Las palabras diarias yuzucianas.

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por sessxrin, 20 Diciembre 2010.

  1.  
    sessxrin

    sessxrin Fanático

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Enero 2009
    Mensajes:
    1,047
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Las palabras diarias yuzucianas.
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    319
    Pescadería.

    Y como sí la iglesia fuera una pescadería, los pececitos corrían huyendo del caimán que intentaba raptarlos, mordiendo de paso las piernas del pastor.

    Mercader.

    La primera mercader de los productos de belleza: Erzsébet Báthory; sus ingredientes tenían un origen incierto.

    Peccata minuta.

    Interrumpir al presidente de la república es una peccata minuta si lo comparamos con el dejar en vela a Plangman; catástrofe pre-avisado.

    Desfase horario.

    Manuel sabía que el viaje iba a ser largo, ya hasta sentía que el desfase horario lo estaba torturando; pero claro, morir y viajar al purgatorio no es un trayecto corto que digamos.

    Desfasaje.

    Santa Claus tuvo un pequeño desfasaje con su transporte de regalos, pues no veía las casas por ninguna parte. Poco después, se enteró de que tenía que transportarse en lancha, pues los hogares estaban inundados hasta el techo.

    Menú.
    El tiburón después de comerse a Mozilla y a la pobre Encarta y demás menú chimbo, murió intoxicado por los virus virulentos de la PC.

    ::::::::::

    Ahaha no soy dueña de los nicks de Yuzu/plangman :'o
    xD
    Digo, que desperdicio abrir una discu por una o dos líneas, decidí de una vez juntar todos estos microbios y adelantarme de paso :D Horribles y poco imaginativos, pero bueh, mi musa es caprichosa :p
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  2.  
    sessxrin

    sessxrin Fanático

    Virgo
    Miembro desde:
    17 Enero 2009
    Mensajes:
    1,047
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Las palabras diarias yuzucianas.
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    188
    Media luna.
    Y el fuego artificial atravesó la roca, formando una media luna.

    Gañan.
    Y aquel gañan esculpió en vidrio y estrellas a aquella musa lunera.

    Tetraplejía.
    Porque su imaginación estaba sufriendo de una rara tetraplejia; musa brincona.

    Bayunco.
    Pobre palabra, Bayunco no era tosco, sólo que así un montón de simios lo quiso así.

    Quijote.
    Y Quijote se sintió feliz al rozar el muslo, bien, tenía suerte de que también fuera una pieza de arnés.

    Camarón.
    No hay agua pero sí camarones ¿cuál prefieres?

    Metáfora.
    Lo anterior fue una metáfora titularía, muy estirada.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso