Pasillo

Tema en 'Planta baja' iniciado por Yugen, 10 Abril 2020.

  1.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Comentarista empedernido eight k. gakkouer Compis ♡ Birritas Crew The Fighter

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    5,955
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Maze2.png
    Sasha no tenía ni idea de lo mucho que le agradecía que hubiese pasado a dejarme a casa, que no me apetecía nada tomar el tren aunque lo habría hecho de haber sido necesario. Entre el vagón de tren y un coche estaba claro cuál ganaba, no había que ser ningún genio para saber eso, con lo bien que se viajaba en auto. Por otro lado, esperaba que en su casa hubiesen disfrutado los pancakes, ¡mira que los había hecho para la ocasión y todo!

    El fin de semana fue tranquilo, la verdad no salí ni nada porque no sé, me entró tremenda pereza y ya. No contaba con que hoy el cielo fuese a estarse cayendo de esta manera. Al menos había llevado sombrilla, que si no me calaba hasta los jodidos huesos y me moría de frío el resto del día.

    De hecho estaba terminando de sacudir la sombrilla cuando noté la mata de pelo rubio de Sugawara, había caminado hacia su casillero y tomado su botella de agua, pero un trueno retumbó en el cielo, el relámpago había iluminado el espacio pero aún así a la pobre el cuerpo no se le preparó para el sonido. El susto la hizo lanzar la botella, casi se muere de la vergüenza al darse vuelta o eso imaginé porque se puso como un tomate, y salió pitando hacía el pasillo, quizás con intenciones de esconderse en algún lado.

    Ubiqué la botella por ahí, la levanté y luego de cambiarme los zapatos y dejar la sombrilla en el casillero fui tras la pobre chica, tan siquiera para regresarle su botella.

    —¿Aya-chan? —La llamé viéndome en la obligación de alzar la voz para hacerme oír sobre el ruido de la lluvia—. ¿Acchan?


    HOLA BABY GIRL

    also no sé cómo haya salido porque venía de un mood rarísimo de los posts del parque pero aajsbdjbes
     
    • Adorable Adorable x 4
  2.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido chaotic evil Bebi ❤ Dumb bitches

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    11,931
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Alisha 2.png

    Que el chico se tensase o no con mi repentino contacto claramente no pudo importarme menos, ya había quedado más que claro que esas cosas me daban exactamente lo mismo cuando no me había inmutado nunca en controlar los toqueteos con Altan o incluso Cayden, que parecían repudiarlo con lo más profundo de su ser. Aun así, lo de Jack pareció ser más cosa de instinto, si luego hasta intentó taparme más y todo, y simplemente me encogí de hombros mientras seguía a lo mío.

    Pero si era de lo más tierno, venga ya.

    Para su suerte, estaba demasiado ocupada con el cigarrillo como para prestarle atención cuando se quitó la chaqueta, y de todas formas ya me lo había comido con la vista antes, ya iba haciendo falta algo menos de ropa para contentarme solo con las vistas~

    —¿Este fin de semana te viene bien? —pregunté, levantando la vista para buscar la suya, y le dediqué una sonrisa de lo más inocentona mientras me guardaba el cigarrillo ya acabado en el bolsillo del blazer—. Pero vamos en tren, que lo ideal sería llegar a beber antes de que se acabe el domingo, ¿te parece? —añadí, dirigiéndole un vistazo rápido a las muletas que llevaba.

    En gran medida coincidía con él, en eso de que la ciudad había que conocerle recorriéndola, porque era lo que había hecho yo durante los últimos años y el principal motivo por el que no me importaba acabar la noche en cualquier barrio de Tokio, que siempre iba a acabar encontrando el camino de vuelta a casa. Tampoco me importaba hacerle un poco de guía a Jackie y enseñarle mis lugares favoritos, aunque si decidía llevarle a uno medio decente o no ya se iba a ir viendo sobre la marcha.

    >>Te acompaño, me apetece fumar. Don't worry, I won't peek at you~

    Puedes llevártela a los baños 7u7 o a donde planeases ir, en realidad(?)
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Zukulemtho Zukulemtho x 1
  3.  
    Etihw

    Etihw RevolTrad Comentarista empedernido ♡ mischievous cute imp ♡

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Julio 2013
    Mensajes:
    2,515
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Ayako.png

    Caminé por el pasillo moviéndome de un lado al otro sin saber bien hacia dónde ir, quería alejarme todavía más, pero a su vez sentí que no debía hacerlo. Normalmente estaría esperando a Haru en los casilleros, pero no me sentía capaz de volver. Mucho menos a por mi botella de agua.

    Pero entre el calor que estaba sintiendo y los nervios que me consumían la verdad es que necesitaba bastante ese trago de agua, debía lograr relajarme antes de que las clases comenzaran, así que pensé en dirigirme hacia la cafetería para buscar una de las máquinas expendedoras de la zona y comprarme otra botella.

    —Solo es un mal día, un mal día...

    Traté de convencerme de que no había nada de malo por sorprenderse por un trueno, que lo estaba pensando demasiado para mi propio bien y que aquello no iba a ayudarme a detener mis temblores. Saqué mi móvil del bolsillo y, en vez de ponerme a escuchar alguna canción de nuevo, lo que hice fue meterme en mi galería. No podía evitar sonreír al ver las fotos que nos habíamos sacado Haru y yo ese fin de semana, comiendo hamburguesas, posando junto a la estatua de Hachiko, en el mirador de Shibuya… ¡Debíamos repetirlo pronto!

    Volví a dar un respingo, aunque esta vez no por culpa de un trueno, si no por alguien que parecía estar llamándome. Me giré con una gran confusión en mi rostro, y mi expresión cambió a una de sorpresa al ver a Maze. No lo había visto desde el primer día, que vaya, no fue hace mucho, ¡pero igual me hacía ilusión!

    Me acerqué a él con algo de torpeza, pues todavía seguía temblando ligeramente, no era como si pudiera controlar mi cuerpo. Y le sonreí como si no pasara nada.

    —¿Acchan? Me gusta~ ¿Es esa una muestra de nuestra cercanía?

    Lo pregunté con evidente emoción, por supuesto, me pareció un mote muy tierno para ser la segunda vez que manteníamos una conversión. Por una parte sentí que en verdad se había tomado en serio mis palabras de nuestro primer encuentro y éramos amigos, aun si no conocíamos más que nuestros nombres y clases.

    —Makkun~ —acabé diciéndole tras ponerme a pensar un poco, cosa que me había hecho olvidarme de los dichosos truenos por un momento. Tener compañía en aquella situación era de agradecer—, ¿qué te parece?

    Miré mi teléfono saliendo de la galería y después de unos segundos se lo alcancé, invitándolo a que lo agarrase con toda la confianza del mundo.

    —¿Y si hoy cumplimos nuestros planes de almorzar juntos? ¡Si quieres dame tu numero por si pasa algo!

    sorry babe sabes que estos días no he podido hacer nada so hope this is fine and i love you lots
     
    • Adorable Adorable x 4
  4.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Comentarista empedernido eight k. gakkouer Compis ♡ Birritas Crew The Fighter

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    5,955
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Maze2.png
    Al principio me costó un poco entre la gente, pero apenas se liberó un poco el pasillo distinguí el cabello rubio de la muchacha que se giró en mi dirección, la pobre parecía confundida hasta decir basta, aunque pronto eso mutó a sorpresa al reconocerme. Normal por decir algo, total no le hablaba desde el día que la conocí con su hermano.

    Se acercó a mí aunque no parecía haberse recuperado del susto y le dediqué una sonrisa suave en respuesta a la suya, de las de siempre pues, que de paso quizás la tranquilizara un poco o algo. Su pregunta me arrancó una risa floja y asentí con la cabeza.

    —Podría decirse, sí. —Tardó cero segundo en pensarme un mote a mí también y amplié apenas la sonrisa—. Me parece bien~

    Me alcanzó su teléfono con toda la confianza posible así que lo tomé en lo que la escuchaba preguntar por el almuerzo. Anoté mi número, me agendé como Maze a secas y se lo regresé, extendiéndole la botella de paso también.

    —Claro, por qué no —respondí por fin y comencé a caminar con intenciones de subir—. Lástima la lluvia, si no podríamos almorzar en el patio, pero supongo que la cafetería está bien.

    La campana ya casi sonaba, así que la acompañaría a su clase y ya luego iría a la mía.


    pues ahí 'ta uwu queda poquito para el cambio de hora, so obvio no tienes que contestar y lo acomodé pensando en que no hiciera falta que tuvieras que hacerlo para que te quedes tranquila bby
     
    • Adorable Adorable x 4
  5.  
    Insane

    Insane Gurú Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    2,937
    Pluma de
    Escritora
    [​IMG]

    A la final la campana había sonado no mucho después de que mi hermana subiese las escaleras, con el chico que tenía pintas de calle a morir. No suspiré ni nada, aunque ganas no me faltaron en lo que retomaba las clases, tranquilas de por sí, con la lluvia golpeándo fuertemente las ventanas, los truenos y demás. Tomé apuntes de un par de cosas, debía desatrasarme para evitar que en la entrega de notas me fuese pésimo. Enterré las manos en los bolsillos pasando por la 3-1, notando a Violet sentada en su pupitre como si estuviese mirando a la ventana con un cuaderno abierto sobre el escritorio, así que continué hacia las escaleras, descendiendo hasta la planta baja.

    Me acerqué a la máquina expendedora en lo que sacaba un par de monedas, leyendo las opciones de bebidas calientes. Introduje el dinero, seleccionando un café caliente en el proceso, recostándome en la columna a lo que sonaba un trueno más, causando que el rebote de la lata fuese inaudible. Pestañeé en lo que la luz del rayo se reflejaba en el zafiro de mis ojos.

    Vaya día tan gris.

     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  6.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche r e l o a d a b l e Game Master True World Domination chaotic evil Bebi ❤ Dumb bitches

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    3,496
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Sasha 4.png

    Me concentré con bastante facilidad en las clases, la verdad, a pesar de tener encima el lío donde me había metido. Era perfectamente consciente del riesgo que estaba corriendo al andar con el móvil de Alisha en el abrigo, no lo olvidaba y al mismo tiempo... sentía que no pesaba como debería. Las palabras de Sanji rebotaron de tanto en tanto en mi mente pero otra vez, como hacía con todo lo que me significaba un conflicto que no me apetecía resolver, pasé de él como una puta campeona.

    La campana del receso sonó, y en lo que acomodaba mis cosas advertí de soslayo que Joey pasaba a mi lado, en dirección al pasillo. No salió, sin embargo, se quedó al umbral de la puerta distraído con algo que allí hubiera y pensé que sería una buena oportunidad, pero al pasar junto a él me falló el cálculo y sólo acabé rozando su uniforme. Se volvió a mirarme un breve instante, confundido más que otra cosa, y como de paso su mera existencia me ponía de malas me limité a ignorarlo y ya.

    No me detuve en ningún momento, seguí mi camino por las escaleras y hasta la máquina expendedora del pasillo. Me había echado encima el montgomery porque algo de frío hacía y no me apetecía dejarlo descuidado en el aula, de paso aproveché que pasé cerca de los casilleros para dejarle a Maze en el locker el tupper donde habían estado los pancakes, que ya se lo debía desde hacía bastante tiempo. Y como era yo y me fascinaba dejar post-it pegados por la vida, dejé uno en la tapa poniendo que los pancakes habían estado riquísimos y a los niños les habían encantado. Y que gracias, obvio.

    En un fogonazo de memoria recordé la notita que Alisha me había dejado encima del almuerzo la semana pasada y quizá cerré el casillero con más fuerza de la calculada.

    Habiendo finalizado los recados, me dirigí ahora sí a la máquina expendedora. Noté que había un muchacho echado en la pared, a un lado, no lo conocía de nada pero le sonreí por la mera cordialidad de compartir espacio o máquina expendedora, vete a saber. Esculqué en los bolsillos del abrigo hasta dar con unas monedas y repasé las opciones. Esta vez no me apetecía del todo un zumito, hacía frío y la lluvia me tiraba más por bebidas calientes. Fruncí los labios, pensativa, y un par de segundos después deslicé la mirada de regreso al albino. Era café lo que tenía en la mano, ¿verdad?

    —Oye, ¿está bueno? —le pregunté sin mayor problema, concediéndole una sonrisa amable de las de siempre.

    heyo uwuwu
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 2
  7.  
    Insane

    Insane Gurú Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    2,937
    Pluma de
    Escritora
    [​IMG]

    Tomé un par de sorbos sintiendo como me volvía algo de calor al cuerpo, no era como si me hubiese estado congelando ni mucho menos, pero algo de frío si tenía pese a que mi asiento no estuviese particularmente cerca a la ventana. Bostecé entre tanto, el retomar horas de un docente hablando al frente si que me daba algo de sueño, entre tanto escuchaba y notaba por el rabillo del ojo estudiantes pasar de aquí para allá, así que no deparé en nadie en partícular hasta que sentí unos ojos encima, notando la sonrisa suave en sus labios que le regresé por mera educación.

    Percibí luego el que parecía dudosa de qué comprar, frunciendo los labios por ahí derecho, causandome algo de gracia pese a no demostrarlo abiertamente, volviendo las pupilas a la ventana. Las gotas caían lo suficientemente fuertes, una tras otra como para intuir que si el clima no mejoraba de aquí al timbre tendría que conseguir algún paraguas prestado, al menos para lo que correspondía al patio frontal, entre mis pensamientos volví sentir el metal fundido de sus pupilas.

    —Está bueno, dentro de lo que cabe —le respondí girando ligeramente la lata para que pudiese ver la elección que había tomado, al haber diferentes marcas de café en la máquina.

    Apenas y me limité a agregar para que tuviese una mejor idea:

    >>Sabe similar al americano.
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  8.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche r e l o a d a b l e Game Master True World Domination chaotic evil Bebi ❤ Dumb bitches

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    3,496
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Sasha 4.png

    El muchacho me regresó la sonrisa y lo dejé correr sin más, si al fin y al cabo era lo más esperable del mundo. Muchas veces éramos políticamente correctos incluso sin razonarlo, nos salía de pura inercia y ya. Fue tras hablarle y recibir la plena intensidad de su mirada que noté el tono de sus ojos. Era un turquesa estúpidamente brillante, como si poseyeran luz propia o estuvieran hechos de topacio. Ni idea, pero eran de lo más bonito de ver, y encima el tío era albino. Como para perderle pista en una multitud, de verdad.

    Deslicé la vista a la lata en cuanto me mostró la marca y la identifiqué dentro de la máquina expendedora, el otro día con Sanji no había probado esa. Volví a fruncir los labios, pensativa, y elegí el café del muchacho pues porque sí. Regresé la mirada a él en lo que la lata caía y le concedí una sonrisa un poco más amplia.

    —Vale, te tomo la palabra, pero cuidado. Mi venganza puede ser terrible~

    Obviamente lo dije con toda la ligereza del mundo, y antes de agacharme me quité el cabello de encima con un movimiento de cabeza. Los rizos rebotaron hacia el otro lado y giré la lata en mi mano, repasándola antes de abrirla y darle un trago. Ya que estaba, me hice la que saboreaba el sorbo con particular atención, frunciendo el ceño y todo, y luego de pasarlo le di otro y asentí, satisfecha.

    —Eh, nada mal~ Puntos para el asesor desconocido de la máquina expendedora. ¿Trabajas aquí de corrido o sólo estás durante el receso?
     
    • Adorable Adorable x 3
  9.  
    Insane

    Insane Gurú Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    2,937
    Pluma de
    Escritora
    [​IMG]

    En lo que la lata retumbaba al caer dentro de la máquina tomé otro sorbo. No era un café azucarado de por sí, pero estaba bien de sabor, al menos para mis papilas gustativas que no se complicaban por nada en realidad, mucho menos en momentos fríos como éste, pestañeando con parsimonía tras la bebida en lo que volvía a recibir su sonrisa, sonriéndome apenas de forma imperceptible ante su advertencia que venía bastante en broma, sin embargo algo de curiosidad si me causó el si le gustaría o no.

    Sus movimientos eran delicados en general hasta que comenzó a saborear con mayor atención. Llevé mi café hasta la mitad de mi abdomen en lo que ésta fruncía el ceño, sin mostrar ninguna expresión ajena a la liavianidad en el proceso pese a ello, observando luego el como asentía con la cabeza. Había sacado puntos en algo que me era indifertente, y solo por seguirle el hilo del cuento fingí pensar la respuesta, montándome en la ídea.

    —Únicamente si está lloviendo, o nevando, aunque para lo segundo falta bastante~ —enterré la mano libre en el bolsillo del pantalón—. Podría decirse que tuviste suerte el día de hoy, señorita.

    No fuese que hubiese escogido un mal café por falta de asesoría o algo.

    —¿Qué tal las clases con este frío? —hice conversación pues porque sí, exagerando con respecto al clima al venir de un país en el que esta lluvia no era más que una brisa, pero vete a saber si ella si lo sentía como una mañana gélida.

    Entre tanto la luz de los truenos se abrieron paso entre las nubes, escuchando luego el sonar que de por sí era estruendoso.
     
    Última edición: 21 Julio 2021
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  10.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche r e l o a d a b l e Game Master True World Domination chaotic evil Bebi ❤ Dumb bitches

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    3,496
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Sasha 4.png

    Parecía un chico tranquilo, como mínimo. No alcanzaba a definir si me seguía el rollo porque genuinamente le divertía o por mera cortesía, pero la respuesta a esa pregunta no me interesaba demasiado. Es decir, no era mi problema si se sentía obligado a responderme así le disgustara o incomodara, y de notar verdadero desagrado pues, seguiría mi camino y ya. No tendía a llenarme la cabeza de preocupaciones innecesarias, visto estaba ya, y muchas veces fluía con lo que me dejaban a la mano y punto. De paso, hablar con alguien me ayudaba a seguir ignorando el otro asunto donde me había metido de gratis, y eso siempre me venía bien como la puta cabeza dura que era.

    Así que el señor de aquí bien había salido sorteado o algo.

    ¿Sólo trabajaba si llovía o nevaba? Me hice a la idea y fruncí el ceño, como si se lo reprochara. Pero bueno, ¡si no sería un vago! Aunque a veces en Tokyo nevaba muchos días seguidos y, eh, esos sí debía tener que esforzarse. Solté el aire en una risa floja a lo de que aún faltaba para que nevara, porque de hecho lo agradecía y mejor que no me lo recordara. De por sí odiaba el invierno y la nieve me parecía un coñazo.

    —¿O sea que en Navidad trabajas de sol a sol y así? Oye, qué ladilla. ¿No te dejan el día libre? —Recordé algo de repente, y soné preocupada que te cagas—. ¿Y Año Nuevo? No me digas que también te arruinan Año Nuevo.

    A ver, que la escuela ni siquiera funcionaba durante el receso invernal, pero dudaba que tuvieran tantos asesores como para cubrir todas las máquinas expendedoras de la ciudad. Seguro los iban rotando o algo.

    Luego indicó que era mi día de suerte y mira, no exactamente, pero por la gracia me eché encima una sonrisa suave y recogí los hombros, alzando las manos hacia los costados un breve instante.

    Lucky me, then~

    Le di otro sorbo al café, estaba calentito y me venía bien. Recibí su pregunta en lo que mecía suavemente la lata y resoplé un poco, enterrando la mano libre en el bolsillo del montgomery.

    —No es mi clima favorito, la verdad —destaqué, ampliando la abertura del abrigo para mostrarle que lo llevaba puesto, y le eché un vistazo a la ventana—. Ni siquiera estoy acostumbrada al frío así que jode un poco, pero es lo que hay, ¿no?

    Unos relámpagos parpadearon con fuerza inusitada, congelando el pasillo en un breve instante de quietud y contraste antes del estruendo. La luz había remarcado el color de sus ojos y lo señalé con la lata antes de darle un sorbo.

    —¿Tú eres nuevo? No recuerdo haberte visto por ahí.
     
    • Adorable Adorable x 3
  11.  
    Insane

    Insane Gurú Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    2,937
    Pluma de
    Escritora
    [​IMG]
    Su fruncida de ceño me hizo soltar una risa apenas por la nariz, continuando con la broma por pasar el rato más que nada. Dejé de recostar la espalda para apoyarme unicamente en mi hombro izquierdo, de frente a la ventana en lo que continuaba escuchándola, imaginándome el solo tener que trabajar en temporada navideña, como cualquier universitario. Sonaba más que bien aquello, pero nada más lejano a la realidad que eso, bueno, al menos en en mi no aplicaban esas excepciones.

    —¿Día libre? ¿Qué es eso? —elevé apenas las cejas como si nunca me hubiese enterado de aquella existencia—. Imagina, ni en año nuevo puedo llegar a casa a tiempo, qué fastidio —continué tonteando por ahí derecho, tomando otro sorbo de la lata que ya estaba casi vacía.

    Al dejarla apenas a una distancia de mis labios, noté de soslayo su sonrisa en lo que extendía las manos, a lo que torcí una sonrisa ladina, hacia la derecha. Ni idea de donde había salido la chica, pero podía mantener una conversación de lo más ligera, y bueno, no venía mal un poco de ligereza antes de disponerme a buscar a Lena para lo del empleo que me había ofrecido hace un tiempo, ver si seguía en pie, y sino estaba molesta por no haberme presentado esa tarde con ella.

    —Sí, es lo que hay, al menos por hoy —apenas y ladeé la cabeza para mirarla al estarme enseñando su abrigo, con lo que traía puesto y eso a lo que asentí ligeramente—. Tu acento, ¿de dónde eres, desconocida?

    Porque de japonesa no tenía ni el color del cabello.

    En cuanto el rayo hizo lo suyo me limité a tomarme lo que restaba del café con más lentitud de la usual por el estruendo, entretenido en realidad con el color de los truenos, había algo en ellos que desde chico me gustaba en las tormentas, diluvios o ventiscas. Luego de acabar con el contenido tiré la lata en una cesta cercana, regresando sobre mis pasos a medida que le respondía su cuestión.

    —Hoy me estoy re-integrando apenas, con mi hermana y eso.
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  12.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche r e l o a d a b l e Game Master True World Domination chaotic evil Bebi ❤ Dumb bitches

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    3,496
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Sasha 4.png

    Seguí sus movimientos de soslayo, por pura inercia más que otra cosa, ya que le estaba dedicando mi atención y no me andaba distrayendo en el ir y venir habitual del pasillo. Si acaso el repiqueteo en la ventana me seducía lo suficiente de vez en cuando para mirar hacia afuera, porque incluso alguien como yo que nunca paraba quieta debía admitir que había algo extraño, incluso hipnótico en las tormentas. No recordaba que alguna vez me hubieran asustado, cosa que nunca analicé con detenimiento hasta que a Danny le pusieron de los nervios y a Fanny no le dejaron dormir. Se me ocurrió pensar alguna que otra vez que había sido siempre una niña de lo más extraña, y que las diferencias en torno a la adolescencia lograron difuminarse pero, quisiera o no, la esencia seguía allí.

    Como si siempre hubiera tenido un adulto dentro.

    Ni idea.


    Ya que seguía subido a la tontería, ni de coña sería la primera en bajarme. Me eché encima un mar de preocupación e indignación al saber que no le dejaban en paz ni en Año Nuevo y solté un suspiro cargado de dramatismo, cruzando los brazos bajo el pecho para alzar uno y cubrirme el rostro tras una mano.

    —Ya nadie respeta nada. —Chasqueé la lengua y me encogí de hombros, avanzando un poquito para poder echarle el peso de mi hombro al borde de la máquina expendedora—. Ni modo, oye. Tendré que presentar una queja formal para que se cumplan los derechos del asesor del Sakura.

    Le guiñé un ojo para completar el numerito y luego, delirio o no, vete a saber, me pareció identificar la sombra de una sonrisa ladina tras la lata. A ver, me importaba una mierda, no era de analizar a la gente y menos con cuestiones tan crípticas, pero al menos por un segundo me obligó a preguntarme qué era y de dónde había salido, y si acaso... no sé, tendría que prestarle atención o algo~

    El hecho de que cazara mi acento al vuelo, bueno, no estaba segura si se refería al del japonés o al del inglés, pero para el caso la respuesta era la misma.

    —De Australia, señor asesor~ Nos mudamos aquí hace un par de años, muchos y pocos al mismo tiempo. —Me hizo gracia pensarlo como una suerte de limbo y sin darme cuenta también ladeé un poco la cabeza—. ¿Y tú?

    Cuando se fue a tirar la lata vacía lo seguí con la mirada, no tenía nada mejor que hacer y de paso, pues ya que estaba, ¿no? Repiqueteé las uñas en el aluminio, bebí del café y asentí. Conque él y su hermana, ¿eh? Y se estaban reincorporando, vete a saber por qué se habían ido en primer lugar.

    —Ah, ¿tu hermana también va a tercero? —Me di cuenta apenas soltarlo de lo que andaba asumiendo y solté una risa suave, agitando una mano un breve instante—. Ah, sorry~ Igual tienes cara de chico grande así que mis disculpas si eres menor que yo.
     
    • Adorable Adorable x 3
  13.  
    Insane

    Insane Gurú Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    2,937
    Pluma de
    Escritora
    [​IMG]
    Dejando la tontería de lado a la cual tan solo asentí con la cabeza, porque bueno, las quejas formales siempre eran bien recibidas por el empleado, no mucho por la empresa pero nada se perdía en ello, recibiendo luego que era de Australia, trayendo a colación el programa que daban en las tardes del cual se me escapaba el nombre, en el que se enseñaban animales y eso, recordando el canguro en el proceso. Era un animal representativo de ese lugar, sin embargo no lo mencioné porque pues me imaginaba que ya bastante había escuchado aquello.

    —¿Y qué tal te ha parecido Japón? Yo apenas llevo unas cuantas semanas por acá, aunque solía venir en vacaciones así que algo si que conozco —comenté entre tanto—. Rusia. ¿Has ido alguna vez?

    En el regreso la noté recostada en la máquina, causando un sonar apenas audible con sus uñas. Me recosté de nuevo en la columna, echando la cabeza para atrás al soltar una risa ligera ante su comentario de que me veía como un chico grande.

    —Buenos ojos, señorita~

    Regresé los zafiros sobre el metal fundido, pasando la yema de mis dedos por las hebras albinas. Hace un par de palabras había pensando que sería de tercero, me daba la impresión superficial de ser una chica con madurez al hablar pese a la tontería marcada inicialmente del trabajo y eso, vete a saber si por las facciones finas por ahí derecho, o porque parecía de aquellas que desbordaban sensualidad con solo caminar, era solo una impresión, claro estaba. No era tampoco de los que se ponía a sacar rasgos de la personalidad en los demás, solo me limitaba poner instinto en lo que me rodeaba, y me guiaba por ello si me apetecía.

    —Sí, ella también está en tercero. Imagino que tú igual —volví a turnar la mirada con las gotas que daban contra la ventana, continuando la charla—, ¿3-1 o 3-3?
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Zukulemtho Zukulemtho x 1
  14.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche r e l o a d a b l e Game Master True World Domination chaotic evil Bebi ❤ Dumb bitches

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    3,496
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Sasha 4.png

    Obviamente no era la primera vez que me preguntaban qué opinaba de Japón, de hecho sólo de verme el cabello adivinaban que era extranjera y bueno, era una pregunta de manual para nutrir cualquier conversación a la pasada, incluso las indeseadas. Tenía las respuestas, por ende, de manual, pero ya que estaba me lo pensé un par de segundos antes de contestar.

    —Pues extraño mucho la playa, ¿sabes? Irónico, considerando que estamos en una isla, pero casi no tengo tiempo para viajar a la costa. Eso y andar en mi cruiser, que las distancias son largas y en tren voy más rápido. —Me di cuenta sobre la marcha que, bueno, no tenía por qué saber qué mierda era eso—. Ah, cruiser es un tipo de skate. Pero qué va, en definitiva no puedo quejarme~

    No que Japón tuviera culpa de las mierdas, quería decir.

    No me pareció indagar en sus razones para mudarse, quizá fueran tan básicas como las mías pero vaya, una cuestión de decoro a secas. Visto estaba ya que no era ninguna preguntona. Alcé las cejas al decirme que venía de Rusia porque, no sé, era un país tan grande y misterioso que siempre salía en los libros de historia y habían sido el villano indiscutible de las pelis estadounidenses hasta que los reemplazaron los coreanos. También hacía un frío de cagar ahí arriba.

    —No, la verdad que no. —Lo acompañé de una risa bastante aliviada, sin reparar en que quizá, sólo quizá, podía considerarse ofensivo—. No me llevo bien con el frío, como decía, pero vaya. Ahora que lo dices tiene sentido y todo.

    Y es que un muchacho de tan baja pigmentación sólo podía intuír que sufriría un huevo y medio bajo el sol de Australia. Aquí en Japón los veranos también eran bastante intensos, la verdad, así que a ver cómo lo llevaba. Si había venido en vacaciones quizá ya lo había experimentado.

    En cuanto echó la cabeza hacia atrás para reírse seguí el movimiento de su cabello, el mismo que repasó con sus dedos, y apenas recibir sus zafiros de vuelta me sonreí y me encogí de hombros, entre orgullosa y satisfecha. Seguía siendo coña, claro, pero el tío sabía llevar una conversación y me estaba distrayendo de maravilla, así que puntos para el ruso misterioso, suponía.

    De paso aprovechaba las vistas, ya que estábamos.

    Asentí con calma a lo de que era de tercero y noté que desviaba su atención a la ventana, aunque lo seguí mirando pues porque sí. En cuanto recibí su segunda pregunta suavicé la sonrisa.

    —3-1. La 3-2, entonces~ —Ni que fuera el trabajo deductivo del año, pero me apeteció remarcar su clase—. ¿Y adónde va tu hermana? Quizá la tenga ubicada, llevo tres años aquí y ya me conozco a casi todos de memoria.
     
    • Adorable Adorable x 3
  15.  
    Insane

    Insane Gurú Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    2,937
    Pluma de
    Escritora
    [​IMG]

    ¿Un tipo de skate? Definitivamente no me sonaba de nada, pero al menos ya lo tenía en la cabeza si en algún momento viajábamos a la playa para intentarlo a ver qué tal. No me ofendí ni nada por su respuesta, no es como si Rusia destacara especialmente por el turismo con el frío que hacía, porque no cualquiera la pasaría medianamente normal con un clima que iba desde nueve grados bajo cero, hasta cuarenta y dos grados bajo cero, pero siempre se podía intentar en verano en cualquier caso. Aunque en gustos personales si que prefería el tipo de clima en donde la nieve caía sin cesar, vete a saber si por costumbre o porque me traía buenos recuerdos con mis amigos en mi tierra natal.

    —Un premio a la señorita~ —murmuré sin intenciones reales, solo por la gracia al deducir mi clase—. Mi hermana va contigo en la 3-1, Balaam —pestañeé con calma en lo que volvía a sus facciones, notando de soslayo justamente el pasar de mi hermana hacia la cafetería.

    Imaginaba que iría a comprar algo para comer, sintiendo por unos instantes el que podría acompañarla pero lo dejé pasar, no fuese que creyera que la estaba sobreprotegiendo siendo el primer día como tal de re-integro, con lo terca que solía ser para algunas tonterías. Por otra parte no sabía si ya había hablado alguna vez con esta chica, mi hermana solía ser sociable, sí, pero tampoco era de las que se las pasaba buscando conversaciones en los pasillos por temor de quedar con las palabras en la boca más que nada.

    —¿Y ese será tu almuerzo? —deslicé las pupilas hasta el café, preguntando en sí para saber si había traído algo de comer y lo había dejado arriba. Regresé mi mano al bolsillo en lo que dibujaba una sonrisa ligera en mis labios.
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  16.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche r e l o a d a b l e Game Master True World Domination chaotic evil Bebi ❤ Dumb bitches

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    3,496
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Sasha 4.png

    Obviamente sabía que todo era en coña, caso contrario hasta me preguntaría por la decencia de este chico si de veras se traía esos trucos baratos a colación apenas a quince minutos de estar conversando. Lo dejé correr, sin preocuparme por nada, y ensanché la sonrisa como si me emocionara la idea de recibir un premio por haber adivinado su clase.

    —Oh, ¿Balaam? —Alcé las cejas, haciendo memoria y recorriendo los rostros nuevos de la clase, y no tanto por el apellido sino por las coincidencias físicas recordé a la niña de cabello albino y la venda en los ojos—. Ah, sí, es la de pelo corto, ¿verdad? Blanco también.

    Obviamente me parecía descortés hacer mención a la venda, suponía que sería ciega o que como mínimo habría tenido un grave problema con la vista hacía poco. Fuera lo que fuera, no eran tópicos agradables para una charla casual y menos viniendo de un desconocido. Bueno, al menos yo en su lugar preferiría que no se pongan a sacar el tema como putos chismosos.

    —¿Te apellidas Balaam, entonces, misterioso asesor de café~?

    Que, otra vez, con mi familia ensamblada era bien consciente de que podía no ser el caso, y ante la duda mejor preguntar. Luego cuestionó sobre mi almuerzo y le eché un vistazo a la lata de café, entonando una risa antes de menear la cabeza.

    —No, no, tengo el almuerzo arriba, pero me distraje~

    ¿Así, por la cara? Well, whatever.

    Desvié mi atención hacia las escaleras antes de regresar al chico y las señalé vagamente, concediéndole una sonrisa animada.

    —¿Y tú qué onda? Igual siempre traigo de más, si quieres puedo pagarte la asesoría del café con comida~
     
    • Adorable Adorable x 3
  17.  
    Insane

    Insane Gurú Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    2,937
    Pluma de
    Escritora
    [​IMG]

    Asentí apenas ante sus señalizaciones fisícas, me esperaba que no fuese a mencionar el que era ciega de lleno porque personalmente me parecería de lo más desubicado, así que bien hasta ahí. Tampoco creía que fuese a preguntar el por qué de la venda y demás, es decir, ni el nombre me le sabía a la chica y dudaba realmente preguntárselo en el transcurso de la pequeña charla. Los hilos de grafeno por los que me movía solían ser inopinados, instintivos, disímiles, algo que tampoco tenía por qué especularse, porque vete a saber si había alguien que le interesara descifrar las crípticas, y por ahí derecho el perder el tiempo con algo así.

    —Es mi hermana por parte materna, así que no, no compartimos el primer apellido —comenté con una cuota de diversión en el proceso.

    No el inicial almenos. La sonrisa torcida apenas e hizo sombra ante su comentario, porque llegando recién y ya distrayendo a la gente, a ver si aprendía alguna vez~ Relajé los hombros, no iba a rechazar aquel desembolso por el favor del café, que venga, el trabajo gratuito no existía. ¿Volviendo a montarme en la película? Un poco sí.

    —Bienvenido sea aquel pago, señorita —esperé índice de que ella iniciara el caminar para seguirla, ya fuese por las escaleras o el ascensor—. ¿Y qué tal te ha ido en las clases? ¿Han dejado mucha tarea?


    Si quieres te lo arrastras <3
     
    • Adorable Adorable x 3
  18.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido chaotic evil Bebi ❤ Dumb bitches

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    11,931
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Emily 3.png

    Asentí con cierto deje de orgullo cuando me confirmo que era un buen truco, porque yo también creía que lo era y todo lo que pudiese ser darle algo de publicidad a la señora de la tienda sonaba a un buen plan. Es decir, era bastante probable que nunca fuese capaz de cubrir los gastos de las golosinas que le había dado a Alice cuando salía de la escuela y se escapaba a verla antes de que yo llegase para recogerla, así que era lo mínimo que podía hacer.

    Me quedé un rato pensando en como explicarle la posición de la tienda, en caso de que no viviésemos en el mismo barrio que era lo más probable, cuando noté que deslizaba su mirada hacia mis manos. Levanté una de ellas, extendiendo los dedos para mirarme las uñas, y me encogí ligeramente de hombros. No las tenía hechas un desastre porque siempre había intentado estar presentable para lo que pudiese pasar, pero en realidad no solía dedicarme mucho a ellas. Ni a las uñas ni a casi nada, lo de las mascarillas solo lo hacía por mi hermana y mi madre.

    —¿Ah, sí? Pues quizás me quiera pasar un día~

    La verdad era que tampoco pretendía rechazarle una oferta a una senpai, mucho menos a una que me había tratado tan bien incluso con un par de minutos de conversación, y no era como si lo repudiase por completo ni nada por el estilo, así que no tenía problema en acepta. Me giré entonces, hasta encarar los casilleros, y subí la mano para señalar un punto en el mismo con el dedo índice.

    >>Mira, la tienda que yo te digo está en Suginami. Hay un parque, se llama Kuritsu Mabashi Koen Undo, y si no eres familiar con la zona quizás no lo conozcas, pero creo que es bastante fácil de encontrar y un buen punto de referencia. Justo al lado hay un colegio, el Mabashi, y cruzando la calle esta la tienda que te digo —fui moviendo el dedo por la superficie de metal, para afirmar mis indicaciones, y cuando terminé volví a regresar mi vista hacia ella—. ¿Y el que tú dices? ¿Dónde queda?

    Después se presentó también y no pude evitar soltar una risilla divertida cuando vi la manera en la que lo hacía, porque, entre todo, me recordó a la fiesta de la semana pasada y a la tontería que nos estuvimos montando Anna y yo días antes de la misma, saludándonos todo el rato de la misma manera.

    Le quise corresponder con un gesto parecido, por aquello de seguirle la broma aun cuando ya me había presentado oficialmente, cuando sentí una mano sobre mi cabeza y me distraje por completo de mis intenciones. Levanté la vista hasta dar con el ámbar de Kohaku y tenía que ser ilegal lo que se me iluminó el rostro al distinguirlo, sobre todo porque no podía dejar de alegrarme por verlo tan en paz después de todo.

    >>Buenos días~ —saludé, sin pretender esconder en ningún momento mi emoción.

    Noté el tacto de su mano a lo largo de mi cabello mientras se alejaba, y aunque no consiguió provocarme ninguna reacción extraña de las mías, pensé en ese momento que, bueno, quizás mi melena no era tan ordinaria como yo creía.

    Volví la mirada hacia la pelirroja y, vamos, ni siquiera necesité verle el rostro para conectar las neuronas y saber que me caería algún tipo de pregunta o broma al respecto de aquello. Ya me había hecho a la idea, si desde que Haru me lo preguntó ya simplemente iba con ello, así que me permití simplemente sonreír y encogerme de hombros como si nada.

    >>Supongo~ ¿Quieres que te los presente un día, senpai? —bromeé, sin pretender ocultar en ningún momento mi expresión divertida—. Aunque no creo que necesites mi ayuda para nada~

    Le eché entonces un vistazo al reloj de la pared y di un pequeño respingo, volviendo la mirada hacia la muchacha instantes después.

    >>¡Ah, senpai! ¿Quieres que subamos juntas a clases? Voy a mi casillero a cambiarme los zapatos y te espero en el pasillo, ¿vale?

    No le di demasiado espacio a responderme, de todas formas, porque prácticamente salí corriendo hacia mi línea de casilleros, pero de todas formas si no quería hacerlo podía no aparecerse por el pasillo o simplemente venir a decírmelo y lo entendería en ambas situaciones.

    Y sí, también estaba huyendo un poco antes de que se apareciese más gente de tercero por ahí y descubriese la cantidad de alumnos mayores que conocía. ¿Para qué, exactamente? Pues ni idea, solo no quise que lo supiese aún y ya.

    ¿Quién más va a salvarte si no tu novia, pues? (?)
     
    • Adorable Adorable x 2
  19.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche r e l o a d a b l e Game Master True World Domination chaotic evil Bebi ❤ Dumb bitches

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    3,496
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Morgan.png

    Fue cosa de soltarle mi nombre y que el chico automáticamente me relacionara con los dos personajes mitológicos, bueno, que más fácil salían. No iba a desestimarlo por ello, para nada, si en el fondo a mí me encantaban todas esas mierdas y, quisiera o no, las había absorbido desde chiquita, con la abuela. Ya estaba, era un bicho medio freak de la mitología y las supersticiones, las cosas raras, vamos, y se había visto con toda la atención que le presté a Kashya apenas creyó que alguna de las dos tenía que morir por culpa de la existencia de la otra. Eh, ahora que lo pensaba, hacía mucho que no pasaba a saludarla, ¿verdad~?

    ¿Maze no era otro que le iba ese rollo, ahora que hacía memoria?

    —No, supongo que no, probablemente me acordaría. Me gustan esas mierdas. —No que me importara tranquilizarlo, pero un poco en automático meneé la cabeza apenas se disculpó por haber olvidado mi nombre. Igual actuaba por motivos extraños, que casi nunca cuestionaba, y eso era evidente—. Descuida, yo también había olvidado tu existencia. Estamos a mano~

    Porque se suponía que primero lo tranquilizaba y luego le soltaba la verdad por toda la cara, ¿eh? Y no iba a malas, ni siquiera era plenamente consciente del efecto que podría generar. Sólo lo hacía y ya. Si de hecho le sonreí y todo, como si nada. Tampoco le di mucha importancia a la forma en que se rascó la nuca, dicho sea de paso. Quizá denotara incomodidad y con dos dedos de frente me hubiera marchado para dejarle su espacio o también podría haber preguntado si iba todo bien.

    Pero bueno.

    Me dio vía libre para ponerme de preguntona y no que fuera una metiche de cuidado, pero igual me gustaba hacer lo que me apeteciera y cuando los demás lo consentían, pues mejor que mejor, ¿a que sí? Ensanché suavemente la sonrisa y me dispuse a caminar, aceptando de forma tácita su invitación para subir juntos.

    —¿Ascensor o escaleras? —inquirí, señalando ambos, porque mi indiferencia tenía un límite y el pobre diablo andaba con bastón. Luego ya solté la lengua—. Bueno, eres muy alto y tienes heterocromía. Muy bonita, por cierto. También te ves bronceado y sólo hablas inglés, ¿de dónde eres? ¿Por qué te mudaste a Japón?

    cumplí :D

    a emi-chan me la arrastro arriba
     
    • Fangirl Fangirl x 2

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso