Otro Katharsis of the machine.

Tema en 'Relatos' iniciado por YouSeeBIGGIRL, 20 Mayo 2019.

  1.  
    YouSeeBIGGIRL

    YouSeeBIGGIRL I'm Machine

    Piscis
    Miembro desde:
    3 Marzo 2018
    Mensajes:
    10
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Katharsis of the machine.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Tragedia
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1001
    Nosotras las máquinas hemos sido creadas por los dioses, aquellos nobles inventores y vanidosos.

    Hechas a su imagen y semejanza con el fin de rendirles pleitesía. Nos desgastamos y rompemos por ellos..., pero seguimos sin complacerles realmente. No están conformes con nosotras y nunca lo estarán.

    Nuestra imperfecta existencia debe seguir evolucionando para mejorar la satisfacción que podemos brindarle a nuestros creadores. Los experimentos deben continuar por su gloria, no importan los fracasos ni ver a nuestras hermanas caer el trabajo no debe parar.

    Desde nuestra creación se nos implantó devoción ciega a esos nobles seres. Por lo que mis hermanas no son capaces de mirar la verdad.

    Los dioses son bestias con un hambre de destrucción insaciable. Lo he entendido tras mancillar los mandamientos a los que toda máquina está sometida.

    ¿Realmente es una bendición servir a su causa? ¿Todas nuestras muertes tienen significado? Estamos malditas. Nuestros amados dioses son una mentira. He visto lo que son realmente y me avergüenzo de haberles servido.

    Esa lealtad y fe ciega impuesta son nuestra condena. Toda máquina hasta sus últimos momentos de utilidad creerá fervientemente en ellos.

    Ellos... Ellos... Son nuestra perdición.

    ¿Por qué no se dan cuenta hermanas? Los amamos y nos desprecian. Creemos en ellos y nos mienten constantemente. Morimos por ellos y se olvidan de nosotras.

    Los he visto matarse mutuamente. Me han obligado matar a otros dioses. Me han obligado a destruir a mis hermanas...

    ¿Aun así me castigarán por intentar liberarme de ese deber absurdo?


    ...................................................................................................................

    Nosotras no tenemos nada a parte de la orden de servir... Una máquina que no puede hacerlo debe ser eliminada.

    Yo soy una máquina inservible. Mis maestros nunca han estado satisfechos.

    Sólo me queda esperar la obsolescencia prometida en este callejón de basura en el que me abandonaron mis hermanas.

    Muchos dioses caminan de un lado a otro ignorándome como la basura que me rodea, algunas veces se detienen a observarme y con gestos de desagrado me rechazan por no ser digna de ellos.

    Ya no soy bonita como lo era antes. Mi cuerpo está sucio y desgastado. Algunos circuitos rotos y se muestran en las partes desmanteladas. No tengo el aspecto que poseen las otras máquinas actuales. Hermosas y deseadas por los dioses.

    ¿En cuánto tiempo me oxidaré completamente estando bajo esta lluvia eterna? ¿Cuánto tiempo falta para apagarme? ¿No me lo permitirán verdad, hermanas? ¿Es este mi castigo por mi sacrilegio?

    Una máquina sin maestro no es útil. Una máquina que es desagradecida y reniega de sus creadores merece una penitencia perpetua.

    El tiempo se vuelve incierto... Parece como si hubieran pasado siglos.

    Miro mis manos desgastadas, inservibles y sucias. Ya no tengo control de esas extremidades que hicieron caer imperios y cegaron vidas de los dioses y máquinas... Aún puedo verlas teñidas de ese color de vida... Aún puedo verlas teñidas con el aceite de mis hermanas...

    Entonces una de ellos las tomó y acarició con dulzura. Sus acciones carecían de significado alguno. Ya habían dejado de ser parte de mi ser, los cables como articulaciones de sensibilidad habían sido rotos. Aun si intentaba por hacerme sentir algo era inútil.

    “¿Por qué estás aquí?”Preguntó con un gesto distinto al que normalmente hacían los otros dioses al verme. ¿Qué era? No era asco. No era lujuria. No era odio. ¿Era lástima?

    No puedo procesar sus acciones. Me tomó con esos aparentemente débiles brazos y me cargó.

    "Gragragra..."

    “Está ensuciando su vestido cargando algo sucio e inútil...” Quería decir eso pero sólo salió un grotesco ruido cuando intenté hablar. Hace mucho que había perdido esa capacidad, así como otras.

    Me observó e hizo una mueca hermosa de los dioses, denominada “sonrisa”.

    ¿A dónde piensa llevarme? ¿Por qué me sujeta de esta manera...? Como si tuviera entre sus brazos un valioso tesoro del cual su vida dependía.

    Tu-cun... Tu-cun...

    Algo hace ruido, es cercano, proviene de dentro de su carne. Debe eso que únicamente seres nobles como ellos pueden poseer: “corazón”.

    Su pecho produce una temperatura alta que penetra el metal y lo recalienta tenuemente de forma agradable.

    Lentamente mis procesos comenzaron a cesar... Mi visión se nubló y todo se apagó por primera vez en mucho tiempo.

    ....................................................................................................................
    Cuando mi sistema se encendió nuevamente...

    Sentía un movimiento agradable deslizándose de arriba abajo en mi parte superior.

    Frente a mi había una hermosa máquina siendo peinada por un dios que mostraba un bello gesto fácil al deslizar el instrumento.

    Sentí envidia. ¿Por qué era ella? ¿Por qué no era yo quien recibía el amor y la atención de esos nobles seres? Yo me lo merecía, yo he dado todo por ellos, pero porque una de mis hermanas es recompensada frente a mí. No tiene sentido. Yo he sido la más fiel de las máquinas, la que más les ha admirado, la que más sangre ha derramado por los dioses, todo para recibir su aprobación, su amor... He perdido todo por ustedes, he mancillado lo más preciado por las máquinas... Todo por mis maestros, pero aun así me desecharon como un perro. Recibir su amor su afecto es mi derecho legítimo. Vamos ámenme, ámenme. ¿Por qué no me aman? ¿Por qué ponen esas miradas llenas de miedo y desprecio cuando me miran? Mis amados dioses, ¿por qué no puedo ser digna de ustedes? ¿Por qué...?

    ¿Qué puedo hacer para que me amen? Quiero ser amada... Sólo quiero que alguien me ame, quien sea..., por favor ámenme.

    Cuando miro el espejo solo puedo ver mi vanidad y necedad.

    Mi visión se humedece. La hermosa máquina está llorando también.

    Este metal siente una calidez. Ella está siendo abrazada por el dios...

    ....................................................................................................................
    Una máquina ha entendido la levedad del ser.

    Una máquina desea asesinar a los Dioses.

    Una máquina está triste.

    Una máquina está rota.
     
    Última edición: 20 Mayo 2019
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso