Mi alma, Tu cuerpo...Nuestro cuerpo

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Mitsuki Holmes, 17 Junio 2012.

  1.  
    Mitsuki Holmes

    Mitsuki Holmes Escritora Ocasional

    Aries
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2010
    Mensajes:
    33
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Mi alma, Tu cuerpo...Nuestro cuerpo
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    479
    Bueeenoo esta es mi nueva creacion...emm bueno aqui les dejo el prologo asi espero gusten de esto...​
    Mi Alma, Tu cuerpo…Nuestro cuerpo.
    Mi Cuerpo es mi hogar,
    Mi caballo, mi sabueso.
    ¿Qué es lo que haría Si lo perdiera?
    ¿Dónde dormiría?
    ¿Cómo cabalgaría?
    ¿Qué cazaría?
    ¿Adonde iría sin mi montura?
    Toda impaciente, vital,
    ¿Cómo sabría si mas adelante, en la maleza, aguarda peligro o la traición?
    ¿Qué hare sin mi cuerpo, mi bien, con mi perro alegre, muerto?
    ¿Cómo seria yacer en el cielo sin techos ni puertas ni otros ojos que el viento; con una nube para cubrirme, cómo me esconderé?
    Estas son preguntas que me hacia siempre a mi misma, ¿Cómo seria morir y dejar mi cuerpo inerte tirado ahí en el suelo?, ¿Qué pasaría conmigo después de morir?, ¿Adonde iría?... cada día, cada semana, cada mes y cada año me lo preguntaba…Pero jamás la repuesta encontré. Hasta ese día donde en medio del pavimento se encontraba una chica…sin ninguna señal de vida, con su cuerpo ensangrentado… y obviamente como nunca falta con la gente a su alrededor hablando sobre como había muerto, que aspecto tenia, sintiendo lastima por ella por su muerte a temprana edad…no había disfrutado la vida con totalidad apenas estaba empezando, apenas tenia 14 años… pobre chica…inocente, humilde, cariñosa, así la describían sus padres, hermanos, abuelos y demás familiares, pobre chica de tan solo 14 años… pobre aquellas personas que la amaron. Ahora ellos se preguntan por que tuvo que morir tan joven y tan bella, ellos pensaran que ella fue al cielo o tal vez al infierno… lo que no saben es que la muerte le gusta jugar con la vida…Y les voy a preguntar mis queridos lectores ¿Qué pasaría si ocuparas otro cuerpo que no es tuyo?, ¿Cómo seria empezar de nuevo?... ¿Como seria tener a esa persona que antes era el dueño de ese cuerpo en tu mente?, ¿Cómo seria…sentir, pensar, ver, oír y oler lo mismo que esa persona, tener casi los mismos gustos?... yo si sé como se siente… que maleducada soy… mi nombre es Caroline Swenson…tengo 14 años… y vivo en el cuerpo de Catherine Zheng…
     
    • Me gusta Me gusta x 7
  2.  
    Knight

    Knight Usuario VIP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    13 Mayo 2008
    Mensajes:
    2,919
    Pluma de
    Escritor
    Wooow *-* geniaaal! me senti como en el cine, viendo un trailer de alguna pelicula xDDD...
    me agrado mucho el prologo *-* y espero que pongas la conti pronto <3
    esto me recuerda a la pelicula, "¿Conoces a Joe Black?
    xD
    no te demores por la continuación porfavoorr
    estaré al pendiente :3 sayithoo!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Mitsuki Holmes

    Mitsuki Holmes Escritora Ocasional

    Aries
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2010
    Mensajes:
    33
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Mi alma, Tu cuerpo...Nuestro cuerpo
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1368
    CAPITULO 1: MAL ESTUVO…. ¿IGNORAR?


    Ahí me encontraba yo, en medio de la lluvia viendo como poco a poco se aglomeraban las personas en un solo punto. - ¿Qué estará pasando? –me pregunte, gire un poco mi cabeza hacia la derecha y vi a una ambulancia llegar con mucha prisa y como unos policías empezaban a alejar a los curiosos ciudadanos (o mejor dicho chismosos) -¿Un accidente? –me acerque un poco y vi un cuerpo tendido en el suelo -¿Un herido? –mas pasos di. Para cerca estar de ese cuerpo inerte que en el suelo se encontraba y verlo mejor, ok…yo también soy curiosa, pero debo decir que…Mal estuvo acercarme, gran error cometí.


    Un gemido de horror salió de mis labios y con mis blanquecinas manos tape mi boca, mientras grandes lágrimas caían delicadamente por mis mejillas. Ahí en el suelo se encontraba una joven chica, de cabellos castaño oscuro, que por lo que se podían ver tenia unos rulos muy definidos , llevaba puesto un uniforme de algún instituto que estuviera cerca, sus ojos no los podía apreciar ya que los tenia cerrados. Pero como si uno de los médicos que habían llegado me leyera la mente le abrió los parpados a la joven. La razón… No la se, pero al fin pude ver los colores de sus ojos que habían perdido el brillo que de seguro antes tenían, los ojos eran color marrón oscuro. Pero eso no fue lo que hizo que gritara de horror, sino que conocía esa chica… un momento, para aclarar las cosas no era, aunque quisiera, ni mi hermana, ni prima ni siquiera una amiga… no tampoco una chica que me haya topado en el camino. Lo que quiero decir es que esa chica, que por lo que se podía apreciar la sangre en su pecho y que por lo que se veía era hecho por una bala, esa desgraciada bala fue la que sentencio su muerte y ahora era llevada hacia la morgue, esa chica que aparentaba unos catorce años de edad…Era yo… Caroline Swenson.



    Me encontraba en frente de un gran espejo con un marco de madera barnizado, me miraba de pies a cabeza, miraba las facciones de este cuerpo, ojos claros, cabello rubio, muy claro casi llegando al blanco, tez blanca, contextura delgada, mm buen cuerpo, y se veía que este cuerpo tenia la edad de unos 15 o 16 años, etc. Este cuerpo parecía perfecto, seguro Dios se esforzó mucho en crear tal obra maestra. Pero lastimosamente este cuerpo no era mío, sino que yo lo habitaba, yo era una “huésped” temporal y lamentablemente tenia que aguantar una chillona voz.


    - Odio mi vida –siempre decía esto cuando recordaba que “MI” cuerpo no era mío sino de otra persona.

    - No creas que es muy lindo estar encerrada todo el tiempo sin hacer nada –refunfuñaba una pequeña voz en mi cabeza.

    - Solo cállate Catherine…mucho tengo con eso de recolectar almas…y saber que algún día seré un alma vagando por el mundo terrenal para estar aguantando tus quejas – dije en mi mente imaginando como debe sentirse Catherine si hacer nada, si poder mover alguna de las articulaciones que Dios le dio solamente a ella y no a mi.


    - Hmp…fue tu culpa por haber…ignorado…y ahora por eso estas “Muerta” y ahora vives en un cuerpo ajeno ósea el mío –dijo Catherine, como siempre, recalcando que este era su cuerpo no el mío y que yo solo era una huésped.

    - No te preocupes cuando termine mi misión te lo devolveré por ahora solo ten paciencia – esto lo dije con una voz seria y monótona, como siempre- Mal estuvo Ignorar…gran error cometí- después de haber dicho mi frase de “Mal estuvo…gran error cometí”, me senté en el piso , aun frente al gran espejo, recordando como todo esto empezó un día de lluvia

    Hace unos 8 o 10 meses estaba yo caminando sola para volver a mi casa del instituto, que por cierto ese día estaba nublado y cayendo suaves gotas de lluvia y siempre me gustaban esos días y en eso días decidía caminar mas despacio, y bueno camine un poco mas lento… pero desde que había salido del instituto, o mejor dicho cárcel para adolescentes, me pareció que estaba siendo perseguida. Pero no le preste atención seguro era uno de los chicos del colegio y que lo hacia para molestarme y…bueno seguí caminando ok debo admitir que... Mal estuvo ignorar, gran error cometí.
    De pronto siento que alguien me tapa la boca y que algo ovalado y frio se acerco a un lado de mi frente, miedo, pánico, y muncho mas sentía en ese momento - “Me van a matar sino hago algo” –pensé y para zafarme de su agarre mordí la mano que tapaba mi boca con todas mis fuerzas, que por cierto mis padres decían que mis dientes tenían la fuerza de los de un tigre, ese hombre me soltó pegando un grito y un gruñido en cuanto vio que su mano, la que yo había mordido, estaba sangrando, luego me miro con una furia inimaginable. Esa era la señal de “¡corre por tu vida!” y eso hice corrí por mi problemática y estúpida vida.
    ¡Siempre!, siempre me pasan las cosas mas problemáticas del mundo, ahora me encontraba corriendo por las calles de Nueva York empujando a cualquiera que se interpusiera en mi camino y, terriblemente detrás de mi, se encontraba persiguiéndome el hombre a quien yo le había mordido la mano, también empujando a cualquier persona que osara interponerse en su camino, hasta empujo una pobre ancianita que…en verdad no se si salió volando por la fuerza con que la empujaron y déjenme decirles que... Mal estuvo morderlo, Gran error cometí.
    -“¿Será que ya se habrá cansado de seguirme?” –me preguntaba yo misma viendo a todos lados intentando ver alguna señal de ese hombre –“uf genial no lo veo por aquí, tal vez ya…”- escuche que alguien “matraqueo” algo detrás de mi, por miedo no quería ver, pero como dice el dicho “la curiosidad mató al gato”, voltee lentamente y mientras volteaba miraba como las personas observaban a mi dirección con horror, termine de darme la vuelta y…¡OH que gran sorpresa…era el tipo que minutos antes me estaba persiguiendo y que ahora se encontraba apuntándome con un arma…gracias mundo eres el mejor!. Y ese dicho es pura verdad…la curiosidad me mato.
    Solo escuche un gran ¡BANG! y sentí un gran dolor en mi pecho izquierdo, caí de rodillas en el pavimento, levante el rostro y lo vi era un chico como de unos 18 años por lo que se veía tenia un antifaz pero pude ver sus ojos y eran color azules claros, su cabello negro y su piel de color blanco, seguro había de ser un chico muy apuesto pero de todos modos…Mal estuvo detenerme, gran error cometí.

    Espero y les haya gustado, tarde un poco pero fue por falta de inspiración y también porque no tenía internet en la computadora, cambiando de tema les debo decir que en el transcurso de la historia Caroline ira narrando sus recuerdos. Ok ya dije lo que tenia que decir asi que ¡adiós!
     
    • Me gusta Me gusta x 7
  4.  
    LaVampira de Lobito

    LaVampira de Lobito Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    12 Mayo 2012
    Mensajes:
    39
    Pluma de
    Escritora
    Awww me encanto tanto el prologo como el primer capitulo, me gusta la letra y como esta narrada la historia n_n no vi errores de ortografía (o será que estoy ciega xD) sigue así e invitame a los otros capítulos ya que me encanta tu historia y en mi opinión esta excelente ^^ mas que me dejaste sorprendida en el primer capitulo *O* Jejeje a lo que hiba era que me gusta (ya lo dije xD)
    Besos y abrazos y sigue así!!!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Knight

    Knight Usuario VIP Comentarista Top

    Libra
    Miembro desde:
    13 Mayo 2008
    Mensajes:
    2,919
    Pluma de
    Escritor
    Owww !! *-*!!!
    acabas de atraparme!
    x'D
    esto esta buenisimo, siento mucho no haberme pasado antes ._. , no había hecho mucho por aquí , gomen, gomen ><
    pero debo felicitarte mujer, *-*!
    esto es como ver una película...
    ahora solo estoy un poco confundida. e.e,
    a esta chica la asesinaron, pero ¿Porqué? D: acaso, solo fue un simple intento de robo? e.e
    quién es ese chico que le disparó?
    D: ¿Porque está habitando en el cuerpo de otra chica totalmente diferente?
    aaaaaaaaaaaawwwwwwww >w<
    mujer necesito la continuación, honestamente, pensaba asumir mi cargo como critica convencional, corrigiendote algunas cosas
    pero la verdad, no encontré ningún fallo *-*, tal ves te faltaaba una que otra tilde >w<, la ortografía muy bien,
    la trama estupenda, solo te recomendaría que no usaras la cursiva, ya que por lo general, esa se usa para pensamientos OwO
    en fin, adoré el primer capitulo y te agradecería que me avisaras de la continuación x3

    me despido, sayithoo! x3
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Tarsis

    Tarsis Usuario VIP Comentarista supremo Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    7,104
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Está prohibido publicar en itálica. Por favor, lee las reglas. Edito. =)

    Escribes muy lindo, pero puedes mejorar la parte de estructura, utilizando guión largo, y separando los diálogos correctamente. ^^
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,310
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    La historia en si esta magnifica, tu forma de narrarla déjame decirte que es bastante original, imaginemos un rosa, se nos posesiona en el medio y cada contexto, argumento, elemento que le fuiste adhiriendo a esta historia fue como un pétalo que se anexo a esta atrapándonos completamente. Es bastante difícil el poderse imaginar las reacciones inmutadas a una persona que termina envuelta en esta situación pero esa versatilidad con la que vos cuentas lo ha logrado; se me hizo muy distinto y original manejar la historia en distintos tiempos y de manera retrospectiva, el argumento en si de cambiar de un cuerpo a otro no es del todo nuevo pero bajo la atmósfera en la que te encuentras manejarlo ha logrado innovarse de tal manera que bien podría ser el "trhiller" de este verano, espero pronto vaya a seguir, existen muchos misterios aun por esclarecer.

    Ahora lo técnico.... siempre se puede mejorar ^^
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Mitsuki Holmes

    Mitsuki Holmes Escritora Ocasional

    Aries
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2010
    Mensajes:
    33
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Mi alma, Tu cuerpo...Nuestro cuerpo
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1226
    CAPITULO 2: EL CONTRATO (PARTE 1)

    Pasaron varias horas tras haber visto como llevaban mi cuerpo sin vida a la morgue, no sabía qué hacer y me preguntaba “¿y ahora qué hago?”, unos 5 minutos más pasaron y de pronto ante mí, apareció una gran puerta. con un marco muy macabro ya que en los dos lados habían dos esqueletos enteros mientras que lo demás eran más que cabezas, arriba en el centro se encontraba la cabeza de un toro con sus esqueléticos cuernos, y adentro de aquella puerta no se podía divisar nada, solo un abismo de eterna oscuridad.
    -Entra…-dijo una voz grave y tenebrosa, gire mi cabeza hacia todos lados, pero nada, no había nadie al mi alrededor ya que eran, por lo que pude calcular, las 8 de las noches aproximadamente- Aquí niña…-fije mi vista a la puerta del terror y levante un poco la cabeza para volver a ver al cráneo de toro, que ahora sus ojos eran rojos carmesí.
    -¿Quién eres tú? –dije con seguridad y con mi cara inexpresiva, por fuera, pero por dentro ¡me moría del miedo!, ¿Cómo rayos el cráneo de un animal podía hablar?, de repente unos pálidos brazos, para ser mas especifica tres, de la puerta salieron en dirección mía. El primero mi brazo derecho agarro, el segundo mi brazo izquierdo y por último el tercero por mi cintura, y comenzaron a arrastrarme a aquel abismo, pero intentaba con todas mis fuerzas no ser arrastrada.
    Pero no lo logre.
    Abrí mis ojos y pude observar que me encontraba en un lugar totalmente oscuro , bueno no tan oscuro ya que ese lugar solo era alumbrado por una pequeña luz, que no sé de donde rayos salía, me levante y mire todo al mí alrededor. Y me di cuenta de que no estaba sola. ¿Cómo sabia eso? Bueno les diré que podía escuchar murmullos hablando sobre… mí.

    -Oigan –dije para llamar la atención, pero nadie pareció escucharme, y eso nunca me gusto, eso fue la gota que derramo el vaso – ¡Oigan! –grite, ya estaba harta. Primero porque había estado parada en ese lugar casi media hora y segundo alguien me había insultado – ¡¿alguien podría decirme…donde rayos estoy?! –mi paciencia a su fin había llegado, después de yo haber dicho, o gritado, esto todo el mundo en silencio quedo –“Genial” –pensé ya frustrada –“justo ahora nadie dice ni pio” – antes nadie paraba de hablar, ahora parece que no hay ni una lombriz.

    De repente toda luz posible ilumino el lugar donde me encontraba, mostrando un gran y hermoso salón, que parecía un estadio por su diseño pero aun así seguía siendo hermoso, y mostrando al fin un centenar de personas sentadas, claro está, en sus correspondientes sillas. Alrededor mío haciendo un semicírculo, y finalmente al frente mío se encontraba un hombre, de unos… ¿27 años?, sentado sobre un trono, que parecía hecho de oro. Aquel hombre tenía el cabello de un color negro azabache que le llegaba hasta media espalda, sus ojos ámbares, como dos pequeños soles, vestía un kimono masculino negro y en los bordes tenia pintado pequeños pétalos de cerezo rojos, también llevaba un obi de color rojo en la cintura. A su izquierda se encontraba una hermosa mujer, que de seguro debía de ser su esposa, de cabellos color plateado y ojos azul cielo, llevaba un kimono del mismo diseño del hombre que se encontraba a su lado. En los brazos de aquella mujer, de exquisita belleza, se encontraba una pequeña niña de 6 años, tal vez era su hija, su cabello del mismo color de la hermosa mujer, pero los ojos color ámbar como los del hombre de larga cabellera, vestía un bello kimono de color rosa pastel teniendo en su cintura un hermoso lazo blanco.
    Pero lo que capto mas mi atención fue un joven, de unos…¿18 años?, ojos Azules, su cabello era de color Negro. Por alguna razón me pareció haberlo visto en alguna parte pero después de que vi mi cuerpo tendido en el suelo no recordaba nada de mi vida pasada.



    Caroline Swenson…–dijo el hombre de larga cabellera –Bienve…
    ¿Dónde estoy? –lo interrumpí. Solo quería saber donde estoy y porque.


    ¡¿Cómo te atreves a hablarle así al amo, pequeña insolente?! – Hablo un anciano…muy…pero muy pequeño y calvo, ¡Ja! Su cabeza parecía una pelota nueva brillando de lo limpio, entonces lo observe mejor, el pequeño anciano era de piel morena, vestía un kimono color marrón y sus ojos eran negros.

    ¡¿Cómo que pequeña?! ¡que yo sepa el único que mide menos de 50 centímetros aquí es usted…enano de pacotilla! –le grite al enano, ¿Cómo rayos un hombrecito de ese tamañito se atreva a decirme pequeña a mi?, que a comparación de el parezco King Kong

    ¡Jajaja calma, calma! –hablo la mujer de cabellos plateados al ver que el duende iba a responder– ahora pequeña Caroline… ¡Se bienvenida al Inframundo–ahora me preguntaba por qué rayos todos me decían...un momento…– “¿esa mujer acaba de decir que esto era el inframundo?” –mire a aquella mujer y luego al hombre que a su lado se encontraba, intentando ver si esto era una broma, pero el hombre al parecer había entendido mis pensamientos y como respuesta el asintió, dando a entender que lo que decía la de ojos azules era pura verdad – ¡¿Qué?! –grite, ahora había descubierto nuevas cosas del mundo…

    1- Los esqueletos hablan
    2- Existen hombrecitos que miden menos de 50 centímetros

    3- Después de morir olvidas todo tu pasado
    4- ¡Estoy en el inframundo!
    Ah por cierto…Mal estuvo venir…quizás un pequeño error cometí.

    Sii lo sé esta corto, pero es que tengo algunos problemas en la compu y estoy pidiendo una prestada como sea espero que hayan disfrutado del capítulo dos: el contrato parte 1. ¡Sayonara!
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  9.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,310
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Bueno querida Mitsuki aqui estoy como lo prometí, la esencia de los relatos pequeños es capturar la atención con pocas oraciones, creo que el capitulo es bastante bueno, describes con naturalidad las reacciones de la chica y expresas muy bien la conformación de los lugares donde se encuentra, la verdad si lo sentí un poquito apresurado, pero bastante bien, puesto que la argumentación del fic en si no es tan simple de dar a entender pero tu lo logras. La atmósfera en si contribuye perfecto en el relato, de cierta manera uno se puede imaginar en el inframundo confuso lidiando con todo lo que esto implica, espero la segunda parte del capitulo con ansia. Lo técnico te habían dicho del guión largo, en mi caso tampoco se puede poner yo lo copio y lo pego (— ) y si no me equivoco también va mayúscula después de el.
     
  10.  
    Mitsuki Holmes

    Mitsuki Holmes Escritora Ocasional

    Aries
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2010
    Mensajes:
    33
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Mi alma, Tu cuerpo...Nuestro cuerpo
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1572
    CAPITULO 3: EL CONTRATO PARTE 2



    En medio de la multitud me encontraba perpleja, “Inframundo”, esa simple palabra rodaba por mi cabeza una y otra vez…eso no era posible, siempre había creído que después de la muerte no había nada mas, solo morir y ya — ¿Qué?...—dije otra vez, no, no podía, esa información no entraba en mi cabeza. Quería, anhelaba que todo esto fuera un sueño, una pesadilla del cual quería despertar pero no, todo esto era realidad — ¿Cómo es…eso posible no entiendo— hable, quería explicaciones ahora.






    —Primero…Caroline…me llamo Mei Hong la reina del inframundo —se presento la hermosa mujer de cabellos plateado— y lamentablemente has muerto…por un impacto de bala…—entonces esa era la razón del porque me dolía el pecho cada vez que intentaba recordar mi pasado—…pero queremos hacer un trato contigo —¿trato?, ¿que trato?, que yo sepa en estos momentos estaba muerta, quiero decir, solamente era un alma y nada mas, la mire confundida, ¿Qué quería decir con eso…que trato quería hacer conmigo? —Veras Caroline, hay otra chica, ella se llama…Catherine Zheng…ella ha cometido muchos pecados y los dioses han decidido darle otra oportunidad… así que… ¿Caroline Swenson…aceptarías estar de vuelta a la vida?… — OH claro que si…volver a la vida…seria lo mejor, eso era lo único que me alegraba el día, pero ¿Qué tenia que ver esa tal Catherine? —…pero…—hay no, conozco ese pero y sabia que no significaba nada bueno— tendrás que vivir en el cuerpo de Catherine Zheng — ¿Cómo dice, que dijo que en el cuerpo de quien?, por favor me iban a meter en el cuerpo de una desconocida, ¿Cómo era eso posible? Bueno en verdad me encontraba en medio del inframundo, por un momento no me impresiono que hicieran eso.





    “Pero que más da”





    Al fin y al cabo estaba muerta… ¿o no?





    —No tengo nada que perder así que…acepto —todo el mundo se impresiono por mi, ¿serenidad?, hasta yo me impresione, de pronto una pequeña mesa de mármol pulido ante mi se encontraba y encima un gran papel con relleno de palabras, que para mi, no tenían ningún significado, creo que eso era lo que iba a firma. Sostuve un bolígrafo que a un lado se encontraba y estaba a punto de firmar pero derrepente sentí un pinchazo en mi dedo y una gota de mi sangre en el papel había caído— felicitaciones Caroline…o mejor dicho Catherine…se bienvenida al inframundo…a tu nueva “vida” —hablo el de larga cabellera negra, alce mi rostro y vi al joven de ojos azules… esos ojos tan claro como el cielo…tan misterioso y profundos como el mar, veía y sabia que guardaban un secreto, sabia que de algún lugar lo conocía…y lo descubriría.




    -0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-




    Otra vez levante la vista para observar nuevamente este cuerpo, tan hermoso, tan suave, tan frágil y tan…no mío…no, no era mío era de ella, solo de ella. Yo solo era un huésped. Uno que como ultima acción en “vida” entrego su alma para mantener vivo un cuerpo. Solo para saber como se siente ayudar a una persona totalmente…para mi desconocida.





    Después de firmar había caído en un sueño que duro unos 8 o 10 mese, solo para recuperar todos mis recuerdos—“Casi todos” —Excepto las ultimas horas de mi vida anterior, donde todo se veía borroso en especial una cara, una que mi mente intentaba con todas sus fuerzas no enseñarme, una que el quería borrar…para siempre…hasta que terminara el contrato, pero no me importaba quería saber quien me había matado, y ¿Por qué?, sin importar cuanto me doliera el corazón.




    — ¿Y? —hablo la “linda” voz que se encontraba en este cuerpo, esa vocecita tan… viva, también había otra razón por la cual había dormido por 8 meses, Conocer a la dueña de este cuerpo y acostumbrarme a ella.



    Desde que caí en el sueño, en el siempre me encontraba en una pequeña habitación repleta de pequeños momentos de mi vida, y la de ella, después de unas semanas en ese sueño la conocí. Al principio me pareció irritante, y aun me sigue pareciendo irritante, tal vez porque ella siempre estaba alegre, hablaba mucho, siempre se enojaba cuando no le prestaba atención y más cuando me quedaba dormida, a cada rato me hacia preguntas y a cada momento hablaba de ella. Llego un momento que le dije: “¡Para ya no quiero escucharte hablar!”, pero pareció que no me había escuchado, y siguió hablando, por una parte no era tan...




    …aburrido…





    Mientra tanto yo siempre era callada, todo me parecía aburrido, mi vida era aburrida, excepto ella, no me gustaba hacer preguntas y menos responderlas, éramos y somos tan…diferente, dos polos opuestos, blanco y negro, frío y calor. Así éramos y así siempre seremos.




    Ella me había contado que en su vida anterior era miembro de una familia muy rica, que controlaba la mayor parte de los hoteles de Tokio y otras partes del mundo, que desde niña siempre le habían dado todo lo que ella quería, pero aun así ella no era feliz, su madre siempre estaba ocupada, nunca jugaba con ella, algunas veces le compraba juguetes solo para que se callara. Mientras su padre siempre estaba trabajando en la oficina o viajando en todo el mundo, hasta duraba un año lejos de casa, ya no reconocía a su padre, cuando ella tenia 10 años su madre y su padre estaban discutiendo, y en esa disputa su padre había golpeado a la que le dio la vida, anunciando así que se iba de esa casa y que no las amaba, y se fue… unas de las sirvientas le había dicho a Catherine la razón por la que sus padres habían peleado y era por Infidelidad por parte de su padre, desde ese día Catherine tuvo que trabajar para conseguir dinero, su madre después de esa noche se la pasaba en los bares con hombres, a veces llegaba ebria a la casa y semi desnuda, “Patética” pensé, patética por ser vencida por un hombre, patética por no seguir adelante, patética por ser tan…cualquiera.




    Sentí lastima por ella, ella me parecía muy buena persona como para recibir eso.




    Llego un momento en que las dos estábamos acostadas en el frío piso de aquella habitación viendo la pared pintada de varios colores, Catherine me había dicho que desde ahora ese iba a ser su hogar así que decidí pintarlos de colores vivos, como ella, regresando al punto principal en ese día me había contado sobre como había muerto:




    Ella después de clases se iba a un restaurante nocturno, y ella era camarera, después de su jornada de trabajo, que con mucha suerte lo consiguió ya que ella tenia 15 años, salio directo a su casa pero al pasar al lado de un callejón una mano salio de el y la arrastro pegándola contra el piso, así demostrando a tres chicos, que no podía recordar, y ahí mismo en el callejón fue violada por esos tres infelices. En un momento en que los tres chicos se distrajeron por estar burlándose de ella, agarro un tubo que estaba cerca de ella y los golpeo a los tres, se vistió como pudo y salio corriendo, pero no se dio cuenta que un carro venia a toda velocidad, solo recordaba que había sido golpeada por el carro y sentía un olor metálico a su alrededor, sangre, y un dolor tan agudo que le dificultaba respirar, y por ultimo solo escucho a la ambulancia venir pero había sido tarde ella había muerto.




    Desde ese entonces vino al inframundo diciéndole que le darían otra oportunidad pero para eso tenia que dar su cuerpo… y firmo el contrato para así entregar su cuerpo a una desconocida.




    —No se, solo quiero saber el porque de mi asesinato — dije en voz baja, solo queria saber quien era y nada mas, solo eso y algo mas.




    — ¡Hola!... ¿Tu debes ser la nueva verdad?...mucho gusto mi nombre es Rachel Sakurai… OH y se bienvenida a "Shinigami no gakkō" — Entro de repente una chica a la habitación, de cabellos rojos, ojos rojos, y piel morena, parecía muy…Catherine…tal vez mi vida de ahora en adelante no será tan aburrida… ¿Mal estuvo firmar…acaso un error cometí?






    Ahora había descubierto nuevas cosas del mundo:
    1- Los esqueletos hablan
    2- Existen hombrecitos que miden menos de 50 centímetros

    3- Después de morir olvidas todo tu pasado
    4- ¡Estoy en el inframundo!
    5- Pueden vivir dos almas en un solo cuerpo
    6- ¿Existe un colegio de…Shinigami?
    No se tu pero necesitare un buen psicólogo después de esto
    Gomen, Gomen, Gomen, se que me tarde…como siempre un “poquito” pero aquí esta la segunda parte espero les haya gustado hasta pronto Bye!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso