Carry On Primera pelea

Tema en 'Fanfics sobre Libros' iniciado por Nowhere Girl, 26 Julio 2017.

  1.  
    Nowhere Girl

    Nowhere Girl La chica que ama a The Beatles

    Cáncer
    Miembro desde:
    13 Abril 2011
    Mensajes:
    447
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Primera pelea
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    910
    ¡Hola! ¡Qué lindo es estar de vacaciones!

    Para Lily… porque la quiero mucho. Y porque me da la puta gana


    La primera vez, Simon en verdad quería mostrarle afecto a Baz.

    Ambos tenían sólo once años. Las clases en Watford habían comenzado hacía apenas dos meses. Los parciales no habían llegado siquiera. Para Simon, todo eso seguía siendo sólo un sueño y cualquier día despertaría en una polvorienta habitación rodeado de otros siete niños.

    Claro que aún debía compartir la habitación, pero Baz era relativamente tranquilo. En aquel entonces ninguno de los dos niños entendía bien de que iba toda esa guerra; nunca lo entendieron, en realidad. Pero por aquellos días no se esforzaban en representar sus respectivos papeles de Héroe y Villano.

    Para Baz, Simon era un chico flacucho que había salido de quien sabe dónde y que empezaba a causarle extrañas emociones. El chico con rizos de cobre, por su parte, veía al otro como un niño elegante, presumido y un tanto molesto, vaya que sí, pero también terriblemente solo y triste. Como si le faltara cariño.

    Simon Snow sabía lo que eso era.

    Así que le pareció normal tener alguna muestra de cariño hacia su compañero de habitación. El hechicero había dicho que debían cuidarse como si fueran hermanos. ¿No era entonces algo natural el deseo por reconfortar al otro chico?

    Era domingo y ambos estaban dentro de la habitación porque afuera llovía. Simon estaba intentando terminar una tarea y Baz sólo estaba de pié ante la ventana, como si fuera lo más interesante del mundo. Hacía un rato había estado practicando con el violín, pero ahora el instrumento yacía sobre la cama. Fue entonces cuando al elegido la pasó por la cabeza la idea.

    Se acercó con cuidado hacia Baz, lento, como uno lo haría con un gato arisco para no espantarlo. De hecho, eso le parecía a Simon que era el otro chico: Arisco y reacio al afecto y amabilidad, aunque los necesitaba. Sus ojos, aún infantiles, no podían mentir. Simon era lo más parecido a una familia a lo que el otro chico podía aspirar en ese momento.

    Baz lo miró realmente alarmado cuando sintió las cálidas manos de Simon sobre sus hombros. No le gustaba que lo tocaran tan de repente y menos si era Simon quien lo hacía. Sabía defenderse, pero a nadie le gustaba que lo golpeasen sin motivo.

    —Recuerda el Anatema, Snow. —Dijo el moreno con cautela.

    —No quiero hacerte daño.

    Baz no le creía al chico con rizos de cobre, pero la magia no lo había apartado y tenía curiosidad. Además, nunca antes había estado tan cerca de Simon, que olía como a manzanas acarameladas, y era bastante agradable. Le hubiera gustado quedarse así e incluso voltearse y abrazar al chico, pero lo que pasó a continuación dejó confundido al vampiro.

    Simon se paró en las puntas de sus dedos y acercó su boca a la cara de Baz. Este último se asustó por lo repentino y extraño de la situación. Movió un poco su cabeza, de modo que los labios de Snow quedaron justo sobre su oreja, para un beso sobre esa sensible área.

    Fue un beso bastante sonoro y fuerte que hizo que la oreja del vampiro zumbara durante varios segundos, dejándolo perplejo. También sentía unas leves cosquillas que nunca antes había sentido. El elegido también se quedó sin palabras.

    Cuando notó el error, Simon quiso disculparse de inmediato, pero no pudo. Apenas el aturdimiento acabó, Baz también puso las manos encima del otro chico… y comenzó a hacerle cosquillas.

    Los largos dedos del joven violinista se paseaban sin piedad sobre los costados del chico, incluyendo sus axilas y los huesos de la cadera; no había ni un ápice de malicia en el gesto. Solo un niño jugando y siendo un poco rudo. Simon reía tanto que de su garganta ya no salía sonido alguno; Baz se carcajeaba también, hacía unos cuantos días se le había caído uno de los colmillos* y Simon podía ver el hueco entre los dientes. Le pareció adorable, pero ni pensó mucho en ello.

    Se quedaron riendo durante un rato más, hasta que a ambos niños les faltó el aire. En algún punto, habían caído sobre la cama y ahora el elegido estaba recostado allí, aun con las manos sobre los hombros de Baz. Este a su vez, aún le sujetaba la cintura. Ahora que el momento entre ambos había pasado no estaban seguros de como continuar. Se limitaron a contemplarse entre ellos.

    El destino decidió por ellos. Unos cuantos segundos después se oyeron unos golpecitos en la puerta y a continuación la voz de Penny:

    —¡Simon, vamos a cenar juntos!

    Los dos niños se separaron, sin prisa pero con una leve decepción. Simon se sentó sobre la cama y se dirigió hacia su compañero.

    —¿Te gustaría bajar con nosotros? —Dijo haciendo un gesto hacia la puerta.

    —No gracias Snow, bajaré un poco más tarde. — Baz se encogió de hombros— Tengo cosas que hacer primero

    —Bueno— Le sonrió a Baz de forma sincera antes de proseguir— Nos vemos al rato, supongo.

    Y entonces se encaminó a la puerta para reunirse con su amiga. El otro chico, por su parte lo observó mientras estiraba los brazos.

    Era la primera vez que él y Simon peleaban… y había sido una pelea de cosquillas. Simon Snow era el peor elegido de todos pero Baz era el peor villano de la historia.

    Gracias por leer
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  2.  
    Pippia

    Pippia Usuario común

    Acuario
    Miembro desde:
    5 Agosto 2018
    Mensajes:
    203
    Pluma de
    Escritora
    ¡Ay, que monos! Me ha gustado mucho la historia, lo único que me quedé con ganas de más XD.
     
  3.  
    Lady Azulina

    Lady Azulina Demonic Goddess Crítico

    Sagitario
    Miembro desde:
    5 Octubre 2018
    Mensajes:
    32
    Pluma de
    Escritora
    Principalmente porque Baz no es un villano (?).

    Siendo sincera, lo que provocó que entrara y leyera fue, simple y sencillamente, la etiqueta de 'Carry on'. En este momento eché un vistazo al libro en mi estantería, así que acepto que fue más fuerte el impulso fangirl que la curiosidad. Es la primera vez que entro en un espacio de escritura fandom, por lo que no tenía ninguna expectativa y quedé recubierta de dulzura. Fue lindo recordar detalles de ambos, y la historia completa -quizá me lea el libro de nuevo pronto ♥-, aunque hubieron algunas cosas que me pareció que quedaron en el aire, como el colmillo caído de Baz; incluso pusiste un asterisco pero luego se perdió lo que ibas a incluir, supongo.

    No encontré errores vistosos en tu narrativa, pero sí te recomiendo que le eches un ojo porque vi algunas palabras sin acento y otras que lo tenían sin necesidad -si quieres que te lo señale específicamente puedes avisarme, no tengo problema con ello.

    Mientras leía me iba haciendo una idea de lo que querría que sucediera. Están en la edad más bonita y menos problemática de todas (?), solos en la habitación, con la guardia baja, compartiendo un grato momento. Me habría gustado que Baz no hubiese girado el rostro, por curiosidad. Y saber qué hubiera pasado si Penny se tardaba un minuto más en llegar. Además, ahora que la menciono, su interrupción y ese final me pareció un poco abrupto. Sabemos que Penny es una inoportuna -o alguien bastante oportuna, todo depende de la perspectiva-, pero considero que la situación pudo ser mejor llevada...

    A pesar de todo, Simon y Baz ♥~, te agradezco que me lo hayas recordado. Por el momento es mi libro favorito y le tengo mucho aprecio. Muchas gracias por el relato ♡~
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso