Long-fic de Naruto - Prisionero [Gaara&Ino]

Tema en 'Fanfics de Naruto' iniciado por Tarsis, 22 Febrero 2019.

Tags:
Cargando...
  1. Threadmarks: Prólogo
     
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,422
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Prisionero [Gaara&Ino]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    462
    Esto se me ocurrió durmiendo. Dedicado a la bella de Insane que con sus charlas siempre me está inspirando. Es una idea que surgió de la nada, espero te guste.
    PD: Tengo problemas con los acentos en la U. :3



    Prólogo.



    —¿Cuál fue tu crimen? ¿Por qué estás allí?

    —Maté una persona.

    Sólo hubo un incómodo silencio luego de eso. Y sinceramente, ya no le importaba. Se había acostumbrado a ello.

    *-*-*-*-*-*-*

    —Oh, Dios mío… Oh, Dios mío —lloriqueó atorada en el asiento. Se pasó las manos por el cabello rubio salpicado de sangre, a su lado Sai estaba pálido y sin vida, haciendo que el rojo de su sangre resaltara aún más. Lágrimas tras otra caían en su rostro mientras se sumía en la inconciencia arrullada por los lejanos sonidos de las sirenas acercándose.

    .

    .

    .

    Abrió los ojos lentamente, adolorida de pies a cabeza. Se llevó las manos al cabello que sentía pesado y que le jalaba las sienes. Hizo una mueca de dolor al jalar la vía que tenía conectada en la muñeca. El ritmo de su corazón se incrementó al notar donde estaba. Las paredes blancas y vacías del cuarto del hospital de pronto se le hicieron asfixiantes. La máquina de monitoreo comenzó a pitar en cuanto su pulso se elevó por los cielos.

    La enfermera entró corriendo, obligándola suavemente a acostarse nuevamente e inyectando un calmante en su vía intravenosa. Sintió como el líquido comenzó a hacer efecto de inmediato, calmándola.

    —Por favor, tranquilícese. Fue traída al hospital, sufrió un accidente de carro.

    —¿Y-Y Sai? —preguntó con temor. El recuerdo de él pálido e inerte le hizo cerrar los ojos.

    —Su compañero está bien, está en una situación más delicada que usted, pero está estable.

    Sintió como el alivio llenaba su cuerpo, y cerraba los ojos para descansar. Al menos no estaba muerto.

    .

    .

    .

    —Papá, ya te dije que estoy bien —repitió por tercera vez, mientras se colocaba los zapatos y se levantaba de aquella cama por primera vez en días. Sus piernas temblaron pero su papá se apresuró a sostenerla. Ella le sonrió, él siempre estaba allí para ella.

    Pero no todo había sido color de rosas. Toda locura tiene sus consecuencias.


    —Hola Sai —saludó, con la tristeza inundando sus ojos celestes mientras observaba al moreno temporalmente en cama todavía. “Hola” escribió de vuelta en el agreste papel. Tenía partes del cuerpo cubierto de vendas, y la garganta recta y delicadamente sostenida por un collarín.


    —¿Cómo te sientes hoy? —Caminó hasta su cama y se sentó en uno de los bordes.


    “Mucho mejor, ¿y tu?”


    Triste al saber que nunca más escucharé tu voz… Pero, prefirió callarse sus pensamientos y sonreír.
     
    • Sad Sad x 3
  2.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,148
    Pluma de
    Escritora
    Esto tiene un inicio crudo y trágico. Ojalá no me hagas llorar, mucho </3 Pobre Sai, yo no sé que haría en esa situación siendo la novia. Me derrumbo en lágrimas. Dios, ¿qué tendrá que ver lo del inicio? ¿Qué fue lo que sucedió antes o durante eso, o quizá después del accidente? La duda existencial empieza. Esperaré el próximo capítulo, saludos.
     
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    Temarii Juuzou

    Temarii Juuzou Orientador

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,192
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Leí la pareja & el morbo me hizo entrar en automatico, no me arrepiento.

    Fue un inicio que logró atraparme, necesito saber que pasó, como, cuando, porque...

    & bueno, veamos como se desarrolla todo eso :

    Saludos.~
     
    • Adorable Adorable x 1
  4. Threadmarks: Capitulo I: Errores.
     
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,422
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Prisionero [Gaara&Ino]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    951
    Capitulo I: Errores.



    Hace dos años.


    —Me parece que me estás ocultando algo, Temari —insistió por segunda vez.


    —Te dije que no era nada, Gaara. Maneja con cuidado a casa, y llámame en cuanto llegues. —Lo tranquilizó, arreglándole el cuello del abrigo en un gesto maternal. Gaara la miró a los ojos, los mismos ojos verdes de familia y asintió, rindiéndose ante su hermana mayor antes de subirse al carro. Se despidió con un leve gesto de la mano y arrancó de vuelta a su hogar.


    Hacía varios años que Temari se había mudado a Konoha con su esposo luego de casarse, quedaba bastante lejos de Suna donde ellos vivían, pero eso no evitaba que fuesen a visitarla cada cierto tiempo, al menos para ver como estaba.


    Y aunque ella insistiese en decir que estaba bien, Gaara lo sentía, allí en su pecho. El presentimiento de que algo no iba bien con ella. Y eso no le dejaría dormir por un tiempo. Su hermana era una de las cosas más preciadas en su vida.


    Presente.


    Ino movió su pierna inquieta en un gesto nervioso, mientras revisaba su celular sin notificaciones sólo para calmar la ansiedad. Nunca antes había estado en una estación de policía, pero allí estaba. Sentada en la sala de espera junto a dos jóvenes de mal aspecto que tenían la cara golpeada (Aparentemente por pelea callejera) esperando su turno para ser atendida.


    A no muchos días de haber sido dada de alta, uno de los policías fue a tomar la declaración sobre lo que había sucedido y tomar sus datos y los de Sai. Y le informó que le llegaría por correo electrónico para tomar su declaración de forma legal en la comisaría, después de todo, había sido un accidente grave en el cual casi pierden la vida, aparte del daño a propiedad del estado como el poste que evitó que terminaran muertos y algunos pasamanos.


    No tenía ningún inconveniente en pagar por su falta. El dinero no era el problema. Su verdadera desazón era ver a su pareja destrozado de esa forma. Sai aún no había sido dado de alta, se negaba a comer o colocarse la medicina, tenían que sedarlo y obligarlo a hacer las cosas. No había peor pecado que haber callado esa voz tan hermosa. Sai era un cantante, se había dedicado a ello desde su niñez. Era por lo que vivía y respiraba y ahora… sólo tenía silencio.


    —Srta. Yamanaka, es su turno. Pase por favor —. Se levantó de inmediato y siguió al policía. Se sentó en la silla que el caballero abrió para ella antes de sentarse al frente detrás de su escritorio.


    —Mi nombre es Asuma Sarutobi y estoy a cargo de tu caso. Por favor, ¿podría relatarnos los hechos de forma detallada?


    Ella asintió y agarró aire.


    —Habíamos decidido salir y fuimos al teatro. Sai es una persona muy artística y le encantan esas cosas, luego insistí en acercarnos a la fiesta de uno de nuestros amigos Chouji Akimichi que vive al otro lado de la ciudad, estuvimos comiendo y bebiendo hasta las 4 am con nuestras amistades. El me pidió quedarnos, pero le dije que no, no me gusta dormir en casas ajenas y le dije que estaba bien para conducir, que no había bebido tanto y no estaba borracha ni nada así, él creyó en mí así que yo manejé de vuelta. Había estado lloviznando y la carretera estaba húmeda, Sai se quedó dormido cuando íbamos a la mitad de camino, mi teléfono sonó y me agaché a buscarlo en el bolso, cuando subí la mirada estaba a punto de chocar contra las barandas del puente que íbamos pasando, giré el carro bruscamente y patinó, perdí por completo el control primero nos estrellamos de lado con uno de las columnas de cemento y el parabrisas estalló, pero el coche seguía girando hasta que y nos estrellamos directamente con el poste y las bolsas de seguridad se abrieron empujándonos en el asiento. Realmente veía todo borroso y estaba asfixiándome, cuando las bolsas se desinflaron, vi a Sai que tenía uno de los vidrios atravesándole la garganta y a mí me dolía todo el cuerpo y me costaba respirar. Perdí el conocimiento y cuando lo recuperé, estaba en el hospital.


    Ino observó como él tecleaba con rapidez en la pequeña laptop a medida que ella hablaba y levantaba la mirada hacia ella a instalarla a continuar cada cierto tiempo hasta que ella se quedó el completo silencio. Asuma escribió unas cuantas cosas más en el informe antes de suspirar y centrarse nuevamente en ella.


    —Como usted ya debe saber, esto no puede quedar sin castigo. Su amigo quedó sin la capacidad de poder hablar, pudo haber matado a alguien si no hubiese sido porque era bastante tarde. Dañó propiedad del estado y estaba conduciendo bajo los efectos del alcohol. Hemos determinado que debe pagar una multa, para reparar sus actos y también tendrá que cumplir un pequeño servicio social durante seis meses, es obligatorio.


    Ella asintió, sabía que se lo merecía. Eran las consecuencias de sus errores.


    —Acompáñeme, la dejaré con Kurenai que es nuestra trabajadora social, ella le asignará su tarea.


    Ella se puso de pie, siguiéndole sin titubear.


    Ojalá pudiese borrar sus errores...
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Reflexivo Reflexivo x 1
  5.  
    Pire

    Pire Equipo administrativo Usuario VIP Comentarista Top

    Escorpión
    Miembro desde:
    13 Noviembre 2010
    Mensajes:
    3,421
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Prologo.

    Vaya los primeros párrafos me dejaron inquieta y el salto de escenas me confundió de pronto por que esperaba que desde el inicio Ino fuese confinada por su crimen que intenta ocultar tipo: ¿recuerdas lo que hiciste el verano pasado?

    La idea me suena a esa historia xD veré como lo manejas pero se que hay algo oculto que no quiere que nadie se entere pero la verdad saldrá a la luz.

    Pero Sai ahí postrado es lo que mas me ha dolido:c por que vamos él que iba en el asiento de copiloto recibió el peor daño ¿por qué? el conductor debería sufrir mas, por su irresponsabilidad y mas por algo como un teléfono.

    Capítulo 1.
    Ino diciendo la verdad de los hechos, no lo se, puede que ella recuerde esa parte pero que sucediera algo más o puede que este ocultando algo grave que esta idea es por la cual me inclino mas.

    La aparición de Gaara es lo que mas me intriga por que no se que papel le darás además del cautivo, ¿justiciero? ¿con que plan o que objetivo? Tal vez simple venganza.

    Quiero ver que pasa con Sai por que desde este punto esta en depresión y es entendible; todo lo que conocía y lo que era se acabó, su carrera y su vida como cantante, es tan sad ;-;

    La dirección que le vas dando me encanta y quiero ver como lo desarrollas, estaré pendiente, una forma muy fluida y buena para narrar.

    Solo noto los capitulos cortos pero bueno, espero que lo sigas ♡
     
    • Adorable Adorable x 1
  6.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,148
    Pluma de
    Escritora
    ¡Ino ha sido una mujer tremendamente irresponsable! El castigo le ha quedado pequeño a comparación del cómo está Sai. Si fuera yo me torturaría tanto que necesitaría urgente ir a terapia. Por otro lado, la escena de Gaara con Temari, que tiene pareja me hace pensar que la pareja de ésta se conoce con Ino, no sé, jaja. Yo aquí buscando una relación.

    Mi curiosidad comienza a palpitar en el momento que dices que debe prestar un trabajo social. Para mí que tendrá ver con Gaara, no sé, déjame soñar. No demores en el otro, por fis.
     
    • Adorable Adorable x 1
  7.  
    Temarii Juuzou

    Temarii Juuzou Orientador

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,192
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Me fui con la idea de que Gaara había intentado matar a Sai, jaja por eso uno nunca debe dejar de leer.

    Me gusta como narras, es lindo ;u; haces que me meta en la historia, lo cual es excelente porque siento que va por buen camino.

    Dios! Es que Ino fue tan irresponsable & caprichosa, cualquier persona cuerda decidiría quedarse un rato más en un casa ajena que irse sabiendo el peligro que es conducir bajo los efectos del alcohol, uno no piensa mucho & se deja llevar. Pobre Sai, yo no sé qué haría si me quedara sin voz, para mí sería horrible & eso que no soy cantante, no puedo ni imaginar lo que sería para el :c

    Esperaré ansiosa la continuación para ver cómo ambas historias se cruzan ♥

    Saludos.~
     
    • Adorable Adorable x 1
  8.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,422
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Jajajaja me encanta esto de hacerlas sufrir con suspenso y leer las distintas teorías de lo que se imaginan cada una jajaja en el próximo capítulo entenderán ciertas cosas.

    Y si escribo caps cortos. U.U
     
    • KHÉ? KHÉ? x 1
  9. Threadmarks: Capítulo II: Castigo.
     
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,422
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Prisionero [Gaara&Ino]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    867

    Capítulo II: Castigo.




    Finalizó la llamada con su papá, quien parecía estar al borde de un infarto. No entendía porqué ella había accedido al servicio social, no estaba obligada a hacerlo y su padre había insistido en arreglarlo todo con una penalización pecunaria más alta. No quería a su única hija involucrada en ese tipo de cosas, pero Ino se había mantenido firme, quería hacerlo. Quizás era su forma de expiar un poco la culpa que le consumía el pecho, en realidad no le importaba el motivo, sólo lo haría, cumpliría con su deber como ciudadana.


    Se tomó todo el tiempo del mundo en ducharse con calma, lavando su cabello y luego frotando aceite en su piel sedosa. Se vio por unos minutos en el espejo de cuerpo completo. Era hermosa y lo sabía, a donde quiera que fuese los hombres volteaban a verla. Pero, ¿de qué le servía la belleza si era algo tan efímero? Observó las pequeñas marcas, rasguños y morados que comenzaban a borrarse de su piel gracias a los cuidados extra que les aplicaba.


    El teléfono móvil sobre su cama comenzó a sonar, sacándola de sus pensamientos.


    —¿Aló?


    —Mi madre me está obligando a llamarte y preguntarte si estás bien.


    —Estoy estupenda —contestó con una sonrisa en sus labios, reconociendo de inmediato la voz a través del aparato.


    —¿Ves? Te lo dije —resopló Shikamaru hacia su madre, mientras Ino escuchaba todo—. No me cree que fui al hospital a verte. ¿Qué clase de amigo cree que soy?


    —Uno al que le da mucha flojera abandonar su casa —respondió con burla, buscando en sus cajones una ropa cómoda que colocarse.


    —¿Vas a ir a cenar con nosotros? Chouji me acaba de escribir.


    —No —respondió distraída—, hoy tengo algo que hacer.


    —Ahh… eso. Tu papá lo comentó cuando vino a quejarse con mi papá. Pero hasta donde sé, tú quieres hacerlo, ¿o no?


    —Sí, quiero hacerlo.


    Escuchó el suspiro al otro lado de la línea.


    —Todo esto es muy problemático.


    —No te preocupes, cenaremos mañana. Dile a tu madre que no se preocupe, y dile hola a Chouji por mí, que pida vegetales y no sólo cerdo —lo instruyó. Escuchó el Hai de Shikamaru antes de despedirse y colgar.


    Se sentó en su cama, con la laptop en las piernas. Abrió su correo y clickeó la dirección que le habían enviado de Servicio Social esto la redirigió a una sala de chat privado. Después de unos segundos de pensarlo introdujo el nick que le pidió la página.


    Kunoichi: Hola?

    Shukaku: Hola.

    Kunoichi: Como estás? :)

    Shukaku: Bien.



    Ella enarcó la ceja ante esas respuestas, irritándose.


    Kunoichi: Eres de pocas palabras?

    Shukaku: Usualmente.

    Kunoichi: Así no podremos hablar.

    Shukaku: Lo siento.



    Suspiró, al parecer esto no sería tan fácil como esperaba.


    Shukaku: Tú hablas mucho?

    Kunoichi: Hasta por los codos. Luego de que comienzo hablar nadie puede callarme.

    Shukaku: Ahm...

    Kunoichi: Qué haces?



    Se mordió el labio arrepentida, buscando la opción de borrar el mensaje, pero no había.


    Kunoichi: Lo siento... :(

    Shukaku: Qué haces tú?

    Kunoichi: Sólo estoy en casa. Quizás cocine u ordene pizza y vea una película.

    Shukaku: Pizza.

    Kunoichi: La pediré y te enviaré una foto la próxima sesión. :)

    Shukaku: Muchas gracias.

    Kunoichi: No te molesta que haga eso, o sí?

    Shukaku: No. Sería algo diferente de ver...

    Kunoichi: Te gustaría ver alguna otra cosa?

    Shukaku: Cualquier cosa.

    Kunoichi: Te sorprenderé.

    Shukaku: Debo irme.



    Ino observó la hora, sí, la media hora ya había terminado.

    .

    .

    .


    Adiós… leyó antes de que el guardia le cerrara la laptop y lo tomara del brazo para levantarlo. Gaara respiró profundo, dejándose llevar.


    —Sabaku, tienes visita.


    Sabía que era Temari incluso antes de verla. El olor de su perfume llenaba aquel insípido y gris lugar. Los ojos verdes de su hermana lo observaron con preocupación, buscando en él cualquier señal de desmejora, pero Gaara le devolvió la mirada con calma.


    —Estoy bien, Temari —Le aseguró, sentándose en la silla y tomando el teléfono por el cual podía hablar con ella a través del grueso cristal.


    —Cuando salgas de aquí, quemaré toda tu ropa naranja, no te presta —repuso, con los ojos brillantes de lágrimas que pugnaban por salir.

    —Sí —observó la ropa amarilla y pesada que llevaba puesta, la misma que todos los demás allí.


    —Nos dijeron que te están insertando en un programa de reinserción en la sociedad. ¿Te sientes cómodo con eso?


    Gaara se encogió de hombros restándole importancia.


    —Al menos me distrae. Hoy fue la primera sesión.


    Temari asintió relajada.


    —Pronto, Gaara. Pronto. —Le aseguró.


    —Sabes que volveré mucho de lo que crees, Temari.


    La rubia golpeó el mostrador con el puño cerrado alterándose.


    —¡No vale la pena, Gaara! ¡No lo vale!


    —Para mí sí.


    —Eres mi hermano pequeño, te amo, Gaara. No quiero verte pudriéndote más años tras las rejas luego de que por fin salgas de aquí.


    —Y tú eres mi hermana, Temari. Te amo. Y me pudriré aquí si eso permite que me vengue de cada uno de ellos. —Repuso con voz fría.


    Los guardias abrieron la puerta llevándoselo. Observó el rostro de Temari, con lágrimas escapando de sus ojos…


    Los mataría a cada uno de ellos.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Impaktado Impaktado x 1
  10.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,148
    Pluma de
    Escritora
    Que genial lo del chat. Mira que tenía pánico porque aunque amo el crack evito a Gaara por miedo al OcC, y ni qué decir de emparejarlo con Ino. Pero ya me estoy haciendo una idea, y no cualquier idea, sino una idea fangirl. Dios, suponía que lo de ayuda social tendría que ver con ésto, pero no esperé que ya estuviera preso él. Ay no, ya tengo muchas cosas en la cabeza.

    Por otro lado pobre Temari, debe estar pasando las duras y las maduras. Quizá un Shikamaru no le caería mal, no sé. jaja.

    Esperaré el próximo ansiosa, de verdad. Saludos.
     
    • Adorable Adorable x 1
  11.  
    Temarii Juuzou

    Temarii Juuzou Orientador

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,192
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    IMG-20190109-WA0000.jpg

    Esto ahora solo me da razones para creer que Gaara si es culpable de lo relacionado con Sai e Ino, alv

    Esto me intriga cada vez más, yo no necesito dormir, necesito respuestas (?

    El crack este me parece súper interesante (sobre todo porque acá se asoma un poco de mi OTP & ajá) & me intriga saber cómo se relacionara todo esto. Estaré esperando la continuación.

    Saludos ~
     
    • Gracioso Gracioso x 1
  12.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,422
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Te confirmo que si va a haber ShikaTema (?
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  13. Threadmarks: Capítulo III: Un mundo afuera.
     
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,422
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Prisionero [Gaara&Ino]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    904

    Capítulo III: Un mundo afuera.




    —Mejor deja que lo haga Hinata —. Se rió Sakura empujando a Ino fuera de la cocina mientras una Hinata con una sonrisa avergonzada tomaba su lugar. La rubia se llevó las manos a las caderas indignada.


    —¿Qué están insinuando ustedes dos?


    —Nada que todos no sepamos. Apestas en la cocina por mucho que te esfuerces. —La molestó la chica de impresionante cabello rosado.


    —Cállate, frentona —resopló. Y antes de que la chica pudiera contraatacar la cámara de su teléfono hizo click capturando el momento. Comenzaron a posar y a reírse mientras la pelinegra cocinaba y formaba parte de los selfies y las risas.


    Sus amigas eran lo mejor que podía tener en su vida.


    —¿Le mandas fotos de ti? —preguntó Hinata espantada.


    —Por supuesto que no, Hinata —negó Ino con una sonrisa, tranquilizando a su nerviosa amiga—. Sólo le envío fotos, del cielo, del parque, de la playa, de los sitios o lugares que veo bonitos. Es un hombre de pocas palabras, no suele hablar mucho, pero siempre aprecia mucho las fotos.


    Sakura la miró intensamente, llevándose la mano al mentón pensativa.


    —¿Es algún tipo de psicópata?


    Ino no se inmutó, ella tenía la misma pregunta, pero luego de dos semanas hablando con él, realmente no le parecía una persona perturbada. Muy serio y cerrado, sí. Psicópata definitivamente no. Se llevó un cuchara llena de helado a la boca, pensando qué responder.


    —No me parece —dijo al final.


    —¿Cómo se llama?

    Ella se encogió de hombros. Terminando de comer su helado.


    —No lo sé, hablamos por pseudónimos.


    —¿Y qué hizo para estar en la cárcel?


    —No lo sé.


    .

    .

    .

    Gaara observó nuevamente la foto, era claramente en una cocina, en ella aparecían tres chicas completamente distintas con la cara oculta tras unos emoticones colocados estratégicamente, aparentemente estaban cocinando juntas. Analizó la foto sin saber qué responder. Se notaba que las tres eran hermosas, pero no podía decirle eso.


    Shukaku: Alguna de ellas eres tú?

    Kunoichi: Eres un psicópata?


    Se arrepintió del impulso de haber contestado. Frunciendo el ceño tecleó.


    Shukaku: No. Disculpa la pregunta, no quería hacerte sentir incómoda.

    Kunoichi: Cuál de las tres crees que soy?

    Shukaku: ...

    Kunoichi: En serio. Disculpa la pregunta, fue una de mis amigas la que preguntó cuando tomé esa foto, y le dije que no lo eras. Cuál de las tres crees que soy?


    Suspiró, observando unos instantes nuevamente la foto. La de pelo oscuro tenía una postura muy tímida. Y aunque se detuvo por un momento en el exótico cabello rosado, que por un momento se preguntó si era tintado sus ojos se adhirieron como imán a esas perfectas hebras rubio platino, largas más abajo de la cintura de la chica, parecía un manto perfecto de cabello brillante.



    Shukaku: … la rubia?

    Kunoichi: Qué te hace pensar eso?

    Shukaku: La forma en la que está tomando la foto. Es algo que una persona abierta como tú haría.


    Ella no respondió aunque había leído. Eso sólo le confirmaba que tenía razón. Pero también que quizás la había asustado, pero su respuesta no fue la que esperaba.



    Kunoichi: ¿Cuál fue tu crimen? ¿Por qué estás allí?


    Sintió como el débil cristal entre ellos se rompía en mil pedazos. Durante éstas dos semanas siempre pensó que ella sabía por qué estaba preso. Y todo el peso de su realidad le cayó de nuevo, aplastando cualquier sonrisa que había logrado obtener del mundo exterior a través de esa chica. Pero no se arrepentía de lo que había hecho y lo volvería a hacer con los ojos cerrados.


    Tenía un monstruo dentro de él. Y no se avergonzaba de ello.



    Shukaku: Maté una persona.


    .

    .

    .


    Cruzó las piernas en la ajustada falda lápiz que envolvía sus largas y torneadas piernas. Sus ojos verdes escanearon la habitación, era un despacho cómodo, masculino y sencillo. Sin mucha más decoración que unos cuadros de nubes y cielo azul y calmado. Y en el escritorio unas fotos familiares y de lo que suponía debían ser sus amigos.


    Tomó uno de los marcos en sus manos. Una hermosa rubia y un chico de cabello naranja con una bolsa de patatas en las manos rodeaban a un chico de cabello oscuro y cara de aburrimiento.


    La puerta se abrió, tomándola por sorpresa y con las manos en la masa.


    —Buenas tardes —saludó con descaro, colocando nuevamente la foto de donde la había tomado sin inmutarse ni avergonzarse, no era ninguna niña nerviosa. Observó al mismo chico del centro de la foto, pero ahora al menos 10 años mayor. Y podía decir, que la vida había sido buena con él.


    —Buenas tardes, ¿en qué puedo ayudarle? —El joven caminó hasta su escritorio, dejándose caer en la silla de cuero con parsimonia, clavando sus ojos oscuros en ella.


    —Quiero reabrir un caso y necesitaré un abogado. Y han dicho que usted es el mejor abogado privado de la ciudad, ¿no es así sr. Nara? —contestó sin darle rodeos. El castaño sonrió ante el atrevimiento de la mujer frente a él, trayendo a colación los rumores acerca de él. Porque eran rumores que comenzaron a circular luego de que liberara al que todo el mundo consideraba un criminal, Sasuke Uchiha. Prácticamente le estaba diciendo que era un defensor de escorias con ese tono que había usado, esto le hizo sonreír aún más.


    —Puede llamarme Shikamaru.
     
    Última edición: 7 Marzo 2019
    • Adorable Adorable x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Impaktado Impaktado x 1
  14.  
    Temarii Juuzou

    Temarii Juuzou Orientador

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,192
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Bien, para empezar he de decir que quería golpear a Ino, osea, esas cosas no se preguntan así como así, son personales. Pero puedo entender su curiosidad. Me dejaste con las ganas de saber su opinión acerca de eso.

    Ahhh, mi OTP ♥ ya estaba esperando la forma en cómo se unirían & ha sido perfecta, porque al final eso unirá a la pareja principal & todo encaja (? O quizá solo estoy haciendo conjeturas a lo loco, idk.

    Con saber que ha hecho Gaara & la conversación que tubo con Temari, creo que puedo hacerme una idea de todo &, Dios, me duele porque siempre empatizo con Gaara (ya que me recuerda mucho a mi hermano de pequeño & solo quiero protegerlo) & aiñ, necesito que sea feliz :c

    Esperaré ansiosa la continuación.

    Saludos ~
     
    • Adorable Adorable x 1
  15.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,148
    Pluma de
    Escritora
    Que miedo, Ino mandando fotos a un desconocido jajaja. Yo no lo haría, así fuese sin mostrar mi rostro estaría mi desconfianza palpable.

    Me pregunto que responderá Ino luego de él decir que asesinó a alguien. Yo sentiría miedo por donde fuera si alguien me confiesa algo de tal magnitud, siendo probable que lo bloquee si es por redes sociales (?)

    Lo de Temari y Shikamaru me lo esperaba, también la forma en la que se conocieron, jaja.

    Nos vemos en el otro.
     
    • Adorable Adorable x 1
  16. Threadmarks: Capítulo IV: ¿Intuición?
     
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,422
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Prisionero [Gaara&Ino]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    801
    Capítulo IV: ¿Intuición?


    Se arregló la falda de su vaporoso vestido blanco de coctel mientras su mirada siguió por enésima vez a la de su amigo. Le dio una puntada con el tacón bajo la mesa que lo hizo reaccionar y apartar su mirada distraída. Ino se arregló su precioso cabello rubio que caía como seda sobre sus hombros, tomando un poco del vino frente a ella. Estaban en uno de los clubs nocturnos más cotizados de la ciudad. Se supone que habían venido en parejas, por primera vez desde hace ya dos meses Sai había dado el paso para salir y ella no se había hecho de rogar. Shikamaru y Chouji habían ido con ella con sus respectivas “amigas” invitadas, por eso le parecía una completa descortesía que el Nara no le quitara la mirada de encima a una rubia, visiblemente más madura que él en sus entrados 30, que permanecía tras la barra con el ceño fruncido aparentemente sacando cuentas.


    —No seas maleducado —Le resopló con disimulo.

    —La conozco —. El castaño se encogió de hombros con tranquilidad.

    —¿De qué?

    —Del trabajo… es una cliente.

    —¿En qué la estás ayudando? —inquirió, interesada. Hace rato que Sai se había ido al sanitario y aún no volvía.

    —Su hermano menor está en la cárcel por asesinato.


    Se removió incómoda en su asiento. Eso le hizo recordar su propia experiencia con Gaara, luego de que él le dijera eso, no podía sacarlo de su cabeza. Maté una persona.


    Se lo había dicho con claridad, tampoco parecía arrepentido de eso. No supo cómo actuar y no volvió a mencionar el tema otra vez, dirigió las próximas conversaciones hacia temas banales, tratando de olvidar que estaba hablando con alguien que había cegado la vida de alguien. Que tenía las manos manchadas de sangre.


    ¿Era una persona afectada psicológicamente?



    —¿Estás pensando en tu propio asesino? —Preguntó Shikamaru sacándola de sus pensamientos y adivinándolos a la perfección.


    —Nunca pensé que me pondrían a hablar con alguien así —admitió a su amigo. Si podía confiar en alguien, sería en él.


    —No siempre se pueden dar por hecho los hechos, a veces la ley también falla.


    Sí, era cierto. Pero ésta vez había fallado era su intuición. Pensaba que era alguien bueno…


    .

    .

    .

    —Pensé que te habías ido con tus amigas —comentó con sorna al ver al castaño tomando asiento frente a ella en la barra. Temari continuó vaciando números en su libro de contabilidad con indiferencia. Sólo le hizo un imperceptible movimiento con la cabeza al barman que le sirvió un trago al abogado.


    Shikamaru aceptó el trago en silencio tomando un largo trago antes de responder:


    —Era una salida forzada. Un amigo está en recuperación, perdió la voz en un accidente.


    —Que triste —comentó con sinceridad, pero sin apartar sus ojos verdes de sus asuntos. Shikamaru se terminó el trago un poco irritado por la poca atención de la dama, usualmente tenía que sacudirse a las mujeres de encima, eran realmente pocas las que lo ignoraban.


    —¿Pensaste en lo que te dije? —Ignoró esos sentimientos inútiles y se concentró en lo único que le importaba de ella: trabajo.


    Temari suspiró con cansancio, dejando el lápiz sobre sus documentos y dejando que su espalda se recostara de la silla, relajando los músculos.


    —Sí, pero no creo que eso vaya a suceder, Sr. Nara.


    —Entonces no creo que pueda ayudarla, srta. Sabaku.

    Ella se mordió el labio irritada, y Shimakaru se perdió por unos segundo en esos labios carnosos que estaban tentándolos desde que la conoció.


    —No es mi decisión a tomar. —Resopló ella molesta.


    —Pero es la mía tomar su caso o no, y mis clientes me deben decir la verdad. Incluso aunque la verdad asuste. Que tenga buenas noches, gracias por la bebida.


    Dejó unos billetes debajo del vaso vacío y salió del establecimiento hacia el aire fresco.


    .

    .

    .


    —Tienes que salir algún día de aquí, Sasuke —resopló Naruto, dejándose caer en el mueble al lado de él, tomando uno de los controles del playstation.


    —¿Me estás corriendo de tu casa, dobe? —preguntó con sorna el pelinegro que continuaba matando personajes como si su vida dependiera de ello.


    —Por supuesto que no, Teme. Es sólo que… no has salido de la casa desde que logramos sacarte de la cárcel.


    —Hmph. ¿Acaso es obligatorio salir?


    —No, Sasuke… pero no tienes que esconderte. Sólo estuviste en un lugar que no tenías que estar.


    —No me estoy escondiendo idiota, déjame en paz. Métete en tus propios asuntos. —Gruñó con hostilidad hacia su amigo.


    Naruto suspiró, acariciando a Kurama su enorme lobo que gruñó a Sasuke ante su tono de voz a su amo antes de subirse a las piernas del rubio y comenzar a lamerle la cara.


    —Ya, ya...—Se rió Naruto tratando de apartarlo.


    Allí estaban sus dos mejores amigos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,148
    Pluma de
    Escritora
    Y aquí es donde quedo con dudas. ¿Por qué Sasuke mi amor hermoso estuvo en la cárcel? Diablos, siempre él como el chico malo con un historial delictivo, jaja. Por otra parte Shikamaru molesto porque esta chica no le presta atención, solo trabajo y trabajo. ¿Quién diría que se le viera irritado por algo como eso?

    Ya quiero que Ino y Gaara se vean personalmente (?) jajaja, sé que moriré. Quizá se reconozcan, quizá no.

    Esperaré el siguiente capítulo, saludos.
     
    • Adorable Adorable x 1
  18. Threadmarks: Capítulo V: Reunión.
     
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,422
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Prisionero [Gaara&Ino]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    673

    Capítulo V: Reunión.




    Se sentó en la silla frente a la estéril y pequeña mesa, apenas había realmente espacio para sacar los papeles de su bolso con comodidad. La puerta se abrió y entraron los guardias de seguridad escoltando al pelirrojo tétricamente vestido de naranja. Shikamaru le dio una rápida escaneada, lo único que realmente compartía con sus hermana era el color de sus orbes esmeralda. Diferentes madres, recordó la información que había logrado reunir de sus nuevos clientes.


    En cuanto el prisionero estuvo frente a él, Nara se aclaró la garganta, pero Gaara habló primero.


    —Está perdiendo su tiempo. Creo que le dejé muy clara a mi hermana mi posición al respecto. Sólo me faltan dos meses para salir, he estado aquí por casi seis años, no necesito revivir absolutamente nada de lo que pasó. Fui juzgado por asesinato, y no quiero que eso cambie —puntualizó. Esto hizo que Shikamaru se inclinara hacia adelante, juntando sus manos frente a su mentón.


    —¿Qué intentas ocultar que prefieres permanecer aquí? Aparte, aunque tu hermana no me lo ha dicho, teme por ti, por tu próxima salida. Es obvio que sabe que dentro de poco volverás, ¿por qué? —cuestionó con curiosidad.


    —No es de su incumbencia.


    —Lo es mientras yo sea su abogado —puntualizó. Gaara se puso de pie caminando hacia la puerta.


    —No quiero un abogado.


    Shikamaru observó al pelirrojo irse nuevamente con los carceleros y sonrió. Eso era lo que necesitaba para entender todo lo que estaba pasando allí.


    .

    .

    .


    Shukaku: No necesitas hablar conmigo si no quieres, no creo que puedan obligarte.


    Ino se sintió realmente mal, allí con la laptop en las piernas. Su conversación lo había arruinado todo, ya no se sentía cómoda. Tenía miedo de él, o al menos eso se supone que debería sentir, pero no era así, al contrario, no podía dejar de pensar, que no entendía cómo alguien como él podría haber matado a alguien.



    Kunoichi: Simplemente no lo entiendo...

    Shukaku: Le diré a los de servicio social que no quiero seguir con esto.


    Sintió el vacío en el pecho. Todo su instinto le gritaba que se estaba equivocando. Que lo estaba juzgando mal.


    Kunoichi: No es necesario… ¿Por qué lo hiciste?

    Shukaku: Porque alguien tenía que hacerlo.

    Kunoichi: No puedes tomar la justicia por tu propia mano.


    Le escribió lo que su padre le había dicho tantas veces después de que su madre muriera al ser secuestrada por un hombre que estaba obsesionada con ella. Su madre era una actriz y modelo reconocida incluso antes de conocer a su padre, luego de casarse y tenerla a ella, se había alejado de ese mundo, cosa que hizo que muchos de sus seguidores se resintieran. Y terminó muerta de una forma barbárica gracias a ello. Por eso su padre era tan sobreprotector con ella.


    Shukaku: No tenía muchas opciones en ese momento.

    .

    .

    .

    Estaba cansado de mentir, de echarse la culpa. Odiaba estar tras las rejas por una sabandija como esa. Odiaba que todo el mundo le temiese o le viese como si tuviera lepra o algo contagioso. Recordó la visita en la mañana del abogado… ¿Por qué Temari insistía? Nada de lo que ella hiciera o dijera le harían cambiar de opinión.


    —El niño rico viene de hablar con su familia —. Escuchó al otro lado, en las celdas de al frente. Se había granjeado el odio de muchos porque Temari a pesar de todo, le había conseguido varias comodidades, y su personalidad cerrada que podía ser tomada como arrogante no lo ayudaba a ganarse la simpatía de los demás presos. Era un paria incluso allí.


    Incluso le habían atacado… y descubrieron que aunque era un niño rico, aquello había sido una mala idea. Cerró los ojos recordando la sangre en sus manos, la expresión en el rostro del otro preso al su rostro pegar una y otra vez en contra de los barrotes de acero. Los guardias se lo quitaron de las manos, o tendría dos asesinatos en sus manos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19. Threadmarks: Cap VI. Cicatrices.
     
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,422
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Prisionero [Gaara&Ino]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    625
    Cap VI. Cicatrices.



    —Te traje un quesillo que Hinata hizo para ti —. Dejó la bandeja en la nevera del pequeño y cómodo apartamento. Se volteó hacia el chico que le había escrito en pulcra caligrafía un modesto “Gracias”—. ¿Por qué no has contestado mis mensajes, Sai? —Lo abordó, sin demorar lo inevitable. Dejó su cuerpo descansar en el mesón de granito mientras sus ojos azules se concentraban solamente en él.


    “No puedo seguir haciendo esto, Ino.” En el fondo sabía que esto se avecinaba, lo sentía en sus huesos tras cada mensaje no contestado. Pero verlo en sus ojos que antes la veían con amor, le dolía.


    —Te lo he dicho mil veces y te lo seguiré diciendo, sé que para ti es difícil perdonarme, pero de verdad lo siento. Cambiaría en cualquier instante por ti, si pudiese.


    “Yo no, y tampoco te culpo. Simplemente, me recuerdas todo aquello que he perdido. Y me reabre la herida.” Otro disparo directo al corazón. Reprimió el impulso de agarrar era odiosa libreta y romperla a pedazos.


    “Por favor entiende.” Ino caminó hasta él, arrodillándose en medio de sus piernas para quedar a su altura en el mueble donde estaba recostado.


    —No puedo perderte así, Sai —. Sus ojos se llenaron de lágrimas genuinas. Sabía que todo se había vuelto de cristal entre ellos luego del accidente. El pelinegro se inclinó y besó su frente, acariciando su largo cabello amarillo.


    Y sus ojos dijeron todo aquello que su boca ya no podía. Es lo mejor para ambos… escuchó su voz en su mente. No, no era lo mejor, pero él no lo entendería ahora.


    —No me rendiré, pero te daré tiempo para recuperarte y volveremos a hablarlo.


    Intentó besarlo, pero él giró la cara y sus labios sólo tocaron sus mejillas. Ella suspiró poniéndose de pie, no era una mujer que rogaba, y no comenzaría ha serlo ahora. Sai escuchó con claridad como la puerta se cerraba tras ella y dejó escapar el aire que había contenido en sus pulmones hasta el momento.

    .

    .

    .

    Temari terminó de estirar la sábana blanca y sin arrugas sobre la cama. Se llevó las manos a las caderas con satisfacción, viendo el resultado final. Era una habitación hermosa y masculina. Sabía que Gaara no estaría encantado con la idea de tener que vivir en la casa familiar por un tiempo, pero era una de las condiciones de su libertad condicional. Esperaba que al menos tener un espacio totalmente de él aliviara un poco su incomodidad.


    Gaara… su hermano más pequeño. El más serio, más explosivo y aunque muchos pensarían que el más desalmado y cruel, ella sabía que no era así. Al contrario, Gaara amaba con tal fuerza, que sentía lástima por aquellos que intentaran dañar algo que él apreciase. Era capaz de morir por aquellos a quienes amaba, incluso ir a la cárcel y perder tantos años de su preciosa vida para protegerla.


    Sintió las lágrimas quemar en sus ojos, lágrimas de culpabilidad y tristeza.

    .

    .

    .


    —Esta casa huele terrible —resopló, abriendo las ventanas luego de dejar su cartera en uno de los muebles de la recepción del apartamento. Sasuke entrecerró los ojos porque la luz lastimó sus ojos ya acostumbrados a la luz del televisor frente al que tenía más de 24 horas jugando.


    —Molesta, hmph —resopló, dejando el control a un lado sabiendo que no sería tan fácil deshacerse de ella como de Naruto.


    —¿Comiste? —Le preguntó, con las manos en la cadera frente a él, bloqueando el televisor.


    —No es de tu incumbencia, Sakura.


    —Lo es desde que volviste. Y también me debes una explicación, pero eso podemos dejarlo para después, ahora come, o se va a enfriar. —Repuso con firmeza, dejando un recipiente de comida caliente en su regazo.
     
    • Reflexivo Reflexivo x 1
  20.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,148
    Pluma de
    Escritora
    Cap V

    Maricaaaaaa. Gaara se me hace tan lindo, no sé. Siento que él sólo utiliza defensa propia, o quizá el que asesinó le jodió demasiado como para llevarlo al borde y quitárselo de encima. Ya imagino el cómo se termina desensibilizado sobre lo que pasa a su alrededor, aún así su hermana mayor no se da por vencida y no quiere que cuando él salga vuelva en menos de unas semanas.

    Imagino la sensación de Ino al él decir que no volverá a conectarse... ella de cierta manera disfruta el hablar con él, y para él eso es un despeje a su fea realidad. Se me hizo cómico de que es un niño mimado, pero que no lo es solo que su hermana hace lo posible para que no la pase tan mal, pero ya se ven las consecuencias de querer montársela. ¡Casi y mata a otra persona!

    Cap VI

    Me estás haciendo quemar de la curiosidad, ¡porque no entiendo el qué tiene que ver Sasuke en toda esta historia! Ojalá no sea malo, porque en mis historias suele serlo siempre y me duele (?) Por otro lado Sai si que la está pasando muy, muy mal. Ojalá pueda recuperar su voz, y su rehabilitación médica marche mejor de lo que se cree.

    Ino sufrirá, eso sin duda. Ya quiero leer a Gaara en el nuevo hogar, jajaja.
     
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso