Marioneta.

Tema en 'Relatos' iniciado por Kiryuuin, 27 Julio 2012.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Kiryuuin

    Kiryuuin Hermandad Oscura

    Sagitario
    Miembro desde:
    4 Octubre 2011
    Mensajes:
    130
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Marioneta.
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Horror
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    853
    Marioneta
    — ¡Ah…! Y algo más —dijo y volteó hacia su hermano menor acercándose a su oído—: si llega a salir en las noches, tú no te levantes; sigue durmiendo como si no hubieras escuchado, ¿de acuerdo?


    —S… sí —Asintió el pequeño que lo había escuchado atentamente.


    Ambos hermanos sabían que alguien más se quedaba en casa junto a ellos cuando sus padres no estaban.


    No podían verlo, no tenían el valor. ¿Qué podían hacer? Sus padres no les creían; para los adultos todo era el “típico cuento de niños”. Insistieron y fueron castigados un tiempo atrás, por esa razón no volvieron a hablar del tema en presencia de ellos.
    ~~~


    La madrugada oscura y silenciosa, reinada por la luna acompañada de las estrellas, era fría como el invierno con sus vientos congelados recorriendo los lugares solitarios. Ninguno de los dos niños había podido conciliar el sueño, que a pesar de todos los intentos fallidos aún lo seguían intentando.


    —Oye… Andy —susurró a su hermano menor—, ¿estás despierto? —preguntó, girándose con los ojos entre-abiertos.


    —Sí —dijo y volteó hacia él—; tú tampoco puedes…


    El niño cayó su voz con tal estremecimiento ante lo que escuchó. No le salían las palabras por más esfuerzo que hacía. Incluso la voz de sus pensamientos se había cayado.


    << ¡No puede ser! >>, pensó para sus adentros el hermano mayor, Ian— ¡Andy, ven aquí conmigo! ¡Rápido! —le susurró desesperadamente, mientras le hacía señas a que fuera junto a él.


    El pequeño hizo caso a su hermano mayor. De un salto pasó a la otra cama y se acurrucó entre sus brazos y sábanas. Él también lo había escuchado; esos ligeros pasos en el ático eran lo suficientemente claros para los oídos de ellos. Cubriéndole los ojos a su hermano menor, Ian entrecerró sus párpados.
    Paso tras paso, él iba llegando.



    Esas pequeñas pisaditas se escuchaban más cerca aún. ¿Había bajado ya?

    ~~~


    El hermano mayor comenzó a sudar frío, los escalofríos recorrían su cuerpo y su respiración entrecortada no se quedaba atrás; temblaba con sólo pensarlo. Quizás esa noche… tendría el valor de verlo, de enfrentarlo.


    Ian… —resonó en el corredor.


    El cuerpo del jovencito estaba tenso; la piel se le erizaba con cada segundo que pasaba. ¿Acaso lo estaba llamando?


    —Ian… —se oyó detrás de la puerta.


    << ¡No otra vez! >> pensaba para sí mismo. Quería hacer algo al respecto; era el único que podía, pero con cada milésima de segundo que transcurría, él perdía la confianza en sí mismo que tanto le había costado tener.


    —Ian… —volvió a escuchar, ahora más cerca que antes.


    La puerta de su cuarto dejó pasar la luz a la vez que se abría, que era acompañado de la estremecedora melodía de la madera rechinante.


    ¿Qué ganaba al esconderse? Nada realmente. Sólo escapaba del pasajero temor que ése ser le hacía sentir.
    Él lo llamaba y lo llamaba, pero el niño nunca contestaba.



    El olor a humedad comenzó a aparecer en el aire; no era una buena señal. Aun así, ya estaba decidido; no se arrepentiría en ese momento. Abrió los ojos y se sentó en la cama de un solo tirón dejando a su hermano menor escondido entre las colchas y almohadas.


    — ¿Dónde está ese…? —trató de preguntarse para sus adentros, pero no pudo ni siquiera terminar de pensar esa pregunta. ¿Qué era eso, aquello que lo había callado? No podía respirar; algo no se lo permitía.


    Sintió algo húmedo, algo tibio recorría su garganta. Llevó una de sus manos hacia debajo de su barbilla. Sentía como el poco aire que respiraba lo cortaba por dentro mientras su conciencia se desvanecía rápidamente.


    El pequeño Andy al que su hermano mayor lo había dejado escondido, sosteniendo la tijera en sus manos con la que prácticamente había matado a Ian al enterrársela en el cuello, se transformó en la “marioneta” de ese hombrecillo de madera maldecido que había bajado desde el ático, su cárcel, y caminado hasta la habitación de los niños…, para asesinarlos por diversión.
    -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Espero que les haya gustado y no se hayan confundido .__. No sabía bien qué titulo ponerle D:
    Cualquier opinión será bien recibida.
    Gracias por leer. <3
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  2.  
    Ziello B

    Ziello B Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Febrero 2012
    Mensajes:
    114
    Hola... umm... no entendí, pues el final es claramente confuso -al menos para mi-. Ademas nunca entendí quién era quién pues te contradecias en multiples ocasiones, dificultando aun mas el poder entender tu historia, que si en un principio creí que sería de terror al final resultó ser un... enredo total. En un principio, por como hablaba el hermano mayor comenzó a asustarme un poco, pero luego el misterio se esfuma y en su lugar me quedó un "saco" de incoherencias.
    Esto nos da como resultado una mala narración en ciertos aspectos. No vi errores ortográficos.

    Te recomiendo que leas tu historia y la re-escribas .
    Lo que decidas avisame y nos leemos, chao!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Kiryuuin

    Kiryuuin Hermandad Oscura

    Sagitario
    Miembro desde:
    4 Octubre 2011
    Mensajes:
    130
    Pluma de
    Escritor

    Bien, gracias por tomarte la molestia de leerlo. C:
    Yo también me enredé en tratar de explicarlo lo mejor posible, aunque haya sido lo mas que pude parece que no sirvió.
    La cosa es fácil; trata sobre una especia de "marioneta" maldita al referirme como hombrecillo de madera en las últimas palabras.

    Andy, el hermano menor, apuñaló a Ian por la garganta prácticamente matándolo, ya que estaba siendo manipulado por la marioneta. Sería que el hermano menor mata al mayor en lugar del hombrecillo.
     
  4.  
    EN Auditore

    EN Auditore La Hermandad de Asesinos

    Piscis
    Miembro desde:
    21 Mayo 2011
    Mensajes:
    926
    Pluma de
    Escritor
    Bueno me pase porque me parecio interesante el titulo, pero realmente no entendí mucho, practicamente nada no entendí quien era quien, ni que debían hacer... Y realmente escribiste esto muy confuso hubo un poco de falta de narración, espero que como dijo Mar la reescribas y me avisas...Bueno me despido...

    El lobhito EN...Fuera...Paz...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Ziello B

    Ziello B Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Febrero 2012
    Mensajes:
    114
    Hola! gracias por avisarme, ahora sí se entiende mejor, aunque creo que sería super genial que hicieras una historia mas larga, donde narres como inicio todo -estoy pidiendo mucho?-... piensalo. Yo sería una de tus fieles lectoras, chao!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    cuki

    cuki Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    8 Junio 2008
    Mensajes:
    107
    Pluma de
    Escritor
    Una muy buena historia, la verdad. El final ha conseguido sorprenderme. Nunca pensé que el hermano pequeño acabaría matando al mayor, o mejor dicho, nunca me hubiese imaginado que una marioneta los utilizaría a ellos como marionetas (muy acertado el título), aunque he de admitir que me ha quedado una ligera duda ¿De dónde salen las tijeras?
    Por lo demás, no tengo nada que decir, ya que la lectura es fluida (cosa que se agradece) y sin faltas (yo no he visto ninguna, vamos)
    De nuevo, felicitarte por tu gran historia, nos vemos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso