Harry Potter No cambias [Dramione]

Tema en 'Fanfics sobre Libros' iniciado por yokishi, 17 Agosto 2010.

  1.  
    yokishi

    yokishi Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2004
    Mensajes:
    33
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    No cambias [Dramione]
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    1989
    No cambias [Dramione]

    Aqui traigo el ff con el que participe en la competencia Hielo y Fuego, conste que esta con todos los errores con que lo presente x'D
    Situense en harry potter 3, después que el hipogrifo ataca a Malfoy

    Summary: Después que el hipogrifo ataca a Draco, todos parecen dispuestos a hacerle favores, bueno, casi todos...
    Pareja: Draco y Hermione
    Palabras: 1573
    Advertencias: Algunos errores de guión largo.

    El intoxicante perfume y su portador recorrían todo Hogwarts, pavoneándose y adueñándose de cada centímetro del castillo. Draco Malfoy mostraba una sonrisa desdeñosa, no era la primera vez que obtenía tantas consideraciones a su persona y francamente no sería la última. Todo gracias a ese “torpe gigantón” y su estúpida clase de cuidado de las criaturas mágicas. Aquel hipogrifo le había hecho un gran favor intentando lastimarlo.

    O tal vez no…

    Detrás de esa falsa sonrisa pocas personas podrían apreciar la tristeza del portador, la nostalgia de cosas que fueron y nunca más serán.

    Crabbe, Goyle, largo de aquí — espetó el rubio a su par de amigos apenas entraron a la habitación, estos lo conocían demasiado bien como para refutarle una orden directa.

    Silenciosamente y de mala gana los aludidos salieron de allí para dirigirse, probablemente, al gran comedor dada su afición por la comida.

    Draco se desplomó lentamente sobre su cama con la mirada fija en el techo, pensando en ella una y otra vez, se quedó dormido.

    — ¿Cómo pudiste? Sabes que él no te hizo daño.

    — ¡Tengo un rasguño y alguien deberá pagar muy caro por esto!

    —Nunca entenderé como tu odio te puede llevar tan lejos.

    —Déjame en paz.

    —No vuelvas a dirigirme nunca la palabra.

    Draco despertó sobresaltado, con fragmentos de la discusión grabados en su mente. Malhumorado dio vueltas sobre su cama, tal vez su orgullo y ego eran demasiados; sin embargo, ya no había opción ahora, lo había arruinado todo y no había vuelta atrás.

    Todo había comenzado mal, Draco maldecía el instante en que el gigantón fue nombrado profesor, tener que soportarlo a él y a San Potter pavonearse de por primera vez ser el favorito del profesor.

    El momento cúspide fue cuando el ego de Malfoy sobrepaso a su humildad como ya es usual y se arriesgó a saludar al hipogrifo, fue allí cuando todo fallo.

    ¡Voy a morir!— chilló el rubio doblándose de dolor. A su alrededor todo se volvía negro y solo podía percibir unos rizos entre la multitud, alcanzó a ver como la dueña del cabello rebelde corría a abrir la cerca con sus profundos ojos color caramelo llenos de terror.

    Aterrada. Así se encontraba Hermione Granger, no entendía por qué Draco había hecho algo tan estúpido, no quería entenderlo tampoco, solo quería que estuviera bien.

    —¿Va a estar bien, verdad? — murmuró tímidamente mientras su voz se ahogaba en la multitud.

    Tenía clase de Runas Antiguas luego pero no importaba, tenía que visitar a Draco en la enfermería de cualquier manera, la castaña sabía que esto no se aplicaba a las “situaciones extraordinarias” con las que McGonagall había justificado la entrega del giratiempo que reposaba debajo de su túnica y aun así estaba segura que hacía lo correcto.

    —Draco, Draco…— susurró débilmente la joven mientras lo veía dormir, no deseaba molestarlo pero realmente necesitaba saber cómo se encontraba.

    El aludido abrió sus ojos, aun adormilado enfocó los rizos que viere momentos atrás antes de perder el conocimiento.

    —Granger, quiero decir Hermione… ¿Qué haces aquí?

    Vine a verte, sé que no es el acuerdo pero no podía soportar la incertidumbre de no saber, necesitaba… necesito asegurarme de que estas bien.

    La penetrante mirada del rubio la ruborizó ligeramente, aprovechó la excusa de vigilar la puerta para mirar hacia otro lado, no era usual verlos conversando, de hecho no era usual verlos cerca. Lo que nadie sabía era que desde segundo año una chispa había surgido entre ellos, como el hielo derrite al fuego Hermione había logrado sacar lo mejor del joven, muy a pesar de este quien después de todo la encontraba terriblemente encantadora.

    Un acuerdo, un ligero cruce de palabras, un tímido roce de labios, con todo eso fue suficiente. La serpiente se convertía en un símbolo distante para él, a ella no le importó más el león; sin creerlo estaban muy cerca de enamorarse.

    Granger—dijo Draco a fuerza de la costumbre —si nos ven juntos todo esto será muy sospechoso, aun así agradezco que te preocupes por mí, estoy bien—. Agregó el joven mientras su rostro formaba algo que casi podría llamarse una sonrisa sincera.

    —Qué alivio, ahora puedes decirle eso a tu padre para que no presente cargos y así Hagrid podrá dejar de sentirse tan mal— replicó la castaña con una dulce sonrisa en su faz.

    Tras murmurar esas palabras cayó un silencio muy incómodo entre ambos. El rubio cambió rápidamente de expresión borrando su casi sonrisa.

    No lo tomes a mal Gra… Hermione pero esto no puede quedar así, estoy herido y ese esperpento emplumado deberá pagar caro

    Ya estaba, el antiguo Draco estaba de vuelta con todas sus opiniones.

    Hermione se mordió el labio mientras trataba de ganar paciencia. Sabía que si no escogía bien sus palabras aquella conversación se derivaría en otra de sus conocidas discusiones. Y fue justamente lo que sucedió.

    —Draco estás exagerando, te encuentras bien, tu padre no tiene por que presentar cargos.

    —De hecho ya lo hizo, habrá un juicio en el ministerio de magia

    —¿Qué? No puedo creer que hayas hecho eso ¿Cómo pudiste? Sabes que él no te hizo daño.

    —¿No me hizo daño? ¡Creo que no viste cuando me hirió el avechucho ese!

    —Pero no quiso hacerlo, aparte ¡ya te encuentras bien!

    —¡Tengo un rasguño y alguien deberá pagar muy caro por esto!

    —Por favor, entiende que solo dañarás a Hagrid— imploró la castaña apelando al juicio crítico de Draco

    —Se nota que aún no me conoces, en ello está parte de la diversión— replicó el rubio con su conocida y pérfida sonrisa.

    Eso fue suficiente para ella, sabía que se enfrentaba bastante al querer estar con Draco Malfoy, un sangre pura, odia muggles, perteneciente a la casa slytherin, aun así ella estaba dispuesta a luchar contra todo ello que tantos problemas les traerían o al menos eso creía. El rubio acababa de demostrar justamente aquello que la castaña más temía, qué él no quería cambiar.

    —Nunca entenderé como tu odio te puede llevar tan lejos —le dijo ofendida Hermione.

    —¿Mi odio? No es odio, solo detesto a ese gigantón y tu bien lo sabes

    —¿No considerarías cambiar tu opinión acerca de él? —preguntó esperanzada la joven quien pronto vió todas sus ilusiones destrozadas.

    —No. Ni de él ni de nadie más —. Adelantó Draco quien sabía que ella pronto replicaría algo sobre San Potter y su séquito Weasley.

    —Si es así como te sientes entonces no tiene sentido llevar esto más lejos.

    La castaña habló con la voz firme, no quería dejar lugar a dudas de que si él no cambiaba entre ellos no habría un futuro. Al no oír nada por parte del rubio supo que todo había terminado, para no darle el gusto de ver las lágrimas que ya sentía se acumulaban en sus ojos, se apresuró a irse.

    —Granger espera— murmuró Malfoy débilmente, demasiado débil para que Hermione se volteara a verlo.

    —Déjame en paz.

    Draco hizo ademán de jalarla de su túnica pero sin éxito.

    —No vuelvas a dirigirme nunca la palabra —. Fue lo último que ella dijo.

    Con esta frase Hermione Granger salió de la enfermería dejando atrás a Draco, aquel dulce sentir del primer amor y solo se llevó consigo la desilusión de que “una vez Malfoy, por siempre Malfoy”.

    Aquella discusión había dejado helado a Malfoy, no sabía que decir o pensar. Cuando la enfermera vino a revisarlo se hizo el dormido para no ser molestado. La tormentosa Granger había salido de su vida, todo gracias a su orgullo y todos esos anti valores que le inculcaron de pequeño. Tal vez había hecho mal en no decir nada, quizás no debió quedarse callado pero no tenía nada que argumentar, así era como él se sentía, no tenía remordimientos molestando aquellas personas a las que la castaña se refería como amigos.

    Aun así la iba a extrañar, definitivamente su mundo ya no estaba igual. Sin embargo, Draco Malfoy sigue adelante, debe hacerlo, en su entorno la vida no se detiene porque una chica te dejó, menos aun una sangre sucia como ella. Nadie tiene porque saber que por ella él está llorando. Él va a callar frente a todos que por Granger derrama una lágrima o dos. Debe seguir con su coraza de frialdad, el hielo de su corazón vuelve a aparecer, ella se ha ido y con ella, la dulzura de Draco también.

    Por su lado Granger está furiosa, sí, está dolida pero principalmente furiosa. No fue ella la que falló, fue él, fue su ego, fue su orgullo, fueron sus ojos, fue su sonrisa, fue su toque y su calor. Otra vez piensa en él, recuerda todo aquello que adoraba de él. Granger se pasará el resto de la tarde llorando y nadie va a saber por qué. Por la noche ya tiene fuerzas, puede sobreponerse y mostrarse neutral; la vida sigue y ella también.

    Una vez calmada la castaña acompaña a sus amigos a ver a Hagrid, lo ve muy mal, en el fondo sabe que al llegar el día del juicio él se sentirá peor y por un segundo entiende que hace lo correcto.

    —Todo ha sido culpa mía—afirma Hagrid con pesar.

    —No, no lo es. ¡Toda la culpa la tiene Malfoy! —replica con seriedad la castaña.

    Ahora lo ve. Toda la culpa la tiene Malfoy. Por más que ella no quiera sabe que tiene razón, la culpa es suya y de nadie más.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Lady Stanley

    Lady Stanley Sweet Room

    Virgo
    Miembro desde:
    12 Enero 2008
    Mensajes:
    885
    Pluma de
    Escritora
    Re: No cambias [Dramione]

    Hola.

    Pues me ha gustado como te quedó pero ví que te
    faltaron muchas comas y pues las palabras que iban
    algunas con mayúsculas no las pusiste. Como fue el caso de
    Cuidado de Criaturas Mágicas, Slytherin-
    Creo que eso es todo en lo que te equivocaste pero te digo
    faltaron muchas comas.
    Por otra parte me gustó como quedo :D Felicidades y suerte
    colega.

    Saludos
    Negumi Uchiha:rosa:
     
  3.  
    Pami

    Pami Guest

    Acuario
    Miembro desde:
    Mensajes:
    0
    Pluma de
    Re: No cambias [Dramione]

    Creo deberíamos de tener en cuenta que en tercer año ellos tienen 13 años, a lo mucho. Entonces existen varias frases que siento que, descriptivamente hablando, a los trece años no las estás considerando.

    Tienes algunos fallos en la redacción, ten cuidado con los detalles.

    Sobre la idea, vaya, por eso Hermione estaba tan decidida a ayudar a Hagrid, claro, haciendo enojar más a Draco era una buena forma de sacarse la frustración.
    Elegiste un buen momento para escribir una viñeta.
     
  4.  
    yokishi

    yokishi Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2004
    Mensajes:
    33
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    No cambias [Dramione]
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    85
    Re: No cambias [Dramione]

    Gracias por sus consejos a ambas, tratare de dedicar mas tiempo a corregir mis errores y leer cuidadosamente los tiempos de los verbos y todo.
    En cuanto a lo que dijiste Pami, tienes razón, cuando escribi el one shot tenia la mente en Draco y Hermione de 16 años; sin embargo, me deje llevar por lo que podria haberse desarrollado "entre lineas" en ese capítulo. Tendre presente las edades para la próxima.
    Nuevamente gracias por sus consejos :3
     
Cargando...
Similar Threads - cambias [Dramione]
  1. Amane
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    718
  2. Ela
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    645
  3. Tarsis
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    863
  4. Mr Fey
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    1,012
  5. Fernandha
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    1,698

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso