La Historia de dos Mundos (Pokemon y Bionicle)

Tema en 'Fanfics Abandonados Pokémon' iniciado por TeridaxNui, 21 Agosto 2010.

  1.  
    TeridaxNui

    TeridaxNui Guest

    Título:
    La Historia de dos Mundos (Pokemon y Bionicle)
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1286
    La Historia de dos Mundos (Pokemon y Bionicle)

    Bueno, este es el prólogo de mi primer fan fiction: me costó mucho hacerlo, ya que tenía muchas ideas en la cabeza y no sabía como unirlas en una historia, pero bueno, deleitense con mi historia.


    La Historia de dos mundos: Pokemon y Bionicle

    Prólogo (Parte 1)
    Hace 100.000 años…

    Una figura encapuchada avanzaba hacia una pared de piedra. Mientras lo hacia, los bloques que la componían se ablandaron y tomaron la forma de una ventana. La figura observó las montañas y los bosques de abajo, con profunda tristeza en sus ojos.

    Había hecho esto antes, contemplado la belleza que componía al mundo de Spherus Magna, pero ahora creyó que la miraría por última vez. Él y los de su especie se habían dedicado todas sus vidas a la búsqueda de los misterios de este mundo, intentando resolverlos, pero ahora, parecía que el mundo planeaba impedir eso.

    ¿Cómo pudimos dejar que esto pasara? Pensó la figura encapuchada, cuyo nombre era Angonce.

    Sus descubrimientos e invenciones habían cambiado la vida de todos los seres en Spherus Magna, en especial la de la especie más numerosa, los Agori. En compensación con esto, los nombraron los gobernantes de Spherus Magna, llamándoles “Grandes Seres”

    Pero ellos no estuvieron contentos con este papel: ellos eran científicos, no políticos; querían diseñar y construir, no vigilar, juzgar y gobernar. Todo asunto sobre política y economía, los Grandes Seres lo encontraban una distracción.

    Y con ello, los Grandes Seres hicieron lo que siempre hacían cuando tenían un problema: crearon una solución.

    Escogieron a 5 miembros de la clase guerrera y a un Skrall de la clase líder para transformarlos en sus representantes ante las tribus de Spherus Magna. Les infundieron los poderes elementales del fuego, el agua, la jungla, la arena, el hielo y la roca, y les dotaron de armaduras y armas para que fueran más unidos a sus elementos, y con ello, los Señores Elementales nacieron. Les permitieron gobernar sobre los Agori sin interferencias.

    Nuestro primer error, pensó Angonce, aunque muy lejos de ser el último.

    Al principio todo iba muy bien, no hubo ningún contratiempo, hasta hace casi 6 meses, cuando ese fatídico día llegó.

    Un día, unos Agori de la Tribu Hielo encontraron una sustancia muy poderosa. Los Señores Elementales discutieron sobre quien debería quedarse con esa sustancia. Al final, todo terminó mal, los Señores Elementales anunciaron a sus tribus que ahora estaban en guerra con las otras tribus, y con ellos, la llamada Guerra del Núcleo comenzó.

    A pesar de que la guerra abarcó toda Spherus Magna, los Grandes Seres decidieron no luchar en ella. En lugar de ello, intentaron acabar la guerra por medios pacíficos, pero los Señores Elementales no les escucharon. Cuando no dio resultado, los Grandes Seres decidieron investigar sobre esta sustancia: para ello, enviaron a dos Agori de la Tribu Fuego a recolectar algo de esa sustancia. A pesar del peligro, los dos Agori lograron tener éxito.

    Luego de estudiarla, los Grandes Seres descubrieron una aterradora verdad: la sustancia provenía del núcleo del planeta, y su filtración hacia la superficie estaba causando graves daños en su núcleo; si no se detenía esta guerra… Spherus Magna sería destruida.

    Al no resultarles los medios pacíficos, los Grandes Seres decidieron construir a seres completamente mecánicos para que asesinaran a cualquier combatiente armado en la guerra, pero algo salió mal y sus creaciones siguieron activas.

    Al final, los Grandes Seres decidieron hacer un último intento: construir un robot gigantesco que ayudaría a reparar el planeta dentro de unos miles de años.

    Angonce se alejó de la ventana y salió de su habitación, caminó por un largo pasillo, pasando por una puerta sellada. Detrás de él, sabia que Kignas estaba trabajando en una criatura orgánica que ayudaría al robot gigante en cumplir su misión, pero lo extraño es que no sería su creación la que ayudaría al robot. No, Kignas le explicó que su creación elegiría dos seres para que ayuden al robot dentro de 100.000 años, periodo de tiempo en el cual esa criatura crearía un mundo completamente diferente a Spherus Magna.

    Dejando eso de lado, Angonce siguió caminando por el pasillo hasta que salió de la fortaleza. Y fue ahí cuando lo vio.

    Un robot gigante, de 12.000 Km. de altura, la última esperanza de Spherus Magna. Recordó en una ocasión que Heremus, un día, dijo que “si no podía llevar el corazón físico de Spherus Magna dentro de él, al menos podría llevar el corazón de este, una vez, hermoso mundo”.

    Fue en ese instante que Angonce decidió nombrar al gigante. Basándose en el lenguaje programado que guaba al robot, el Gran Ser decidió llamarlo “Mata Nui”

    El Gran Espíritu.

    ****
    Dentro de una cámara, Kignas ya había terminado su creación; un bello ser completamente orgánico. Él y sus hermanos habían creado a otro ser orgánico antes, alguien que controlaría al robot mientras creaban una IA para que controlara completamente al robot, un ser llamado Tren Krom, pero el resultado no había resultado ser muy hermoso que digamos: uno de sus hermanos terminó loco cuando lo vio. Pero Kignas había aprendido de los errores de sus hermanos y había creado a un ser completamente poderoso y bello a la vez: era más poderoso que los mismos Señores Elementales, pero no tanto como ellos, tenía voluntad propia, pero seguiría los designios de sus creadores. Ya le había asignado su misión y ahora solo faltaba darle un nombre a su creación. Después de pensarlo, Kignas lo decidió:

    - Bien, mi creación, - dijo Kignas – te llamaré… Arceus.

    FIN PRIMERA PARTE


    Bueno espero que les guste
    Acepto sugerencias
    Bye!!!!
     
  2.  
    Berlitz

    Berlitz Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    21 Septiembre 2009
    Mensajes:
    24
    Pluma de
    Escritora
    Re: La Historia de dos Mundos (Pokemon y Bionicle)

    Como veo nadie habia comentado tu fanfic, seré la primera:
    Pues yo conosco lo bionicle, esos robots muy originales llenos de piezas y detalles sorprendentes, también tenian peliculas bien buenas, los conozco por que a mi hermano le gustaban y devido a que compartimos nuestros gustos a mi tambien me gustaron un tiempo. Pero nunca me omaginé juntarlos con pokemon, supongo que es una idea original.
    En cuanto a tu fanfic, narras muy pero muy bien *--*, la ortografía también es buena solo note un pequeñito error:
    creo que allí devia decir "programado que guiaba al robot"


    Sayonara!
     
  3.  
    Heros

    Heros Usuario VIP

    Piscis
    Miembro desde:
    14 Julio 2005
    Mensajes:
    2,447
    Pluma de
    Escritor
    Re: La Historia de dos Mundos (Pokemon y Bionicle)

    Me ha gustado el prólogo, anima al lector a seguir leyendo y pensar qué sucederá después. Felicidades por el Crossover épico ;)

    Tan sólo me gustaría citarte dos errores que tiene principalmente este prólogo, aparte del fallo que bien ha dicho Berlitz, que pueden corregirse con facilidad:

    1. Evita repetir las ideas y los nombres cada poco tiempo. Está bien si se hace de vez en cuando para recordar al lector las ideas que se ha ido escribiendo anteriormente y para ganar cohesión en la historia, pero no abuses de ello. Repetir cada poco tiempo nombres como Spherus Magna o Grandes Seres o la misma idea contada de diferentes formas, causa aburrimiento en el lector al ver que la historia no avanza. Recuerda que tenemos a nuestro alcance trucos retóricos, lingüísticos y literarios como el uso de sinónimos, la anáfora y la catáfora (que nos recuerda con una palabra o frase lo que ha sucedido líneas antes, o bien nos adelanta lo que va a ocurrir) o la elipsis. Puedes buscar por internet recursos retóricos para obtener más información.

    2. Muy ocasionalmente metes comas donde no las hay, lo que produce unas pausas un tanto molestas que no deberían estar. Como por ejemplo:

    Esa coma después del "pero ahora" sobra. Existen unos pocos ejemplos más que he detectado.

    Por último, evita usar números, lo mejor es escribirlos. Claro está, hay que recordar que la norma ortográfica sólo permite el uso de cifras para años, direcciones y medidas.

     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso