One-shot Serendipia destruida [Nagi Watanabe|GakkuoRolplay]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Mori, 7 Enero 2022.

  1.  
    Mori

    Mori Orientador Warm heart Navegante de delirios

    Tauro
    Miembro desde:
    20 Julio 2015
    Mensajes:
    3,112
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Serendipia destruida [Nagi Watanabe|GakkuoRolplay]
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    909
    Buenas, buenas. No estoy segura de sí hacer esto oficial, creo que revisaré sí encaja bien con lo ocurrido en rol, y de encajar, pues bueno, avisaré a Gigi para que lo ponga como canon jsjsjs.

    Yáahl No aparece Shiori como tal, pero gira el asunto en torno a ella. Lo prometido es deuda y espero lo disfrutes uwu <3 (Todo lo que se pueda disfrutar un drama, claro ;-;)
    Serendipia destruida

    Y así poder decidir...

    Todo lo que logré acumular delante de Kurosawa-senpai se fue filtrando una vez estuve en el transporte camino a casa, en un silencio miré al suelo eternamente y las emociones que me invadían hasta lograron impedir el temor de que alguien me viera en tal estado, sentiría pudor de estar así, pero la melancolía era más fuerte. Ese sentimiento de estar en blanco se intercalaba con imágenes horribles que no tenían filtros, miedos que por momentos había olvidado parecían renacer y me cortaban la garganta entre las personas del tren.

    Era sofocante, una vez abajo prácticamente hui de la estación a un paso veloz, evitando correr porque con todo sabía que eso sería demasiado... extraño, no podía permitirlo. No quería llamar la atención de nadie, dar explicaciones. Cuando mis pies se dirigían camino a casa, limpiando cada tanto las lágrimas que se asomaran, lo recordé: Ese día mamá no tenía trabajo. Paré en seco, sintiendo otra vez mi respiración cortarse, sin saber cómo reaccionar.

    No quería que me viera, no quería hablarle, tan solo la idea de que supiera lo de Shiori me atemorizaba. Lo veía, su rostro duro y recriminador, no era capaz de escucharla hablar, pero el sentimiento de crueldad se me hacía palpable. Ella tenía un serio problema con odiar todo lo relacionado a delincuencia, las malas costumbres...

    Mis ojos se empañaron por completo y mi cara se arrugó en demasía, siempre mirando el suelo en ese eterno atardecer, cada vez más purpurino. Rojo, violeta, todo se iba mezclando y aunque no mirara el cielo yo ya lo conocía: era hermoso, pero en esos instantes uno podría llegar a pensar que las heridas y el fuego se asemejan a él. Y tras ese fenómeno cae la noche... tras ese dolor.

    Terminé por vagar en las calles que se me hacían conocidas, evitando cualquier rostro mínimamente familiar, finalizando mi recorrido en un pequeño parque con tan solo un par de bancas y juegos. Lo miré perdida, sin saber que pensar aun teniendo tantas cosas que procesar. Di un suspiro pesado, demoré en arrancar, pero terminé sentándome en uno de los columpios. Daba pereza, pero al final me balanceé con ligereza.

    Lo que le había pasado era horrible y la noticia solo me había terminado de aplastar. Aplastó mis esperanzas, no fue Shiori, era la situación en la que se encontraba lo que arrebató cualquier fresca calidez que pude haber tenido dentro.

    Que sentía gracias a ella. Se volvían a empeñar mis ojos, me activaba el corazón de manera dolorosa y yo me quedaba en quejidos silencioso. Cómo no hacerlo, sí un valioso tesoro estaba siendo arrebatado de mis manos, una gran prueba parecía cernirse ante mi cuando ni siquiera tenía el valor suficiente para entablar una conversación correctamente.

    Y todo lo bueno que podía sacar del año, todos los avances pequeños que logré dar, estaban vinculados a ella...

    Te quería...
    ¿Habría sido una mentira?

    Divagué entre recuerdos antiguos y nuevos, entre amigas y familiares, buenos y malos momentos. Lloré, me limpié, en una de esas puede que hasta haya sacado un grito mullido... no recuerdo sí en verdad grité.

    Pero me quedó clara un cosa, esa era que no importaba el sentimiento actual, el amor que Shiori me había brindado seguí ahí, dentro mío. Sí lloraba y fruncía el ceño con rabia era porque ella seguía ahí dentro, porque me importaba y aunque doliera en demasía no quería perderla.

    No quería soltarla, no quería despedirme por siempre...

    Era diferente a la situación con mis padres, donde arbitrariamente cada quién se fue por su lado, sin darnos mayores explicaciones a Kazuki y a mí. Tanto ellos como Kurosawa parecían ocultar cosas, y de seguro cargaron con más de lo que yo pude ver, con mucho, mucho más. Y con todo eso era distinto.

    Kurosawa me daba un oportunidad, ellos parecían cerrarme las puertas en la cara... parecían estar evitando un mal mayor, huían del dolor al no confrontarme. Papá huía, a mamá no le quedaba mucho de otra.

    En cambio, Kurosawa Shiori era valiente, llegué a esa conclusión mirando mis zapatos empolvados por la tierra del parque, también era muy fuerte... No quería que siempre fuera así, pero era incapaz de imaginar cómo sería ella de no serlo. La seriedad en mi rostro era clara mientras sentía el frío de la noche rodearme:

    No había dejado de quererla, solo había perdido a la Shiori que conocía... Y en verdad quería estar con ella.

    Deseaba descubrir su verdaderos colores, volvía a tener la esperanza de que dentro de toda esa oscuridad que parecía rodearla, del rojo vivo y el estridente peligro, aún se encontraba aquella chica que conocí en vacaciones.

    A mi joven tutora, mi tercera mejor amiga. No podía dejarla sola.
     
    Última edición: 7 Enero 2022
    • Sad Sad x 2
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...
Similar Threads - Serendipia destruida Watanabe|GakkuoRolplay]
  1. Yugen
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    248

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso