Vampire Diaries Red Lips [Damon&Katherine]

Tema en 'Fanfics sobre TV, Cine y Comics' iniciado por rhapsodic, 2 Agosto 2013.

  1.  
    rhapsodic

    rhapsodic кучко. Comentarista empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    12 Julio 2010
    Mensajes:
    2,244
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Red Lips [Damon&Katherine]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Horror
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    1138
    Título: Red Lips [Labios Rojos].
    Tipo: One-Shot.
    Serie: The Vampire Diaries.
    Personajes: Damon Salvatore & Katherine Pierce.
    Resumen: Eran sus labios los que hacían aquella experiencia soportable.
    Nota: Spoiler de la primera temporada, aunque el principio es de mi imaginación loca.

    .​
    .​
    Red Lips
    .​
    .​

    La noche oscura se alzaba sobre su cabeza, luciendo pocas estrellas en el firmamento. Era realmente extraño, pensó Damon, pero no le prestó la debida atención. Estaba más al pendiente de no ensuciar de más su costoso traje o ponerse demasiado nervioso como para echarle todo a perder a Katherine, pero sabía que ya estaba sucio y que nada podría arruinarle aquella oportunidad a la chica. Ella era tan fuerte como un buey, y tan ágil como una gacela.

    —¿Y falta mucho para que alguien venga? —Se arriesgó a preguntar con sutileza, tirado en la tierra del camino que frecuentaban las carretas que entraban a su pueblo. Pierce le sonrió con aquella coquetería tan usual en ella y le acarició el rostro suavemente, apretando los labios al azar suavemente sus cejas.

    —¿Preocupado por llegar tarde?

    —No, para nada. —Se apresuró a negar él, pasando saliva.

    Hoy, Katherine iba a mostrarle una cacería real. Iba a enseñarle, a confiarle, cómo solía conseguir su comida (que era muy pocas veces, había de admitir. Los generosos hermanos Salvatore se encargaban de proveerle del alimento y la satisfacción suficiente). Damon estaba un poco ansioso por verla en acción, aunque no tenía idea exactamente del porqué o al menos no estaba seguro. Quizás era mera curiosidad.

    —Ahí viene una carreta. ¡Ya hazte el muerto! —Susurró.

    Katherine revolvió un poco su cabello, supuestamente para verse más desaliñada y en apuros. Damon entrecerró los ojos y la observó con sus penetrantes ojos azules en toda aquella oscuridad. No importaba cuán desarreglada ella pudiese parecer, seguía siendo la mujer más hermosa del planeta. Pronto, un enorme caballo de oscuro pelaje apareció, trayendo consigo un carruaje a galope lento.

    Katherine se puso de pie tan pronto como lo tuvo lo suficientemente cerca para comenzar su espléndida actuación.

    —¡Por favor! Por favor ayúdenos. —Rogó al hombre de color que llevaba las riendas del caballo, acercándose a pasos apresurados con aquél enorme vestido azul que barría el piso—. Por favor. Mi esposo está herido, ¡por favor ayúdelo!

    —¿Qué hacen aquí a mitad de la noche? —Otro hombre más anciano bajó del carruaje torpemente—. No es seguro.

    Concretó sabio, apreciando a la chica joven que se serenó tranquilamente. Damon escuchaba todo atentamente desde su posición, metido en su papel de fingir estar inconsciente al ser examinado por el otro sujeto que había corrido en su dirección a auxiliarlo.

    —No —jadeó Pierce—. No señor, no es seguro.

    Entonces, las retinas de sus ojos se oscurecieron y las venas comenzaron a brotar hasta sus mejillas, extendiendo los colmillos. Su voz se había tornado ronca, como el gruñido de un animal apunto de abalanzarse sobre su presa. Un alarido seco, casi mudo, se alcanzó a ir después de que ella atrapara la garganta con sus dientes.

    Damon se mantuvo quieto, con su corazón galopando. Podía sentir el peligro, algo dentro de él gritándole que debía escapar. Pero por supuesto que se quedó allí, alcanzando a ver cómo Katherine desgarraba la garganta del sujeto restante, saciando su hambre.

    —Y así es como se hace —Finalizó ella, dándose la media vuelta para verle levantándose dudoso, observando a su alrededor. Podía ver los cadáveres y, por sobre todo, trataba de respirar con normalidad.

    —¿Qué hacemos con los cuerpos?

    —Los llevaremos al bosque y los otros animales acabarán con ellos.

    Y luego hubo silencio.

    Damon podía ver la sangre en el mentón de Katherine, de hecho, no podía apartar su vista. Estaba paralizado, quizás, aunque trataba de decir algo coherente para retirarle peso a la atmosfera. Ella de verdad lo había hecho, había matado a dos personas, había bebido su sangre. Era impresionante e impactante.

    Ella ladeó un poco su cabeza hacia la derecha. —¿Seguro que estás listo para esto? —Inquirió suave, frunciendo el ceño.

    Él asintió, pensándoselo apenas dos segundos. ¡Realmente no podía dejar de ver lo sucia que estaba! Aún cuando tratase de sonreír y despreocuparse.

    —Estoy listo. Quiero que me conviertas. —Replicó.

    —En su momento.

    Nuevo e incómodo silencio. Katherine decidió asesinarlo.

    —Bésame —Pidió, alzando su mentón al acercársele un par de pasos. Inmediatamente Damon había sacado un pañuelo blanco, obviamente para que ella se limpiase. Curvó sus labios hacia arriba—. Quiero que pruebes.

    Justo cuando estaba a punto de besarlo él retrocedió su rostro, cohibido y algo asqueado. Era natural, ¿no? Aunque le daba un poco de pesar rechazar a la mujer que amaba en un capricho como ese, que para él, siendo humano, era asqueroso de cumplir.

    —Lo siento —Murmuró con una sonrisa penosa.

    —No importa. Muy pronto esto te va a encantar. —Y las palabras sonaron tan seguras como el aroma metálico que desprendía su boca a semejante distancia.

    Ojalá que así fuera. Quería ser un vampiro, y quería serlo para estar junto a ella para siempre. La eternidad sería demasiado corta para amarla, y teniéndola ahora en sus brazos, mirándolo con esas gemas oscuras que brillaban en deseo y lujuria, Damon no pudo resistirse. Quería a Katherine, de cualquier forma la amaba, y eso lo empujó a besarla finalmente.

    El sabor de la sangre era fuerte, colmaba sus sentidos; sin embargo eran los labios de ella los que hacían aquella experiencia soportable, disfrutable. Pierce le contagió el sabor, jadeando en cuanto Damon hizo su cabeza hacia atrás, sujetándole las mejillas y el mentón. Sonrió. Ahora sus labios eran rojos, tanto como los de ella.

    .
    .
    .

    Damon S
    Ahora un Damon&Katherine. Adsgaja, ella es malosa, pero por lo que he visto ya, me gusta su relacion. :c
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Tarsis

    Tarsis Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,970
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    *-* Oh my god. So sexy... sí, ellos hacen una pareja explosiva, y me hubieran gustado, si no supiera que ella también eligió a Sthefan, eso me hizo odiarla... hizo que se me partiera el corazón junto al de Damon.

    Recuerdo con claridad esa escena... ese capricho. Dios, la cara de Damon, su renuencia, pero cedió ante el deseo por aquellos labios carmesí que le llevaban a la locura. Porque le amaba con toda su alma, y no había nada que no hubiera hecho por ella.

    Impecable como siempre.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...
Similar Threads - [Damon&Katherine]
  1. Tarsis
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    119
  2. rhapsodic
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    663
  3. Tarsis
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    401
  4. rhapsodic
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    291
  5. Tarsis
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    376

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso