Tokyo Ghoul Servido en bandeja de plata [One Shot]

Tema en 'Fanfics de Anime y Manga' iniciado por rhapsodic, 18 Mayo 2015.

  1.  
    rhapsodic

    rhapsodic вампир. Comentarista empedernido c&c

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,232
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Servido en bandeja de plata [One Shot]
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    719
    Título original: Served on silver platter. (Servido en bandeja de plata)
    Autor: limonium.
    Fandom: Tokyo Ghoul.
    Pareja: Nishiki/Kimi.
    Géneros: Romance&Humor. (Comedia Romántica)
    Resumen: ¿Te gustaría un mordisco, cariño?
    Disclaimer: Agradecimientos y créditos al autor. Yo sólo traduje, lo mejor que pude.

    .
    .
    .

    Servido en bandeja de plata
    .
    .
    .

    —Hey, Nishiki-kun.

    Él gruñe en respuesta –como siempre, ella piensa, al menos él escucha.

    (Ella está contenta porque eso significa que todo está yendo de vuelta a como se supone que es y nada, nada ha cambiado entre ellos, incluso si ella ahora sabes que él en realidad es un—

    …pero ella lo acepta, ¿no es así? Humano o ghoul- ¿realmente importa al final? Nishiki-kun es Nishiki-kun, con su conocimiento o no.)

    —Me di cuenta de que si eres un ghoul —se había quedado con él el tiempo suficiente para verlo estremecerse ante el término—, entonces, eso significa que no puedes comer comida humana, ¿verdad?

    —Sí, ¿así que…? —Él arrastra las palabras con indiferencia envuelta y atada alrededor de sus palabras, pero está tan obviamente afectado y tenso y simplemente no él en lo absoluto.

    (¿Está preocupado? ¿Asustado? ¿De ella?

    ¿Por ella?)

    —Siempre te he dado mi cocina casera…

    Él se pone rígido y ella confirma que él sabe a qué tema se está refiriendo exactamente.

    Ella afirma la pregunta –es inútil preguntar ya. —Los vomitaste.

    —B-Bueno —Él está maldiciendo interiormente a su torpeza ahora, ella se da cuenta.

    (Cuando él tartamudea, ella admite que es muy inusual, imposible incluso, pero eso lo hace mucho más humano –real- de lo que un ghoul se dice que es –meros monstruos que matan y devoran sin pensar como insatisfechos animales que cazan, cazan y cazan sin pausa porque sangre y carne son las únicas cosas que los mueven hacia adelante.)

    Ella le da un vistazo mordaz, algo así como una mirada feroz, aunque no del todo.

    Puede que sea sólo su imaginación, pero un chillido, agudo y apenas perceptible, se escapa de lo más profundo de su garganta.

    Ella se ríe oscuramente, y extrae cada sílaba de su nombre.

    —Ni ~ shi ~ ki ~ kun ~

    —K-Kimi, entiendes, ¿verdad? —Él se aleja de ella. Un paso. Dos pasos—. No puedo comerlos exactamente, así que-

    —¿Sabes cuánto dinero gasté comprando esos ingredientes? —Su voz es mortal y estoica, con un subrayado delgado de intenciones asesinas.

    Y ella piensa que él está tragando con miedo.

    (Es absolutamente hilarante pero ella nunca va a decirle cuánto se siente, en ese momento, como rodando en el piso, apuntando a su rostro, riendo a carcajadas porque no está segura de sobrevivir si eso alguna vez sucede.)

    —Te pagaré de vuelta entonces, ¿de acuerdo? T-tranquilízate, Kimi-…

    De repente, el aire opresor de su aura se ha ido –desvaneciéndose en la nada, por lo cual él está extremadamente agradecido- mientras ella suspira y se deja caer donde estaba sentada previamente, dejándolo confundido, anonadado y con los ojos abiertos.

    (Autocontrol, Kimi. No. Te. Rías.)

    —Ese… no es exactamente el problema, sin embargo —Ella hace puchero, su labio inferior sobresaliendo y las mejillas hinchadas y él no puede dejar de pensar sino en que ella es linda con su cara así—. Eso quiere decir que mentiste cuando dijiste que mi cocina era buena. Debió haber sabido a basura entonces… —Ella se desvanece. Decepción tiene un amargo sabor en su lengua y es difícil tragar.

    Él se relaja, su tensión esfumándose, y entonces él está devuelta al Nishiki-kun que ella conoce otra vez. —Ahora que ya sabes, no voy a mentir. Sabe a mierda. —Las palabras son como golpes en el intestino y una bofetada en su mejilla—. Pero honestamente, sabría más o menos lo mismo para cualquier otro ghoul.

    (Nishiki-kun no sabe cómo consolar a una mujer, ella concluye.)

    —Por otro lado, … —Él se gira hacia ella, sonriendo, mientras la mira a los ojos—, eres deliciosa.

    Esta vez, ella chilla y se sonroja carmesí.

    (Ella toma su conclusión de vuelta.)

    Él no va a ser capaz de probar más sus platos caseros, pero bueno, ella piensa que puede perdonarlo esta vez.

    . . .
    —fin—
    . . .
     
    Última edición: 18 Mayo 2015

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso