Historia larga Nunca quise ser el villano: Los gremorios oscuros

Tema en 'Novelas' iniciado por El fénix ascendiente, 13 Febrero 2020.

  1.  
    El fénix ascendiente

    El fénix ascendiente Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    4 Marzo 2011
    Mensajes:
    164
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Nunca quise ser el villano: Los gremorios oscuros
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1519
    Trasporte de alma


    Nací de una dinastía de brujos malévolo, los cuales provienen de un rey desterrado, que enfadado por lo que le hicieron, exclamó que viviría para ser la vida imposible a todo el mundo y sus descendiente, haría lo mismo que el, molestar a todo, incluyendo a los dioses, y así esa extraña misión pasó a mis ascendiente y ahora me toca a mí.

    Yo como todo mis ascendientes, he vivido en esta cueva, esperando que un héroe, llegue y cumpla su destino, o sea, debe tener una pelea épica conmigo y matarme, mi hijo debe sustituirme en la misión impuesta por mí antepasado y un nuevo héroe, debe matarlo, repitiendo este estúpido ciclo, eso es si tuviese un hijo, pero he decidido no tenerlo, así que por el momento, soy el último de mi familia.

    El se había despertado, y fue al baño para poder limpiar toda la tierra, que había acumulado durante la noche, cuando se miró en el espejo, observó su cara, pálida por la falta de sol, sus arruga mostraba un claro envejecimiento, sus ojos era negro, su pelo se había caído, y tenía una barba canosa de chivo y su cuerpo estaba en cobrado.

    Mi vida ha estado, en esta cueva, y nuca he salido de este lugar, tengo unos sirvientes que me ayuda en todo lo que necesito, la mayoría son troll, ogro y goblin, por eso no era necesario salir de la cueva, mi padre, se encargo de mi educación. Nunca he tenido habilidades, ni poderes propios, lo ls que tengo son herencia familiar, eso me enoja mucho, he tratado de aprenda más habilidades, pero tal parece que la herencia destruye todo intento de aprender.

    He vivido esta vida, preparándome para la batalla contra el héroe, esta vida que nunca elegí, siempre he querido una vida sencilla, tal vez ser un granjero o un posadero, un mesero o tal vez un aventurero, pero nunca elegí esta vida, la odio, pero siempre me ha inculcado que esto es mi destino, seguir el rumbo de mis ancestros, por culpa de un ridículo rey, que no supo aceptar su derrota, un mal perder, que eligió culpar a todos, menos a él. Por eso investigue sobre la trasferencia de alma, pero para prepararme, debí contactar con una bruja que podía tener esa habilidad,, la cual vivía cerca de la cueva y envíe a unos de mis sirviente, para traerme a la bruja, así que cuando el idiota del ogro, me la trajo, yo le pedí amablemente que me ayudase con el proceso de vinculación de alma, y empezamos hablar en un lugar privado

    Le pague a la bruja, por su ayuda y ella me ayudo, me preguntó, si quería trasferir mi alma a un ser vivo o uno creado, yo le conteste que crearía un cuerpo, además le comente la posibilidad de no trasferir mis habilidades, ni nada que me relacionará con mi familia, y que quería un cuerpo que tuviese ciertas debilidades, para comenzar de nuevo, después de la conversación, nos pusimos manos a la obra.

    Empezaron la creación del que sería el nuevo cuerpo, para el villano de la historia, le pusieron varias desventaja para el cuerpo, ya que el brujo, quería empezar su nueva vida, como cualquier ser humano, ese era su plan desde un principio.

    Después de construir el cuerpo y ponerlo en una sector secreto de la cueva, puso el hechizo en mi y en el cuerpo creado, me comentó que cuando yo muriese, mi alma se trasferiría a mí nuevo cuerpo, también me explico que no debía suicidarme, y que debía perder la vida, en una batalla, contra una persona superior a mi. Agradecí la ayuda de la bruja, y la deje irse de la cueva, ha pasado cinco años desde entonces, supe que la bruja había muerto de vejez, y que los héroes, estaba apuntó de llegar a mi cueva.

    Había pasado cinco años, desde que el brujo malévolo, había declarado la guerra a la humanidad, y como siempre se había elegido un grupo de grandes guerreros, dirigido por el héroe, el cual había vencido a todos los esbirros y generales de villano, y después de sortear las trampa de la guarida del enemigo del mundo, llegaron a la última habitación, en donde el villano, tapado con una túnica negra y con su rostro encapuchado, estaba aguardando para acabar con sus oponentes.

    Observe a mi oponente, el héroe, era un sujeto que mostraba una gran altura, cuerpo ancho, pero musculoso, piel blanca media color canela, pelo corto de color rojo, como los antiguos bárbaros de la zona de Galyan, vestía con una armadura dorada, que representa el sol, el cual tenía el color dorado, por el sol, y pinchos de metal de oros, que representaba los rayos solares, además de una espada que emitía una fuerte luz solar, era uno de estos guerrero solares. Esto es típico, los héroes siempre son guerreros solares, pensaba que tal vez, me hubiese tocado un guerrero de las estrellas o por lo menos uno del manto oscuro, pero a todos mis ascendiente le han tocado guerreros solares, como si el sol fuese una debilidad, no somos vampiros, simplemente somos gente que no deja su cueva.

    —Así que el héroe a llegado, bueno es momento de batirnos en duelo—El villano, miró a su enemigo, y atacó lanzando una bola de fuego.

    El héroe, empuñando su espada, esquivar el ataque y luego fue directo hacia su enemigo, mientras que trataba de darle, antes que su oponente, le atacase, pero los ataques que daba el enemigo, eran rechazado por un campo de escudo, que le había puesto una sacerdotisa, acompañante del héroe.

    —Rayos—Exclamó el villano, que tuvo que invocar su espada para bloquear el ataque del héroe, y pensó, «Si, este será el sujeto que me concederá mi deseo”

    El brujo villano y el héroe, estuvieron chocando espada, y tratando de realizar un ataque contundente, que le permitiese una gran ventaja sobre el otro, pero ninguno cedía terreno al otro, uno quería salvar al mundo, y el otro quería cumplir un plan que estaba desarrollando hacia cinco años.

    Después de batallar durante varios s horas, el villano fallo en su defensa, y el héroe aprovecho la instancia, para atravesar el cuerpo del villano, y después uno de sus compañero aprovecho el momento, para acercarse al villano, el cual ya estaba arrodillado en el suelo y cortarle el cuello, una explosión destrozó el cuerpo de enemigo del mundo.

    Los héroes, salieron de la cueva, después de revisar el lugar, para matar a los esbirros restante, si es que había alguno, pero ya todo estaban puertos.

    En un sector de la cueva, que no fue revisado por los héroes, ya que estaba escondida por un hechizos de ocultamiento, una joven chica, abrió sus ojos y miró su mano derecha, la cual era más pequeña y más delgada, que sus manos anteriores, la chica, sonrió, lo había logrado.

    —Ahora, me he desligado de mi ascendiente y de mi destino—La chica, se levantó de su cama y se observó, se dio cuenta que tenía una visión muy mala, así que se puso unos lentes de marco cuadrado y de color rojo, que estaba sobre una mesa de madera, al lado de la cama, en donde había despertado—Así mejor.

    Mire mi nuevo cuerpo con emoción, mi piel era blanca, mi cuerpo, que estaba tapado con un poleron, parecía ser esbelto, y tenía una cintura estrecha, mi única ropa que llevaba puesta, cubría desde mis hombro hasta las entrepierna, mi cuerpo y mis piernas eran esbeltas. Me dirigí a un espejo que tenía, para ver mi cara, y observe, que tenía un rostro muy bonito y encantador, además de unos sexys ojos negros y una largo cabello de color negro.


    —Si, este es el cuerpo que yo quería—Comento la chica, con una sonrisa en su rostro—Parece un cuerpo frágil, que se puede entrenar y aprender, habilidades por mi cuenta, en vez de heredarlas.

    La joven, se miró su ropa, y encontró que esta era muy reveladora, así que busco una segunda ropa, que había pedido que pusieran en el armario, después de ponerse la ropa y arreglar su cabello, volvió a mirarse en el espejo.

    Su nuevas ropas, consistía en un vestido negro algo ajustado, con un pequeño escote, de color negro, además de unas medias negras, la cual estaba sujeta da por unos tirantes, que estaba empezaba desde debajo de su vestido negro, también llevaba puesto unos zapatos negros, unas bandas de color negro, que empezaba en su codo y terminaba en sus dedos, no tapando las palmas, y encima de su vestido tenía puesto un traje corto que tapaba una parte del vestido, luego de verse en espejo, sacó una espada, vieja y sin afilar, de la pared y luego la guardo en una funda negra, que parecía que había sido echa para una espada legendaria.


    —Bueno, ya estoy lista, así que me debo ir de mi viejo hogar—comento la chica, que empezó a caminar hacia la salida de la cueva
     
  2.  
    El fénix ascendiente

    El fénix ascendiente Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    4 Marzo 2011
    Mensajes:
    164
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Nunca quise ser el villano: Los gremorios oscuros
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1570
    El lobo blanco.


    La chica de pelo negro y lentes de marco cuadrado y color rojo, salió de la cueva y entrecerrados los ojos, miró el sol y los árboles que cubría el bosque, en el cual la cueva estaba incierta, después de acostumbrar su mirada, empezó a caminar por el camino del bosque, quería ir hacia el asentamiento humano, más cercano que había, hay comenzaría su nueva vida, tomarían empleos de medio tiempo, y después de una temporada, viajaría al siguiente pueblo, ese era su plan, pero primero, decidió visitar la casa en donde había habitado la bruja, que le ayudo con el hechizo.

    Mientras se dirigía a la abandonada cabaña, observaba el bosque con mucho interés, le parecía un lugar más relajante que la curva en donde había vivido, así que decidió correr, para probar los límite que podía aguantar su cuerpo, después de correr durante unos minutos, llegó a la cabaña abandonada de la bruja.

    «Estoy cansado, digo cansada», pensó la joven, que apoyo su espalda en la pared exterior de la pequeña cabaña, y volvió a pensar, «Esto es bueno, ya que puedo seguir entrenando esta piernas, lo malo es que me canso muy rápido, diferente a mis tiempos juveniles, pero aguanto más que en mi fase de adulto mayor»

    La joven, estuvo sentada, durante unos minutos, para poder recuperar el aire, cuando sintió que ya no estaba tan cansada, volvió a pararse con algo de dificultad, ya que sus piernas tirita a por el esfuerzo que había hecho hace algunos minutos atrás.

    La joven, observó la cabaña, era un simple hogar rústico y de forma cuadrada, además de estar hecha de madera, y que tenía dos ventanas a cada lado de la casa, en el techo estaba construido una chimenea de piedra. La chica, entró a la casa, pero un extraño humo negro, entró por la nariz de la joven, el olor repugnante de aquella cosa y la oscuridad al interior de la casa, hizo que la joven, cerrarse la puerta y se quedase afuera.

    «Típico de la casa de una bruja», pensó la joven con una sonrisa en su rostro y pensó, «Bueno, haré una pequeña ofrenda como agradecimiento»

    La pelo negro, sacó de su bolsa unas cuatro moneda de oro y dos de plata, y las dejó en la entrada de la puerta.

    —Que vivas bien, la vida en donde tu almas está ahora—La pelo negro, se alejo de la puerta y observó un rato la casa, luego suspiro y pensó, «Gracias por tu ayuda, amiga»

    La pelo negro, después de dar una reverencia, se marchó de aquel lugar, entonces como si una fuerza extraña lo invadiera, la chica, estaba perdiendo recuerdo de lo que fue alguna vez.

    “Mientras caminaba, me encontré en un extraño sendero, con árboles que estaban plantado a las afuera del camino, no conocía el lugar, y cada vez mis recuerdo se estaban volviendo borrosos hasta que… sentí mi cabeza casi vacías, solo quedó cierto conocimiento, sobre algunas plantas, medicinas y otros temas menores, pronto me hacía varias pregunta, como ¿el porqué estaba en aquella casa? O ¿por qué, estaba en aquel bosque?, ahora que me lo preguntó, no me acordaba de dónde venía, solo me acuerdo de una cueva, ¿era una curva o era una cabaña?, ¿cuál era mi, ni siquiera me acordaba cual era mi nombre, o si tenía familia, ¿estaría huyendo de algo o alguien?, ¿A dónde me dirigía?, ahora me acuerdo me dirigía al asentamiento más cercano, ¿pero, por qué? , será porque me gusta viajar, si eso era”

    La joven de pelo negro, estaba siguiendo su camino, mientras se hacía miles de preguntas, hasta que a lo lejos vislumbró a un canino, tal vez un perro, el cual estaba en medio del camino, y parecía que estaba sufriendo, así que tomando en cuenta su primer impulso de ayudar al animal, fue corriendo hacia el supuesto perro, pero al llegar, se dio cuenta que no era lo que pensaba, ahora que lo miraba bien, sus recuerdo sobre aquel animal, aparecieron en su mente, era un lobo, un canino salvaje, de pelaje blanco y hermoso, como la nieve.

    «Esta herido», pensó la joven, inclinándose para observar bien al animal, el cual tenía varias heridas, y mucha de estas muy severas, y pensó «¿Quién dejaría a este hermoso animal, en medio del camino?, lo ayudare»

    La chica, tomó al animal y lo llevó a un lado del camino, en donde hizo un campamento improvisado, para atender las heridas del animal.

    Ya era de noche, y la joven, que había buscado leña, para avivar más una fogata, llegó a su campamento, y se fijo que aquel lobo, se había despertado y la observaba con detenimiento.

    —Acabas de despertar, eso es bueno—Sonrió la chica, que dejó la leña en el suelo y se acercó al lobo, se puso de cuclillas y con una sonrisa le dijo al lobo —Tranquilo, no te haré nada, te encontré herido en el camino, y te puse unas enredaderas, que sirven como vendas.

    El lobo miró a la joven de pelo negro, tal vez fuese aquel pelo negro, que le recordó a una hija, que tuvo hacía tiempo atrás, o le interesaba esa tranquilidad que emanaba de la joven, pero algo en esa joven, al lobo le parecía muy curioso.

    La joven, le dijo al lobo, que iba a preparar la comida y se paro, pero entonces, ocurrió que el lobo le habló a la joven.

    —cachorro humano, ¿ por qué, me ayudaste? —pregunto el lobo a la joven.

    La joven, estaba algo sorpresiva al descubrir que aquel lobo, le hablaba, pero después de unos minutos se calmo, no estaba acostumbrada a que los animales hablasen, pero se acordó que ella no recordaba nada, así que asumió que eso era normal en el mundo cotidiano.

    —Bueno, te vi herido, y sólo me nació el impulso de ayudarte—La chica, le respondió al lobo con una sonrisa en su rostro y pregunto—¿A caso no debía ayudarte?

    —He… bueno es que es extraño recibir ayuda de los humanos—le respondió lobo a la joven.

    —Me dice que soy humana, pero tal vez no lo sea—le comento la joven al lobo y agrego—De hecho, no se si no lo soy, me siento confiada de decirte que no recuerdo nada, ¿así que me puede definir como una humana?.

    El lobo, observó con mucha confusión a la joven, le pareció algo extraña, y ahora que se lo preguntaba, ¿realmente esa chica, era humana?, el definía a los humanos, por tener pies y manos, usar piel sobre su piel, y caminar en dos pies, pero la pregunta hecha por la cachorro humana, le hizo pensar.

    —A olvida lo que dije—La chica de pelo negro, le dijo al lobo, mientras preparaba una comida y pregunto—¿Oye, como te llamas?.

    —Mi nombre es Hotah—Se presento el lobo y agrego—Soy lo que los humanos, denomina un señor de los lobos, por eso puedo hablar como un humano, ¿ y tu chica, como te llamas?

    —Lo siento, se me ha olvidado el nombre, de hecho solo me acuerdo de cosas simples, como hablar, caminar, nombres y como utilizar hierbas para uso medicinales, entre otros recuerdos básicos—La joven de pelo negro, le contestó al lobo y le pregunto al lobo—Oye, te pido un favor, ya que no me acuerdo mi nombre, he estado pensando en ponerme uno, pero me caes bien, por alguna razón, ¿así que me lo puede dar tu?.

    El lobo, sorprendido miró a la joven, eso era raro, ellos, recién se conocieron y aquella joven, ya había agarrado confianza, para pedirle a él, que le diese un nombre. El lobo suspiro, y miró a la joven, ¿la falta de memoria, le había afectado, su lógica de supervivencia?, ¿era tonta? O sólo era demasiado inocente?

    —Eres rara, cachorra, pero… te haré el favor—el lobo, le contesto a la chica y la observo, con detenimiento a la joven—Mi hija, tenía el pelaje negro, sedoso y brillante, como tu cabello, entonces te llamaré que Nisha.

    —Nisha, suena bonito, si es un perfecto nombre para mi—La joven, agradeció al lobo, su nuevo nombre y agrego—Eres muy amable, Hotah.

    Hotah, desvío su mirada, no sabía que decir en aquel momento, había nombrado a una humana como bautizo a su hija, a pesar que siempre estaba alerta, pero como lo había percibido con anterioridad, el aura de la muchacha, era más tranquila y segura.

    —En todo caso, ¿Qué te provocó las herida? —preguntó con curiosidad la joven al lobo, mientras colocaba la carne en un plato, que había encontrado en una de los tantos campamentos abandonado del sector, y lo dejó al frente del lobo.

    —Los lobos, peleamos por la manada, yo antes era el líder de la mía, hasta que mi hermano, me derrotó en un combate, así que herido camine hasta llegar aquí y el resto te puedes imaginar—Hotah, le contestó a Nisha, y le preguntó la misma pregunta.

    —Simplemente quiero una vida sencilla, viajar y disfrutar de este mundo, y tal vez alguna aventura, creo yo, así que por eso estoy caminando a la siguiente asentamiento—Nisha, le contesto al lobo y agrego—Me tomaré mi tiempo e ñn aquel lugar, consiguire empleos de medio tiempo, y cuando tenga suficiente dinero, me iré a otra ciudad, así podré conocer este mundo, creo yo.
     
    Última edición: 13 Febrero 2020
  3.  
    El fénix ascendiente

    El fénix ascendiente Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    4 Marzo 2011
    Mensajes:
    164
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Nunca quise ser el villano: Los gremorios oscuros
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1549
    Regalo a la humanidad.



    El brujo maligno, estaba conversando con la anciana hechicera y maga, sobre los últimos detalles del hechizo. Una de las peticiones que había hecho el brujo a la hechicera, era que quería olvidar todo respecto a esa vida, incluso los hechizo que había heredado de sus antecesores, esta petición había sorprendido a la anciana, que preocupada le hizo una pregunta a su cliente.

    —¿Seguro?, esos poderes, le puede servir en su nueva vida—le pregunto y aconsejo la anciana a su cliente y agrego—No encuentra una locura, quieres realmente convertirte en otra persona, vivir como un ente diferente a lo que ahora eres.

    —Si, ya se, parece una locura, pero si quiero desligarme de mi ancestros, necesito empezar de nuevo, olvidar los viejo, y conseguir nuevos conocimientos—El brujo, le dijo a la anciana.

    —Bien, cuando ya se realice el hechizo de trasferencia, ve a mi casa para agradecerme, y hay te haré el hechizo del olvido, si muero antes, tendré el hechizo listo y al entrar a mi casa, empezarás olvidar todo—Suspiro la bruja, sabiendo que no podía frena la decisión de su cliente, y pensó, «Temo, lo que ocurra cuando sus recuerdos sean removido, pero aunque borre todo rastro de su ser, siempre habrá un pequeño hilo que lo unirá con su anterior vida»

    Ya era de noche, la joven Nisha y el lobo Hotah, estaban sentado alrededor de la fogata que había hecho la muchacha de los recuerdos borrados, por unos instantes reinaba el sonido del viento, que chocaba contra las hojas y las ramas, pero pronto ese viento se acelerando, esto sorprendió al lobo y a la mucha, que observaron el cielo, y encontraron el origen. Una columna de luz negra, se elevó como el magma de un volcán en erupción, y alcanzó el cielo nocturno.

    —¿Qué rayo es eso? —pregunto Nisha, sorprendida por aquel espectáculo.

    —No lo sé, es primera vez que veo eso—Hotah, estaba muy sorprendido al igual que la joven y agrego— A pesar de mis años, nunca había visto este fenómeno.

    El suceso, fue observado con asombro por todo el mundo, ese acontecimiento era único, mucho temieron que ya los dioses estaban cansado del mundo y esa luz, era la destrucción que emergía de sus manos, sacerdotes triviales, pensaron que un nueva era hiba a comenzar o que los espíritus, estaban bajando a la tierra, adivinos reales, trataban con sus métodos de predicción, tratar de descubrir que era ese fenómeno, todos tenían teorías, que trataba de buscar alguna explicación, real o irreal a aquel fenómeno, el cual después de una media hora, se terminó desvaneciendo y lanzando varias estrellas fugases, que cayeron en la tierra.

    Todos observaron esas multitud de estrellas fugases, y escucharon una extraña voz sin género alguno.

    —Este es el último regalo que les doy, estos grimorios, que le pueden otorgar fama, fortuna y un gran poder, sólo a los que se consideren dignos, pueden hacer lo que quieran con estos documentos, usarlos para sus fines o quemarlos, pero tengan cuidado estos libros, tienen conciencia propia—la voz sin género, le dijo a todo el mundo.

    Nisha, le pregunto a Hotah, si había escuchado una voz en su cabeza, pero él lobo, le contesto que no había escuchado nada, eso extraño a la joven, después de pensarlo y meditarlo, durante unos minutos, concluyó que esa extraña voz, no podía ser escuchado por los lobos y tal vez por los seres ligado a la naturaleza, pero sí por los seres humanoides, como ella, esta conclusión, hizo que le surgiese otra pregunta, ¿por qué, solo los humanoides podía escuchar la voz y los seres de la naturaleza, no podía escucharla?, trataba de encontrar una respuesta a esa pregunta, pero el sueño y el casación le invadió su cuerpo, así que decidió dormir y por el momento, no pensar en aquella pregunta que recientemente se había hecho.

    Un campesino, que estaba volviendo después de que sus productos, fueron escasamente vendido en la feria de la ciudad, miró que enfrente de él había caído un extraño libro negro, muy curioso tomó el libro y entonces un ojo apareció en la tapa del extraño objeto, el único ojo de párpado rojo, observó al campesino y con una voz ronca y gruesa le pregunto, ¿quién era?, el campesino sorprendido, pero a la vez fascinado con ese libro, le dijo su nombre, entonces él ojo, le dijo que era un gremio y ofrecía el poder que contenía sus páginas, además de fortuna.

    —¿Cuál es el truco? —pregunto el campesino

    —Si quieres saber lo que contiene estas páginas, solo debes matar a tu familia, a tu mujer y a tu hijos—le respondió el extraño grimorios al hombre y viendo la cara de duda que tenía el campesino, agrego—Vamos, no quiere fortuna, entonces desastre todos los impedimentos.

    —Tienes razón—El campesino, le dijo al libro.

    El hombre, llegó a su casa, saludo a sus hijos y a su mujer, y fue directamente a su pieza, tomó su navaja y se acercó a su mujer, que cocinaba, con la arma blanca, le corto la garganta a la mujer, y luego le apuñaló varias veces, hasta que comprobó que estaba muerta, luego, hizo lo mismo con sus hijos, que gritaron, esto fue escuchado por el grimorio, que estaba en la pieza del hombre.

    «Los humanos son tan patético, hace lo fuese para conseguir sus ambiciones», pensó el libro, mientras se reía del campesino y de su familia.

    El campesino, volvió a su cuarto después de haber asesinado a su familia, y se presentó ante el libro.

    —Bien, lo hiciste bien—el grimorios, le dijo al humano y agrego—Ahora, ábreme y aprenderás hacer fortuna.

    El hombre, emocionado abrió el libro, pero lo que encontró fueron palabras que no entendía, el grimorio, empezó a carcajear, y le dijo al hombre, que sólo le mostraría lo que estaba escrito en sus páginas, pero que no le enseñaría a traducir lo escrito en esta, y después le dijo, que el no era digno de tenerle, así que le absorbería el alma, el libro se cerró y una energía negra rodeo el grimorio, y empezó a succionar el alma del pobre sujeto, el cual cayó al suelo muerto, su cuerpo se había secado y parecía, que sólo era piel y hueso.

    —Ahora a esperar a otro idiota—comento el grimorios, mientras sonreía y se alegraba que los humanos fueran fácil de manipular.

    Los cantos de los pájaros, y el calor irradiado por la luz solar, da indicio a los viajeros que la noche había acabado, y la mañana volvía a dominar los cielos. La muchacha, abrió sus ojos, bostezo y se desperezo.

    —Buenos días, Hotah—saludo Nisha al lobo y le pregunto —¿Cómo dormiste?.

    —Buenas, cachorro humano—le respondió el lobo a la chica, y agregó parándose de y mirando a la muchacha —Dormí bien, y veo que tu también dormiste bien.

    —Bueno, debo seguir con mis camino—Le dijo Nisha a Hotah.

    El lobo, se ofreció como montadura, para que la joven Nisha, llegase mas rápido al próximo asentamiento humano, la muchacha, acepto el ofrecimiento del lobo, el cual se hizo más grande y grueso, para que Nisha, pudiese montarlo, la joven, se subió a la gran criatura, el cual salió corriendo en dirección al siguiente lugar, cuando llegaron a unos diez metros del pueblo más cercano, el lobo, se escondió en lo fondos árboles.

    —Hasta aquí llegó, no me gusta convivir con muchos humanos—el lobo, le explico a la joven y agrego—Contigo es más que suficiente, cachorra humana.

    —Gracias, por ayudarme—Nisha, se bajó de la gran criatura y agrego—Ahora debo irme.

    —Si tienes problemas, solo llámame, por ahora estaré cazando y descansando en el bosque—Hotah, volvió a su tamaño normal y se internó en el bosque.

    Nisha, observó con una sonrisa como su amigo lobo, se interna a en el bosque. Nisha, salió del lugar, volvió al sendero y observó la entrada del pueblo, era un arco hecho de madera, que tenía un cartel colgante, en el cual se leía el nombre del pueblo, “La pequeña abadía”, además a cada lado de la columna había dos guardias civiles que vestía con con ropas normales, que portaba unas lanzas. La chica, se acercó a la puerta, pero su entrada fue bloqueada por los guardias.

    —¿Quién eres? —pregunto unos de los guardias a la chica y volvió a preguntar—¿Qué quieres en este pueblo?

    —Mi nombre es Nisha, y soy una viajera, mis asuntos en el pueblo, bueno quiero encontrar algunos trabajos de medio tiempos—La chica, le contesto la pregunta del guardia y agrego con una sonrisa—¿Ahora, me dejan pasar?.

    —¿Puedo ver la espada, que traes? —pregunto el guardia a la chica.

    Nisha, se desamarro la funda de la espada y se la paso al guardia, el cual al tomar la funda, sacó la espada y se sorprendió al ver que el arma, guardada en la funda, era una espada oxidada y media rota.

    —Disculpa, solo es para aparentar—Nisha, le dijo al guardia.

    —Entiendo—El guardia, en fundó la espada y la devolvió a la chica—Bien, puedes entrar.

    Los guardias, dejaron entrar a la chica, la cual agradeció a los guardias y entró al pueblo.
     
  4.  
    El fénix ascendiente

    El fénix ascendiente Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    4 Marzo 2011
    Mensajes:
    164
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Nunca quise ser el villano: Los gremorios oscuros
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1533
    Primera parada.


    El pueblo donde se encontraba Nisha, contaba con varias casas de un solo piso y estaban pintada de variados colores, además estas construcciones estaban hecha de pierdas y todas estas viviendas tenía un techo de tejas de barro, también había una sastrería, una herrería, una tienda abierta recientemente de magia y alquimia, caminando otro rato más la joven, se encontraba en el centro del pueblo, que estaba marcada por un pozo en donde se reunían las personas, para sacar agua, además de ser un de los centro de encuentro de las personas del lugar, al frente del posó, se encontraba la mansión del líder del pueblo.

    A pocos paso de la fuente, la chica, observó que había una taberna en donde se reunían los habitantes del lugar y dos posadas en donde los viajeros y aventureros, se reunían a descansar de un largo viaje o de una exhausta aventura, se pedía algo para comer, y también se pedían tragos, algunos clientes llegaba a quedar en el suelo de tanto beber, en sus mesas se relataba sus hazañas y a veces, se formaba relaciones romántica.

    «Creo que desayunare», pensó La joven Nisha, que se percató que su cuerpo le pedía algo de comer.

    La joven, entró en una de la posada, observó que el ambiente estaba muy animado a pesar de ser temprano, blos aventureros, conversaba sobre sus aventuras o planeaba como afrontar sus misiones, los viajeros mercaderes, hacia sus negocios con otros como ellos, mientras una mesera, tomaba y servía los pedidos que realizaban los clientes, la dueña de la posada, una mujer de piel blanca, cuerpo esbelto, pelo rojizo y largo, el cual mantenía amarrado con una coleta, ojos negros, y vestida con un traje verde, atendía los clientes en la barra.

    Nisha, se dio cuenta que no había mesas disponible, así que decidió utilizar los asiento de la barra, al sentarse, la dueña, observó a la chica y con una sonrisa, le pregunto que quería, la joven Nisha, observó la cartelera que tenía la posada, la cual estaba pegada en la parte de arriba de la pared que estaba atrás de la posadera. La chica después de pensarlo, pidió dos huevos fritos y para beber una limonada con jengibre fría.

    —Una orden dos huevos fritos—la encargada, le ordenó al cocinero, y luego de la orden que dio al encargado de la cocina, la mujer, empezó hacer la limonada, cuando terminó de hacer el refresco, sacó de su estante un cristal azulado, con su mano izquierda tocó el cristal y con su derecha el vaso.

    La joven Nisha, se sorprendió que el vaso se empezase a enfría, la mujer, que se dio cuenta del interés que mostraba la joven por lo que estaba sucediendo con el vaso de vidrio, le explicó a la chica, que el cristal era un amplificador, y que servía para que las personas que lo podía utilizar magia, no era tan potente como la natural, peros servía para ciertos casos, y hace un años, se descubrió que se podía utilizar para enfría las bebidas no alcohólica, como que si lo eran.

    —Aquí esta su pedido—La encargada, le entregó a la chica una paila con huevo y la limonada con jengibre, y agrego —Que lo disfrute.

    —Gracias—La joven Nisha, le agradeció a la la encargada y empezó a comer, mientras tomaba un sorbo del refresco natural, la joven, se Fijo que había un sitio en donde se había colocado un tablero con varios anuncios, y curiosa pregunto a la encargada—¿De qué se trata esos anuncios?

    —La mayoría de esos anuncios, son puestos por los gremios, aprovechando que hay aventureros que pasan por estos lugares, ellos nos pagan por las notificaciones de trabajo que ponemos en el tablón, otras son nuestras promociones y anuncios de parte de gente del pueblo, como ofertas de trabajo y eso—le comento la posadera a la chica.
    Nisha, escucho a la encargada con mucha atención, trabajos, eso necesitaba, así que decidió dar un vistazo a esos avisos, después de terminar el desayuno, mientras proseguía con su comida de la mañana, empezó hablar con la posadera, sobre las últimos rumores.

    —Oye, ¿viste la columna de luz ayer en la noche? —pregunto la posadera a Nisha.

    —Si, estaba de camino, y observe esa columna—le contesto Nisha a la encargada y pregunto—Es algo natural en este lugar.

    —¿Natural?, que clase de cosas dices, eso no es natural, ni en el mundo de los muertos—le contesto la posadera a Nisha y agrego—Esa columna de luz, era extraña, además venia de las montaña en donde vivía antes el brujo maligno.

    La joven Nisha, se interesó por lo último que había dicho la posadera, ¿brujo maligno?, ¿quién era aquella persona?, ¿tenía algo que ver con su falta de memoria?. NIsha, le preguntó a la posadera, sobre ese brujo maligno, por un momento la mujer, miró asombrada a la joven, ella no podía creer que aquella chica, no sabía quién era el brujo maligno, eso le extraño a la posadera.

    —¿A caso, has vivido en una curva toda tu vida? —pregunto la mujer a la chica, con asombro y incredulidad.

    –Tal vez, no se realmente, no me acuerdo de nada, solo tengo el deseo de viajar y conocer—Le contesto Nisha a la mujer, y preguntó a la posadera con una sonrisa amble—¿Me puede contar sobre ese brujo?.

    La posadera, estuvo unos segundo muy sorprendida por la respuesta de su clienta, pero después de pensarlo, decidió contar lo que sabía de aquel ser maléfico.

    —Bueno supongo, que no pasa nada—Comento la mujer, y comenzó a contar—Pará empezar debemos hablar del rey Enrique V, el maldito, fue un gobernante déspota, cruel y vanidoso, entre otros pecados, eso fue cuando este sector pertenecía al antiguo reino, bueno, aquel cruel rey, fue desterrado y maldecido por el primer héroe, el cual dirigió la sublevación y derrocó al Enrique V, el maldito, el cual juro que venganza y incluyo a todos sus descendientes en aquella maléfica obra, y fueron sus hijos, nietos, y descendientes, que empezaron con la venganza del maldito, todos ellos vivían en la cueva sombría, un sitio cerca de este pueblo, pero siempre era detenido por un guerrero solar o un guerrero luna, hasta este brujo malvado, que al igual que todos sus ascendiente fue derrotado por el héroe de esta época.

    Al escuchar la historia del brujo malvado, la joven Nisha, se sintió algo triste por la suerte de aquellas personas, se imagino la triste vida que llevaban en aquella cueva, esperando a los héroes para ser derrotados, solo por una venganza de hace varios siglos atrás, y por alguna extraña razón, se sentía identificado con ellos, en especial con el último brujo, se imagino, como el debía sentirse en aquella cueva oscura, sin saber del mundo, y queriendo ir más allá de aquel sitio en que vivía.

    La posadera, miró a la joven Nisha, la mujer, había encontrado a la chica, amable y agradable, tenía el perfil perfecto para trabajar de mesera en la posada, en especial en esa temporada que el negocio estaba floreciendo y necesitaba más personal, y a que solo tenía una mesera trabajando y no daban abasto, así que decidió establece una conversación para ver si aquella muchacha, quería trabajar en la posada.

    —Oye, me preguntaba—La posadera, sacó de sus pensamiento a la chica y le preguntó con una sonrisa amable—¿Te gustaría, trabajar en la posada como mesera?

    —¿Trabajar en la posada? —pregunto curiosa Nisha.

    —Si, tiene el perfil que se busca en una mesera de esta posada, puedes trabajar medio tiempo si quieres, los horarios son moldeables, además como esta temporada va hacer muy productiva, se te pagará bien por tu trabajo, y si no tienes un lugar a donde quedarte, puedes quedarte en unas de las piezas de este lugar—le contesto y explico la mujer a Nisha y pregunto—¿Entonces que dices?.

    Nisha, estuvo pensativa, ella realmente necesitaba un trabajo, para continuar con su viaje, además no tenía prisa por irse, así que podía permitirse quedarse en aquel pueblo una temporada, y admitía que esa oferta que le daba la mujer, era una gran oportunidad de trabajo, así que acepto la propuesta de trabajo, lo que hizo que la mujer, se alegrarse por la decisión de Nisha.

    —Entonces me presentó, mi nombre es Catalina, soy una de las dueña de este local, mi marido es el cocinero, y mi hija es la mesera—se presentó la mujer y pregunto—Ha cierto, ¿Cómo te llamas?.

    —Nisha—Le contesto la joven a la mujer.

    —Entonces, Nisha, te presentaré a mí hija—Le dijo Catalina a Nisha y llamó a la mesera—Carol, hija, ven.

    Carol, era la única mesera en ese instante del local, era una joven de piel blanca, pelo negro y ondulado que le llegaba hasta la cintura, unos ojos negros, como su madre, un cuerpo esbelto, y vestida con un traje verde, además llevaba puestas unas botas y unos guantes negros. Ella al oír a su madre, fue ver que sucedía.

    —Carol, ella es Nisha, trabajará una temporada en la posada —La posadera, le dijo a Carol.
     
    Última edición: 13 Febrero 2020
  5.  
    El fénix ascendiente

    El fénix ascendiente Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    4 Marzo 2011
    Mensajes:
    164
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Nunca quise ser el villano: Los gremorios oscuros
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1632
    Un día de trabajo.

    Carol, miró a Nisha, estaba contenta, ya que gracias a que había otra trabajadora más, ella podía reducir sus cargas laborales, así tendría un poco más de horas libres. Carol, se dio cuenta que la joven n que tenía adelante de ella, era algo más baja que ella, además que tenía un aspecto algo frágil.

    —Hija, explícale lo que debe saber del trabajo—Le dijo la madre a su hija, y agrego—Pero primero debería darle el uniforme de la posada.

    —Claro, madre—Carol, le dijo y le dijo a Nisha, que le siguiese a un sitio, en donde que servía como vestuario.

    Fueron a los vestuario, una pieza de piso de madera, paredes blancas, bancas de maderas, las cuales estaban encima de barras de metal, una pequeña ventanilla, que servía para dar aire fresco al lugar adecuado más de iluminación natural, también unos armarios de madera, en donde se guardaba la ropas, además de un espejo. Carol, busco en el armario un vestido igual a que usaba ella, pero que podía ser utilizado por Nisha, cuando encontró el uniforme apropiado para la chica, se lo paso, para que lo probase.

    Nisha, agradecida, tomo el vestido que le había pasado la chica, y se lo puso, luego se observó en el espejo.

    —Te queda bien, el uniforme—Le comento Carol y agrego—Bien, ahora te cuento las cosas que debes saber.

    Carol, le explico a Nisha, sobre lo que debía hacer en el trabajo, que era principalmente, atender los pedidos de los clientes, además le comento que debía atenderlo con una sonrisa y simpatía, ya que algunos clientes podía darle una gran propina.

    —La mayoría de nuestro clientes son aventureros, que vienen de una misión, así que vienen algo cansado, así que debes ser amable con ellos, además puedes oír jugosas y graciosas historias y rumores—Carol, terminó de explicarle a la chica y agrego que con una sonrisa —Aunque también vienen comerciantes, que van de pasos, ellos dan la mayor cantidad de propina.
    Carol, le pregunto a Nisha, que había entendido todo, y la joven le afirmó.

    —En cualquier caso, si tienes dudas de algo, puedes preguntarme —Le término de hablar la joven Carol.

    —Muchas gracias, por la explicación—Nisha, le agradeció a Carol.

    Cuando todo estaba listo, la joven Nisha, empezó a trabajar, su primera mesa, fue una en donde había dos aventureros, que conversaba sobre el pilar negro, que había visto, en la noche anterior, cuando la joven, llegó para a la mesa para preguntar el pedido de estos clientes, escucho la conversación de ellos, y entonces se dieron cuenta de la presencia de la novata mesera.

    —¿Oye, viste aquel pilar de luz negra? —Le preguntó uno de los aventureros a la chica y agrego—Quiero una botella de ale, y un plato de jabalí asado con papas rústicas.

    —Ha… si, estaba por la cercanía del lugar, cuando observe aquel suceso—le contesto la joven Nisha al aventurero, mientras anotaba el pedido del cliente y dijo—Entonces una botella de ale, y un plato de jabalí con papas rústicas, bien.

    —¿Qué piensa que causó ese suceso? —pregunto el otro aventurero a la chica y ordeno—Yo quiero una botella de sidra, y un venado asado.

    Nisha, contestó al aventuro, que no quería aventurar nada sobre lo sucedido, y con una sonrisa, repitió los pedidos para confirmar si había escuchado bien, cuando comprobó que todo estaba correcto, la joven fue a la barra para decirle a la encargada de la posada, el pedido de esos aventureros, después siguió con otras mesas, tomando pedido y trayéndolos a los clientes que habían pedido, la eficiencia de la joven Nisha, y su amabilidad, hizo que la joven Carol, se sorprendiera.

    «Asombroso, esa chica si es eficiente» Cloe, pensó mientras atendía unas de las mesas y volvió a pensar,« Fue una decisión acertada de parte de mi madre, contratar a esta chica»

    Entraron a la posada, dos personas, una de ella era una joven de piel canela, pelo negro el cual lo tenía corto hasta la barbilla y tapaba sus orejas, ojos verde oscuros, su vestimenta consistente en unos pantalones anchos color blanco que le llegaba hasta los tobillos, y que tenía sujetado por un cinturón rojos, llevaba un chaleco sin manga de color blanco, que estaba abierto y mostraba una remera negra, además sus pies estaba cubierto por unas vendas, que le llegaba hasta las rodilla, al igual que las vendas de sus manos que le llegaba hasta los codos, su ropas, hacían ver que el cuerpo de aquella muchacha era atlético y parecía ágil.

    Acompañando a la chica de piel canela, se encontraba un sujeto, mucho más alto que su compañera, llevaba una armadura completa de color blanco con tonalidades grises, además su yelmo o casco, que compartía el mismo color que su armadura, era brillante, le tapaba el rostro y arriba de este tenía un afotno, que consistía en una especie de media luna, que cruzaba de lado a lado su casco, además tenía una capa grisácea con el símbolo de una luna con cara.

    —Bienvenidos a nuestra posada—Carol, dio la bienvenida a los dos aventureros presentes.

    —Gracias por el buen recibimiento—La joven de piel canela, agradeció a la chica y agrego con una sonrisa—Queremos una mesa con dos puestos.

    —Claro—Carol, le dijo a los aventureros y agrego, mirando a Nisha, que terminaba de limpiar una de las mesas—He, chiquilla, necesitan una mesas, con dos puestos.

    La joven Nisha, se acercó al dúo de aventureros, y encaminó a los dos clientes, hasta una mesa que cumplía los requisitos. Los aventureros, se sentaron en los puestos.

    —Entonces, ¿Qué van a pedir? —La joven Nisha, le pregunto a los presente, siempre manteniendo su sonrisa.

    —Bueno, yo quiero un plato con mucha ensalada, que está tenga mucha lechuga, un pequeña porción de pollo y papas rústicas—Le contesto la joven de piel canela, y pregunto—Oye, ¿tienen esa limonada fría?

    —Claro que tenemos—Le contesto Nisha a la chica.

    Entonces Nisha, pidió una jara de limonada, para ella y su compañero, la joven, anotó el pedido de la chica, luego le tocó el turno al tipo de la armadura completa, este pidió carne de vacuno asada, con papas, la joven Nisha, que había terminado de anotar los pedidos, confirmó los platos y fue a pedir aquellos platos a la posadera.

    —Últimamente, los platos con muchas ensaladas, están muy de moda—Comento la encargada de la posada, al recibir el pedido de aquel extraño dúo de aventureros y comento—Esta forma de plato, según tengo entendido fue introducido por una de las heroínas que venían junto con los héroes.

    La joven Nisha, miró a su jefa, con cierta duda en su cabeza.

    —Cierto, tu no eres de estas tierras—La posadera, le comento a Nisha, y le explico—Verás hay algo que no te dije de los héroes, ellos vienen de otro mundo.

    Esto sorprendió a Nisha, no sabía que existía otro mundo, pero la joven, estaba algo incrédula por las palabras de su jefa, esta le dijo, que hace unos días atrás, el héroe del sol, había estado en la posada, junto con los demás héroes, y esto le contaron sobre su mundo de procedencia, también le comentaron que el lugar de donde ellos provenía, tenía más desarrollo tecnológico que mágico. La posadera, le dijo a Nisha, que siguiese trabajando, así que la joven, siguió su deber como camarera de la posada.

    Uno de los clientes de la posada, que era atendido por Carol, tomó a la la chica de su muñeca con fuerza, la tiro hacia el, queriendo besarla, pero ella lo detuvo, y le dio una bofetada en la cara del sujeto. EL cliente, miró molesto a la joven, ya que está le había dado una cachetada.

    —Maldita, mocosa—El cliente, se paro de su silla y le devolvió a la chica una cachetada, con tal fuerza que boto a la chica al suelo.

    —Escucha muchacha, yo soy el cliente, y tu como camarera, me debes servir—El cliente, le dijo a la chica.

    El cliente, le iba a dar un puñetazo a la Carol, pero su golpe, fue detenido por Nisha, que sujeto la muñeca del sujeto.

    —El ser cliente, no significa que debes sobrepasarse con nosotras, señor—Nisha, le comento al sujeto.

    Nisha, miró bien al cliente, se dio cuenta que estaba borracho, había bebido mucho, tal vez de alguna manera una parte de su actual comportamiento, se debía a su actual estado

    —Disculpe, pero usted ya está demasiado borracho, así que le pido con amabilidad, que se vaya de local—El cocinero del lugar, un sujeto de piel blanca, cuerpo musculoso, tuerto, el único ojo bueno de color azul, pelo negro y corto y vestido con su ropa de cocinero, se hizo presente al ver como estaba la situación.

    —Cállate, viejo—El hombre miró molesto al cocinero, y después le dio una fuerte bofetada a Nisha.

    Nisha, cayó al suelo, al lado de su compañera, y miró con molestia al cocinero, que molesto por el trato que este le daba a las camareras, se puso en posición para pelear contra aquel molesto borracho. El cliente, miró al hombre, y sacó un grimorio negro.

    —Bueno, no es mal sujeto, para probar el poder de este grimorio–El borracho, comento, mientras observaba el libro.

    El cliente borracho y el cocinero, estaban apuntó de iniciar una pelea, pero el hombre de armadura completa, se había parado de su puesto, tomó al sujeto del suelo y lo lanzó afuera del local. El cliente de la armadura, se puso al frente del sujeto.

    —Si quieres pelear, hazlo conmigo. Idiota—El sujeto de la armadura, sacó su espada y su escudo—Y miró amenazante al borracho.
     
  6.  
    Gamenor

    Gamenor Crítico Crítico Empedernido

    Géminis
    Miembro desde:
    16 Enero 2017
    Mensajes:
    320
    Pluma de
    Escritor
    He leído los primeros tres capítulos y, la verdad, me ha gustado la historia. Voy a hacer una pequeña reseña general, y a comentar luego un poco por encima cada capítulo.

    Lo que me ha gustado de los primeros dos capítulos es que se ve que tienes las ideas claras, todo lo que mencionas tiene sentido dentro del mundo que planteas, y eso es bastante elogiable. Sólo te aviso que no cometas el mismo error que yo cuando recién empecé, de introducir demasiados elementos de golpe, darles poco desarrollo y pasar a otra cosa. Y ésto te lo digo porque se observa esa tendencia a partir de la segunda mitad del capítulo 2. No estoy diciendo que ya lo hayas hecho, sólo que es un error común en escritores ambiciosos cómo tú y yo, sobre todo al empezar. No te estoy diciendo que no seas ambicioso, éso me encanta, sólo te aconsejo que tengas más atención al detalle.

    Y hablando de atención al detalle, toca hablar de tu gramática. No me gusta quedar cómo el malo de la historia, pero es importante que cuides eso. La escritura y la lectura son una forma de comunicación, y para que funcione correctamente, el lector debe ser capaz de interpretar correctamente lo que el lector quiere transmitir, cosa que has logrado hasta cierto punto, pero no es suficiente. Para ilustrarlo, es cómo una radio con un poco de interferencia, el mensaje del locutor se entiende, pero es molesto de oír por el ruido de fondo. Con tu historia pasa algo similar, es entendible, pero no la he podido disfrutar del todo por los problemas que tiene a nivel de gramática. Entre otras cosas:

    - En líneas generales pones demasiadas comas. Comas dónde sería mejor poner puntos y comas dónde no hace falta nada.

    - Muchas veces cambias de narrar en primera persona a tercera persona (De "yo" a "él/ella"). En un par de ocasiones lo hiciste justificadamente, cómo cuando pasaste a la escena del grimorio. Pero también he visto que lo has hecho porque sí, sobre todo lo he visto en los primeros cuartos del capítulo 1, pero me suena que lo has vuelto a repetir más adelante.

    - A veces hablas en plural de cosas singulares y viceversa.

    Y seguramente me haya dejado cosas. Pero no te preocupes, de los errores se aprende. Te recomiendo que te consigas a alguien que te ayude. Ya sea un profe particular o alguno de nuestros queridos foreros. Me suena que existe un grupo que se encarga de éstas cosas, pero puedo estar equivocado.

    Siguiente, un pequeño consejo. O mejor dicho, dos en uno.

    Primero, en líneas generales, no te refieras de la misma manera dos veces consecutivas al mismo personaje, salvo que sea totalmente necesario.

    Y segundo, ése tipo de expresiones no quedan muy bien que digamos. De hecho, sólo he visto esas expresiones en fanfiction y wattpad, pero jamás en nada muy allá, y Definitivamente, en nada que haya sido publicado por alguna editorial. Nuevamente repito, Salvo que por el contexto tenga algo de importancia, intenta con todas tus fuerzas no referirte a X personaje cómo "El de Y color de pelo/ojos/etcétera". Obviamente, no está mal que lo sigas haciendo por ahora, pero conforme crezcas como escritor, deberías desarrollar la capacidad de esquivar ésto.

    Finalmente, dejando de lado los detalles técnicos y centrándome solamente en la historia, voy a reseñar por separado los tres capítulos.

    Capitulo 1: Cómo arco introductorio, cumple su cometido. Establece una situación para nuestro personaje y su relación con el mundo. Me hubiese gustado un combate más descriptivo, pero no puedo pedir mucho, a mi tampoco se me da bien escribir peleas. Por otro lado, también hubiese preferido que hubiese un motivo por el cual nuestro personaje quisiera ser una chica. Sí, entiendo que quería desligarse de su pasado, pero eso podría hacerlo como varón perfectamente. Eso le resta algo de veracidad, en mi opinión. Cómo mínimo, deberías intentar justificar el cambio antes de hacerlo, poniendo sus motivos en forma explícita como hiciste luego con la pérdida de poderes. Por lo demás, me parece totalmente correcto, y una idea original, lo cuál da mucho gusto de encontrar.

    Capitulo 2: Por si quedaba alguna duda, aquí vemos a nuestra protagonista mostrar que tiene corazón. Definitivamente no es una villana. Y la trama del lobo me ha parecido escrita con mucho sentimiento. Eso sí, en un momento pones que el lobo "volvió a su tamaño normal" sin antes decir que había cambiado su tamaño, ni establecer que podía hacerlo (Sólo dijiste que podía hablar con la gente).

    Capitulo 3: No puedo decir mucho de éste capítulo a nivel de historia, salvo que me ha gustado el contraste con el anterior. La historia del lobo me ha sacado una sonrisa y, en comparación, la historia del grimorio me ha parecido macabra. Calculo que éste capitulo tendrá relevancia más adelante, pero por ahora no he visto muy bien cómo conecta con lo demás.

    Y eso es todo. Espero que sigas adelante, que lo que tienes aquí no está mal. Que te vaya bien y hasta otra.
     
  7.  
    El fénix ascendiente

    El fénix ascendiente Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    4 Marzo 2011
    Mensajes:
    164
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Nunca quise ser el villano: Los gremorios oscuros
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1538
    Un cliente borracho, había empezado a pelearse con los empleados de la posada, entonces otro de los clientes, uno que llevaba puesto una armadura completa, enfadado con lo que ocurría, tomó al borracho del cuello y lo lanzó hacia la calle. El borracho, se levantó molesto por lo que había hecho el cliente que lo había lanzado lejos, el tipo de la armadura, salió de la posada y se paro al frente de su oponente.

    —Okey, borrego bastado, a ver que tienes—El tipo de la armadura, miró a su enemigo.

    —Vaya, eres fuerte—El borracho, se paro, se sacudió su cuerpo y sacó un libro de color negro—Es momento de probar, el poder de este grimorio.

    —Veo que eres un mago oscuro—El tipo de la armadura blanca, le comento al enemigo y desenfundo una gran espada, con una empuñadura dorada y que en el centro, tenía un medallón que tenía forma de una media luna.

    Una gran multitud, se aglomeraba en la entrada de la posada, para visualizar la pelea que estaba a punto de acontecer entre un caballero de armadura blanca y un tipo, que parecía se un mago oscuro. La joven Nisha, que se había parado, trataba de visualizar lo que estaba aconteciendo, pero como había muchas personas, no podía encontrar el lugar apropiado, entonces tuvo que pasar por debajo de las personas, hasta poder llegar delante del grupo de curioso.

    «Lo logré», pensó Nisha, que se paro y observó a los protagonista del duelo y la gran espada que portaba el hombre de la armadura.

    —Es una claymore lunar—La joven escucho una voz femenina, que le digo el nombre de la espada.

    La joven Nisha, miró a la persona que le había dicho el nombre de la espada, era la compañera del hombre de la armadura.

    —La claymore lunar, es una de las últimas arma del héroe lunar, tan poderosa que pude acabar con un ejército de zombie de un solo movimiento—la chica, le comento a Nisha.

    —Espera, ¿no queras decir que el es uno de los héroes?—Pregunto Nisha, a la joven que estaba al su lado.

    —Si, el es el héroe de la luna, y yo soy la heroína de la tierra—Le contesto la chica a Nisha y agrego con una sonrisa—Nos separamos de los demás héroes, para concentrar nuestras fuerza, en lucha contra los siervos del brujo maligno, mientras que los demás iban directo a la guarida del enemigo, este pequeño pueblo, era nuestro punto de encuentro.

    Nisha, estaba sorprendida al saber que estaba al lado de una de las heroínas de otro mundo. La heroína, le digo a la joven Nisha, que viera la pelea.

    El borracho, conjuro unos espirales de torbellino que salía de sus manos, estos fueron repelido por el héroe, que utilizó su espada como escudo, pero provocó que los torbellinos, se dirigiesen al público curioso, al ver esto la heroína, empuño su manos, y golpeó el suelo, provocando que una pared de tierra y piedra, surgiera y protegiese al público.

    —Tengan cuidado, que hay persona observando—La heroína de la tierra, le exclamó a los duelistas.

    —Disculpa—El héroe de la luna, le contestó a su compañera y pensó, «Creo que debo terminar rápido con esto»

    El mago, volvió a atacar con espirales oscuro, pero el héroe de la luna, se escudaba tras su espada, varias veces la claymore lunar, recibió los ataques de su enemigo, sin que el usuario de esta resultase dañado, entonces, un momento en que el borracho, se preparaba para atacar, el héroe, levantó su arma.

    —Ráfaga lunar—Exclamo, mientras hacía varios movimiento con su arma.

    Los movimientos, realizado con la espada, creo una fuerte corriente de aire, que hizo que su enemigo cayese al suelo y botase su libro, este ataque y su estado etílico, provocó que el sujeto se quedase inconsciente. Los curiosos, se fueron a sentarse en sus puesto, ya que el duelo había terminado. Solo quedaba la joven Nisha, que iba a volver a sus actividades, cuando escucho la conversación que sostenían los héroes.

    —Vaya, eso fue rápido—Comentó la compañera del héroe y agrego mirando a su compañero—Oye, para la próxima busca un enemigo más fuerte.

    —Lo siento, mi nivel era más alto que el de ese sujeto, además tenía el estado de veneno, y pronto se iba a quedar inconsciente, por eso terminé rápido—El héroe, le contestó a la luchadora y agrego—Pero lo extraño, es la profesión de aquel sujeto, granjero-pastor, no era mago, y aún así sabía utilizar el espiral oscuro.

    —Eso sí es extraño—La joven luchadora, le respondió a su compañero de viaje.

    Nisha, que estaba escuchando la conversación, se acercó al dúo y preguntó cómo es que sabía la profesión de una persona.

    —Este… disculpen, ¿Cómo saben que profesión tiene una persona? —Pregunto Nisha a los viajeros.

    —Vaya resultaste algo curiosa, chica, además de de muy metida, como decimos en mi tierra—La luchadora, miró a Nisha y agrego—Es una habilidad, que sólo los héroes tenemos, aunque no hace nada de mal, enseñarte con ejemplo.

    Nisha, pudo ver como la luchadora, movió sus mano y luego la joven, quedó observando a la nada.

    —Tu nombre es Nisha, no tienes apellidos, tu oficio es viajera y tu oficio temporal es mesera, interesante… —La joven, se quedó en silencio por algunos minutos y agrego—Bueno eso es todo.

    —Vaya, los héroes son interesantes—Sonrió Nisha, que volvió a sus actividades laborales.

    Cuando la joven, ya estaba alegada del dúo, el héroe, observó a su compañera.

    —No le dijiste su nivel—el héroe le dijo a la joven.

    —Su nivel, era desconocido, al igual que sus puntos de vida y varios de sus datos estaban oculto—respondió al comentario y agrego—Recomiendo, quedarnos por estos lares durante unas semanas, para ver que sucede con esta chica.

    —No es mala idea, además debemos descansar, hasta que llegue los demás héroes—El héroe de la luna, le comento a la chica.

    En ese momento, se escucho un báculo chocar con el suelo, esto llamó la atención de los dos héroes, que al mirar a la persona dueña de ese bastón, vieron a una joven, que vestía como una sacerdotisa. La chica era de de piel blanca, cuerpo esbelto, con una cintura con forma de reloj, ojos cafés oscuros, pelo largo oscuro, que le llegó hasta mas debajo de su cintura, estaba vestida con un traje de sacerdotisa de color negro, con un triangulo blanco delantero, que comenzaba en la cintura, y le llegaba hasta más debajo de la entrepierna, bordes dorados, llevaba puesto unas medias, zapatos con tacones alto, guantes blancos que llegaba hasta los codos, llevaba unos lentes redondos.




    —Buenas, Amigos—Saludo la joven sacerdotisa a los chicos y agrego mirando al tipo inconsciente—Parece que me perdí de la fiesta.

    —Hola, amiga—Saludo la luchadora a la sacerdotisa y agrego—Sabes de los demás héroe.

    —Llegarán en dos días—Le contesto la sacerdotisa, que agrego, mirando al libro—Este libro, tiene un poder muy oscuro.

    La sacerdotisa, cerró sus ojos, y recitó una oración, la punta del báculo se iluminó, la joven, utilizó la punta iluminada, para atravesar el libro con la punta de su báculo, los héroes, miraron con asombro, como el grimorios de magia oscura, daba un grito y después de maldecir a los presentes, desaparecía convirtiéndose en cenizas.

    —¿Qué fue eso? —Pregunto la luchadora a la sacerdotisa.

    —Hace algunas horas, me detuve en uno de esos restaurantes que están en medio del camino, y mientras comía, supe de unos rumores que hablaban de unos extraños grimorios de magia negra, que podía esclavizar a personas—Contesto a la pregunta de su amiga y agrego—investigue uno de estos grimorios, y lo destruí.

    —Eso explicaría porque este sujeto, un granjero-pastor, usase magia negra, y se comportase como un idiota—El héroe de la luna, le comentó a las chicas y agrego—Bueno, sigamos hablando adentro de la posada.

    Nisha, estaba trabajando, cuando observó a los héroes entrar a la posada, junto con otra joven que llevaba un báculo en sus manos y su aura parecía sagrada. La luchadora, le pidió a Cloe otra silla para la recién aparecida.

    Cuando los tres, estaban sentado en la mesa, llamaron a Nisha y la joven de aura sagrada, pidió a la joven mesera, su orden.

    —Entonces, usted quiere una porción de arroz y ensaladas—La joven Nisha, anotó el pedido de la mujer—En una media hora, estará listo su plato.

    La joven Nisha, iba a pedir la orden de la mujer sagrada, cuando esta la detuvo, sosteniendo a la chica del hombro.

    —Oye, ¿ha sentido algo raro en esta ciudad?—Pregunto la mujer a Nisha.

    —Nada, pero recién llegue hoy, así que me sería difícil responder a su pregunta—La joven, contestó la pregunta de la mujer y agrego—Siento de no ser de mucha ayuda.

    —No, fue de mucha ayuda—La mujer, le dijo a la chica y agrego con una sonrisa—Eres alguien de corazón puro.

    La joven Nisha, le agrado la sonrisa de la mujer, pero le extraño el alago que le dijo, pero a la vez se sentía muy alargada por eso.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso