Long-fic de Pokémon - La Última Aventura De Ash

Tema en 'Fanfics de Pokémon' iniciado por Asael Martinez, 30 Mayo 2018.

Cargando...
  1. Threadmarks: Capítulo 1: Determinación
     
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    120
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Última Aventura De Ash
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    2382
    Hola a todos como estan? Espero que bien he de decir que soy nuevo en esto de publicar aquí pero espero hacerlo bien, si se me pasan algunos detalles haganmelo saber, gracias.
    Bueno Bienvenidos al primer capítulo de mi primer fanfic aunque en realidad es un pequeñito remake del mismo ya que está historia ya la tengo avanzada en otra página (No diré cual para no generar spam :p) y quise ponerla aquí para que mas gente la conozca espero y le guste.

    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    La Ultima Aventura De Ash.

    CAPÍTULO 1: Determinación





    Por fin... llego el momento, estoy nervioso... pero debo estar listo, concentrado y sobre todo preparado para lo que viene.

    Un pikachu sube a su hombro.

    —Juntos podremos amigo, todos nosotros lograremos lo que tanto hemos querido. Daremos todo de nosotros y nadie podrá ganarnos, ¡¡Demos Nuestro Máximo Esfuerzo!!

    Tanto el pokemon como su entrenador gritaron de emoción por la situación en la que se encontraban ya que estaban a punto de disfrutar uno de sus más grandes sueños. Luego de hacer tanto alboroto con su ruido, dos personas conocidas aparecieron para darles unas pequeñas palabras de aliento y motivación.

    —Muchacho, estoy orgulloso de ti, pase lo que pase eres un gran entrenador, tu y tus pokemon han logrado llegar a donde están ahora gracias a su esfuerzo y dedicación. Te deseo mucha suerte.

    —Hijo, después de tanto tiempo por fin todo está dando frutos, llego el momento, se que tu lograrás lo que te propongas, tienes todo mi apoyo, ahora sal ahí y demuestra de lo que eres capaz, tranquilo no voy a llorar de tristeza sino de orgullo por ti— Va a abrazarlo —Tu puedes!!!

    —Muchas gracias, estoy nervioso es un logro haber llegado hasta aquí.

    En ese momento llega otra persona la cual llega con un "aura" positiva y llena de amor, al parecer también quería darle una que otra palabra.

    —¿Estas listo? Te estaré observando desde las gradas —Esto lo dijo con una gran sonrisa y unas pequeñas lágrimas de alegría.

    —No llores, me haces sentir mal

    —No te preocupes, tu sólo enfocate en lo que tienes que hacer. Después puedes pensar en otras cosas, ahora mismo sólo concentrate en la batalla.
    Y recuerda NO TE...

    ...

    Unas olas de mar se escuchan, un viento tranquilo entraba desde la ventana y la luz del sol desde la ventana daba en la cara del chico el cual después de un buen sueño despertó, se levantó de su cama obervando lo hermosa de la playa, una vez de dar un buen bostezo saludo a su amigo.

    —Buenos días pikachu, debiste ver lo que yo soñé, fue magnífico.

    El chico que acababa de despertar era nada más y nada menos que Ash Ketchum un entrenador de Kanto el cual se encontraba en la región Alola y más específicamente en la Isla MeleMele, se acababa de despertar para poder ir a la escuela pokemon.

    Hizo lo típico de cada día, se levanto, comenzó a estirarse y luego fue al baño para asearse, lavarse los dientes y la cara, un nuevo día empezaba como es costumbre se cambió de ropa para finalmente salir junto a sus pokemon a la escuela, durante el camino Ash mencionaba a su amigo pikachu que las clases están por terminar, después de varios meses ya era hora de que todo terminará y muy probablemente ya no se quedaría tanto tiempo en la region, tendría que volver a su hogar.

    —Ya no nos queda mucho tiempo amigo ¿No lo crees?

    —Pika pikachu— Le contesto su fiel amigo quien era conciente de la situación.

    Durante el camino hacia la escuela Ash pudo percatarse de una persona que el conocía.

    —Vamos charizard ¡Usa Lanzallamas!

    Un charizard lanzó un potente lanzallamas que dejo a su rival debilitado por completo, así es ese charizard era del mismísimo Kiawe quien se encontraba en una batalla pokemon con una persona que al parecer lo había retado.

    —Wooaah Kiawe si que es fuerte— Dijo Ash que fue directo para saludar a su amigo.

    —Fue muy buena batalla nos vemos—Kiawe se despedía de la persona que lo reto y se percató de Ash.

    —Alola Kiawe ¿Como estas?

    —Alola estoy bien gracias sólo tuve un pequeño combate mi Charizard lo hizo genial.

    —Claro que si, yo vi el desenlace eres un gran entrenador.

    —gracias Ash aunque tu también eres muy fuerte, en más de una ocasión lo has demostrado.

    Así ambos chicos siguieron su camino para ir a la escuela, los dos platicaron sobre el desenlace que iban a tener pues ya era el último día de clases, pero después Kiawe dio un comentario muy peculiar.

    —Disculpa Ash después de esto ¿Que harás?

    —Ahora que lo dices pues tenía pensado quedarse un poco más de tiempo, para después volver a mi hogar en Pueblo Paleta, mi objetivo es ser un maestro pokemon y para ello debo ganar la Liga de Kanto ese es mi sueño— Dijo nuestro héroe emocionado y con estrellitas en los ojos al igual que pikachu.

    Kiawe se sentía bien por su amigo el sabía que podía lograrlo desde que llegó lo vio como un entrenador casual pero con el paso del tiempo noto que no era así, es alguien digno de ser llamado entrenador.

    —Eso es genial Ash sabes que tu puedes lograrlo tu y tus pokemon podrán con lo que sea.

    —Claro que si

    —Hace un tiempo nos comentaste que tenías ya varios años viajando por varias regiones, eso significa que tienes más pokemon ¿No es asi?

    —Si, en mi casa tengo muchos de mis pokemon que me acompañaron en las demás regiones que he visitado

    —Ya veo, oye ¿Alguna vez has usado a tu mejor equipo?

    Esa pregunta incómodo un poco a nuestro héroe pues el nunca a visto por el poder bruto o mucho menos poner a unos de sus pokemon por encima de otros para el todos son sus amigos y son lo mejor, aunque al oír esa pregunta lo único que logró fue quedarse callado. Pikachu por su parte también quedó muy pensativo pues el es el único que conoció a todos los pokemon de Ash.

    —Jeje lo siento por la pregunta creo que te ofendi perdona

    —No, no te preocupes fue sólo un comentario tuyo aunque ahora que lo pienso tengo varios pokemon que son fuertes pero... no he armado un equipo con todos ellos.

    Para hacer un poco menos incómodo el momento platicaron de otras cosas, hasta que por fin llegaron a la escuela.

    Una vez adentro ambos chicos se toparon a sus compañeros de clase los cuales eran Lillie, Lulú, Lana y Chris, el profesor Kukui aún no llegaba así que se dispusieron a esperarlo.

    —Alola Chicas... y Chris

    —¡Alola!— Contestaron sus amigos

    Todos los compañeros de clase hablaban mientras esperaban al Profesor Kukui quien en menos de 5 minutos finalmente había llegado, algo peculiar es que el pego un pequeño anuncio afuera del salón de clases, todos los alumnos curiosos fueron a ver de que se trataba.

    —Ya sabía que se interesarian adelante miren.

    En la pared estaba pegado un pequeño póster el cual llamaba a empleados, constructores, arquitectos e ingenieros para algo que tanto a Ash como a Kiawe emocionaron, todo eso era para poder hacer una LIGA DE CAMPEONES. Todos los presentes se llenaron de dudas y más Ash quien nunca se imagino algo así.

    —¿Disculpe profesor que es eso—Pregunto Chris

    —Adentro les contaré, vamos tomen sus lugares dará inicio la clase

    Una vez adentro todos, Kukui explicó todo al respecto sobre lo que acababan de ver.

    Les explico que el proyecto se llama "Liga de Campeones" se trataba como su nombre lo dice, reunir a los entrenadores mas fuertes de todas las regiones (en este caso los de cada liga) en un sólo lugar para poder inaugurar al primer campeón Supremo, el lugar? Pues sería en la region Alola, pero todo tiene su tiempo y nisiquiera han comenzado a construir el estadio por eso pegaba volantes para poder contratar a la gente necesaria para llevar acabo esta gran idea.

    Todos quedaron con la boca abierta eso era mucho compromiso aunque en el fondo también les emocionaba la idea, vendrían entrenadores de todas partes del mundo.

    —Disculpe profesor— Ash levanto la mano a lo que todos voltearon para oír lo que decía.

    —Yo quisiera ayudar un poco

    —Tranquilo Ash podrás venir conmigo y en Director Oak después de clases— Dijo Kukui para después dar inicio a las clases.

    Las horas pasaron de los más rápido pues la adrenalina y la emoción de una gran Liga dejo a Ash muy intrigado así que el tiempo volo para el, pero una vez terminó la última clase el profesor dio una palabras.

    —Bien chicos les agradezco que me hayan acompañado durante todo este curso, de verdad muchas felicidades todos han aprobado, fue un honor haber sido su maestro, pero esto aun no termina, no olviden la fiesta de graduación, será en 2 dias no lo olviden, y ash ven conmigo para hablar con el director Oak.

    Así dicho Ash se retiró del salón no son antes dar un gran grito de victoria junto a sus amigos por haber terminado por fin el curso.

    Todos gritaron al aire —¡Si!— Para despuer reir como grandes amigos que son.

    —Luego vuelvo chicos— Dijo Ash para ir con el profesor Kukui.

    Al llegar a la oficina del director este último tenía una televisión donde proyectaba una serie de imagenes de una montaña, hasta que se percató de la llegada de Ash y Kukui.

    —Alola Ash, Kukui PikaEstupendo ¿Que los trae por aqui?

    El profesor Kukui le contó que Ash estaba muy interesado en ayudar en la organización de la Liga así que los 3 hablaron por unos minutos sobre como sería el estadio, la forma de este, las gradas, incluso Ash comento algo característico de las ligas la cual eran los diferentes campos de batallas como escenarios aleatorios, la gran experiencia de Ash dejo muy felices al Director como al profesor pues tenían un experto del tema.

    —Será genial esa Liga— Dijo Ash muy emocionado pero en eso Oak comenta algo que para nada lo desmotivo.

    —Ash no comas ansias para esa Liga queda mucho tiempo, ¿Ves esa montaña en el televisor? Ahí queremos construirla pero como pensaras nisiquiera hemos comenzado, además no es por ser malo pero ahí participarán los mejores entrenadores en este caso los campeones de cada liga.

    —No se preocupe Director, yo estaré participando en esa Liga pues me convertire en el campeón de Kanto.

    —Cierto tu eres de ahí, esto será asombroso espero y puedas participar.

    Una vez finalizada la Mini Junta Ash se retiró del lugar para poder acompañar a sus amigos a la salida. Mientras que Kukui y Oak seguían conversando.

    —Es increíble la motivación de ese chico, es tal y como me lo describió mi amiga— Dijo Kukui quien se sentía feliz por Ash

    —Así es Kukui creo que Ash hará lo posible por participar.

    En la salida de la escuela los amigos de Ash platicaron un poco en cómo sería su fiesta de graduación, desde la música hasta la pirotecnia y la comida, luego de eso cada quien tomó camino para rumbo a su casa.

    Nuestro héroe se hayaba caminando directo a la casa del profesor Kukui pero en un instante escucha que alguien lo estaba llamando.

    —¡Ash! ¡Espera!— Lulú quien fue corriendo hacia Ash, llego muy cansada cuando finalmente este último captó su atención.

    —¿Que pasa Lulú está todo bien?

    —Si... Uff tranquilo sólo vine corriendo para decirte algo importante.

    Ash estaba atento a lo que le diría Lulú pues fue la primera amiga que tuvo al llegar a la region, ella lo ayudo a conocer mejor la escuela y la region y sabía que no faltaba mucho para despedirse de ella.

    —Emmm escucha tu sabes que soy algo impulsiva pero enserio, no me gustan nada las despedidas, me siento muy nerviosa y algo temerosa, quise venir a decirte que gracias por todo enserio, la pase muy bien contigo, se que esto no debería decirlo hasta la graduación, Kiawe me contó que te irías después de la fiesta así que decidí que este era el momento en el que podría agradecerte tu amistad.

    Las palabras de Lulú impactaron de una manera muy cariñosa hacia Ash eran palabras sinceras y el conocía muy bien a la chica, se adelantaba a los hechos pero el la veía con buenas intenciones.

    —Jeje Gracias Lulú pero tranquila, aún no me voy, además esto no es un adiós más bien un hasta luego, vendré a visitarlos— En la mente de Ash cabia la idea de volver a visitarlos cuando el llegue a competir en la Liga de Campeones pero no le dijo nada a Lulú con la intención de que fuera una sorpresa.

    —Si jaja, lo siento si soy muy cursi, el día en el que nos volvamos a encontrar tendremos que hacer una fiesta nos organizaremos con los demas ya veras sera divertido.

    —Claro que si Lulú— En la mente del chico retumbo la frase "El día en el que nos volvamos a encontrar" pues le recordaba algo... o a alguien.

    Una vez que se despidieron nuestro héroe finalmente llega a la casa de kukui, llega a su cama para poder descansar un poco, su amigo pikachu lo nota algo serio pero lo dejo tranquilo.

    Una vez acostado en la cama Ash empieza a recordar las demás regiones que había visitado, pero sobre todo a sus amigos.

    —Los extraño a todos ¿Como estarán ahora?

    Recordó a cada persona que lo acompaño, hasta que recuerda la última región que visitó, la de Kalos, sus amigos, Los hermanos Bonnie y Clemont una pequeña sonrisa se formo en el pero... Después recordó a una chica, la última vez que la vio fue en un aeropuerto, más específicamente en unas escaleras eléctricas, a Ash sus ojos comenzaron a brillar y su mirada estaba perdida, pues recordó a su "Amiga" Serena para después quedar dormido con una gran sonrisa.

    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    Hasta aquí el primer episodio de esta gran serie que ya le tenía ganas jaja, el siguiente tambien será un remake pero a partir del 4to sera todo copiar y pegar xD así que espero que les haya gustado, den sus comentarios y tranquilos esto apenas empieza.[/h]
     

    Archivos adjuntos:

    Última edición: 18 Octubre 2018
    • Me gusta Me gusta x 5
    • Adorable Adorable x 2
  2.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry PokéWriter Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,874
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Hola, primero que nada, bienvenido a la sección de Fanfics de Pokémon de FFL! El único en donde a los nuevos se les dan galletitas :cookie:

    Ok, respecto a la historia:

    Por muy raro que suene... me parece que de los longfics en progreso que tenemos en estos momentos ninguno está centrado en la temporada de Alola O_o lo que de hecho debería ser un poco como la norma... pero bueno, creo que no hice de forma correcta la bienvenida... Welcome to Hipsterlandia xD

    Y ojo, no dijo que eso sea malo ni un desacierto que aquí lo que se busca es la variedad de historias. La historia ha arrancado de forma sencilla y tranquila pero muy adecuada al anime, con un Ash animado que siempre vela por sus amigos y sus nuevos camaradas de la región. Me gustó ese detalle del por qué nunca se animó a hacerse un "dream team" y me parece que es completamente acorde con su forma de ver a los pokes: quiere nuevos amigos y que todos tengan la capacidad de destacar, y desea que eso sea lo que lo lleve al triunfo.

    Con esta introducción tenemos en mira la futura liga de Alola y un posible regreso a Kanto, cosa que pinta perfecto con el reciente anuncio del juego (el anime a saber qué rubro tendrá) y aunque veo que en las etiquetas tiene el tag amour mas la mención de Serena al final del fic me agrada que el tono de la historia pinta más a ser de aventura con sus respectivas peleas que sólo ser céntrico en el shipping, es decir, que será solo un condimento más para darle sabor, como en los fics de antaño.

    En lo técnico la recomedación es que uses los guiones largos, aquí en FFL en el editor de texto tenemos el botón que automáticamente los genera
    upload_2018-5-30_13-8-16.png

    Eso y escribir los números pequeño con letra:
    4 por cuatro
    20 por veinte

    Y así.

    Otro tip es que seas proactivo en la comunidad, no sólo te dediques a publicar, a veces leer y participar e interactuar en la gente fomenta que el resto de los usuarios tengan mayor interés en sus trabajos y eso a la larga son más comentarios y un mayor aprendizaje. Ojalá la pases bien aquí.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3. Threadmarks: Capítulo 2: Adiós Alola
     
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    120
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Última Aventura De Ash
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    3627
    Hola a todos amigos, estamos con el capítulo 2 de esta gran historia que apenas empieza jaja.
    *Es obvio que el AmourShipping va a tardar en llegar (mucho), así que no se desesperen claro que llegará xD
    *Me enfocare en darle introducción a todos los personajes que son protagonistas y antagonistas (incluye héroes y villanos), también claro que aparecen personajes nuevos y que ya conocemos por el anime o videojuegos así que atentos :D.

    No los quiero entretener más así que ahí va el capítulo disfrutenlo... (este capitulo es más largo de lo normal así que tomense su tiempo)

    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    La Ultima Aventura De Ash.

    CAPÍTULO 2: Adiós Alola





    Un nuevo día daba inicio, Ash acababa de despertar y se dio cuenta que Kukui charlaba con alguien, al llegar con el vio que hablaba por videollamada con el Profesor Oak de Kanto, ellos dos aún no se daban cuenta de la presencia de Ash quien por curiosidad fue a saludar.

    —Buenos días a todos —Fue lo que dijo haciendo que tanto Kukui como Oak voltearan a verlo.

    —Hey Ash por fin despiertas, mira estoy hablando con Oak
    —Alola Profesor Oak cuánto tiempo que no lo veo
    —Hola Ash como has estado?
    —Más que bien profesor ahora mismo he terminado las clases, no tardaré mucho en volver a casa
    —Si ya me contó Kukui sobre eso, espero y vuelvas pronto quisiera ver los pokemon que tienes capturados

    Platicaron un par de minutos más hasta que llegó un tema que le interesaría mucho a nuestro héroe.

    —Muchacho supongo que participaras en la Liga Kanto no es así? -Dijo Oak
    —Oh vaya con que ya es hora de que celebren la Liga? -Dijo Kukui con un poco de asombro
    —Eso no es pregunta Profesor, claro que participaré y daré mi mayor esfuerzo.

    Kukui en ese momento contesto una llamada por su celular dejando a Oak y Ash hablando solos por un momento.

    —Mi madre está bien profesor?
    —Claro, de vez en cuando la veo, te extraña mucho pero se alegrará cuando le diga que vendrás pronto
    —Tengo pensado ir una vez que termine la fiesta de graduación, cuando me despida de mis amigos volvere.

    —Ash, el Director Oak quiere verte, dice que vayas a su oficina en la escuela pokemon, dice que es una sorpresa -Kukui había llegado luego de hablar por celular.

    —Debo irme profesor fue bueno hablar con usted, dele las buenas noticias a mi mamá porfavor.
    —Si Ash tu tranquilo y te espero en unos días, cuidate.

    Después de la videollamada el entrenador de cabellos alborotados se cambió rápido de ropa y despertó a Pikachu quien aún reposaba en un profundo sueño, al despertarlo, le dijo que tenían que ir a ver al Director Oak así que emprendieron su camino.

    —Luego vuelvo Profesor Kukui -Dijo Ash saliendo de la casa

    El joven entrenador fue corriendo muy contento pues venían nuevas cosas a su vida, por un lado mañana sera la fiesta de graduacion donde estaran todos sus amigos y por otro lado el volvera a participar en la Liga Kanto, y tal vez, solo tal vez pueda participar en la tan anciada Liga de Campeones, la felicidad y emocion que sentía en ese momento no tenía comparación, todo eso también se lo transmitió a Pikachu quien al igual que su entrenador moría de ancias porque eso ocurriera, ambos eran casi iguales en personalidad y metas, son como hermanos eso es lo que lo hace un gran entrenador pokemon.

    Finalmente llegaron, una vez subieron las escaleras y tocaron la puerta la cual fue abierta por el mismísimo Director Oak quien dejo pasar a nuestro héroe para darle unos datos muy interesantes.

    —Gracias por venir Ash, quería hablarte de algo muy importante
    —No hay problema Director, cual es la sorpresa
    —Pues verás quería platicar contigo sobre la Liga de Campeones, verás la idea no fue mia ni mucho menos del Profesor Kukui, es de alguien que tu conoces.

    Estaba algo confundido, quien podría ser esa persona de la que estaba hablando Oak? Grande fue su sorpresa cuando alguien abrió la puerta -Ahí está -Dijo el Director, en la entrada se podía apreciar, una chica... una bella mujer de vestimenta color negro y un largo cabello color amarillo que cubría la mitad de su rostro, grande fue la sorpresa de nuestro heroe al ver que se tratada de la gran Campeona Cynthia (*Cintia* como ustedes quieran llamarla)

    —Ella es la que dio la inciativa de empezar todo esto -Dijo Oak
    —No puedo creerlo, Alola Cynthia cuánto tiempo sin vernos -Saludo nuestro héroe al igual que pikachu
    —Buenas tardes, Ash, Director es un gusto verlos -Dijo la Campeona

    Una vez que la Campeona tomó haciento empezó a hablar sobre aquello de lo que el Director quería hablar.

    —Verán yo siempre he querido hacer esto, es mi sueño armar un torneo donde los mejores entrenadores se reunen para demostrar quien es el mejor, una gran competencia en la que darían todo de si entre los representantes de cada región, ahora mismo eso es posible y quiero que se realize aquí en Alola, ya invite a varios campeones de otras ligas y algunos ya me confirmaron su apoyo ante este gran espectáculo.

    —Es increíble nunca imaginé que se vaya a organizar algo así, cuando Kukui lo dijo no creía que se realizaría —Dijo Oak

    —Va a ser increíble!!! -Grito de emoción Ash ante lo dicho por la chica.

    —No has cambiado mucho, sigues igual de emocionado por las batallas, me da gusto por ti —La campeona tenía esperanzas de que Ash pudiera participar aunque no quería desilucionarlo al decirle que sólo Campeones y unas excepciones podrían participar.

    —Oye Muchacho pero recuerda que si quieres competir, tienes que ganar una Liga —El trabajo de decírselo se lo ahorró el Director quien lo dijo lo más amable posible.

    —De eso no se tienen que preocupar —Tanto Oak como cynthia sonrieron por la motivación del chico —Ganare, ganare la Liga en mi región y participare y... daré todo de mi, No me rendire hasta el final.

    —Bueno —La campeona se levanta de su haciento —Esperemos que sea así, te estaré esperando Ash, vamos Director muestreme el lugar donde contruiran el estadio.
    —Claro que si, sigueme ahí nos esperará el Profesor Kukui.
    —Fue un gusto volverte a ver Ash, nos vemos —Dijo la campeona
    —Si —Fue lo que contesto

    Luego de despedirse nuestro entrenador tenía su mente en otro mundo, ahora si más que nunca quería demostrar de lo que estaba hecho y daría todo de si. Pero antes tenía que ir a comprar el boleto de avión para volver a Kanto, así que fue en camino hacia el aeropuerto de la Isla MeleMele.

    Durante el camino, en una de las tiendas de la ciudad, salió Chris quien notó a Ash y fue con el para hablarle.

    —Alola Ash que te trae por aquí?
    —Alola Chris, voy al aeropuerto a comprar un boleto y tu que comprabas en esa tienda?
    —Nada importante... sólo... Unos geniales electrodomésticos para la fiesta de graduación, yo seré el que pondrá todos los efectos de luz y de sonido, serán fabulosos les encantará —Dijo con una voz orgullosa.
    —Genial Chris estoy seguro que harás un gran trabajo y por cierto donde está Togedemaru?
    —Que? Estaba conmigo a donde se fue? Ehh Ash donde está Pikachu??

    Ambos chicos un poco asustados y preocupados voltearon por todos lados para buscar a sus pokemon hasta que escuchan los lamentos de un pobre pikachu que estaba siendo abrazado bruscamente por Togedemaru, sus entrenadores dieron un suspiro de alivio al encontrarlos.

    Luego del gracioso suceso, Chris quiso acompañar a nuestro héroe hacia el aeropuerto, sirve también que le platicaba sobre lo que tenían organizado en la fiesta.

    —Pues verás, de la comida se encargará Lulú ella es la indicada para ese trabajo, la decoración se la dejamos a Lana, Kiawe y Lillie, todo está perfectamente organizado y claro yo soy el que tengo el trabajo más difícil pero no por eso será de mala calidad, será un gran espectáculo —Una gran sonrisa se formaba en Chris, ese chico si que le gustaba la tecnología.

    —Se que no nos decepcionaras Chris confiamos en ti.

    Finalmente habían llegado al aeropuerto, cuando estaban a punto de entrar, como si fuera una estrella fugaz unos tipos chocaron con Chris y Ash haciendolos caer pues al parecer iban con mucha prisa, al levantarse notaron algo peculiar en esos tipos. Y por si fueran azares del destino las personas que iban a toda velocidad se le cayeron los lentes que llevaban puestos, Ash los reconoció en seguida era el Equipo Rocket.

    —Equipo Rocket —Dijo Ash algo molesto al igual que pikachu que estaba listo para pelear.
    —Ustedes otra vez? —Dijo Chris

    —Les dije que estos lentes no eran de buena marca —Dijo Jessie regañando a James y Meowth
    —No fue nuestra culpa tu eras la que queria irse rápido de aquí —Contesto Meowth alardeando
    —Como sea aún así vamos tarde, el avión no tardará en partir.

    Ash y Chris se hayaban confundidos, al parecer no tenían intenciones de robar a sus pokemon, y al ver la falta de atención en ellos simplemente los ignoraron.

    —No lo malentiendan torpes, fue una coincidencia que nos hayamos encontrado, ahora mismo sólo queremos tomar un avion.
    —Si como dijo James, ustedes pa su casa nosotros para la nuestra adiosito
    —El que Equipo Rocket se retira otra veeez —Gritaron los 3 —Wobbuffet!!!!

    Después del incómodo encuentro con el Equipo Rocket, Ash fue directo a comprar su boleto, la fila no era muy larga pero tomaría su tiempo, mientras que Chris esperaba sentado en otro lado.

    Pasaron los minutos, Ash miraba la televisión donde mostraba el horario de los viajes de Alola hacia Kanto, había un problema al parecer no habría viajes en 6 días, solo hoy y mañana estarían disponibles los viajes hacia Kanto, esto preocupo mucho a nuestro héroe, cuando por fin llego su turno de comprar el boleto, le pregunto a la recepcionista cual era el problema de los viajes.

    —Siguiente pase porfavor
    —Si, disculpe necesito un boleto a Kanto, pero para 2 días después.
    —Perdone Joven pero los vuelos a Kanto sólo son para hoy y mañana, se debe a un supuesto arreglo en el aeropuerto.
    —Que mal... —estaba preocuado pues no quería irse mañana, ni mucho menos hoy.
    —Bueno que horarios tiene para los viajes de mañana.
    —Tenemos viajes programados para las 6 y 10 de la mañana, 1, 6 de la tarde y por ultimo un viaje a las 11 de la noche.

    Tenía que tomar el último viaje, así podría estar un poco en la fiesta y podría despedirse de sus amigos sin ningún inconveniente.

    —Deme un boleto para mañana a las 11 porfavor.

    Luego de que comprará el boleto, le aviso a Chris que todo estaba listo, ambos salieron del aeropuerto sólo que Ash estaba muy callado y serio, no quería decirle a su amigo que se iría mañana durante la fiesta pero tenía que hacerlo, Chris noto la seriedad de su amigo así que rompió el hielo y dijo...

    —Crees que el Equipo Rocket estaba huyendo del Bewear?

    De golpe nuestro entrenador favorito reaccionó muy confundido por la pregunta tan aleatoria que hizo Chris y ambos rieron, eso fue suficiente para que saliera del transe de donde estaba así que decidió decirle a Chris lo que en realidad estaba pasando.

    —En realidad, lo que pasa es que por algunos problemas del aeropuerto, tendré que irme mañana en la noche, vengo muy triste no quería irme tan deprisa me iré durante la fiesta de graduación, podré estar con ustedes sólo unos momentos más.

    —Lo entiendo, no te sientas mal no pasará nada malo, los demás lo entenderán, no quiero que llegues así mañana, pon tu mejor sonrisa y a celebrar —Chris era alguien que a pesar de ser un poco inmaduro comprendía las cosas serias.

    Ash y Chris tomaron caminos distintos, uno por su parte iba a arreglar algunas cosas para la fiesta mientras que otro fue directo a casa del Profesor Kukui para despedirse de alguien que lo acompaño durante mucho tiempo.

    —Alola Profesor? Esta aquí?... No parese que esté en casa.

    —Rotom!!!! -Grito llamando al pokemon Pokedex.
    —Alola Ash como estas?
    —Muy bien Rotom sólo quería decirte algo muy importante.

    Platicaron durante un tiempo, Ash le dijo que se hiria pronto y que no lo volveria a ver por un tiempo, ambos pasaron momentos inolvidables pero ya era hora de que todo acabará, Rotom triste pero con ancias de volverlo a ver se despidió de Ash y de Pikachu.

    —Tranquilo Rotom, volveré!! Es una promesa!!
    —Si, una promesa —Contesto Rotom con una cara feliz en su pantalla.

    -----------------------------------------------------------
    Al Día Siguiente.
    Hora: 7:00 Pm.
    Lugar: Escuela Pokemon.

    El momento por fin había llegado, la fiesta tenía sus últimos retoques, todos los jóvenes adornaban hasta el último rincón para que todo se viera bien para la fiesta. Los invitados serían algunos familiares y algunos veteranos que se graduaron de la escuela anteriormente, sólo que aún no llegaban.

    El profesor Kukui observaba con felicidad a sus ex alumnos, sin duda unos de sus favoritos, paso grandes momentos con ellos pero ahora sería un momento en el que celebrarán haber sido parte de la escuela. Una fiesta de graduación sería perfecta.

    Los pokemon de los chicos estaban juntos, algunos platicando y otros jugando mientras que Lulú sólo colocaba algunos platos en la gran mesa llena de tanta comida que casi parecía un banquete, Kiawe ayudaba a Chris a con algunas bocinas y Lana se encontraba inflando unos globos.

    Finalmente nuestro héroe había llegado, al entrar su Pikachu bajo de su hombro para ir directo con los demás pokemon mientras que Ash saludaba al profesor Kukui, en eso también llega Lillie quien fue con Lulú para ayudarla a decorar un poco la mesa.

    —Alola Ash, profesor se ve genial el lugar —Dijo la rubia.
    —Verdad que luce genial? Y todo esto es gracias a ustedes —Contesto el Profesor orgulloso por sus alumnos.

    —Lillie puedes venir por favor? —Llamaba Lulú a la chica.

    El entrenador del pikachu noto a Lana inflando globos sola, así que para poder tener una plática agradable decidió acompañarla.
    Lana noto que Ash venía con ella a lo cual se sonrojo un poco al tenerlo tan cercas.

    —Alola Lana, te ayudaré con los globos.
    —Muchas gracias...

    ...

    (Un gran suspiro y después su mano en la nuca en señal de verguenza)
    —Escucha lo lamentó Lana, no se si Chris ya te lo dijo pero... en unos horas me iré, surgieron algunos problemas y no me quedaré por mucho tiempo aquí...

    —Ya nos lo dijo Chris, tranquilo Ash todos lo entendemos, aveces las cosas pasan por una razón, por mi parte no tienes porque disculparte o sentirte mal —Contesto con una dulce voz

    —jeje gracias por entender Lana, eres una gran amiga.

    Pasaron hablando durante un buen tiempo sobre lo genial de su amistad, eran muy grandes amigos se llevaban muy bien, se podría decir que Lana es con la que más aventuras a tenido eso era genial para el.

    —Eres genial Ash espero puedas visitarnos algún día
    —Si, Lana es un hecho de volveré con ustedes te lo prometo

    La fiesta por fin había dado inicio, eran aproximadamente las 8:30, los invitados finalmente habían llegado, familiares de Lana, Kiawe, y Chris pero lamentablemente la familia de Lillie no hizo acto de presencia en la fiesta, cosa que la mantuvo muy triste haciendo que no disfrutará del todo la fiesta pero no queria mostrar tristeza.

    Los demás estaban como locos, Ash bailaba con Lulú, Chris maniobraba como todo un experto los efectos especiales, las luces y la música, parecía todo hecho por un profesional, los pokemon saltaban y jugaban al igual que sus entrenadores
    La noche iba muy bien, después de media hora Ash se sentó al lado de la comida, pues de tanto estar bailando termino muy agotado, riendo mientras tomaba agua, veía a sus amigos y dio un gran suspiro de felicidad. Pero algo noto Ash, vio que su amiga Lillie salía del salón pero lo que más le llamo la atención es que ella tenía una cara que representaba tristeza, pareciera que iba a llorar.

    El no lo tomo a la ligera, tenía que asegurarse de que ella estuviera bien así el también salió para ver como estaba, tal vez sólo necesitaba charlar. Una vez afuera, Lillie se sentó en el piso recargandose contra la pared, la luna era llena y de un color blanco muy brillante, algunas nubes se veían a lo lejos aunque no en gran abundancia, a pesar del brillo de la luna se veía muy oscuro todo, sólo las luces que salían de la escuela dejaban ver algo.

    Lillie empezó a observar la Luna, sus ojos comenzaron a tornarse brillosos en señal de que lloraria pero no noto la presencia de su amigo.

    —Lillie, estas bien? La fiesta es adentro —Ash quiso darle su mejor sonrisa para animarla pero al parecer no había funcionado, al ver que la chica no reaccionaba, se sentó al lado de ella a contemplar la Luna y estrellas.

    —Que es lo que pasa Lillie?
    —No te preocupes Ash, puedes volver adentro yo estaré bien...
    —Lillie... no te dejaré, somos amigos, si tienes algo puedes decírmelo

    La chica penso un poco las cosas, tal vez deba contar lo que tiene guardado un amigo sería alguien que la pudiera escuchar, así que eso fue lo que hizo.

    —Estoy muy triste, todos ustedes tienen familia que los apoya, en cambio yo... yo... parece como si no tuviera —Lillie empezó a llorar

    Ash al notar eso no podía evitar sentirse muy mal por ella, digo no creo que alguien quiera estar en esa misma situación, la falta de amor y de apoyo de una familia te puede dañar mucho y parece que a Lillie le llegó el momento en donde ya no soportaba más, lo representaba con sus lágrimas era su límite.

    —Lillie, no digas eso, tienes amigos, nos tienes a nosotros, tienes a los pokemon, ellos son tu familia —Lillie voltea a verlo —Debes de saber que nunca estarás sola mientras tengas a tus amigos, ellos siempre estarán contigo en cualquier situación.

    La chica mostró un poco de felicidad por esas palabras aunque en el fondo aún no desaparecía esa soledad.
    Llenar ese hueco con amigos podría ser buena idea, disfrutar más a la gente que la rodea y que en realidad quieren apegarse a ella.

    —Muchas gracias
    —Estarás bien Lillie, ven vamos ade..
    En ese presiso instante Ash iba a levantarse pero algo impidió que se pudiera poner de pie, era Lillie quien se recosto en su pecho en señal para que el no se fuera, quería que se quedara, nuestro héroe lo unico que pudo hacer fue quedarse donde estaba sin decir ninguna palabra.

    —Ya nos contó Chris que te irás en unas horas, te extrañaremos mucho.

    —Yo también los extrañaré

    Ambos se quedaron en esa posición durante un tiempo considerable, hablando sobre todos los momentos que vivieron juntos, desde Lillie perdiendo el miedo hacia los pokemon, hasta sus grandes aventuras de cazar ultra-entes. Todo iba bien, los 2 se sentían felices uno por el otro, pero el momento llego.

    —Lillie, ya es hora...
    —Ya te tienes que ir?
    —Así es...

    Ambos se pusieron de pie y fueron adentro, en la fiesta aun se encontraba algo de gente bailando, más que nada los adultos como los padres y Kukui con su esposa. Pero los amigos de Ash estaban en una esquina y al verlo lo llamaron, era el momento, por fin estaban reunidos para despedirse.

    —Te extrañaremos mucho Ash, por favor vuelve pronto —Decía Chris con lágrimas en forma de cascadas.
    —Espero logres todo lo que te propongas, te estaremos esperando —Dijo Lulú un poco nerviosa y triste
    —Cuidate mucho Ash, nosotros estaremos bien, pero ven a visitarnos de vez en cuando —Dijo Lana.
    —Ash, por favor cuidate, nos volveremos a ver verdad? —Dijo Lillie
    —Claro que si, no los dejaré, nos volveremos a encontrar —En la mente del chico se hacía la ilusión de volver para participar en la Liga de Campeones sería el momento indicado para volver.

    —Ash, fue un gusto conocerte —Dijo Kiawe dándole la mano —Recuerda lo que te dije, intenta formar a tu mejor equipo, es sólo un consejo.
    —Si, Kiawe espero tu puedas ser el campeón de Alola, te esperaré en la Liga De Campeones —Dijo Ash aceptando la despedida con un apretón de manos.

    —Chicos... Adiós —Todo el grupo se abalanzó sobre el abrazandolo muy fuerte, casi no lo dejaban respirar pero era la forma en la que se podían despedir, Ash noto a lo dejos a Kukui quien mientras bailaba veía todo, este último se despidió de Ash con la mirada a lo que el correspondió.

    —Pikachu, tenemos que irnos —Pikachu fue directo al hombro de su entrenador despidiéndose de todos, Togedemaru quiso llorar pero fue fuerte y se despidió de el.
    —Alola también significa adiós no es así? -Pregunto Ash.
    —Hace mucho tiempo era así —Dijo Kiawe

    —Bueno, Alola Chicos nos veremos pronto.

    (TODOS)— ALOLA!!!!

    Asi fue la gran despedida, no había nada más que decir, finalmente tomaron el avión, pikachu empezó a quedarse dormido, y Ash veía desde la ventana la región Alola, ya tenía que decirle adios temporalmente, pero el sabía que regresaría, con un poco de brillo en sus ojos se prometió a su mismo volver. Ahora tenía que prepararse para Kanto, su primera aventura iba a tomar un reinicio un nuevo comienzo y el estaba listo para lo que sea.

    Esta historia Continuará...

    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
    Hasta aquí el capítulo, más largo de lo que yo creía xD pero espero puedan leerlo sin dificultad, ojala les haya gustado, por mi parte es todo me despido nos vemos hasta el siguiente capítulo adios :D
     
    Última edición: 18 Octubre 2018
    • Adorable Adorable x 3
    • Me gusta Me gusta x 2
  4.  
    Blue Arcangel

    Blue Arcangel Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    6 Marzo 2018
    Mensajes:
    60
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    ¡Buen día Asael!

    Bienvenido a la comunidad y a la escritura en el foro, una recomendación de parte mía es que intentes interactuar en el foro, mientras más interacción más llamaras la atención y quizás logres encontrar al público que ame tus historias.

    Primero me tomaré el atrevimiento de corregirte algunos errores de gramática. El primer capítulo emplea frases que pueden confundir sin un uso correcto de puntuación, dejando oraciones como esta:



    Habría quedado mejor así.



    Por fortuna no veo ese error en el capítulo dos, pero si veo la clásica falla gramatical del habla hispana: Olvidar el inicio de una exclamación o interrogativa. Curiosamente yo poseo la falla inversa, olvidarme de cerrar dichas oraciones.



    Esta oración debería haber quedado así:


    ¿Entiendes la diferencia? También algunos acentos son los que determinan la orientación de una frase, por ejemplo el verbo contesto.

    Si empleamos el término contesto, quedaría: "Yo contesto el teléfono"
    Pero si le agregamos el acento en la o, pasaría a ser en tercera persona y en pasado: "Ella contestó el teléfono"

    Son errores comunes pero que mejor atacarlos ahora que estas rearmando tu historia, de esta forma crecerás como escritor y como ser detallista.

    Ahora tu historia, sinceramente no soy my partidario de las historias en torno al anime, pero de algún modo me terminan enganchando ¯\_(ツ)_/¯ así que seguiré leyendola.
    Concuerdo con Plushy al decir que también estoy sorprendido que pocos fics se centren en la región de Alola en el anime y en la vuelta a Kanto, lo que en el espacio tienes un grán punto a favor por innovar.

    La historia recién comienza pero siento que puedo predecir la desgracia de Ash (bueno, como si no fuera muy dificil luego de tantos años de experiencia en el anime) o una lucha con uñas y dientes para un premio efímero a lo Islas Naranja.

    Sea como sea vas por buen camino, ¡Espero seguir leyendo tu historia para poder registrar tu progreso! ¡Nos leemos pronto!
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
  5. Threadmarks: Capítulo 3: Volviendo A Empezar
     
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    120
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Última Aventura De Ash
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    2994
    Hola a todos chicos y chicas amigos y amigas, marcianos y zombies. Bienvenidos al tercer capítulo de este Fanfic, les agradezco mucho que me sigan leyendo, bueno este capítulo tarde más en escribirlo pero bueno ya esta listo lol, así que tomen sus precauciones y no lo lean de jalon, hagan pausas y descansen xD pero sino adelante lean todo lo que quieran sin más que decir aquí los dejo con el capítulo Disfrutenlo :D
    *Muchas gracias Blue y Plushy por apoyarme al inicio se los agradesco mucho :3
    Pd: Ash ahora tiene su ropa original que uso en Kanto. Atactrueno tengo entendido que es Rayo así que ya saben.

    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    La Ultima Aventura De Ash.

    Capítulo 3: Volviendo A Empezar




    Un entrenador abordaba en un avión en camino hacia su pueblo natal, pasaron unas horas y finalmente el avión aterrizó, el joven entrenador quien tenía a su inseparable pikachu en su hombro se dirigió a su hogar con el fin de dar inicio a una nueva aventura.

    —Por fin volvimos a pueblo paleta pikachu —Fue lo que dijo

    Una vez entrando a casa se percató que su madre dormía en el sillón, el sintió mucho cariño por parte de ella ya que al parecer se quedó para esperar su llegada —Gracias por esperarme mama—Luego de decir eso fue directo a su cuarto a descanzar para en unos días, partir en una nueva odisea pokemon.

    *Unos días después*

    Eran aproximadamente las 10 de la mañana y un chico de aproximadamente unos 17 años terminaba de ponerse su atuendo que consistía en unos pantalones de mezclilla, unos zapatos deportivos color negro, una playera color negro y encima de esta un chaleco color azul con mangas blancas y por ultimo unos guantes color verde.

    Luego se colocó su característica gorra.

    Agarró una pokebola.

    Bajo las escaleras, estaba más que listo, el joven entrenador empezaba desde cero y nada lo detendría, su vasta experiencia lo ayudaria.

    Ash Ketchum de Pueblo Paleta se disponía a ganar la Liga Kanto.

    —Te vez muy bien hijo, me recuerda a cuando tomaste tu primer viaje —Dijo la madre de Ash cuyo nombre es Delia

    —Muchas gracias mamá, ahora que voy a recorrer Kanto, quería usar denuevo esta ropa —El se sentía muy nostálgico por lo que traía puesto.

    Era obvio que el ropaje original no se ajustaba a su nueva talla por lo que durante unos días su madre le tejia un traje completamente nuevo pero con el mismo diseño.

    El momento había llegado, nuestro héroe se despidió de su mamá y después salió corriendo de casa para ir directo al laboratorio del Profesor Oak.

    Su madre se despidió de el a lo lejos y una sonrisa se dibuja en su rostro, al parecer recordó lo que pasó hace ya muchos años.

    [FLASHBACK]

    —Mi hijo se fue y nisiquiera se cambió de ropa —Dijo suspirando

    —Como sea, aquí le llevo su ropa junto con algunos artículos de seguridad

    *Unos minutos después*

    —Mamá me estas avergonzando
    —No digas tonterías, debes de tener mucho cuidado ahí afuera
    —Ya soy un niño grande, además pikachu y yo estaremos juntos, no habrá ningún peligro —Acto seguido le dio un abrazo muy fuerte a su pokemon provocando que este último utilize su mecanismo de defensa brindandoles una descarga eléctrica.

    [FIN DEL FLASHBACK]

    —Que buenos recuerdos —Dijo Delia

    Mientras Ash corría directo al laboratorio, la mano donde llevaba la pokebola empezaba a temblar.

    —¿Eh? Ups perdona amigo —Acto seguido Ash lanza la pokebola de la cual sale su pokemon inicial pikachu quien no parecía muy contento de estar dentro de la pokebola.

    —Pika pika —Se quejaba el pokemon con su entrenador

    Un lo siento fue lo que le contesto, la intención de todo eso era para revivir un poco sus inicios. Fuera de la mala broma ambos fueron directo al laboratorio para poder encontrarse con viejos amigos.

    —Holaaa, ¿alguien? ¿Pueden abrir la puerta porfavor? —Llamaba afuera de la entrada del laboratorio

    La puerta se abrió y el causante de esto era el reconocido profesor Oak quien con una sonrisa saludo al joven entrenador.

    —Oh eres tu Ash adelante pasa
    —Gracias profesor, venía para poder llevarme a algunos de mis pokemon, espero no sea una molestia
    —Para nada, claro que puedes ir a verlos, ahí están dales una visita

    Oak se dirigió hacia el lugar donde yacían los pokemon, un lugar muy conocido ya que mucha gente viene para observar la gran diversidad de criaturas que habitan en el, se trataba de un largo terreno al lado del laboratorio. (El rancho xD)

    Una vez en el enorme campo, no tardaron mucho en hacer acto de presencia infinidad de pokemon, algunos eran de Ash, otros salvajes y por ultimo algunos de otros entrenadores.

    —Bien pikachu, hay que elegir... —La intención del chico era simple, reuniría a algunos pokemon para emprender su viaje, en el fondo lo hacia por el consejo que le brindó Kiawe, así que se puso manos a la obra.

    Pasaron los minutos, Ash ya había saludado a algunos de los pokemon que más lo querían como es el caso de Tauros, era difícil lo que quería hacer, al principio no pensó que seria problema pero... a todos los quiere por igual, pikachu se percató del problema que tenía su entrenador, así que decidió ayudarlo, ¿Como? Pues se le ocurrrio hablar con algunos de sus compañeros.

    Observando a lo lejos y esperando a Pikachu, sólo se ponía a convivir con sus pokemon, Swellow se le acerco para saludar al igual que Buizel, el ave se sentó encima de su hombro mientras que el pokemon de agua se puso al lado de su entrenador.

    —Ustedes 2 son mis amigos, no los cambiaría por nada —Mientras hablaba, pikachu finalmente había llegado, no vino sólo pues 2 pokemon lo acompañaban.

    —Volviste pikachu —Al percatarse de los otros pokemon Ash sabía que ellos eran los indicados para iniciar su aventura. —Sceptile, Krookodile, gracias por venir, sólo quería decirles algo, ¿Me apoyarán en esta aventura?

    La respuesta fue rápida y sincera, ellos estaban listos y dispuestos a ayudarlo. —Bien, vengan conmigo— Luego de reclutar a los primeros integrantes de su equipo, fueron con el Profesor Oak.

    —Listo profesor, quisiera por favor la pokebola de Sceptile y Krookodile
    —No hay problema las traeré en seguida —Justo antes de que se fuera, le informó de un pequeño detalle
    —Eh espere, no se si aún tenga también la pokebola de ...
    —No recuerdo hayas capturado a ese pokemon muchacho pero la buscaré.

    Luego de buscar un poco finalmente había encontrado aquella pokebola la cual pertenecía a un pokemon que Ash tuvo hace mucho tiempo pero que por x o y razón ahora se encontraba "libre" —Aquí tienes... eeh ¿Que es eso que tienes en tu brazo? —Luego de entregarle el objeto, Oak noto algo muy peculiar en la muñeca del chico.

    —¿Esto? Ah pues verá esto es un artefacto que me dieron en Alola, se le llama pulsera Z y sirve para hacer un poderoso ataque, si tienes una gran conexión con tu pokemon lograrás usarlo, lo malo es que sólo puedes usarlo una vez por combate.

    —Es increíble, supongo que lo usarán para vencer a los líderes de gimnasio
    —Si es necesario la usaré —De hecho, Ash quería usarla sólo en caso de emergencia o para dar una sorpresa.

    —Ahora me retiro profesor, nos vemos luego
    —Adiós muchacho, cuidate

    Una vez afuera, la misión era obvia, tenía que volver con un viejo amigo, la ruta era algo lejana por lo que dieron una caminata considerable.
    El bosque en el que se encontraban era el último lugar donde avistaron al pokemon, sólo era cuestión de tiempo para que apareciera.

    —Ya sabes de quien se trata ¿Verdad pikachu? —Su pokemon asintió

    En eso cuando ambos bajaron la guardia, de los árboles, un Spearow salvaje atacó !! Pero por fortuna no los daño, parecía que su intención era auyentarlos, probablemente por defender su territorio.

    —Un Spearow!! Preparate pikachu
    —Su pokemon se colocó en pose de batalla esperando al Spearow quien atacó denuevo sólo que está vez dispuesto a dañar.

    —Esperalo pikachu... esperalo... ahora usa Atactrueno —En un movimiento que pocos podían ver, pikachu recargo su potente rayo para darle en toda la cara al spearow quien no pudo esquivarlo por estar tan cerca cayendo debilitado con los característicos ojos en forma de espiral.

    La victoria no fue motivo de celebración ya que unos segundos después se escuchaban aleteos y muchos gritos de aves provenientes de los árboles.
    De ahí salio una gran parbada de Spearow quien furiosos se disponían a atacar. Algo dentro de la mente de nuestro héroe le parecía familiar, como si antes ya hubiera pasado por algo similar, retrocedió un poco, observo a Pikachu, este último también sentía algo al igual que su entrenador, este volteo a ver a Ash, ambos sabían una cosa.

    —Juntos pikachu, no te dejaré

    —Escuchen Spearow!!! —Dijo dando la cara ante todas las aves —Les demostraremos todo lo que tenemos.

    La batalla daba inicio, los Spearow atacaban por doquier, pero la gran velocidad de pikachu los contrarrestaba, Ash ordenaba esquivar con ataque rápido y usar Atactrueno contra todo lo que se moviera.

    La lucha duro unos segundos pero algo no estaba bien, el número de pokemon parecía no disminuir, un poco preocupado por la situación, Ash quería sacar a otro de sus pokemon pero logró percatarse de algo muy esencial, la pulsera Z.

    —Pikachu en posición!!!, haremos un ataque Z, prepárate.

    Su pokemon agarró la gorra de su entrenador, después de un choque de puños, ambos comenzaron a brillar en un tono color amarillo característico de los ataques de pikachu, los 2 empezaban a realizar las poses. Los Spearow no se intimidaron, atacaron todos al mismo tiempo sin estar consientes del poderoso ataque que iban a recibir.

    —Prepárense!!! Vamos pikachu!!!

    ¡¡¡GIGAVOLTIO DESTRUCTOR!!!!

    El ataque fue todo un éxito, un poderoso rayo impacto en toda la parbada, si alguien estuviera lejos de ese lugar alcanzaría a apreciar el gran resplandor que generó el movimiento Z.

    Todos los Spearow estaban debilitados, Pikachu respiraba ligeramente agitado, ambos se miraron y sonrieron, todo parecía haber terminado hasta que...

    Un ruido en los árboles llamo su atención, ¿Que podría ser? ¿Otro pokemon? ¿Más Spearow? Parecía que no acabaría todavía su pelea.
    Unos instantes después, salieron unos gigantescos Fearow, eran 3 evoluciones de Spearow, quienes observaron a sus compañeros caídos, obviamente al voltear a ver a nuestros héroes se hicieron la idea que ellos fueron los culpables.

    Ash y pikachu retrocedieron un poco, quien sabe si podrían luchar contra los 3 al mismo tiempo, aunque el entrenador se armó de valor y quiso arreglar las cosas hablando.

    —Escuchen Fearow, no queremos más problemas, sólo veníamos buscando a alguien, pero sus amigos Spearow nos atacaron, sólo nos defendiamos, si les ayuda un poco les pido mil disculpas.

    —No hay que pelear.

    Como era de esperarse las enormes aves ignoraron por completo al joven entrenador, estaban a punto de atacar pero algo los detuvo. Un ruido, a lo lejos, en el cielo se lograba apreciar otros pokemon de tipo volador.
    Todos voltearon para ver de quien se trataba, y a lo lejos se lograron visualizar 4 pokemon ave.

    Al llegar por fin y plantarle cara a los Fearow, Ash logro percatarse de quienes eran esos pokemon, se trataban de 4 Pidgeot y no sólo eso, en unos segundos vinieron más aves de la misma rama evolutiva, unos 5 Pidgeotos se hicieron presente.

    3 contra 9, era obvio que los Fearow no tenían nada que hacer contra ellos. Por unos momentos pareciera que comenzaría una batalla pero no fue asi, furiosos los Fearow se retiraron, ellos sabían que no tendría oportunidad.

    —Muchas gracias!!! —Las aves se percataron del entrenador pero uno de ellos al parecer lo reconoció.

    Pikachu noto algo extraño, como si ya conociera a uno de esos Pidgeot, al decender los pokemon volador, uno de ellos, más específicamente un Pidgeot se acercó a Ash.

    Los 2 se encontraban cara a cara, pero no parecía que tenían intenciones de pelear, más bien de... ¿reconciliarse?

    —Ere.. ¿eres tu Pidgeot? Porfavor, dime que me recuerdas, yo yo... lo lamentó, hice una promesa que hasta ahora cumplí, pero fui desconsiderado Perdóname —Si algo sabía es que le prometió que volvería por su pokemon pero el lo olvido, le paso desapercibido, ocurrieron otras cosas en su vida que opacaron ese recuerdo, lo que hacía que se sintiera de lo peor, como si hubiera traicionado a alguien de su familia.

    Mientras tanto ¿Que es lo que pensaba su pokemon? Ya habia pasado mucho tiempo desde la última vez que se vieron, todo cambio, el tenía un poco de coraje para con su "entrenador" pero en el fondo, aún lo quería.

    Se acercó más a la ave —Es tu decisión amigo, pero... que dices ¿Te gustaría volver a viajar con nosotros? —El pokemon sintió la sinceridad y tristeza en las palabras del entrenador, luego noto que pikachu se subió en su hombro. De esa forma noto que Ash no había cambiado mucho, seguía siendo aquella persona que ama a sus pokemon y que incluso metería las manos al fuego por ellos.

    Pidgeot volteó a ver a sus amigos, en el fondo quería irse denuevo con su antiguo dueño, aunque eso conllevaría dejar a su parbada. Uno de los otros Pidgeot se acercó a el y con un idioma que solo los pokemon entienden recitó —Puedes hacer lo que tu quieras, nosotros estaremos bien.

    Todos los demás comenzaron a rodearlo en señal de despedida, a ellos no les molestaría que el decida irse, al contrario estarían felices porque su amigo volviera con su antiguo entrenador, era algo que le hacía falta, ya no era más un pokemon salvaje.

    Nuevamente tanto Ash como Pidgeot se hayaban cara a cara, no era necesario decir una sola palabra, todo parecía resuelto.

    —Bienvenido devuelta Pidgeot —acto seguido Ash saca una pokebola en la cual entra Pidgeot, para luego después sacarlo devuelta.

    —Es bueno verte otra vez, ahora demos comienzo a nuestra aventura!!! —Tanto pikachu como Pidgeot gritaron de emoción.

    Mientras que las otras aves observaron felices por su amigo, se despidieron con un silbido, luego emprendieron su vuelo, pues ya no tenían nada que hacer ahí.

    —Bien chicos, llego la hora, hay que ir por nuestra primera medalla, que dices Pidgeot ¿Me ayudas a volar hasta ahí? —La respuesta de su Pokemon fue inmediata, Ash subió en su espalda y comenzaron a volar, su destino pues el sabía exactamente donde comenzar.

    Pasaron unos minutos volando por los aires, hacia ya un tiempo desde que no recibía todo el viento en la cara, obervaron una parte de la región hasta que finalmente aterrisaron, habían llegado a su destino, se encontraban en Ciudad Carmín.

    —Muchas gracias Pidgeot —Después del viaje, Pidgeot entra a su pokebola.

    La primera impresion de la ciudad fue algo que no era una sorpresa.

    —Ayuda por favor, mi pokemon está muy herido —Un infante corría desesperado hacia el centro pokemon.

    Ash sabía cual era la causa, el líder de Gimnasio de esta ciudad se caracerizaba por ser alguien muy rudo con los novatos. Esto no lo intimidó, más animado que nunca fue camino hacia el gimnasio, algo en pikachu lo empezó a atormentar.
    Recordaba muy bien este lugar —Pika pi —Tranquilizate Pikachu, estoy seguro que podremos vencerlo.

    En frente de ellos, un gran edificio con un símbolo de pokebola en el centro, ya habían llegado al gimnasio.

    Una vez adentro Ash pudo notar que se hayaba vacío, claro está pues casi nadie se atreve a retar al líder, era algo muy peligroso para los novatos. Pero el no es un novato.

    —¿Hola? Vengo a retar al líder de Gimnasio.

    De entre las sombras salió una silueta, un hombre de piel morena y con un cuerpo musculoso, se trataba del Teniente Surge, el líder de gimnasio.

    —¿Así que vienes a retarme ¿eh? Perfecto ahora que niño quiere pelear conmigo.

    —Mi nombre es Ash Ketchum, vengo por la medalla de Gimnasio.
    —Sabes que tendrás que vencerme para obtenerla, muy bien aceptó pelear contra ti.

    El campo de batalla ya estaba listo, el referí cito las siguientes palabras —La batalla por la medalla Trueno está está a punto de comenzar, el retador Ash contra el Líder Surge, las reglas son sencillas, el retador podra usar hasta 3 pokemon y los podrá cambiar cuando quiera mientras que el líder sólo usará a 2 pokemon y no tiene permitido cambiarlos.

    —Pikachu, se que lo lograrás, Yo te elijo! —Rápidamente el roedor entró al campo de batalla esperando a su oponente.

    —Con que un pikachu —Algo dentro de Surge lo tenía intrigado, observo detalladamente a Ash y pikachu. Había algo familiar en ellos, finalmente lo noto, los recordó.
    —Oye yo te conozco! —Dijo Surge

    —Gracias por acordarte de nosotros Teniente, a pasado mucho tiempo.
    —Lo se lo se, pero menos mal que te recuerdo a tiempo, al ser un entrenador con experiencia las reglas cambiaran, referí las reglas avanzadas.

    ¿Reglas avanzadas? Fue lo que pensó Ash, no se esperaría un cambio de reglas.

    —Entonces las reglas cambian, el retador sólo tiene derecho a usar 2 pokemon que no podrá cambiar durante el combate, y el tiempo límite es de 5 minutos —Dijo el referí.

    —Espera, ¿límite de tiempo?
    —Claro, no te lo dejaré tan fácil, veamos si me puedes vencer en ese corto período de tiempo —Una sonrisa se formó en Surge, pues quería hacerle el combate lo más difícil posible.

    —No importa el tipo de combate no nos rendiremos, ¿verdad pikachu? —Su pokemon asintió listo para pelear.

    —Quiero un combate decente, pikachu sal a pelear —Surge también mando un pikachu a la escena, seria una pelea entre los mismos pokemon.

    —El combate da inicio corre tiempo!!!

    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    Hasta aqui el capítulo de hoy, espero les haya gustado.
    Ahora que se reconciliaron, podrá nuestro héroe y sus pokemon vencer a los líderes de Gimnasio? Como será el desempeño de Pidgeot ahora que forma parte del equipo de Ash?
    Esto y mucho más en el siguiente capítulo. Esta historia Continuará.
     
    Última edición: 18 Octubre 2018
    • Adorable Adorable x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  6. Threadmarks: Capítulo 4: El Duelo
     
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    120
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Última Aventura De Ash
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    5364
    Holaaaa a todos bienvenidos al cuarto capítulo de mi fic, agradesco mucho que me sigan aguantando xD. Nah en realidad si les doy las gracias por seguir leyendo mi historia. En especial porque estoy haciendo lo posible por mejorar, ya varias personas me han ayudado y no tengo forma de pagarselos jeje. Bueno dejando de lado eso, este capítulo es bastante largo ._o estuve a punto de dividirlo en 2 partes pero vi que quedaría corto así que lo dejaré así, como siempre les digo que tengan precaución a la hora de leer, descanzen y no lo lean de Jalón puede ser cansado y ese no me mi objetivo.
    Sin nada mas que decir disfruten el capítulo :D


    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    La Última Aventura De Ash.


    Capítulo 4: El Choque




    Hay algo más que se pueda hacer para que una persona siga sufriendo ¿Verdad? si piensas que si, pues debo decirte que, en efecto, si la hay. Perder a gran parte de tu familia ¿Puede ser doloroso no? Ahora ponte a razonar un poco... colócate por un momento en los zapatos de el.

    ¿Que piensa?

    ...

    Oh si perdona, faltó decirte cual era el problema, pues verás algunas personas lo verán normal, pues al final de cuentas a todo nos pasa. Perder a un ser querido o simplemente, perder a alguien que amas es parte de la vida, una dura lección para todos. Pero, ese chico es diferente, no se abre ante alguien que sólo quiere ayudarlo y se desahoga por si sólo, como debes de estar suponiendo, eso le afectará con el pasar del tiempo, aunque el no lo crea.

    —Di.. Disculpe señor, a.. a.. ¿Aún estará trabajando para nosotros ese niño?
    Aquel hombre formuló una pregunta muy interesante, era cuestión de tiempo para que obtuviera respuesta, aunque las intenciones de su jefe eran otras.

    Es de mala educación interrumpir cuando aún no terminaba, así que por favor déjame seguir. Aquella persona se mantuvo firme y atenta ante la orden, claro que sintió un poco de temor. El miedo no fue generado por una posible amenaza de ser despedido ni muchos menos de ser asesinado en ese mismo momento, era simplemente una muestra de temor ante alguien sumamente superior, como si se tratase de un Rey, como si se tratase de alguien al que tu nunca te atreverias a desafiar.

    Jonathan, o querido Jonathan, si piensas que ese chico sigue con vida por las míticas criaturas pues te equivocas, hay mucho odio en el, pero la pizca de bondad que aún tiene en su corazón lo mantiene encerrado, ahora bien, te pondré a pensar nuevamente, ponte en su lugar.

    Perdiste a tus padres, a tus hermanos, a tus compañeros, su objetivo no es otro más que la VENGANZA. —No pudo contener mas sus ganas de reír así que una risa malévola comenzo a escucharse asustando un poco al pobre hombre que aún escuchaba aquella voz a la que tanta gente respeta.

    El sentimiento de "Felicidad" no duró mucho, otra persona entró por una puerta para informar de algo importante, curiosamente trataba sobre Jonathan.

    —Señor, tenemos noticias de Jonathan... —Al no ver una reacción positiva por parte de su jefe quien ni siquiera volteó a verlo continuo hablando —Cumplió con su misión, es todo el informe -Una vez más no hubo al menos una sola palabra por lo que decidió retirarse de aquel lugar —Me retiro señor, buenas tardes.

    Eran buenas noticias, al parecer el consentido del jefe terminó con su tarea, aunque muy en el fondo el sabía que lo lograría, eso explicaba su nula respuesta ante la información recibida. Aún dándole la espalda a su subordinado por así llamarlo, prosiguió con su relato.
    —Lo vez, ese chico es único, puede que no lo necesita más, espero eso responda tu pregunta— Aquel hombre camino hacia un televisor que se encontraba cerca de su escritorio.

    Para dejar en claro algo, el lugar se trataba de una pequeña base, en ella habían 2 salones, uno en el que los trabajadores charlaban y descansaban, mientras que el segundo, que es donde está el jefe, se trata de un cuarto un poco más pequeño, lo llamativo del lugar era su oscuridad, en el cuarto habían varias computadoras, y lo más característico, una enorme pantalla junto a un escritorio.

    Ordenó que iniciarán una video llamada y la respuesta fue inmediata. Ahora su atención era con la otra persona que contesto la llamada, lo interrogó, la primera pregunta fue si en efecto, Jonathan había cumplido con su misión, la respuesta fue obvia pero sólo fue una pequeña confirmación por si había un margen de error, una sonrisa se formó nuevamente en el jefe quien siguió con su cuestionamiento. Lo siguiente que pregunto fue si tenían ubicada a una persona especial para Jonathan, se trataba de una chica.

    —Si señor, ella ahora mismo está en Ciudad Carmín, no parece que vayan a reunirse pronto. —El hombre que vigilaba a aquella chica, bestia una ropa muy elegante, unos pantalones y zapatos negros, una playera gris, encima de esta un saco color negro y por ultimo, lentes oscuros. Parecía todo un espía pero en realidad pasaba desapercibido por la gente quien lo observaba como uno más del montón sólo que con una buena vestimenta. El también se hallaba en Carmín, sentado en una banca al lado del centro pokemon.
    Esperando alguna indicación se quedó en silencio por unos segundos hasta que obtuvo respuesta, la cual era, dejar en paz por unos momentos a la chica y a Jonathan, por el momento no lo necesitaría. Aquel hombre comprendió lo dicho por su jefe, vigilaría desde lejos y dejaría tanto al chico como a la chica por un momento en paz.

    Al tener toda la información, no tenía nada mas que preguntar a su "espía" por lo que después de un pequeño hasta pronto finalizó la llamada.
    Al colgar la llamada y guardar su Poke Gear en el bolsillo, dio un suspiro, es comprensible, vigilar a una persona no es fácil, no cualquiera puede hacerlo sin ser descubierto, apoyo sus codos en sus rodillas y su cara en las Palmas de la mano para poder descansar un poco, ahora mismo podía estar más tranquilo.
    Su víctima, aquella chica no la perdió de vista pero sólo para guardar distancia se quedó en el mismo lugar, a lo lejos logró verla, ella entro a un restaurante por lo que imagino que ella tardaría un rato para que saliera de ese lugar. Ahora podía relajarse mientras esperaba. Pero en ese momento, un grito, si, un grito llamo su atención, a lo lejos, el causante de aquel fastidioso ruido era nada más y nada menos que de un infante quien corría desesperado.

    —Ayuda!! Centro pokemon! Ayuden a mi Rattata por favor!! —¿De donde salió ese niño? Fue lo que se cuestionó, hasta que volteó para ver un gimnasio, al parecer perdió la batalla, dando como resultado a un pokemon muy herido.

    —Estúpido niño... —Dijo en voz baja con algo de ira.

    Mientras tanto cerca de ese lugar, otra persona también noto a aquel niño del Rattata corriendo a toda velocidad, lo que sintió el chico fue algo de nostalgia, pues recordaba perfectamente lo sucedido hace unos años. De manera similar a la anterior, supuso que todo fue obra del Líder de gimnasio de la ciudad, quien era muy rudo con la gente novata, en especial si se trataba de niños.

    Aquel chico es nuestro héroe Ash quien llegó hace unos minutos a la ciudad, con la intención de obtener su primera medalla de Kanto. Estaba emocionado, nuevamente batallaría contra entrenadores poderosos, sus brazos temblaban de la emoción, su corazón latía más rápido, esto último lo noto Pikachu que a diferencia de su entrenador, más que sentir emoción, sentía algo de inquietud.

    Comenzó a caminar hacia el gimnasio, la adrenalina aumentaba, quería correr para llegar más rápido, pero todo a su tiempo fue lo que pensó, no era necesario llegar corriendo. Se cuestionó que tenía que hacer para poder ganar el combate, podría armar una estrategia, aunque el sabe perfectamente que durante la batalla su desempeño aumentaría cuando estuviera bajo presión, claro, no podía depender de la suerte, razonó un poco las cosas y los recuerdos se acercaban.

    —Eléctrico... si, son pokemon eléctricos los que usa —Al parecer la ventaja de haber viajado antes daba fruto. Tiene muy claro a su oponente.
    ¿Qué debo hacer? Sería muy útil mandar a Krookodile, aunque puede que el líder ya tenga contemplado algo en caso de estar en una clara desventaja, podía ser bueno como malo el hecho de mandar primero Krookodile.

    Sus pensamientos comenzaron a llenarlo de dudas, ¿Que tal si por una mala decisión perdía el combate? Además no era confirmado que pudiera usar a sus 4 pokemon. Una simple estrategia no era suficiente, tampoco tener un as bajo la manga para cualquier escenario posible.
    Los pensamientos de Ash se esfumaron cuando escucho a Pikachu.

    El pequeño roedor también tenía algunas dudas, no le intimidaba de lo que era capaz el líder de gimnasio pues ya antes lo vencieron. Algo dentro de el le decía que esto sería diferente, tal vez una batalla más difícil, recordó aquel Raichu que hace mucho tiempo enfrentó. Al principio le tuvo un gran miedo, aunque su fuerza de voluntad lo llevo a la victoria, no hay nada porque temer.

    —Pikachu Pika Pi— Su mejor amigo, le brindó apoyo en las buenas y en las malas, incluso ahora sabe muy bien que Ash esta dudando de su mismo. ¿Será por lo ocurrido hace años? Probablemente, pues no todo fue felicidad, en la primera batalla que tuvieron en Carmín, la derrota fue inminente, de hecho pikachu la recuerda muy bien, pues salió muy lastimado tras ese encuentro.
    Quizás eso es lo que siente su entrenador, no quiere que vuelva a pasar, ese miedo lo tenía que convertir en ánimos y ganas por seguir adelante, así que se le ocurrió una idea, pelearía primero.

    Ash noto que pikachu bajo de su hombro y se puso en frente suya. Pikachu señaló al gimnasio, nuestro héroe observó la estructura y entro en duda. Luego su Pokemon se apunto a si mismo, más claro no podía ser, el moreno comprendió, Pikachu quiere luchar primero.

    —¿Tu? ¿Estas seguro? —Por un momento se cuestionó si era buena idea, en parte Pikachu le recordaba mucho a el, se dice que los pokemon se parecen a sus dueños, se puso de rodillas para estar casi a la altura del pokemon, su cara finalmente mostró su típica sonrisa llena de energía y dijo —De acuerdo, tu serás el primero, no lo olvides, somos un equipo.

    Subió nuevamente a su hombro, sus intenciones funcionaron, ahora el objetivo era simple, obtener la primera medalla. Antes de que cualquier otra cosa pasará, hablo con sus otros pokemon, no quiso menospreciarlos, se sintió un poco mal por ellos aunque bueno en algún momento necesitaría de ellos.

    Faltaban sólo unos metros más, cada paso que daba se convertía en adrenalina, no podía esperar, hasta que... finalmente se encontraba en frente del Gimnasio, tragó saliva para después tomar aire, mantenerlo adentro de el por unos segundos... y después exhalarlo. Nuevamente hizo lo mismo, inhalo, exhalo, una vez que se sintió tranquilo, tomo el valor para entrar.

    El lugar era algo oscuro, veía a lo lejos al referí sentado en las gradas tomando una botella de agua, su mirada buscaba al líder, aunque a simple vista no lo encontraba. Supuso que tenía que llamarlo, eso fue lo que hizo, puso sus manos rodeando su boca para entonar las siguientes palabras.

    —Hola!!! Soy Ash de pueblo paleta, vengo a desafiar al líder del Gimnasio!!—
    El referí noto la presencia del chico, no dijo nada pues ya esperaba que alguien más lo atendiera. Así fue, de entre las sombras salió una figura masculina bien formada, un hombre musculoso y con una sonrisa confiada hacia acto de presencia. Se trataba del Teniente Surge el Líder de Gimnasio.

    —Hola, soy el teniente Surge, si quieres obtener la medalla Trueno primero tienes que vencerme —La primera impresión que Surge tuvo fue que no era un infante quien lo desafiaba, en parte se sintió feliz por ello, puede que tenga un combate decente después de tantos entrenadores novatos.

    El referí se levantó de su lugar, se colocó afuera del campo de batalla, y dio a entender las reglas del combate; Eran las típicas, 3 pokemon para el retador, 2 para el líder, solo el retador tiene derecho a cambiar su pokemon durante la batalla, sencillo ¿no? Pues demasiado simple la verdad.
    Pikachu y Ash se miraron fijamente, ambos asintieron en señal de estar preparados, rápidamente Pikachu entro al campo de batalla listo para pelear.

    —Pikachu Yo te elijo!! —Grito con gran emoción, su brazo derecho apunto al frente quedándose en una pose que más tarde Surge reconocería.
    Surge se encontraba de brazos cruzados, no sintió sorpresa por su oponente aún mantenía su sonrisa confiada, aunque... algo dentro de el, algo le parecía familiar, con solo ver con más detalle al chico, su vestimenta, esa pose, su pokemon... quito su sonrisa por una mirada sería. Acaba de tener esa sensación que tienes cuando sientes que conoces a esa persona, dejo de tener los brazos cruzados para después apuntarle al entrenador.

    —Creo que ya te conozco... Dime de nuevo, ¿Cuál es tu nombre?—
    El joven entrenador quedó un poco confundido, ¿Para que quería escuchar otra vez su nombre? No le dio muchas vueltas al asunto y dijo nuevamente —Soy Ash de pueblo paleta teniente Surge.

    Tengo la sensación de conocer a esa persona... fue hace unos años, estoy seguro, esa gorra, su pikachu, claro, se trata de aquel niño que hace mucho tiempo me desafió. Es ¿enserio? Se trata del mismo entrenador. Surge pudo notar el notable cambio tanto físico como mental de Ash, la vestimenta que tiene le ayudo mucho para reconocerlo.

    —Ha.. Ya te recordé muchacho, así es, tu eres Ash, ¿Como no pude reconocerte al instante? Como sea es un gusto volverte a ver —Una vez que todas las dudas del Líder se esfumaron, faltaba algo por hacer.
    Pues al tratarse de alguien experimentado en batallas, era obligatorio cambiar un poco las reglas. Y así fue, con un simple seña le informo al referí el cambio de reglas.

    Era simple, ahora el retador sólo tenía derecho a usar 2 pokemon, claro que aún pues cambiarlos mientras que el Líder no. Aunque hubo una regla adicional, que pocas veces se usa, un límite de tiempo de 5 minutos, si el retador no logra derrotar a Surge en ese lapso de tiempo, contaría como derrota.

    ¿Acaso escucho bien? Límite de tiempo, muy pocas veces a tenido que pelear con esa regla, su reacción fue de una mínima sorpresa, tendría que pensar más rápido, no podía darse el lujo de hacer que el combate sea largo, puede que sea un problema pero ya estaba ahí, no era tiempo de renunciar. Sólo espero, a que su contrincante mandase a su pokemon y así fue.

    Surge mando un pokemon muy peculiar, al parecer sería una batalla con el mismo pokemon. 2 pikachu, uno del retador y otro del Líder, la boca abierta de pikachu representaba sorpresa, quien diría que pelearía con alguien como el, aunque sus mejillas empezaban a dar chispas, mejor dicho las mejillas de ambos pokemon generaron una onda de electricidad. Era cuestión de tiempo para su el referí diera la señal para comenzar la batalla.

    —Doy por iniciado el combate!!!
    Por fin, los combatientes dieron sus respectivas órdenes a sus pokemon, Surge ordenó a su Pokemon usar ataque rápido. Curiosamente Ash también ordenó ese mismo ataque.
    Tan rápido como recibieron las órdenes, ambos pikachu se lanzaron al ataque, se pudo notar una clara ventaja por parte del pokemon del retador, pues su velocidad es superior a la de su adversario. No solo la velocidad, incluso la fuerza es superior, pues Pikachu no tiene muchos problemas al esquivar y atacar, dañando considerablemente al otro Pikachu.

    Surge noto que no podría ganar cuerpo a cuerpo, ni mucho menos con fuerza bruta, cambio la estrategia, ordenó a su pokemon utilizar el movimiento doble equipo. En medio del combate el Pikachu de Surge comenzó a "Moverse" o mejor dicho, sacudirse, eso hizo que se generarán clones de el mismo, estaban en todas partes. El pokemon de Ash puso cara de sorpresa, miro hacia todos lados tratando de descubrir al original pero sin ningún éxito.

    —Usa Doble equipo de nuevo!— ¿Otra vez? Fue lo que pensaron tanto Ash como pikachu, si de por si hay muchos clones, ahora hay muchísimos más, la estrategia de Surge funcionaba como el quería. Surge como es dé esperarse, ordenó atacar con un potente relámpago, al haber tantos clones, Pikachu no supo ni de donde vino el golpe, el pensó que lo atacaron por la espalda pero no fue así.

    Debía pensar sabiamente, descubrir quien es el original le tomaría tiempo a la vez que recibiría varios golpes, de alguna forma tendría que salir de esta. Podría esperar y que lo ataquen y ver de donde proviene. Ash se mantuvo en silencio, sólo observaba, mientras que pikachu esperaba alguna orden.

    —Mantente así Pikachu, quiero ver si funciona este plan —La idea es simple, como la velocidad de pikachu es superior podría aprovecharla para buscar al pokemon que no es un clon, si le agregan el movimiento de ataque rápido (que obviamente aumentaría la velocidad) podría tener una gran probabilidad de llegar con su oponente, sólo tenía que esperar a que Surge atacara, si lo hace a distancia con un ataque eléctrico sería perfecto, en cambio si usaba un ataque físico, la cosa se dificultaría.

    —No vas a atacar eh? Entonces yo lo haré, usa Atactrueno! —Bingo! Si, Surge atacó a distancia, esto es beneficioso para nuestro héroe, en una rápida escena, el potente rayo salió de todos los clones pero sólo uno es dañino.

    Pikachu espero, fue paciente hasta que percibió el verdadero rayo, no tubo que pensar demasiado, así que uso ataque rápido para esquivarlo y a la vez Seguir el origen del ataque. —Bien hecho pikachu, usa cola de hierro! —Cara a cara los 2 pokemon ratón, uno se sorprendió pues fue descubierto muy rápido y el otro estaba listo para darle de lleno con todas sus fuerzas.
    Ya lo tiene a su merced, era ahora o nunca, no dejar la ofensiva, así que ordenó a su Pokemon usar Atactrueno para terminar con esto. Pikachu al recibir la orden, al instante generó un relámpago que impactó con su rival.

    —Co.. como.. eso fue muy rápido —Una cara de asombro y la boca abierta, de otra manera no pudo estar el teniente Surge al presenciar todo lo ocurrido, ni siquiera pudo reaccionar. Su pokemon cayó debilitado, sus ojos en espiral representó la derrota, lo guardo en su respectiva pokebola y después suspiro para calmarse un poco, la batalla aún no terminaba.

    El referí tomo la palabra, dijo que Surge le queda un solo pokemon, mientras que al retador le quedaban aún 2, sólo que no podría cambiar durante el combate, y por si fuera poco mencionó el tiempo límite, quedan 3 minutos. Si el tiempo termina y Ash no vencía a Surge, aún teniendo la ventaja o mayor número de pokemon el resultado sería una derrota.

    —Buen trabajo amigo— —Pika Pika—
    La felicidad de los 2 se dio a notar, ya superaron la primera fase, sólo queda una más y recibirían su primera medalla.

    —Te felicito muchacho has logrado vencer a mi primer pokemon, pero... ¿Lograras vencer al siguiente? Espero aún lo recuerdes, es un gran amigo de tu pikachu. Raichu Sal a pelear!! —La primera baja al parecer no afectó tanto a Surge, volvió a tener esa sonrisa pero no de confianza, esta vez parecía una sonrisa de satisfacción, podría decirse que disfrutaba del combate. Lo mismo se noto en Raichu, estaba ansioso por pelear, se notaba en su mirada.

    Un viejo amigo, un viejo rival, aquel pokemon que hace mucho tiempo fue el tormento para Pikachu, su evolución, aún recuerdo cuando casi lo obligó a evolucionar, pero el me demostró que no es necesario tener más poder, mientras tengas determinación lograrás todo lo que quieras. Lo siento mucho compañero, espero haber aprendido algo de lo que tu me demostraste. Supongo que Raichu a aumentado su poder, pero nosotros también, veamos como concluye esto.

    Quedan 3 minutos los cuales transcurren desde... ahora!! Esa es la señal para que de inicio el segundo encuentro, si algo tiene consiente Ash, es que pikachu es más veloz pero si recibe un ataque este puede ser serio problema, debía ser cuidadoso. —Mega Puño Raichu!!— El pokemon hizo brillar sus puños, los choco uno contra otro y se lanzó directamente contra su oponente.

    Fue demasiado veloz, es una velocidad que casi nadie esperaba, a duras penas Pikachu logró esquivarlo, la cara de sorpresa en su rostro lo dice todo, será más difícil de lo que creyó. Tendría que atacar a distancia para poder encontrar un punto débil —Pikachu Electro Bola—Rápidamente recargo en su cola la esfera eléctrica y la lanzó directo a Raichu. Lástima que la esquivo, aunque gracias a que el campo de batalla es de tierra, el impacto generó mucho polvo lo cual es perfecto para un ataque sorpresa.
    —Usa Cola de hierro— Pikachu fue directo hacía Raichu, lo hizo, logró encestar el golpe, Raichu retrocedió algo adolorido, Surge aún estaba tranquilo, necesitarían más para ser derrotados, mientras que Ash dio la orden de atacar con cola de hierro de nuevo. Surge hizo lo mismo.

    Un choque de Cola de Hierro, ambos parecían tener el mismo poder, sus miradas mostraban un gran esfuerzo para ganar terreno, los ojos de Pikachu y los de Raichu palpitaban de tanto esfuerzo, ninguno de los 2 cedió hasta que una sonrisa se mostró en Raichu, al parecer cayó en su trampa, al estar tan cerca de su oponente pudo recargar su Mega Puño y darle con todo su poder.
    Pudo resistir, esa es la buena noticia pero la mala es... ¿Como logrará vencerlo antes de que termine el tiempo? A distancia con pura Electro Bola no es lo más efectivo, ataque rápido tal vez aunque no podría hacerle tanto daño como quisiera, Cola de hierro es su mejor opción, aunque eso implique acercarse mucho a el, combinar ataque rápido con cola de hierro, sólo tiene su esperar el momento indicado para hacerlo.

    Pikachu lanzó otra Electro Bola, sólo que Surge ya esperaba eso, con el Mega Puño de Raichu fue suficiente para desviar el ataque. Ahora ya no puede usar la distancia a su favor, hay que acercarse, puede ser peligroso pero no había otra opción. —Pikachu Atactrueno!!— El potente rayo se acercó hacia Raichu —Usa Trueno!— Como es de esperase el Trueno fue más potente, agarró más terreno y se deshizo por completo del rayo impactando en Pikachu, aunque en parte eso fue beneficioso, el Trueno lo dejaría un poco agotado, la potencia de ese ataque tiene desventajas, —Usa ataque rápido varias veces!!.

    Raichu no tuvo la oportunidad de esquivar. Todos los golpes le daban, la velocidad de Pikachu es inmensa, golpe tras golpe, para ser más difícil la cosa, Pikachu usaba su ataque rápido alrededor de el, así que cada vez que a volteaba para contrarrestar pikachu ya estaba en otro lado, la desesperación llegó en Raichu quien involuntariamente uso su Mega Puño para golpear el suelo. —Salta pikachu y usa Cola de Hierro!! —Mientras Raichu daba una sacudida al suelo, no noto que su oponente estaba en los aires, Pikachu cayó a toda velocidad para darle con todas sus fuerzas. Lo hizo le dio de lleno, aunque... Raichu aún no se rendía, se tambaleaba mucho pero su mirada demostraba coraje y ganas de seguir luchando.

    —Raichu tranquilo, eres un guerrero, no nos vencerán tan fácil —En el fondo Surge se preocupó por Raichu, ya dio un buen combate pero seguía luchando, y el tampoco lo haría.
    Pikachu también estaba agotado, su respiración era más lenta y ya no podía moverse tan rápido debido al cansancio. Los 2 pokemon se observaron, sonrieron, ambos cerraron los ojos, parecía que caerían al mismo tiempo pero... —No te rindas!!— Tanto Surge como Ash gritaron esa misma frase, eso provocó que ambos siguieran peleando.

    —Trueno!! —Ordeno Surge —Esquívalo con ataque rápido —Ordenó Ash, Pikachu logró esquivar el ataque, Raichu ya estaba muy agotado, ya no podía seguir más pero el seguía de pie. —Atactrueno Pikachu!!!
    —Piiika Chuuuuu!!! —El pokemon dio un gran grito y uso su poderoso relámpago para acabar con su oponente. Raichu no pudo más y cayó al suelo. El tiempo restante fue de menos de un minuto. El referí recitó lo siguiente.

    —Raichu no puede continuar, el tiempo límite quedó en 48 segundos restantes por lo que el retador Ash es el ganador—
    Por fin... el combate terminó, lo logramos, dimos todo de nosotros, nos esforzamos, aunque hubo miedo al principio, aunque hubo nervios antes de pelear, gracias a la motivación de ambos, pudieron vencer.

    Surge se acercó al campo de batalla, abrazo a su Raichu, lo metió en la pokebola, se levantó y fue directo con Ash. ¿Enojado? No claro que no, disfruto cada segundo. —Te felicito Ash, a ti también pikachu, al vencerme tengo la obligación de entregarles la medalla Trueno, aquí tienen se la merecen.

    —Muchas gracias Teniente Surge, genial tenemos la primera medalla! —Alzó su brazo a lo alto con la medalla en su mano con pikachu saltando de felicidad aunque muy cansado.
    Luego de celebrar un poco, se despidieron de Surge no sin antes recibir unas últimas palabras del Líder. —Me agradó volverte a ver, continúen así, les deseo lo mejor chicos— Finalmente salieron del Gimnasio, felicidad es lo que sobra, aunque ahora mismo, el estado físico de Pikachu es lo importante, buscaron el centro pokemon y lo encontraron, no dudo un segundo más y entro a ese lugar.

    Mientras ellos iban al centro pokemon, en otra parte de la ciudad, más específicamente en un restaurante, salió un joven chica, su vestimenta era un sombrero con un logo de una pokebola, una blusa color azul (Sin mangas), y una falda color rojo. Salió del restaurante luego de haber almorzado, se dirigía al centro pokemon.

    Un poco más lejos de ella, una persona, el "espía" volvió con su rutina de vigilarla, nada fuera de lo normal, sólo que el ambiente se torno tenso, parecía que algo iba a pasar, el espía observo todo el perímetro pero no captó nada que le pareciera sospechoso, no se confió en ningún momento. Hasta que vio arriba de una casa, aquello que lo mantenía tenso, el responsable de todo, un soldado del Equipo Rocket.
    En el techo de una casa, un joven vestido totalmente de negro, con un antifaz y con la letra R en su camisa, un secuas del equipo Rocket se encontraba haciendo de las suyas, robar pokemon y su víctima no era otra más que la chica que se disponía entrar al centro pokemon, si, esa misma chica que era observada por aquel espía es ahora la próxima víctima del soldado Rocket.

    (Arriba de la casa) —Ella parece una novata, no creo que se de cuenta de mi presencia, debo ser rápido, esto será pan comido jajajaja.

    —Ese maldito, no pensará... —Los pensamiento del hombre le decían que tenia que entrometerse en esto, aunque pronto vería que no será necesario.

    Nuestro héroe salió del centro pokemon, su pikachu aún no era curado, tardaría un poco así que decidió salir a tomar un poco de aire. Aunque algo llamo su atención, un grito de una mujer, miro a su alrededor y pudo percatarse de la chica de blusa azul, ella gritaba persiguiendo al lacayo del equipo Rocket, Ash reaccionó enseguida, fue corriendo a gran velocidad hasta estar a la par de la chica.

    —¿Que fue lo que pasó? —Dijo Ash
    —Ese sujeto se robó a mi pokemon —Contesto la chica
    —Yo me encargaré de el descuida— Ash aumento la velocidad de sus piernas para ahora estar demasiado cerca del ladrón. El soldado se percató de la presencia del moreno, al principio lo ignoró pues no podía distraerse aunque de pronto se sintió presionado.

    —Fuera de mi camino inútil— Fue en vano el grito, Ash no se detendría por nada en el mundo y lo demostró al lanzarse encima del ladrón haciendo que los 2 cayeran al suelo dando una que otra vuelta por la inercia.
    La caída generó algunos raspones en la cara y brazos de nuestro héroe, mientras que para el Rocket por llevar puesto un uniforme que le cubría gran parte del cuerpo no salió nada lastimado. Los 2 se levantaron y sin previo aviso aquel ladrón dispuesto a terminar su labor, con gran furia tacleo al entrenador dejándolo caer de nuevo al suelo.

    Una vez más se levantó esta vez algo enojado y siguió persiguiendo al miembro del equipo Rocket, este último ya entraba en desesperación, casi parecía un chicle que no se despegaba de su zapado, no tubo de otra y mando a uno de sus pokemon. —Encárgate de ese entrometido Arcanine!— Al instante que salió ese peligroso pokemon Ash también lanzó una pokebola para hacerle cara, el pokemon que salió al rescate fue Krookodile quien encaró al Arcanine.

    Mientras esos 2 pokemon peleaban, sus entrenadores seguían en aquella persecución que parecía infinita.

    A este paso seré el hazme reír, o me deshago de este chico YA o mejor dejo esto para otro día... hoy no fue un día productivo. Además sólo pude robar un solo pokemon, la chica sólo guardaba una pokebola —Que desperdició— El soldado dejo de correr y volteó para apuntarle a Ash —Escucha!! Espero no vuelvas a entrometerte en los planes del Equipo Rocket, sólo por hoy te dejaré en paz, toma! —De inmediato lanzo la pokebola que robo, Nuestro héroe quedó un poco sorprendido por la acción del ladrón, le devolvió lo que hurto sin ningún inconveniente.

    Acto seguido, el Arcanine dejo de prestarle atencion a Krookodile y huyó del lugar para ir con su entrenador. El soldado se subió encima de su pokemon y se largó de aquel lugar. Ash suspiro pues todo había acabado, regresó con Krookodile y justo en ese momento llego la chica que fue víctima.

    El entrenador le pregunto si estaba bien a lo que ella respondio —Claro, ¿a donde se fue ese ladrón?—
    —Tranquila se fue pero pude recuperar a tu pokemon— Dijo Ash mostrando la pokebola de la chica. Esta última la agarró con mucha felicidad, ella pensó que lo perdería para siempre, le agradeció al moreno por la ayuda brindada hasta que noto los rasguños y moratones que tenía.

    —Oh no, yo te provoque eso, tranquilo te ayudaré—
    —¿Que? ¿Esto? No te preocupes yo sólo... —Reaccionó un poco nervioso por la amabilidad de la chica, el se sentía bien no era para exagerar. Luego de guardar a Krookodile en su pokebola la chica le pregunto algunas cosas.
    Lo típico, cual era su nombre, el le contesto Ash de pueblo paleta y el pregunto lo mismo, a lo cual la respuesta fue;
    —Mi nombre es Leaf, vengo de ciudad verde y este es mi pokemon Charmeleon—Lanzó la pokebola de la que salió dicho pokemon saludando y agradeciendo que lo hayan rescatado.
    ...
    Atrás de un árbol, el hombre que vigilaba a la chica se le noto una cara de satisfacción pues el Equipo Rocket huyó del lugar aunque luego de que noto a Ash su cara se torno furiosa, pues nadie debía acompañar a Leaf, se alejó para no ser descubierto y se mantuvo a la distancia. Recibió una llamada e informó lo ocurrido.
    -Wow quien lo diría... ya sabes que hacer, llama a Jonathan ella no debe estar con alguien más, seamos pacifistas no quiero problemas, adiós...
    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    Ash finalmente ganó su primera medalla de gimnasio, pero un pequeño encuentro con el Equipo Rocket lo dejo intrigado, ahora que conoció a esa chica hay algunas dudas.
    ¿Quien es Leaf? ¿Por qué la vigilan? ¿Quién es Jonathan? Puede que los problemas apenas empiecen, y muchas más por venir. Esto y mucho más en el siguiente capítulo nos vemos!!! SALUDOS!!! :D
     
    Última edición: 18 Octubre 2018
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Ganador Ganador x 1
  7. Threadmarks: Capítulo 5: Compañía
     
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    120
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Última Aventura De Ash
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    2157

    La Última Aventura De Ash.

    Capítulo 5: Compañía.





    Algunas personas notaron como una persona con ropajes negros huía montado en su Arcanine, lo curioso es que no era perseguido por la Policía, al parecer simplemente escapaba de la ciudad.

    Lo bueno fue que no hubo ningún atraco, secuestro, robo completo o parcial de una persona o compañía, Carmín sigue en perfecto estado.

    Claro, eso lo diría cualquiera que no haya visto lo que en realidad hizo aquel Soldado del Equipo Rocket.
    Cerca del Centro Pokemon, 2 jóvenes (un chico y una chica) charlaban sobre lo ocurrido.

    Para tenerlos informados de la situación; Aquel Rocket intentó robar un pokemon de la chica cuyo nombre es Leaf, pero gracias al chico quien es nada mas y nada menos que Ash, logró recuperar a su pokemon Charmeleon.

    El agradecimiento fue lo de menos ya que algunos moretones y rasguños leves en el cuerpo del chico provocados por un pequeño encuentro entre el ladrón y Ash, hacia que Leaf se sintiese culpable de todo lo ocurrido, ella se caracteriza por ser muy cariñosa, inteligente, con algo de baja autoestima y por ser alguien que prefiere ocultar las cosas a los demás para no afectar a otros (incluso si son familiares).

    Pero en realidad es una buena persona, dispuesta a darle la mano a quien lo necesite. Ahora mismo, quiere de alguna forma pagarle a nuestro héroe por su ayuda, lo menos que podía hacer era atenderle sus heridas. —Lo siento mucho en serio, déjame ayudarte— Tal vez no es el mejor agradecimiento del mundo pero al menos hace el esfuerzo.

    Con una sonrisa fingida por parte de Ash pues las heridas no le parecía la gran cosa, acepto que Leaf lo ayudará, así que los 2 entraron al centro pokemon, Charmeleon también acompañó a su entrenadora.

    Una vez adentro, la primera que busco algún botiquín de primeros auxilios fue Leaf que busco en todas las paredes haber si había alguno colgado o algo por el estilo. Mientras que Ash se sentó en un sillón al lado de la recepción. El pokemon de fuego lo acompañó, Charmeleon se sentía un poco avergonzado por su entrenadora pues casi no la ve así.

    El joven lo miro y saludo, después se percató que en la pared había un mapa de la región Kanto, esto le vino de maravilla puesto que era hora de marcar su próximo destino. Observo el mapa por unos segundos, muy bien ahora mismo el esta en Ciudad Carmín, sus opciones son variadas, podría tomar la Ruta 6 que lleva directo a Ciudad Azafrán ya que es el lugar mas cercano ahora mismo, lo pensó por un momento, pero sus pensamientos se esfumaron al instante que Leaf llego gritando que encontró el Botiquín.

    —Lista lo encontré, déjame curarte—
    Ella llego un poco de sorpresa aunque bueno tampoco fue para tanto.

    Se acerco a el sacando unos algodones y mientras le limpiaba las heridas era buen momento para charlar y conocerse mas, ella dio la iniciativa, lo primero que dijo fue su nombre: Leaf de Ciudad Verde, a lo cual él contestó Ash de Pueblo Paleta.

    Increíble vivían algo cerca pero no se conocían, no le dio mucha importancia, siguió platicando, la pregunta fue ¿Qué hacia aquí en Carmín?

    —Verás, yo estoy recorriendo la región Kanto con la intención de conseguir las medallas de gimna... —Fue interrumpido por la chica quien lo miro con mucha felicidad y no le importó el espacio personal.

    —Tu ¿También? Que coincidencia yo también estoy reuniendo las medallas, es increíble ¿No es así? Yo ya tengo la medalla Trueno, fue difícil pero logre conseguirla.

    Él tuvo una ligera expresión de sorpresa al saber que ella es una entrenadora pero la verdad era de esperarse, además tiene un Charmeleon como pokemon inicial.

    Le sonrió a la chica quien ya había terminado de tratar sus heridas, ella se sentó al lado suyo. La platica continuo, esta vez hablaron sobre los Pokemon que tienen ahora mismo, al principio pareciera que Leaf sólo usaba a su pokemon de fuego pero después ella le informo que si tenía más pokemon sólo que ahora eran curados en este mismo centro pokemon.

    —¿Fue Surge? -Pregunto preocupado, puesto que ese hombre es alguien muy rudo y era lo más lógico que pensó en ese momento, pero la respuesta de la chica fue sencilla. NO, no fue el, de hecho no fue nada de el otro mundo simplemente quería dejarlos descansar.

    —Y dime tu, ¿Cuantas medallas has conseguido? —No hacía falta alguna palabra, ella le mostró un estuche en el que resplandecían 3 medallas, una es la de Ciudad Carmín pero las otras 2 las reconocería en cualquier lado, mostró una sonrisa de nostalgia y felicidad pero rápido se esfumó gracias a que Leaf le llamo la atención con la misma pregunta.

    Él mostró la medalla Trueno, la primera que consiguió. —Acabo de comenzar mi viaje, ahora me quiero dirigir a Ciudad Azafrán, según el mapa sólo tengo que cruzar la Ruta 6.

    —¿Puedo ir contigo?— Ash volteo a verla —Desde que salí de casa he tenido esa sensación como, como... no te vayas a reír... como si alguien me estuviera vigilando, me a dado algo de miedo y no creo que haya sido ese sujeto del Equipo Rocket.

    Ash se sentía un poco mal por la chica, se levantó del sillón sin dejar de verla —No te preocupes, claro que puedes acompañarme, además entre más seamos es más divertido viajar—Contesto moviendo su mano y dando señal de aprobación con el pulgar.

    Leaf agradeció la oportunidad de viajar con alguien, obviamente sus intenciones no eran usar a Ash como un guardaespaldas pero estaría bien tener a alguien que le haga compañía, en especial en su primer viaje. —Verás este es mi primera aventura, cuando me dieron a mi Charmander me sentí emocionada, todo era tal cual lo había pensado, no me arrepiento de haber elegido ser entrenadora pokemon.

    En parte, Leaf se parecía un poco a él cuando salió en su primer viaje, los mismos ánimos, determinación y curiosamente en la misma región.
    Algo llamo la atención de ambos jóvenes, era la enfermera Joy quien los llamaba para darles a cada uno sus pokemon. Los 2 se dirigieron con la chica y a un lado de ellos una Chansey quien cargaba una bandeja con 3 pokebolas se acercó a Leaf, mientras que Joy cargaba a pikachu para dárselo a Ash.

    Un salto fue lo que separa a Ash de Pikachu y como era de esperarse, este último salto a los brazos de su entrenador para luego subirse en su hombro como era costumbre. —Hola Pikachu, te presento a Leaf, una amiga que acabo de conocer— Se presentaron como es debido.

    —Listo muchachos sus pokemon están como nuevos— —Gracias enfermera— Dijeron ambos —Cuídense— Dijo la enfermera asintiendo con la cabeza. Sus pokemon finalmente estaban curados, ahora ¿Cuál sería el siguiente paso? Sencillo ir a Ciudad Azafrán. No perdieron el tiempo y caminaron por la Ruta 6.

    Durante el camino siguieron hablando, Ash supo más sobre la personalidad de la chica, se notaba lo novata que era pero a la vez el talento que en el fondo guardaba, sabía maso menos las ventajas de algunos tipos de pokemon y en como entrenarlos.

    —Oye Ash se nota que eres un entrenador con experiencia
    —Jeje claro que lo soy, desde que cumplí los 10 años me he aventurado por muchas partes del mundo, conociendo infinidad de pokemon y gente que se convirtieron en mis mejores amigos.

    Las palabras sobraban, Ash le explico algunos de sus viajes, también señaló que quiere ganar la Liga Kanto, sin mencionar su objetivo a largo plazo.

    —Leaf, tu ¿Porque decidiste ser entrenadora? —Esa respuesta sería rápida y sencilla aunque algo larga.

    —Como comenzar... pues verás todo empezó cuando yo tenía 11 años, durante ese tiempo yo no quería hacer nada relacionado con los pokemon, ni ser entrenadora, coordinadora, doctora, profesora, tu sabes esas cosas. No me malentiendas si amo a los pokemon sólo que en ese momento nada me llamaba la atención, así dure hasta llegar a los 12 que fue cuando entre a estudiar un poco sobre los Pokemon, de ahí que sepa algo sobre las ventajas de tipo.

    Al principio ella lo hacía por compromiso con sus padres pero después vio que no era lo suyo, durante unos 4 años trabajo en una tienda de Ciudad verde, su interés por las batallas pokemon era nulo, siempre se percataba de entrenadores que se apasionaban demasiado.

    Pero un día cambio todo, mientras veía la televisión en su cuarto, vio que pasaban un programa especial, La Liga Pokemon de Teselia/Unova. Le dio una oportunidad para ver de que trataba todo y se fascinó por todo lo que conlleva ser un entrenador, no sólo era tener talento, había que tener inteligencia, destreza, algunas estrategias y sobre todo saber trabajar en equipo junto a los pokemon.

    El combate que vio se alzaba a favor de alguien que para ella fue su inspiración, más que nada por su habilidad de cambiar el estilo de combate, en un momento era súper ofensivo y en otro tenía una defensa impenetrable.

    —El fue quien me inspiró a ser entrenadora, su nombre es Atsuya, su manera de pelear y de jugar con la mente de su oponente son impresionantes, para cuando menos lo esperas el ya te tiene ventaja, el es genial. Gracias a el decidí empezar mi aventura pokemon y mírame ahora yo y mi Charmeleon conseguiremos todas las medallas y participaremos en la Liga al más puro estilo de Atsuya —Dijo abrazando a su pokemon.

    Increíble, ¿Quién será Atsuya? ¿Será tan poderoso? Fueron las preguntas que retumbaban en la mente de Ash, se emocionó mucho por querer pelear con ese sujeto.

    —Me agrada que hayas decidido tomar el camino de entrenadora, espero y te este gustando, Mírate incluso ya tienes más medallas que yo —Agregó Ash rascándose la nuca en señal de vergüenza.

    Los minutos pasaron, el camino había terminado, llegaron a la enorme Ciudad Azafrán, sus inmensos edificios llamaban mucho la atención, al llegar, Leaf recibió una notificación en su Poke Gear que no paso desapercibido por Ash.

    —¿Que es esa cosa? —Señaló al aparato de color rosa

    —¿Esto? Es un Poke Gear, un dispositivo de alta tecnología con el que puedes hacer llamadas, escuchar la radio tiene un mapa de Kanto incluido y por si fuera poco te da fecha y hora, es genial, mi madre me lo regaló hace unas semanas, de vez en cuando me comunico con ella.

    La información brindada fue suficiente para que nuestro héroe se deleitara con tal objeto, la chica noto esto último y propuso la idea de conseguir uno para Ash.

    Busco con la mirada algún lugar donde se pueda conseguir un Poke Gear, miro por todos lados hasta que a un lado de un enorme edificio, yacía una tienda con un cartel que decía TecnoPoke.

    Sin dudarlo tomó su brazo arrastrándolo hacia aquel lugar, Ash se sintió un poco avergonzado por la acción pero como quiera la siguió.

    —No te arrepentirás, el Poke Gear es una herramienta muy utilizado además así podrás comunicarte con muchas personas y no te perderás —Sus palabras sonaron sinceras, lo pensó bien y accedió completamente, no le vendría mal algo así.

    ...
    ...
    ...

    Alejémonos un poco de Kanto, estamos un a región algo cercana, podemos encontrar a una persona recostada en un árbol, es una agradable tarde, a lo lejos podemos ver como el sol se oculta en el horizonte poco a poco.

    El frío de la noche comenzó a hacerse presente aunque eso no impedía que el sujeto que reposaba en el árbol se fuera.

    Esa persona, un hombre de 23 años de edad jugaba con una pelota de plástico color rojo, la lanzaba arriba y hacia abajo arriba y hacia abajo y así sucesivamente, hasta que su momento de paz terminó cuando uno de sus amigos se acercó a el.

    Al notar la mala compañía sólo hizo gestos de desaprobación tal vez con la intención de ahuyentarlo pero no funcionó. —Disculpa que te moleste y antes de que me grites sólo te diré una cosa, necesitamos tu ayuda, esto no tiene nada que ver con entrenar o con los combates, créeme que te digo la verdad.

    Conocía bien a su amigo, sabía cuando mentía y cuando tenía problemas pero ahora mismo su ira lo cegaba, no captaba si en realidad todo era un chantaje o si en verdad era cierto todo lo que decía.

    —Oh... claro o me tienes lástima o eres un completo imbécil, déjame en paz.
    Su amigo no tuvo de otra, sabía que no podía discutir con el cuando se pone ebrio, así que decidió marcharse, no sin antes declarar una última cosa.

    —Fuiste invitado... ya varios aceptaron.

    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    Está historia continuará, espero los haya entretenido jaja. Dejen su comentario y crítica destructiva D:

    Ahora los capítulos serán más cartos, para que no tengan problemas al leer mucho >:D
    Salu2!!
     
    Última edición: 18 Octubre 2018
    • Me gusta Me gusta x 2
    • Gracioso Gracioso x 1
  8.  
    Kiwi

    Kiwi Beta-reader

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    379
    Pluma de
    Escritor
    Holi.

    Me tomó tiempo, pero por fin pude comentar.

    A pesar de que no siento mucho afecto por SM, me pareció correcta la forma en que planteaste la misión. Ash vuelve al principio para volver a andar el camino recorrido, esta vez como un pro y no el niño perezoso de OS. También me gustó que te acordaras del buen Pidgeot. Y MI QUERER VER A CHARIZARD CON UNA CHARIZARDITA Y.

    También me sorprendió que usaras a Leaf y le dieras una personalidad insegura. Es lo bueno de estos protas mudos, como no tienen personalidad puedes darles la que sea y queda bien. Y de momento... tengo serias dudas sobre los malos del fic. Me gusta que desde el principio manejes que la trama va sobre algo más que la Liga. Also, el hecho de que Ash y Leaf vayan por el mismo campeonato plantea dudas sobre si van a acabar peleando. Me gustan como ship.

    Sí hay faltas de ortografía. Y sí hay algunos problemas con la redacción, la mayoría derivados del descuido (como los diálogos, que no siempre queda claro quién dice qué). Pero en general, creo que tienes buen instinto. Hay frases, expresiones y diálogos que no parecen los de un novato.

    Échale muchas ganas, lo estás haciendo muy bien.
     
    • Adorable Adorable x 1
  9. Threadmarks: Capítulo 6: ¿Lo sientes?
     
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    120
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Última Aventura De Ash
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    2208

    La Ultima Aventura De Ash.



    Capítulo 6: ¿Lo sientes?




    Hola a todos amigos y amigas que leen este fic, Bienvenidos al tan tardado sexto capítulo de la saga (lol) espero y sigan disfrutando de esta gran historia que me a llevado muchos años escribir. En fin dejando lo filosófico a un lado debo informarles que me siento lo suficientemente inspirado así que es probable que publiqué un poco más rápido, otra cosa es que vayan preparándose para “cambio” de protagonista, me refiero a que varios capítulos no tratarán de Ash sino de otros personajes que serán muy importantes para la trama. Así que esperenlos :D
    Sin nada mas que decir los dejo con el capítulo, disfrutenlo.


    La vida no es justa ¿Verdad? Verás yo… no puedo cambiar el pasado… y ¿El? Nunca más verá el mundo con los mismos ojos.

    Fueron las palabras dichas por un hombre que comenzó a reír de una forma muy malévola, al perecer se encuentra sólo, nadie de momento lo está molestando. No duró mucho con su macabra risa, una llamada detuvo su diversión pero no necesariamente provocó una inconformidad, de hecho el esperaba esa llamada.

    —Hola, oye… sabes… —Hablaba con dificultad el emisor pues al parecer no encontraba las palabras exactas. —La mejor opción es trabajar contigo, puedo conseguir todo lo que quieras, puede… tomar un poco de tiempo.

    Se genero un pequeño silencio. Esperando… Cruzaron miradas, el emisor muestra un rostro serio mientras que el receptor sonreía, en ningún momento parecía que iban a discutir. De momento todo iba bien.

    —Debes de saber que… No estaré tan metido en tus planes, sólo te ayudaré con soldados y algo de tecnología, no me quiero… Involucrar en tu tan anhelada odisea… —Una vez más apareció ese silencio, ambos seguían igual. Uno serio y el otro sonriente. —Eso es todo… Adiós.

    La llamada había finalizado, una vez más, nada molestada al hombre, aunque como es de esperar alguien más llamo su atención, esta vez no es una llamada, al verlo, mostró una cara sería que a cualquiera intrigaría.
    Se trata de una persona, un joven, su consentido. Entro por la puerta automática e hizo acto de presencia, ambos se vieron las caras y la conversación fluyo por si sola.

    —Señor… No se como decirle esto —Es necesario decir que el no duró mucho viéndolo a la cara, su mirada se alejó de su jefe, miro el piso, pero… tomo valor y siguió hablando.

    —Escuché, se lo mucho que usted a hecho por mi, pero creo que es hora de separarnos —Su jefe abrió ligeramente la boca en señal de sorpresa.

    ¿Es obvio no? Aquel chico al parecer habla sobre su renuncia, no continuar trabajando para el, caminos separados, a pesar de ser el favorito, no se libraría tan fácil. Una última tarea basta.

    Al escuchar esas palabras del chico, dejo su sorpresa de lado para cambiar su mirada, esta vez, más serio y sus ojos, si alguien los viera puede que sienta miedo ante tales espejos que mostraban ira.

    —De acuerdo, esta bien… has trabajado duró todo este tiempo.

    Por lo visto se lo tomo con calma, a pesar de su cara, todo parece indicar que se irá por las buenas… o eso creyó…

    —Espera… antes de que te vayas, una última misión… no escaparas tan fácil amigo mío.

    El no quería más trabajos, ya era mucho lo que había hecho, cosas malas, cosas de las cuales se arrepiente, poco a poco lo ayudo a que el mundo experimentará a futuro un gran cambio.

    —Más te vale que realices este último trabajo, sino quieres que la haga sufrir.

    Los ojos del chico se abrieron de golpe, crujió sus dientes por la impotencia, pensó en… ella, la podrían lastimar, peor aún, podrían asesinar a toda su familia… estaba entre la espada y la pared. No había otra forma, en el fondo lo sabía, supo que no era tarea fácil zafarse de este tormento.

    —¡¡¡Lo haré señor!!! Solo… por favor, no la lastime. Haré lo que sea.

    —Tranquilo, tranquilo, esta va a ser la última vez que nos veamos. Afuera estará alguien que te entregara tu última tarea, esto es un adiós, fue bueno mientras duró, es una lástima.

    Los 2 muestran sentimientos muy distintos, uno es manipulador y su sola presencia hace que muestres mucho respeto hacia el. El otro… pues alguno puede sentir lástima por una “Marioneta” pues eso es lo que es o… era. Cabe mencionar que el jefe dejo de estar enojado, volvió con su típica sonrisa acompañada de un grito atroz.

    —¡LARGO DE AQUÍ! ¡MAS TE VALE NO VOLVER!

    —Si cumples, yo también cumpliré —Dijo el hombre cambiando su grito a un tono calmado pero en forma de amenaza.

    No es necesario una despedida digna, esto no es una empresa o algo por estilo, es más bien una organización criminal que no se compara con las ya conocidas. Por lo mismo es normal que nadie los conozca.

    De momento…

    Una vez terminado el choque, el joven salió de aquella “Guarida” Él no tiene compañeros o amigos de los cuales despedirse, solamente vio de reojo a 2 personas, un hombre y una mujer al parecer una pareja. Finalmente salió por la última puerta que lo separaba del exterior.

    Afuera… un lindo bosque, lleno de los característicos árboles y la basta vegetación. Antes de tomar su propio camino, un sujeto que vigilaba afuera le otorgó una carta.

    La tomo sin problema, no vio de cara al sujeto pues no lo veía necesario, ahora si… era momento de cambiar de rumbo, no sin antes… cumplir esa tarea con la cual se libraría por completo.

    Por ahora no leería lo que tiene escrito esa carta.

    Camino por unos minutos en el bosque, el clima comenzó a tornarse nublado cubriendo por completo el cielo y también al parecer la hora era tarde pues ya casi parecía anochecer así que mas oscuridad se hacía presente.

    Encontró un pequeño río en donde reposo y se lavó la cara para quitarse el estrés un poco, se puso de rodillas frente al río mirando su reflejo… ¿Qué refleja? Un joven chico de aproximadamente 20 años, cabello corto y rubio, ojos cafés y piel blanca.

    Se le notaba tristeza, algo de ira, y mucho cansancio. Un trueno causó un ruido muy fuerte que lo saco de su trance, varios pokemon voladores entre ellos Pidgey y Spearow salieron asustados de los árboles. Otros pokemon por el miedo se ocultaron en el bosque tal es el caso de uno que otro Rattata.

    El joven se levantó, la lluvia comenzó a caer besando su cara, su cuerpo rápidamente terminó mojado, aunque entre tanto líquido había otro que lo acompañaba. Lágrimas…

    Llorar, un sentimiento que representa tristeza extrema. Llorar sólo y en silencio… arrepentido tal vez.

    ¿Qué es lo que sentía en ese momento? Acaso…

    (MENTE) —Todo lo que hice, fue para sentirme orgulloso de lo que puedo llegar a hacer, de lo que puedo lograr por mi sólo, pero… no siento nada.
    Aún así… no pude salvar a nadie y lo único que logre fue ayudar a ese loco a que avanzará con sus planes.

    —Mi madre, mi padre, mi hermano…

    (MENTE) —Nadie de ellos… y ese hombre…¿Siquiera sabe cuáles serán las consecuencias? No tiene ni idea ¿Causará pánico a nivel mundial? De eso no hay duda. Y lo peor del caso es que nadie podrá detenerlo.

    En ese lapso mientras pensaba, sin darse cuenta ya estaba tirado en suelo, aún seguía llorando, golpeó el suelo con ambos brazos, no gritó en ningún momento… sólo… hacia lo que sentía.

    —Será el fin… todo lo que conocemos… se esfumara… todo cambiará… y… nadie nadie… recordará… QUE ALGUNA VEZ EXISTIERON…

    El chico se levantó, aún salían unas pocas lágrimas de su rostro, pero una vez de pie, empezó a caminar con destino desconocido.

    —Al menos… aún está ella, la protegeré a toda costa.

    Narrador: Mientras tanto cambiando de lugar, ahora mismo estamos en Ciudad Azafrán.

    Vemos a dos chicos saliendo de una tienda de electrodomésticos, son nuestros héroes Ash y Leaf quienes entraron para poder conseguir un PokeGear para el joven.

    Leaf salió muy emocionada pues ella es de las personas que le gusta compartir gustos y el artefacto es uno de esos, ahora su amigo puede comunicarse con cualquier persona del mundo. Sin previó aviso ella tomó el PokeGear de Ash y registro su número para que ahora en algún futuro ellos se puedan comunicar sin ningún problema.

    La reacción de Ash fue de pura pena, pero en parte se sintió feliz pues parece que el y la chica se convirtieron en grandes amigos.

    —Muchas gracias Leaf, ahora sólo tendré que registrar a mi mamá y al profesor Oak.

    —No hay de que, créeme que agradecerás el PokeGear —Dijo la chica Guiñándole un ojo.

    La llegada a Azafrán cuyo objetivo es para retar al líder de Gimnasio, termino en la búsqueda del artefacto tecnológico, ya lo hicieron, pero por cuestiones de tiempo ya no era posible entrar al Gimnasio pues este ya cerró, tendrían que esperar hasta mañana.

    No tuvieron de otra más que ser pacientes hasta el día siguiente. El cielo se torno oscuro con unas pocas nubes, tendrían que hospedarse en un Centro Pokemon para descansar.

    La naturaleza reclamó y un sonido de estómago dio a entender que alguien tenía hambre y ese alguien es nuestro Ash.

    —Uy… Lo siento pero es que… tengo hambre —Dijo Ash

    —Pika Pi… —Al parecer pikachu sufría lo mismo que su entrenador, un hambre feroz.

    —No se preocupen, hay varios restaurantes por aquí, vayamos a alguno yo también tengo algo de hambre. Después de cenar podremos ir al Centro Pokemon ¿De acuerdo? —Contesto Leaf

    Tanto el entrenador como su pokemon asintieron y una vez llegados al restaurante comenzaron a cenar. Algo ligero para que no les caiga tan pesado durante el día de mañana.
    Mientras Ash masticaba su pedazo de carne, volteó a ver un televisor que colgaba del techo del restaurante, al mirar lo que proyectaba llamo la atención de Leaf que también volteo a ver la T.V.

    Una notica muy interesante para ambos pues hablaban sobre La Liga Pokemon de la Región Hoenn.

    —Próximamente se celebrará la tan ansiada Liga Pokemon, donde se estima, se tendrá la mayor cantidad de participantes en los últimos años, esta será una Liga muy larga según recalcan los líderes de Gimnasio.

    —¿Qué tipo de entrenadores nos encontraremos? Algunos ya se hicieron de buena fama, uno de ellos en especial es el que a dado mucho de que hablar, vamos con mi compañero para los detalles.

    —Así es Esmeralda, las cosas se pondrán muy difíciles para aquellos que será su primera vez en una competencia así. Pero ¿Por qué tanta intriga sobre este misterioso entrenador? Pues verán, escuchen bien.

    Ash y Leaf olvidaron por completo que estaban comiendo, se concentraron totalmente en lo que se decía en la T.V y más con la noticia de que hay un entrenador que causa miedo a los demás.

    Este entrenador a lo largo de todos los gimnasios no a dado a conocer su nombre, al parecer quiere mantenerlo en secreto, pero eso no es lo espectacular pues el se llevó la fama de arrasar con sus oponentes, ni siquiera los líderes le han hecho frente, ellos dicen que es alguien muy experimentado en los combates y con un inmenso poder.

    Su vestimenta se caracteriza por un short negro, zapatos deportivos negros y una playera negra con tono morado, algunos líderes mencionaron que es un gran estratega pero cuando se trata de fuerza bruta sus pokemon son increíbles y más su pokemon principal que es de tipo eléctrico.

    —Wow increíble ¿Verdad? La Liga Pokemon de Hoenn será genial y es curioso que sus fechas sean similares con la Liga de Kan…

    —¿Escuchaste eso Ash? ¡Es increíble! —Dijo Leaf muy alegre colocándose frente a Ash.

    —Lo es, es fabuloso... la Liga Hoenn

    Ash comenzó a recordar cuando el mismo había participado en esa región, fue un momento único, también pensó sobre su próximo rival, al final de cuentas el que gane en esa Liga tendrá derecho a participar en la Liga de Campeones, se tendrán que ver las caras en un futuro.

    Eso fue motivo suficiente para lograr vencer en Kanto, ahora nuestro héroe tiene más ganas de llegar a la cima… y nada lo detendrá.

    Terminaron de cenar, se dirigieron al Centro Pokemon, durante el camino no dejaron de platicar sobre aquel misterioso entrenador. Al llegar y pedir cada quien un cuarto se despidieron para cada quien descansar.

    —Buenas noches Ash, mañana tendremos que vencer —Dijo Leaf bostezando mientras hablaba.

    —Buenas noches Leaf, prepárate —Contesto nuestro héroe.

    Una vez adentro, se tiro a la cama para reposar, antes de llegar al sueño se quedó pensando que pokemon usar contra La líder de Gimnasio, si no mal recuerda se trata de la maestra Psíquica Sabrina. Finalmente quedó dormido con pikachu aún lado suyo.

    Mañana les esperaría un reto más.
     
    Última edición: 18 Octubre 2018
    • Me gusta Me gusta x 2
  10.  
    PokemonAsh

    PokemonAsh Iniciado Viudo de Cemzoo

    Aries
    Miembro desde:
    23 Julio 2018
    Mensajes:
    33
    Buen trabajo, llevo el primer capítulo y me impresionó bastante, ¿será que Ash tuvo una premonición de ganar la Liga de Campeones? :o
    Por otro lado, unos cuantos errores ortográficos pero de reojo puedo ver que has estado mejorando bastante, sigue así.
    ¡Saludos!
     
    • Adorable Adorable x 2
  11.  
    Kiwi

    Kiwi Beta-reader

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    379
    Pluma de
    Escritor
    :cref:

    Por fin puedo ponerme a leer otra vez, y me alegra que hayas recuperado la inspi justo cuando el fanfic empezaba a agarrar vuelo. En este capítulo hay dos cosas que llamaron mucho mi atención: la primera es el chico misterioso que es un criminal (quién sabe dónde, su descripción me suena pero aún no sé...) y el misterioso entrenador patea-traseros de Hoenn. Que tal y son el mismo(?)

    Te quedó muy bien la parte depresiva de chico criminal y genera un fuerte sentimiento de angustia por él, y de intriga por lo que planea nuestro villano, que parece ser algo muy turbio y capaz de envolver a todo el mundo.

    También me está gustando el chip entre Ash y Blue, seguramente tiene algún nombre pero no sé de esas cosas. Me agrada ese contraste entre blanco y negro con la historia seria y la historia tranquila que vas manejando ahora, y tengo curiosidad por cómo les va a ir en el gimnasio azafrán, porque Sabrina es una de las líderes que Ash no pudo vencer.

    Vas bien Abis. Sigue así.
     
    • Adorable Adorable x 1
  12. Threadmarks: Capítulo 7. Parte 1
     
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    120
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Última Aventura De Ash
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    3414
    Hola a todos como ya todos están acostumbrados es mi turno de contestar comentarios así que aquí voy:
    Muchas gracias por darle una leída en serio te lo agradezco, veamos que tal te parece cuando este super avanzada la historia y tranquilo el desempeño de Ash no te decepcionara, si, algunos errores tengo pero poco a poco he ido mejorando, una vez más muchas gracias :D

    Hola mi fiel amigo kiwi, en esta ocacion te diré que te equivocas así que espera lo mejor (?)

    Bueno haber que te parece este capítulo lleno de pura acción espero lo disfrutes y si, casi parece que lo estoy shipeando a los Loquillos estos xD
    Muchas gracias por seguir leyendo y comentando :D

    La Última Aventura De Ash.


    Capítulo 7: Tu Puedes… Parte 1




    Hola a todos chicos y chicas, bienvenidos al séptimo capítulo de mi primer Fanfic, aun no puedo creer que haya llegado tan lejos. Ejem… dejando de lado lo bonito que se siente, hay que informarles de una cosita, en el capítulo pasado les dije que poco a poco Ash dejará de ser el protagonista (de momento) puede y recalcó que PUEDE este ser (momentáneamente o.o) el capítulo donde dejaremos de ver por un tiempo a nuestro héroe. Llegó la hora de darle el protagonismo a los otros personajes que conforman esta historia. Prepárense y tranquilos el volverá, sólo que ya va siendo hora de hacer brillar a los otros. Sin nada mas que decir: DISFRUTENLO!!!



    Es una linda noche en Ciudad Azafrán, el clima es de lo más agradable, el aire algo fresco pero nada de lo cual molestarse. En la ciudad, algunos edificios permanecen con sus luces encendidas, tal es el caso del centro Pokemon, hablando de este último, hay que mencionar que en este momento ahí es donde se hospedan nuestros héroes Ash y Leaf quienes después de cenar se dirigieron a descansar en una de estas construcciones para el público en general.

    La luna mostraba un poco más de la mitad de su cara, su brillo color blanco no era tan fuerte, era suficiente para revelar a una persona que se escondía entre los árboles armando una tienda de campaña, ese sujeto es el Espía que vigila desde lo lejos a la compañera de Ash. Al parecer también se dispone a dormir, pero algo alejado de la ciudad.

    Mientras tanto Ash en su respectivo cuarto aún no encontraba la forma de conciliar el sueño, algo lo mantenía despierto y no era otra cosa más que la batalla que tendría mañana contra la líder de Gimnasio.
    No eran nervios, ni mucho menos miedo, sino… emoción… estaba emocionado, como cuando estas apunto de terminar las clases para empezar las vacaciones o cuando es la hora de tu paga después de tanto trabajo, algo similar es lo que sentía.

    Como sea, el cansancio le cobró factura y finalmente terminó dormido, el siguiente día le espera un feroz combate.

    El sol salió, eran aproximadamente las 11:00 AM Leaf ya había despertado y desayunado, ahora mismo ella realiza una llamada con el profesor Oak, pues ella pidió que le dieran a uno de sus pokemon Via Pc. En Lo que todo eso ocurría, alguien o mejor dicho, Ash despertó de golpe haciendo volar a Pikachu de la cama.

    —Lo... Lo siento Pikachu —Dijo mostrando una risa nerviosa —Bien, es hora y se perfectamente a quien usar en la batalla.

    En la planta baja del centro pokemon Leaf recogía a su Pokemon, no tardaba mucho en irse de ahí para ir al gimnasio, sólo esperaría a su amigo.

    —Y ¿Como va todo Leaf? ¿Te estas divirtiendo en tu viaje? —Pregunto el profesor.

    —Claro que si, a sido mejor de lo que pensé, además alguien me esta acompañando.

    El profesor abrió un poco más sus ojos, y mostró una sonrisa que demostraba felicidad por la chica, el sabe muy bien que acompañado se disfruta más de una aventura Pokemon.

    Antes de que pudiera preguntar de quien se trataba, ese “Alguien” bajo las escaleras de manera muy brusca y rápida, como es de esperarse este cayó directo al suelo junto con pikachu en su espalda.

    —Ay Ash… —Leaf reaccionó un poco burlona hacia su amigo —¿Por qué tanta prisa?

    El joven se levantó sin mucho esfuerzo, la caída no fue la gran cosa, una vez de pie camino hacia Leaf y se percató de la llamada que tenía con Oak, este último no se imagino que la chica era acompañado por nuestro héroe.

    —Este mundo es demasiado pequeño, no me la esperaba para nada, Hola Ash ¿Como estas?

    —Hola Profesor, estoy bien, al parecer ya conoce a Leaf —Dijo el joven —Antes de que se me olvidé profesor, podría por favor registrar mi Número de Poke Gear y también dárselo a mi mamá, así podré estar comunicado con ustedes.

    La chica en su mente se sintió bien en ese momento, gracias a ella ahora su amigo puede llamar a su mamá las veces que quiera, no tendrá que estar en un Centro Pokemon para hacerlo. Se siente bien ayudar, es lo que pensó.
    Paso el tiempo… se despidieron cada quien del Profesor Oak y ambos salieron del Centro Pokemon para dirigirse al Gimnasio de la ciudad. La entrenadora de blusa azul comentó acerca de la tan famosa maestra psíquica de la ciudad.

    —Muy bien Ash, prepárate… Sabrina no será fácil de vencer, es conocida como la maestra Psíquica y como debes de suponer ella…

    —Usa Pokemon de tipo Psíquico —Dijo Ash terminando la frase de su amiga.

    —Así es, muy bien —Contesto Feliz —Algunos entrenadores en la mañana me contaron que su debilidad son los tipo Siniestro o como yo los llamo “Los oscuroooos” —Dijo Leaf tratando de imitar a un monstruo.

    Ambos rieron, hasta que… se toparon de frente con el Gimnasio, los dos miraron fijamente el lugar estando dispuestos a enfrentar lo que sea que se les presenté.

    El que tomó el primer paso fue Ash, abrió las puertas del edificio y una vez adentro se percataron que era algo oscuro pero una luz iluminaba casi toda la zona del campo de batalla, el lugar de donde provenía esa luz era en un sillón individual color rojo, junto a este se hallaba una muñeca pero nada mas.

    Parece que no hay nadie más, puede que este ocupada, fueron los pensamientos de nuestros héroes que buscaban con la vista algún rastro de vida. Caminaron hasta el sillón pero nada que les diera una pista de donde se encontraba la tal Sabrina.

    —Que raro, no hay nadie aquí pero el Gimnasio está abierto —Comentó Ash.

    Miro detenidamente la muñeca, le trajo unos recuerdos borrosos, en los momentos cuando el hace unos años se enfrentó a la poderosa Psíquica, recordó que el combate nunca tuvo un final en si y que por alguna extraña razón recibió la medalla, no pudo hacer otra cosa más que sonreír por recordar ese momento.

    Se percató que su amiga la miro algo preocupada —No te preocupes, recuerda que yo antes viaje por todo Kanto, son… es… nostalgia —Dijo el joven.

    Un ambiente silencioso nada prometedor se hizo presente, Pikachu se puso serio pues al parecer sentía que algo iba a pasar, su entrenador también tuvo esa sensación y finalmente ocurrió, un viento sopló y de la nada dos siluetas se formaron cerca del sillón, esas 2 siluetas, uno es un Pokemon y la otra una persona.

    —¿Pero que? —Dijo Leaf sorprendida.

    Finalmente ambas siluetas hicieron acto de presencia, al parecer era el movimiento teletransportación, ahí estaban… Sabrina la hermosa líder de Gimnasio de Ciudad Azafrán junto a su Pokemon Kadabra.
    Sabrina miro fijamente a ambos entrenadores, sabía perfectamente que querían retarla para conseguir la Medalla Pantano, se posicionó del otro lado del campo de batalla, camino de manera muy tranquila haciendo movimientos con sus brazos como si se tratará de una danza.

    Una vez que se colocó en ese lugar miro nuevamente a cada uno de nuestros héroes, esos ojos enamorarían a cualquier hombre, incluso puede que meta miedo a otros, esa mirada tan penetrante de Sabrina… su intención es simple, probar el valor de los entrenadores que venían a su gimnasio, con eso puede calificar su fuerza de voluntad y su experiencia en combate, de esa forma puede tener una batalla balanceada.

    La primera víctima de su mirada fue Leaf, Sabrina la observo… depende de como reaccionará la chica determinaría la fuerza que la líder tendría que usar, después de todo la mirada es una ventana hacia la mente de la persona.

    ¿Cómo reaccionó Leaf? Sencillo… al principio si le planto cara pero después quiso desviar la mirada y nuevamente la miro pero esta vez sin esa intensidad que mostró al principio, es como si… tuviera miedo o tal vez otra cosa.
    Para la líder de Gimnasio no fue sorpresa, para ella eso fue de esperarse y pensó que sucedería lo mismo con el otro entrenador.

    Y el choque ocurrió, miro fijamente a nuestro héroe… ambas miradas... tuvieron una batalla… se veía en los ojos de Ash mucha energía y determinación, también… mucha fuerza.
    Los 2 aparte de una mirada desafiante, también sus rostros tenían un enfoque serio, aún sin decir una sola palabra pareciera que dijeron mucho y esto lo noto Leaf, con eso se dio cuenta de lo fuerte que es Ash. Sabrina se concentro aún más… quería ver si podía intimidar al chico pero no lo logró.
    Por un ligero momento observo dentro de el, un aura oscura… junto con… un remolino de emociones pero desapareció al instante, eso fue muy raro, después vio algo que no pudo comprender, como si fuese una ligera fuerza pero al igual que lo anterior, desapareció instantáneamente.

    Sabrina salió de su trance cuando el joven mostró una sonrisa y saludo —Es bueno volver a verte Sabrina espero aún me recuerdes —Dijo Ash rompiendo el momento que parecía eterno.

    Algo dentro de ella ya le había advertido que había algo familiar con ese chico, no fue difícil darse cuenta que ya lo conocía, su memoria rápidamente hizo su trabajo y recordó a aquel entrenador del Pikachu en su hombro.

    —Perdón si llego tarde, el edificio de al lado quiso un combate para quedarse con mi título de líder de la ciudad… pero ya me encargué de ellos —La bella Sabrina finalmente había hablado y sus palabras demostraban una gran madurez, una gran inteligencia y buenos modales. Una gran mujer.

    —Supongo que quieren pelear contra mi —Dijo Sabrina y ambos entrenadores se veían listos —Bien, aceptó su desafío… pero yo elegiré quien peleará primero —Agregó la líder.

    Lo pensó por un momento y volteó a ver a su Kadabra quien asintió, estaba decidido su oponente sería la chica.
    —Tu —Apunto hacia la chica —Serás la primera, las reglas son simples, yo usaré un pokemon mientras que tu puedes un máximo de 2, no hay tiempo límite y no puedes cambiar de Pokemon.

    Leaf se posicionó de lado opuesto del campo de batalla mientras que Ash se colocó algo lejos para darle su espacio.

    —¡¡¡Vamos Leaf tu puedes!!! —Pika Pika —Fue lo que gritaron sus amigos para apoyarla.

    —Empezamos con esto… Ve Kadabra —El Pokemon que portaba una cuchara en la mano se puso frente a su entrenadora esperando a su rival.

    —Llego la hora, nosotros podremos… Vamos Poliwhirl —Un pokemon de tipo agua salió a escena listo para ayudar a su entrenadora. Sólo era cuestión de quien atacaba primero o más bien quien tenía la iniciativa de hacer el primer movimiento.

    La paciencia de Sabrina hizo que Leaf tomará la iniciativa y dio el primer ataque siendo este un Chorro de Agua que fue lanzado a gran velocidad hacia el pokemon rival.

    Fácilmente fue esquivado por Kadabra sin necesidad de ser alertado por su entrenadora. Poliwhirl no se sorprendió del todo, fue un ataque fácil de esquivar pero no se rindió, siguió atacando con Chorro de Agua, uno tras otro sin parar.

    La líder de Gimnasio de estar concentrada paso a estar relajada, no sintió problema alguno en esta batalla, sin aviso alguno su Pokemon siguió evadiendo sin ningún problema todo lo que le lanzaban. No es de extrañar que Sabrina ya sentía la victoria, sólo es cuestión de querer hacerlo.

    Leaf aún no entra en desesperación pero esta apunto de, comenzó a tomar las cosas con más calma, sino funciona su estrategia de distanciarse pues es obvio que tiene que hacer un cambio, lo pensó muy bien y tal vez ir a la yugular servirá.

    (MENTE) —Veamos… los tipo Psíquico no tienen buena defensa física así que aprovecharé eso pero si falló estaré en problemas, me arriesgare.

    —Poliwhirl usa Chorro de agua otra vez y después Golpe Cuerpo.

    Kadabra ya estaba listo para defenderse, esquivó de nueva cuenta pero al instante recibió la tacleada del pokemon acuático pero lamentablemente para este último fue como meterse a la boca del lobo. La mujer al parecer se comunicó mentalmente con su pokemon dándole la orden de usar el movimiento premonición, con eso pudo evitar todo tipo de daño y se anticipó ante todos los ataques.

    —Psicorrayo… —Una sola palabra separa la victoria y la derrota, eso lo sabe bien Sabrina quien decidió terminar con esto lo más rápido posible. Kadabra generó ondas Psíquicas que dieron de lleno al pokemon de la chica, todo parecía perdido.

    Poliwhirl cayó inconsciente en el suelo totalmente debilitado… o eso parecía pues para la impresión de Leaf y de incluso Sabrina este se levantó a duras penas, se notaba el sufrimiento en el pero también el deseo de no decepcionar a su entrenadora.

    (MENTE) —Tu pokemon es fuerte Leaf, pero aún es muy temprano para ti, si sigues entrenando llegarás a ser una gran rival —Fue lo que pensó Ash de su desempeño en batalla, novata claro que si pero con un toque único… curioso.

    —Po.. Poliwhirl ya no puedes resistir más detente por favor —Dijo la chica preocupada, pero no duró mucho al ponerle atención a la líder.

    —Bueno acabemos con esto, Kadabra hazlo.
    Al instante y sin previo aviso el pokemon Psíquico uso el movimiento Teletransportación repetidas veces con la intención de marear y acercarse a su rival y lo logró, nuevamente cara a cara y por última vez, una onda Psíquica lo hirió esta vez dejando al pokemon de Leaf completamente debilitado.

    —Muy bien Kadabra —Agradeció la líder para después dirigirse a la chica —Bien debo admitir que tu pokemon tiene un espíritu fuerte, y la verdad fue interesante ver su determinación por seguir luchando… te queda un pokemon, veamos todo lo que tienes —Terminó de hablar la maestra Psíquica.

    Me queda un sólo pokemon pensó la chica, pero aún tiene una probabilidad de ganar y no es cualquier pokemon el que le queda, su inicial con el que comenzó su aventura, el que más tiempo a estado con ella. Esas cosas llenaron de confianza a Leaf, tuvo de nuevo las fuerzas para luchar y junto a Charmeleon lo lograrán.

    Antes de lanzar la Pokebola, la chica volteo para ver a Ash, tal vez para poder recibir algunas palabras de aliento, lo que recibió fue una cálida sonrisa junto con unos gritos de ánimo por parte de Pikachu. Eso le demostró que todo iba a estar bien y que debe dar todo de si. Con los ánimos recuperados la entrenadora mandó a su pokemon inicial a la batalla.

    —Charmeleon —La pre evolución de Charizard apareció listo para pelear, tanto su mirada como sus llamas demuestran la gran energía que tiene este pokemon.

    Observo a Kadabra y no pudo evitó gruñir para intimidar un poco a su rival, lástima que el pokemon de Sabrina es alguien experimentado y que no es alguien fácil de vencer.

    —Empezamos… Inicia con ¡Ascuas! —La pequeña bola de fuego tomó gran velocidad pero Kadabra pudo esquivarlo gracias a su teletransportación, sino fuera por eso hubiera recibido el ataque.

    —¡Sigue Lanzando Ascuas! —Grito Leaf

    Uno tras otro, cada movimiento de fuego que realice Charmeleon, Kadabra lo evade, lo peor del caso es que a ese ritmo el pokemon de fuego se cansara y el otro tendrá mucha ventaja, había que realizar un plan y rápido. Pero… si no logra hacer una estrategia a tiempo su rival lo hará primero.

    El pokemon Psíquico uso su Psicorrayo alertando a Charmeleon que por puro instinto lo esquivo, ahora es turno de Sabrina para atacar. Esto puede ser peligroso pensó Leaf. —Usa Pantalla de humo a tu alrededor.

    Una gran nube color negro rodeó a Charmeleon, con esto sería más difícil atinar un golpe o por lo menos eso pensaba… (MENTE) —¿Ya te diste cuenta?... así es, es casi igual que su entrenadora pero más temperamental, primero tenemos que sacarlo de sus casillas, desesperarlo.

    —Los entrenas bien… sólo te falta tener más autoestima, ellos son tu reflejo —En el fondo la líder le quiso dar una pequeña ayuda, dándole una que otra recomendación.

    —Re… ¿Reflejo? No lo entiendo —Dudo la chica

    —Sencillo, sólo mira —Dijo Sabrina apuntando al humo donde se supone esta Charmeleon, Leaf volteo y se quedó algo sorprendida.

    Su pokemon ya estaba afuera del humo y se le noto muy pero muy molesto, sus llamas ardían más, al parecer quería pelear y no quedarse esperando. No pudo resistir más y se lanzó directamente contra Kadabra con su Garra Metal, ahora mismo no escucharía a nadie.

    Atacaba sin cesar, no se detenía por nada el mundo, su mente sólo se preocupo por pelear y no dejar de hacerlo. Aún no acertaba un solo golpe y su desesperación lo cegaba cada vez más, hasta que empezó a cansarse.

    —Cha… Charmeleon no hagas eso, concéntrate, somos un equipo, tu no eres así —Se le noto la preocupación en su tono de voz —No, no entiendo.

    Algo dentro de Ash se le hizo muy familiar como si ya hubiera visto y vivido eso antes, se sintió mal por su amiga tal vez era inevitable la derrota, aunque por un momento hubo un rayo de esperanza, en el campo de batalla Charmeleon le hizo una buena jugada a su oponente.

    —Eres muy listo amiguito —Dijo Sabrina de forma muy seca.

    Charmeleon al parecer se lanzó con Garra Metal pero en el momento que Kadabra se Teletransporto logró lanzarle un ataque de fuego que lo dejo aturdido y después conectó varias Garra de metal, finalmente logró hacerle daño, aún así, no es suficiente para vencerlo.

    —Ya es suficiente… Kadabra acércate a el —Al instante el pokemon se puso frente con su oponente asustándolo un poco —Hipnosis… —La cara de Leaf lo dijo todo. El pokemon de fuego quedó tirado en el suelo completamente dormido.

    Su agresividad causó que al menos su pokemon pudiera defenderse, cualquiera diría que se comportó como si estuviese en estado salvaje.

    —Tu decide, te rindes o acabo con el —Recalco la líder quien ahora tenía todas las de ganar, mantuvo su tono seco y mirada sería mientras mira la reacción de Leaf.

    La chica no quiso hacer sufrir a su amigo, hizo lo más inteligente y guardo a su Charmeleon en la Pokebola pues al final de cuentas es la decisión más lógica y segura, de lo contrario demostraría un poco de inmadurez y terquedad.

    —Has perdido… —Dicho eso la entrenadora no tuvo de otra más que dejarle espacio al siguiente retador.

    —Peleare contigo las veces que sean necesarias —Dijo Sabrina llamando su atención —Puedes mejorar sólo no te rindas —Agregó con una sonrisa en su rostro, sus palabras eran sinceras.

    Tal vez sean modales o quizá no era suficiente pero Leaf lo tomo bien, es su segunda derrota en un Gimnasio, la primera fue con el primer líder a quien enfrentó. Le devolvió el gesto a la dama y se percató de Ash, le quiso mostrar su mejor cara para evitar sentirse “humillada” lo intentó, eso es lo importante aunque todo mundo sabía que en ese momento se sentía triste y frustrada por perder. Y más por el hecho de sentir que ella tiene toda la culpa, lo dejo de lado, ahora tiene que apoyar a su amigo.

    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    Ahora es el turno de nuestro héroe… ¿Podrá vencer a Sabrina? Con gran determinación se colocó frente a su rival. Llego la hora de Ash vs Sabrina.
    *Eso lo veremos en la parte 2*
    CONTINUARÁ...
     
    Última edición: 18 Octubre 2018
    • Adorable Adorable x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  13. Threadmarks: Capítulo 7 Parte 2
     
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    120
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Última Aventura De Ash
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    3292

    La Ultima Aventura De Ash

    CAPÍTULO 7 Parte 2.




    La chica cabizbaja camino hacia su amigo, se puede notar su tristeza desde lejos, y Ash sabe que no puede dejar las cosas así, como buen amigo debía darle ánimos. El caso de Leaf es parecido a su antigua compañera May, trataría de hacer lo mismo.

    —Lo hiciste genial Leaf, no se si lo notaste pero tus Pokemon pelearon por ti, te aprecian y es su forma de agradecerte —Se acercó más a la chica para decirle una última cosa —Tu puedes, se que puedes —Después de eso ahora Ash se preparó mentalmente para pelear, después de tanto tiempo era hora de saldar cuentas.

    Leaf dejo de lado su pequeña depresión, se tranquilizo un poco, logró separar sus emociones para darle ánimos a su amigo, ella así como puede sentirse mal, en un instante puede cambiar de actitud, es de las que piensa que las cosas suceden por algo y una derrota no la detendría. Además será interesante ver un combate entre entrenadores expertos.

    Llego la hora, una vez que el joven se colocó en el respectivo lugar, su fiel Pokemon bajo de su hombro para colocarse justo al lado de su entrenador. Se miraron y ambos mostraron una sonrisa, después Ash espero a que Sabrina estuviera lista.

    —Kadabra regresa… —Creo que para el tendré que usar más poder —Ve Alakazam —No es sorpresa para nadie que la sola presencia de ese pokemon impone respeto y algo de miedo, 2 cucharas … una en cada mano, el poder es grande en el.

    Pero nuestro héroe no se intimidaria tan fácil, mostró una cara sería y lanzó su pokebola. El combate finalmente iba a empezar. Sabrina se sobresalto, sus ojos se abrieron un poco al observar a su oponente, pues este es un pokemon que sólo ha visto en televisión y vídeos, aún así ella está consciente de a que se va a enfrentar.

    La estrella de Telesia, el grande y orgulloso Pokemon de Tierra/Siniestro… el fabuloso Krookodile hace acto de presencia en el campo de batalla. Su grito impuso mucho respeto y poder, esta será una verdadera pelea.

    —Las reglas son simples, no hay límite de tiempo, no se permiten objetos, un pokemon para cada quien… y… que sea divertido —Fueron las condiciones que Sabrina impuso, en su mente se sentía emocionada, no se contendrá contra nuestro joven entrenador.

    —Empecemos, Alakazam usa Psíquico

    —Llego la hora Krookodile —Se expreso emocionado por la pelea —Esquívalo y usa ¡Roca Afilada!

    Las 2 órdenes se siguieron al pie de la letra, el Pokemon de Ash esquivo como era de esperarse y la gran Roca Afilada tuvo el mismo destino que el ataque Psíquico. Ninguno tiene ventaja sobre otro de momento.

    —¡Usa Garra Dragón! —Ordenó Ash y Krookodile preparo sus garras las cuales tomaron un color verdoso y se lanzó para dañar a su oponente.

    —Mal movimiento… Contraataque —Ahora si estaban en problemas, Alakazam sólo espero el impacto para después usar su movimiento que fue un golpe duro para Krookodile.

    —No espere ese movimiento, bien en ese caso. Utiliza Roca Afilada de nuevo
    Una vez más los pequeños fragmentos de roca con forma puntiaguda fueron directo al Pokemon Psíquico quien sin problemas las esquivo.

    —No dejes de atacar Krookodile —Dijo Ash quien ya tiene una estrategia planeada.

    Los proyectiles no paraban, unos tras otros, la intención es simple pues con ese ataque distrayendo a su oponente, el tipo Siniestro poco a poco se iba acercando para estar cara a cara con Alakazam. Sabrina se dio cuenta de esto y para no hacerlo más complicado dio la orden de usar el movimiento Psíquico con el cual sería más fácil controlar las pequeñas rocas y a su vez estar listo para el Contraataque.

    Una vez que estuvieron demasiado cerca Sabrina sólo espero una acción de Krookodile.

    —Ahora Excavar —¿Qué? Fue la reacción de la líder, al igual que Ash ella no espero ese movimiento, al parecer ambos tienen varias sorpresas.

    Y como un misil despegando, el Pokemon de Ash salió del suelo para darle un buen golpe a Alakazam, Ash felicito a su amigo por su desempeño y de igual forma Pikachu con sus gritos daba ánimos a sus compañeros. Veamos como se mantiene al margen o veamos como Sabrina logra remontar esto.

    Leaf observo desde su lugar todo lo que ocurría, se sorprendió por la facilidad de Ash para crear estrategias pero a la vez se impactó por la fuerza de la líder de Gimnasio, al parecer aún le faltaría mucho para poder vencerla y estar a la par. Aún así no pudo evitar emocionarse por el combate que estaba presenciando.

    Los siguientes movimientos fueron los mismos, usar repetidamente Roca Afilada para acercarse y Psíquico para evitar ser golpeado por esas piedras filosas.

    —Una vez más Krookodile Excavar.

    —Ya lo esperaba —Interrumpió Sabrina con una sonrisa confiada dejando con duda a nuestro héroe.

    Pues Krookodile al ocultarse bajo tierra, Sabrina le dijo a su pokemon que usará Paz mental… un movimiento que incrementa mucho el poder de Alakazam.
    Ahora es más fuerte y fue fácil notarlo pues cuando su rival salió para golpearlo, pudo anticiparse y no salir herido.

    Sabrina feliz y Ash un poco frustrado apretando sus dientes, ninguno sedería tan fácil, puede que esto se defina tanto por inteligencia como por poder.

    —Utiliza Psíquico y hazlo levitar —Ordenó Sabrina con tono serio.

    Gracias al aumento de sus poderes, Alakazam pudo sin mucho esfuerzo levantar a Krookodile quien reaccionó un poco asustado y desesperado por querer bajar.

    —¡No te asustes! —Esa voz, su entrenador le daba palabras de aliento para no perder el control, Krookodile volvió a estar concentrado y listo para pelear —Desde ahí Lanza tu Roca Afilada —Dijo Ash y su Pokemon a pesar de estar lejos del piso realizó dicho ataque dando de lleno a Alakazam quien gritó por el dolor.

    Al recibir dicho ataque dejo de controlar a su oponente, la gravedad hizo su trabajo y Krookodile se dañó un poco con la caída y comenzó a cansarse.

    Sabrina hizo un quejido, esta siendo más difícil de lo que pensó pero no por eso dejaría de pelear, de hecho en el fondo se está divirtiendo mucho, sólo que no lo mostraba físicamente. —Recuperación… —¿Escucho bien? Ahora el Pokemon Psíquico recuperó algo de sus energías.

    —No es momento de rendirse, no nos rendiremos ¿Verdad amigo? —Dijo Ash y su Pokemon asintió ante la pregunta.

    —Prepárate Sabrina aún no damos todo de nosotros —Después de decir eso Krookodile se acomodó mejor sus lentes y volvieron sus ánimos, el quiere ganar este combate.

    —Demuestra todo lo que tienes usa Garra Dragón —Su pokemon fue a toda velocidad contra su adversario.

    —Eso otra vez… Alakazam Contraataque ¿Pero que?… —En ese momento fue sorprendida pues Krookodile no uso su movimiento sino más bien se puso detrás de su oponente, fue un engaño y ahora le daría un golpe letal.

    ¡¡¡TRITURAR AHORA!!!

    Esto es malo para Sabrina, ella creyó que usaría la Garra Dragón pero no fue así, su oponente simplemente fingió que atacaría y ahora sufrió las consecuencias, un tremendo movimiento súper efectivo daño a su Pokemon.

    —Oh no —Dijo preocupada —Aléjalo de ti usando Psíquico —Ash no se la esperaba, creía que con eso seria suficiente para vencerlo, rápidamente Alakazam algo desesperado lanzó lejos a Krookodile mandándolo a volar con sus poderes.

    —Estuvo cerca, rápido Alakazam Recuperación —Sabrina dio un pequeño suspiro pues casi era derrotada.

    —Casi amigo… ¿Eh? —Ash observo a su Pokemon y noto que ya se encuentra más herido y algo más cansado, a este paso perderán si siguen dejando que Alakazam se recupere y aumente sus poderes Psíquicos.

    Pikachu comenzó a preocuparse y no muy lejos Leaf se puso un poco nerviosa, su corazón latía más rápido y le temblaban las manos, en pocas palabras le emocionaba la batalla.

    También dentro de su cabeza confirmó que aún teniendo ventaja de tipo no significaba una victoria segura, además ese movimiento paz mental si que aumenta de gran manera los poderes de los Pokemon Psíquico, casi parece que si le afectan gravemente al pokemon de Ash.

    Krookodile volvió a ponerse de pie este no era el momento de rendirse. —Necesitamos un poco más de poder, Vamos amigo si tu no te rindes yo tampoco lo haré.

    —Paz mental —Ordenó la líder al ver lejos a su rival, ahora es más que peligroso recibir un ataque de Alakazam, puede que ya no resista uno más debía pensar bien las cosas.

    —Vamos… No debemos rendirnos amigo, por todos nuestros amigos, por todos los Pokemon que no están aquí… ellos confían en ti, yo confío en ti… se que tu puedes… se… se… que…

    ¡¡¡TU PUEDES!!!

    Krookodile dio un gran grito y después con sus patas hizo un gran pisotón en el suelo y volvió a gritar con esa intensidad que lo caracterizaba, esto generó un temblor que poco a poco se intensificaba.

    —Acaso eso es… —Dijo Leaf

    —El movimiento Terremoto —Termino Sabrina —Oh no esto es malo —El Terremoto Daño gravemente a Alakazam quien no pudo reaccionar ante eso.

    —Vamos Ya Krookodile es ahora o nunca. ¡¡¡Usa Triturar!!!

    —No.. -Dijo con irá Sabrina —Usa Psíquico con todo tu poder Alakazam
    El Pokemon de Ash uso sus últimas energías y corrió a toda velocidad enseñando sus dientes y una vez de frente ambos ataques chocaron uno con otro. Ese fue el último ataque de ambos…

    Krookodile salió volando quedando tirado en frente de su entrenador. Ash lo miro y después volteo a ver a Sabrina la cual estaba con la boca abierta y sorprendida pues Alakazam se encuentra tirado en el suelo completamente debilitado, sus ojos en espiral lo confirmaban.

    Luego Krookodile intentó ponerse de pie y cayó al suelo pero uso todas sus fuerzas y a duras penas se levantó para Gritar en señal de victoria.

    —¡Ash ganó! —Grito Leaf emocionada por su amigo y no evitó aplaudirle a ambos entrenadores por dar ese magnífico espectáculo.

    —Ganamos… lo logramos amigo, si lo logramos, ¡Genial! —Dijo Ash muy emocionado, abrazo a su pokemon y Pikachu brinco encima de ellos para celebrar, fue una lucha dura pero al final ellos se alzaron con la victoria.

    Sabrina dejo de estar sorprendía para después ponerse feliz por el joven, guardo a su fiel Pokemon en su respectiva pokebola agradeciéndole por ayudarla en la batalla. Después de eso se acercó a nuestro héroe, Leaf también se acercó.

    —Lo lograste Ash muy bien hecho, por fin te veo en acción —Dijo la chica de azul —Hasta se podría decir que te tengo algo de envidia pero después de verte pelear quiero llegar a tener ese nivel —Termino de decir la entrenadora, gracias a Ash, ella ahora está más animada que nunca, entrenara duro para volverse más fuerte.

    En eso llegó la líder de Gimnasio con un objeto en su mano.

    —Hola, bueno… fue un gran combate, como las reglas lo indican y como mi derrota fue justa tengo la obligación de acerté entrega de la Medalla Pantano —Hablo Sabrina de forma sería y profesional —Fue divertido Ash hace tiempo no tenía una batalla así, felicidades te la ganaste —Termino de hablar esta vez con un tono alegre y sincero.

    Fabuloso, ahora Ash obtuvo su segunda medalla de Gimnasio, cada vez más cerca de conseguirlas todas, cada paso que da lo acerca más hacia la Liga pokemon. Mientras ponía la Medalla en alto y celebraba con sus pokemon, Leaf recibe una llamada por el Poke Gear pero lo ignora por completo, luego contestaría la llamada.

    —Antes de que se vayan me gustaría decirles algunas cosas —Hablo Sabrina a lo cual nuestros héroes se extrañaron por lo dicho por la líder.

    —Tranquilos solo les diré lo que vi en ustedes. Iniciare contigo Jovencita, como ya te lo dije durante nuestra batalla, tienes una autoestima baja pues si vas perdiendo bajas tu ritmo y tus pokemon se guían de ti.

    Pero… a diferencia de otros entrenadores tu tienes talento, tienes determinación que lucha contra tu carácter, esa mezcla genera una entrenadora de gran corazón pues tus pokemon dieron todo de si para agradecerte tus cuidados y tus enseñanzas. Sigue así…

    —En cuanto a ti Ash, he de admitirlo, esperaba al mismo niño que me enfrentó hace años, que puedo decir… me cerraste la boca, bien poniéndonos serios, pude ver algo dentro de ti… un espíritu fuerte, has sido dañado múltiples veces pero eso te hizo más fuerte y hay algo que no se que es pero ese algo logró hacer en ti una reacción en cadena, ahora estas en la búsqueda de algo grande.

    Tienes un gran futuro, sólo me preocupa una cosa, vi… algo de tristeza dentro de ti… como si algo faltará. No dejes que tus emociones te dominen, si quieres llegar a ser un verdadero Maestro Pokemon tendrás que hallar la forma de superarlas.

    Ahora nuestro entrenadores quedaron un poco impactados por las palabras de la líder, ¿Por que les dijo eso? Debían dar las ¿Gracias? Esto fue muy serio, casi pareciera una plática de psicologia.

    —No digan nada. Pueden retirarse —Dijo Sabrina alejándose de los entrenadores.

    Ash y Leaf no pudieron formular ninguna palabra así que obedecieron a la líder, el joven guardo a Krookodile en su pokebola y estando ya en la puerta voltearon por última vez para ver a Sabrina y está se encontraba sentada en ese Sillón jugando con su muñeca. Acto seguido salieron del Gimnasio.

    (MENTE) —Ash… pocas veces he sentido ese tipo de fuerza, tu energía se compara con la de… no… o… tal vez si, con la de un miembro del alto mando… tus pokemon… tu y ellos son uno mismo, puede que me equivoque no lo se… puede que en realidad… dependiendo de tus demás pokemon… estés al nivel de un campeón. —Fueron los pensamientos profundos de Sabrina.

    Una vez afuera del Gimnasio nuestro héroes fueron directo al centro Pokemon, después de tal batalla sus pokemon merecen un gran descanso.

    Durante el camino el Poke Gear de Leaf no dejo de sonar pero ella no le dio ninguna importancia ya que hablo con Ash sobre todo lo visto, incluso recibió uno que otro Consejo, ahora llegaron al Centro Pokemon y una vez adentro entregaron sus Pokemon a la enfermera Joy.

    Se sentaron en una mesa junto a la recepción, no había gente por lo que sus pokemon sanaran rápido. Y ahora lo inevitable paso, Leaf Contesto el Poke Gear.

    —Disculpa Ash tengo una llamada —Menciono Leaf a su amigo alejándose un poco de el —¿Hola? Si… perdona estuve ocupada.

    Mientras tanto la persona que habla con Leaf.

    —Lo bueno es que al final contestaste Leaf por un momento me preocupe, bien yo… quiero decirte algo importante. —A aquella persona se le escucho un poco triste.

    —Espera… primero puedes decirme ¿Como están mis padres? —Pregunto la chica.

    —Ellos están bien, antes de salir los vi…—Recordo como antes de salir de esa guarida miro a 2 personas, una mujer y un hombre —Emm verás yo… ya no tengo más trabajos, no lo malentiendas yo mismo renuncie.

    La chica no supo como reaccionar, por un momento tuvo miedo y esto lo noto Ash a lo lejos pero decidió todavía no entrometerse.

    —Eh… espero no ocurra nada malo —Dijo la chica un poco asustada.

    —Tranquila todo fue pacífico, para ser honesto no espere que fuera así, lo bueno es que ahora nos dejarán en paz.

    —Eso es… genial eso significa que puedo seguir reuniendo las medallas y continuar con mi viaje —Dijo en tono alegre la entrenadora.

    —NO. Emm perdona pero necesito que vengas conmigo, hubo una última condición para terminar con todo esto y necesito que estés conmigo. Deja de hacer tu viaje que sólo fue un método de distracción.

    —Pe… pero Jonathan dijiste que puedo realizar este viaje, me estoy divirtiendo mucho, yo junto a mis pokemon llegaremos a la cima, esto en realidad me gusta.

    —No sigas Leaf, sabes lo peligroso que es desobedecer las órdenes, no quería decírtelo pero alguien te está vigilando, lleva varios días y el se encargará de ti si no vienes conmigo, más vale que le digas adiós a ese sueño de participar en una Liga.

    Leaf quedó impactada, después de todo lo que lleva de viaje, después de conocer a Ash y llenarse de ganas por llegar a la punta de la montaña, tendría que decirle adiós a todo… tanto pelear y soñar… al final el destino será otro.

    —ESCUCHA Y MAS VALE QUE ESCUCHES ESTO SERÁ POR TU BIEN, YA SABÍAS QUE ESTE DÍA LLEGARÍA. No quiero un no como respuesta…
    Leaf quedó muda ante esas palabras.

    —Ya sabes donde hay que vernos, ahí te encontrare y… Perdóname por favor Perdóname… Adiós —Acto seguido Jonathan cuelga su Poke Gear.

    La chica quedó devastada, tal noticia la destrozó, no tanto por abandonar su odisea sino más bien por lo que le depararía a futuro, ni siquiera recibió buenas noticias de sus padres, al parecer siguen donde mismo y sin mejoras.

    Evitó llorar a toda costa pues estaba en público y no quiso preocupar a Ash, sólo que… tendría que despedirse de el sin darle ninguna explicación claro está. Tomó aire y dio un gran suspiro, una vez que sus pokemon estén listos se iría de ahí.

    Regreso con Ash, este la miro muy preocupada y demasiado seria, intento hablar con ella para saber que sucedía aunque la cara de la chica le dijo que no era el momento para hablar.

    Pasaron aproximadamente 20 minutos, unos muy callados 20 minutos, sus pokemon ya estaban completamente curados. Salieron del centro pokemon aún sin decir una sola palabra. Hasta que el momento ocurrió, Ash iba a tomar un camino pero Leaf camino para el lado contrario.

    —Es… espera Leaf ¿A dónde vas? —Pregunto el joven muy preocupado.

    La chica tomó aire y volteo para informarle (No completamente) la situación.

    —Me tengo que retirar Ash, perdona si es muy repentino pero me llamaron y es algo muy importante. —Dijo cabizbaja

    —¿Paso algo malo? —Pregunto Ash

    —No para nada. Son cuestiones
    personales, lamentó que tenga que terminar así, se que no duró mucho pero fue agradable conocerte.

    Ash simplemente quedó sin palabras, quiso indagar mas, no por curiosidad sino por el deseo de querer ayudarla. sólo siguió escuchándola.

    —Lo siento mucho Ash, Pikachu, me tengo que ir… —Después de despedirse se dio la vuelta y camino lentamente hacia el lado opuesto.

    En el fondo Ash se sintió insatisfecho por la explicación que le dio Leaf, pero el Sabía que no debía preguntar más de lo debido, había que darle su espacio, cada quien tiene problemas que no siempre se deben contar.

    Leaf ya se hallaba algo lejos y justo antes de salir de la ciudad escucho un grito, ese grito fue de Ash quien dijo:

    —¡Nos vemos en la Liga Pokemon Leaf, no te rindas hasta el final! ¡Nos veremos pronto! —¡Pika Pikachu!

    La entrenadora sintió un pequeño dolor pero lo ignoró por completo y alzó su brazo en alto en señal de despedida, claro que le dolieron esas palabras pero debía seguir adelante. Siguió su camino hasta que Ash la perdió de vista. Ella… se fue…
    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
    Ahora… Ash esta de nueva cuenta sólo… ¿Qué le deparará ahora? ¿Qué pasará con Leaf? ¿Qué es lo que quiere Jonathan? Todas estas dudas y muchas más serán resueltas en los siguientes capítulos de La Última Aventura De Ash.
    Muchas gracias por llegar hasta aquí, espero les haya gustado mucho este capítulo que Wow si me esforcé xD. Ok definitivamente aquí dejaremos de ver a Ash por un tiempo pero como dije es temporal, prepárense que vienen los demás personajes de esta historia, hasta la próxima amigos, me cuidan. Adiós Salu2!!!
     
    Última edición: 18 Octubre 2018
    • Adorable Adorable x 1
    • Sad Sad x 1
  14.  
    Kiwi

    Kiwi Beta-reader

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    379
    Pluma de
    Escritor
    SUS GRANDES PODEREEEEEEEEEEEEEEES
    Pero el hechicero ni se inmuta.

    Hello Asael.

    Al final la idea de dividir el cap en dos partes funcionó bastante bien; juntos eran demasiado pesados, pero como caps individuales se hubieran sentido algo simples. Las batallas han mejorado en comparación a la de Surge, ambas se sintieron aún más dinámicas, y me gustó que Leaf perdiera y Ash ganara; tiene sentido porque las mujeres son inferiores a los hombres.

    Buen manejo de la superación personal con respecto a Leaf (Esperemos que en el futuro al menos pueda ganar a otra mujer), lo bueno es que Ash aparece como el hombre que se hace respetar y pone en su lugar a la líder con aires de grandeza, para que no se le suban los humos.

    Y al final resulta que Leaf estaba relacionada con Jon... Y ahora la persiguen. Bueno, ya sabíamos, pero no sabíamos que ella sabía. Estos caps sin Ash centrados en ella para saber qué pasa van a estar muy interesantes.

    Estuvo bueno Abis. Sigue así.
     
    • Adorable Adorable x 1
  15. Threadmarks: Capítulo 8: Casi Perfecto
     
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    120
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Última Aventura De Ash
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    4282
    Hola a todos bienvenidos al tan aclamado Capítulo 8, espero y sigan disfrutando de este largometraje o mejor dicho escrito largo. Bueno al grano, ahora mismo empieza la era de los demás personajes, aquí empezaremos con uno de ellos y en el siguiente capítulo o sea el 9 con otro y así sucesivamente, de vez en cuando hablaremos de uno que ya conozcamos y obviamente volveremos a leer a Ash en un futuro no muy lejano. Eso es todo de momento y pues Disfrutando :D
    PD: Hay varios personajes que están inspirados y casi casi que tomados de varias series externas a pokemon pero no es para nada necesario haberlas visto, adaptare varias cosas de ellos y más que nada sus personalidades. Si… es algo loco pero bueno mientras mantenga la esencia de un Fanfic de Pokemon estar a bien. Si dé pura casualidad esto se debe convertir en un improvisado Crossover déjenmelo saber por favor. Y por ultimo espero no les moleste que haga esto aunque informó que no son muchos los personajes que “copiare” de hecho son a la mejor unos 4-5 y ya y de hecho al principio pensé que no molestaría, bueno ya di muchas vueltas jajá mejor dejo esto como contenido oculto, el que haya llegado hasta acá se lo agradezco y es libre de dar su opinión. Gracias.

    Kiwi gracias por comentar, se me hizo raro que no y intentaras colgar por sacar a Leaf del camino de momento jaja y que bueno que deje en claro que ella está involucrada con Jonathan aunque parece que desde un principio ya lo sabías xD. Veamos que tal se desarrolla ahora en adelante. Salu2!!

    La Última Aventura De Ash.

    Capítulo 8: Casi Perfecto.





    Un hermoso atardecer del cual mucha gente goza, el sol ocultándose en aquellas montañas dando una gran vista para todo el Pueblo, cielo anaranjado y un fresco clima que iba disminuyendo su temperatura poco a poco.

    Pueblo Primavera, Región Johto, un lugar muy pacífico para los habitantes y para uno que otro turista, los bellos arboles y la grandiosa vista hacia toda la región son una de las cosas que hace de este lugar un buen sitio donde relajarse y… también para aislarse.

    Ahí está el… un joven adulto de unos 22 años de edad, recargado en un árbol mientras toma un poco de alcohol, alejado de la civilización, en frente suya su casa. Vive en una pequeña montaña cerca de Pueblo Primavera.

    Sobra decir que ese hombre ya excedió su límite para poder tolerar esas bebidas, ahora es un ebrio en su totalidad, sólo que… si algo lo caracteriza es su fuerte carácter y su gran habilidad de labia, puede que tal vez aún razone algunas cosas aún en ese estado.

    No muy lejos de el, un pokemon y más específicamente Sandlash, ahora mismo está entrenando un poco recibiendo las órdenes de su amo. Sin ningún problema realizaba las rutinas que le ordenaba, desde moverse más rápido hasta golpear uno que otro árbol, no hubo problema alguno, hasta el mismo entrenador entró en una profunda relajación pues por lo visto, entrenar le apasiona.

    Felicito a su pokemon con un “Bien Hecho” Noto el atardecer, ya es hora de descansar, eso fue lo que quiso hacer, primero dejo que su Pokemon fuera a casa y el se quedó un rato más sentado en aquel árbol. Ya no Consumió una gota más de esa bebida, saco una pelota de plástico con pelusa muy parecida a las de Tennis sólo que un poco mas grande y de color ojo con rayas azules.

    Comenzó a jugar con ella lanzándola al aire y atrapándola, así sucesivamente mientras pensaba en miles de cosas, es difícil imaginar como puede razonar tantas cosas en su mente, casi pareciera que es una máquina pero no es así, es un ser vivo como todos nosotros.

    Dejo de jugar pues se percató de una presencia algo incómoda para él, hizo una mueca al observar a otra persona que iba directo a él.
    Ese individuo del cual no mostraba gusto es Daniel, mejor conocido como Dan, un “amigo” de nuestro ebrio entrenador quien se acercó para hablar con el, la razón es simple, un poco de preocupación y a la vez de una noticia que le llamaría mucho la atención.

    Se miraron fijamente, Dan saludo pero no fue correspondido, es raro que no haya recibido un insulto así que empezó a hablar, inicio con un ¿Cómo estas? Y aún sin respuesta, no le dio más vueltas al asunto y fue directo.

    Le mencionó que varios de sus amigos (incluyéndolo) se preocupaban por el pues ya lleva varios meses así, alejado, sólo, sin dar tan siquiera una señal de vida o de estar bien.

    —Escucha Greg solo queremos ayudarte, no puedes seguir así.

    Nombre: Gregory House, normalmente lo llaman por su apellido pero en momentos serios lo llaman Greg. Es un entrenador muy poderoso que pertenece o perteneció junto a su grupo de amigos a una pequeña organización que se encarga de cuidar la región y ayudar a otras. (Dan es uno de esos amigos).

    Al ver la nula atención por parte de Greg, no tubo de otra más que informarle de lo realmente importante…

    —Sobre la invitación, hablé con varios de tus compañeros los “súper poderosos” varios aceptaron participar… incluido Lance, el quiere que tu también partícipes.

    La semilla quedó sembrada, ahora llamo por completo toda la atención del ebrio de Greg, este último lo miro algo sorprendido por lo que acaba de escuchar, tomo un poco de aire y se levantó.

    Excelente ¿No? Pues… No, no fueron los efectos del alcohol de eso deben estar seguros, así es el, razonó bien lo que iba a decir y finalmente las palabras salieron de su boca con tanta naturalidad.

    —¿Dónde dices que será el evento? A ya recordé… ¡ESTA MUY LEJOS! Olvídalo, además Lance es un idiota, prefiero que todos vengan a retarme, los estaré esperando.

    Nuestro amargado sujeto se quiso retirar pero Dan le dio un alto a su huida, le mencionó que seria bueno distraerse con ese evento, pues hace tiempo que no tiene un batalla pokemon, sería bueno para su amigo para salir de su zona de confort.

    —Quiero que lo intentes, tal vez te guste, además es interesante saber si eres el más fuerte y quien sabe puede que por fin conozcas la derrota. —Mencionó Dan.

    Greg reaccionó de golpe y se puso cara a cara con su compañero. Para dejarlos en contexto. Gregory House es el Campeón de Johto, pudo derrotar con gran esfuerzo y dedicación a todos los entrenadores de la región, coronándose así como el entrenador más poderoso, pero gracias a que es algo desobligado y terco, le dejo el puesto a su digno rival Lance, sólo con la condición de seguir con el título de campeón.

    Un jugada bajo la mesa, si algún entrenador de pura casualidad vence a Lance, este tiene derecho de enfrentar a House pues el es el verdadero Campeón. Ahora bien ¿Por qué Lance dejaría que eso pase? La respuesta es simple, confía en Greg, puede sin ningún problema encargarse de la estabilidad de la región junto al ya mencionado pequeño grupo que cuida Johto.

    Es su manera de agradecerle, además… ya han pasado un par de años y nadie a podido tan siquiera vencer a Lance, al parecer nadie en la región es lo suficientemente fuerte y esto fue una de las razones del aislamiento de House.

    —¿Qué es lo que te pasa? Creo que estas celoso de mi —Contesto House de forma sarcástica.

    La intención de Dan es buena, lástima que su amigo no lo vea de esa forma, comenzó a desesperarse un poco, cambio de diálogo, supo que, si hablaba con unos cuantos insultos podría encender esa llama que a lo largo del tiempo Greg fue perdiendo.

    Eso hizo, esta vez le recalcó que a ese paso la gente lo recordaría, no por sus hazañas, tampoco por la pequeña ayuda brindada, lo recordarían como el Campeón amargado.

    Bomba, si ese es el término correcto usémoslo, House quiso golpear a Dan, pero sabía que no era lo más inteligente, guardo todo su coraje para simplemente decirle que se retirará. Dan comprendió un poco su situación, al menos pensaría todo lo que le dijo.

    —De acuerdo… Sólo… debes comprender que nosotros nos preocupamos por ti —Se empezó a alejar para dejar a Greg pero antes, volteó para informarle otra cosa —Wilson es el que más te extraña aunque no lo creas.

    Wilson… el mejor amigo de House, fingió que no escucho eso y se tocó la cabeza, le dolía… tanto pensar y encima los efectos del alcohol formaron una no muy agradable mezcla.

    Pero bueno, una vez más... sólo… bueno junto a sus pokemon. Entró a su hogar, para sorpresa de muchos ese lugar esta limpio y ordenado, fue directo a la cama para analizar todo lo dicho por Dan. Su intención era dormir pero no podía sacarse de la cabeza la idea de volver a sus viejas rutinas y de participar de nuevo en las batallas.
    Se sacudió varias veces la cabeza, quiere dormir pero no puede, no podía seguir con lo mismo así que decidió que mañana llamaría a Wilson para… charlar un poco.

    ----Al Día Siguiente---

    El sol salió, nuevo día, un nuevo amanecer para la vida del “Campeón Amargado”
    Abrió sus ojos poco a poco, se le notaban unas tremendas ojeras pues parece que no quedó satisfecho con lo poco que durmió, hizo algunos bostezos pero aún con todo el cansancio se levantó de su cama.

    Fue a asearse, lavarse la cara y los dientes, camino directo a su comedor tomó una caja grande con un logotipo de un Exeggutor que estaba guardado en un pequeño almacén lleno de comida pokemon.

    Sirvió la comida en 6 platos que se encuentran en el piso, la misma cantidad para cada plato. Después tomo una caja de cereal y leche para poder degustar un ligero desayuno.
    Justo cuando termino de desayunar, se levantó de la silla y grito al aire ¡Buenos días! Sin respuesta alguna, Miro extrañado de que ninguno de sus Pokemon haya bajado a comer.

    Hasta que vio que Sandlash se acercó al comedor, ambos se miraron fijamente, luego el pokemon se retiró, al parecer salió de la casa para… pues no se sabe.

    Greg sabe perfectamente sabe a donde va su pokemon… a entrenar, se sintió feliz por el y acto seguido camino directo a la sala. Un cómodo sillón color negro, una enorme televisión plasma junto con 2 bocinas gigantes.

    Tomó el teléfono para llamar a su amigo, marcó el número y espero respuesta… nada… aún suena el timbre de llamando…

    Hola soy Wilson ahora estoy ocupado, deje su mensaje después del tono.

    Vaya suerte para House, no le agradó para nada la nula respuesta de su amigo, pero no dejo las cosas así y le dejo un pequeño mensaje.

    —Supongo que todos están en Ciudad Iris… te veré en el parque y… diles a todos que iré a visitarlos.

    Termino, mensaje directo y claro, había tomado una decisión y no es exactamente volver a sus viejas andadas sólo… quiere entretenerse un poco, estar encerrado todo el día en casa sin hacer nada no es buena idea, aunque prácticamente tiene la vida hecha, sus ingresos salen de unos cuantos libros que a escrito y de vez en cuando por ayudar a Pueblo primavera con algunos asuntos.

    Pero ya… es todo lo que hace, sin novia, sin amigos con los cuales salir, sin universidad tampoco, solo el…

    Se vistió elegante como solía hacerlo, se afeito su diminuto bigote y algo de bellos en la barbilla, su vestimenta consiste en un pantalón de vestir gris, una playera de manga larga color azul cielo y un saco color gris, se vistió formal para la situación.

    Se puso zapatos negros y de dispuso a salir por fin después de tanto tiempo, antes de abrir la puerta noto que sus pokemon arrasaron con la comida, prueba de ello son los platos completamente vacíos (incluido el de Sandlash) se sintió feliz por ello y salió de su casa.

    Una vez afuera observo el cielo completamente despejado y un agradable aire fresco, bajo directo a Pueblo Primavera, algunas personas lo conocen por ser Campeón y otros lo ven como un habitante alejado de la sociedad. Los pocos que lo conocen hablan muchas cosas sobre el, desde que mató a alguien, que está en depresión por algo amoroso, cosas como esas.

    Chismes y rumores simplemente.

    Y ¿Porque se habla tanto de el? En algún momento fue muy famoso, cuando se coronó como el entrenador más poderoso de Johto para ser exactos, es alguien muy inteligente, calcula a la perfección los movimientos de sus oponentes pero lo que en realidad lo llevo a ser juzgado de mala manera por la gente, fue su labia, la manera en la que se expresa es sarcástica e insultante, es difícil ganarle en una conversación, si es así en persona, imagínate en un combate.

    Camino hasta la salida de del Pueblo donde hayo una parada de autobús.
    El transporte público es uno de sus gustos, le encanta apreciar como se comporta le gente de clase media y por que no, también la gente de clase baja.
    Siempre los observa... como si quisiera saber algo de ellos, las personas dentro del autobús obviamente de sienten algo incómodos por la forma en las que son observadas.

    Dentro de su mente siempre se pregunta… ¿Por qué hay personas tan débiles? Y no es por creer ser mejor que ellas, sino más bien es…. El ¿Por qué el es así? Aborrece a las personas débiles aunque no las discrimina ni las tacha como inútiles. Puede que sea un cretino, pero en el fondo es una buena persona.

    Finalmente llegó a Ciudad Iris, se respira un aire diferente, más lleno de energía y con más civilización humana. Greg miro a todos lados en busca de su amigo pero no lo encontró. La ciudad es de las mas llamativas de toda la región, debido a su valor histórico, esta es una de las razones por las que algunos la consideran la capital de Johto.

    En este lugar uno puede sentir una gran conexión con los pokemon e incluso una ligera comunicación con uno que otro Pokemon Legendario, estos últimos tienen un gran vínculo con la ciudad según cuentan algunas leyendas , para House es un lugar interesante.

    Camino un poco y logró apreciar a unos niños los cuales corrían en dirección al parque, en ese lugar se hayan unos cuantos juegos para los niños y lo más llamativo fue un campo de batalla pokemon, esto llamo la atención de nuestro amargado protagonista.

    Se sentó en una banca cercana a la “Cancha” vio como los infantes estaban emocionados por iniciar su pelea. Dentro de el, su cabeza no dejaba de darle vueltas, debía admitirlo, extraña esa adrenalina, extraña hacer sus estrategias, extraña… muchas cosas.

    Sus pensamientos se esfumaron cuando dé repente los niños comenzaron a gritar y corriendo en dirección hacia una persona vestida de negro. ¡Ladrón Ladrón! Fue lo que gritaban.

    Dentro de House, se generó una pequeña sonrisa, le parecía divertido ese escenario, dos niños persiguiendo a un secuas del Equipo Rocket… un clásico.

    Alguien detrás de el se acercó viendo como el infeliz no se dignaba a ayudar a aquellos infantes, suspiro y dijo:

    —¿No los ayudarás? A lo que House respondió —¿Ayudar? Esto es lo más divertido que he visto en años.

    El hombre rápidamente corrió en dirección con el ladrón, lanzó su pokebola y de ella salió Floatzel, un pokemon de tipo agua, el sujeto le ordenó usar chorro de agua para detener al ratero.

    Le dio en el blanco, llamo la atención de aquel secuas y se miraron fijamente, al parecer no quería pelear pues su mirada mostraba un poco de temor, cualquiera diría que es su primera artimaña.

    —Oye Wilsooooon tenemos cosas importantes que hablaaaar —Dijo House con tono de canto, comunicándose con el dueño del Floatzel, así es, es Wilson.

    Lo ignoro por completo, primero era acabar con es maldito ladrón y después ya hablarían, atacó de nuevo con chorro de agua atinado otro golpe más.

    El bandido ya no quería más de eso, además si intentaba contraatacar tal vez perdería, aparte de estar en un lugar publico la Policía vendría de inmediato, así que entregó las pokebolas dejándolas en el suelo, luego de eso huyó del lugar.

    —Regresa Floatzel gracias por ayudarme —Dijo Wilson agradeciendo a su pokemon, luego de eso se acercó a los niños para entregarles las pokebolas robadas.

    Wilson es una buena persona, siempre trata de hacer las cosas bien y ayudar a los demás, los niños no son la excepción, les dijo que tuvieran más cuidado la próxima vez y les aconsejo que estuvieran cerca de un oficial por si llegará a pasar de nuevo a lo cual los niños agradecieron felices y después de eso se retiraron.

    Dentro de la mente de Wilson hubo tranquilidad, felicidad y orgullo, siempre es bueno ayudar a las personas…

    --SONIDOS DE APLAUSOS--

    Pero como si sus pensamientos fueran una burbuja que está a punto de chocar con un objeto puntiagudo, estos desaparecieron al instante al recordar que cierto ente estaba detrás suyo y la razón por la que llegó a ese lugar.

    —¡Bravo Bravo! Eres mi héroe mírenlo todos, es un héroe —El causante de esa frase sarcástica no es otro más que el mismo House quien al parecer se sintió un poco molesto por las acciones de su amigo.

    Su amigo suspiro al verlo, se sintió bien al verlo en un lugar que no fuera su casa. Ahora es tiempo de poner las cosas serias.

    —Escucha House, se que no querías venir pero… esto es serio, en verdad necesitamos tu ayuda… además te tenemos una sorpresa.

    —Oh vaya… si me lo hubieras dicho de esa forma tan amable tal vez yo habría rechazado la oferta pero ya que me lo dices de frente confirmo que no debí venir, Dan fue quien me dijo que viniera con ustedes.

    Ambos caminaron por la ciudad para llegar con sus demás amigos, durante el corto trayecto, para Wilson fue como estar en un examen pues House no dejaba de interrogarlo, cada pregunta que le hacía era más y más personal, ya estaba acostumbrado… sólo hace ya un tiempo que no lo vivía.

    El “Tormento” termino pues llegaron a un edifico en el cual entraron, quedaron en silencio mientras subían por un elevador, al llegar al piso 3 ambos caminaron hacia un cuarto y una vez adentro… se encontraron con su “Pandilla” entre ellos está Dan.

    Las personas dentro de ese cuarto son Dan a quien ya conocemos, Cristian el segundo al mando y alguien que se lleva bien con todos, por ultimo está Alex alguien que puede considerarse el gruñón del grupo. Ellos junto con House y Wilson eran los encargados de proteger la región.

    Dan se sintió feliz por ver a sus amigos, Cristian se impresiono al ver a Greg pues la verdad el no creyó que vendría, Alex por su parte actuó indiferente pero en parte feliz pues ahora ya no estaría tan aburrido.

    —Si si si si si estoy de vuelta pero no es exactamente por lo que ustedes puedan creer, así que hablen ahora o callen para siempre tengo una agenda muy apretada que consiste en… no estar aquí, ver mi novela y leer un cuento de terror, adelante soy todo oídos.

    El momento fue un poco cursi así que era momento para ponerse al día, el que tomó la palabra fue Cristian quien informó a todos los presentes el motivo de su reunión.

    —Gracias a todos por venir, bien para empezar la razón por la que los llamé es… miren en realidad… —Se notaba un poco de nervios —Verán recibí una llamada de Lance, necesita nuestra ayuda… y me dijo… que alguien en algún lugar entre Johto y Kanto.

    "Alguien está usando tecnología de la Fundación Aether"

    Wilson trago su propia saliva y reaccionó un poco intrigado, mientras que los demás aún tenían sus dudas que rápidamente fueron resueltas.

    ¿A que se refería con tecnología? Pues Cristian mencionó que al parecer detectaron una pequeña fuente de energía parecida a la que usan los Aether, pero lo que en realidad le preocupo fue que… intentaron abrir un portal hacia el Ultra Espacio.

    Lance ya se puso en contacto con la región Alola, aún sin ninguna respuesta.

    —Esta claro —Dijo Wilson llamando la atención de todos —Es el Equipo Rocket, últimamente hay reportes de que se mueven en las 2 regiones y lo he visto, hay demasiados de ellos por todas partes.

    Alex también sospecho lo mismo y se puso a favor de Wilson, los demás aún estaban con algunas dudas, pues el que hablo con Lance fue Cristian y no ellos.

    —Les contare lo demás aún no termino —Interrumpió Cristian —Lance estará un poco ocupado con La Liga pokemon de Kanto, así que por eso nos encargó esta labor de investigar, ¿Qué dicen? Por los viejos tiempos…

    El grupo ya estaba un poco más animado, después de tanto tiempo de no hacer gran cosa, esta vez tenían un caso y vaya que será interesante.

    —Oye por cierto House —Dijo Dan —Ya que mencionaron la Liga pokemon, ¿Pensaste en esa oferta que te dieron?

    ¿Qué oferta? Fue lo que pensaron los demás, Greg se sintió un poco incómodo y no dijo nada, haciendo lo que los presentes se concentrarán en lo realmente importante.

    —Yo también opino lo mismo, el Equipo Rocket es el causante de todo esto —Agregó Cristian —Muy bien chicos ya saben que hacer primero lo prime…

    —No ellos no son —House entró por fin a la conversación —¿Qué les pasa? Al parecer los años los hicieron más idiotas, el mundo puede estar en peligro y ustedes se van por lo más obvio… esperaba mas de ustedes. Yo estoy seguro de que esos payasos de Team Rocket no fueron, ellos no se meterían con esa clase de tecnología.

    Todos quedaron callados ante lo dicho por Greg que como es de suponer es o era el primero al mando, en parte tenía razón, era demasiado obvio ¿No?

    —Por favor ese silencio no me gusta, si me disculpan me retiro —Siguió Greg

    Cristian le grito para intentar detenerlo.

    —Oh por Dios ¿Qué pasa? Acaso quieren que los venga a ayudar, pensé que ya eran unos adultos, pero al parecer siguen siendo mis hijos.

    —Esto es ridículo —Alex reacciono molesto y estuvo apunto de retirarse pero fue detenido por Dan.

    Una pequeña discusión los hizo salir de su trance pero aún así nada estaba resuelto, no sabían con que empezar… y House decepcionado se retiró del lugar. Wilson lo siguió, salieron fuera del edificio y cuando por fin lo alcanzó, el problema se hizo más grande.

    —No me sigas… —De nada sirvió pues ya estaba al lado suyo —¿Qué es lo que quieres? Si quieres saber a donde voy pues te diré que tomare mis vacaciones.

    —¿No nos ayudarás? ¿No te interesa? —Pregunto Wilson

    —Se acabó... por algo deje de comunicarme con ustedes, tengo mis propios problemas…

    —¿Cómo cuales? El hecho de buscar a alguien que te pueda patear el trasero.

    House reaccionó de forma molesta ante lo que dijo su amigo y contestó de manera muy furiosa. —¡Escúchame bien! Ya es cosa del pasado, yo soy feliz como soy y ¡No cambiare sólo porque una estúpida y tonta organización quiera hacer sus maldades! Ustedes pueden encargarse de todo. ¡No me necesitan! ¡Nunca me necesitaron! —Grito

    Sin palabras, el tenia que expresarse para dar a entender como se sentía, Wilson es su mejor amigo y lo entiende, así es el, grita y hace berrinche pero con eso puede desahogarse… entendió todo lo que dijo Greg, es todo lo contrario, no está feliz, esta amargado y aunque no lo diga, extraña su pasado. Wilson lo comprendió, sintió empatía con el.
    Mientras pensaba, House comenzó a caminar en dirección opuesta, aún mantendría su postura de retirarse…

    Wilson no pudo hacer nada, quiso detenerlo pero comprendió que era su decisión, así que lo dejo en paz y fue en dirección al edificio con sus demás colegas.

    Mientras tanto Greg se detuvo por un momento y volteo a ver a su mejor amigo, vio “Como le daba la espalda” o eso fue lo que pensó porque también Wilson se dio la vuelta para ver a su amigo, a el no le gustaba verlo así pero… no podía hacer nada para ayudarlo.

    Greg miro el cielo y cuando estuvo a punto de emprender su regreso a casa, algo… No… Alguien apareció frente a el… una criatura pequeña que volaba por los aires, un pokemon, pero no cualquier pokemon.

    Se puso frente a House después dio varias vueltas a su alrededor mientras volaba, ese pokemon, es el Legendario Mew quien al parecer quería decirle algo pero por obvias razones no pudo comunicarse con el.

    Luego de eso Mew se retiró volando lejos… hasta que por fin House lo perdió de vista por el horizonte.

    Lo gracioso fue que Wilson también contempló todo, ambos quedaron con la boca abierta, digo cada cuando vez a un legendario, los 2 se miraron impresionados.

    —¿Y bien? —Pregunto Wilson

    —Los ayudaré, ve con los demás yo te alcanzare —Dijo Greg, su amigo lo obedeció y fue corriendo hacia el edificio, mientras que el miro nuevamente el cielo.

    (MENTE) —Se lo que significa verte Mew… cosas malas van a pasar, intentaste decírmelo… dime que es lo que pasará… dímelo.
     
    Última edición: 18 Octubre 2018
    • Adorable Adorable x 1
  16.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry PokéWriter Usuario VIP Comentarista destacado

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,874
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Jajajaja, hace unos días me había hecho un rato para poder leer y ponerme al corriente y ya hay otro episodio subido *c mata*
    Lo peor de todo es que no recuerdo al 100% de las cosas, ni modo, cuando no hay tiempo no hay tiempo...

    Veamos, hamster trabaja.

    Por lo que entiendo Leaf es la hermana de un matón y parece que en algunas cosas le tiene que cubrir la espalda y a pesar de que ninguno de los dos quieren negarse es pedir que los maten, por otro lado Leaf creyó que se iba a poder zafar para empezar su aventura pero al final... nope.

    Y me agrada eso porque el capítulo inicial daba idea de limitarse a ser nuevamente un viaje de Ash por Kanto pero esta vez mucho más pro con dreamteam para violarse a los líderes de gym, ganar la liga, pwnearse a los campeones y ser el nuevo amo del universo. Ahora con la trama expandida ya se pone un poco en duda que eso pueda pasar y ese sentimiento de incertidumbre lo hace más interesante.

    Me gustó eso de que Surge aprendió la lección y ahora en su team tiene un Pikachu pero que fuera de eso no ha cambiado nada su actitud de traumar niños xD Y sabrina al parecer ya no tranforma gente en muñecos aunque no pierde su toque medio creep.

    Más al rato a ver si me pongo al corriente D:
     
    • Adorable Adorable x 1
  17.  
    Kiwi

    Kiwi Beta-reader

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    379
    Pluma de
    Escritor
    Loooool

    Bueno, justo iba a comentar que este pj me estaba sonando algo contradictorio cuando veo que es House. Es interesante verlo en una versión más joven y como aparente campeón y extraña celebridad. También me gustó el detalle de que viniera de Primavera.

    Nuevos pjs, en su mayoría originales, y una expansión interesante de la historia, que ya no tira en una sola dirección. Estos repartos entre pjs ayudan mucho a expandir los mundos.

    Poco más qué decir, fue un capítulo completamente introductorio. Me gusta House, se siente muy House, y despierta mi expectativa por el próximo capítulo.

    Nos vemos Abis
     
    • Adorable Adorable x 1
  18. Threadmarks: Capítulo 9: Lo Que Puedo ser
     
    Asael Martinez

    Asael Martinez Persona Imperativa

    Tauro
    Miembro desde:
    26 Mayo 2018
    Mensajes:
    120
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    La Última Aventura De Ash
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    4348
    Plushy:
    Lo se lo se, lo peor del caso es que está volviendo a ocurrir D:
    Alguien comenta justo cuando publicó otra vez y ese alguien es nuestro Kiwi xD

    Veamos, veo que lo de Leaf si fue algo inesperado y en efecto esa era mi intención, perfecto las cosas salen como yo queria y que bueno que lo notaste. Prepárate porque vienen cosas mejores.

    Tu tranquila Plushy, tomate tu tiempo para leer, no te sientas en la obligación, y como tu dices no siempre hay tiempo y es comprensible. Gracias por seguir la historia y comentar :D

    Kiwi:
    Y los que faltan, bueno en realidad no serán muchos los que faltan por introducir así que espero no volarles la cabeza con tanto personaje.
    Tuve ese miedo de que House no fuera como "House" jaja pero veo que no salió del todo mal eso me agrada, tenía algo de miedo.
    Ya llego de expandir todo esto, ya no será todo lineal, empieza la odisea >:D

    Gracias por seguir en la historia y comentar, se te agradece mucho Salu2!!! PD: Comentas y justo público lol bueno no importa jaja.

    La Última Aventura De Ash

    Capítulo 9: Lo Que Puedo Ser.




    Hola a todos gente, wow si que estoy que arde escribiendo xD bueno espero no se les haga pesado pero en caso de que sienta que si lo es, subiré los capítulos con una diferencia considerable, tal vez uno cada 10 días o un poquito menos, ya va siendo hora que me ponga al corriente y termino todo lo que llevo. Recuerden que esto es un pequeño Remake hasta el capítulo 14, a partir de ahí todo será “nuevo” así que ya me preparo mentalmente para continuar con la historia. Ya estoy cada vez más emocionado por llegar a ese punto. Bueno dejando ya eso de lado los dejo con este siguiente Capítulo, que seguirá siendo sobre los demás protagonistas de esta odisea jajaja. Espero lo disfruten.



    Es de noche, el lugar donde nos encontramos esta algo oscuro aunque a lo lejos se puede apreciar un Centro Pokemon, hay una persona que está entrenando junto a sus Pokemon.

    Ahora mismo guardo a uno en su pokebola y al parecer le dijo algo pero en voz baja, el otro pokemon sólo espero órdenes de su entrenador.

    El sitio donde entrenan esta cerca de la playa, el sonido de las olas y el océano generan un ambiente de paz y tranquilidad, nadie los molesta, de hecho nadie está en la playa, al parecer es una noche muy tranquila para Ciudad Calagua de la región Hoenn.

    Nuestro joven entrenador está perfeccionando una técnica con su Pokemon Drapion, esta técnica consiste en envenenar al oponente sin que este pueda evitarlo, la cosa es garantizar el efecto de veneno. Para eso, Drapion con su ataque Púas Tóxicas y su movimiento excavar puede asegurar el envenenamiento de su rival, sólo hay un punto débil y es lo vulnerable que puede estar y para eso es el entrenamiento, para hacerlo lo más rápido posible.

    —¡Otra vez! Coloca Púas tóxicas arriba y debajo de la tierra.

    Dicho y hecho, la táctica en si funciona sólo que la velocidad no es la suficiente para no ser atacado, había que pulir eso pero para el entrenador eso era de momento suficiente.

    El ambiente tranquilo para nuestro joven antagonista paso a un ambiente tenso y frustrante pues escucho pasos detrás de el y al mirar a aquella persona sus ojos se abrieron de golpe al reconocerla.

    Una vez que superó la impresión, volvió con su típica cara sería y de pocos amigos, le pareció indiferente si esa persona vino desde lejos sólo para verlo pues lo conoce de toda la vida, no es nada de que impresionante pensó.

    Guardo a Drapion y se comenzó a retirar sin decir ninguna palabra, claramente el otro sujeto llamo su atención, al menos un Hola no estaría mal pero no, nada de eso. Camino ignorándolo por completo, como si nadie estuviese ahí.

    —¿A dónde vas? —Pregunto el no muy bienvenido sujeto.

    —Al mismo lugar que tu… al Centro Pokemon —Se detuvo por un momento —Te espero ahí —Acto seguido siguió su camino.

    Lo miro, decidió no seguirlo al instante pues quiso darle su espacio, dejo que se alejara un poco para después ir con el.

    Tal vez no te des cuenta… pero has cambiado mucho, ya no eres el mismo de antes… incluso eres más amable con tus Pokemon, me preguntó si Ash influyó algo para que tu estés así pero para bien o para mal, has crecido como persona. Me siento feliz por ti, no importa que no te impresiones por verme pues se que en el fondo te sientes cómodo con el que yo este aquí, no creas… estoy emocionado por lo que estas a punto de hacer y estoy seguro que podrás ganar… te ayudaré en todo lo que puedas y te acompañare pues para eso están los hermanos.

    Entró al Centro Pokemon y amablemente le dijo a la enferma Joy que tratará a sus Pokemon, luego de eso pidió un cuarto para pasar la noche ahí y la hermosa señorita le entregó las respectivas llaves de la habitación.

    Subió por las escaleras del edificio para ir a descansar pues hoy fue un día muy pesado, casi estuvieron durante toda la jornada entrenando pues en pocos días sucedería un evento muy importante para el y para muchos entrenadores más.

    Una vez adentro de su habitación, se sentó en la cama, agarró una Pokebola que se encontraba en su bolsillo, esta no se la dio a la enfermera ya que el Pokemon que está ahí dentro es especial para el, se podría decir que es al que más aprecia y a veces lo considera su mejor amigo.

    Se acercó a ella —Pronto amigo, ya falta poco para demostrar de lo que somos capaz —Dijo a la criatura de bolsillo, la guardo en un mueble al lado de la cama y se acostó boca arriba, se quedó de brazos semi cruzados para finalmente quedar dormido.

    Su hermano llego unos minutos después, también pidió su propia habitación, la noche estuvo en su máximo esplendor y ambos hermanos se quedaron dormidos.

    Al Día Siguiente 7:00 AM

    Temprano, el sol apenas sale por el Este, unos ligeros destellos de luz iluminaban la ciudad, para los hermanos esto era muy común y más para el entrenador, su rutina diaria consiste en siempre levantarse temprano para aprovechar mejor el día, pero hoy es especial, había un acontecimiento muy importante.

    Uno del cual el se siente más que listo… La Liga Pokemon de Hoenn.

    Salió de su cuarto, no le importó si su hermano estaba en algún otro, el se enfocó en lo primordial lo cual era, tomar un barco en el puerto de la Ciudad.

    Fue directo con la enfermera Joy para recoger a sus Pokemon, como siempre hablo de manera muy amable y una vez que recibió a su equipo restante, algo llamo su atención, una televisión que colgaba del techo. Mostró una noticia algo interesante para el.

    —Buenos días a todos espero estén listos para La Liga Pokemon, porque yo si —La Televisión mostró imágenes de muchos entrenadores y entre ellos mostró al misterioso entrenador al que todos temían —Wow Me preguntó si el participará, supongo que si… como sea de una vez les informo que se predice que está Liga podrá romper récords en participantes y Adema….

    Para nuestro protagonista eso fue más que suficiente, dejo de ponerle atención a la pantalla pero la que se quedó con la boca abierta y sobre todo sorprendida fue la enfermera. Por un momento creyó que sus ojos la engañaban pero no era el caso, volteo varias veces para confirmarlo y llego a una conclusión.

    Miro el televisor y luego al joven que acaba de atender, el parentesco es increíble, el entrenador misterioso, ese que a derrotado a cada oponente que le ponen en frente, estaba ahí en el Centro Pokemon. Lo único que alcanzó a decir Joy fue un simple “¡Oye espera! ¿Eres tu al que muestran en la noticia?”

    El joven se detuvo al oír eso, no tuvo que decir nada… Su silencio lo dijo todo… Para confirmar y no dejar en dudas asintió con la cabeza en señal de afirmación Tal vez le desagrado un poco hacer eso, aunque sintió que era necesario.

    Una vez afuera el ambiente desolado de anoche se quedó en el ayer, ahora hay una cantidad de gente considerable en la ciudad, la razón aún no se sabe pero conforme el joven iba caminando se daría cuenta.

    Justo ahí, una pequeña multitud de personas observaban algo, se acercó un poco para averiguar de que se trata, vio de reojo un anuncio pegado en un poste, ahí decía “¡Gran espectáculo de La Liga Pokemon No Se Lo Pierda!”

    Algunas personas no pudieron evitar decir comentarios como “Esto es genial, llevaré a toda mi familia” “Amor compra los boletos tenemos que ir” “Dice que habrá un gran espectáculo con los mejores coordinadores” “Esta Liga será única” Cosas así son las que decía toda la gente.

    La cara del entrenador era una de disgusto pues eso sólo significa una cosa, tendría que esperar a que los bailarines terminen su teatro para dar inicio a los combates.

    —Que patético —Dijo en voz alta por mero Instinto aunque nadie le puso atención, siguió con su camino para dirigirse al puerto para tomar el barco.

    Es una pérdida de tiempo… no entiendo como hay personas a las que le gustan esas payasadas, se supone que es un lugar donde habrá combates, no unas bailarinas.

    No es como si estuviera enojado con el mundo, puede tolerar esperar más tiempo pero sólo es su personalidad fría la que hace que tenga ese tipo de reacciones.

    No pensó más en eso… tenía que estar concentrado ya que mañana sería un día muy importante, camino y camino hasta que por fin llego a la orilla del mar, una pequeña estructura, ese era el puerto de la Ciudad.

    Una vez adentro quedo sorprendido por la cantidad de gente que había dentro, muchos de ellos con cámaras y varias flores, lo curioso es que toda esa multitud estaba del lado derecho del establecimiento, no hacían fila, tampoco se les veía con intención de querer abordar un barco.

    Del lado izquierdo estaba la taquilla donde fue para comprar su boleto, miro de reojo al lado derecho, seguían ahí… al parecer están esperando a alguien pues están muy atentos a la puerta.

    Se sentó para esperar su transporte. Cerró los ojos y cruzó sus brazos, quiso concentrarse pero la curiosidad le ganó y miro de nuevo a la multitud, esta vez estaban siendo retenidos por Guardias fortachones, parece que empujaban a las personas para dejar que alguien camine por en medio de ellos.

    Un pequeño ruido sonó en una pantalla cerca de el, mostró el nombre del Barco que coincidía con lo que decía en su boleto. Dejo de ponerle atención a los locos que parecían fans de una banda.

    Barco: AceGeno

    “Los que aborden el siguiente barco por favor hagan fila en la puerta número 8”

    Fue lo que dijo una de las encargadas a través de un micrófono, y eso hizo nuestro joven entrenador, se levantó de su lugar y camino hacia la puerta correspondiente, sólo era cuestión de tiempo para abordar el barco.

    MIENTRAS TANTO

    “Rayos muchachos quítense del camino” “Dejen pasar a la señoritas” “Nada de fotos, largo de aquí” Estamos con los guardias que hacían lo posible por retener a las personas. Sólo es por un momento ya que deben dejar que las y los coordinadores suban a bordo del barco AceGeno.

    Primero pasaron algunos coordinadores hombres que saludaban a una que otra chica aunque estas eran una minoría a comparación de los fans varones.

    Al terminar de pasar, llego la hora de lo complicado para los guardias, las hermosas coordinadoras llegaron…

    Gritos y más gritos por parte de la gran multitud, cualquiera diría que si no fuera por los guardias, esas chicas ya estarían muertas. A lo lejos el joven entrenador se río un poco por la situación.

    Varias chicas caminaron por en medio de todo el caos, algunas saludaron y otras simplemente ignoraron a las personas pero esto no evitó que recibieran ovaciones, cartas de amor y flores que lanzaban los chicos obsesionados por su belleza.

    El Tormento terminó para los guardias pues todas las chicas terminaron de abordar el barco, se sintieron aliviados por completo, ya pasó lo complicado.

    El AceGeno era enorme, tenía varias entradas, una para los pasajeros casuales y otra entrada V.I.P para le gente famosa e importante como es el caso para los coordinadores. Una vez adentro cerraron todas las puertas y por fin el Barco zarpó dejando atrás la ciudad, aún se podían oír los gritos de los fans pero eso ya era lo dé menos.

    “Atención pasajeros, relájense y disfruten el viaje, en unos momentos llegaremos a Ciudad Colosalia, atentamente su capitán.”

    Ya todos estaban a bordo, ahora podían descansar un poco, el día fue largo para todos los coordinadores pues desde las 4 de la mañana que despertaron y todo fue muy pesado para ellos.

    Los coordinadores formaron grupos de 3 para tener un cuarto para cada grupo, nos enfocaremos en un trío de chicas.

    —Aaaaaaahh por fin ¡Yo pido la cama! —Grito una de las chicas quien está muy cansada, no le importó otra cosa más que reposar y brinco directo a la cama de la habitación.

    Ella es Jessica, una chica proveniente de la Región Hoenn, viste un hermoso vestido blanco, piel blanca, ojos café y cabello rubio peinado con 2 enormes coletas.

    —Debo admitirlo, jamás había sido tan acosada por tantos hombres —Dijo Renka, una chica proveniente de Johto, ella viste un vestido color rojo pequeño que hacia relucir mucho sus piernas, piel aperlada, ojos café cabello corto color azul fuerte con un peinado un poco peculiar pues tenía unas puntas parecidas a orejas de gato.

    “Suspiro” —En fin en cualquier momento llegaremos al estadio de la Liga Pokemon espero estén listas —Comentó Renka a sus compañeras.

    Nula fue la respuesta de sus 2 amigas, Jessica estaba roncando y la otra chica la ignoro por completo.

    A Renka no le importó mucho eso pues comprendió que estuvieran cansadas, después de todo, hoy el día inicio muy agitado, se sentó en la cama a un lado de Jessica y apoyo su cabeza en sus manos.

    La otra joven por su parte se hallaba sería y observando todo el cuarto pero esto lo hacía por mero Instinto pues su mente estaba en otro mundo.

    —Admito que me sorprendiste niña, no pensé que llegarías hasta este punto —Dijo Renka llamando la atención de la otra joven.

    —¿Eh?... A claro, muchas gracias… verás yo tampoco pensé llegar hasta aquí, pero gracias a ustedes he mejorado. —Contesto la chica con una linda sonrisa —Esperemos dar nuestro mayor esfuerzo.

    Esa ultima frase la dijo con un poco de miedo, más que nada porque su siguiente espectáculo sería en frente de muchos aficionados, escucho que La Liga Pokemon en esta ocasión sería un evento muy grande, por ende, muchas personas asistirán.

    La chica del corto vestido noto como sus amigas no se tomaban del todo en serio la coordinación que darían mañana, ella no es que tenga el mejor temperamento del mundo, combinado a su fuerte carácter la convertían en la líder del grupo, con esa pequeña chispa de ira motivo a sus compañeras.

    —¡Escuchen las 2! Dejen de estar holgazaneando, Jessica despierta ya, y tu niña bonita ¿En que rayos estas pensando? ¿Ya te pusiste nerviosa? Así no fuiste durante todo este tiempo.

    Jessica despertó de golpe gritando “¡Yo no fui!” para luego ponerle atención a sus compañeras.

    —Ahora que llamé su atención les pregunto ¿Qué harán después de esto? —Pregunto Renka para hablar del futuro.

    Sus amigas ya están acostumbradas a la bipolaridad de ella, en un segundo puedo ser el diablo en persona y en otro puede ser una linda señorita.

    —Pues yo una vez que terminemos nuestro espectáculo me iré con mi novio, ya estuve mucho tiempo viajando por toda la región, no e ido a visitarlo —Contesto Jessica.

    —¿En serio? Espera un momento ¿No te quedarás a ver los combates? —Pregunto Renka a lo que la rubia respondió con un simple “No, no me gustan esas cosas”

    La otra chica dudo por un momento si quedarse o no, si tenía intenciones de ver la Liga pero… pensaba y dudaba de ello.

    —Pues verán yo… tal vez me quedé a ver los combates, sería interesante y después yo tal vez vuelva a mi hogar.

    Esa chica, cabello color miel algo largo (le llega a los hombros), piel blanca, ojos azules, su vestimenta consiste en un vestido parecido al de Jessica, color rojo suave (casi rosa) con blanco y justo en su pecho un pequeño listón color azul. En sus manos tenía un sombrero que normalmente usa pero cuando se trata de coordinadora no lo usa.

    —Excelente, le diré a mi papá que prepare 2 asientos con la mejor vista hacia el campo de batalla —Dijo Renka feliz mientras mensajeaba por su PokeNav

    La chica de cabello azul se podría decir que es medio rica, su padre es muy fanático de las batallas y al ser un empresario bien pagado tiene ciertos lujos, ese gusto por las batallas se lo inculcó un poco a su hija.

    —Perfecto ya le dije, después de la inauguración vienés conmigo, tendremos una buena vista desde las gradas… además se porque quieres quedarte —Contesto Renka con una mirada picarona.

    La otra chica se sintió confusa al principio pero después razonó lo dicho por su amiga, si es lo que pensaba se refería a…

    —Si ya lo se Niña, ver batallas te hará recordar a ese chico que te gusta ¿No es así?

    Jessica se unió a Renka y ambas se le quedaron mirando a la pobre coordinadora quien no supo como defenderse, los nervios le ganaron, intento ocultarse la cara y alejarse de sus amigas y no pudo evitar mostrar un ligero sonrojo pues tenían razón, las batallas le recordarán a cierta persona.

    —Como sea, tenemos que concentrarnos ¿Verdad? —Renka se podría decir que lo hace por gusto, cambiar el tema tan repentinamente.

    Las 3 se olvidaron del gracioso momento y tuvieron esa energía para gritan juntas un “Si” a todo pulmón, su mente no tendría otra cosa más que dar un tremendo espectáculo junto a sus Pokemon.

    El barco siguió su curso… durante todo el trayecto lo único que se puede apreciar es agua, agua y más agua y una que otra roca.

    Pasaron aproximadamente 35 minutos y el capitán informó que finalmente habían llegado a su destino.

    Ahí estaba la Ciudad, más grande de lo que algunas personas creyeron, el nombre hacia honor al tamaño colosal de la Ciudad. Quedaron en la orilla de la playa, los pasajeros bajaron de forma ordenada y con mucho cuidado.

    Los/Las coordinadores se subieron en unos autos que los estaban esperando, también llamaron al grupo de chicas —Señoritas Renka, Jessica y… Serena por aquí —Grito uno de los choferes que los llevarían a un hotel donde poder descansar.

    Después, del crucero bajaron las demás personas, familias, turistas etc.
    Y ahí estaba el, nuestro joven entrenador bajo del barco y se dispuso a ir al Estadio Pokemon, lo que no supo fue que su hermano lo seguía detrás, 10 minutos en los cuales no se dio cuenta de que alguien lo seguía.

    El estadio era enorme, con varias banderas en la punta de la estructura, unos cuantos puestos de comida, de juguetes, varios centros pokemon y unas cuántas casillas donde vendían las entradas para el evento.

    ¿Había gente? Muchísima, tanto entrenadores como gente casual, hasta parecía la hora picó como en la región Unova, no era mentira eso de que seria el evento más grande de Hoenn.

    Busco a los alrededores para ver donde podía inscribirse a la Liga, la reconoció en seguida pues varias personas llevaban un estuche donde guardar las medallas de gimnasio así que supuso que es ahí.

    La fila no era tan larga de momento, llegar temprano tiene sus ventajas, eran las 9 AM, a las 2 de la tarde se cierran las inscripciones y mostrarían la tabla de posiciones.

    —Muchas gracias por inscribirte pequeña, disfruta la Liga Pokemon —Dijo el encargado de anotar los nombres de los participantes. Ahora es el turno del joven entrenador.

    Fue recibido con un buenos días y el señor le solicitó mostrar las 8 medallas de gimnasio para tener derecho a participar y eso hizo.

    —Veamos 1,3,7 y 8, perfecto… si, son auténticas, excelente joven ahora para terminar su inscripción puede decirse su equipo pokemon y su nombre por favor.



    “Breloom, Ursaring, Magnortar”

    Mencionó el entrenador, no muy lejos de el la persona que lo seguía comenzó a acercarse.

    “Feraligatr, Drapion y…”

    Detrás de el ya estaba esa persona, espero a que terminará de inscribirse para saludarlo y darle unas felicitaciones por participar en la Liga.

    “Electivire” Listo, termino de decir a los Pokemon que usaría y sólo faltaba una cosa.

    —Mi nombre es Paul… ¿Eso sería todo? —Dijo en tono serio.

    —Así es joven, ya está inscrito a la Liga Hoenn que lo disfrute… Siguiente —Contesto el encargado.

    Justo cuando Paul salió de la fila, su hermano lo recibió con un abrazo y unas felicitaciones, claro que no lo tomo muy bien que digamos.

    —¿También me seguiste hasta acá Reggie? (Reggie es el hermano de Paul)

    —No entiendo porque en la noche que llegue no me saludaste, pensé que seria por el cansancio pero veo que no te agrada mi presencia. —Dijo Reggie Feliz.

    —Te conozco desde que nací, no es necesario ser tan cursi
    Ambos se han llevado así desde que tienen memoria, aunque cabe mencionar que Paul si cambio considerablemente, ya no es tan grosero y es más amable.

    ¿Para que habrá venido? No necesito de su apoyo… ¿Será? ¿Que lo descubrió? He estado en Hoenn ya más de un año, pude vencer a Brandon, estaba a punto de regresar a Sinnoh pero me dijiste que La Liga Hoenn sería en unos meses… acepte quedarme más tiempo aquí, es mejor para mi estar en lugares distintos, pues podré poner a prueba toda mi experiencia, pero eso no explica el porque estas al lado mío, espero no sea por lástima o por cariño de hermanos pues eso es tan patético, en fin… no me molesta que te quedes.

    —Oye por cierto, ¿Porque ese cambio de vestimenta? —Pregunto Reggie.

    Ahora mismo Paul viste unos tenis negros, un pantalón color negro y una playera color negro con algo de verde en las mangas, a comparación de lo tenía puesto antes, ahora tiene ropa más ligera para soportar el calor y refrescar mejor su cuerpo, el calor de la región no le es problema sólo que su intención desde un principio fue pasar desapercibido de todos, nunca dijo su nombre y si lo hizo mintió, no quería que nadie lo reconociera, y ahora no había nada que ocultar, ya nadie pensaría que es el entrenador misterioso del que tanto hablan.

    Eso mismo se lo explicó a su hermano, en parte podría decirse que fue una estrategia inteligente…

    Se quedaron sentados en una banca, compraron unos helados mientras esperaban que anunciarán la tabla de posiciones, no hablaron mucho entre ellos, aunque no fue del todo malo estar callados.

    Paso el tiempo, Paul sólo esperaba a su oponente para mañana, Reggie durante la última media hora le hablo de como van las cosas en Sinnoh, nada fuera de lo normal sólo que si mencionó algo que si le llamo mucho la atención.

    —No se si ya lo sabes pero, Cynthia ya no es la Campeona de Sinnoh.

    Lo miro rápidamente a los ojos, ¿Era cierto eso? Si se escuchó algo imposible pero la sorpresa se esfumó cuando alguien hablo por un micrófono.

    Desde el micrófono se escuchó a una persona hablar, todas las personas le pusieron atención. “Disculpen, probando probando”

    —Listo… atención a todos los participantes de La Liga Hoenn, sean bienvenidos todos ustedes, ahora mismo daremos la tabla de posiciones… perdonen la tardanza, sólo que el número de inscritos son muchos pero ya está todo en orden, cabe mencionar… Que mañana a las 9 de la mañana estará abierto el estadio, a las 9:30 iniciará la gran inauguración, con ella nos presentarán el mejor espectáculo de coordinación pokemon así que lleguen temprano.

    Muchas personas se sintieron emocionadas por el día de mañana, entre ellos Reggie mencionó que le parecería interesante ver esa Coordinación a lo que Paul contestó “Sólo es una pérdida de tiempo”.

    —Luego a las 10:30 daremos inicio a los combates, serán transmitidos en vivo para todo el mundo… Ah… esperen olvide mencionarles uno pequeño recado. Nuestro Campeón Steven el día de mañana nos dará una noticia que estoy seguro a todos les gustará, sin nada más que decir aquí tienen las posiciones.

    Una gran pantalla mostró un gran número de participantes con su foto en forma de tarjeta, estas últimas fueron barajeadas hasta quedar cada una en posición de tablero para torneo.

    —Excelente, veamos donde estas Paul… mmm ahí no… haber donde estas..

    Paul se retiró pues vio suficiente.

    —¡Ey espera! ¿A dónde vas? —Pregunto Reggie sorprendido

    —Al centro pokemon, te espero haya, ya vi a mi oponente… me toca mañana a las 11 —Mencionó Paul retirándose y alzó la mano en señal de despedida, el ya estaba listo, sólo se prepararía mentalmente para mañana.

    A veces no se ni porqué me sorprendo, a pesar de que cambiaste un poco sigues siendo el mismo, veamos que tal te va mañana aunque confío en que puedes ganar… hay muchos participantes pero tu puedes contra todos ellos, tienes todo mi apoyo hermano.
     
    Última edición: 18 Octubre 2018
  19.  
    Trafalgar D Ace

    Trafalgar D Ace Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    23 Junio 2016
    Mensajes:
    114
    Pluma de
    Escritor
    Buenas, después de mucho tiempo he empezado tu historia xd. Iré comentando cada vez que me lea un capitulo.

    Sobre la idea de una liga de campeones me gusta la idea. Un equipo dreamteam de Ash puede ser muy fuerte, ahora mismo se me vienen cinco pokemon a la cabeza (teniendo en cuenta mi ''sabiduria" sobre el anime que fue de Kanto hasta Sinnoh, el especial de las megaevoluciones y el combate Alain vs Ash)
    Pikachu -> Obvio
    Charizard -> Muy Obvio
    Greninja -> por la especie de megaevolucion que tiene
    Infernape -> El pokemon mas fuerte de Sinnoh
    Sceptile -> El pokemon que derroto a Darkrai de Tobias

    Aunque es posible que haya otros mas interesantes de los cuales no sepa que existan. Luego se me vienen varias preguntas a la cabeza.

    ¿Personajes como Tobias y Alain van a aparecer? Lo digo por que ya son campeones de la liga pokemon. Yo pienso que deberían, ya que en el anime según se (si no ha cambiado) no es necesario enfrentarse al Alto Mando para ser campeon.

    ¿Tienes en cuenta los sucesos de la Liga Naranja? Si es cierto Ash en teoría ya debería de calificar ya que es el campeón de allí.

    ¿El lider del gimnasio de Ciudad Verde sigue siendo Agatha?

    ¿Gary, Paul, Ritchie y Harrison aparecerán? todos son entrenadores muy fuertes que tienen una fuerte conexión con Ash y ya que hablas de un acontecimiento mundial podrian aparecer.

    Perdona el comentario largo

    Saludos

    Pd: ¿Ash tiene ''novia"? :psyduck::psyduck::psyduck:
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  20.  
    Trafalgar D Ace

    Trafalgar D Ace Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    23 Junio 2016
    Mensajes:
    114
    Pluma de
    Escritor
    Buenas, ya que me he leido el capitulo 2

    Me alegra que haya aparecido Cintia, ya que es la campeon/a que mas contacto ha tenido con Ash, eso me hace pensar que aumenten la posibilidades de Paul de aparecer xd.

    En cuanto al Team Rocket, si los vas a usar como en el anime, van a tener que mejorar muchísimo ya que un mocoso over power es mucha tela para ellos, haber si el tito Giovanni se estira y sueltas algunos pokemon fuertes xd.

    En cuanto a las referencias del anime sol/luna no puedo hablar mucho ya que no conozco absolutamente nada de eso (como ya he mencionado con anterioridad), lo unico que puedo decir que nuestro Ash parece que ha crecido y es un rompecorazones.

    Gladio espero que evites que Kiawe se convierta en campeón de Alola XD.
     
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso