Audiohistoria Los Juegos de Venezuela: Crónica de una Victoria Anunciada (Feat. Its)

Tema en 'Literatura experimental' iniciado por Luncheon Ticket, 10 Septiembre 2020.

  1.  
    Luncheon Ticket

    Luncheon Ticket THE BE(a)ST Patrocinador Nº1

    Virgo
    Miembro desde:
    30 Octubre 2017
    Mensajes:
    445
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Los Juegos de Venezuela: Crónica de una Victoria Anunciada (Feat. Its)
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    2351
    He aquí un proyecto de colaboración que ha tomado casi dos semanas en llevarse a cabo hasta obtener el resultado final. Se trata de una audiohistoria sobre la gran hazaña de "It's" en una de las actividades que se dieran durante el aniversario del foro, el cual se celebró el mes pasado. Por mi calidad de "avox" (y patrocinador), ella ha sido quien se encargó de la narración (y de qué manera). ¿Qué mejor que el contar un hecho con la voz de quien la protagonizó y las letras de quien lo presenció todo en primera fila? Por supuesto que esto es una garantía de que las situaciones descritas y/o dichas a continuación son de una veracidad incuestionable (o más o menos). Ustedes sabrán juzgar...









    Prólogo
    La rutina en la ciudad de Fanficslandia se daba como siempre, entre escritos, juegos, roles, actividades, mafias, dibujos y diseños. It’s se preparó un humeante y apetitoso café para empezar un nuevo día en su sección favorita, Actividades y Concursos. Pero últimamente algunos usuarios se mostraban descontentos con ella. De repente, el café no sabía tan bien.

    —¿Cómo terminará su próximo juego? Ah, ya sé: en un empate.

    It’s pudo escuchar claramente aquel comentario que provenía desde el fondo de la oficina destinada a los organizadores. Tales palabras estaban marcadas con un fuerte tono mordaz y acompañada por algunas risillas malintencionadas. Ella prefirió no hacer caso, a pesar de su semblante afectado. No era la primera vez que eso sucedía. Con el tiempo quizás aprendería a soportarlo todavía más. Esperaba que su piel se endureciera. Pero las burlas no cesaban.

    —Acabo de recibir una notificación de It’s. ¿Qué se hace en estos casos? Lo obvio, ignorarlo —las risitas mordaces se repetían.

    Conforme transcurría la jornada, todo fue para peor, ya que los usuarios tenían el descaro de decirle sus escarnios en la cara.

    —Ey, It’s… ¿qué tal si hacemos una juntada? —le preguntó un varón que se interpuso delante de ella cuando iba a marcharse a su casa. Parecía que se aguantaba las ganas de sonreír—. Una juntada… ¡entre tú y ésta! —y se señaló la entrepierna, estallando a carcajadas. Los amigos detrás de él se mataban de la risa mientras se mofaban.

    Ella bajó la mirada y siguió su camino. Tuvo que tragarse los insultos que quería soltar. Un remolino de pensamientos coléricos surgió en su mente, a medida que caminaba sin ver lo que se hallara a su paso. Tenía el rostro de un color rojo intenso. Cuando llegó a su apartamento, notó que la puerta estaba entreabierta. Alguien había entrado allí. Se llevó una mano a la boca. Si una persona quería hacerle una broma o hacerle pasar un mal rato, esto sería ir muy lejos. Temerosa, ingresó a su hogar.

    Había una silla en medio de su living que se giró cuando ella se acercó a tan solo unos metros. Era IchiiDou. Tenía puestos unas gafas de sol, junto a un sobrio traje negro que hacía juego con su cabellera azabache. Sus codos estaban apoyados sobre los costados de la silla y sus manos estaban con los dedos entrecruzados a la altura de su pecho. Su muslo derecho descansaba sobre el izquierdo. La intrusa le sonrió, luego tan solo dijo unas palabras.

    —Ha llegado tu oportunidad, It’s. Podrás desquitarte con ellos.



    Inicia la Cacería
    Los Juegos de Venezuela habían empezado. It’s se alejó corriendo de la Cornucopia, mientras recordaba lo que IchiiDou le había propuesto aquella tarde, hacía ya varios días. Se trataba de hacer un pacto para que participara como tributo, a la vez que ella sería patrocinadora. IchiiDou le confesó que varios usuarios que conocía muy bien participarían también, y le insinuó que sería una lástima si se perdiera la oportunidad de competir contra ellos. Contra todos y cada uno de ellos. It’s se ocultó en la selva y aguardó la señal, el que su flamante patrocinadora le advirtió que se daría ni bien comenzara el juego.

    IchiiDou le había sugerido que se alejase hasta un sector concreto para guarecerse. Le dijo que no se preocupara por su compañero de armas, Derps (aunque él era muy importante también, demasiado importante). It’s siguió las instrucciones al pie de la letra, quedando un último paso, observar al cielo. En efecto, un pequeño punto se divisaba a lo lejos. La mota oscura fue haciéndose más y más grande, hasta que quedó patente que era una caja de madera atado a un paracaídas de menor tamaño que lo usual. El tributo lo abrió, y se encontró con muchas armas. Se puso una vincha roja en la frente, se pintó las mejillas con un maquillaje bélico en color negro, se hizo con unas navajas, pistolas, munición, granadas, provisiones, metralletas, una ballesta y un peluche muy tiernis de “Zorro”, su personaje preferido de One Piece. Todo lo necesario para cumplir con su misión. O más bien, con su venganza.



    IchiiDou en Directo (I)
    IchiiDou disfrutaba de las bondades que había dispuesto para el salón de patrocinadores de su distrito. Era dueña de un rincón VIP al que nadie más podía acceder. Allí había un televisor LCD cuya pantalla ocupaba toda la pared, un amplio y cómodo sofá, una cama de tres plazas, un refrigerador lleno, y todo tipo de lujos similares. Ahora mismo estaba disfrutando de una deliciosa selección de chuches carísimos, acompañados con una copa de zumo natural de frutas, la cual sostenía con su mano izquierda y agitaba de vez en cuando. El monitor de la TV transmitía un episodio de Esquimales en el Caribe, una serie que ella solía ver en su infancia y que, según su opinión, había envejecido muy bien con el paso del tiempo.

    Tomó su teléfono móvil y vio que el contador estaba en cero. Aún no había muerto nadie. Pero de repente, el cero pixelado se volvió un uno, luego un dos, unos minutos después, un tres. IchiiDou sonrió con malicia. Pero se le derramó un poco de zumo en la camisa. Cuando trató de limpiarse, la copa se volcó en la mesita que estaba a su costado. El contenido se esparció sobre la alfombra. Ella suspiró. Volvió a agarrar su móvil para llamar al servicio de limpieza. Pero no se dio cuenta que el dispositivo no era tal, sino que en cambio era el control remoto. Con todo, se pasó los siguientes diez minutos hablándole animadamente a la nada.



    Dura de Matar
    Dos tributos que representaban a un distrito rival estaban preparándose para eventuales peligros. Habían logrado hacer una fogata. Eran un chico y una chica muy cualificados para la supervivencia. Él estaba acercándose a su refugio con unas ramas secas, cuando sintió que una hoja de metal le había atravezado el torso. Era It’s, quien lo sorprendió con la guardia baja. El muchacho gritó desesperadamente, pidiendo socorro a su acompañante. Ella, viendo lo que le sucedía, se le acercó para ayudarlo. Puso un botiquín en el suelo, sacó unos apósitos y una botellita de alcohol y trató de brindarle los primeros auxilios. Pero todo fue en vano, el joven ya había fallecido. It’s, sin ninguna piedad, arrojó el cuerpo al suelo. La muchacha estaba espantada. It’s le pidió que por favor diera unos pasos hacia atrás. Un poco a la derecha. No, esa es la izquierda, a la derecha. Que no tanto, más hacia adelante. Ahí parece que estaba bien. La jovencita, con los hombros trémulos y la mirada lacrimosa, le preguntó qué era ese enorme aparato que ahora cargaba sobre uno de sus hombros.

    —Esta es un arma de gran poder destructivo, muy sofisticado —contestó It’s, observándola por detrás de la mira—. Le he bautizado con el nombre de Cucurucho, mira qué bonito es.

    —N-nunca he visto nada parecido antes… —ella apenas si podía hablar por el terror que sentía.

    —“Pip bip pi pu bip pi pip po pu bep” —It’s disimuló con su voz el sonido de unos botones que eran presionados para calibrar el pertrecho. Levantó de nuevo la bazuca—. Sonríe y di: “whisky”.

    —Whisk-…

    «¡¡BROOOOOOOOM!!»

    El impacto ahuyentó a una gran cantidad de aves que volaron apresuradamente de entre las copas de los árboles.



    IchiiDou en Directo (II)
    La patrocinadora principal del Distrito 1 se encontraba haciendo negocios mientras hablaba por su teléfono móvil (y esta vez era el de verdad). El monumental televisor exhibía un episodio de Sakura Cazadora de Cartas. El volumen estaba a tope, pero eso no significaba ningún problema para la conversación.

    «¡¡ELLA ES DE LAS QUE SE METEN EN EL PAPEL!!»

    IchiiDou estaba descontenta, no lograba convencer a su interlocutor.

    —Que ya te lo he dicho, el pedido es simple: un tanque alemán. Quiero el Panzer IV, modelo Nashorn —insistió la muchacha, sin quitar la vista de la enorme pantalla que tenía en frente.

    «¡¡ES QUE LA GENTE DE HONG KONG NO ESTÁ NADA ACOSTUMBRADA AL FRÍO!!»

    Las frases de un personaje en particular resonaban por todo el ambiente gracias a unos potentísimos parlantes con sonido envolvente.

    —¡Que no! Que lo quiero para el mediodía. ¡¿Es que una no puede conseguir un puto tanque de guerra?! Y no me importan tus excusas, lo quiero pintado de rosa y con la iconografía de Hello Kitty —IchiiDou ya había perdido la compostura.

    «¿DÓNDE ESTARÁN? ¡¡AL FINAL HAN GANADO YAMAZAKI Y CHIHARU…!!»

    —Está bien, está bien. Pero para antes de las 15:00 hs. Y más te vale cumplir con tu palabra —concluyó la señorita, antes de cortar la llamada.

    «¡¡Y YO TENGO QUE IR AL OTORRINO!!»

    En verdad la voz de Naoko era casi orgásmica, pensó IchiiDou.



    A Sangre Fría
    It’s liquidaba a sus contrincantes de manera demoledora y vertiginosa. Emergía del agua y les disparaba ráfaga tras ráfaga de plomo con un AR-15 en cada brazo. Saltaba desde detrás de la maleza o desde los árboles y les rompía el cuello o los estrangulaba. Les tendía trampas, los torturaba, observaba con estoicismo cómo se retorcían mientras eran quemados vivos. A veces se ponía sus gafas y leía un libro de Barbara Bickmore. Ella no se detendría ante nada ni nadie. Una tarde recibió una llamada de IchiiDou, quien le envió unas coordenadas para que fuera a buscar una entrega especial.

    Dos féminas estaban viendo la puesta de sol sentadas a orillas de una laguna. Se hallaban reflexionando sobre cómo la crueldad humana obraba en pos de someter a quienes fueran considerados como inferiores, o la manera en que los grupos de poder obligaban a los demás a destrozarse mutuamente mediante engaños y farsas. Eso, o tal vez es que habían perdido el significado implícito gramatical de la vida. Inusitadamente, oyeron un estruendoso ruido que se percibía a lo lejos. Éste iba aproximándose más y más, hasta que se hizo evidente que surgía de un gigantesco vehículo acorazado. Era un tanque de guerra con la palabra “¡Abduzcan!” impreso en un costado. Su color era horrible. Se detuvo a solo unos metros, bajando metódicamente su cañón para que apuntase hacia donde permanecían ellas. Las dos muchachas no dejaban de mirar ese círculo negro que se dirigía justo hacia sus caras. Se tomaron de la mano y fue lo último que atinaron a hacer. It’s decidió emplear una frase popular que era idónea en esos casos.

    “Hasta la baby, vista…”

    «¡¡BROOOOOOOOOOOM!!»

    Quizás aquella frase pudo haberse dicho mal. Pero se trata de It’s, así que se dará por acertada de igual forma. Donde estaban las dos jóvenes sentadas, ahora solo había un cráter humeante. Los encargados de accionar los cañones para anunciar las muertes de cada tributo no ocultaban su extrañeza. Se preguntaban de dónde venían esos estruendos y si incluso eran de carácter oficial.



    Epílogo
    It’s no demoró demasiado en alcanzar su meta con resultados satisfactorios, y todo en cuestión de unos pocos días. Hasta acabó con su propio compañero sin inmutarse, pese a la enorme importancia que éste tenía (de veras, era muy pero que muy importante). Siendo la única ganadora de los juegos, la fama y el reconocimiento que obtuviera era considerable. Al día siguiente, y por lo agotador de su logro, se echó a dormir, estaba cansadísima. IchiiDou oía una canción mientras estaba sentada en la cocina, fumando. Sobre la mesa estaba su móvil, ella había visto el último posteo que su amiga publicara en su cuenta de Twitter, apoyando a Vox.

    #MakeSpainChachiAgain

    Al leer esa frase, IchiiDou tuvo una reacción un tanto curiosa.

    «¡¿Hostia, Lucía…?!»

    Cerca del dispositivo había un cuchillo. La muchacha meditaba profundamente, mirando hacia la nada. Las cenizas de su cigarro se consumían por sí solas, y muy lentamente. Aplastó la colilla sobre el cenicero. Se decidió, finalmente. Tomó el cuchillo y caminó con determinación por el pasillo hasta llegar frente a la habitación donde It’s descansaba. La puerta estaba contorneada y del lado de afuera se parapetaban unos ojos con una mirada felina. IchiiDou la contemplaba detenidamente, percibiendo cómo estaba en silencio, cómo dormitaba plácidamente, cómo le sorprendería la idea que ahora le carcomía el pensamiento. Sería muy fácil, muy rápido. El cuchillo en la mano izquierda, la otra empujando la puerta con lentitud. Ya estaba dentro de la alcoba, permaneció unos minutos a su lado. Se sentó, y luego parecía que dudaba, pero el cuestionamiento se esfumó tan rápido como había surgido. Elevó el cuchillo. No, no era una mala idea. Se lo merecía. Se merecía eso y todavía más. Asestó un corte, y otro más. It’s se despertó bostezando, IchiiDou ya le había servido una porción de pastel. Trajo una charola y un par de tazas con té caliente para merendar. IchiiDou no hubiera querido molestarla, por eso su indecisión. Se pasaron toda la tarde hablando de… pues no sé, de lo escandalosos que son los dibujos de ese artista, Shadman.
    De cualquier cosa, menos de política.
     
    • Fangirl Fangirl x 2
  2.  
    Its

    Its Fanático Campeona de The Hunger Games FFL

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Julio 2005
    Mensajes:
    1,169
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Primero que nada, agradecerte que me hayas hecho el relato, sabes que me encantó y me hizo muchísima ilusión. Me encanta que esté ambientada en un contexto vivido en el foro, contado a tu manera y con mucho humor. Tiene unos puntazos muy buenos, muy variado y con alguna que otra sorpresa. Al principio me dan por todos lados xD También había alguna referencia que sin los vídeos para que imitara las voces no entendía.

    ¡Cómo no podía ser de otra forma Ichii está conmigo desde las sombras apoyándome! Ese detalle hace que lo sienta todavía más mío. Me hizo gracia verme tan sanguinaria luchando y cargándome a todos, incluido a Jerk. Cuando llegué al final, me estaba temiendo lo peor, parecía que Ichii me iba a hacer algo malo... Ese suspense final está bien logrado.

    Como siempre sabes que me encanta tu narración, tienes un manejo espectacular de las palabras y todas tus historias son tan vividas que atrapan.

    Por mi parte, el tema de narrarlo sabes que me ha gustado, especialmente por tus reacciones cada vez que te pasaba un fragmento. Probablemente podría estar mejor, pero para ser la primera vez, me gusta el resultado en general. Me has hecho hacer un poco de todo así que ha sido una experiencia divertida y diferente. Gracias por animarme a hacerlo y sobre todo por el relato tan personal.

    PD: Mira qué ponerme como seguidora de Vox...
     
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    InunoTaisho

    InunoTaisho Orientador del Mes Orientador Comentarista destacado Morir es nada cuando por la patria se muere Patrocinador Nº1

    Leo
    Miembro desde:
    6 Agosto 2010
    Mensajes:
    2,962
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Ejem... por lo menos hubieras mencionado de pasada a sus otros patrocinadores, quería ver mi nombre aquí.

    En fin, no negaré que fue emocionante, divertida, hilarante, toda la narración y la trama principal; el hecho de que Ichiinu convenciera rápidamente a Itsi a vengarse de los que se burlaban de ella mediante los "Juegos" fue por demás fenomenal, y el final sin duda fue la cereza del pastel (literal) ante la tensión de saber lo que haría Ichii con el cuchillo aprovechando el cansancio de Itsi... y me quedé con ganas de más pastel... XDXDXDXD

    Bueno, como siempre una historia entretenida y bien lograda, y no tengo más que agregar ya que Itsi lo dijo todo... ☺
     
    • Adorable Adorable x 2
  4.  
    Luncheon Ticket

    Luncheon Ticket THE BE(a)ST Patrocinador Nº1

    Virgo
    Miembro desde:
    30 Octubre 2017
    Mensajes:
    445
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    ¿Probablemente podría estar mejor?
    Yo creo que éste sería un excelente ejemplo del dicho "¿para qué arreglar lo que no está roto?".
    Sí es posible que tu desempeño se pueda mejorar... pero como ya dije, la mejora en cuestión sería casi imperceptible.
    Creo que más que el que tú me agradezcas a mí por el relato, yo debería agradecerte a ti por narrarlo, oír el resultado de mis letras en tu voz fue una experiencia muy gratificante y realizadora. Las palabras se sienten distintas, más "vivas", más "brillantes".
    Por eso, y de nuevo, muchas gracias por prestarte a esto.
    C:

    Curiosidad: el presente relato iba a ser mucho más extenso. Probablemente ésto no sea ni la mitad de todo lo que tenía pensado escribir en un principio. Tuve que limitarme por el bien de nuestra compañera It's, porque de leerlo todo... no hubiera terminado ni el año que viene.
    XDU

    Por eso mismo no pude incluir tu nombre, ni el mío, ni diversas situaciones más. Pero yo creo que, a pesar de ello, el resultado es muy bueno.
    Excelente en el audio y muy competente en cuanto a lo escrito.
    Muchaa gracias por pasarte y qué bueno que te haya gustado a pesar del detalle de que no hayas aparecido ni se te haya mencionado.
    :DD!
     
    • Adorable Adorable x 2
Cargando...
Similar Threads - Venezuela Crónica Victoria
  1. Gamenor
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    556
  2. rapuma
    Respuestas:
    12
    Vistas:
    454

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso