Colección [Self-insert. Song-fics] Nos conocemos muy bien.

Tema en 'Literatura experimental' iniciado por Yáahl, 2 Diciembre 2018.

Cargando...
  1. Threadmarks: I.
     
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Líder de Betas Comentarista empedernido Editor Gráfico Muerte de Martes 13 Switchblade

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,237
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    [Self-insert. Song-fics] Nos conocemos muy bien.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    603
    ¡Hola! Los siguientes escritos son para la actividad de The Pacman, la versión HARD de Una canción, un drabble. Él me dijo que sí podía publicarlos en colección, so...

    Nota importante: TODOS tendrán en común el universo de Cielo Nocturno, mi long-fic self-insert. Eso sí, no necesitan conocer a los personajes para leer estos micros/drabbles, pueden leerse como si fueran personajes equis.
    Cada texto será autoconclusivo y, por lo general, introspectivo.
    Las narraciones en primera persona corresponden a Crow (yo, básicamente) y las en tercera serán de otros personajes, de los que colocaré su nombre más por una cuestión de orden propio.
    Eso sí, espero que se entienda el porqué del título de la colección conforme vaya publicando los demás micros. Si todo sale bien, deberían ser doce xD
    La canción para este primer micro.


    Then what have I got
    Why am I alive anyway?
    [...]
    I've got life, I've got my freedom.



    Esta fue la versión que terminé por escuchar.


    Nos conocemos muy bien





    I

    Temida Libertad
    354 palabras



    Nada.

    Eso era lo que quedaba.

    Nada. Absolutamente nada.

    Negro. Vacío. Blanco cegador.


    Me llevé las manos al rostro y me froté los ojos con fuerza antes de levantarme de la cama.

    Toda la casa estaba a oscuras, no me interesaba siquiera encender una luz, pero algo me impulsó a caminar hacia el cuarto de al lado, siguiendo el camino de memoria.

    Abrí la puerta despacio y me recibió una negrura aún más densa que la del resto de la casa. Deslicé la mano por la pared hasta que di con un interruptor y lo accioné. La luz me encandiló unos segundos.

    En la pared frente a mí había un pequeño tocador con su respectivo espejo. A la izquierda estaba el ropero.

    Me mantuve en la puerta, viendo sin ver aquel espacio. Sentí una brisa fría en la espalda que supe provenía de la habitación que hace apenas unos días había sido de mis padres.

    Avancé hasta estar frente al espejo y casi no fui capaz de reconocer la imagen que este reflejaba.

    El cabello desordenado, la palidez, las marcadas ojeras, el tatuaje en el brazo. Era yo, sí, pero faltaba un gran fragmento de mí. Siempre había faltado, pero ahora el agujero era enorme.

    Sentí el suave pelaje de Ío en mis piernas y una parte de la carencia que notaba, pareció volver a su lugar un momento exageradamente breve. Fue como si las nubes que cubrían mi cielo se hubiesen movido un segundo.

    Pude reconocerme, pero también vi a mi madre a través de mí, a mi padre, a mis amigos. Los vi a todos, un pedazo de cada uno había ayudado a darme forma y por eso… solo por eso debía apreciarme.

    Me senté frente al espejo e Ío saltó a mi regazo de inmediato.

    Respiré profundo, tomé el cepillo y comencé a pasarlo lentamente por mi cabello, ridículamente anudado.


    Vacío.

    No.


    Si lograba levantarme y soltar las cadenas que mi propia personalidad había colocado a mi alrededor, este cuerpo y esta vida con los que estaba tan resentida, serían mi libertad.

    Y la deseaba con tanta fuerza como la temía.
     
    • Creativo Creativo x 1
  2.  
    The Pacman

    The Pacman Not Dead Yet Crupier de Cartas Crupier de Apuestas

    Géminis
    Miembro desde:
    9 Enero 2013
    Mensajes:
    1,023
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Entre la versión de Nina y Lisa hay un mar de sentimientos completamente diferentes, hablando de la canción.
    Nina era agredida por su esposo, y ella a su vez lastimaba a su hija Lisa.
    Nina canta con frustración en su dulce jazz, Lisa canta con amor a su madre, amor propio en ese jazz actual.


    El escrito está muy lindo, me parece el inicio de una historia interesante.

    Espero a ver cómo te tomaras las siguientes canciones y espero leer las otras 11 partes.

    Te dejo la tarea de finalizar esto y ya sabes... no caigas
     
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Líder de Betas Comentarista empedernido Editor Gráfico Muerte de Martes 13 Switchblade

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,237
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    [Self-insert. Song-fics] Nos conocemos muy bien.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    534
    SEGUNDA RONDA.
    El lobo aka Altan Volkov, muchachito disfuncional con el que Crow mantuvo una relación.
    Hidra aka Dhaval Krall, relacionado a la constelación del mismo nombre, particularmente a su estrella alfa.

    La canción:


    Fight, babe, I'll fight to win back your love again.







    II

    Búsqueda Enfermiza

    426 palabras



    ¿Qué era lo que había hecho mal? ¿Había cometido realmente un error tan grave?


    El recuerdo me golpea como una bofetada.
    Me veo a mí misma con el rostro amoratado por el llanto, escupiendo las palabras a gritos. Expresando directamente el dolor que estaba sintiendo desde hace meses, el cansancio emocional que cargaba conmigo.

    Eso fue. ¿No?

    La terrible oscuridad del pozo de mi mente palpita y casi puedo escucharla descubrir los colmillos.

    Me convertí en una agresora. Me empujaste al borde.

    Sin embargo, amaba al lobo y este lo sabía de sobra, por ello hacía y deshacía a su antojo, por ello me había cortado las alas y me había mordido la yugular. Porque se lo permití.
    Se lo permití e intenté recuperar lo que estaba perdido desde hace meses, intenté recuperar su maldito amor que ansiaba de forma enfermiza.
    Luego de haberme convertido en una criatura completamente disfuncional, decidió huir.

    Después de masticar mis alas fue tragado por las sombras y allí habita. Las paredes del pozo están manchadas con su sangre.

    Miro las cicatrices en mi brazo izquierdo, casi imperceptibles.

    La imagen del desgraciado lobo se mezcla con la de alguien más, los ojos ámbar se oscurecen y no tardó en reconocerlos, después de todo me han perseguido desde hace poco más de un año.

    ¿Qué es lo que debo hacer?

    Ambas imágenes se superponen y no es porque la Hidra me recuerde al lobo o viceversa sino porque me encuentro en igualdad de condiciones con aquel entonces. Estoy sedienta por un amor ideal, ilusorio, inexistente pero que sigo buscando de todas formas.

    Lo veo en ellos. En los ojos ámbar del lobo y los de obsidiana de la Hidra; busco en ambos algo que no encuentro en mí misma.

    El reflejo en los ojos oscuros me regresa un atisbo de lo que parezco ansiar, pero no hay más.
    Algo lo retiene y no he logrado averiguar qué es.

    Cometí un error. Me enamoré de otro muchacho disfuncional, arisco, inseguro y que decidí convertir en mi mejor amigo.

    Siento la calidez de un brazo al deslizarse sobre mis hombros y atraerme hacia sí. Pertenece a quien nombré Hidra.

    ¿Es acaso el orgullo lo que te aparta de mí?

    La calidez de su cuerpo me dice lo contario, pero su corazón está cerrado sobre sí mismo.

    Parece no confiar en mi sincero intento de amarlo plenamente.
    Siento que nunca lo hará, pero sé que continuaré allí hasta que el calor de esta estrella vuelva a derretir mis alas.
    No hay otro camino para mí.
     
    • Borrashooo Borrashooo x 1
  4. Threadmarks: III.
     
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Líder de Betas Comentarista empedernido Editor Gráfico Muerte de Martes 13 Switchblade

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,237
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    [Self-insert. Song-fics] Nos conocemos muy bien.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    471
    Canción de esta ronda.
    La introspección de este joven está enfocada en Crow, a quien conoce desde hace tiempo.
    No hay sucesos importantes de la línea temporal central aquí, aunque pareciera ser que sí.







    III

    Péndulo

    Dhaval Krall
    386 palabras



    Era tímida, quizás en exceso, particularmente callada pero atenta a lo que ocurría a su alrededor.

    Hablábamos poco, a pesar de que parecíamos tener cosas en común; más tarde descubriría que se debía a su estado mental por aquel entonces.

    Faltaba a clases constantemente y poco se sabía de ella realmente. Tenía una habilidad para pasar desapercibida y de primera entrada aquella timidez y cerrazón a su entorno podía hacer que se le considerara arisca o hasta hostil. Yo mismo consideraba que algo de arisco y árido tenía su carácter si no se llegaba a tratar con ella.

    Sin embargo, ese jueves, que ahora me parece tan lejano, había algo diferente en ella. Era como si en menos de seis meses se hubiese convertido en una persona distinta, pero a la vez no había dejado ir a quien era antes.

    Había en su mirada una fuerza que antes creía inexistente e incluso su forma de andar había cambiado, pero tras de esa actitud había algo más, que no sabía identificar del todo.

    Su forma de tratar conmigo también cambió y en cuanto nos dimos cuenta estábamos más involucrados de lo que hubiésemos podido creer.

    Le tenía verdadero aprecio y ella me lo tenía a mí, sentí una pincelada de él la primera vez que me compartió la calidez de sus brazos. Lo tuve aún más claro cuando me siguió brindando ese privilegio.

    Ya no había marcha atrás.

    En algún punto de aquel cambio, supe que teníamos entre ambos un acuerdo silencioso, o tan silencioso como creíamos posible. Su afecto era más nítido a pesar de lo titubeante que parecía al demostrarlo. Expresar lo que sentía le provocaba tanto dolor como tranquilidad. La mataba lentamente, era evidente para mí. Aún así su cariño era más constante de lo que podía ser el mío, pero creo que era consciente de que correspondía a él de alguna manera.

    La verdad era que su mera presencia había coloreado mi vida sin siquiera pedir permiso para hacerlo. Algo en su acto de querer, de amarme como sabía que lo hacía, tenía cierto aire vandálico, contradictorio, bello pero ciertamente frágil.

    Temía actuar incorrectamente y fragmentarla como sabía que habían hecho antes. Me balanceaba como un péndulo entre ese miedo y la necesidad de expresarle el cariño que había crecido a pesar de las enredaderas que parecían rodearla.
     
  5.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Líder de Betas Comentarista empedernido Editor Gráfico Muerte de Martes 13 Switchblade

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,237
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    [Self-insert. Song-fics] Nos conocemos muy bien.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    313
    CUARTA RONDA YA.
    Lel esto se me fue de las manos, la verdad.
    Me imagino esto sonando en un bar, siempre me lo he imaginado.








    IV

    Chispazo

    251 palabras


    Me miró de soslayo y sonrió de una manera en que solo lo había visto sonreírme a mí. Era cálida y había en ella algo de timidez, casi imperceptible.

    Se llevó la botella a los labios y por alguna razón tuve que evitar mirarlo a los ojos.

    Muchísimas veces le había dado vueltas a nuestra situación. A mi profundo deseo de mostrarle mi afecto, de amarlo plenamente. Sin embargo, creí que aquellas ilusiones infantiles nunca iban a materializarse, lo aseguraba con tal certeza que hasta a mí misma comenzó a resultarme convincente.

    Extendí mi mano hacia él y la tomó, entrelazando sus dedos con los míos. Su piel estaba fría.
    Me atrajo hacia sí, pasando su brazo por sobre mis hombros y lo sentí estamparme un beso en la mejilla que, tibio, fue como si me recorriera todo el cuerpo.

    Lo adoraba, esa era la única verdad. Mi afecto era genuino y creo que lo sabía. Mi constancia no dejaba espacio a la duda.

    La corriente eléctrica que había sentido en otras tantas oportunidades con su inocente tacto era ahora más poderosa que nunca.
    Dejó la botella sobre la mesa y buscó mis labios. La electricidad se dispersó erráticamente en cuanto fusionó nuestros alientos.
    No importaba que lo intentara, no tenía control alguno de mi cuerpo, de mis reacciones, de la respuesta del fuego que me recorría las venas, avivado por un litro gasolina.

    Lo cierto es que ambos sabíamos que nunca estuve dispuesta a rendirme. Esta era mi anhelada recompensa.
     
  6.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Líder de Betas Comentarista empedernido Editor Gráfico Muerte de Martes 13 Switchblade

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,237
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    [Self-insert. Song-fics] Nos conocemos muy bien.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    421
    Lel, entregué tarde pero bueno xDDD

    La verdad es que con mi humor últimamente no sé cómo esto salió tan turbio, joder.
    Crow, como otros personajes, es un Roc. Las referencias a desgarramiento y alas son literales. En línea temporal central no se narra, creo, qué pasa durante la mente de Crow la primera vez que sus alas le rasgan la espalda, así que esto es una suerte de "What if?".
    El lobo: Altan Volkov.
    Cor Hydrae: estrella alfa de Hidra, constelación asociada a Dhaval Krall.
    Sirius: estrella alfa de la constelación del Can Mayor, asociada a Altan Volkov.







    V

    Delirio

    264 palabras


    Negrura. Vacío. Algo parecido a la ira.

    En la oscuridad se escucha un ruido que recuerda al de la tela al desgarrarse, junto al traqueteo de unas alas húmedas.

    Imágenes borrosas relampaguean en mi memoria, pero nada me permite descubrir dónde estoy o qué está pasando.

    Quema. El ardor se me esparce por todo el cuerpo, como una llamarada.

    En las tinieblas casi puedo escuchar el rechinar de dientes, que trae consigo recuerdos con gusto a alcohol, sangre y vómito.

    Tensión. Dolor.

    La piel se rasga, el denso líquido rojo fluye, mi memoria se descarrilla y ningún engranaje calza. Una a una las piezas se rompen y la personalidad que alguna vez creí sólida, se desmorona y forma una amalgama imposible de reconocer.

    Alas negras, dañadas, inútiles.

    La luz de una vela ondula en la oscuridad y lejos, como en otro mundo, me parece verlo observando como esas malditas alas destrozan mi espalda.

    Esas alas de insecto.

    No. No el lobo. Es la hidra.
    Me observa en silencio con sus ojos de obsidiana y no detecto en ellos nada.

    Vuelo hacia una bombilla.

    Siento la sangre deslizarse por mi piel por incontable vez ya.
    Sé que aquellos ojos inexpresivos reflejan algo que no pertenece a Cor Hydrae, sino a Sirius. Tal indiferencia ante mi dolor no estaba en nadie más.

    La sonrisa canina que se le forma en el rostro lo confirma y la luz de la vela al titilar le regresa el tonor ámbar a su mirada.

    Espera paciente, como un depredador. Tiene la esperanza de verme morir, para consumirme hasta los huesos.
     
  7. Threadmarks: VI.
     
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Líder de Betas Comentarista empedernido Editor Gráfico Muerte de Martes 13 Switchblade

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,237
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    [Self-insert. Song-fics] Nos conocemos muy bien.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    428
    Lo de siempre. Todo lo relacionado a la constelación de la Hidra: Dhaval Krall. Lo relacionado al Can Mayor: Altan Volkov.







    VI

    Dominio

    360 palabras

    Eres la única mujer con la que habla frecuentemente.

    Eran esas las palabras mágicas. Eso y nada más. Pero con ellas vino un plus que marcaría la diferencia.

    Sí siente algo por ti.

    El conocimiento quema de una forma exquisita, ¿no?

    Siempre lo supe. Siempre lo sospeché.

    Las paredes del autodesprecio se desmoronan a mi alrededor. Acabo de recuperar un poder que se me fue arrebatado de golpe hace cosa de un año.

    Es el que desprende el saber que he tenido influencia sobre otra persona. No solo eso. Sobre la persona que tuvo influencia en mí.

    Mi mente parchada de rojo fluye con una rapidez ridícula. Esa pintura oscura y espesa recorre cada vena de mi cuerpo; pero no solo eso, gotea desde el filo de un pico serrado que no parece mío.

    Se me ha otorgado algo que en mis manos es ridículamente peligroso: poder absoluto.

    Siento la soberbia surgir de un lugar que creí derrumbado hasta los cimientos. Brota con la espontaneidad y rapidez de una malahierba; y es casi igual de indeseable, pero me encanta. Ambas tienen la misma belleza de la resistencia.

    Se nota la diferencia de cuando no estás con él a cuando sí lo estás. Basta con mencionarte.

    ¿Así era como se sentía? ¿Esto era la confianza?

    A la luz del sol de mediodía, desde la azotea de aquel horrible edificio gris, lo veo salir con paso tranquilo.

    El viento agita las plumas de mis alas y me revuelve el cabello. Una corriente eléctrica me recorre el cuerpo, pero es distinta a la que me provoca su tacto. El placer que genera es distinto, ciertamente agresivo. Tóxico.

    El muchacho está a mi merced. Lo estuvo desde antes de siquiera darse cuenta, porque al final siempre alcanzo lo que deseo, tarde o temprano.

    El juego ha cambiado. Hasta ahora habías conocido a una criatura insegura y aterrada, pero ya no existe. Sin siquiera darte cuenta acabaste con ella.

    Te dije que no debías cederme dominio, por mínimo que fuese.

    Conocerás al Tramposo. El verdadero cuervo ladrón.

    Robé algo más valioso que a la estúpida Sirius.

    Llevo el corazón de la Hidra atado al pecho.
     
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso