One-shot de Pokémon - Plushy Berry Presents: Ash X Piedra (Con Prefacio de InunoTaisho y Comentarios de Lionflute)

Tema en 'Fanfics Terminados Pokémon' iniciado por Luncheon Ticket, 25 Diciembre 2017.

  1.  
    Luncheon Ticket

    Luncheon Ticket High Score Man

    Virgo
    Miembro desde:
    30 Octubre 2017
    Mensajes:
    193
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Plushy Berry Presents: Ash X Piedra (Con Prefacio de InunoTaisho y Comentarios de Lionflute)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1715
    Un Epítome para Plushy (Prefacio)
    Escribir una semblanza sobre la vida y obra de Plushy Berry puede llegar a ser un ejercicio asaz dificultoso. Y no precisamente por la considerable trayectoria de quien nos compete, sino porque, con total franqueza, tal cosa me causaría mucha flojera. ¿Cómo describir las peculiaridades de una persona que tiene como mayor preocupación las virtudes del Cabernet Sauvignon o la inoportuna alza en los precios del Coñac? ¿No sería mejor redactar una orden de inscripción a la Asociación de Alcohólicos Anónimos?

    Estoy convencida de que ni bien ella termine de leer esto, me someterá al ostracismo. Y no es para menos. Pero que antes de mi partida sepa que no me gustan los cambios que se han producido recientemente en la Zona de Originales, a pesar de que no suelo frecuentar esa sección. ¡No me gustan! Y sé que muchos más piensan igual que yo; que vuelva a poner todo como antes. También es imperante recordarle sobre los doscientos pesos que me debe desde el año pasado, con eso de los gastos del pesero por haber jugado al Pokémon Go, junto a una panda de subnormales.

    Entonces ya puede venir a correrme, pero antes que resuelva todo lo mencionado.
    Finalmente, quiero opinar sobre su libro “Chuchito X Chuchita = Amor Verdadero”, publicado por la editorial Heka Raselgeuse: un trabajo horrible, de lo peor que he leído en mi vida (considerado como un best seller por usuarios como Cygnus, no mamen). ¿A quién se le ocurriría escribir un romance entre Ron Weasley y Minerva McGonagall? Por el amor de Dios. Cáncer, cáncer, ¡cáncer!
    Pues eso nada más, creo… felices fiestas a todos ustedes, queridos lectores.

    InunoTaisho
    Axis Power Fangirl




    Ash X Piedra


    Sucedió una mañana de verano cuando volvía de un prolongado viaje, hacia su pueblo natal. Había acumulado derrota tras derrota, por lo que se creía merecedor de un descanso reparador, en compañía de su madre y las personas que conociera desde temprana edad. Caminaba solo, puesto que sus amigos habían decidido ir por otros rumbos. Nada de eso le preocupaba, lo tomaba como una transición. Luego de unos días podría volver a viajar, buscando nuevos desafíos hasta convertirse en el laureado maestro pokémon que deseaba ser. A su lado permanecerían aquellos que estarían dispuestos a darle su apoyo.

    Por todo esto, Ash Ketchum era un joven simple con ideas simples. Que no nos sorprendan los hechos que se dieran a continuación. Errando por la ruta de un bosque con árboles lozanos, encontró a quien, o más bien lo que sería el más grande amor que haya conocido jamás en su —no tan— corta vida. Una piedra, a un lado del camino. Él se hallaba perdidamente enamorado, sin saber por qué. Parecía que un influjo poderoso le conminaba a caer rendido ante los arbitrios de Cupido. Despojándose de cualquier atisbo de timidez, corrió a su encuentro. Al principio no supo bien qué decirle, pero luego de sentarse cerca de aquel objeto inanimado, procedió a presentarse formalmente. El hecho de que no recibiera respuesta alguna no hizo que se desanimara. Le habló de sus aventuras, de las metas que esperaba alcanzar, de los pormenores que solía atravesar en sus excursiones.

    Creyó que el mutismo exagerado de la receptora podría interpretarse como una excepcional muestra de respeto y admiración hacia sus palabras. Eso, aparentemente, le dio más confianza. Le confesó lo que sentía, que se veía atraído por ella y que requería saber si sus sentimientos eran correspondidos. Dicho esto, agregó que no quería que se considerara presionada por una propuesta tan repentina y que estaba decidido a darle unas horas para pensar alguna respuesta. Entonces se marchó a acampar a un claro que había visto previamente, con la dicha complacida, pero con cierto nerviosismo también.

    Ash se pasó toda la tarde en silencio, recostado sobre la hierba, mientras miraba el cielo. Todo le recordaba a su piedra. La forma de las nubes, la ígnea solemnidad del sol, el canto estival de los Pidgeys, la brisa que sacudía las hojas de los árboles. Curiosamente, y por más contradictorio que pueda ser, otras piedras o los Nosepass salvajes que frecuentaban los alrededores no lograban el mismo efecto. De cuando en cuando, un irrefrenable ribete de angustia golpeaba su fuero interno: ¿y si la piedra respondía que no estaba interesada en él? Sin lugar a dudas eso le afectaría en demasía. Parecía que las horas no pasaban, la incertidumbre le estaba matando. Se levantó al comprobar que el crepúsculo cubría sistemáticamente el valle y las montañas. Debía ir a obtener su respuesta, no importando su naturaleza.

    Acudió donde se encontraba la piedra justo cuando ya era de noche. Cuanto más avanzaba, más temor sentía. Cuando se sentó a su lado, empezó a temblar. Así de fuerte era la intensidad su amor, de esa manera se manifestaba en su cuerpo. Le preguntó si ya tenía una respuesta. La observó fijamente, otra vez había interpretado su silencio como una venia amable. Se arrimó a la piedra y comenzó a besarla y a dispensarle caricias apasionadas. No es necesario ahondar en detalles. Pero tales muestras de ferviente cariño fueron presenciadas por las estrellas que iluminaban el firmamento y por una manada de Stantlers que casualmente pasaba por allí. El joven se había entregado de lleno a sus instintos, pese a su edad. Era una experiencia nueva y estimulante, no lo comprendía del todo, pero entendía que era bueno solo dejarse llevar.

    A la mañana siguiente despertó con la felicidad en su rostro, pero le duró muy poco. Un Geodude se había apersonado ante él, descubriendo lo que había sucedido. El iracundo pokémon —con el tan característico idioma feral de los de su especie, donde prima cierto matiz de penosa ecolalia— le dedicó una retahíla de improperios y denuestos, aparentemente aquella piedra era su pareja… e incluso estaba comprometida. Ash quedó atónito, pero finalmente decidió pedirle explicaciones a la piedra a la vez que recobraba su vestimenta. ¿Había sido solo una aventura? ¿Lo amaba en verdad? ¿Qué era lo que la piedra sentía realmente? Tanto el entrenador como el Geodude se dedicaban miradas despectivas, el orgullo no les permitía demostrar flaqueza ante tal acontecimiento. El pokémon se abalanzó contra el muchacho, para recobrar su dignidad y demostrar quién era el que poseía el amor de la piedra. Ash también respondía audazmente a sus ataques, consideraba que este era un asunto personal entre él y el Geodude, por lo que no invocaría a ninguno de sus pokémons.

    La liza se extendió durante varios minutos hasta que fuera interrumpido por la aparición de un soberbio Regirock. Éste, luego de un breve examen, explicó que aquella piedra era, en efecto, una especie de prima lejana; y que como tal él tenía cierta autoridad sobre ella. Además la mentada piedra aún era muy joven e inexperta como para protagonizar historias románticas o ser desposada, con o sin su voluntad. Ni bien terminó su discurso, el Regirock se la llevó con él, dejando al entrenador y al Geodude con su desgracia, caminando tristes bajo la incipiente lluvia.
    Este sería una lección invaluable para Ash, tanto, que desde ese entonces procuró enamorarse, en lo posible, únicamente de individuos de su misma especie.



    Palabras de un Joven Enamoradizo
    «Muchas veces he parlamentado sobre las particularidades del amor y de las consecuencias ciclotímicas que ésta suele causar a todo aquel que se atreva a alcanzarla. Nunca me consideré apto de emitir un juicio de valor o dar una definición concreta que, a mi parecer, millones de poetas, pensadores y farsantes ya se han encargado de estipular, no sin cierta locuacidad y circunspección. Sin embargo, quiero permitirme abordar este tema una vez más, dejando de lado cualquier matiz de opulencia. En verdad les digo que no necesito extenderme demasiado.

    El amor es, en mi humilde opinión, un cúmulo insensato de contrariedades, un concepto que contempla tanto lo místico como lo banal. Es eso que necesitamos hallar en otra persona y que cuyo valor queda a disposición de quienes se sientan con el derecho a sopesarlo. Confieso que soy un hombre que ha vivido una considerable cantidad de experiencias románticas. De ninguna de ellas he salido indemne… y hoy en día es algo que he aprendido a lamentar, o quizá ya no sea necesario. Una vez descubrí que los hombres probos se consideran dignos de condenar a las rameras, pero al mismo tiempo son capaces de entregar su corazón a más de una mujer en el decurso de su existencia.

    Fue en una tarde lluviosa de agosto cuando recibí esa epifanía. Me di cuenta, sin quererlo, que somos nuestros propios proxenetas: solemos buscar los afectos de quienes nos reciben por lástima, sin importar la cantidad de veces que esto se repita luego de cada desengaño. Quise negarme a aceptarlo, pero en cambio lloré amargamente. Me vi desdichado, patético e insignificante. No en vano mis antepasados han intentado prevenirme sobre estas aflicciones. Eminencias como Hemingway y Hamlet se han abocado a transmitir esta verdad mediante sus plumas. Este dolor no es lo único que heredaré de todos ellos, sino que también la muerte me sobrevendrá y tan solo quedará de mí estas palabras. Me resigné, azorado. Como quien entiende que la obsecuencia es la salida más idónea.

    Ya no le temo a la decepción. Como un amante indómito, de ahora en más me limito a cortejar potenciales atenciones, haciendo uso y abuso de frases mediocres con aparente tono de cursilería.


    “Oiga usted, si no se decide a conocerme… nunca podrá darse el lujo de olvidarme.”

    Todas las mañanas veo mi reflejo en el espejo, y descubro que ya no soy el mismo. De hecho, soy muchos hombres y ninguno al mismo tiempo.
    Evidentemente carezco de identidad. Lo que importa en esos momentos es quien permanece durmiendo en mi lecho. Otro nombre, otros ojos y otra piel. Como tantas veces.
    Pero soy feliz.
    O intento serlo.»

    Lionflute (Círculo de Lectura XX, diciembre de 2017)




    Esto es un adelanto del Taller/Evento "¡¡APRENDAN A SHIPPEAR Y ESCRIBIR SOBRE AMOR, WEONES!!" comandado por los usuarios Dr Kaos y LizzaRade
     
    • Ganador Ganador x 3
    • Gracioso Gracioso x 3
  2.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho とうが 犬の大将 Comentarista destacado "Grandes palabras para tan pequeños bichos" "¡Toda la supervivencia de la humanidad depende de este momento!"

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,313
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    :kuku::kuku::kuku::kuku::kuku::kuku:qué prefacio taaaan :/*-*\::/*-*\::/*-*\::/*-*\::/*-*\::/*-*\:
     
    Última edición: 25 Diciembre 2017
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  3.  
    J.Nathan Spears

    J.Nathan Spears Chao 2018, no te extrañaré xP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2006
    Mensajes:
    2,180
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Holy shit! Buen trabajo a todos los involucrados :V

    Me gusta bastante el que usen este tipo de humor absurdo disfrazado con palabras cultas y/o rebuscadas :V (sobre todo "liza")

    Y los fics de Harry Potter en general son más cancerígenos que el fanfic shitting promedio que tenemos acá :V jeje... muy acertado el prefacio eh

    ¡Sigan enriqueciendo este sitio! >w<
     
    • Ganador Ganador x 1
  4.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry PokéWriter Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,882
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    OH POR ARCEUS SHINY!!!!
    Y yo que pensaba que mi único regalo de navidad iba a ser una contractura en la espalda!

    SE ESCRIBE ASH X PIEDRA Y SE PRONUNCIA C-A-N-O-N!!!
    Ok no, bueno... sí.

    En el fondo no sé ni por qué me río si yo soy más shippera que un camión de FedEx (?) pero es que cuando uno ha leído que al ""azabache"" se lo llama "el rey del harem" a mi vesícula como que le da algo...

    Se lo ha shippeado con todas sus acompañantes, con líderes de gym y campeonas, con personajes del día, con féminas de otros universos y, por su puesto, hasta con pokémon. ¿A quién se le haría raro, entonces, que se lo shipeé con una piedra? Además, con eso de que no dejan de llamarle 'azabache' a secas:

    [​IMG]

    AHORA TODO TIENE SENTIDO!!!!

    Y es que esta historia es hermosa, ¡lo tiene todo! Sentimientos encontrados, una prosa florida... no al diablo todas esas parafernalias de inmundos literatos... ¡¡Tiene netorare!! Y exijo una segunda parte donde el desalmado no sea otro que el mismísmo litofílico de Steven Stone.
     
    • Adorable Adorable x 1
  5.  
    Luncheon Ticket

    Luncheon Ticket High Score Man

    Virgo
    Miembro desde:
    30 Octubre 2017
    Mensajes:
    193
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    ... Digno de una encantadora fan de la cultura nórdica, ¿verdad?
    Jojojo.

    Si lo dice el camarada Nathan, ¡entonces estoy yendo por buen camino!
    Cada vez estoy metiéndome de a poquito en el poké-universo este... y estoy descubriendo cosas que...
    Lo más light son las peleas entre fans que apoyan el shipping de Ash y Misty contra los que le van al Ash y Serena. Lees los comentarios y te das cuenta de que se expresan como eruditos.
    Y luego mucho, mucho, mucho... pero mucho rule 34 y poké-filia, que le dicen.
    Es otra forma de ver las cosas; algo muy intenso, aborrecible, extraño e inefable.
    Sé que ya nunca volveré a ser el mismo.
    Parafraseando a Juan Gabriel:

    «Yo jamás sufrí, yo jamás lloré
    Yo era muy feliz, yo vivía muy bien

    Yo vivía tan distinto, algo hermoso
    Algo divino, lleno de felicidad
    Yo sabia de alegrías, la belleza de la vida
    Pero no de soledad, pero no de soledad
    De eso y muchas cosas más
    Yo jamás sufrí, yo jamás lloré
    Yo era muy feliz, o vivía muy bien

    Hasta que te conocí...»


    Jajajaja, el 'azabache'. Lo anotaré.
    Esto es para que veas que cualquier shipping es posible, incluso los que afirmas de chiste en tu programa.
    Aunque ahora que me pongo a pensar, tienes mucho tiempo en el fandom, así que habrás visto cosas aún más... estrambóticas (ya bien dices que hasta hay coqueteos con pokémons).
    No quiero ni imaginármelo, y así y todo no estoy seguro si podría.
    Pues eso, he cumplido. Me siento orgulloso de que hayas disfrutado de esta ocurrencia.
    ¡Es como si obtuviera mi primera medalla en esta 'región'!

    [​IMG]

    (Esto es lo que sucede cuando un escritor de Originales llega a la sección de Fanfics sobre Animé y Manga)

    PD: ¿qué tal si en vez de Steven Stone ponemos a Joss Stone? Ella es más sexy... (?)
     
    • Gracioso Gracioso x 2

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso