Halloween

Tema en 'Fairy Tail' iniciado por D Fang, 27 Octubre 2013.

  1.  
    D Fang

    D Fang Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2013
    Mensajes:
    69
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Halloween
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    792
    Era una tranquila mañana en el gremio de fairy tal. Todos estaban muy animados por halloween, adornando el gremio felizmente, algunos estaban en la entrada, otros se encargaban del techo, y así, todos estaban ayudando.

    Natsu y Gray estaban decorando las mesas, cosa que pensaron sería fácil, pero no; estaba resultando muy tardado ya que ambos tenían gustos totalmente diferentes y no se ponían de acuerdo.

    —¡No seas idiota, Natsu! —Reclamó Gray, mientras giraba el mantel que estaba sobre la mesa— así se ve feo.
    —¡Estúpido hielito! ¿qué vas a saber tú de esto si siempre estás desnudo? —Se defendió Natsu, regresando a su posición original el mantel.
    Y así cómo es inevitable que haya noche y día, es inevitable que fuego y hielo peleen. Erza, que se encontraba cerca decorando la entrada con Lucy, no dudo ni un segundo en ir a reclamarles. Les dijo, de una forma tranquila según ella, algo sobre que los mejores amigos no discuten por cosas como esa. También mencionó algo sobre escoger un disfraz para la fiesta que se llevaría a cabo en la noche ahí, en el gremio, que se lo tomarán en serio y dejaran de lado las peleas.

    —¿Qué tal si nos disfrazamos de ella? —Susurro Gray a Natsu, lo que provocó en ambos una risa de complicidad— digo, da mucho miedo.
    Ambos volvieron a reír para después mirarse con odio y volver la cara a lados diferentes.

    —¿Este año si lo harás? —El pelirrosa se sentó en la mesa— No, no lo creo. Sigues siendo un miedoso.

    —¡¿Tengo que recordarte que tú también tienes que hacerlo?! —Gray goleó la mesa con el puño, llamando la atención del gremio.

    Hace ya varios años, en halloween, Natsu y Gray apostaron en una pelea, que el perdedor iría a la mansión abandonada a las afueras de Magnolia. La pelea quedó en empate, pero según Natsu él ganó y reclamaba al mago se hielo que hiciera lo acordado. Gray se rehusó a ir solo, pues la pelea había sido un empate y por eso mismo debían ir los dos. Desde entonces todos los halloweens pasa lo mismo: Natsu reclamando a Gray que tiene que ir a la mansión, y el otro diciendo que tienen que ir los dos.

    — Ya van empezar... —Dijo Erza, que ya conocía esa rutina— pensé que este año serían lo suficientemente maduros como para olvidar eso.

    Lucy, sin entender, preguntó a su amiga de que hablaba. Erza le explicó de una forma rápida el problema entre esos dos en halloween.

    —Y ese es el problema —Concluyó la pelirroja.

    —¿Así qué es eso? —Dijo pensativa, mientras se tocaba el labio inferior con el dedo índice y observaba al par, que estaba enfrascado en una pelea.




    —Estúpido Gray —Se quejaba en voz alta Natsu— ¿cómo es que me convenció para hacer esto?

    El anochecer estaba próximo, Natsu caminaba por las calles de Magnolia con pereza y lentitud, alargando el tiempo para no llegar a la mansión. Iba acompañado de Happy, su fiel compañero; y de Lucy, su compañera de equipo.

    —Aún no entiendo por qué tengo que venir yo, Natsu. ¡Este tipo de cosas me asustan! —Se abrazó a si misma, mientras miraba todo con recelo.

    —¿cómo que por qué? —Preguntó extrañado Natsu— eres mi compañera, hacemos todo juntos —Concluyó con una sonrisa, provocando un leve sonrojo en la maga estelar.

    Tras un corto, pero tardado recorrido llegaron a la mansión, acompañados de las primeras estrellas de la noche. La mansión era grande, contaba con inmensas ventanas, todas tapadas con tablones de madera. El sólo verla producía un escalofrío y un repentino acelero del corazón. La puerta era alta y de un color café obscuro, casi negro, en frente de ella estaban Gray y Juvia, la última ignoraba el tétrico ambiente, sólo pensaba en el hecho de estar junto al mago de hielo.

    —Natsu, tengo miedo —Dijo Happy, se había escondido tras el pelirrosa y miraba a la mansión con ojos cristalinos— ¿y si hay fantasmas come gatos?

    Natsu y Gray, tras una acalorada discusión, habían acordado ir los dos a la mansión, pero con la condición de ir acompañados de alguien, y como el mago de hielo dijo que Happy no contaba, Natsu eligió a Lucy. Gray había escogido a Juvia porque era la única que no se reiria si se espantaba.

    Natsu y compañía llegó donde Gray y su acompañante. Todos intercambiaron fugaces y nerviosas miradas. Un silencio incomodo lleno el ambiente sólo para ser roto por Gray.

    —¿Listos? —Preguntó con un tono que intentaba sonar seguro.

    Todos asistieron con la cabeza. Gray y Natsu estaban por empujar la puerta cuando ésta se abrió en su totalidad sin que nadie la tocará. Todos pasaron saliva, iba a ser una larga noche.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    D Fang

    D Fang Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2013
    Mensajes:
    69
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Sí, hay otro cap seguro, el problema es que ahora tuve un pequeño contratiempo y no andaré mucho por aquí... Te puedo avisar cuando suba la otra parte :D
     
  3.  
    Pire

    Pire Equipo administrativo Usuario VIP Comentarista Top

    Escorpión
    Miembro desde:
    13 Noviembre 2010
    Mensajes:
    3,430
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Esto ha sido interesante.
    Me gusta y me sorprende porque haces muchos aportes al foro de Fairy tail y eso me alegra.
    Buen comienzo aunque un poco mas de narración no habría caído mal.

    Las fechas de los espantos, es tan divertida pero a la vez todos mueren de miedo cuando llegan. Erza y sus discursos de que son los mejores amigos xD basta con una mirada de ella para que los dos queden callados por un tiempo. Amo cuando se abrazan cuando ella los ve.
    Increible que este año hayan accedido a hacerlo, tal vez ya se sienten demasiado mayorcitos(? pero que la puerta se habra sola no habla mucho, de que saldrán corriendo como niñas miedosas de ese lugar, lo cual resultará demasiado divertido C:

    Solo he notado que te comiste dos acentos, ten cuidado con eso ^^ si, si, se que me paso con eso pero es para mejorar. Te seguiré leyendo ^^

    Pire<3
     
  4.  
    D Fang

    D Fang Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    24 Septiembre 2013
    Mensajes:
    69
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Halloween
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    969
    Lo sé, lo subo un poco, MUUUY, retrasado xD pero ñeeee, no importa, Noviembre sigue siendo mes de los muertos :)



    Era una tranquila noche de halloween en Magnolia, niños y niñas, disfrazados de infinidad de cosas, corrían de aquí para allá. En el cielo se podía contemplar la luna en su máximo esplendor y, acompañandole, un sin fin de relucientes estrellas. Un niño caminaba alegremente por las calles, tomado de la mano de su mamá. Iba vestido con unas ropas muy parecidas a las de cierto mago de fuego y colgando de su brazo derecho, una calabaza donde guardaba los dulces que le regalaban por ser halloween.

    —¡Mamá, mamá! —Gritó sonriente el niño, mientras hacía sonar su calabaza llena de dulces— ¿Podemos ir a pedir dulces a Fairy Tail? ¿si? ¡Quiero conocer a Salamander!

    —Hijo, sabes muy bien que esos magos son muy problemáticos —dijo la señora, que conocía a la perfección la fama de aquellos magos— Pero —Añadió al ver la cara de tristeza del pequeño— Si nos alcanza el tiempo vamos.

    El infante alzó los brazos en señal de victoria, mientras su vista se perdía en el cielo, deteniéndose en una mansión de aspecto terrorífico. Siguieron caminando sin ningún contratiempo, mientras el niño se preguntaba por qué le provocaba miedo esa vieja mansión, que seguro a alguien tan valiente, como Salamander, no le daría miedo.


    El miedo que sintieron al ver la mansión por fuera era poco con el que sentían al estar dentro. Era muy espaciosa, y los pocos muebles que tenía estaban tapados por sabanas blancas que, como toda la casa, estaban impregnadas en polvo. Pero eso no era lo terrorífico, lo que en verdad asustaba eran las sombras que se formaban a causa de la poca luz de luna que se colaba por las tablones que cubrían las ventanas, añadiendo el hecho de que esa era la única luz que había.

    Natsu, Lucy y Happy caminaban con cautela por un largo pasillo de la mansión, al entrar se separaron de Gray y Juvia. El reto era simple: pasar la noche en la mansión. El pasillo era largo, por ambos lados había puertas que conducían a recámaras o estancias. También se podían distinguir algunos cuadros colgando de las paredes, como resultaba muy difícil distinguir con ya poca iluminación, la imaginación volaba y hacía ver cosas que no eran.

    —¿Lucy, no tienes frío? — Preguntó Natsu, que se aferraba al brazo derecho de su compañera— Tienes el brazo helado.

    El mago de fuego paró el paso, volteó a ver a su amiga, encendió su brazo para después acercarlo al rostro de Lucy y llevarse una gran sorpresa, si estaba agarrando a alguien, a un esqueleto.

    —Buenas noches, joven, ¿a que debo la visita? — Preguntó cortésmente el esqueleto.
    —¡¿PERO QUÉ COJONES?! —Natsu salió disparado de ahí, dejando tras de sí a un esqueleto, y nada más que eso.
    —¿Dije algo malo? — Se cuestionó el huesudo.
    —¡LUUUUUUCY, ¿DÓNDE MIERDA ESTAS?! —Todos los presentes en la mansión escucharon ese grito.

    Gray acaba de oír un grito, no le puso mucha atención, pues en ese momento corría como alma que lleva el diablo. Un ser de otro mundo, según sus pensamientos, había aparecido entre él y Juvia, después de eso sólo recuerda a la peliazul gritandole algo que no alcanzó a escuchar.
    ¡Zaz! Natsu y Gray chocaron. Después de muchos insultos y falsas acusaciones, ambos aseguraban que el otro estaba detrás de los sustos, el mago de hielo pidió a el pelirrosa que utilizará su magia para poder ver, Natsu aceptó de mala gana y una vez que su fuego alumbró todo se arrepintió.
    —¡Ah! —Enfrente de ellos una pequeña niña, semi-transparente, los observaba con mucha curiosidad, ya que estaban abrazos y con los ojos muy abiertos.

    A la estancia llegaron Lucy, Juvia y Happy, seguidos por un esqueleto y una moza, igual semi-transparente. En un abrir y cerrar de ojos todo estaba completamente iluminado. Juvia lloraba desconsoladamente, preguntando por qué Gray abraza a Natsu y no a ella.

    —¡¿Pero que cojon...?! — Natsu señalaba a él esqueleto, para después observar todo.

    —Natsu, ellos son fantasmas, pero... —Lucy iba a explicar algo, pero fue interrumpida por la pequeña fantasma.
    — Si que sin cobardes —La niña se elevó en el aire, como si volará— Mira que asustarse por simples muertos...
    Natsu y Gray intercambiaron miradas de miedo, cosa que duró poco, ya que ambos dijeron algo al unísono.
    —¿cobardes? —De los puños de él pelirrosa salía fuego, y Gray hacía la postura para utilizar su magia— ¡y una mierda!

    Ataques iban y venían, tanto de fuego como de hielo. Y no pasaron ni diez minutos para que la casa se viniera abajo, llegando por fin el final de la mansión que tanto miedo daba. Lucy buscó a los tres fantasmas que habitaban la casa, pero no los encontró, supuso que ellos se fueron junto con la casa.
    —¡Otra Vez se pasaron! —Gritó la maga estelar.

    — ¡Aye!

    Natsu estaban por decir algo, cuando fue interrumpido por Erza, la cual se acercaba lentamente.

    —¿Natsu, Gray, por qué no están en la fiesta? Más importante, ¿dónde están sus disfraces? ¡Llevó toda la noche esperando por ustedes en el gremio! —La pelirroja les lanzó una mirada asesina, mientras oía las escusas de sus amigos.
    —Pero no somos lo únicos, las chicas y happy tampoco tienen disfraz —Miro a los mencionados sólo para ver que los tres estaban disfrazados— ¿Pero cuándo...? —los tres sonrieron débilmente.

    —No hay pretextos, además ellas me avisaron, pero ustedes, ¡ustedes deben ser castigados! —Reequipó una espada y se acercó lentamente a Gray y Natsu, ambos pasaron saliva.
    — Viejo, estamos muertos —Susurró el pelirrosa al mago de hielo, mientras el otro decía que sí con la cabeza.
    Sin duda Erza enojada daba más miedo que cualquier otra cosas, incluso más que una mansión abandonada.
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso