Two-Shot Mahin Variates una maga ardiente - Ragnarok Online

Tema en 'Fanfics sobre Videojuegos y Visual Novels' iniciado por luigipadovano, 4 Diciembre 2018.

Cargando...
  1.  
    luigipadovano

    luigipadovano Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    13 Julio 2018
    Mensajes:
    35
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Mahin Variates una maga ardiente - Ragnarok Online
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    980
    Sinopsis: La historia de este fanfic ocurre justo antes que la Corporación Rekenber inicie la campaña de conquista mundial de la que se habla en "El Trono de Celia". Trata de las aventuras de Mahin Variates, una talentosa archimaga de negros cabellos que viaja viviendo más del comercio de artículos de los monstruos que de cumplir arriesgadas misiones, sin tener pelos en la lengua. Con el tiempo por azares del destino conocerá un detective. Mientras Mr. Rekenber se dispone a ejecutar su plan maestro


    Capitulo I El viaje de la maga

    Hace veintidós años, en la hermosa ciudad de Rachel cuya arquitectura recuerda a la Jerusalén de los tiempos del Imperio Romano del Oriente. Nace una niña de cabellos negros como el azabache y ojos del color del ámbar. Sus padres unos ricos mercaderes que ostentan el apellido Variates, la llamaron Mahin y le inculcaron la devoción a Freya, la misericordiosa diosa adorada en los reinos de Rune-Midgard y Arunalfeltz. Mahin aprende a temprana edad a arrear los camellos sin embargo a ella no le atraían los negocios sino la erudición, por ello en cuanto cumple los dieciséis años viaja a Geffen. La ciudad de los magos inscribiéndose en su célebre Academia ubicada en la gran torre de Geffen. Allí además de aprender los secretos de las leyes naturales y la magia elemental. Mahin conoce a un perro, quien en realidad solia ser un ladrón humano y una poderosa High Wizard conocida como Katherine lo transforma a su actual apariencia de perro blanco y peludo de alguna raza mediana. Mahin no pudo evitar sentir cierta lastima por él, aunque le recalca que la ley de causa y efecto es imposible de evadir. La maga resulta ser una prodigio aunque poco convencional, ya que domina más la práctica que la teoría y pareciera como lanzar los hechizos instintivamente como si en otra vida hubiese ejercido dicha profesión mostrando especial destreza en los hechizos de hielo. Durante sus estudios Mahin mantenía su lacio pelo negro con las puntas recortadas, pero al graduarse a los veintidós años comienza a dejárselo crecer usándolo suelto y sustituye su traje blanco de High Wizard por un más colorido atuendo morado, conservando la típica capa y las botas negras y empleando un gorro decorado por unas alas negras de murciélago.

    Desde Geffen, ella viaja por senderos escarpados arreglándoselas para matar a los argiopes mediante la safety Wall y hechizos ofensivos. Su rumbo es hacia el norte, es decir la ciudad de Aldebaran. La high wizard obtiene experiencia de combate* matando a las criaturas de las nieves que aparecen en los campos nevados que bordean la cercana ciudad de Lutie, pequeña ciudad donde se halla la Toy Factory. Dedicándose a vender las pieles a un peletero clandestino la archi maga no tarda en amasar una pequeña fortuna, evitando la torre del reloj por la presencia de los infames Ridewords. Unas especies de grandes cofres demoniacos barnizados en morado, que atacan a los transeúntes mediante una bocaza erizada de agudos dientes.

    En cambio Mahin viaja en dirección a la República de Schwarzswald, más concretamente a la cosmopolita ciudad de Lighthalzen, tras tomar un relajante baño, descansar en el gran hotel y comer en el restaurante del mismo, sale de compras. Adquiriendo en la armería un flamante báculo de supervivencia, que tiene adosado al mismo una gema azul. Luego se toma un refrescante jugo de naranja y visita la gigantesca sede de la Corporación Rekenber a ver que misiones ofrecen. Al ingresar a una enorme sala alfombrada con enormes lámparas de techo de cristal y preguntar por las misiones, es atendida por un ejecutivo de la empresa de negros cabellos, usando lentes polarizados, con su elegante traje marrón castaño y corbata esmeralda le dice

    - Las misiones más lucrativas son explorar la mazmorra de Kiel o visitar el laboratorio de Somatologia de Lighthalzen –

    - ¿Hablas de la mazmorra donde mora el malvado Kiel D-2 que experimento con inteligencia artificial? –

    - Sí señorita –

    - ¿Y del laboratorio de las pesadillas donde rondan Seyren, Kathryne y compañía? –

    - Conoce los rumores, considere la generosa paga –

    - Los muertos no cobran, se cuenta en centenares los aventureros que han perecido en dichos laboratorios, incluso he oído de mercenarios y veteranos muertos en acción –

    - Sabe demasiado señorita, le sugiero no divulgar dicha información o podría sufrir un accidente –

    - ¿Me amenaza? –

    - Tómelo como quiera, dígame ¿Cómo sabe tanto? O la demandaremos por espionaje industrial –

    - Oh, ni que fuera tan secreto, es simple, los rumores sobre lo ocurrido en dichos lugares han circulado entre viajeros llegando a la torre de Geffen-

    - Es posible, entonces no la demandaremos, hay otra misión, una mucho más sencilla –

    - ¿Cuál es? –

    - Consiste en mandar unos inofensivos alijos de mercancías – Dice el ejecutivo sonriendo levemente.

    - Acepto – Responde la high wizard, solo para descubrir al finalizar la misión que la han puesto a traficar con armas de contrabando.

    - Me engañaron…Se dice para sus adentros la high wizard…No vuelvo a aceptar un encargo relacionado con Rekenber…A continuación se dirige al aeropuerto y aborda un dirigible, la aeronave en forma de un puro, forrada de tela beige y exhibiendo una góndola blanca la conduce a Yuno, la ciudad en el cielo que es la capital de la República. Allí la maga contempla extasiada la enorme plaza decorada por unos grandes arcos de piedra, luego visita el museo de la vida y recorre las adoquinadas calles de la magnífica ciudad, preguntándose cual sera la historia de Yuno, seguramente muy extensa. En un rincón contempla a un hombre encapuchado sosteniendo un puñal y exhala un grito de terror. El asesino cree tenerla a su merced pero entonces la hábil maga, que no ha perdido la concentración lo congela, rematándolo con un formidable trueno de jupiter que deja chamuscados la ropa y el cuerpo del agresor.
     
  2. Threadmarks: Capitulo II La maga ardiente, el detective y la caida de la República
     
    luigipadovano

    luigipadovano Iniciado

    Géminis
    Miembro desde:
    13 Julio 2018
    Mensajes:
    35
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Mahin Variates una maga ardiente - Ragnarok Online
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    3335
    Tras presentar su reporte a la comisaría en el cual no vacila en responsabilizar a la Corporación Rekenber por el atentado contra su vida, si bien desestiman su denuncia a la empresa, al determinarse por un detective que la maga actuó en defensa propia es declarada libre de cargos y entonces lo celebra comiendo en un elegante restaurante. Ordenando al mesonero una chuleta de cerdo especiada guarnecida con papas y zanahorias que degusta empleando elegantemente los cubiertos. Luego pide una copa de helado de chocolate decorado con crema batida.

    Pagando la cuenta y una generosa propina al mesonero se dispone a retirarse cuando es abordada por el detective, un adulto joven de cabellos negros alborotados y ojos café oscuro, que usa lentes ovalados por una miopía incipiente y viste un abrigo y pantalones de cuero castaño claro con mocasines negros. Aquel dice con voz amable

    - Señorita, deseo hablar un rato con usted –

    - Si me declaro libre de cargos – Dice la Archimaga, visiblemente molesta.

    - No vine a molestarla, ¿Cómo se lo digo? –

    - Me gustan los hombres directos, que hablan sin rodeos –

    - Usted – Dice el detective – Me gusta, por favor deme una oportunidad –

    - No lo se – Responde la maga tornándose su semblante más amable - Usted es atractivo pero podría estar yendo tras mi dinero –

    - Le aseguro no es eso –

    - Primero, ¿Usted bebe o fuma? –

    - No señorita –

    - Paso el primer filtro, no soporto el aliento a alcohol o el aroma a tabaco, estimado Alfred Duncan.

    - ¿Dime que me ofrece? –

    - Puedo cargar sus maletas, darle un recorrido por la ciudad, invitarla a algún teatro y luego a un hotel, por supuesto pagaría los gastos –

    - Usted lo que quiere es acostarse conmigo –

    - Yo…no –

    - Tus intenciones son muy obvias. Sea sincero o me perderá –

    - Si quiero –

    - La verdad nunca me he acostado con alguien, usted tiene un indudable valor y sentido de la aventura para proponerse de la noche a la mañana, dígame ¿Cuándo cumples años? –

    - El dos de junio –

    - Vaya un géminis, en mi caso soy del veinticinco de mayo –

    - Oh, una congénere de signo –

    - Que rara manera de expresarlo, detective –

    - Dime Alfred –

    - Bueno Alfred, ¿Qué opina de la magia? –

    - No supera a las pistolas –

    - Es más versátil –

    - Le concedo eso, pero mi pregunta no es sobre su eficacia combativa sino sus fundamentos –

    - Creo en el amor –

    - Concuerdo que es la magia más poderosa, si me lo preguntas creo en Freya –

    - Yo también, por curiosidad, si no fuera creyente me rechazarías –

    - No soy tan cerrada de mente, aunque ser creyente te da puntos -

    - Los sacerdotes de Freya son castos –

    - ¿Has visto la indumentaria de las Sumo Sacerdotisas y las arzobispos? –

    - Hay alguna que se sale de la norma pero el habito no hace al monje, en cambio las magas son – …

    - Cuidado con lo que dirás – Le interrumpe Mahin mirándole con desaprobación - Porque no se trata que te rechace si completas lo que ibas a decir, sino podrías terminar por tu insolencia como una bonita escultura de hielo –.

    - Amenaza a un detective, tiene agallas madame –

    - Es una simple advertencia y créame no le daría tiempo a desenfundar, complete la frase adecuadamente –

    - Son ardientes – Dice el detective, obviando el hecho que iba a decir unas locas -

    - Es aceptable, una maga aburrida desentonaría mucho con el gremio, eso sí, solo nos entregamos a quien tiene la chispa, ¿Usted la tiene Alfred? –

    - Me he enfrentado a tiros con criminales y sigo vivo para contarlo –

    - Interesante y muy valiente, me refiero a si sabe tratar y divertir a una dama –

    - Prefiero demostrárselo que decírselo –

    - Bien dicho detective – Extendiéndole la mano – Voy después de usted -



    Alfred la guía por las calles de Yuno, mostrándole varios lugares no tan conocidos como los que la maga ha visitado con anterioridad. En el teatro ven la obra “El sacerdote y la súcubo” en la cual un joven sacerdote que ha ingresado a Geffenia, la ciudad en ruinas ubicada en las afueras de Geffen cuyos edificios están recubiertos de musgo verdoso. El sacerdote de cabellos rubios y ojos grises es tentado tres noches por una hermosa y voluptuosa súcubo de rubios cabellos con cuernos marrones de aspecto demoniaco, las características alas negras de murciélago y un revelador atuendo rojo complementado por botas negras. El sacerdote se desvive orándole a Freya e invocando su bendición divina, la criatura que desea es devorar su alma se le insinua no acercándose más por la protección de la diosa. La demonio incluso baila burlonamente y le avienta besos y corazones ilusorios envueltos en un humo rosáceo. Al tercer día Freya se apiada de él, manifestándose en forma de una doncella de luz auyenta a la criatura y amablemente le muestra al sacerdote la salida de tan desolado paraje. Aquel le agradece arrodillado pero ella le dice – Levántate hijo mío, mi luz te acompañara siempre -

    Al finalizar la obra, tras aplaudir junto al público, la Archimaga le comenta riendo al detective.

    - Mi galante caballero, puedo contar con los dedos los hombres que conozco quienes resistirían tamaña tentación –

    - Yo veo una súcubo y le disparo sin contemplaciones – Exclama Alfred en un tono que no deja lugar a dudas sobre su resolución.

    - Si te creo capaz, dime, ¿Por qué te enamoraste de mí? –

    - Tu cabello es tan hermoso, tu sonrisa angelical y esa astucia que exhibes –

    - Estas perdido por mí, para tu fortuna soy buena con quien me trata como es debido –

    - Lo se, no eres como una súcubo devora almas – Dice el detective riendo un poco.

    - Si tienes sentido del humor –

    - Claro, no soy de piedra –

    - Quiero ver otra obra –

    - La siguiente es mañana, porque hoy más tarde repetirán la del sacerdote y la súcubo –

    - De acuerdo, yo invito –

    Aquella noche el detective guía a la maga hasta una casa de paredes de placa cuyo techo es de tejas anaranjadas. Alfred abre la puerta entrando junto con la maga, quien viendo una salita amoblada con un amplio sofá negro, un sillón y una mesita, apreciándose al fondo la cocina y unas escaleras, la maga comenta.

    – Lindo hogar –


    - La herede de mis padres –

    - ¿Ellos murieron? –

    - Buscaban hierbas en los páramos y fueron atacados por unas arpías hambrientas –

    - Que horrible, lo lamento Alfred –

    - Gracias Mahin – Dice el detective, agregando - Me queda una hermana, atiende una panadería en Lighthalzen, ¿Qué hay de tu familia? –

    - Mis padres comercian en caravana de Veins a Rachel, transportar y venden cerámica, incienso, sal, deberías visitar Arunalfeltz, es un país con un aire de otra época-

    - ¿Cómo perdido en el tiempo? –

    - Precisamente, ¿Puedes creer que en Arunalfeltz hay un Pontífice?, hablo del Papa de Rachel –

    - Desconocía su existencia –

    - Reside con gran pompa en el Santuario de Rachel –

    - Suena a un sacerdote corrupto –

    - Ah no, el Papa es honrado, veras – Dice la maga, empezando a contar - El se alinea contra unos fanáticos de una secta oscura de carácter iniciático que han realizado experimentos ilegales de alquimia y además practican sacrificios humanos, el asunto no se ha resuelto del todo –

    - Suena sospechoso –

    - Si, tengo una teoría y es que Rekenber financio la secta para desestabilizar a Arunalfeltz y conquistarlo desde adentro, llegando al extremo de crear una temible criatura conocida como “La sombra oscura” –

    - Mahin, para ti todo es culpa de Rekenber –

    - Incluso trataron de matarme –

    - En cuanto al caso de Arunalfeltz quizás Rekenber si tendió su oscura mano allí. Pero en el caso de tu asalto sostengo la teoría que el atacante quería era despojarte de tu báculo de supervivencia y tus zenys y para no arriesgarse a que te defiendas como maga que eres, escogió eliminarte.

    Comparto contigo que Rekenber es una empresa cuestionable, pero si mandaran a matar a cada persona enterada de sus actos ilegales se pondría en evidencia. Te amenazaron para que no indagues más –

    - Tienes razón – Reconoce la maga, entendiendo que en realidad su atacante era un bandido violento y no un asesino de la compañía.

    Recordando que pasaran la noche juntos, el detective aclara.

    - Solo tengo una cama –

    - Tranquilo, no te enviare al sofá pero esta noche no puedes tocarme-

    - Descuida, soy un caballero –

    - Vamos a dormir -

    Subiendo las escaleras, el detective y la maga entran a la alcoba del piso de arriba, se quitan las botas y se recuestan en una cama de madera clara de pino, arropándose con un cobertor azul celeste.



    A la mañana siguiente, el detective se despierta primero y bajando a la cocina prepara café en una greca o cafetera metálica. Luego de desayunar pan con mantequilla y mermelada, le deja una nota a la maga en el mesón de la cocina. Entonces se dirige a la comisaria y comprobando no hay denuncias por delitos en aquel día le comunica a su jefe que se tomara el día libre para concertar una cita. El rollizo jefe que es bastante condescendiente da su visto bueno. Con la condición le realice el mandado de comprarle un par de rosquillas en una dulcería cercana. Alfred hace el mandado y retornando a su casa, recoge a su acompañante llevándole a una joyería. Mahin mira las vidrieras con detenimiento llamando su atención un collar con un colgante de zafiro azul.

    - Tiene un gusto exquisito – Le dice la joyera, una mujer de cabellos canos que viste una túnica verde oscuro.

    - Dígame el precio – Solicita la maga

    - Son dos millones y medio de zenys –

    - Considerando la inflación y la calidad de la gema y el labrado, el precio es excelente –

    - El zafiro proviene de las minas de Kolher, al sur de Yuno –

    - No había oído de dichas minas –

    - La extracción de gemas es escasa al ser artesanal, Rekenber planea mecanizarla –

    Al oír el nombre de la Corporación, la maga emite un respingo en sus ojos café oscuro. Serenándose piensa…De modo que financio a Rekenber, la quiero de todos modos…Exclama – La compro - pagando el importe mediante un saquito rebosante de zenys.

    - Gracias por su compra, señorita –

    Al salir de la joyería, el detective le dice – Es curioso, no me la pediste–

    - Con tu salario tendrías que ahorrar durante un año –

    - Solo medio año querida, aunque igual tendría que declinar la petición –

    - El punto es que no exprimo a la gente, no soy como una caprichosa princesa de cuento que exige vayan por algún fabuloso tesoro en el castillo del señor oscuro ubicado más allá de un abismo custodiado por dragones –

    - Eres una mujer razonable –

    - Lo que te voy a pedir es que cumplas tu palabra, un hombre sin palabra no vale ni la ropa que le cubra –

    El detective la acompaña al teatro. Aquel día se estrena “El brujo de Svanheim”

    Al abrirse el rojo telón, el narrador dice – Hace mucho tiempo en la feraz tierra de Svanheim, vivía un brujo elfico cuyo nombre se ha perdido en el tiempo. Aquel temido warlock con sus malas artes logro esclavizar a un golem de estalactita, a una súcubo y a un diablillo. No suena tan gran cosa pero de por si este elfo disponía de un poder destructivo enorme, al extremo que el ejército de dicho reino se vio impotente para detenerlo –


    Al iniciar la obra en sí, se aprecia por las noches el brujo planificaba donde golpear al reino. Mientras el golem cubría sus espaldas y el diablillo espiaba para el, la súcubo se escabulle en una lujosa tienda de campaña y seduce a Casio, el joven general de Svanheim quien era inexperto y se dejó llevar por la lujuria, acostándose con la súcubo. A la mañana siguiente un soldado halla el cuerpo sin vida de Casio consternando al reino. Al mediodía, el brujo cuyo título es “El Barón Oscuro Escarlata” ataca apoyado por sus tres fieles mascotas y un ejército de diez orcos mercenarios. Sin general, la milicia de Svanheim al notar los corpulentos guerreros de brujo, se desbanda y los caballeros de elite del reino, unos ocho valientes Knights apoyados por tres hunters luchan encarnizadamente contra los orcos, batiendo algunos a punta de espadazos y certeras flechas. El Baron vistiendo su túnica escarlata conjura una enorme esfera de fuego calcinando a cuatro de los caballeros. Entonces les conmina.

    - Svanheim ya es mí feudo. Ríndanse y les daré una muerte misericordiosa –

    - Jamás, seguidor de las malas artes – Replica un hunter de cabellos pelirrojos que viste ropas de cuero y el sombrero de manzana de arquero, siendo Varus Martel, el mejor tirador del reino apunta con su arco al warlock.

    - Dispara si gustas, será un gesto inútil -

    Varus tensa el arco y dispara la flecha. El golem se interpone interceptándola.

    - Solo eres fuerte por tus mascotas – Le reta Varus.

    - En la guerra todo vale –

    - Es cierto, por ello pedí auxilio a una maga.

    Entonces, en el escenario hace su aparición una mujer de cabellos negros que luce una túnica azul eléctrico, porta un báculo decorado con una gema rojiza y se presenta – Villano escarlata, soy Mavis Staufel y tus fechorías acabaran pronto – Recitando a continuación unas extrañas palabras.

    - ¿Qué haces? – Pregunta fastidiado el villano.

    - Acabo de conjurar ciénaga – Dice la mujer sonriendo mientras el golem del Baron Escarlata se hunde irremediablemente en un suelo que ha pasado de ser firme, a ser un pozo de arenas movedizas. La súcubo arremete contra la maga pero el hunter le dispara dos flechas en el torso. La mujer demoniaca se desploma malherida.

    - Vaya, solo te queda un diablillo – Dice burlona la maga.

    - Olvidas que yo también soy un mago – Responde el Baron Escarlata, mirándola furioso con sus ojos ambarinos, conjura – Veneno – Proyectando una corrosiva nube violácea.

    La maga invoca – Storm Gust – Una tormenta de blanca nieve congela el veneno antes que pudiera tocar su cuerpo y dañarla. Ni tardo ni perezoso el hunter dispara una flecha al corazón del brujo, Que al verse herido de muerte exclama – Hicieron trampa – Cayendo al suelo.

    - Tú lo dijiste, en la guerra todo vale – Responde el hunter. La maga agrega - Disfruta la otra vida –

    A continuación brujo exhala su último suspiro.

    - Mi amo ha muerto – Exclama el diablillo huyendo despavorido.

    El narrador cierra la obra diciendo - Y el heroico hunter fue nombrado general por el príncipe de Svanheim mientras la maga, tras recibir una generosa paga y el eterno agradecimiento del príncipe, emprende un viaje por el mundo viviendo muchas otras aventuras.”

    El público aplaude con gran emoción.


    Saliendo del teatro, Mahin comenta - Esta obra me gusto más que la anterior – Alfred responde - Tuvo más acción, aunque la anterior fue más cómica, las dos me parecieron bien –

    - Falta una tercera obra, la nuestra – Declara la maga tomando el rostro del detective entre sus manos y besándole en la boca. Alfred le corresponde con ardorosa pasión. Luego caminan de retorno a la casa y una vez en la alcoba, se quitan la ropa y el calzado. La maga se recuesta en la cama con su cuerpo desnudo, diciendo en tono seductor - Dime, ¿Qué me harás primero guapo? -

    Alfred mirándola de pies a cabeza se sonroja levemente.

    - Vamos, hazme lo que quieras –

    El detective se arrodilla junto a ella – Quiero olerte los pies –

    - Entonces eres raro, no importa soy tuya – Declara la maga riendo un poco – Adelante -

    Alfred repasa con la nariz los dedos del pie derecho de la chica. Excitándose por el aroma.

    - Eres mi leal detective, eso me parece excelente – Exclama Mahin frotándole el pie en el rostro.

    Tras el fetichista juego previo. Alfred gatea sobre Mahin y le lame el cuello mientras, introduciendo el pene en la vagina de la maga comienza a moverse, Mahin al sentir un intenso placer lo abraza arañándole la espalda.

    - Eres mi ángel – Dice el detective extasiado.

    - Jugaremos toda la noche o hasta que caigas rendido –

    - Dijiste que era el primero –

    - Mentí en ello, pero eres el primer novio que tengo –

    - Me alegra saberlo -



    Desde su lujoso despacho cuyos muebles son de madera de pino, Mr. Rekenber, un hombre de mediana edad y cabellos castaños que viste un elegante traje gris ordena – Maten a Bernardo Volker –

    Cuatro asesinos que visten trajes túnicas, portando katares y dagas envenenadas responden – Delo por muerto –

    El senador, ignorante de la conspiración de Mr. Rekenber, en ciernes contra su vida y los mismísimos cimientos de la Republica viaja en una carroza jalada por dos aves corredores de la especie conocida como Peco Peco, reconocibles por su plumaje anaranjado y enormes picos color crema. El senador es un hombre de cabello cano y ojos azules que ha dedicado toda su vida a limitar la influencia de Rekenber, pese a sus esfuerzos en la Asamblea Legislativa la Corporación ha ganado poder sobornando o chantajeando a senadores, pero con el no han podido los extorsionistas agentes de Rekenber por su intachable comportamiento y su firme resolución.

    Bernardo Volker lleva consigo una petición de investigar a cuales funcionarios de la Republica ha sobornado la Corporación. Su carroza se dirige al capitolio de Yuno por una calle principal, de improviso los cuatro asesinos la interceptan iniciando su ataque. El primer atacante arroja una daga envenenada al pecho del cochero, quien se desploma sangrante, los Peco Peco se desbocan estrellando la carroza contra una edificación. Bernardo Volker, magullado es ayudado por sus dos guardaespaldas que visten trajes ejecutivos azules, quienes tendiéndole la mano consiguen salgan del transporte. Apenas ven el exterior son asaltados por los cuatro agentes homicidas que hunden sus katares en el torso. El senador ha quedado a merced de ellos, el líder del atentado se abalanza sobre Bernard hundiendo el puñal asesino en el cuello del senador, a plena luz del día. La gente grita horrorizada mientras los asesinos se escapan por el tejado. Se rumora han sido contratados por los enemigos del heredero de Rune-Midgard. Este falso rumor protege a Mr. Rekenber de ser señalado como autor del crimen por la consternada opinión pública. Aquel al recibir la noticia que el homicidio se llevo a cabo se frota las manos mientras degusta un coctel de piña colada sin alcohol, dice en la privacidad de su despacho

    - La Republica ya es nuestra y pronto será un imperio, ya no importan los fracasos en Biolab, en Kiel Hyre o en subyugar al Satan Morroc. En las próximas elecciones el presidente sera uno que obedezca en las sombras a los intereses de Rekenber. Soy un visionario y veo grenadiers, sword master, profesores y artillería de vanguardia conquistando el mundo conocido comenzando por Rune-Midgard. El nuevo Orden ha llegado al mundo de Midgard y yo soy su forjador -

    Solo una persona escucha dichas palabras, una de más fieles agentes, una, mujer de cabellos castaños oscuros, piel clara y ojos violáceos que sostiene un báculo de metal negruzco adornado con un trozo de ámbar, vistiendo una túnica negra que se adapta a su figura voluptuosa complementado por unas botas del mismo color.

    - ¿Qué te parece mi discurso?, agente Carolina Volter –

    - Esplendido – Dice la Warlock, agregando en tono serio con acento parecido al alemán terrestre – Venceremos o moriremos – Pensando…El socialismo corporativo ha triunfado…emite un leve suspiro. ella jamás traicionara a Rekenber pero entiende que vienen tiempos duros para los habitantes de Midgard.

    Mr. Rekenber llamando a un sirviente ordena – Tráigale un coctel con alcohol a la warlock en mi oficina –

    - Enseguida señor -

    Nota: Tanto Mr. Rekenber como Carolina Volter figuran en el fanfic “El trono de Celia Alde”, que es una secuela. Sin embargo, aquí termina la historia de Mahin y el detective.


    *Archimaga es High Wizard
     
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso