de Inuyasha - Pasión en Arabia [InuxKag]

Tema en 'Inuyasha, Ranma y Rinne' iniciado por KagoRinneSama, 10 Julio 2009.

Cargando...
?

¿Te gusta este fic?

  1. Si ^-^

    97.2%
  2. Mas o menos -_-

    1.8%
  3. No T.T

    0.9%
  1.  
    Miharu Rokujo

    Miharu Rokujo Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Agosto 2008
    Mensajes:
    94
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    Continuacion! Yeah! :arg:
    Kirara de yegua? Eso si fue lol xD
    Que lindos se ven en la primera imagen :fangirl: Y lo último, OMG, que pasará :HM:
    felicidades por el titulo!
     
  2.  
    Inu Girl

    Inu Girl Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    11 Julio 2005
    Mensajes:
    139
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    Esta Increible tu fanfic!! jaja La forma en la que ambos se desean es sumamente interesante!! :wtf: jaja pero si, despues se van a encontrar con sus verdaderos sentimientos y se rendiran ante sus deseos y necesidades como mencionas Jesiret jaja pero si, esta muy captante!! ^^ espero lo continues pronto y el lemon tmb jaja cuidate, te felicito, esta genial super, hasta entonces sayonara prrrmiau
     
  3.  
    Inukax

    Inukax Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    9 Diciembre 2008
    Mensajes:
    198
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    OmG!
    Pero ayudenme a decir OmG! Te quedo super... Me encantó.
    Dios! Que Sultan más enojado! jajajajaja... Me encanta cuando él pelea de esa manera con Kagome, definitivamente son tal para cual!
    Todas las mujeres están enamoradas de Inuyasha (menos Sango :D).... vamos a ver que tal le va a Kagome con tantos obstaculos y prejuicios!
    Hay lemon la proxima continuación? no lo creo--- jejeje.... Pero ojala y me equivoque!
    Te vas de vacasiones? Por favor dejá aunque sea algún capítulo antes de irte! Ojala y te diviertas mucho y la pases super!
    Pone la conti pronto!
    Nos seguimos leyendo...
    Cuidate!
    bYe!
     
  4.  
    sarachan

    sarachan Iniciado

    Sagitario
    Miembro desde:
    28 Febrero 2009
    Mensajes:
    43
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    Holaaaa!!

    Me encantó el capitulo como siempre!!:rosa:

    Jajaja me encantó esta parte... Pobre de Inu, creo que le dolio en su orgullo. Me gusta cuando estos dos pelea, uno por orgulloso y la otra por testadura me encantaxD

    Espero pronto la conti ansiosa:saltarin:

    Cuidate y besos:besito:

    Atte: Sarachan:rosa:

    Pd: Diviertete en las vacaciones!!
     
  5.  
    RMS

    RMS Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    14 Octubre 2006
    Mensajes:
    41
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    xD esa estubo muy buena..
    y te felicito por haberte graduado
    yo tambien me acabo de graduar de bachiller..
    ahora si que va hacer kagome no le veo salida a estoxD
    espero ansiosa la continuacion besos..
     
  6.  
    ISYLU

    ISYLU Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    6 Octubre 2008
    Mensajes:
    151
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    ayyyy!! que bonito, que bonito!! Me encanto la conti!!
    jaja que bobito ese kouga ¿no?, mira que salir cabalgando sin saber a donde y más en el desierto!!
    y que puedo decir? me encanto!!,estuvo super buena la conti!!!
    Ayyy que emoción, ya no puedo esperar!! ;) quiero saber YA que va a pasar entre ellos!!
    WIIII que lindo!! jeje
    Bueno,jeje ahora que ya me calme me despido :)
    nos vemos !! :)
    PD: muy lindas las imagenes, me han gustado mucho. :)
     
  7.  
    KagoRinneSama

    KagoRinneSama Fanático

    Cáncer
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2007
    Mensajes:
    1,038
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Pasión en Arabia [InuxKag]
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    12
     
    Palabras:
    4132
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    :hola: bueno como me voy esta semana creo ¬¬ no me confirman mis padres jejeje. decidí colocarles el capitulo hoy, si!!!! para ustedes jajaja. bueno ahora si el capitulo que lo disfruten
    Capitulo 7: La Cobra Venenosa

    — Eres sumamente hermosa “sitt”, su cuerpo al igual que toda tú es endemoniadamente hipnotizante.


    — Aléjese de mi sultán.- pedí con voz ronca, su voz en mi oído era perfectamente deliciosa.


    Tomó mi brazo con delicadeza y lo halo causando que mi cuerpo se levantara permitiendo que él pudiese admirarme mejor. Libero mi brazo y me cubrí de inmediato con ellos.


    — ¡Es increíble!-musitó fascinado.— Como las gotas de agua poco a poco recorren tu cuerpo, causándome envidia.- me devoraba con la vista, era como si me estuviese ¿consumiendo?


    — Sultán aléjese de mí.- pude decir mientras retrocedía un paso en la bañera.


    Pero Inuyasha no iba a contenerse, al verme retroceder de inmediato me tomó a la fuerza, me cargo hasta estar de vuelta en la tienda principal y me recostó en los cojines.

    Coloco sus fuertes manos sobre las mías, pasándolas sobre mi cabeza, su mirada llena de pasión era todo lo que podía deslumbrar.

    En mi vida había besado. Cuando sentí el suave rocé de sus labios en los míos fue como viajar al cielo. Sus labios contra los míos en furia en búsqueda de algo que jamás le permitiría-explorar mi boca- que el beso se intensificara. Al no conseguirlo se separo un poco y me miró a los ojos.


    — Abre la boca.- ordenó.


    — Me niego, no quiero. Apártese de mí.- grité.


    Forcejee un poco, dejo libre mis manos y el se coloco junto a mí. Su rostro estaba descompuesto. Yo tome uno de los mantos sobre los cojines y me cubrí el cuerpo con ellos.


    — Dentro de poco estará la cena, arréglese y vístase.- se puso de pie. Mientras que su mirada estaba perdida.


    Luego de haberse ido regrese al Shiraz y me coloque la ropa que había traído la joven para mí. Volví a sujetar mi cabello con una cola alta y salí de la tienda.


    Los guardias del sultán me observaban mientras mascullaban entre sí oraciones que no logre entender, me acerque a la fogata. Busque con la mirada a Inuyasha y lo encontré sentado junto a esta contemplándola gustoso. Al parecer se sentía más a gusto aquí que en su palacio. A pesar de que estaba molesta por lo que el había hecho hacia unos momentos, no me quitaba la curiosidad de saber porque se encontraba en ese estado tan perdido.


    Me acerque a el, tomé asiento a su lado y tan solo me ignoro con la mirada. Hubo silencio durante largo tiempo, yo contemplaba la belleza de las tiendas, detestaba los douares pero este era realmente hermoso. El ambiente era muy familiar y no como el que sirvió mi madre.


    — Eres la primera.- menciono después de un rato.


    — ¿La primera que?- pregunte en tonó molesto.


    — La primera mujer que al sentir como la acaricio me rechaza, cualquier otra con ese simple beso estaría en estos momentos gimiendo bajo mis caricias.- su mirada aun seguía perdida en la fogata.


    — No soy como las demás.- admití con orgullo.


    — Eso me hace preguntarme ¿Por qué? ¿Qué hace que sea tan distinta? ¿Por qué odia tanto su cultura como para rechazarme? ¿Por qué vivir en un infierno sin pasión, sin deseo, sin lujuria?- su mirada se poso en la mía y no pude evitar reír de nerviosismo ante sus preguntas.


    — Supongo, tal vez…debido a que soy muy obstinada.- hice una pausa por un momento, vi sus a sus ojos nuevamente, baje la mirada y sonreí con auge de tristeza.— O tal vez se deba al hecho de todo lo que viví cuando pequeña que me hizo despreciar a los hombres, sobre todo a los sultanes.


    — ¿Qué fue aquello que vivió?- inquirió con intriga.


    — Mi madre era una odalisca muy hermosa, bailaba con gusto y diversión no por placer. Cuando mi padre murió ella dejo de bailar por muchos meses, el verla sufrir me hizo darme cuenta de que yo no deseaba aquello.


    — La muerte de un esposo siempre es dolorosa. No debe negarse por el simple hecho de que su…- interrumpí.


    —Pero para mí su muerte no fue tan grave como para ella ya que nunca lo veía…unos cuantos años después, mi madre había vuelto a bailar pero esta vez paso a ser vista por el visir Naraku y…- me interrumpió.


    — Deténgase ¿Naraku vio a su madre bailar? ¿Ese hombre esta involucrado en su desdicha?


    — Si, el es la causa por la cuál lo odio, sin ofender.- explique rápido, realizo una mueca extraña y me indico que continuara.— el llevo a mi madre al palacio de sultán Inuno, dijo que este había ordenado que ella fuese a entretenerlo de modo “privado”.


    — Blasfemia, mi padre después de la muerte de mi madre no volvió a tocar a ninguna mujer.- defendió con disgusto.


    — Pero eso fue lo que dijo, además muy poco después de que se la llevó mi madre murió en un accidente junto a mi abuelo, quien fue llamado al palacio el mismo día.- cerré mis manos hasta convertirlos en puños, odiaba ese recuerdo.


    — Naraku era un miserable, ese imbesil engaño a mi padre hasta el día de su muerte haciéndole creer que era su amigo confiable. Por su culpa hubo muchas personas del pueblo que quedaron solas.- afirmó con odio.


    — ¿Qué ocurrió con él?- pregunté mientras que el se quitaba el turbante y lo colocaba junto él permitiéndome presenciar su larga y sedosa cabellera por primera vez.


    — Cuando asumí el trono lo mande a rendirle cuentas a Alá.- expreso de lo más tranquilo.


    — ¿Lo mató?- trague fuerte.


    — No, lo desterré al desierto con tan solo una botella de agua y un pedazo de pan.- se recostó en el suelo mostrándose tranquilo.


    — Ya veo.- suspire.


    Estuvimos nuevamente en silencio por un largo rato. Las odaliscas se acercaron a la fogata, comenzaron a danzar con velos y movimientos seductores. Varias de ella se acercaron al sultán que ahora se encontraba sentado pero este parecía absorto a lo que ocurría a su alrededor. Su mirada se enfocaba en mis ojos intentando descubrir algo…


    _____________________________Inuyasha_______________________________


    ¿Qué me ocurría? en cualquier otra ocasión yo hubiese tomado a la mujer sin importarme su dignidad, de todas maneras ¡estaba para complacerme a mí!…pero cuando sentí su cuerpo caliente debajo del mío sabiendo que se resistía a mis caricias, sentí el impulso de detenerme. No quería ser un violador. Mi misión era que ella entrara a mi cama por su voluntad y no a la fuerza.


    Mientras las odaliscas danzaban alrededor de la fogata y mió, no pude evitar dejar mirarla a ella, después de todo solo me paso por la mente cuando danzo con las khanjars no he dejado de pensar en como seria que danzara en privado para mí. Sus movimientos seductores e hipnotizantes solo para mí era algo que me excitaba demasiado.


    Ella observaba como encantada a las odaliscas. Por mas que ella se resistiera al hecho de ser natal de estas tierras, decir odiarlas era demasiado. Ella jamás podría odiar el desierto, después de todo estaba en su sangre y por estar resistiéndose hacia ya tanto tiempo su cuerpo estaba siendo consumido por el deseo. Gracias a eso no iba a poder rechazarme por mucho tiempo.


    Tal vez si la enamorará tardaría menos, después de todo ella era una mujer y yo un hombre; dos seres destinados a la unión profunda y perfecta de la pasión y el deseo, desatados sin control en una cama. Dos amantes solos. Con tiempo para sentirnos

    cuando estamos solos, el tiempo no existe ni existe el final sólo nos miramos para besarnos y amarnos sin que el mundo se mueva envidioso de nuestro placer. Eso es lo que Kagome debería sentir en ese acto tan pasional en el cuál me rechaza. Pero no iba a permitirlo por mucho tiempo. Ya sabía que ella jamás se entregaría por deseo, entonces que se entregara por amor a mí persona. Decidido la enamoraría.

    Me puse de pie, Kagome se percato de mi acción al igual que todos los que se encontraban a mí alrededor.


    — Ven conmigo.- pedí en tono suave, mientras la miraba de modo seductor.


    Pareció dudarlo unos momentos. Reacción normal después de todo casi la violaba en el shiraz.

    Se coloco de pie y tomó la mano que le ofrecía para ayudarla a levantarse. Pase mi mano por su cintura pero la retiró de inmediato como me lo supuse rechazaba cualquier contacto físico.
    Caminamos uno junto al otro por varios minutos por los alrededores del douar. El silencio era incomodo y denso, pero eso no interferiría con mis planes.
    Imité una acción que Miroku me hacia cuando niño la cuál me molestaba pero el siempre estallaba de risa, con mi mano fingí estar cortando algo en el aire, Kagome me miró extrañada.

    — ¿Qué hace?- perfecto otra vez me trataba de usted.


    — Corto la tensión.- admití con una sonrisa. Kagome se río un poco.


    — Me parece bien.- admitió.


    — ¿No tiene hambre?


    — No, la verdad.- contestó.


    Me senté en la arena, miré el cielo nocturno, llenó de estrellas y de historias.

    El douar no estaba lejos y se escuchaba la música de las odaliscas aun a esa distancia. Kagome comenzó a mover su cintura al ritmo de la música. Dejándose seducir cada vez más. Pose la mirada sobre ella quien permanecía con los ojos cerrados. El velo que llevaba en su cintura paso a sus manos, moviéndolo con deseo. Hipnotizándome.

    Su cintura se movía rápido muy rápido, encantándome, excitándome, seduciéndome. Comenzó a acercarse, coloco sus piernas alrededor de mi cintura permitiéndome deleitar mejor sus piernas suaves. Se agacho sin dejar de bailar hasta quedar con su rostro frente al mío, movió sus hombros con descaro. ¿Dónde había visto ese baile antes? Entonces lo supe cuando cubrió parte de su rostro con el velo. Las imágenes de la odalisca de mis sueños se vinieron en ese instante todas de golpe. La razón por la cuál no se revelaba era porque Kagome debía mostrármelo. Hasta que no se mostrara a mí no se revelaría el rostro de la odalisca, en otras palabras mi destino.

    Mi respiración chocaba con el velo que aun cubría sus labios carnosos. Kagome se detuvo pero la música continuaba.

    — ¿Qué ocurre?- pregunté al no saber la razón.


    — No se mueva si no quiere morir.- ordenó.

    ¡¿Qué se creía?! Para mandarme, esa mujer me estaba sacando de quicio. Y eso me encantaba. Me fascinaba el hecho de creerse superior a mí.

    — Yo hago lo que me plazca.- le advertí.


    — No comprende, hay una cobra venenosa tras de usted.- musitó.


    — ¡Oh! Ya veo.- con mucha lentitud dirigí mi mano hacia “colmillo de acero” la khanjar que me había dejado mi padre. La cuál jamás me quitaba.


    — Se esta acercando.- advirtió. Miré sus ojos pero no demostraban miedo sino preocupación. ¿Por qué?


    La cobra salto hacia nosotros, empuje a Kagome que cayo de espaldas en la arena y mate a la cobra cortando su cabeza en el aire. Su cabeza cayo justo a los pies de Kagome mientras que su cuerpo tardo unos segundos en dejar de moverse.


    Me acerque hacia Kagome quien me miraba impresionada. Me acerque a ella y extendí mi mano para ayudar a levantarla.


    — ¿Te encuentras bien?- pregunté con una sonrisa en mi rostro para tranquilizarla.


    Asintió, tomó mi mano y la ayude a levantarse.


    — Gracias.- dijo mirando hacia otro lado.


    Envaine mi khanjar y suspiré, no era la primara vez que me enfrentaba a cobras del desierto.


    — No fue nada, es una tontería la verdad.- exprese orgulloso por mi acción. Eso me daría muchos puntos.


    — Una cobra venenosa mató a mi padre.- comentó, mi orgullo se hizo añicos. Eso explicaba el recelo que mostraban sus ojos cuando vio la cobra caer.


    — Vamos a regresar al douar, ya han sido demasiadas aventuras por un día.


    — Estoy de acuerdo.- dio un suspiró enorme.


    Comenzamos a caminar, me detuve un momento. Kagome al percatarse de esto se giró.


    — ¿Qué ocurre?- preguntó.


    — Lamentó lo de su padre, no lo sabía.- me disculpe, al decir aquello había ofendido su recuerdo.


    — No importa eso fue hace mucho tiempo, pero gracias.- sonrió.


    Era la primera vez que la veía sonreír de esa manera tan dulce, estaba realmente agradecida y eso me impresiono. Nadie jamás me había demostrado una sonrisa así. Bueno nadie con excepción de mi madre, pero la verdad no la recordaba mucho.


    — Regresemos.- me indicó para que siguiéramos caminando.


    De regreso al douar pedí que la llevaran a otra de mis tiendas lujosas, yo dormiría el la cuál casi la violaba ya que su aroma se había quedado en los cojines. Al parecer me estaba ganando a la fiera.


    continuara::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

    espero que les haya gustado aquí las imagenes
    nos vemos en la proxima
    :bye:

    :ANYWORD:
     
    Última edición: 9 Octubre 2013
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    yetmoxweetok

    yetmoxweetok Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    27 Octubre 2008
    Mensajes:
    36
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    aaaaaaaa me encanta, me encanta, me encanta, wow tu fic es simplemente increible que buena fiorma d narrar, ese Inuyasha se me hace un picaro un verdadero seductor y...es genial! wow muy buen fic espero la conti con ansias aunque si te vas de vacaciones pues seran dos semanas esperando a que Kagome caiga en la tentacion jeje

    que te vaya bien en tu viaje!!! y que descances
    me encanta tu fic!!!
     
  9.  
    Sumi Chan

    Sumi Chan Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Junio 2008
    Mensajes:
    400
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    ayy que emocion!!
    estaba pensando en esperarme mas peo nop pude!!
    en fin, Kagome espero que caigas poco a poc a la tentacion,
    que haiga un lemon.
    Woe
    LA COBRA SI DIO MELLO,
    JEJEJE
    pero Inuyasha la rego de nuevo:(
    en fin nos vemos choa
     
  10.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    simplemente sensacional me encanto este capitulo y algunas partes tambien dieron risa jeje :P y ese Inuyasha se pasa asi ke la va a enamorar para poder estar con ella mmmm va a ser muy interesante saber como ira a conseguirlo ... jejeje y esa parte donde "cortaba la tensión" oseaaa ayy osuwarise paso xD *verguenza* jjajajaja pero si dio risa jajaja ... ay ke bueno me alegro ke hayas puesto conti rápido jeje :D y buena suerte en el viaje ke vas a hacer ... Ojala pongas el sgte capi pronto lo estare esperando ansiosa :D ... Sayo
     
  11.  
    sarachan

    sarachan Iniciado

    Sagitario
    Miembro desde:
    28 Febrero 2009
    Mensajes:
    43
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    Holaaaa wuapa!!

    Me encantó el capitulo como siempre!!:rosa:

    Este Inuyasha me dio tanta gracia cuando dijo que "cortaba la tensión" jajaja que gracioso. Te ha quedado genial lo de la serpiente venenosa.

    No desesperes Inuyasha que poco a poco Kagome caerá en la tentación, como dijo el dicho, " el que perseva, lo conseguirá"xD

    Espero pronto la conty con ansias:saltarin:

    Cuidate y besos:besito:

    Atte: Sarachan:rosa:
     
  12.  
    Inukax

    Inukax Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    9 Diciembre 2008
    Mensajes:
    198
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    OmG!
    Estubo super..... Me que de como que "OmG" cuando Kagome le empezó a bailar a Inuyasha! Nunca me imagine que hiciera eso..... y esa dunda serpiente! Como se le ocurre entrometerse en un baile que pudo haber llegado a más que un simple baile! asH!
    Bueno.... Van a tener más momentos privados... jejejejejeje.... Jess! TE vas de vacasiones... buuuu nos abandonas! Sos mala! Parece que nunca lees mis post... Nunca me contestas! :( Mala Mala!
    Recorda que aunque seas mala y no contestes mis posts :( contas con mi apoyo!
    Pero me encanta tu fics y espero que lo continues pronto!
    cuidate!
    bYe!
     
  13.  
    Taori_3322

    Taori_3322 Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    10 Octubre 2005
    Mensajes:
    265
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    Creo que me estoy volviendo loca
    ense que habia puesto el post ^^U
    bueno no importa aqui lo pongo
    me gusto mucho la conti
    sobre todo cuando estaba bailando Kag
    lastima que se arruino el momento por la cobra
    pero bueno
    tengo que decir que esta emocionante
    y espero que pongas la conti pronto

    Besos
    Sayounara
     
  14.  
    pinkprincess

    pinkprincess Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    28 Octubre 2008
    Mensajes:
    159
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    Me encanta el fic!!
    Como le pudo hacer eso Inu!!:eek: Q poca delicadeza!!
    Aunq ahora se comporta mas amable con Kagome;) eso esta bien!!
    Espero q te lo pases bien en tu viaje!! Y felicidades por el titulo!! ^^

    Xao!!

    PD: No se como puedes relatar tan bien las historias, al menos yo me meto en la historia de lleno^^ y eso me encanta en una historia, sigue asi!! =3
     
  15.  
    ISYLU

    ISYLU Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    6 Octubre 2008
    Mensajes:
    151
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    Me encanta!; definitivamente me E-N-C-A-N-T-A !!!
    El fic es genial! en verdad uno se mete de lleno en la historia!!
    Muy bueno el capi!
    A ver empecemos, parece que, (despues del PEQUEÑO incidende
    en la tienda), se llevan mejor ¿no? jajaja, bueno fueron a caminar y... ¡ay me acorde, jua fue muy chistoso eso de "cortando la tencion" , ya me imagino la cara de bobo que puso Inu! ... :) jaja
    ...volviendo al tema, que bueno que se lleven mejor (ya era hora), por lo menos logró que kagome le sonria ;) jaja algo es algo ¿ne? :)
    Bueno... muy linda la conti!! un besote y que te vaya bien en las vacaciones.
    PD: alguien quiere ayudarme con la tarea? jaja ¿no verdad?, bueno entonces la hago YO sola! jajaja
    MUGRE COBRA!! CORTO LA MEJOR PARTE!!
    ahora si BYE!!!!
     
  16.  
    SesshMamYash

    SesshMamYash Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    18 Diciembre 2008
    Mensajes:
    11
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    Pero que suerte he tenido... leì dos capìtulos este dìa (supongo que por ausentarme por un tiempito era lògico que esto pasara) en fin... dejando a un lado esto, debo felicitarte, es que en serio que me divirtiò la pelea entre estos dos que como siempre retrasa el avance que puede haber en su historia de amor (ninguno quiere dar su brazo a torcer) pero hemos descubierto que Inu como siempre es un buen espadachìn (clàsico en èl), cada entrega nos revela detalles del pasado de ambos, lo cuàl es ameno y mantiene interesado al lector, yo no creo que hayas revelado la historia en el pròlogo, màs bien pienso que nos diste un avistamiento fugaz de lo que pasarìa. Espero leerte prontito y sorprenderme como siempre que leo tus fics.

    Atte:

    K-Chan
     
  17.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    Sorry por no pasarme x'DD.

    Me encanto lo dos capítulos que me perdí, pero obviamente me gusto más esté. Tubo de todo jejeje.

    Me dio risa cuando Kagome le dice que no se mueva o se muere jajaja y es que era una cobra x'DDD, me morí de risa con eso.
     
  18.  
    Karin Cullen

    Karin Cullen Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    21 Diciembre 2008
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    Amigaaa!!! Esta Buenisimoooo!! Me encanto como Inuyasha mato a la cobra *-* La besooo!! =D AL FIIIN!! Que broma con Kagome que se pone dificil... -.-" Y me fascino eso de "Estoy cortando la tension" x3 Que bello, me encanto amiga!! Espero que continues prontooo!! Quiero saber que pasaraaa!! Contii!! Chau!! Cuidate!! Besos!!
     
  19.  
    KagoRinneSama

    KagoRinneSama Fanático

    Cáncer
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2007
    Mensajes:
    1,038
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Pasión en Arabia [InuxKag]
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    12
     
    Palabras:
    3041
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    :hola: Muchas gracias por sus post y bienvenidas las nuevas lectoras. Por fin regrese jaja, se que me quieren matar por no haber puesto continuación durante dos semanas pero estaba de viaje y no tenia internet :lloro: pero ya volví si!!!!!!!!! y adivinen les traigo conti , les pongo la proxima el viernes a mas tardar el domingo ya que voy a compensarlas por todo el tiempo por lo que les voy a colocar dos contis a la semana SI!!!! yo se que soy buena jajaja. Bueno por eso aquí el capitulo, que lo disfruten.

    Capitulo 8: Rompiendo las Barreras

    Desde la noche en que nos atacó la cobra había transcurrido una semana completa en el douar, gracias al cielo Miroku y Kouga habían regresado, por lo que pude comenzar a pintar. Todas las noches era obligada a comer con el sultán, lo positivo era que no lo veía el resto del día. No preguntaba por el, ni tampoco me interesaba.

    Me encontraba pintando con suma delicadeza la arena en el cuadro. Pequeños detalles con el pincel le daban un aspecto más realista. Según él, deseaba que se viese como una fantasía real. Como lo imaginaria yo, una manera de atraerme.

    Mientras pintaba, la brisa rozaba mi cuello como una leve respiración, como su aliento. Aun podía recordar con claridad sus manos recorriendo mi espalda el día en que lo conocí. Sus labios posados sobre los míos en un arranque pasional de lujuria. El sentir su corazón pegado al mío latir desenfrenado. Su mirada candente como el sol mirándome.

    Desde que había llegue no había dejado de soñar con ese chico, no era el sultán, sino con aquel hombre de ojos dorados cubriéndose el rostro con una burka. Su mirada fija en la mía. Suspire. Ese hombre tan fiero pasional, me excitaba demasiado, sobre todo sus ojos dorados. Su látigo apunto de azotarme mientras descendía de Sahar…un momento, ¿Sahar? Acaso ¿Estoy comparando al beduino de mis sueños con Inuyasha?

    Eso no era posible, inaudito, no poseían relación alguna. Era cierto que Inuyasha me había salvado de la cobra venenosa pero…pero eso no significaba que no fuera un sultán horrible y cruel.

    Mire el dibujo el cuál estaba terminado, lo había acabado mientras me dejaba llevar por mis pensamientos. Eso me ocurría mucho.

    — Veo que ya terminaste.- escuche su voz en mi espalda.

    Giré mi rostro y lo mire, su porte masculino haciéndolo verse más sensual con su pecho descubierto, sus cabellos plateados sueltos cayendo por su espalda, sus anchos hombros lo hacían lucir intimidante pero su pecho tan bien formado le daba un toque demasiado atrayente. A ¿Qué estaba jugando? no era común que un sultán mostrara su cuerpo tan libremente.

    — Si, he acabado este cuadro.- se acerco a paso lento y seductor hasta posarse a mi lado.

    — Me gusta como lo pintaste, sin duda Miroku tiene buen ojo para la belleza…-se quedo mirándome de reojo por un momento.— artística.

    — Gracias…supongo.- dije avergonzada.

    — Falta bastante para que anochezca, ¿porque no viene conmigo? Voy a dar un paseo por el oasis que esta cerca.- estiró su mano esperando una aprobación de mi parte.

    Deseaba decirle que sí, era un hombre repulsivo e intimidante, pero increíblemente encantador y dulce, estaba totalmente confundida después de todo su manera de actuar conmigo durante esa semana había cambiado mucho.

    Los largos paseos a caballo, las cenas probando manjares exóticos, sobre todo la noche en que se levanto y bailo conmigo la danza Dabke. El estaba siendo dulce y yo me estaba dejando cautivar por eso, no lo iba a permitir. No tomé su mano.

    — Me temo que no estoy de ánimos para ir a algún lado.- mentí.— Me encuentro cansada.

    — Ya veo.- expreso una sonrisa compresiva, pero sus ojos exponían un profundo disgusto como era de esperarse.

    Se quedo en silencio durante unos segundos los cuales para mi fueron eternos, ahora si necesitaba que “cortara la tensión” como la otra noche. Es cierto que yo era la culpable por ese silencio tan incomodo pero el debía entender que era un sultán, un mujeriego y sobre todo un hombre imposible de alcanzar o tomar en serio.

    — ¡Señorita Kagome!- me llamó Kouga a lo lejos.

    — Al parecer Mitterrand te busca.- susurro a regañadientes, sus músculos se contrajeron como si estuviese ¿celoso?

    — Si.- me levante de la silla en la que me encontraba sentada y me dirigí hacia donde estaba Kouga.

    — Al fin te encuentro.- musitó al verme.

    — ¿Qué te ocurre? Te notó alterado.- pregunte, sus facciones estaban descompuestas y su rostro mostraba ira.

    — Me ocurre que el “perrucho” ese, acaba de ofrecerme una cantidad de oro inimaginable para que fueses parte de su harem.
    Esas palabras me afectaron mas de lo que había pensado, pero no conocía el ¿Por qué? Estaba afligida y enojada. No me sorprendía en absoluto una acción así por parte de Inuyasha, después de todo el era el sultán y siempre deseaba lo que no podía tener.


    — ¿Qué le dijiste?- temí su respuesta.

    — Pues que no, le aclare que no eras de esas mujeres, que eras especial y que la única manera que podría arrebatarte de mi lado era casándose contigo.- tomo mis manos, y su voz se suavizo.— Kagome tu eres muy importante para mí.

    — Kouga yo…- no sabía que decir, era la primera vez que se mostraba tan abierto en sus sentimientos.

    — Kagome no tienes idea de lo molesto que me siento cada vez que ese “perro” te ve de esa manera tan sensual, en los instantes en que se muestra cariñoso contigo lo odio.- su mirada se había apartado de la mía por unos momentos pero luego volvió a posarse en mis ojos.— Tenías razón no debí traerte a este lugar.

    Se inclino para abrazarme pero me aparte, Kouga no era el mismo, al que veía no era al hombre que adoraba como un hermano sino a otro, uno que mostraba deseo por mí y lo odiaba.

    — Tengo cosas que hacer.- mentí, me aleje a paso lento de él y entre en la tienda.

    Me sentía sumamente incomoda ante la situación, Inuyasha había sido muy dulce conmigo para que viniese a cometer tal acto de estupidez. Me senté en uno de los cojines y abrace mis rodillas con los brazos, ocultando así la cabeza entre mis piernas.

    ¿Qué me sucedía? ¿Por qué me sentía tan triste? ¿Acaso me encontraba tan mal a causa de lo que me había dicho Kouga? No tendría sentido, después de todo yo jamás accedería a tener algo con el sultán…pero ¿Qué me pasaba entonces?
    _________________________________Inuyasha______________________________


    Estaba realmente furioso mientras caminaba hacia el oasis que se encontraba detrás del douar, no por el hecho de que Kagome se negara a venir conmigo-ya que al principio se negaba a todo- si no por la conversación que había tenido con Mitterrand hacia unos cuantos minutos en el douar.

    Flash Back

    — ¿Deseaba verme sultán?- pregunto entrando a la tienda.

    — Si, señor Mitterrand.- tomé asiento en el cojín junto a la mesa y le hice un gesto para que hiciera lo mismo.

    — A ¿Qué se debe el honor?- pregunto, en sus ojos se percibía la hipocresía.

    — Pues deseo tener una platica con usted de hombre a hombre.

    — ¿Con respecto? Sultán.

    — Kagome…- sus ojos pasaron de hipocresía a odio inminente, al parecer ese hombre me había mentido con lo de que Kagome era solo su protegida.

    — ¿Qué ocurre con ella?- su tono de voz ya no pretendía fingir agrado, al contrarío al parecer ya me tenía la suficiente confianza como para tutearme…ya me vengaría de eso después.

    — Deseo que se quede permanentemente aquí, en mi palacio.- me fui directo al punto no quería rodear el tema.

    — Me temo que no es posible, Kagome no es de “esas” mujeres las cuales solo tienen para complacerlo, sultán.

    — Idiota, eso ya lo se.- lo insulte, me sacaba de quicio ese sarnoso.— No la quiero con ese fin, ella es una mujer delicada y sobre todo de principios. Pienso desposarla, ya que ese es el único modo en que se entregaría a mí.- explique, su rostro se puso pálido— Lo llame para que habláramos de dinero, Kagome es muy buena artista y el hecho de que ella se quede aquí te traería problemas financieros por lo que…- me interrumpió.

    Dio un golpe fuerte a la mesa con su mano, mientras que su rostro expresaba desprecio, angustia, preocupación…pero más que todo odio.

    — No me insultes bestia.- me gruño.— Kagome es solo mía, ni muerto permitiría que un ser como tú la tocara.- exclamo precipitado

    — Ja ¿un ser como yo? Te refieres a un sultán, el dueño de casi todo el desierto de Arabia, un hombre apuesto con el que cualquier mujer desearía estar.- dije con sarcasmo.— si, innegablemente es una tortura.

    — No me vengas con tu sarcasmo.- grito, alzo el puño para golpearme pero sujete su mano con fuerza.

    — Pasare este hecho por alto.- dije con furia mientras presionaba su puño con fuerza, lo suficiente como para hacer que se arrodillara ante mí. Baje la mirada y lo observé con furia.— Kagome será mía y no habrá nada que puedas hacer para evitarlo sarnosito. Y si se te ocurre volver a tratar de golpearme te prometo que te destruiré lentamente. — Lárgate de aquí.- lo solté con fuerza estrellándose contra el suelo.

    End The Flash Back

    Estaba recostado en una de las palmeras del oasis, dejando que la brisa me refrescara los pensamientos.

    Lo que le había dicho a Mitterrand había sido cierto, si planeaba contraer nupcias con Kagome, ya que ella jamás aceptaría ser mía solo por deseo, pero era solo por eso, por acostarme con la única que se resistía. Además
    Kagome no se merecía el mismo trato que las otras por ser una persona demasiado… ¿Testaruda? ¿Terca? ¿Amable? ¿Hermosa?


    Era una guerra en mi interior se debatía con lo bueno y lo malo, esa mujer era diferente a cualquiera que hubiese conocido. Me fascinaba.

    Me fascinaba el hecho de que se resistiera a mis caricias a la vez que lo odiaba, adoraba que bailara solo para mí, sobre todo la noche en que baile junto a ella. La cara de Mitterrand era inolvidable en ese momento. Furia total.

    A la hora de estar allí decidí que lo mejor seria regresar al douar, pasaría un tiempo con Kagome quisiera ella o no. Comencé el corto camino de regreso y se me vino a la cabeza el día de la cabalgata.

    — ¿Te encuentras bien?- pregunto un poco preocupada luego de mi patética caída de Sahar.

    — Me encuentro bien, caí en mi…- me sonroje.— Me encuentro bien.- comenzó a reírse.

    — ¿De que tanto ríe?- pregunte medio molesto.

    — Se cayo de un modo muy gracioso, perdón.- comencé a reír con ella minutos después de recordar el accidente, era cierto me había caído como el propio tonto.
    Desmontando a Sahar.


    Ese día había sido magnifico, claro esta omitiendo la caída.

    Ya que como hoy había culminado la pintura tendríamos que regresar al palacio. Esta vez Mitterrand se aseguraría de no salir corriendo como un idiota ante un reto tonto.

    Había llegado al douar, me dirigí directamente hacia la tienda de Kagome donde por lo que supuse se encontraría. Los sirvientes apartaron las cortinas al momento en el que me acerque a la puerta, entre en la tienda sintiendo como la brisa terminaba al cerrarse las cortinas tras de mi. Busque a Kagome con la vista, se encontraba sentada en uno de los cojines con la cabeza entre sus piernas, al parecer estaba triste por algo.

    — Kagome ¿Qué le ocurre?- pregunte, el verla así hizo que sintiese un fuerte dolor en mi pecho.

    Me acerque a paso rápido y me arrodille frente a ella. Levanto el rostro lentamente y retiro las lagrimas de su rostro con su mano derecha.

    — ¿Qué hace aquí? Sultán.- pregunto con voz molesta a pesar de que se quebró dos veces debido a su llanto.

    — ¿Quién es el causante de que se encuentre en ese estado?- me sentía molesto y mal por dentro, nunca me había sentido así por nadie…bueno nadie aparte de mi familia.

    — No me ocurre nada, solo quiero que me deje sola.- pidió con voz molesta aun conteniendo las lagrimas.

    — ¡No! Yo soy el que lo decide y no me iré hasta que me diga ¿Cuál es la razón de su llanto?- grite, pero no era por rabia sino por impotencia al no saber que le ocurría.

    — ¡Es por su causa, por su culpa!, ¡Porque rayos tenía que hacer que Kouga admitiera sus sentimientos por mi! ¡Además como se atreve a tratarme como una cortesana, el hecho de querer pagar por poseerme es simplemente asqueroso y bajo! ¡Incluso para usted!

    Caí en cuenta de lo que ocurría rápidamente, Mitterrand había manipulado lo sucedido de modo que yo quedara como el villano. Era natural que llorara de rabia, incluso yo que nunca he llorado lo hubiese hecho ante esa situación. Me coloque de pie, di un enorme suspiro. Tome la mano de Kagome y la alce para que se levantara a la vez que la jalaba para que quedara pegada a mi cuerpo.
    Choco contra mi pecho y se quedo estática unos momentos.


    — ¡Te odio!- grito mientras comenzaba a golpearme en el pecho.

    — Cálmate.- pedí mirándola.

    — No sabes cuanto me enojas, te detesto, lo odio.- tome sus manos y la mire fijamente a los ojos, ahora lo menos que me importaba era que me tuteara.

    — Tranquila…no pasara nada, tu solo estas aquí para pintar mis cuadros y luego regresaras a Francia, no te retendré ni te molestare más.- pero ¿Qué digo? El verla en ese estado no me dejaba pensar con claridad.

    Coloque su mano en mi hombro mientras pasaba la mía por su cintura. Elevo su rostro aun con algunas lágrimas en los ojos y me miró de modo penetrante. No pude contenerme ni siquiera en esa situación, el verla de ese modo tan nuevo para mi. Sus labios temblando y a la vez humedecidos por algunas de sus lagrimas, sus ojos llenos de rabia. No lo soporte.

    Junte sus labios con los míos, esperaba que me separara como la vez pasada, que me dijera “aléjese de mi”, no llegó ese momento. Me correspondía, sus labios se movían con los míos de modo pasional. Aproveche la situación, pase mis manos a su espalada y ella se aferro a mi cuello. Lamí su labio inferior con mi lengua y ella abrió su boca permitiéndome explorar su boca. Una guerra a muerte se desataba en esa boca y los guerreros eran nuestras lenguas. Kagome gimió al sentir aquello, esos roses en su boca, aquellos movimientos tan exquisitos, tan deliciosamente excitantes. Me separe de su boca y bese su mejilla descendiendo hasta su cuello. Kagome gimió, causando que mi cuerpo se excitara más de lo que estaba.

    — Basta…- suplico.

    — No, no ahora.- dije sin dejar de chupar su cuello. — Deseas esto.- susurre.

    — No…no…no lo deseo.- repetía, sus manos pasaron a mi pecho y comenzó a empujarme.

    — Sométete a tus deseos, deja que tu cuerpo alcancé el paraíso con el mío.- no le permitía que se alejara.

    — ¡No!- grito y me empuje con una fuerza que no esperaba.

    Se libero de mi agarre, su respiración era agitada y su mirada mostraba odio…odio hacia mí.

    — Yo no soy una de ellas.-se refería a las mujeres de mi harem.— Jure que no lo sería. No lo seré. Déjeme en paz.- salio de la tienda furiosa.

    Había olvidado por completo la charla que habíamos tenido las noches atrás durante la cena, donde ella me platicaba la razón real por la cual jamás se entregaría a un hombre. Naraku había sido un maldito al convertir a su madre en una de las mujeres del harem para complacerlo. Era de lo más natural que Kagome me rechazara, pero entonces ¿Por qué me correspondió el beso de esa manera? ¿Por qué me desagradaba tanto el hecho de que ella me rechazara? Desde que estábamos en el douar no había tocado a otra mujer ¿Por qué? ¿Qué me estaba pasando? Lo único que sabía era que no olvidaría esa caricia.

    continuara::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

    espero que les haya gustado
    aquí las imagenes
    nos vemos en el proximo capitulo
    :bye:
     
    Última edición: 9 Octubre 2013
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Sumi Chan

    Sumi Chan Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Junio 2008
    Mensajes:
    400
    Pluma de
    Escritora
    Re: Pasión en Arabia [InuxKag]

    o dios mil

    klid

    regresaste siiii

    que bueno ya te extrañaba ToT
    no venias pero hermoso este capi ;)
    casi me quedo en shock, Kouga le comfeso todo a Kagome...
    Lastima que ella kiere a inu verdd???

    jeje además ese beso.. Fue tierno y bello muy muy bello.

    bEXOS

    bye
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso