One-shot [KPOP] Enfermedad

Tema en 'Personas Reales' iniciado por Amane, 25 Junio 2016.

  1.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico de Oro NEKO#ΦωΦ

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    3,235
    Puntos en trofeos:
    521
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    [KPOP] Enfermedad
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1883
    Título: Enfermedad
    Grupo: B2AST + 4minute [Kpop]
    Parejas: 2hyun [Hyunseung/Hyuna]
    Palabras: 1855
    Summary: "No pudo evitar pensar en todo lo que aquella chica significaba en su vida."
    Advertencias: Puro fangirlismo pls (?)


    ~Enfermedad~

    Yey yey yey yey hotter than summer time –finalizó la parte del rapero y con ello el baile que los chicos estaban practicando.

    Mientras los miembros de BEAST bebían agua de sus respectivas botellas, una joven llamó a la puerta de la sala de ensayos.

    —¡Adelante! —exclamó Yoseob, haciendo que la rapera de 4minute asomara su cabeza por una rendija que había provocado al abrir la puerta—. Hyuna-ssi, buenas tardes —saludó el alegre chico con la mano.

    Cuando éste pronunció el nombre de la joven, todos los componentes del grupo se giraron hacia la entrada para darle la bienvenida a su inesperada visita.

    —Oppas, buenas tardes —Hyuna devolvió el saludo tras entrar, haciendo una típica reverencia—. Os he traído el almuerzo —anunció segundos después, levantando una bolsa que llevaba en las manos para mostrársela a los chicos.

    —¿De verdad? — casi gritó el vocalista, poniéndose de pie para acercarse a Hyuna y mirar dentro de la bolsa comprobando que, ciertamente, dentro había 5 lindas cajitas como las que usaron en el instituto—. ¡Hyuna-ssi! ¡Eres la mejor! —el joven abrazó a la chica por el cuello, quizás con demasiada emoción pues la castaña tuvo que apartarlo rápidamente por la falta de oxígeno.

    —Está bien, Yoseobie, no me asfixies por favor —el nombrado rio nerviosamente mientras se acariciaba la nuca.

    Segundos después la muchacha empezó a repartir las cajas entre los chicos, dejando a Hyunseung para el final.

    —Gracias, Hyuna, pero no tengo hambre —dijo el chico, tras bajarse la mascarilla, con una leve expresión de disculpa, esperando que la más joven no se enfadase con él por rechazar su esfuerzo.

    —¿Eh? — exclamó ella como respuesta, notablemente molesta—. ¡Nada de eso, oppa! ¡Debes comer! —la chica se sentó en el suelo, delante de él, inflando los mofletes.

    Ella no se daba cuenta pero cuando hacia ese aegyo inconsciente, el corazón de JS se derretía, consiguiendo que aceptase todos los caprichos de la chica, hasta los más disparatados.

    >> Di ah~ —el joven salió de su ensimismamiento para observar como Hyuna sujetaba unos palillos con un trozo de pollo, abriendo la boca de forma exagerada para que el rubio la imitase.

    —Hyuna, de verdad… —pero las palabras del mayor fueron interrumpidas pues la nombrada aprovechó para alimentarlo cuando empezó a hablar.

    —¿A qué está bueno? —una emocionada Hyuna preguntó, volviendo a coger otro bocado.

    Hyunseung asintió rendido con la cabeza, no sin antes mirar de forma amenazadora a sus compañeros que se reían desde sus posiciones.

    Así fue como el cantante acabó comiéndose todo el bento que su amiga había preparado, pues aunque no lo quería admitir se estaba muriendo de hambre.

    —¡Muy bien, oppa! ¿Debería darte un premio? —se preguntó a sí misma, poniéndose en pie para ir recogiendo las cajas de todos los chicos.

    JS observó la figura de Hyuna desde su posición, poniéndose la mascarilla. Ella se encontraba hablando con Dongwoon tras recoger.

    No pudo evitar pensar en todo lo que aquella chica significaba en su vida. Desde que ambos grupos, 4minute y BEAST, debutaron, fueron amigos, más que eso, fueron familia, pero fue el momento en el que Trouble Maker surgió que ellos se hicieron más cercano. Hasta el punto de acudir el uno al otro en momentos difíciles, porque ella siempre lo había apoyado cuando estaba deprimido, se había preocupado de su salud y estaba ahí cuando la necesitaba.

    Y lo cierto es que, tras su propio debut como solista y sumándole el reciente comeback de BEAST, el chico se había descuidado hasta el punto de enfermar. No era nada grave, claro, solo un resfriado, pero eso no le impidió a Hyuna crear todo un drama y regañar por más de media hora al chico cuando se enteró.

    Y desde ese día la castaña lo ha perseguido para asegurarse que no se sobre esforzaba, tomaba las pastillas y comía lo que debía, además de tomarle la temperatura prácticamente cada 5 minutos.

    —¡Ah! ¡Oppa! — Hyuna dejó de hablar con el otro para acercarse a su amigo, termómetro en mano.

    —Pero Hyuna-ssi, me la has tomado antes de venir al estudio —se quejó con un suspiro.

    —¡Exactamente por eso! ¡Tras el baile puedes haber obtenido fiebre! Conociéndote, seguro que has bailado con más energía de la que tenías solo para no decepcionar al resto… —murmuró levantando el brazo del joven para colocarle el aparato. Cuando aquella labor fue realizada, empezó a rebuscar en la bolsa, bajo la temerosa mirada del otro.

    —¿Qué haces con eso? — preguntó al ver una de sus chaquetas en manos de la chica—. ¿Y de dónde la has cogido?

    —¿Pero tú te has visto? En manga corta y con el aire puesto tan bajo, tienes que taparte, así como Yoseob. He tenido que entrar a vuestra casa, pero tranquilo, no te he mirado el cajón de la ropa interior —aquello fue la gota que colmó el vaso, los cinco chicos que intentaban ignorar a la pareja (no muy bien, pues sus orejas estaban puestas en la conversación) hablando de la coreografía, estallaron en carcajadas, algunos hasta acabaron en el suelo.

    >> ¿Y vosotros de qué os reís? —exclamó la dongsaeng, mirando al grupo, especialmente a Junhyung—. ¿O acaso quieres que todo el mundo sepa de tu calzoncillos de corazones? —un tono malicioso surgió mientras hablaba, haciendo que el mayor se sonrojara y que los otros siguieran riendo, mientras que a Hyunseung se le escapaba alguna carcajada ante la imagen—. Que sepáis que tengo cosas vergonzosas de todos así que mejor parad —y era verdad, la joven solía encargarse de la casa de los chicos cuando ellos estaban promoviendo, así que todos tuvieron que recuperarse por el bien de su orgullo.

    ……

    Así pues, minutos después la joven se sentó en un lugar apartado para observar como los chicos practicaban su coreografía, animando siempre que lo creía necesario. Y ciertamente, los idols se sentían mucho más revitalizados gracias a la comida y ánimos de aquella chica, y es que Hyuna realmente era una alegría para ellos. Bueno, todo 4minute, ellas siempre cuidaban de ellos y los ayudaban con todo lo posible, acciones recíprocas claro. Al igual que BTOB, G.NA y, las nuevas chicas, CLC, todos se apoyaban mutuamente.

    —¿Así, oppa? —preguntó Hyuna intentando hacer un paso de la nueva coreografía.

    —Síp, así está bien~ —dijo Hyunseung dando leves palmadas—. Algún día podrías sustituirme —rio ante la idea.

    — Vamos, vamos, no exageres, estoy bien con nuestro concepto sexy —contestó ella entre iguales carcajadas.

    ……

    —¿Siguen en América? —preguntó el maknae de BEAST cuando entraron al ascensor, refiriéndose a las demás chicas de 4minute.

    —Síp~ — respondió Hyuna sintiendo con la cabeza—. Sohyun dice que se lo están pasando genial, han visitado muchos lugares y me han mandado fotos~

    —Aún sigo sin comprender porque no has ido con ellas, te hubieran venido muy bien las vacaciones —la chica le dirigió una mirada fulminante al rubio, haciendo que éste se encogiera de hombros—. Me hubiera recuperado de igual manera.

    —Que tontería oppa. No me he quedado solo para cuidarte, también necesitáis a alguien que esté en la casa, os haga la comida y esté ahí en los conciertos. Alguien realmente cercano —y sus palabras no admitían réplica.

    …...

    —Toma, esta debería quedarte bien —murmuró JS extendiendo una mano de la que colgaba una de sus camisetas más anchas.

    —Gracias, oppa. Y siento haberme olvidado de coger un pijama —se disculpó nuevamente la pequeña, realmente arrepentida por las molestias que podía causar.

    —No pasa nada~ —Hyunseung acarició la cabeza de la chica con una sonrisa antes de alejarse para darse al vuelta y permitir que se cambiara.

    Él había decidido quedarse a dormir en el salón, para no enfermar al resto del grupo, y eso significaba que Hyuna dormiría en el sofá con él. Pero como los demás ya estaban dormidos tuvo que quedarse en el lugar a pesar de que la chica debía desnudarse.

    Estaba seguro de que tendría la suficiente fuerza de voluntad para no mirar, pero se engañó a sí mismo pues era imposible. Así que con total disimulo giró la cabeza para ver, justo a tiempo, como la chica se deshacía de su actual ropa, dejando a la vista su esplendorosa figura. Se podía decir que poseía un muy buen cuerpo, y eso es algo que ella sabía.

    El joven volvió a su posición cuando vio que las manos de Hyuna buscaban el sujetador para desabrochárselo.

    —¡Oppa! ¿Estás bien? ¡Estás rojo! —clamó la cantante preocupada al ver como el rostro de su compañero parecía un semáforo, todo tras haberse puesto la camiseta que le había prestado.

    —S-sí, es que hace calor —corrió a abrir la ventana para después meterse en la cama improvisada que había hecho en el suelo, tapándose y destapándose constantemente ante la extraña mirada de su amiga.

    —Buenas noches, oppa~ —canturreó la más joven sentándose en el sofá, abriendo un cuaderno en el proceso.

    —Hyuna, llevas muchas horas sin dormir adecuadamente, deja de componer… —se notaba la preocupación en su tono.

    —Pero debo estar despierta por si te levantas mal —se quejó con un puchero ella.

    —¿Q-qué tal si duermes conmigo? Así seguro que no me despierto… —murmuró el mayor sin atreverse a mirarla a la cara.

    —Está bien~ —para la sorpresa del chico, ella aceptó sin dudar, dejándose caer a su lado con una sonrisa—. ¿Dormirás mejor así? —sonrisa que hizo que el chico se quedara sin palabras por un lapso de tiempo.

    —Hum —asintió con la cabeza antes de sentir como la chica enterraba su cabeza en su pecho, haciendo que las incontrolables ganas de abrazarla por la cintura fueran saciadas.

    …..

    —Míralos, que parejita —murmuró Doojoon a la mañana siguiente, observando como ambos dormían totalmente abrazados a pesar del calor que hacía.

    —¡Hyung! ¡Hyuna! ¡Arriba! —gritó Yoseob al verlos, no dispuesto a que ellos durmieran más que el resto. Hasta fue a la cocina para coger una sartén y una cuchara de madera para así hacer más ruido.

    —Ah… oppa… que ruidoso —se quejó la menor propinándole golpes con el pie, pero sin hacerle daño pues le faltaban fuerzas por el sueño.

    ……

    Días después Hyunseung ya se encontraba con toda su energía, totalmente recuperado. Nuevamente en la sala de prácticas, dándolo todo en el baile, recibieron la visita de Hyuna, pues las chicas aún no volvían y aún faltaba para su próximo comeback.

    —Hyuna, gracias por haberme cuidado —murmuró el mayor un momento en el que se encontraban a solas—. No sé qué haría sin ti, de verdad —y con esas palabras dirigió sus labios a la frente de la joven, besando la zona con total delicadeza.

    —Seguramente no mucho —respondió la chica, provocando que ambos estallaran en carcajadas.

    Una carcajadas, sin embargo, interrumpidas cuando la más joven empezó a estornudar.

    Ambos se miraron. Él con una ceja alzada, ella con los ojos abiertos.

    —Así que me toca ahora ser el enfermero ¿eh? —rio levemente mientras echaba un brazo por los hombros de Hyuna, atrayendo su cuerpo al propio, creando que la muchacha asintiera con la cabeza, repentinamente algo más nerviosa por aquella inesperada cercanía.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso