Mariposa freída.

Tema en 'Relatos' iniciado por sessxrin, 25 Agosto 2010.

  1.  
    sessxrin

    sessxrin Fanático

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Enero 2009
    Mensajes:
    1,047
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Mariposa freída.
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    886
    Mariposa freída.

    Creo es algo diferente a lo que hecho, o tal vez es pura mierda :o
    :::::::::::::

    Puto internet.
    Maldices y sacudes fuertemente el mouse. 60 mil pesos perdidos. Maldices de nuevo y María Fernanda te regaña, diciéndote grosera. La ignoras y esperas. Entre esas observas una sombra, tus reflejos son rápidos y miras arriba, la sorpresa que te llevas. Es una mariposa. Olvidas el internet lento y la observas mas detenidamente, es estrambótica. Recuerdas que hace unas semanas viste una mariposa negra, pero negrísima, pequeña, con una línea roja en sus alas. Estaba en tu patio trasero, era hermosa; u otra en la esquina de tu casa, una mariposa naranja volaba en las flores de la funeraria, exótica. Aseguras que esas mariposas no son de tu región y una gran curiosidad te causa.

    “Mira esa mariposa” dices para que Mafe te escuche. Ella mira la dirección de tu mano y aunque no muestra la misma emoción tuya, le causa interés. “Es bonita” musita y luego se acuesta de nuevo. “Tómale una foto” dices fingiendo indiferencia, pues sabes que ella se va a emocionar. Mafe se levanta y saca su celular, olvidó su cámara. Ella prende la luz y de la nada la mariposa comienza a volverse loca. “¡Apágala!” ordenas inmediatamente. En una de esas películas de Disney que pasaban por el canal nacional, aprendiste que los insectos les gusta la luz, pero que mueren freídas por culpa de ella. No quieres que tu mariposa tenga el mismo destino. “Pero no se ve nada” replica Mafe con el celular en la mano e intentando acercarse más a la mariposa. “Prende la luz” dices y ella lo hace. La mariposa se pone loca y empieza a volar por toda la habitación. Apagas la luz y ella se queda quieta. Sonríes, es interesante. Prendes y apagas la luz una y otra vez, se pone loca, luego quieta, loca, quieta, loca, quieta…

    Sueltas una risilla y Mafe también, es divertido.

    Al final te empieza a doler la mano y decides apagar la luz. Te acuestas al lado de Mafe y le quitas el celular, le tomas una foto a la mariposa que estaba en una de las rendijas de la estancia. Aunque no se le ven sus alas amarillas vivaces y exóticas, la guardas, es bonita. Después alcanzas a ver en la pantalla que por fin encuentra la red de Tigo. Te levantas inmediatamente y te sientas al frente del computador; abres You Tube, Facebook (por pura mera costumbre) y luego Cemzoo. Vas a originales y lees Hasta la felicidad de Sandritah y te recuerdas comentarle después. Olvidas la mariposa y María comienza a reírse, pues recordó que Luisa odia las mariposas, cree que son polillas transexuales. Ríes también. Ríes porque no hay nada más interesante que hacer.

    A la mañana siguiente te levantas. Nueve de la mañana. Lagañas y un cepillo de dientes. Prendes el computador medio dormida y luego te das una leve palmadita, te lavas el rostro y le das una mirada a la estancia. Y como ayer, tus reflejos (que ya no crees que son rápidos, sino mera casualidad) observa un montoncito de putas hormigas. Putas pues dañaron la antigua pantalla del computador y te echaron la culpa a ti. Putas pues pican como las putas. Las espantas y te llevas la sorpresa de que las putas se estaban comiendo tu mariposa. Te sientes culpable; te duele más la muerte de un insecto que la de un humano. La coges y le quitas las pocas hormigas que quedan. Sales y te sientas en el suelo fresco, al frente del jardín. “Mira mamá, tan bonita y está muerta” dices sin mirar a tu madre. Ella sale de la cocina y mira la mariposa. “Tienen poca vida” responde ella. Tuerces el gesto, crees que es por el bombillo, la luz. “Donde hay un frasco transparente, quiero guardarla…” dices, pues la mariposa esta intacta, como si estuviera disecada. “¡No Alejandra, bota eso!” te regaña tu madre desde la cocina. Haces un pequeño mohín, quieres a la mariposita. Observas a tu alrededor, no eres capaz de botarla. Miras el jardín y una idea te recorre la mente. Te paras y te diriges hacía el pequeño muro rodeado de enredaderas en el centro del jardín, haces un pequeño espacio y pones a tu mariposa ahí. Te alejas y la miras, se ve muy bonita. Sonríes y después te vas a la habitación, pones el Tigo y encuentras la red. Abres internet explorer y luego abres de nuevo You Tube y Cemzoo. Comentas un poco y tatareas Supermassive Black Hole de Muse. Olvidas la mariposa y te metes en tu burbuja.
    Sólo que esta vez abres Word, con una idea para hacer un escrito original.
     
Cargando...
Similar Threads - Mariposa freída
  1. Faedhros
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    249
  2. Melody cleary
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    340
  3. Blueberry
    Respuestas:
    5
    Vistas:
    245
  4. Anh Peárys
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    251
  5. Tomoee
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    500

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso