One-shot Just be friends

Tema en 'Vocaloid' iniciado por Poemy, 9 Noviembre 2014.

  1.  
    Poemy

    Poemy Guest

    Título:
    Just be friends
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Horror
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    977
    Éste escrito es para "El Vocaloid del mes *-* Vocaloid: Luka Megurine.

    Ese día me senté en el patio de la escuela, quería leer en paz. Los ruidos en mi salón no me dejaban concentrarme en el libro que me habían regalado, y la atmósfera que había en mi aula no era de ayuda.

    Me dio sueño... aquél libro era demasiado extenso, lo dejé a un lado y terminé mirando al cielo.

    La luz del sol iluminaba mi rostro, esa sensación de calidez me hacía sentir como en casa.

    De pronto, una sombra me quitó la sensación.

    Abrí los ojos y lo vi, un chico alto, de cabello y ojos negros.

    —¿Se te ofrece algo? —solté de mal humor.

    —Soy nuevo aquí y... —rió un poco—. Me temo que no sé cómo llegar a mi aula.

    La expresión del chico me causó gracia. ¿Cómo es que está llegando tarde a clases y aún así se está riendo?

    —Si gustas... puedo llevarte —le ofreció.

    —¡Eso sería genial! —contestó él, con una amplia sonrisa.

    Desde ese momento en que lo conocí, supe que él era una persona que ocultaba sus sentimientos.
    Una persona que sonreía en todo momento, que a pesar de que algo le dolía, aún sonreía.

    Y desde entonces, él siempre estaba a mi lado. A pesar de lo solitaria que era, o lo seria que aparentaba ser, él se sentaba conmigo en el almuerzo, me ayudaba con la tarea, y algunas veces, incluso, me contaba acerca de su infancia.

    ¿Cómo es que cada vez que lo miraba a los ojos, éstos brillaban? Sus pupilas dilatadas aceleraban mis latidos.

    —Luka... —susurró con los ojos cerrados, yo acaricié su cabello mientras él descansaba en mi regazo—. Eres diferente, eso me agrada.

    —¿Diferente? —cuestioné.

    —Nadie tiene un corazón así.

    —¿Qué quieres decir? ¡Ve directo al grano! —dije impaciente.

    Él rió un poco y carraspeó.
    Abrió los ojos y posó su mano en mi rostro.

    —Un corazón abierto a nuevos sentimientos. Eres una persona que por muy seria que parezca, en realidad es muy dulce, y su cariño lo demuestra de forma diferente.

    Me quedé en silencio. La campana del colegio sonó.

    —Voy a clase —dio un respingo y se fue corriendo.

    Suspiré y me tumbé al suelo.

    —No tengo ganas de entrar a clase —me dije a mí misma, y miré las nubes.

    Mientras mi mente daba vueltas, quedé pensativa en cuanto a lo que él me había dicho.



    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~




    Habían pasado varios meses ya, y era el último día de clase. Al entrar en la época navideña, cada quien escogería a una persona para regalarle algo.

    ¿Qué iba a regalarle? No tenía nada en mente, ni ningún talento en mis manos para poder obsequiárselo.

    Suspiré.

    Me di cuenta de que empecé a sentir algo por él, pero que era imposible que llegásemos a ser algo.

    —Él es demasiado bueno para mí —sonreí.


    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~



    La noche buena llegó, y alguien me envió un mensaje diciendo que me vería en el puente que quedaba cercano a la escuela.

    Sin dudas a lugar, decidí no ir, porque ¿quién diablos iría a una invitación de un extraño?
    Pero luego me di cuenta de un detallito, la invitación tenía la firma y los detalles de cierto chico, por lo cual, solté una risita.

    Me puse una chaqueta y monté en mi bicicleta.

    El camino estaba algo oscuro, pero me apresuré.
    En la travesía, tropecé con una roca y caí, me había lastimado un poco la rodilla, pero no me importó, sentía que debía llegar cuanto antes, subí de nuevo y pedaleé.

    A lo lejos divisé la escuela, y más allá, al lado de un parque, estaba dichoso puente.

    Bajé y caminé con dificultad, y ahí en el puente, lo vi a él, mirando a la luna.

    —¡Lo sabía! —exclamé.

    —"Hola, ¿cómo estás? ¿Bien? Yo también"

    —No me dio tiempo de saludarte —reí.


    Se aproximó a mí con pasos largos y me abrazó.

    —Te quiero, Luka.

    Ni una sola palabra salió de mi boca en ese momento. Sentí que el tiempo se detuvo, y me congelé.

    —Tienes la piel y las manos frías.

    Tomó mis manos y puso en ellas unos guantes, se quitó la bufanda y la puso en mi cuello.

    —Feliz noche buena —sonrió.

    Lo miré directamente a los ojos. La luz de la luna los contrastaba y los hacía lucir más bellos de lo que eran.

    —Tus ojos azules... me hipnotizan, me quedo atrapado en ellos —me dijo.

    ¿Por qué las palabras no salían? ¿Por qué en un momento como éste me había quedado muda?

    —Lo siento. No pretendía asustarte —se dio la vuelta y caminó.

    Tenía miedo, mucho miedo, pero aún así, aunque estaba temblando, y sentía el corazón en mi garganta, debía tener valor para intentarlo.

    Corrí con mi rodilla sangrante y lo abracé por detrás, con mucha fuerza.

    —Te quiero... —musité, mientras derramaba unas cuantas lágrimas—. Eres un tonto, y te quiero.

    Él soltó una risa y se dio la vuelta.
    Secó mis lágrimas, me miró de frente, mientras acariciaba mi rostro.

    —¿Saldrías conmigo?

    Lo miré y asentí.

    —A donde sea... contigo.

    En ese momento, sentí nuevas emociones en mi pecho. Sentía mucha felicidad, era como si fuera una nueva yo.

    Cambié por completo desde que estuve con él, con el chico que me hacía sonreír con sus tonterías, y con su ternura.

    Ahora siempre que caminábamos, lo tomaba de la mano, y yo posaba mi cabeza en su hombro.

    Y por primera vez, me sentía segura en los brazos de alguien.

    A lo lejos, yo decía que las relaciones duraban poco, que se marchitaban, y se hacían aburridas. No lo tomaba importancia a nada.

    Pero... ¿por qué comenzó a preocuparme a mí, por qué comencé a temer que mis sentimientos se marchitaran?

    Empecé a temer, y comencé a sentir dolor.

    ¿Y si la monotonía nos separaba?


    ~Continuará~
     
    Última edición por un moderador: 15 Noviembre 2014
    • Me gusta Me gusta x 5
    • Ganador Ganador x 1
  2.  
    Syel

    Syel Extraña

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    984
    Pluma de
    Escritora
    Hey, aquí estoy :D
    Esta canción, es por mucho, mi favorita de Megurine Luka y junto con el personaje se convierte en una combinación perfecta (al menos para mí).
    La situación es la típica, sí, pero la manera en a que se maneja es la que la hace distinto. Por la canción se sabe que esta relación no tiene un final feliz, más como dice la canción: "Solo ser amigos". Aunque debo decir que el tipo maneja muy bien los sentimientos románticos.
    Y tal como dices al final: las relaciones en las que solo son "color rosa hasta las rocas", duran poco...Los sentimientos se marchitan y se abren los caminos...Es inevitable.
    En cuanto a lo técnico:
    1.- En una opinión muy personal, como mezclaste lo que pensaba con el pasado, me hubiera gustado ver algunos de estos dos en Cursiva para así poder distinguir más los cambios.
    2.- La ortografía perfecta y la narración simple, lo que hace la lectura rápida y nada tediosa.
    3.- Solo hay una parte que me sacó de onda y es esta:
    Creo que hay "y" de más. Por ejemplo, podrías sustituirlas por comas o puntos. para que no se escuche tan: "Y...y...y...y". Podría quedar así:
    "Tomó mis manos y puso en ellas unos guantes. Se quito la bufanda y la puso en mi cuello".
    Claro es un ejemplo.

    Sin más, nos leemos ^^.
     
    Última edición: 9 Noviembre 2014
    • Creativo Creativo x 1
  3.  
    Poemy

    Poemy Guest

    ¡Muchas gracias por ayudarme a mejorar! *-* No me había dado cuenta de que en aquella última oración repetí mucho esa letra, sin embargo, ya me fijé, gracias c:
     
    Última edición por un moderador: 9 Noviembre 2014
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Poemy

    Poemy Guest

    Título:
    Just be friends
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Horror
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    757
    "Quiero pasar el resto de mi vida contigo, estando juntos, que me abraces tan fuerte que no pueda respirar. Quiero hundir mi cabeza en tu pecho y que tú me susurres un "te quiero" al oído, sentir tu mano estrechando la mía, y llenarla de calidez. También escuchar los latidos acelerados tu corazón, y poder decir que soy la persona más afortunada del mundo por tenerte"

    Nosotros pensamos que lo nuestro sería eterno, que nada nos separaría jamás.

    —Oye... prométeme algo —le dije.

    —¿Qué cosa?

    —Prométeme que si nos perdemos... o si dejamos de querernos, buscaremos la forma de no separarnos.

    Él se quedó pensativo.

    —Lo prometo.

    Me miró a los ojos y sonrió, como siempre, sabía que todo estaba en orden, su sonrisa me lo demostraba.
    Él era mi luz, mis ganas de seguir adelante, mi mundo, era todo para mí, no quería perder su sonrisa...




    Tras el pasar de los meses, las cosas cambiaron, por mas que yo intentaba pasar más tiempo juntos, era en vano.

    Un día le vi saliendo de su aula, lo saludé, pero él no reaccionó.

    ¿Qué le ocurría?

    Y ahí empecé a preocuparme. Sentí que aquellas sonrisa que me mostraba era irreal, que no se creía sus palabras, que caeríamos en la monotonía.

    —Lo siento, tampoco puedo el viernes —comentó con una mano en su nuca.

    —Jamás puedes.

    —¿Es que acaso no entiendes? Mi proyecto depende de esa entrega.

    —Siempre estás poniendo excusas.

    —Para ti son excusas.

    Vi como su figura se alejaba a lo largo de los pasillos, los últimos rayos iluminaron mi rostro, me dejé caer y ahí me quedé, sentada mirando hacia la ventana. Ladeé la cabeza una y otras vez buscando un camino.
    ¿Qué debía hacer ahora?

    ~~~~~~~~

    Cuando llegué a mi oscura recámara me recosté en mi cama y miré el techo, entonces recordé que él había hecho un dibujo allí, y reí por la nostalgia.

    Recordé cuando disfrutábamos juntos esos momentos lindos, y esos pequeños detalles que él hacía por mí.

    Cuando nos heríamos mutuamente, pero enseguida yo volvía a tus brazos.

    Suspiré, aún seguía en ese ambiente solo y frío...


    ¿Y si intentaba arreglarlo?

    Durante días estuve buscándolo, intentando recuperar su cariño, y revivir los lindos momentos juntos.
    Pero su sonrisa había cambiado, en ella se notaba un deje de tristeza, y yo no podía hacer nada.
    Él empezó a alejarse.


    Al pasar una semana no supe nada acerca de él, no me respondía los mensajes, ni atendía el teléfono. Parecía como si tuviese miedo a algo.

    Observé nuestra foto en el marco de cristal que yacía en la mesa de noche, y no pude contener el llanto.
    ¿Por qué estábamos tan distanciados de pronto?
    ¿Había hecho algo mal?

    Cerré los ojos e intenté cesar mi llanto, pero fue inútil, de pronto, tomé el marco y lo lancé al suelo, éste se rompió en pedazos.

    —Maldita sea... ¿Qué he hecho? —grité con la voz ronca.

    Cuando los recogí uno a uno, corté mi dedo índice con uno de los pedazos.

    Me pregunté a mí misma... ¿por qué mi dedo había empezado a sangrar? ¿éstas heridas podré aliviarlas?

    Sentí los fuertes latidos en mi corazón, y en ese instante recibí un mensaje.

    "Nos vemos hoy a las ocho, en la terraza"

    ¿Debía alegrarme o alarmarme?

    Por mas que traté de unir los pedazos, fue inútil, nuestra foto estaba rota.
    Como nuestra relación.


    ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

    En ese entonces llegué a dicho lugar, la brisa pegaba fuerte. Y ahí estaba él.

    —Hay algo que debo decirte desde hace mucho —estaba de espaldas.

    —¿Qué pasa?

    Tragué saliva en ese instante.

    —Luka... aún te amo, pero no podemos seguir juntos.

    Traté de analizar sus palabras, y en ese momento me quedé en blanco.

    —Todo esto se volvió seco, y sería muy cruel para ambos seguir juntos sin saber qué hacer, por favor, entiéndeme.

    No dije nada, no tenía que decir nada, no tuve coraje, ya no era valiente.
    Y me partió el alma cuando lo vi llorar, me acerqué a él y lo tomé de las manos, mientras cerraba mis ojos para contenerme.

    Ese fue nuestro adiós, ya que después de aquello acontecimiento, nadie tuvo el valor de decir una palabra.

    Mi vista está nublada, y me siento algo muerta... ya no pienso en el amor como pensaba antes. Ahora más que nunca, duele, y el dolor insaciable de mi pecho me está hundiendo, en como si estuviera en la eterna agonía.
    Sin embargo, me alegra poder seguir viendo tu sonrisa a lo lejos, aunque ahora sólo seamos amigos.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
    • Ganador Ganador x 1
  5.  
    Sheik

    Sheik Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    14 Octubre 2011
    Mensajes:
    284
    Pluma de
    Escritora
    ¡Hola!
    Disculpa por leer esto hasta ahora :/
    El principio me pareció sencillo, los pensamientos de Luka juntos con los recuerdos de cuando conoció a su chico me pareció muy tierno. El final me pareció sumamente... ¿Real?. Quiero decir, para mi es muy normal que una pareja se preocupe por si su relación se vuelve monótona, pensar en que nos vamos a separar de esa persona que tanto queremos es algo terrible.
    Me gusta esta canción porque muestra que aunque dos personas se quieran, no es del todo suficiente. Ya que esta pareja cayó en la monotonía y no pudo hacer más.
    Realmente me gusta como has planteado este fanfic, te felicito ♥
    No tengo mucho que decir, ya que no vi faltas :3

    Sheik fuera~ ♥ owo
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Megumi Kato

    Megumi Kato Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    3 Abril 2015
    Mensajes:
    1
    Aaaaaayyyyyyyyyyyyy que bonito chelsea
     
Cargando...
Similar Threads - friends
  1. Yoko Higurashi
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    470

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso