Nuestros balidos

Tema en 'Relatos' iniciado por Muddy Waters, 10 Agosto 2010.

  1.  
    Muddy Waters

    Muddy Waters Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    11 Septiembre 2008
    Mensajes:
    123
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Nuestros balidos
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    908
    Nuestros balidos

    Nuestros balidos.​


    ´´Pour nous, l’apartement oú on était
    et le marxisme-léninisme,
    c’est un peu comme les moutons´´

    Jean Luc Godard – La Chinoise.

    Nos costó integrar a Romeo al grupo, el apartamento se hacía un poco más pequeño con él adentro, se nos acababa el espacio para apilar los libros sobre los discos. Aun así se hacia necesario su lugar y apreciábamos que Carlo miraba el puesto vacío cuando se iba y se quitaba el vestido más deprimido.

    Con el tiempo Romeo comenzó a tomar su posición, dormía encima de un colchón improvisado encima de los libros de Sartre en francés, caso de que habíamos renunciado a las luchas de izquierda y la reivindicación social en preferencia de un más efectivista comunismo reducido a la troupe. Igual están en francés, dijo Lumiere por ese entonces.

    El tiempo olvidó los libros de Sartre, inocente Romeo, aun fumaba torpe y quemó un par de libros del ciego griego, y aunque Ernesto quiso ahorcarlo cuando se mostró desconocedor del efecto, Carlo, hombre de temer, salió en su defensa y luego el café. Está caduco de todas formar, marcó Lumiere cuando recogía las tazas.

    Volviendo después de uno de sus viajes a Europa, Damian se sentó en el fregadero por respeto a Dostoiesvki, recuerdo, sin muchas especificaciones, que Romeo se maravilló de las tonterías de Damian, de las montañas de Holanda, de las prostitutas de Ámsterdam. Recibió dos manotazos de parte de Carlo, desvergonzado que luego fue a su cuarto a fumar lo que le quedaba de la caja.

    Romeo se puso los guantes y salió a caminar conmigo una vez, ignorante de todo, se mostraba interesado en el teatro cuando pasábamos por las librerías, y hacía agradables comentarios citando los cuadernos de Gramsci cuando cruzábamos de noche a las putas. Le rechazó un cigarrillo a Kanoche, quien luego me confesaría mientras fumábamos a las afueras del parque que Romeo era un bastardo atractivo.

    Nunca trajo un libro, los discos no los oía y desayunaba afuera en las mañanas, no cenaba, sin embargo tomaba el café. Todos teníamos esa costumbre de tomar café en las noches.

    Valentina se tuvo que sentar en el piso cuando vino, de nuestro rastro de izquierda, de ese revolucionario adolescente nacía ese nexo con Valentina. Era una chica de la universidad, traté con ella un par de veces, pero ella, como Ernesto, dejó a mediados de año para viajar por el mundo. Ernesto nos contó hace un tiempo que la mandó al carajo una vez que en un hostal, desaparecido el Manifiesto, Valentina leyó durante toda la noche los cuentos completos de Andersen.

    Por mi parte, me quedé en la universidad cursando Letras. Atravesé al aedas, pero me retiré en filología cuando me relacionaron con Carlo, que había acuchillado un par de personas. Carlo era un tipo jodido a pesar de la peluca y el bolso.

    Manteniendo su lucha contra el sistema, Valentina llegó aquí huyendo de la policía, nos pidió una taza de café y un cigarrillo, pero miró con desagrado a Romeo cuando lo trajo. Habló bastante aquella noche, pero no dijo nada, desconfiada e incómoda, durmió sobre Hemingway. Nadie se escandalizó mucho por el hecho, eran las ediciones en español así que no valían realmente nada.

    Sartre respiró, sin las sábanas nos sorprendió descubrir que los libros habían sobrevivido el periodo de olvido. Se perdió un ejemplar de La Nausséa. Terrible.

    Ernesto se fue con Valentina, que de viaje a la frontera, pero todos mantuvimos un silencio formal sobre el asunto a la hora del café y los cigarrillos, y poco importa hablar de Ernesto fuera de eso.

    Había conseguido Romeo una remarcable autonomía. Como mérito al grado se le confirió espacio en el apartamento, estableciendo que podía apilar sus cosas sobre las de Ernesto, respetando las delimitaciones, por supuesto, de planeación urbana y subyugado al Manifiesto.

    Es importante diferenciar una puta de una prostituta, aunque no podría, y no debería. Es importante porque se cae en el error de confundir una puta con una prostituta, y eso en Europa no se puede, acá sí, acá se puede todo, pero es importante conocer la diferencia.

    García era una puta, pero puta puta, de puta de navajas y cigarrillos, tenía 58 enmarcables años de puta. Carlo nunca se llevo con García, pero siempre venía por aquí a dejar un recado, unas galletitas, a fumar, a tirar. No molesta García, aunque venga borracho y le grite Carlo a Romeo. Recibió dos manotazos de parte de Carlo, desvergonzado que luego fue a su cuarto a fumar lo que le quedaba de la caja.

    Me dieron mérito honoris causa por mi último análisis sobre la obra de los grandes comunistas, sobre la vida, sobre la misma esencia del teatro del absurdo y por This is Night. Romeo trajo una guitarra acústica a la casa y lloró. Así no se vive en Italia, así no; dijo Lumiere mientras cerraba la puerta de la oficina.

    Un día, mientras se bebía con silencio el café, notamos que Romeo ya no estaba.
     
  2.  
    kuroodia

    kuroodia Iniciado

    Sagitario
    Miembro desde:
    1 Abril 2009
    Mensajes:
    21
    Pluma de
    Escritora
    Re: Nuestros balidos

    Si, señor, menos uno.
    Me gusto mucho la ultima frase, se parece a ``Jaydi gran cosa``.
    Poco, grande y ¡se jode!
     
  3.  
    berlinQueer

    berlinQueer Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2003
    Mensajes:
    304
    Pluma de
    Escritor
    Re: Nuestros balidos

    El asunto es que acá si se puede, se puede todo, y a la vez no se puede nada, y por eso se la pasa uno tratando. Me gustan tus historias de calle o tu historia de adentros, más bien. Me encanta que tus personajes sean tan copadamente godardianos y tan aberrantemente fassbinderianos.

    el motor de este cuento es la desaparición (y previa aparición) de romeo, de la que nadie se da cuenta. nadie sabe tampoco adonde fue, si sigue estando si ya no, esas cosas, no especifica, pero uno sabe cuando no se tiene idea. no tienen idea. romeo desapareció, y aunque aparentemente no tuvo muchas repercusiones en presencia, en ausencia es bastante recordado, o lo suficiente como para saber que alguna vez estuvo ahí. entonces ahora la cuestión no es si efectivamente se fue, donde está, etc. pero sino quien es? quien puta mierda es romeo? algo que los protagonistas nunca se preguntaron.

    viste, hice una interpretación llena de preguntas, cada día me supero más y más.
     
  4.  
    Kobato

    Kobato Guest

    Re: Nuestros balidos

    Una historia verdaderamente interesante, pero se nota el izquierdismo. No juzgo pero mi pregunta va sana, ¿qué te hace pensar que sabes la diferencia entre puta y prostituta? Apenas y has de haber visto alguna. La historia se plantea de tal manera que plasmaste tu idea bastante bien, me agrado. Me gusto el que señalaras a estos escritores, cada uno con obras maravillosas.

    Según mi entendimiento tu historia habla sobre que las “putas” son aquellas que lo hacen simplemente por el placer del sexo y las “prostitutas” son aquellas que lo hacen por dinero, un tema bastante interesante para tratar.

    Hay una canción de aquellos tiempos comunistas, mi abuelo siempre me relata todo tipo de historias pero ahora no viene al tema, la canción se titula: Sonia o Sonya, la verdad tengo que preguntarle bien a mi abuelo el nombre no lo recuerdo yo con exactitud. Cuando lo consiga si te interesa te diré el nombre correcto.

    Hablo sobre esto porque la canción cuenta algo realmente parecido a tu escrito, sobre el café, los cigarros y los estudiantes reunidos, mucho parecido al escrito. Me gustaría tratar temas contigo, la verdad eres un chico de interesantes ideas.

    Saludos.
     
  5.  
    berlinQueer

    berlinQueer Usuario común

    Capricornio
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2003
    Mensajes:
    304
    Pluma de
    Escritor
    Re: Nuestros balidos

    cada uno entiende siempre lo que quiera pero, Aidem, muchas de las cosas que estás señalando son tus propias ideas. Ideas que tenés todavía muy verdes, che. Me da gracia que señales el "izquierdismo", y más todavía, que des la idea (usando un conector adversativo) de que es algo malo o, en contrapartida a la primera parte de tu frase, poco interesante. No se que tanto sepas de política, tanto en la teoría pura, como en la política de calle, pero los tipos en esa casa tienen menos izquierda que un rebaño de ovejas (pista: el título). Esto puede discutirse, claro, pero si nos vamos al grupo bohemio-estudiantil típico que suele darse tanto acá como en la realidad... entendés? te diría todavía más, el espíritu revolucionario/de izquierda es el mismo romeo, que, como dije en mi anterior post, ellos no tienen idea de él.

    El asunto con las trolas es otro, si bien en el cuento habla de que hay una diferencia entre las putas y las prostitutas no hace ni el intento de declarar cual es, de hecho, lo único que dice es que acá no hay diferencia, te dice. Vos ahí tiras cual te parece a vos la diferencia, pero dudo que se refiera a eso, es así demasiado superficial, es como darte una técnica para ver el aura, que las hay las hay, pero yace en cada persona que funcione o no (o que se mienta lo suficiente como para que funcione).

    A veces asumir desde la experiencia propia nos juega en contra.
     
  6.  
    Kobato

    Kobato Guest

    Re: Nuestros balidos

    Diferentes puntos de vista, si podría darte la razón en casi todo pero son diferentes puntos de vista, y sí, soy una chiquilla aun, y puede que no sepa muchas cosas :L es sólo mi punto de vista, no hay drama, che, no tengo tanta experiencia u_ú ya dije en mi anterior post todo esto va sano :L

    Saludos.
     
  7.  
    sessxrin

    sessxrin Fanático

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Enero 2009
    Mensajes:
    1,047
    Pluma de
    Escritora
    Re: Nuestros balidos

    Oh, ya lo habia leido pero no habia tenido la oportunidad de comentar.
    Queda de màs decir que tus historias siempre me han gustado, se me hacen tan familiares, me recuerda mucho mi vida de alguna forma :rolleyes: Una historia realmente interesante y entretenida, y algunas frasesitas estan recopadas.

    Nos vemos Muddy :)!!
     
  8.  
    Voodoo

    Voodoo Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    16 Enero 2010
    Mensajes:
    297
    Pluma de
    Escritora
    Re: Nuestros balidos

    Ídem a sessxrin, lo había leído anteriormente pero no comenté. Me atrae este tipo de historias, tienes una peculiar forma de narrar. Una de las cosas que me agradan, es que tú presentas a los personajes, no los describes. Todo el escrito gira en torno a Romeo indirectamente, nunca hizo gran cosa, siempre de oyente. Su presencia no era importante, al contrario, era como una especie de molestia. Hace algún tiempo, leí tu entrevista, otra particularidad tuya son las prostitutas y cigarrillos, no he leído ninguno de tus escrito excepto éste, pero estaré más atenta a lo que publiques. Tu estilo y narrativa me parece muy inspirada en autores tan contemporáneos como Francisco Massiani. Buen escrito.
     
  9.  
    Sandritah

    Sandritah Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    5 Septiembre 2007
    Mensajes:
    719
    Pluma de
    Escritora
    Re: Nuestros balidos

    ¿Me invitas a un café?

    Ok, bromeo. Hay algo que me llama mucho la atención en tu historia, y ese algo no podía ser otra cosa (o persona/personaje, para ser más clara) que Romeo. Tiene muy poca relevancia, simplemente llega, duerme con (encima de) Sartre y no es alguien, sino nadie. Uno más. Y al final, cuando desaparece, te das cuenta de que no sabes quién era, no sabes qué, cómo, quién; no sabes nada. Ni siquiera importa a dónde fue, sino que simplemente se fue y su presencia tuvo que dejar alguna huella, porque al fin y al cabo, aunque no lo echen de menos (o sí), saben que estuvo ahí y tiene su importancia. Entonces, ¿quién era Romeo?

    Brillante.
     
  10.  
    Vintage Bomb

    Vintage Bomb Usuario popular

    Libra
    Miembro desde:
    5 Noviembre 2006
    Mensajes:
    823
    Pluma de
    Escritor
    Cigarrillos, prostitutas y cafés; y libros, muchos libros. Al final, todos inofensivos, corderitos.
    Me pregunto si Romeo también es inofensivo. Es como que siempre está ahí, pero como fuera de foco, y aun así todo llevando a él... pero él quedándose en las sombras, bah, no eso, sino que sin dejar un rastro hecho y derecho de quién es él.

    ¿Será porque se fue, y ahora que no está es más fácil darse cuenta de que estaba en todos lados, pero mínimamente?
    O por ahí ahora que no está se trata de definir quién era a través de esos fragmentitos...

    Anyway, I'd better stop rambling.
    Siempre es un puto placer enorme leerte.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso