Explícito de Naruto - Los chicos de al lado

Tema en 'Fanfics de Naruto' iniciado por Tarsis, 13 Junio 2018.

Cargando...
  1. Threadmarks: I
     
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,768
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Los chicos de al lado
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    662
    Autor: Tarsis
    Titulo: Los chicos de al lado.
    Tipo: Long-fic
    Género: Drama, amor, y probablemente lemmon en algún capítulo.
    Personajes principales: Itachi. Sakura. Sasuke.
    Advertencias: Es principalmente un trío entre los tres personajes principales. No sé qué tan largo sea, conociéndome, no mucho. :3


    I.


    Cerró la cortina con rapidez, sintiendo que sus mejillas ardían. ¡Él la había visto! Hace pocos días había descubierto, que desde la ventana de la biblioteca de su casa, se veía la ventana de la habitación de uno de sus nuevos vecinos. Y no había podido evitarlo… durante las tardes, luego de llegar de clases, se sentaba en la silla a leer y a observar al chico en su habitación. Habían días en que sólo dormía, o hablaba por teléfono, u otros como hoy, en las que sus manos estaban perdidas en su pantalón, ¡y para desgracia suya la había visto! Había cerrado la cortina en el momento que había notado lo que el joven al otro lado estaba haciendo, pero, la curiosidad era más fuerte. Nunca había visto a un hombre desnudo, mucho menos a uno masturbándose.


    —¡Sakura! —La voz de su mamá la sacó de su pánico. El corazón aún le retumbaba en los oídos y las mejillas sonrojadas. Respiró profundo y bajó corriendo las escaleras.

    —Arréglate un poco el cabello, hija —La reprendió, mientras Sakura le sonreía incómoda y obedecía, aplacándose su cabello rosa brillante, peinándolo con los dedos.

    —¿A dónde vamos? —cuestionó, agarrando el bolso que hace menos de una hora había dejado en el mueble saliendo detrás de su mamá.

    —A darle la bienvenida a los vecinos.


    Sakura sintió que un balde de agua helada le caía encima. Y antes de poder replicar, su mamá estaba tocando el timbre frente a la lustrosa puerta negra de sus nuevos vecinos. Y aunque hubiese sido perfecto que nadie hubiese contestado, no fue así. La puerta fue abierta y un hombre de cabellos y orbes oscuros apareció frente a ellas.


    —Mi nombre es Mebuki Haruno, y ésta es mi hija Sakura. Queríamos darles la bienvenida a nuestro vecindario, disculpen la demora, realmente no había tenido tiempo; pero nos encantaría invitarlos a cenar.


    —Mi nombre es Itachi Uchiha, muchas gracias por la bienvenida. Esperen un momento para presentarles a mi hermano menor, ¡Sasuke! —Llamó, dirigiendo de nuevo su mirada penetrante a sus invitadas—. Pasen por favor.


    Sakura no sabía qué hacer antes de que el chico de la habitación apareciese, ¿tal vez hacerse la desmayada? Sintió un escalofrío cuando su anfitrión la escaneó con la mirada, haciéndola sentir desnuda y vulnerable. Recordó lo que acaba de presenciar y su vista se dirigió sin querer hacia la entrepierna del hombre, para el cual esto no pasó desapercibido y enarcó una de sus cejas oscuras. Ella se apresuró a alcanzar a su madre en la sala, sintiendo que su rostro estaba del mismo color que su cabello.


    —Sasuke, te presento a la sra. Haruno y a su hija Sakura —Las presentó Itachi al momento que Sasuke apareció en las escaleras—, él es mi hermano Sasuke. Y será un placer cenar ésta noche con ustedes.


    —¿Viven solos? —preguntó la sra. Haruno. Itachi se limitó a asentir, dado que Sasuke parecía estar traspasando a la chica con la mirada.

    —Nuestros padres murieron en un accidente cuando éramos más jóvenes.

    —Lo siento mucho —Se apresuró a decir la Sra. Haruno—. Bueno, no les quitamos más tiempo. Los esperamos en nuestra casa a las 7:00 pm.

    —Allí estaremos —dijeron ambos al mismo tiempo, haciendo a la señora Haruno reír, y a Sakura estremecerse.

    —¿Estás bien, Sakura? Estás algo sonrojada, ¿te sientes mal? —preguntó Sasuke mientras que les acompañaban a la puerta, el comentario hizo que la señora se fijara en su hija y se apresurara a ponerle la mano en la frente para corroborarlo.

    —No, no, no. Estoy bien, sólo tengo un poco de calor.

    —Hpmh.


    —Hasta luego.

    —Hasta luego —murmuró.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  2.  
    Kattharina

    Kattharina I'm bisex.

    Tauro
    Miembro desde:
    10 Febrero 2018
    Mensajes:
    60
    Pluma de
    Escritora
    Jajaja, tal vez no lo sepas, pero Sasuke me cae como patada al hígado, pensaré que es Neji para compensar. Itachi y Sakura siempre me han gustado, es una de mis parejas crack, suelo escribir de ellos de vez en cuando.

    Honestamente me he reído bastante con esta situación tan embarazosa, me hubiese encantado que al que viera fuera a Itachi y no su hermano menor, pero bueno... Ni modo. Ha sido refrescante leerte, me ha gustado bastante y veremos en que termina este triángulo amoroso o erótico. Seguro será muy, muy caliente.

    Un gusto pasarme por aquí. Saludos, nena.
     
    • Gracioso Gracioso x 1
  3.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,768
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Ya tengo la escena donde comienza lo de ItaSasku sooo.... quise reservarlo para Itachi porque es más hombre, por así decirlo.
     
    • Adorable Adorable x 1
  4.  
    Kattharina

    Kattharina I'm bisex.

    Tauro
    Miembro desde:
    10 Febrero 2018
    Mensajes:
    60
    Pluma de
    Escritora
    Muero por leer eso, me encanta que se haga validar la experiencia de Itachi. Uff.
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  5.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,383
    Pluma de
    Escritora
    Jajaja marica, estoy que me caigo de la cama por la sorpresa que me diste. ¿Cómo lo va a ver empleando semejante juego de manos? La maldita anda bien chismosa pero imagino y encontró un chisme grande ahí (?) Jaja. Dios, me imagino a Itachi todo hombre, y a Sasuke el rebelde. Eso me mata, siempre me mata si los Uchihas vienen en paquete de a dos.

    Yo de Sakura estaría muerta de vergüenza, tal vez hasta se me hubiera escapado la risa nerviosa que termina siendo risa de estúpida. Y su madre ahí, re inocente a todo. ¿Cómo irá la cena? OMG, debes actualizar rápido o te acoso.

    Buen capítulo, muy fresco y con una comedia sencilla de dirigir.

    Saludos Tarsis <333
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  6.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,768
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Los chicos de al lado
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    961
    N/A: Golpe de inspi (?

    II.


    Sintió que se le bajaba la tensión en el momento que el timbre sonó y su mamá fue a abrir la puerta para que sus invitaron entraran. Los hermanos Uchiha impecablemente vestidos parecían llenar el sitio. Su mamá los hizo entrar al comedor, aunque estaban los platos puestos no había puesto la comida aún. Sakura permanecía sentada en la silla, rígida, con la espalda pegada al respaldar, tratando olímpicamente de mantener una sonrisa neutra en su cara y no la sonrisa avergonzada que realmente luchaba por salir.


    —Buenas noches —saludaron ambos. Y allí comenzó la verdadera tortura.


    Cómo sólo serían cuatro personas, se sentaron dos y dos, para estar uno frente al otro. Itachi y la sra. Haruno de un lado. Y Sasuke y Sakura del otro.


    —Podemos hablar un poco para conocernos mientras el pollo se termina de hornear. ¿Qué hacen ustedes chicos? —cuestionó realmente interesada la Sra. Haruno.


    —Yo dirijo mi propia empresa, por eso estoy constantemente viajando —contestó Itachi, completamente cómodo.


    —Yo voy a la universidad —respondió Sasuke puntualmente.


    Sakura se sintió un poco más tranquila y se unió a la conversación. Quizás habían sido imaginaciones suyas, tal vez Sasuke no la había visto y sólo los nervios la habían traicionado.


    —Lo que me gusta de la casa sin duda son las ventanas… entra la luz adecuada —comentó Sasuke con indiferencia y la sra. Haruno se apresuró a asentir, sin notar como el color en el rostro de su hija se había enrojecido. No, allí dejaba muy claro que no habían sido imaginaciones de ella, Sasuke la había visto y se lo estaba recordando.


    Cuando su madre salió un momento por el pollo, Sakura literalmente comenzó a sudar al ver dos pares de ojos oscuros fijos en ella.


    —Entonces, Sakura… ¿qué edad tienes? —Le preguntó Itachi amablemente. Amablemente desnudándola con la mirada, tal como lo había hecho temprano.

    —¡Sakura, por favor ayúdame!


    Sakura se paró como una bala, haciendo que la mano que Sasuke acaba de colar en su muslo se cayera, mientras ella literalmente huía despavorida del comedor.


    Sasuke e Itachi se vieron. Y ambos sonrieron. No necesitaban decirse nada, no se debían explicaciones el uno al otro.


    Comieron tranquilamente, mientras el silencio era ahogado por la animada conversación entre la sra. Haruno e Itachi, y las poco usuales intervenciones de Sakura y Sasuke. La mano del chico había vuelto a su pierna y dibujaba pequeños círculos sobre la tela de su pantalón. Sakura se agradecía mentalmente el hecho de no haberse puesto falda, pero todo eso no importó cuando él subió su mano hacia la entrepierna.


    Ella tosió ahogada por la sorpresa. Y los tres se detuvieron a verla, ella le restó importancia con un gesto llevándose un vaso de agua a los labios. ¿Por qué demonios estaba aceptando aquello? ¿Por qué dejaba que él deslizara su mano de esa forma tan… indebida por sus piernas? ¡Era un perfecto desconocido! ¿Pero qué podía decir? ¿Y si él le decía a su mamá lo que estaba haciendo? Después de todo… ella era la que había estado espiándolo durante esos días, ¿no?


    La cena por fin terminó. Se despidieron con un beso en la mejilla, correcto y educado, excepto por el hecho de que sintió que sus piernas desfallecían… por ambos.


    —Bueno, son unos chicos encantadores, ¿no crees? —sonrió la sra Haruno, cerrando la puerta y dirigiéndose a la cocina a recoger todo.


    Sakura botó el aire que había acumulado en los pulmones. Sí, eran realmente agradables.

    .

    .

    .

    Una semana después de esa tortuosa cena, se había encontrado dos veces más con Sasuke en la semana, y había sido más de lo mismo. Roces accidentales completamente indebidos. Como sus labios tocaron la comisura de los suyos cuando la saludó frente a su madre, o cómo sus manos rozaron sus senos cuando la ayudaba a ponerse el cinturón mientras le daban un aventón al supermercado.


    Caminó decidida a la puerta de la casa de sus vecinos. Eso se tenía que acabar, simplemente no podía seguir así. Lo enfrentaría y le diría que podía irse al demonio, pero que ella no era ninguna cualquiera a la que podía tocar a su antojo.


    Su puño se detuvo antes de tocar la puerta, no era necesario, estaba abierta. Cosa normal, era un buen vecindario, nunca jamás pasaba nada allí. La delincuencia no estaba en la ecuación. Así que simplemente entró, escuchó un golpe y se dirigió hacia el sonido.


    Y deseó nunca haber pisado esa casa. Allí, en el pasillo hacia el comedor estaba Itachi, con los pantalones en la rodilla y una mujer doblada sobre la mesa de fotografías mientras él entraba y salía de ella en un ritmo constante que arrancaba un gemido tras otro. Sakura se quedó congelada. Cuando logró apartar la vista de la pareja, notó para su horror como él la miraba directamente a través de su reflejo en el espejo frente a él. La pobre chica tenía la cabeza completamente pegada de la mesa, y el espejo comenzaba a la altura del pecho del chico, y él estaba viéndola directamente.


    Y le sonrió.


    La chica gritó, porque sus embestidas subieron de nivel. Y aunque la chica se retorcía bajo de él, la tenía firmemente agarrada y veía a Sakura a los ojos.


    —Ésta eres tú. —La voz de Itachi fue fuerte y clara, ronca a causa del sexo y el esfuerzo. La chica bajo de él completamente ajena comenzó a gritar su nombre, alcanzando el orgasmo. Él se salió de ella y acabó sobre sus nalgas desnudas dándole un buen vistazo a Sakura de su virilidad… completamente a propósito.


    Itachi sólo se rió profundamente, al ver como Sakura daba la vuelta y salía corriendo de la casa.
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Zukulemtho Zukulemtho x 1
  7.  
    Kattharina

    Kattharina I'm bisex.

    Tauro
    Miembro desde:
    10 Febrero 2018
    Mensajes:
    60
    Pluma de
    Escritora
    Jajaja, ¡joder! Lo que me he divertido con esto, pobre Sakura perdiendo su inocencia con ese hombre tan hermoso como Itachi, realmente me ha hecho reír. Por alguna razón este tipo de situaciones me dan risa, ha sido muy hilarante y también refrescante.

    Me ha gustado mucho, un placer pasarme por aquí. Que estés bien.
     
    • Adorable Adorable x 1
  8.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,383
    Pluma de
    Escritora
    Jajaja, otra cosa que no me esperaba, y es ese comentario directo y sexual de aquellos labios viriles como los de Itachi. Ella se ha metido a la boca del lobo, y pronto se la comerán, me pregunto si ambos o cada uno por su cuenta.

    Saludos <3
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  9.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,768
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Los chicos de al lado
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    822
    III.


    Se encerró en su cuarto e incluso le colocó seguro a la puerta, temiendo que él la hubiese seguido a su casa. Después de todo, estaba sola, aunque ese fuese un detalle que su vecino no sabía. Si creía que haber visto a Sasuke masturbándose había sido humillante… el hecho de haber observado a Itachi teniendo sexo y mirándola a los ojos, diciéndole claramente, esto te lo estoy haciendo a ti, era algo que aún hacía que Sakura apretara las piernas. Porque sí, se había quedado allí, viendo, como una voyeur, con el corazón latiéndole a mil y todo su cuerpo en tensión. ¿Era una reacción normal, no? Después de todo… era la primera vez que veía algo como eso.


    Esa noche Sakura ni siquiera bajó a cenar. Se duchó y se acostó a dormir temprano… Tristemente para ella, se levantó como si no hubiese dormido nada, con pronunciadas ojeras bajo sus ojos verdes.


    —¿Te acostaste tarde viendo televisión o algo? —le preguntó su madre, Sakura se limitó a asentir. No podía admitir que se había desvelado por tener sueños subidos de tono por una escena que no debió haber visto. Sólo que en sus sueños, ella no era la chica que observaba por el espejo, sino la que estaba debajo de él.

    Se fue a clases con los auriculares puestos, tratando de bloquear cualquier pensamiento de esos chicos de su mente.

    .

    .

    .

    Entró en la cocina y observó la nota en la nevera. “Tu comida está en el microondas!”, fue al microondas y se extrañó al ver dos platos. Mas no le dio importancia a lo mismo, simplemente dejó una de las comidas y la puso a calentar. Tarareaba distraídamente una de las canciones en su ipod cuando el sonido del timbre la sacó de su ensoñación.


    El corazón se le paralizó al ver a la persona detrás de la puerta.


    —Hola.


    —Hola —contestó mecánicamente. Se quedó allí sin saber qué hacer o decir hasta que Sasuke elevó una de sus perfectas cejas oscuras.

    —¿No me invitas a entrar? —Ella apretó el agarre en el pomo de la puerta, y negó con la cabeza—. Tienes mi comida —repuso con una sonrisa haciéndose espacio y entrando de igual forma directo a la cocina que ya conocía. Sakura cayó en cuenta de lo que se refería, el segundo plato era para él. Se recostó de la puerta después de cerrarla, sintiendo como la respiración se le aceleraba.Estaba cayendo en el hueco que ella misma había abierto.


    Caminó para encontrarse con su comida en el mesón y a Sasuke metiendo la suya en el microondas.


    —Tu mamá se ofreció a darme un poco de comida cuando llegué de la universidad —explicó con simpleza. Sakura se limitó a asentir. Sasuke se recostó del granito, cruzando sus piernas y metiéndose las manos en los bolsillos con despreocupación—. Vamos a dejar esto claro de una vez, así dejamos ésta tensión incómoda. Sí, te vi en la ventana, y en realidad me comencé a masturbar porque sabía que estabas allí viendo y quería saber qué tan lejos irías. Si cerrarías la cortina al momento que empezara, pero no, te quedaste allí, viendo como lo hacía y huíste cuando te vi.


    —Y-Yo lo s-siento mucho...—comenzó a balbucear, pero se vio acallada por las labios de Sasuke. Fuertes, demandaste, calientes. Reclamando su boca sin darle tiempo de reflexionar o pensar, inundando sus sentidos, cuando sus manos calientes la pegaron a su cuerpo y su lengua se hizo paso entre sus labios. Ella gimió en sus labios y al mismo tiempo trató de empujarlo, pero eso sólo hizo que las manos de Sasuke se endurecieran en sus caderas, pegándola contra su creciente erección, borrando cualquier tipo de resistencia.


    Ella jadeó por aire cuando por fin soltó su boca, sólo para bajar en cálidos besos por su cuello y sus manos exigentes se colaban bajo la falda de su uniforme hasta alcanzar sus nalgas y apretarlas con firmeza.


    —Nunca lo he hecho con una chica de pelo rosado —susurró en sus labios antes de que su mano bajara hasta la delgada tela de su ropa interior de algodón y ella dejó escapar un chillido de sorpresa.

    —¡Estoy en casa! —La voz de la Sra Haruno al abrir la puerta los hizo separarse de golpe, Sasuke sonrió, dejándola libre y abriendo el microondas para sacar su comida—. ¡Sasuke! Bienvenido, ¿no has comido aún?

    —No, sra. Haruno, lo acabo de calentar. Si no le importa, iré a comer a mi casa y le traigo el plato luego.

    —No, no, tranquilo, querido. Tráelo cuando quieras —contestó la mujer con despreocupación, dejando las bolsas sobre el mesón y dejando que el joven saliera de la cocina luego de despedirse—. Es estupendo tener vecinos nuevos, él no es tan mayor que tú, Sakura, deberías invitarlo a pasar un poco de tiempo acá.

    Sakura respiró profundo, aún con la humedad entre las piernas incomodándole.

    —Sí mamá.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  10.  
    Kattharina

    Kattharina I'm bisex.

    Tauro
    Miembro desde:
    10 Febrero 2018
    Mensajes:
    60
    Pluma de
    Escritora
    Vaya, no creí que actualizaras tan rápido, pero ha sido bastante interesante. Sasuke como siempre directo al grano, ya quiero ver lo que sucederá con Itachi. Agh, ansío por saberlo.

    Estuvo muy bueno, nos vemos en el próximo.
     
    • Adorable Adorable x 1
  11.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,768
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Tengo que aprovechar la inspiración, dado que no soy de escribir long-fics, jajaja este porque tengo la idea en la mente, pero ya tengo visualizado el final jajaja.
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  12.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,383
    Pluma de
    Escritora
    Marica Tarsis, espero actualices mañana porque ne dejaste en shock. O sea mujer, la pobre tiene sueños humedos y llega Sasuke a ponerla a tope. ME MATAS.

    Fue sexy y arrollador. La madre de Sakura tan buena persona, y tan ingenua jaja. Me pregunto si Sasuke e Itachi hablaran de ello o solo con su mirar seguirá siendo suficiente. Omg, ya imagino la próxima escena, y sé que estará buenísima.

     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
    • Adorable Adorable x 1
  13.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,768
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Los chicos de al lado
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    726
    IV.


    El carro se detuvo frente a ella, tomándola por sorpresa.


    —Sube —ordenó. Ella se aferró a su bolso, viéndolo directamente a los ojos. Ya había pasado un mes desde que le había visto en su casa teniendo sexo. Había evitado por completo a sus vecinos, incluso haciéndose la enferma para que su mamá no dejara su casa.


    —No. —Se negó, no confiaba en ese hombre… en realidad no confiaba en ella en un carro sola con ese hombre.


    —Sakura, sube al auto. No me hagas bajar por ti. —La amenazó. Ella se mordió el labio, dudosa, dejando escapar un suspiro al rendirse y subir al asiento del copiloto—. No puedes dejar que lo que viste te… incomode. Es algo natural. Sé que tal vez creas que soy muy viejo o algo por el estilo, pero tengo una vida sexual muy activa, en realidad, necesito mucho sexo para drenar el estrés del trabajo.


    Sakura enrojeció hasta las orejas, queriéndose hundir en el asiento o lanzarse del carro en movimiento.


    —Sakura, di algo.


    —No tengo nada que decir de… tu edad —titubeó. Itachi sonrió, observandola de reojo, como se retorcía con incomodidad.


    —Sólo espero no haberte… traumado —dijo con burla. Sakura frunció el ceño.


    —Tampoco soy tan inocente. Sólo me sorprendió —replicó ella a la defensiva. El mayor de los Uchiha se encogió de hombros, dejando muy claros sus pensamiento.


    —Tu cara al verme decía otra cosa… parecía que nunca hubieses visto a un hombre desnudo.


    Ella apretó los puños humillada. Él se estaba riendo de ella y Sakura lo sabía.


    —Te repito. Me sorprendió, es todo.


    —Supongo que por eso te quedaste mirando...—No pudo evitarlo y soltó una carcajada al ver la cara de mortificación de Sakura.


    —¡Ya por Dios! Es cierto. Soy virgen, yo lo sé, tú lo sabes. Me sorprendí y me quedé viendo algo que nunca había visto. Y por supuesto que no eres ningún viejo, ni yo ni la mujer que estaba doblada allí podría decir eso. ¿Contento?


    Él la vio directo a los ojos, con una sonrisa de niño travieso.


    —Eso ya lo sabía, Sakura. Esperaba que me hicieses una confesión un poco más interesante.


    —¿Cómo cuál? —Lo desafió. Ya más mortificada no podría estar, y esa media hora se le estaba haciendo eterna.


    —Como que soñaste conmigo y que ya esa virginidad te comienza a pesar. Y que estarías mejor con alguien experimentado como yo, y no con un niño que no sabe nada de la vida aún, salvo meter y sacar.


    Sakura sintió que la garganta se le resecaba, de piedra, incapaz de contestar. Parpadeando varias veces sin poder sostenerle la mirada.


    —No lo niegues, tienes los pensamientos escritos en la cara —repuso Itachi con una sonrisa antes de concentrar nuevamente sus ojos en la vía.


    Sakura contuvo las lágrimas. Se sentía completamente humillada, pero él tenía razón. Había estado pensando eso, ¿cómo sería estar con un hombre como él? Alguien que sabe dar placer, con experiencia. ¿La haría gritar como a la mujer en su casa? Todas sus amigas ya no eran vírgenes, e incluso su prima Ino le había dicho que le había dolido mucho el año pasado que había estado con su novio Kiba. ¿Cómo la haría sentir él?


    —No es para hacerte sentir incómoda. Eres muy hermosa, completamente deseable. Y mi puerta está abierta para ti. —La voz firme de Itachi la volvió a la realidad.


    —¿Ah? —abrió los ojos espantada.


    —No ando con rodeos Sakura. Si quieres estar con un hombre, y disfrutar realmente de tus primeras experiencias sensuales, mi puerta está abierta para ti. No te diré que no te dolerá, pero puedo prometerte que lo disfrutarás. —Le aseguró, con una mirada que prometía el cielo.


    Ella se aclaró la garganta, levantándose para bajarse del carro, pero el cinturón de seguridad se lo impidió. Itachi se rió, desabrochando el cinturón y tocando sus caderas en el proceso, haciendo que Sakura se estremeciera hasta en lugares que no sabía que existían.


    —No obligo a ninguna mujer, no tienes que parecer un cervatillo asustado a mi alrededor. Cuando me quieras, ni siquiera tienes que decírmelo, sólo da el primer paso. Yo me encargo del resto. Que tengas un buen día, Sakura.


    Ella cerró la puerta del auto, sintiendo que caminaría como una chica borracha hasta la puerta bajo la intensa mirada de ese hombre.
     
    • Gracioso Gracioso x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  14.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,383
    Pluma de
    Escritora
    Jaja, Itachi siempre con las cosas claras, sin llegar a ser atrevido. Solo directo y sincero.

    La invitación está hecha, pero... ¿la aceptará? Porque ya tiene dos propuestas de los mismos hermanos, y por Dios, ya estoy es delirando con la continuación. Las escenas son fluidas, y me hacen imaginar a la perfección sus conversaciones e insinuaciones.

    Al parecer, si ella entra nuevamente a la casa del par Uchiha su futuro está sentenciado, jaja.

    Esperaré la continuación~
     
    • Gracioso Gracioso x 2
  15.  
    Kattharina

    Kattharina I'm bisex.

    Tauro
    Miembro desde:
    10 Febrero 2018
    Mensajes:
    60
    Pluma de
    Escritora
    Itachi y su franqueza, en verdad es lo que se esperaría de un hombre con experiencia que sabe lo que quiere. Ahora queda ver lo que Sakura realmente desea, si es capaz de aceptar y lanzarse a los brazos de él (yo lo haría sin dudarlo).

    Muy bueno, espero una próxima actualización.
     
    • Gracioso Gracioso x 1
  16.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,768
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Los chicos de al lado
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    9
     
    Palabras:
    1643
    V.


    Sentía como cada tic tac del reloj hacía eco en la casa vacía. Hacía unos minutos que había bajado de ese condenado auto y se había alejado de Itachi, pero simplemente no podía sacarse sus palabras de la mente. ¿Por qué no? Estaba harta de ser la pobre e inocente Sakura. Era la única que quedaba virgen, por que hasta Hinata tenía un novio misterioso con el que la había perdido. ¿Y ella? ¿Siempre sería la nerd, la cerebrito, la poco deseable? ¿Y si no encontraba al amor de su vida? Si no era por amor, al menos preferiría que fuese con alguien tan deseable como Itachi Uchiha.


    —No obligo a ninguna mujer, no tienes que parecer un cervatillo asustado a mi alrededor. Cuando me quieras, ni siquiera tienes que decírmelo, sólo da el primer paso. Yo me encargo del resto.



    Pero no quería parecer una cualquiera. Eso era lo único que estaba impidiendo que fuese a la casa de al lado y cometiera la mayor locura de su vida. ¡¿Quién va a decir que eres una cualquiera siendo virgen?! gritó su inner interna frustrada.


    El timbre la sacó de sus pensamientos, aún no se había cambiado el uniforme. Bajó corriendo las escaleras a abrir la puerta, maldiciendo en su interior al encontrarse de frente con la persona que había acaparado sus pensamientos hasta hace cinco segundos.


    —Dejaste esto en mi carro. —Le mostró su teléfono, los orbes esmeralda se deslizaban de sus manos a su cara, el corazón le latía, tratando de tomar una decisión allí, con la mano en la puerta. Si le permitía entrar… sólo tendría que decirle…


    Itachi ladeó la cabeza, observándola y sonrió.


    —¿Sakura?

    —Gracias —tomó el teléfono—. ¿Q-Quieres pasar?


    Se vieron a los ojos por unos minutos, Sakura se mordió el labio insegura, apartando la mirada o perdería la valentía… o la estupidez. En ese momento de pie en la puerta, no sabía que era realmente lo que quería.


    —Claro, igual quería pedirte un vaso de agua —contestó el pelinegro con tranquilidad, entrando como a un vampiro al que le acaban de invitar a una casa prohibida. Sakura pasó como una bala a la cocina, el vaso de agua le temblaba en la mano mientras lo servía—. Deberías mostrarme la casa luego de que me tome el agua. —Le pidió, quitándole el vaso de las manos. Ella se limitó a asentir, completamente nerviosa.


    Caminó delante de él, mostrándole la planta inferior, sintiendo los nervios a flor de piel al sentir como las mano de Itachi se posaron en sus caderas mientras caminaba peligrosamente detrás de ella. Comenzó a subir las escaleras con el corazón en la boca, hasta detenerse en la puerta de su habitación, antes de poder dudar, Itachi abrió la puerta empujándola hacia adentro, sin darle oportunidad de arrepentirse.


    —Linda habitación —comentó observando las paredes verde menta, y las cortinas y sábanas rosa. Se sintió infantil e insegura y él se sentía extraño en su cuarto. Era como tenerlo en una parte íntima de ella. Él se giró, dejando que sus manos acariciaran su cabello largo y lacio, hasta llegar nuevamente a sus caderas y acercarla a él. Escuchó el clic del seguro de la puerta cuando él la cerró—. Es mejor prevenir que lamentar. —Le aseguró, acercándose a su cuerpo, hasta que sus pechos se rozaban y la diferencia de estatura se pronunciaba aún más.


    En el momento que él tomó sus labios entre los suyos, todo pensamiento coherente se esfumó, le rodeó el cuello con los brazos correspondiendo a su beso con avidez. Él devoró su boca, acariciando sus labios con su lengua expertamente, tentándola, llevándola al borde hasta hacerla gemir. La piel se le puso de gallina cuando sus manos comenzaron a desabrochar la camisa blanca del uniforme hasta dejar a la vista su sostén blanco, delineando con sus manos el borde haciéndola temblar.


    Cayó de espalda en la cama con el peso de él encima, sintiendo como repartía besos húmedos por todo su cuello hasta llegar a sus senos, desabrochando el sostén atrás y echándolo hacia arriba, por primera vez sintió la boca de un hombre sobre su pezón, lamiéndolo expertamente haciéndola retorcerse bajo su cuerpo. Se sentía ahogada entre tanta ropa, pero las sensaciones no la dejaban pensar con claridad.


    Con mano experta le subió la falda hasta alcanzar la parte interna de sus muslos, deslizando sus manos varoniles por la piel tersa y suave hasta alcanzar el borde de sus bragas, y pasar el dedo sobre esa parte íntima de Sakura.

    —Dímelo… —exigió con voz ronca por la excitación—. Dime que soy el primero en besarte, el primero en tenerte en mi boca.


    —H-He besado a otros chicos antes...—balbuceó.


    Él enarcó una de sus cejas, bajando hasta estar entre sus piernas, ella intentó cerrarlas por reflejo avergonzada, pero él la sostuvo firme, abriéndolas para él.


    —Pues seré el primero en besarte aquí...—repuso, dejando que su lengua vagara sobre la fino tela que comenzaba a humedecerse y ella dejaba escapar un chillido de sorpresa y excitación. Sus manos deslizaron la pequeña prenda interior fuera de sus piernas, dejándola completamente desnuda y expuesta ante él. Itachi no dudó en bajar a su tierna carne y juguetear con su lengua, deleitándose en los gemidos, mientras él la chupaba y devoraba hasta hacerla temblar como gelatina—.Te lo repito —exigió, ésta vez deslizando un dedo en su apretada apertura—. Dime que soy el primero en hacerte sexo oral y en tener su dedo dentro de ti.


    —E-Eres el primero e-en hacerme sexo oral y en tener su dedo dentro de mí —contestó sin aire, sintiendo como su dedo salía y entraba de ella, y su lengua se arremolinaba contra su clítoris sin darle un momento para respirar. En el momento que sintió un segundo dedo dentro de sí, gritó, incapaz de contenerse más ante la fricción que se hizo aún mayor y la lengua de Itachi castigándola. Sintió el calor arrasar con su cuerpo, y dejó escapar un profundo gemido mientras el orgasmo la golpeaba hasta dejarla aturdida y mareada.


    Itachi sonrió al ver como Sakura aún tenía los ojos cerrados y una expresión satisfecha en la cara.


    —Eso fue...wow —dijo con sinceridad. Escuchó la ronca y hermosa risa de Itachi, sintiendo como sus manos la desnudaban. Despojándola de la falda y de la camisa y el sostén, moviéndola como si de una muñeca borracha se tratara. Y estaba borracha, borracha de sensaciones.


    —Aún estamos comenzando, mi niña.


    Ella se mordió el labio, sabía que él la haría disfrutar, pero nunca pensó que tanto. Lo miró fijamente mientras se desnudaba, dejando ahora libre su pene completamente erecto y hermoso. Antes de comenzar a besarla nuevamente, haciendo que otra vez la temperatura del cuarto se disparara hasta niveles incalculables.


    —Todas tus primeras veces son mías, Sakura. —Le advirtió, susurrándoselo al oído, mientras la presión de la cabeza de su pene haciéndose espacio entre los pliegues de su vagina iba en aumento—. No me importa si luego usas a alguien después de mí, pero todas y cada una de sus primeras veces son mías. La primera vez que te hagan sexo oral… La primera vez dentro de ti —empujó, haciendo incapié en eso, mientras que Sakura dejaba escapar un pequeño grito de dolor, tratando de empujarlo lejos de sí, pero él se mantenía firme deslizándose más y más adentro, dejando escapar un gorgojeo de placer—, tan apretada… tan caliente. Ella respiró agitada, mientras su cuerpo se acostumbraba a la instrucción, apretátandolo en su interior como un guante. La primera embestida le causó dolor, hasta el punto de clavarle las uñas en la espalda. La segunda ya el dolor iba disminuyendo y dando paso al placer, para la sexta ya entendía porqué la mujer con la que había visto a Itachi estaba gritando como loca de placer. Él le sostuvo las piernas hacia arriba, llegando hasta lo más profundo, haciéndola gritar de placer. Lo soltó, dejando sus brazos caer hacia atrás completamente abandonada, mientras él se inclinaba hacia ella, mordisqueando y chupando sus pechos sin detenerse ni un momento de golpear dentro de ella.


    —Todas tus primeras veces, Sakura. Asegúrate de no dárselas a nadie más. O habrá consecuencias —advirtió, enterrándose aún más posible en ella, con un ritmo frenético y duro—. El primer pene en tu boca será el mío… —La besó, dejándola jadeante de aire—. La primera vez dentro de este apretado culito... —La volteó, dejándola boca abajo dándole una nalgada que dejó marcado sus dedos en su pálida piel—. Todas y cada una de tus primeras veces, mías.


    Al sentir la presión de su dedo en su ano, no aguantó más y gritó, acallando su nombre en su almohada mientras se venía otra vez, sin poder resistirlo. Él se salió de su interior, derramando su semen caliente sobre sus nalgas y espalda. El pecho de ambos subía y bajaba de forma vertiginosa. Él respiró profundo, y se bajó de la cama y comenzó a vestirse. Sakura aún no podía moverse. Estaba boca abajo, completamente desnuda, con las piernas abiertas y semen sobre su piel.


    —Espero haya sido un poco mejor que wow para ti… —Se burló, agachándose un poco para besarla hasta dejarle los labios aún más hinchados—. Toma una ducha, y escríbeme, dejé mi número en tu celular.


    Le acarició el cabello y le depositó un beso en el principio de su espalda.


    —Te ves condenadamente sensual allí así, me estás tentando a volver a tomarte. —Se rió, llevándose la mano a donde su erección se notaba nuevamente—. Pero tu mamá estará pronto en casa. Ya habrá tiempo más tarde.


    Con una mirada que prometía devorarla, salió del cuarto, dejando a una agotada y satisfecha pelirosa detrás de él. Había sido una completa locura, pero era una locura de la que no podría arrepentirse ni aunque quisiera.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Zukulemtho Zukulemtho x 2
  17.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,383
    Pluma de
    Escritora
    Oh, Itachi es el hombre posesivo sobre virginidades. Jaja.

    Me gustó el desarrollo de la escena sexual, fue bastante fiel a la personalidad del Uchiha y la Haruno. Dios, me pregunto cómo se sentirá Sakura al otro día, o más bien, sus piernas.

    Y omg. Me imagino que Sasuke y él ya le analizaron el horario a la madre de Sakura. Todo calculado.

    Muy bueno Tarsis, escribe más cositas así explícitas, te salen muy bien ♡
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
  18.  
    Kattharina

    Kattharina I'm bisex.

    Tauro
    Miembro desde:
    10 Febrero 2018
    Mensajes:
    60
    Pluma de
    Escritora
    Me esperaba ya esté capítulo, hubo algunas palabras repetitivas pero el sexo fue bastante bueno. La manera posesiva y dominante de Itachi es muy candente, sexy. Típico del mayor de los Uchiha, me ha gustado, muero por ver que más le tiene preparado.

    Me ha gustado, un placer pasarme por aquí. Saludos.
     
    • Adorable Adorable x 1
  19.  
    Rahzel

    Rahzel Usuario popular Comentarista empedernido

    Aries
    Miembro desde:
    12 Mayo 2018
    Mensajes:
    683
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Me gusta la historia, mira que es morboso que Sasuke haya sabido que Sakura lo miraba y comenzar a tocarse ¡le estaba dando un espectáculo! Y que no van a negar que los dos son hermanos que Itachi hizo lo mismo, pero más intenso XDDD Uchihas XD

    Me encantó la escena final, Itachi es muy posesivo y dominante y Sakura que no tiene experiencia, sólo se deja guiar por él. Ahora, a ver qué sucede pues, Sasuke no se ha enterado de eso —o quizás sí— y estaba tras ella también ¿se irán a enterar los dos de ello? Me intriga saber qué va a pasar y a quién va a elegir Sakura.

    ¡Un abrazo!
     
    • Gracioso Gracioso x 1
  20.  
    Pire

    Pire Equipo administrativo Usuario VIP Comentarista Top

    Escorpión
    Miembro desde:
    13 Noviembre 2010
    Mensajes:
    3,430
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ya hace unas semanas lo había leído y justo ahora veo que no comenté D: dejame decirte que he estado siguiendo la historia y ahora no hay continuación Dx que esta pasando. Los doramas seguramente jajaja.

    Me pareció tan divertido el inicio, tan picante que irónicamente haya sido descubierta husmeando, por favor, eso es un don como el de la.investigacko y ella va y al inicio de deja atrapar. Luego que tenga que conocerlos ya que vaya son vecinos, yo hubiera escapado o de plano no salía de mi cuarto. Al diablo. Me ahorro esa escena bochornosa. Pero ella es taaaan buena e inocente.

    Luego los hermanos comienzan a jugar con ella. Sakura es lista y debería saberlo o aunque sea ponerles un alto, hace algo o aunque sea no parecer tan desesperada o urgida. Pero va a su casa y deja que la vean, de nuevo, y se queda viendo la porno gratis D: Itachi invitandola o tentandola me ha arracando una carcajada. Por que vamos si quería de podría ser más discreta pero bueno...digamos que ella no espero eso. E Itachi jodiendo y tentando, hasta en el auto.

    El último capítulo fue el punto fulminante, como ella decide por fin de su virginidad que parece pesarle, y siendo corrompida por un hombre mayor. Maldita suerte jajaja. Esa escena tuvo el toque exacto de erotismo y vaya que lo has narrado muy bien.

    Tu forma fluida de narrar con frases exactas y las palabras bien elegidas para causar mucho en el lector es lo que me ha dejado encantada e intrigada por que pasará luego y mucho más con Sasuke además que con el paso que va me deja ver que la trama en sí es bastante sencilla, ella experimentando con los hermanos y uchihas. Quisiera ver hacia dónde vas con la historia y si llegas a un punto fulminante. Te seguiré de cerca para ver la continuación.

    Saludoooos
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso