risa— Cuando lo eché bromeé sobre que debería hacerse un peinado ridículo para distraer más fácil a la gente y veo que se lo tomó en serio— dijo mientras volvía a reírse.

    —Oh, ya veo, ¿crees que también esté enojado contigo porque en realidad no sabes hacer esos trucos sin tu stand?

    La pregunta de la chica indignó a Val y le quitó la sonrisa que el peinado del ladrón le había dado. Sin embargo, antes de que pudiera defender su orgullo de mago, Val se percató de que Lambesis sacó una pistola de uno de sus bolsillos y estaba por dispararles, por lo que reaccionó rápidamente tomando su capa y cubriendo a Shizuka y él en ella, haciendo que las balas los traspasaran sin hacerles daño. Sin embargo, una de las balas le dio a Shamone, haciendo que este soltara un chillido de dolor.

    —¡Shamone!— exclamó Shizuka con preocupación.

    —Dijiste que ya conocías a este sujeto, ¿no tendrá uno de esos stands, verdad?— preguntó Val.

    —Mi mayordomo y yo le ganamos dos veces cuando intento robarle, no creo que tenga uno.

    —Entonces no hay peligro— respondió el mago.

    Luego de esto, Val lanzó el cuchillo directo a la mano armada del atacante, haciendo que se le cayera el arma.

    —Veo que aún te gusta jugar sucio, cabeza de salamandra— dijo Val luego de lanzar una piedra hacia a el arma para dejarla fuera del alcance del enemigo— La habilidad de Thunderstruck es hacer desaparecer, esconder, guardar, como lo quieras llamar, cualquier objeto entre dos superficies que lo cubran, como cuando hice desaparecer las partes de mi cuerpo que estaban entre las balas y la capa— explicaba Val con una expresión de seriedad en su rostro mientras se acercaba elegantemente al enemigo— "Contarte a detalle mi habilidad es estúpido" estarás pensando, y tienes razón, por eso acabaré contigo antes de que me arrepienta de haberlo hecho.

    Cuando se acercó lo suficiente a su atacante, Val se envolvió en su capa como hizo en su último truco. Lambesis trató de golpearlo, pero al hacerlo la capa quedó colgando de su brazo, con Val oculto el ella. El mago sacó su brazo por debajo de la capa rápidamente, dándole un certero y potente golpe en el abdomen.

    —¡Dama y no tan caballero, el mago lo ha hecho de nue!—

    —¡Steal Your Face!— gritó Lambesis al mago interrumpiéndolo en un movimiento de desesperación usando su stand, un humanoide blanco con apariencia de maniquí sin rostro, para jalar el brazo con el que Val lo golpeó, haciendo que los brazos derechos de ambos, tanto los de carne y hueso como los de sus stands, se intercambiaran.

    Luego de esto, Lambesis, estando tan confundido como Val, imitó el truco de la capa encerrando al mago en ella, atándola y lanzándola a la calle.

    —Ja... ja, ja... ¡ja,ja,ja,ja! así que las extremidades de los stands se intercambian también ¡magnífico!, entonces mi habilidad no es tan inútil como creí— dijo con orgullo Tim mientras reía.

    Ante la confusión, Shizuka reaccionó atacando directa y precipitadamente al enemigo creyendo que no ser visible le daría suficiente ventaja para vencerlo rápido, pero solo pudo dar unos pocos golpes antes de que Lambesis diera con su brazo izquierdo y le hiciera lo mismo que ha Val, ganado la capacidad ver las cosas aunque Achtung Baby las volviera invisible, incluyendo a su usuaria.

    —Esto está yendo de mal en peor... holy shit— dijo la joven Joestar visiblemente preocupada.

    —¿De qué hablas? Si esto solo se pone mejor. Tener el brazo izquierdo de una niña se siente raro, pero creo que vale la pena— respondió Lambesis con una sonrisa maniática.

    "Sussana volverá aquí en cualquier momento, no quiero que corra peligro. Y necesitaré la ayuda de Val contra este sujeto" pensó Shizuka mientras retrocedía lentamente para alejarse de su atacante.

    —Quizá copiaste mi habilidad de volver invisibles las cosas, ¡pero tengo una técnica superior a esa y que no puedes copiar!— exclamó Shizuka mientras hacía estiramientos de piernas.

    "De qué diablos habla esta niña, ¿una habilidad que Steal Your Face no robó?, no es descabellado ya que no conozco bien a mi stand, debo ser precavido" pensó Lambesis.

    —¡La técnica secreta de la familia Joestar!— gritó Shizuka mientras corría en dirección hacia su enemigo.

    Lambesis trató de golpear a la joven, pero esta lo esquivó, fue hacia el arma y la pateó a la calle donde fue aplastada por los vehículos y siguió corriendo en dirección a donde habían lanzado a Val.

    —¿Va hacia al tráfico? Aunque nos veamos creo que el resto de gente no nos ve, ¿piensa quitarme la diversión suicidándose o qué?

    Esquivando con dificultad los vehículos con conductores incapaces de verla, Shizuka tomó la capa de la que Val trataba de salir para a continuación huir en dirección opuesta al tráfico. Lambesis decidió ir tras ella al darse cuenta que el poder que robó del mago le sería útil para protegerse de los atropellos mientras no fuera golpeado horizontalmente, así que persiguió a sus enemigos arrastrándose como un lagarto mientras las ruedas de los vehículos aplastaban su cuerpo contra la calle sin afectarle.

    —Val ¿me escuchas?— preguntó Shizuka mientras esquivaba los autos con dificultad.

    —Hazme invisible, ¡voy a partirle la cara al cabeza de lagartija y le arrancaré mi brazo!— respondió con ira.

    —Estamos en medio de la calle y Lambesis robó mi habilidad también.

    —Mi plan sigue en pie, pero ahora también le arrancaré tú brazo, ¡vamos!

    Shizuka apreció el ánimo de Val y trató de abrir la capa cerca del suelo luego de hacerla invisible, pero cuando creyó encontrar un hueco entre los vehículos para eso un irresponsable conductor pasó a su lado a alta velocidad, tomándola por sorpresa y llevándose a la capa junto con Val.

    — ¡Esta es mi oportunidad! ¡Steal Your Face!— exclamó Lambesis a punto de atacar a Shizuka con su stand, pero su acción se vio interrumpida por un potente puñetazo a su rostro que vino desde abajo de la calle y que lo elevó lo suficiente para que una camioneta que venía de frente lo impactara.

    Ese golpe había sido dado por Shizuka, que había ocultado su stand debajo de la calle para atacar por sorpresa, pero solo usó ese movimiento como último recurso porque no tenía intención de matar al enemigo. Por suerte o por desgracia, la camioneta iba a poca velocidad, por lo que Lambesis tuvo tiempo de reaccionar y protegerse con sus brazos robados. Para empeorar la situación, el tráfico se había detenido debido al estruendo producido por el impacto, y Lambesis aún parecía dispuesto a dar pelea. Shizuka estaba preparada para un combate directo creyendo que podría tomar ventaja de las heridas de su enemigo. El atacante trató de imitar el ataque sorpresa de Shizuka, pero esta lo tuvo en cuenta y se defendió con una patada directo el rostro del stand enemigo cuando este salió de debajo del suelo. Por desgracia esto no fue suficiente, Steal Your Face tomó a Achtung Baby del cuello.

    —Me tienes harto pequeña mocosa, te voy a partir el cuello aquí mismo— dijo Lambesis mientras respiraba con dificultad.

    Shizuka miró a la distancia, sonrió y luego rompió la ventada de un auto que estaba a su lado. A continuación robó la hamburguesa que traía el conductor del auto.

    —¿Qué rayos está pasando? ¿esta calle está embrujada? ¿acaso esa hamburguesa está flotando?— se preguntaron las personas de alrededor.

    —Veo que estás desesperada— dijo Lambesis.

    —Un poco...— respondió Shizuka empezando a sonreír— pero no tanto para ponerme una lagartija en la cabeza— agregó antes de lanzarle la hamburguesa a la cara.

    El criminal gritó enfurecido, pero antes de que Shizuka quedara inconsciente un bote de basura fue lanzado hacia a Lambesis , cubriéndolo por completo y sorprendiéndolo lo suficiente para que soltara a la chica, a la vez que espantando más a las personas sin stand que presenciaban lo sucedido. El responsable de lanzar ese bote de plástico había sido Val, quien lo escondió dentro un periódico arrugado y supo donde lanzarlo gracias a la hamburguesa que Shizuka arrojó al rostro del enemigo.

    Estando atrapado dentro del bote de basura, Lambesis recibió una oleada doble de golpes por parte del mago magno y la joven Joestar. Antes de que el criminal cayera inconsciente al piso, Shizuka y Val lo tomaron de los brazos izquierdo y derecho respectivamente y los jalaron con fuerza, haciendo que volvieran a sus dueños originales.

    —¡Al fin!—gritó Val con felicidad— ouch, ay... ¡maldición! ¿¡por qué duele tanto!?— exclamó al sentir el dolor de las fracturas que tenía.

    —Te lo explico después, hay que llevarnos a este tipo ahora que podemos, recuerda que estamos rodeados de gente y que somos invisibles, no insonoros— susurró Shizuka.

    —Mira quien habla de mantener discreción— respondió Val en voz baja mientras ocultaba al criminal inconsciente en su capa como este había hecho con él mismo anteriormente— Espera ¿a llevarlo a donde? ¿con la policía?.

    —Con mi familia, tienen experiencia con esto— respondió Shizuka mientras caminaba hacia Shamone para esperar a Sussana.

    Al llegar con el cánido la chica no pudo soportar más el dolor de su brazo fracturado y se desmayó, volviendo visibles a Val y a ella.

    —Esto va a ser problemático de explicar a la tal Sussana... pero gracias por la ayuda, Shizuka— dijo Val agotado— Un momento ¿eso cerca de su cuello es una marca de nacimiento? No, más bien creo que es un dibujo... ¿se habrá dibujado una estrella por su apellido?.

    >>To be continued

    Nota: Escribir batallas es jodido... fin de la nota.
     
    Última edición: 12 Febrero 2019
    • Ganador Ganador x 1
  12.  
    Kay Greenwish

    Kay Greenwish Let's go home Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2010
    Mensajes:
    1,911
    Pluma de
    Escritor
    [​IMG]
    ¡Nooo! Shamone, porbresito sufrió las consecuencias de estar rodeado de personas tan bizarras.
    Debo decir que este capítulo te quedó muy bien, me ha gustado mucho. Sé lo difícil que es describir enfrentamiento, y esta, aunque fue corta, te ha quedado muy bien. Había momentos que estaba descritos tan bien y de forma fruida que hasta parecía que estaba viendo o leyendo del propio manga. E igual, me está gustando mucho el personaje de Val. Su humor... me causa risa sus comentario. Y bueno, aunque Val no lo haya deseado, ya se involucró con la familia Joestar. Será el compañero de las aventuras de esta joven.

    Ahora, Shizuka ¿se tauó la estrella? Yo había pensado en ello :)

    Uno que otro error, mas nada tan grabe que haya entorpecido la lectura. (Estos son los que recuerdo, pero hubo otro par más).

    Creo que eso sería todo de mi parte, nos estamos leyendo.
     
    Última edición: 11 Febrero 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
  13. Threadmarks: Capítulo 5
     
    Elliot

    Elliot Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2018
    Mensajes:
    11
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Shizuka´s Bizarre Adventure (en hiatus por ahora)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1641
    Momentos antes de la derrota de Lambesis ante Shizuka y Val y en otro lugar de la ciudad, un misterioso hombre estaba vistiendo a un cadáver humano dentro de lo que parecía ser la habitación de refrigeración de una carnicería. Dicha habitación estaba repleta de cuerpos inertes acomodados como si de maniquíes se trataran, estando la mayoría decorados con ropas, maquillajes, accesorios y hasta mutilaciones en algunos casos para darles la apariencia de monstruos y no muertos. Sin embargo, quizás los más inquietantes eran los que lucían como humanos ilesos que a primera vista daban la impresión de estar vivos.


    —Listo, me tomó la tarde entera pero pude reparar el desorden que ese escuálido con peinado de tritón y el imbécil de Dan le hicieron a mi colección —dijo con satisfacción el hombre misterioso con una voz gruesa. Instantes después los brazos de los cadáveres se intercambiaron entre ellos junto con las mangas de las ropas que traían puestas, poniendo de mal humor al sujeto— ...¡ARGH! ¡Es suficiente! Iré por ese idiota y haré que repare su desorden —gruñó mientras pateaba furioso una bolsa de hielo.

    Entonces uno de los cadáveres ilesos en un rincón alejado de la sala se levantó y acompañó al extraño hombre hacia fuera del inquietante cuarto. El hombre trajeado salió a la calle arrastrando una gran maleta desgastada de color verde oscuro y con agujeros en dirección a un enorme edificio, el tercero más alto en Nueva York, superado solo por el Empire State y el One World Trade Center. Mientras cruzaba la calle, un auto que iba a gran velocidad en su dirección no pudo frenar a tiempo, pero antes de ser atropellado lanzó su maleta desgastada hacia la vereda de en frente. Como es natural, la gente de al rededor fue a tratar de ayudar, pero el hombre trajeado visiblemente herido pero sin expresar dolor alguno en su rostro exclamó con total calma mientras se levantaba con dificultad:

    —No hace falta que llamen ayuda, en el edificio de en frente me atenderán.

    Tras pronunciar estas palabras, el hombre trajeado tomó su maleta y siguió su camino caminando con clara dificultad al inicio, pero rápidamente volviendo a moverse con normalidad como si no hubiera sido atropellado en primer lugar. Las personas de alrededor se incomodaron con su expresión casi robótica.

    Una vez dentro, tomó un elevador para ir al último piso y entró bruscamente sin previo aviso en la sala del dueño del edificio. Las personas en la habitación se sorprendieron, pero el hombre en la sala supo de quien se trataba el visitante de inmediato.

    —Oh, eres tú, nunca entenderé tu obsesión con venir... así —dijo con un tono relajado un hombre acomodado en su sofá en medio de la elegantemente decorada habitación señalando a la maleta del hombre trajeado con un gesto de su mano. Estaba en compañía de una mujer joven que parecía asustada— Al menos ten la etiqueta de tocar antes de entrar.

    El hombre trajeado se desplomó al piso como si se tratara de un autómata que acabara de quedarse sin energía. Entonces otro hombre con apariencia y vestimenta más extravagantes abrió lentamente el cierre de maleta en la que estaba oculto y salió lentamente de ella. Llevaba un abrigo acolchado verde con correas decorativas y unos pantalones a juego. Presumía una cabellera blanca descuidada algo larga que ocultaba su ojo derecho y decoraba el lado opuesto de su rostro con un tatuaje en forma de rombo con su malvado ojo izquierdo en medio. Cubría su pies con unas zapatillas marrones viejas y en mal estado.

    —Y yo nunca entenderé tu obsesión con llevar lentes de sol bajo techo, te ves más estúpido que intimidante, aunque eso aplica a todo tu look de estereotipo motociclista con toques de Elvis Presley. Pero como sea, vengo a preguntar donde está Lambesis —respondió el hombre extravagante con una voz gruesa y un tono gruñón.

    El hombre en el sofá chasqueó sus dedos y le dijo a la mujer que esperara fuera de la habitación un momento, palabras que obedeció con las prisas de haber querido irse desde hace mucho, pero sin la voluntad suficiente para huir del edificio, quedándose cerca de la habitación como le dijeron.

    —¿Te refieres al tipo con peinado estúpido de esta mañana? No tengo la menor idea de donde esté —explicaba descansando su cabeza con sus manos tras ella y cruzando su piernas— Estoy más interesado en la chica invisible de la que hablaba, la verdad. No creo que el hombre que la acompañaba fuera su padre o un familiar por como lo describió, así que seguramente sea de una familia ri—opinaba antes de ser interrumpido por el hombre del chaleco.

    —¡¿Hiciste que tú y yo nos arriesgáramos de forma innecesaria yendo por él personalmente a una cárcel y ahora dices que no te importa?! —alegó, haciendo que el hombre del sofá pusiera una expresión leve de frustración en su rostro, pero que rápidamente volvió a su expresión relajada.

    —Sabes que no me gusta que me interrumpan, Maxwell. Tenía un buen presentimiento con ese tipo y el riesgo lo valía, hasta ahora siempre lo ha hecho. Además no sé de que riesgo hablas, cuando hacemos equipo somos invencibles, nuestras habilidades se complementan muy bien.

    —Toda tu cháchara no arreglará los estragos que hicieron ese tipo y tú a mi colección, ¡¿o te tengo que recordar que fue tú idea tratar de descubrir sus poderes experimentando en MIS queridas marionetas?!

    El constante aumento de tono del extraño Maxwell no hacía más que enojar al hombre del sofá, haciendo que este se levantara y empezara a hablar de una forma más intimidante mientras fingía mantener la calma.

    —Verás, eso que me dices me importa poco, muy poco. Tan poco que en una escala del 1 al 10 no hay un número tan pequeño para mostrar lo poco que me importa, haciendo que la escala se siente inútil en la vida y cometa suicidio. Felicidades, Maxwell, hiciste que una escala inocente se quitara la vida, y no estoy siendo sarcástico con las felicidades, si te soy sincero esa escala me caía bastante mal —deliraba con un tono agresivo acercándose a Maxwell.

    Luego de lo que parecía un tenso silencio incómodo Maxwell no pudo contener la risa que le generó el comentario del hombre del sofá que trató de sonar amenazante.

    —Te encanta el sonido de tu voz ¿no es así? —comentó Maxwell con una sonrisa confiada y burlona.

    La risas y expresión de Maxwell enojaron más al hombre del sofá, quien se levantó y se acercó a Maxwell para posar su codo izquierdo sobre el hombro izquierdo de su visitante.

    —Ay, ay, ay viejo amigo, mejor ve al grano antes de que acabes con mi paciencia —dijo el hombre de los lentes de sol con su mirada en el sentido opuesto a la de Maxwell pero en su misma dirección.

    —¿Recuerdas que usaste mis marionetas para tratar de descubrir el poder del criminal al que le diste un stand?

    —Si, y la verdad fue muy decepcionante que solo pudiera intercambiar miembros, según la última canción que escribió mi mujer la habilidad de ese palurdo debería hacer una sinergia "demoledora" con la mía, pero no le vi la gran cosa. Quizás ella está perdiendo el toque.

    —Me tomó todo el día reparar los daños de ese experimento, pero por la tarde, cuando había terminado, las extremidades de mis marionetas volvieron a intercambiarse.

    —Oh, que lástima, si tan solo se te hubiera ocurrido hacer que el cabeza de tritón desactivara su habilidad luego de usarla te hubieras ahorrado todo esto —dijo con ironía — Por otro lado, ¿su habilidad ni siquiera tenía efectos permanentes entonces? que patético, no veo porqué la predicción de mi mujer decía que era muy poderoso. Si tan solo quizás... quizás... — su expresión pasó de calmada a impresionada en un instante y puso sus manos sobre su cabeza —¡Por un demonio! ¡¿cómo no se me ocurrió antes?! ¡Sus poderes seguro afectan también a stands! ¡Si ese tipo puede crear usuarios con las habilidades de varios stands entonces podría ser un peligro hasta para nosotros!

    —Relájate, no debe haber ido lejos, y aunque descubra su verdadero poder dudo que haga aliados importantes tan rápido. Demonios, dudo que se haga el listo con nosotros siquiera, todavía recuerdo al muy miserable vomitando en una de mis marionetas por la impresión que le dieron, definitivamente no tiene las agallas para desafiarnos —explicó Maxwell.

    —Tienes razón —exclamó el hombre dueño del edificio luego de recobrar la confianza — Enclenques como ese tipo caen fácil ante el encanto del gran Dan N. Kruger. No sé de que me preocupaba, ahora veo a que se refería la canción de mi mujer con eso de que el poder de Lambesis junto al mío serán una combinación demoledora.

    Dan tomó tres cigarros y los fumó rápidamente luego de echarse con tanta fuerza en el sofá que casi se vuelca.

    —Maxwell, eres mi mejor hombre para esto, ve a buscar al cabeza de salamandra y arrástralo hasta mis pies, luego de eso podemos arreglar tu colección. Ah, y llévate unas marionetas contigo, asegúrate de que no robe tu poder.

    Luego de esta extensa charla, Maxwell, el maestro de las marionetas, entró nuevamente en la desgastada maleta y el hombre trajeado volvió a levantarse para llevarla con la misma falta de expresividad con la que la había traído. Empezaba a anochecer y el clima había cambiado, empezó a caer una preciosa lluvia, de esas que Maxwell gustaba de apreciar con sus malvados ojos.

    >>To be continued

    Mi divertí poniendo foresahdowings del nombre del stand de Maxwell :,p. No sé que tan seguido vaya a poder subir capítulos de este fanfic ahora que hace tiempo que empecé con los estudios, pero definitivamente pienso completarlo tarde lo que tarde.
     
    Última edición: 28 Marzo 2019
  14. Threadmarks: Capítulo 6
     
    Elliot

    Elliot Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2018
    Mensajes:
    11
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Shizuka´s Bizarre Adventure (en hiatus por ahora)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1417
    Tras los peligrosos sucesos del día anterior, Sussana iba camino al veterinario junto a Sabrino en busca del amigo herido de Shizuka.

    —¡Quédate quieto, estúpido animal! —intentaba sin éxito ordenarle a Sabrino que dejara de ladrar en el bolso en el que lo llevaba — Espero que no des problemas cuando nos encontremos con Shamone. Quizás debí dejarte en casa, pero no me gusta dejarte solo, ¿tal vez los Joestar hubieran aceptado que te quedaras en su edificio un rato? Shizu está herida y sus padres son algo mayores, no quisiera molestarlos a ellos o a Roses con un chihuahua, en especial uno como tú, ya deben estar lo bastante preocupados luego de que su hija fuera herida peleando con un tipo como el de ayer... —pensaba Sussana en voz alta con su perro escuchándola atentamente — ... Sabes, Sabrino, preferiría que te callaras cuando te lo pido en vez de cuando hablo sola, me haces quedar como una loca —susurró algo enojada a Sabrino, el cual respondió con un ladrido de disculpa.

    Faltándole poco para llegar a su destino, Sussana empezó a sentir que estaba siendo observaba, pero no por llamar la atención por su perro. No había nadie alrededor, y aún así Sabrino volvió a ladrar pero esta vez en dirección a un bote de basura. Su dueña detuvo su caminar y observó detenidamente el basurero con desconfianza.

    —... ¿Hola? —preguntó mientras acercaba su mano a uno de los muchos bolsillos de su pantalón donde guardaba su taser — "Ese bote es grande pero un adulto no cabría ahí cómodamente... ¿quizás un mocoso estúpido me esté jugando una broma?" —pensó mientras se acercaba lentamente con su perro aún ladrando fuerte — ¡A la mierda! —pateó con sus pesados calzados al bote de basura, derribándolo violentamente.

    El sospechoso espía que estaba dentro resultó no ser más que un simple gato callejero que huyó asustado luego de la patada. Sussana suspiró aliviada mientras se lamentaba por el minino.

    — Calma, campeón, no hay de que preocuparse —dijo a Sabrino antes de continuar su camino.

    Al entrar al edificio fue directamente con el encargado a preguntar por el amigo peludo de Shizuka.

    —¿Usted es la dueña del perro herido por balazos que trajeron ayer? —preguntó el joven encargado.

    —No pero vengo por él, ¿me reconoció tan rápido por mi ropa?

    —Jeje, para nada, es que llevamos esperando a su dueño todo el día, nunca tuvimos tantos problemas lidiando con un animal— decía entre risas nerviosas con un claro cansancio en sus ojos— Cuando despertó luego de la operación derribó a todos los doctores de la sala, hicieron falta tres hombres fuertes y muchos calmantes para meterlo en una jaula en una habitación a parte por seguridad.

    "Primero se veía bien cuidado cuando lo vi y ahora resulta que es muy agresivo y parece saber pelear, ¿qué demonios es este perro? Quizás era un perro de pelea o guardián y fue abandonado hace poco" pensó intrigada Sussana. "Más importante aún... ¿cómo supone que lo lleve de vuelta al parque? Ese monstruo solo se llevaba bien con Shizu" pensó angustiada. Su preocupación aumentó al entrar a la sala donde estaba Shamone y ver que tres trabajadores musculosos se esforzaban en mantener quieta su jaula por los instensos movimientos del animal.

    —Está así desde la mañana, esa cosa es incansable. Dentro de la malo al menos está saludable — comentó el encargado joven— Que bien que vinieron a llevárselo tan rápido.

    —Si, bueno, sobre lo último, ya dije que no soy su due- —Trató de explicar Sussana.

    —Iré por una correa por si necesita ayuda, ahora vengo —interrumpió el joven antes de salir de la sala.

    "Tch, lo está haciendo a propósito" pensó la mujer.

    Luego de intentos fallidos de calmar al perro hablándole o dándole comida entró una asistenta con el pelo recogido y una gorra que le tapaba el rostro.

    —¿Cuánto puedes tardar en traer una correa? Oh, perdón, creí que eras el chico de an- — la asistenta chocó torpemente con Sussana, interrumpiéndola y siguiendo de largo en dirección al perro sin soltar ni una palabra de disculpa — "¿Todos los veterinarios son unos mal educados o tengo mala suerte con los que me encuentro? Pff" pensó.

    La asistenta se inclinó hacia a Shamone y la empezó a hablar en voz baja mientras el animal seguía furioso.

    —♫ Calma Vladimir, son cosas que pasan. Respira bien hondo y mantén la calma. Calma Vladimir, no pierdas el tino.
    Para razonar hay que estar tranquilo ♫ —cantaba gentilmente calmando a la bestia.

    —Eh, canta bien, ¿a que sí, Hugo? —comentó uno de los asistente musculosos a su compañero mientras la asistenta seguía cantando.

    —Si, pero, ¿quién era esta chica, Costa? —preguntó uno de los asistentes grandes a su compañero.

    —No la reconozco, ¿quizá sea una nueva?. Hace poco volvimos de vacaciones, quizás no nos avisaron.

    —Puede ser, pero entonces es muy novata, está usando un uniforme masculino.

    Un instante después de que mencionaran su error de uniforme la asistenta sacó un taser oculto en su bolsillo y aturdió a uno de los hombres grandes. Sus compañeros trataron de ayudar, pero la jaula había sido abierta por la atacante mientras estaban distraídos con su canto, permitiendo a la fiera salir e incapacitar de un potente empujón a otro hombre que golpeó su cabeza con la pared en la caída. El tercero trató de huir por una ventana, pero fue incapacitado cuando le arrojaron el taser encendido a la espalda.

    Sussana estaba atónita, pero reaccionó rápidamente tratando de encontrar su taser, fracasando.

    —¡Maldición! ¡¿me lo robó cuando chocamos?! Da igual, debo salir de aquí lo antes posible... perdóname por esto Sabrino, quizás te vaya a doler un poco —dijo Sussana a su compañero antes de meterlo forzosamente en el bolso y cerrarlo — ¡Quita de en medio, perra roba tasers! — gritó antes de lanzar el bolso con todo y perro hacia la ventana por la que trató de huir uno de los asistentes.

    El proyectil fue atrapado en el aire hábilmente por la enemiga, pero antes de que ella y Shamone pudieran preparar un ataque Sussana ya estaba literalmente saltando hacia ellos. La fiera trató de morderla, pero la cuidadora de Shizuka aterrizó con uno de sus pies sobre la cabeza del perro. Con su otro pie mandó una potente patada hacia la atacante, la cual trató de frenarla con su brazo pero no fue rival para el pesado calzado de Sussana, cayéndose hacia atrás y soltando el bolso con Sabrino. Sussana atrapó el bolso en el aire y lo lanzó de nuevo hacia la ventana como anteriormente hizo, pero esta vez logrando que su amigo saliera de la peligrosa habitación, rompiendo el cristal en el proceso. Con sus dos enemigos abatidos solo quedaba huir antes de que Shamone se levantara y la alcanzara.

    — ¡No te preocupes, Sabrino, ya casi salgo! —gritaba mientras corría hacia su ventana de escape.

    Shamone con solo un par de zancadas estaba casi alcanzándola, por lo que Sussana decidió sorprenderlo con otra patada a la cara, pero ahora el can había aprendido de su error y no sería sorprendido una segunda vez. Shamone recibió la patada directamente en la boca, atrapando el pie de Sussana con una feroz mordida. En ese instante la enemiga gritó, aún desde el suelo, "¡Fallout Boy, ahora!". La pierna mordida de Sussana se separó de su cuerpo y se convirtió en una versión más pequeña de la Sussana completa, confundiendo a ambas.

    — ¡Fallout boy, festín! —gritó la enemiga como si fuera un comando, haciendo que el feroz gran can mordiera rápida y repetidas veces a las Sussanas, dividiéndolas cada vez más hasta que quedaron 21 versiones en miniatura de la Sussana original.

    Las mini Sussanas se miraban entre si y a sus alrededores en su confusión, tratando de entender lo que pasaba, pero en medio de eso fueron siendo metidas a la fuerza una por una en una bolsa de basura y posteriormente encerradas en la jaula de Shamone.

    —Vámonos, viejo amigo —dijo con prisas la enemiga a Shamone — Dentro de un rato volverás a la normalidad, no te preocupes —explicó a las mini Sussanas antes de irse.

    Pensaba terminar otro capítulo más para publicar dos seguidos en poco tiempo, pero creo que esto me anima más. Quisiera publicar más seguido pero este año está siendo más duro de lo que esperaba, de lo que si estoy seguro es que completaré este fanfic, aunque tarde mil años. He abandonado muchas cosas, no voy a abandonar a la Joestar adoptiva <3
     
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso