Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Paulijem, 12 Julio 2012.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    1956
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Capitulo 1-
    El templo de las cinco naciones- Kai el sacerdote de la aldea oculta de la hoja.
    HOLA!!! no pude contenerme a no escribir xD, bueno esto es mi nueva invención, hace ya mucho tiempo que me rondaba la idea de un viaje en el tiempo y bueno lo volque en el papel y tenia muchas ganas de compartirlo con ustedes en este maravilloso lugar, espero que le den una oportunidad a este fic y espero que les guste y muchas gracias por la anterior historia quedé muy feliz por a verme acompañado hasta el final de ella. Ahora si los dejo leer ;)​
    ¿Cómo fue que paso? no recordaban, solo un destello que los envolvió y los llevó, a lo que ahora habían marcado como sus destino, ¿Por qué? no sabían, pero lo que si sabía que para volver con su verdadera vida… debían proteger a sus padres, de lo que conocían como el pasado; Había sido un juego y después algo comprometedor, algo que dependía de su vida.

    Perseguidos a muerte por los Akatsuki por algo que ni ellos comprendían, salvar gente a la que no conocían y ayudar a sus puberto tío kyuubi y ser parte del grupo Taka, claro ocultando todo el tiempo su identidad. Incluso se habían enterado de una profecía de la que no entendían de que era, ni lo que tenía que ver con ellos, ni el porqué de estar allí. Pero en conclusión su destino había dado un gran vuelco en su vida. Y la historia comenzaba así.



    Aldea oculta de la hoja horas de la tarde algo pasada…



    Allí se encontraba sentados afuera con su respiración agitada al menos todos pensarían que de una misión, pero no. Dos días para ser exactos era el tiempo en la que sus hijos habían desaparecido, lo último que recordaban fue cuando se despidieron de ellos al irse de misión y al volver no se encontraban mas donde los habían dejado…; nadie, nadie los había visto, ni sabían donde habían ido por última vez.



    Tal era la desesperación que sentían, que ya no aguantaban mas, habían decidido buscarlos por cielo, mar y tierra, pero nada, aun así no se rendían. Era algo inexplicable y ninguno podía darse la idea de que era lo que había pasado realmente. Y allí estaban esperando que algo inesperado pasara, alguna señal o algo y lo que menos querían era seguir esperando algo que ya lo estaban viendo imposible…
    Por primera vez el pelinegro había tenido miedo y claro no de algo estúpido si no de que algo malo le pasara a sus hijos; esperar no era su fuerte, al igual que el de la paciencia y la tolerancia eso no pasaba con su ahora querida esposa y compañera de misiones, Sakura; ella tenia mucha fe de que los volverían a ver pero… él no lo creía así, sabia que eran sus hijos pero siempre se había dado la orden absoluta de proteger a su familia y no lo había podido cumplir porque siempre fracasaba se preguntaba mil veces algo debía estar atormentándolo con lo que mas le dolia su clan y su responsabilidad como líder de ello.



    En un lugar en particular…

    (Pov Sora)

    —Bienvenidos pequeños—dijo un anciano de estura baja un poco mas alto que yo, no entendía que había pasado, ni donde estábamos. Lo ultimo que recordábamos era estar jugando en el patio de casa y luego obscuridad y por ultimo en un lugar algo así como un templo, era todo de mármol pulido estábamos como en el centro de allí, busque con la mirada a mi hermano mayor Seinosuke y se encontraba igual de confuso que yo, en un momento nuestras miradas se conectaron y ambos sabíamos que significaba, vi como se levantó y yo le seguí.


    —¿D-dónde estamos?—preguntó al anciano estaba algo tenso y nervioso lo conocía muy bien y no estaba seguro de sus palabras, pero no le dije nada el era el mayor que se hiciera cargo el. El anciano lo miro y se le formó una sonrisa sincera por lo que pude notar e hizo una reverencia ante nosotros.


    —Están en el templo de las cinco naciones, soy Kai sacerdote de la aldea oculta de la hoja elegido personalmente por el primer Hokage de la aldea, un gusto conocerlos jóvenes Uchiha— eso nos dejo totalmente atónitos por el primer Hokage estaba segura de que tenia mas de cien años y como supo que eramos Uchiha esa era otra razon, Seinosuke me miro y yo me encogí de hombros en respuesta


    —¿Cómo nos conoce?—volvió a interrogar mi hermano al sacerdote.


    —Es algo difícil de explicar pero por alguna razon del destino vuestras vidas se cruzaron en nuestro camino, síganme les dare un pequeño recorrido por el templo como verán cinco sacerdotes de las cinco naciones se encuentran aquí mas algunos aprendices, todos aquí son elegidos por el representante de cada aldea claro que eso fue en principios del nacimiento de las aldeas—nos iba diciendo mientras nos sacaba del centro y nos llevaba por un pasillo largo y ancho y todo blanco era tal el brillo que había que dolían los ojos luego nos hizo doblar a la izquierda y bajar por unas escaleras de cuatro escalones.


    — Eso no aclara nada del porque señor—le dije era verdad mucho templos y sacerdote y bla bla y nada de lo que queríamos saber.


    — Mm… tan precipitada como su padre pequeña Sora pero dejame contarte la historia—en ningún momento paro de su caminata al contrario seguimos derecho devuelta por otro pasillo me cruce de brazos como se atrevía seria un sacerdote pero no tenia nada de educación.


    — Hmp vejete—susurre a un costado al menos creo que ahí no me escuchó.


    — Bien como decía el nacimiento de las aldeas claro, bien los sacerdotes de las cinco naciones incluyéndome, hemos sacado estadística del tiempo, que quiero decir que hay situaciones en la que todo los errores del pasado presente y futuro pueden cambiarse claro que no en todos los casos pero mentes brillantes y corazones puros lo pueden lograr y los hemos elegido a ustedes—terminó su relato o eso creíamos Seinosuke paró en seco el cual tuve que seguir porque me choque con él, nunca avisar, y le dijo…


    — Perdone señor que le diga esto, primero gracias por lo de mentes brillantes y segundo ¿Ustedes no lo son? Porque no lo hacen ustedes—gran punto pero no sabia de que estaba hablando claro no segui todo el repertorio del “ancianito”


    — Jajaja gran pregunta joven Uchiha, ya veo porque todos votaron por ustedes dos, creo que debí de estar de lado de ustedes, en fin no podemos salir del templo como ya saben tenemos mas de cien años y si salimos nos convertiríamos en… polvo, eso es obvio—claro es obvio a caso estaba loco de remate como íbamos a saberlo ni que fueramos tan genios


    — ¿No voto por nosotros? que desconsiderado Hmp—contesté malhumorada ese sacerdote no me cai nada bien de hecho parecía que el sentimiento era mutuo


    — Sora no nos vayamos del tema— me reprendió y me ordeno a la vez lo mire con mala cara pero el miraba al frente— ahora señor Kai si yo le dijera que esto no nos interesa y que queremos ver a nuestro padres, ¿cual seria su respuesta? —debo admitir que es mi hermano. El anciano lo miró y luego sus ojos se clavaron en el suelo y después a los de mi hermano.


    — Bueno… pensándolo bien… es que si no aceptan no podrán salir de aquí, ya llevan dos días desaparecidos —imposible susurré Seinosuke me miró con sus dos grandes ojos jade y frunció el ceño como mi papá.


    — ¿Qué? pero si solo fueron dos minutos—reclamó este rio divertido que le encontraba divertido en toda la situación una mas y lo golpearía aunque se hiciera de polvo bien no porque no seria honorable de un Uchiha pero juro que si tuviera la oportunidad de hacerlo…


    — Entre mas pierden tiempo mas rápido se pasa ahora que me dicen—dijo mirándolos me adelante y me acerque al viejo que ni siquiera se movió solo me observó sentí un tiro en mi ropa Seinosuke pensé y no me había equivocado pero aun así hable desde esa distancia.


    — Bien sabiendo que lo que le dijo mi nee-san no funciono y que todo lo que dijo, escuche la mitad y que no nos aclaro del porque de estar acá, diría que estoy como en el principio mas confundida que antes—era verdad y no mentia este dio media vuelta sobre sus talones y siguió caminando nos hizo una seña con su mano para que lo siguiéramos y así lo hicimos.



    — Se escribió una profecía hace doscientos años, donde hablaba de los héroes del tiempo, la cual no creí que fuera posible, esta profecía decía que dos hijos de un rebelde convertido en un héroe serian capaces de cambiar lo imposible a la vista del hombre, claro que según los elegidos vendrían en un determinado tiempo y los sellos se activarían y de un solo pestañeo vendrían y ¡Woala! ¡Aquí están!— decía mientras movía su mano en el aire haciendo garabatos en el…— ahora mi deber será enseñarles algunos trucos para apañárselas en el pasado, su primer objetivo y el principal, si bien viene de una familia de ninjas fuertes deben seguir con su entrenamiento ahora que aceptaron, las horas y días serán menos y no se preocupen por su familia haremos todo lo posible para que no se note su ausencia—explicaba mientras nos dirigía a una puerta de roble lo único menos brilloso que había en todo "ese templo".

    continuará...


    Bueno hasta aquí ah llegado espero que les haya gustado y mas adelante explicaré algunas cosas, ya que solo ha sido mucho dialogo, en el otro sera mas narración espero que me digan en que eh fallado ya que hay algunas cosas que mi word no lo identifica como error y no estoy segura si la ortografía... estará bien XD

    Sayo!!
    Atte: Paulijem
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  2.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    3169
    CAPITULO 2​


    Por la rebeldía de papá ahora dependen de nosotros…​







    Pov Seinosuke


    Que no se note nuestra ausencia el viejo estaba totalmente loco ya entendía porque Sora estaba molesta no sabía ni siquiera porque nosotros debíamos cargar con esta pesadilla, no hicimos nada malo ni nada incorrecto en nuestra corta y complicada vida, entonces porque debíamos ser los héroes del tiempo mi hermanita era pequeña yo un adolescente en práctica según mi mama y un ninja experto como mi padre a su edad, pero eso no es indicio de que fuera por eso, claro que somos los nuevos genios Uchiha del clan pero claro que eso tampoco, los Hyuuga también lo eran y los No Sabaku claro que eran de la aldea oculta de la arena pero porque no ellos que errores debíamos solucionar.
    Eran demasiadas preguntas sin respuestas, mire a mi derecha y estaba Sora sentada en el suelo igual de pensativa me acerque y me senté junto a ella; no habían pasado ni tres minutos que habíamos entrado por la gran puerta de roble y ahora estábamos en una especie de despacho u oficina algo obscura raro a nuestro parecer ya que en el exterior era todo tan blanco y brilloso llenas de estantes con libros ordenados por altura y color pero solo se veía eso, el sacerdote se había ido por otra puerta de la izquierda dejándonos en claro que solo tardaría un par de minutos la cual ya eran casi media hora; suspire y empuje levemente a mi hermanita esta bufó y me miro de mala cara rodé los ojos porque era tan seria y a la vez tan extrovertida introvertida divertida aburrida eran demasiadas cosas para una niña, aun no comprendo lo de mi padres de a ver tenido otro hijo o en este caso una hija pero ahora que lo veía de otra forma era para no estar solo creo que no habría podido cargar en este momento todo esto y ella era de gran ayuda solo que como es lógico no se lo diría o se le subiría los humos a la cabeza y después era muy difícil bajárselos.



    —Como zafaremos de esto nee-san—me dijo casi sin pensarlo solo salieron de su boca como si tuviera vida propia mire al frente y suspire la verdad…no lo sabía solo ¿esperar? Bueno no era muy alentador.


    —No te preocupes algo se me ocurrirá—le respondí con simpleza


    — ¿Viajar al pasado eso es posible? ¿Estaremos muertos Seinosuke? —me preguntó algo extrañada.


    —Jajaja Sora no lo sé pero si se que volveremos a ver a papá y a mamá y a nuestros amigos… te lo prometo—solté una risotada sí que no sabía pero tal vez si estábamos muertos.


    —Hablas demasiado molesto—me golpeo en el hombro cariñosamente yo la empuje bruscamente si…


    —Y tú apenas peque—le contesté suspire con desgano y mire la puerta que seguía igual de cerrada de cómo lo había dejado el sacerdote— ese vejete nos está haciendo esperar demasiado—Sora soltó una risa contagiosa pero luego paró en seco y me miró como buscando las palabras correctas y decírmelas.


    — ¿Hay algo que deba saber del pasado de nuestros padres Seinosuke? ¿Algo muy importante que no me hayan querido decir? —sí que sabia sorprenderte en momentos inesperados. Suspire cansinamente si le contara todo lo que debería saber, todo por lo que pasó nuestro padre principalmente o mi mamá tratando de convencer a un rebelde sin causa a que volviera, sí que lo odiaría cuando se enterara; un momento me dije, rebelde, destino, pasado, errores, ¡claro! Exclamé le levanté de un salto analizándolo mirando a mi hermana con una sonrisa que seguro que si la veía me asustaría de igual forma que Sora.


    —Ya entiendo—dije para mi más que para Sora…


    — ¿Qué cosa? —me preguntó mirándome con una ceja levantada.


    —hay algo muy importante que debes saber es sobre papa—dije muy rápidamente sora asintió siguiéndome a la perfección lo que le quería decir—papa era un rebelde era un traidor a la aldea el cometió muchísimos errores de los cuales ahora está totalmente arrepentido y un día si un día ahora que recuerdo tu aun no nacías fuimos…


    Flash back
    Si lo recordaba como si fuera ayer…
    Era de noche con unas cuantas estrellas pero no había luna; dos pelinegros se encontraban acostados en el césped mirando el cielo escuchando todo a su alrededor como se lo cantaba en susurros la naturaleza a través del viento leve casi tan suave como la piel de un bebé era un total silencio entre ambos aun con la vista clavada en el cielo hasta que de pronto vieron que paso una estrella fugaz era tan hermosa al ojo del hombre un cola casi fina de colores del arco iris tan veloz como un pequeño insecto volador.
    —Pide un deseo papá —el pelinegro mayor lo miro con una ceja levantada no comprendiendo las palabras de su primogénito —mamá dice que cuando pasa una estrella fugaz debes pedir un deseo a ella, debes cerrar tus ojos y con una mano en el corazón, con palabras seguras como un trato o un pacto de sangre pidiendo lo que nuestro corazón más anhela en todo el mundo—explicó el pequeño a su padre el cual volvió a recostarse sin decir nada, el lo siguió e hizo tal cual le había explicado el Uchiha y ambos pidieron lo que más anhelaban—¿qué pediste papá?
    —Que todo lo malo que hice algún día se pueda cambiar ¿Y tú?—dijo tranquilamente cerrando sus ojos Seinosuke se acercó a su papá y le susurró muy cerca en la oreja.
    —mmm… un hermanito—Sasuke abrió los ojos alarmado por la ocurrencia de su hijito de cuatro años.
    Claro que el deseo de Seinosuke se cumplió, pero el del pelinegro aun no, pero jamás se enteraría de que si se cumpliría
    Fin flash back


    —Entiendes sora papá pidió un deseo a la estrella fugaz y se ah cumplido nosotros estamos encargados de solucionarlo aunque es un poco egoísta de su parte ya que porque nosotros claro que como aremos para encontrarlo—le conté ese micro relato que para mí fue muy largo omití la parte de que había pedido un hermanito claro que no me convenía siempre le dije que no la quería y así seguiría eso sería en contra de mis principios de hermano mayor claro que no tiene na da que ver.


    —Entonces ¿tú dices que el deseo de papá se cumplió y que es por eso que estamos aquí? creo que la locura del vejete es contagioso, ¿no tienes fiebre o algo por el estilo?—me dijo seria por un momento pensé que me había entendido pero no.


    —Hmp que graciosa es enserio—dije con vos frívola bufó cuando se abrió la puerta de la izquierda.


    —Siento la tardanza niños pero contactar a sasuke y Sakura es más difícil de lo que parece ya que no están con ellos pero lo logramos bien hora de entrenar…


    En el presente


    Era de noche y ya se sabía que pronto llegaría un nuevo día y que siendo así se cumpliría ya tres días… sin sus hijos.


    Sasuke no había podido dormir en toda la noche tarde o lo que fuere, del día anterior. Habían tenido un rastreo completo incluso había ido a buscar con Sakura a Karin su antigua compañera del grupo Taka.

    Claro que ahora solo hacia el bien junto con Sugeitsu y Juugo pero ninguno de sus dotes de rastreo había funcionado para encontrarlos, jamás se sintió tan frustrado. Se levantó de la cama de tantas vueltas que había dado en ella sin poder conciliar el sueño, miró a su izquierda, Sakura tenía marcada algunas gotas de lagrimas de tanto llorar en su cara, ahora pasiva e inexpresiva no la había visto así desde ese día en el cual le pidió que volviera a la aldea, negó con la cabeza le había prometido hacerla feliz y no lo podía cumplir; salió al balcón de su mansión y se dispuso a pensar en que era lo que podía hacer para hacerlo.


    Había luna llena, tan hermosa blanca adornada alrededor con estrellas plateadas… lástima que no lo podía disfrutar como lo hacía con sus hijos en los días de campo improvisado familiar nunca se imagino disfrutarlo, siempre le habría gustado hacerlo de pequeño, su hijo tenía quince años y jugaba con él como si tuviera cinco años y ni hablar de Sora la cual claro siempre creyó que si era niña seria igual que Sakura pero no bueno en parte si en lo charlatana que era pero después de eso era igual a él y los amaba tal cual eran, se le formó media sonrisa, le hubiera gustado que sus padres o su…hermano los hubieran conocido, estúpido destino, golpeo la baranda del balcón aun con sus puños cerrados siguió mirando la luna ahora con el seño fruncido…



    —Deberías descansar—una vos algo adormilada le dijo detrás de él la miro de soslayo era tan hermosa aun con su ropa de dormir, le respondió.


    —Hmp—el monosílabo infernal el cual había logrado no decirlo jamás pero la situación era la excepción esta se cruzó de brazos molesta.


    — Así que volvimos a los monosílabos eh—dijo acercándose a él ahora apoyando los brazos en las barandas del balcón mirando la luna.


    —No es eso… estoy…—suspiro no tenía ganas de hablar ella completó la frase por el


    —Frustrado… eso no sirve ya verás que esto es solo una más de sus travesuras todo estará bien —dijo muy segura ella conocía muy bien sus hijos pero a veces se decía lo contrario pero no, no podían pensar de esa forma ya habría algo en que analizar…solo había que esperar.


    —Puedes dejar de decir que todo estará bien porque siempre eres así porque siempre crees algo que es imposible—se volteo a ella y la miro enojado con vos fría y con miedo a la vez.


    —Siempre creí que volverías entonces me estás diciendo lo contrario volviste para que ya no te persiguiera sasuke es eso pues si eso es no tuviste porque, no me voy a internar en la soledad para dejar que el destino haga lo que quiera con nuestros hijos, hazlo tu si quieres yo no—su cara era seria y melancólica trataba de suprimir las lagrimas el cual eran imposible para ese momento. Algunos rayos de luz se habían asomado de la no tan pasiva noche, dejando ver algo de claridad anunciando un nuevo día y ahora un nuevo dolor en ambos adultos, en el balcón no se escuchó nada más excepto la suplica del pelinegro…


    —… Sakura… espera


    En el templo

    Sora era una pequeña de diez años, pelinegra, con algunos destellos rosas que se veían con los rayos del sol, de ojos negros como la noche, de tez blanca, de estatura media, tenía una actitud seria y madura pero a la vez era una niña normal, su vida era hablar más que su madre; era muy buena con las varas tan rápidas, que estas no se veían al moverlas, se la colocó en la espalda quedando enfrente de un aprendiz que Kai le había asignado, lo miró fijamente y en un abrir y cerrar de ojos pateo la vara de su espalda elevándola al cielo, dio un salto, la atrapó y le propinó un golpe a un tipo tres veces más grande que ella, dejándolo estampillado en una pared ahora en ruinas.


    Seinosuke de quince años no se quedaba atrás; él era casi completamente igual a su padre de no ser por los ojos de su madre, un color esmeralda intensos cuando el brillo de la luna o el sol los golpeaba; el utilizaba el sharingan que tenia forma de estrella, aunque este en su tiempo le tenían plenamente prohibido usarlo, ahora lo necesitaba más que nunca; era rápido y poseía una fuerza sobrenatural, gracias al entrenamiento con su mamá. Tres tipos, uno pelinegro con su cara tapada con un pañuelo gris, lo atacó primero con un jutsu de agua, por suerte con su gran rapidez pudo esquivarlo con facilidad. Sora dio un silbido llamando la atención de él y le tiró lo que parecía una espada, aunque era pesada pudo agarrarla y propinarle un buen golpe al tipo que lo había atacado… nuevamente, los otros dos se miraron e hicieron sellos muy rápidos con sus dedos al parecer expertos se dijo el pelinegro pero no tanto como el genio Uchiha formo una sonrisa fanfarrona sora negó con la cabeza ya sabía lo que estaba pensando egocéntrico se dijo, Seinosuke corrió con la espada pegada al brazo concentro todo el chakra en la espada y de un abrir y cerrar de ojo se encontraba detrás de los tipos pero cuando se dieron cuenta ya era tarde el golpe ya se lo había dado.



    Ambos agitados por el cansancio se dejaron caer sentados en unos escalones del templo se escucharon aplausos desde lejos, levantaron la mirada y era el vejete muy feliz a plena vista y de los que parecían los otros, los sacerdotes de las cinco naciones, los aprendices que habían cerca también aplaudieron por el gran espectáculo de los hermanos Uchiha…


    —Perfecto ahora solo deben aprender una cosa más—lo miraron confundido ¿otra cosa? —como llegar al pasado, los sellos no son fáciles levántense los llevare al lugar correcto —el pelinegro ayudó a su hermanita y siguieron a Kai por otro lugar un pasillo no tan largo hasta una sala común al ojo de los Uchiha pero en el medio había una fuente o algo parecido ya que había agua pero nada que la llenara alrededor estaba algunas inscripciones en otro idioma y en parte de abajo había una plataforma de oro solido.


    — ¿Que es este lugar Kai-sama?—preguntó respetuoso el Uchiha mayor Kai lo miró con una cara algo picara pero ya era común verlo así en ese tan corto tiempo les hacia recordar a su tío Kakashi Hatake.


    —Este es el lugar correcto jutsu de invocación—era una invocación algo rara ya que no parecía un águila ni un caballo—es…un hipogrifo chicos Jai cierra la puerta por favor.


    —Si Kai-san—inclino la cabeza a modo de saludo a Kai y luego a los niños y después se dirigió a la puerta era una inmensa de hecho y no se habían dado cuenta cuando la vieron.


    —No todos pueden ver la gran puerta cuando entran pero si cuando están dentro es algo raro pero necesario, bien les explicaré esta es la fuente del tiempo están marcado los tres tiempos pasado presente y futuro formando así un triangulo en una circunferencia—explicó mostrándole cada parte de la fuente.


    —Oiga no hable de matemáticas no es mi fuerte—dijo Sora negando y mirando con horro a Kai.


    —jajaja no te preocupes; bien como les decía, los sellos se hacen en el medio formando otro triangulo y creando así una estrella de espacio y tiempo es así como podemos lograr viajar en los tres tiempos pero para eso hay una cosa más…deben utilizar cuatro elementos—esto sorprendió a lo Uchiha ¿cuatro elementos? Estaba loco lo admitían.


    — ¿¡Qué!? Yo solo sé tres recién iba a aprender el cuarto—respondió algo contrariado por lo que dijo el vejete.


    —Yo solo sé dos—dijo Sora simplemente mirando la fuente de nuevo.


    —Exacto Seinosuke-kun tu sabes el del fuego originario en los dos por el linaje de su sangre, el de la tierra y del agua por eso pudiste bloquear el del aprendiz de la niebla. Sora-chan tu sabes el del fuego y el de la arena ya que tuviste a Garu No Sabaku de maestro personal, pero ahora deberán aprenderlos. Tu Seinosuke aprenderás el del rayo, vi que lo sabías usar bien pero levemente te falta solo entrenamiento. Sora tú el del agua y del viento, supe que ibas a entrenar con el sexto Hokage para lograrlo—quedaron impresionado como sabia todo eso pero claro eran “sacerdotes” centenarios o milenarios o lo que fuesen pero asustaba.


    Garu No Sabaku era el hijo de Gaara el Kasekage de Sunna y Matsuri que era su esposa. Era idéntico a Gaara su color de pelo y sus ojos, lo serio y educado, nada comparado de Matsuri pero tenía algo de tierno y vergonzoso a veces; él era el sensei de Sora y era su padrino también, no se acuerdan como fue pero la pequeña le robó una parte de él y se encariñó mucho con ella cuando nació.
    Tenía dieciocho años y era hijo único de los No Sabaku. La prima de él Lila No Sabaku, hija de Kankuro y Sara una chica muy hermosa de Suna que no era ninja pero sabia como defenderse. Lila era la…novia de bueno, Seinosuke, claro que si Garu se enteraba estaba muerto por eso le daba escalos fríos cuando decían su nombre como recién.


    —Hai, pero entonces una vez que aprendamos los elementos tendremos que…


    —Si… como ya les dije su primer objetivo y principal será el pasado, como habrán muchos cambios en el presente y así en su futuro deben entrenar para que nada falle; nada de lo que conocen en el presente será igual en el pasado si bien esta el dicho de “las cosas del pasado quedan en el pasado” o ese que dice “lo hecho, hecho esta” o ese que…


    —Ya entendimos—dijo Seinosuke rodando los ojos, estaba sentado en el borde de la fuente.


    — No podemos dejar que personas inocentes paguen por los indecentes…


    —Entonces si nosotros somos los elegido es por lo que nuestra familia, papá hizo cosas de lo que a mi parecer fue obligado sin que se diera cuenta entonces al final tenemos de misión cambiarlo ¿verdad? su destino debería ser diferente—analizó Sora caminando hacia una ventana que daba a no sé qué ya que había mucha claridad y no veía nada todo blanco que gente extraña…


    —Su destino no, su vida… me encantaría seguir hablando con ustedes jóvenes viajeros, pero entre mas perdemos tiempo más rápido se nos va es como la arena en nuestras manos, o el agua o…


    —Ya entendimos—dijo sora cabreada por la pura cháchara del vejete.


    —Oh si lo siento…


    Pov Seinosuke


    Aun me seguía diciendo que mi padre fue algo egoísta de su parte, pero tal vez el ni siquiera lo sabía. Como decía Kai ¿Por qué no dejar lo del pasado en el pasado? Ahora comprendía la decisión del no elegirnos, el pensaba de igual manera que nosotros, ya éramos felices ¿por qué romper eso? Pero si… aun así la decisión de Kai no fue tomada por alguna razón fue. Tal vez el destino de mi nuestros padres está en peligro, tal vez con los hecho que cometeríamos para salvarlos era por eso para mantenerlos con vida y eso ahora dependía de nosotros, todo por la rebeldía de papá…


    Continuará…
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  3.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    2985
    Capitulo 3​


    El plan de los sacerdotes- La profecía de los viajeros​




    —…imposible ¿una misión? ¿que tan seguro estas?...—pregunto sasuke apoyando sus manos en el escritorio de Naruto este se paro y lo miro de la misma manera que él quedándose enfrentados. Por alguna extraña razon después de tres días un mensaje en un águila llego directamente a la torre del Hokage si hubiera sido otro no lo habría abierto así como así pero… era Naruto y el mensaje decía que los hermanos Uchiha habían sido solicitados con “urgencia” a una importante misión, que no tenían permitido develar porque era clasificado y al final del mensaje un extraño sello antiguo estaba estampado, el rubio sabia que lo había visto en alguna parte pero no se lo dijo a nadie, ni siquiera a Tsunade y lo averiguaría pronto pero solo él.


    —Sasuke soy el Hokage de esta aldea por lo tanto soy responsable de todos los que están aquí y los que no y esto incluye a tus pequeños; son ninjas de Konoha y tus hijos, debes estar tranquilo y confía en mí—le dijo con voz firme sosteniendo la mirada de su pelinegro amigo, Sakura estaba sentada en una silla mirándolos no había dicho una palabra hasta ahora y había quedado sorprendida por las palabras de Naruto jamás lo había escuchado de esa manera siempre tan inmaduro y despistado aun siendo Hokage pero cada vez la sorprendía más sonrió por eso.
    La peli rosa se levantó de su asiento y se dirigió a su esposo quien no quería dejar su posición ruda frente a Naruto.


    —tranquilo Sasuke… y gracias Naruto-kun por informarnos—puso una mano en el pecho del Uchiha y lo empujó suavemente hacia atrás, para agarrarlo del brazo lentamente y dirigirlo a la salida, él no forcejeó ante el agarre y antes de irse le dijo a su amigo.


    —Promételo—Sakura lo miro expectante al pelinegro y volvió la mirada a su amigo Hokage de soslayo.


    —Lo prometo—se escucho antes de cerrar la puerta; el pelinegro se adelanto y Sakura lo siguió por atrás sobándose el brazo algo confundida y algo preocupada, seria verdad que no era de preocuparse ella lo estaba y mucho solo esperaba que sus pequeños estuvieran bien.


    En el templo…


    Ambos Uchiha se estaban entrenando en el campo de batallas que habían organizado los sacerdotes. Sus aprendices eran fuertes y tenían mucho mas estrategias difíciles de bloquear cosa que los hermanos trataban de hacer. No estaban seguros de mostrar todo su potencial pero eran buenos ¿no? aunque tenían algo de desconfianza hacia ellos.


    Sora se preguntaba ¿porque siempre le tocaban gigantes para pelear? es algo que no tenia una respuesta digna; debían practicar los jutsus de los elementos dados y no eran fáciles de manejar si no estas acostumbrado a ello.
    La pequeña tenía una ligereza y destreza impresionante pero también tenía algunos fallos en los momentos de hacer sus propias estrategias y salidas de la batalla, cosa que su oponente era un experto; posó su mirada en Seinosuke quien no tenía muchos problemas para eso; corrió su flequillo con un suspiro volvió a mirar a su “enemigo” debía pensar su siguiente movimiento sabia que el aprendiz, Shouta, sabia moverse con suma agilidad por la izquierda donde daba la mayoría de sus golpes, claro era surda y no sabía atacar por la derecha; Hmp, gran idea papá y mamá hacerme surda no fue una de sus mejores estrategas.


    —¿Qué crees que esté planeando? está muy concentrada—preguntó el sacerdote a Seinosuke quien estaba secándose con una toalla la cara por el sudor, de su entrenamiento, miro hacia delante y se posiciono al lado de este


    —m… seguro su siguiente movimiento cuando tenía siete años encontraron un gran potencial en ella y pudo lograr que la dejaran entrar en los exámenes chuunin junto con No Sabaku Mat déjeme decirle que todos se sorprendieron ante la suma concentración de ambas no te preocupes lo veras siempre en ella—le dijo colocando su mano en el hombro del sacerdote que lo miro con el ceño fruncido el levanto su mano abriendo los ojos en forma inocente; Kai quedo sorprendido tan pequeña y en un examen complicados para algunos no habían elegido mal… pero entonces porque tenerle fe a los Uchiha y no también a los No Sabaku si bien era para salvar a sus padres y demás personas que estaban en peligro de extinción no hacia falta que específicamente fueran los hijos lo encargados de ello Seinosuke lo saco de sus pensamientos—¡Sora si lo piensas demasiado afuera de aquí ya te habrían matado! —gritó Seinosuke adelantándose unos pasos del sacerdote.


    Hmp tiene razón, rodó los ojos y atacó ahora por la derecha era un entrenamiento y no perdería nada; comenzó con taijutsu la pelea cuerpo a cuerpo se le daba muy bien y mas cuando tenia su vara la que le había regalado su tío Suigetsu que concentrando su chacra en ella era potente sin el solo se quebraría como cualquier vara y lo bueno es que solo se daba con ella algo que el enemigo no seria capas de usar como la espada que tenía su Tío; en su primer golpe no fue triunfadora pues tuvo que aguantarse el dolor en el estómago se había olvidado que tan rápido era Shouta, pero… en el segundo le dio de lleno en la cara con su puño, dio un salto y dio media vuelta en el aire dándole una buena patada en la espalda acompañada de un golpe de su vara desparramándolo en el suelo quedando frente a los pies de los espectadores Seinosuke y Kai.


    Shouta se levantó del suelo escupiendo sangre y la miro ceñudo hizo unos sellos y la miro con media sonrisa esta levantó una ceja se enojo jajaja


    — ¡Daibaku no Jutsu! — (Elemento agua: Gran explosión) el ataque fue brusco pero con rapidez lo pudo eludir, rio divertida era mas entretenido de lo que pensó formó sellos rápidamente captando la distracción y utilizó el mas común pero conocidos por todos.


    —¡Kage Bushin no Jutsu! (Técnica de Multiplicación) Veinte sora corrieron hasta el aprendiz que se sorprendió un poco por el bajo nivel del ataque, pero no se imaginaba lo que se podía hacer con esas técnicas de novatos ¡Fuuton Rasenshuriken!— (Elemento viento: Shuriken espiral) no paso mucho tiempo en que su adversario quedo tirado en agonía, el Shuriken lanzado como uno común causó en poco tiempo entre sus clones ya casi todos eliminados, para formar una distracción dejándolo inconsciente frente a los par de ojos observadores.


    —Hmp fue difícil pero no imposible ¿y… ahora que viejo-sama?—preguntó mirando a su oponente siendo ayudado por otros curándole las heridas rápidamente.


    —más respeto mocosa — reprendió pegándole en la cabeza esta bufó y rodó los ojos a un costado—su siguiente trabajo será descansar mañana será un día atareado—les dijo de brazos cruzado mirándolos— ¿Takeshi?—preguntó a otro tipo que estaba ahora sacudiéndose la ropa de Shouta; su ropa era toda blanca atada con un cinto negro y su espada en la derecha donde posaba su mano siempre, desde que lo habían visto en ese corto tiempo.


    —Sí, Kai-sama—dijo haciendo una pequeña reverencia desde debajo de los escalones que los separaba.


    — lleva nuestros viajeros a su habitación procura de que tengan todo lo necesario—le dio instrucciones las cuales este asentían.


    —¡hai! Síganme —les indico con la cabeza a los Uchiha, que no dijeron nada que solamente asentir y seguirlo.


    No era una cosas así de decir wow, pero era hermosa su estructura era todo de mármol pulido blanco con algo de relieves
    en algunas bigas que sostenían el techo, tenia cuadros de las aldeas en su nacimiento y jarrones de bastantes años, que se podía notar un arte algo pasado de moda pero lindo.


    En el medio estaba la sala principal, tenía un sillón blanco enfrente de una chimenea con leves llamas encendida en su interior y entremedio de esas dos cosas había una alfombra suave al tacto y blanca, en la izquierda de allí había dos puertas marrones de roble con algunos dibujos tallados las que serian las habitaciones.


    —pido la puerta izquierda—demandó sora levantando su dedo índice apuntando arriba con sus ojos cerrados y una gran sonrisa, Takeshi ya se había ido.


    —…esta bien…—tardó en responder terminando casi sin ganas y eso la pequeña lo pudo notar aunque no dijo nada.


    Sora entró por la puerta de la izquierda y quedó deslumbrada, era todo de terciopelo y seda delicado y hermoso; recorrió con la mirada cada punto, no era tan grande como la de ella pero era muy elegante su cama tenía como un techo encima de ella donde delicadamente caian unas cortinas de seda azul, su color favorito, a los costados tenían dos mesitas de noche con lámparas de madera, en la parte derecha había una puerta supuestamente el baño y allí se dirigió necesitaba una ducha; pudo encontrar ropa en un armario que había en la izquierda del baño todo a su medida, sabían que vendríamos se dijo a sus adentros, suspiro… mientras se abrochaba su camisa azul y se acomodaba su bermuda blanca eligió conservar sus sandalias negras y su pelo atado en una coleta; se fue hasta donde su hermano y entro sin tocar


    —Seinosuke ¿puedes creer que la ropa que hay es de nuestra medida?—dijo mientras abría la puerta y entraba como si nada, pero se quedó observándole unos momentos estaba sentado en la cama con el pelo mojado, con ropa seguro del armario mirando fijamente al suelo; en esas situaciones habría esperado el reproche de siempre “no entres sin tocar” “¿no te enseñaron a tocar?” pero nada, eso la preocupó; todo era silencio y eso era lo que más extrañaba de su hermano el que siempre hablaba, gritaba y era un molesto de tiempo completo—¿que te sucede? Estas muy callado ¿que te comieron la lengua y estas triste por qué no les gusto?—bromeó pero solo obtuvo una mirada fulminante que mal sentido del humor.

    —porque actuas como si esto fuera normal—la pelinegra lo miró interrogante a que se refería todo lo que estaban pasando no era normal.


    — nee-san…—comenzó a decir pero el pelinegro mayor la interrumpió.

    —es la tercera vez que me dices así jamás lo hiciste porque ahora—le preguntó levantándose y caminara hasta una ventana. Sora lo miro con el ceño fruncido.


    —no lo se supongo porque nunca estuviste ahí para que te lo dijera —dijo con tono triste y rudo era verdad jamás estuvo con ella y era una extrema casualidad que el día que llegaron a ese extraño lugar, estuvieran jugando ¡jugando! En el patio de su casa nunca lo imaginó.


    —lo siento —susurró a su hermana no lo sabía no de esa forma.


    —de que sirve que lo sientas no estuviste ahí y listo supongo que tenias cosas más importante que tomarle atención a tu hermana menor no como tu queridísima Lila —le dijo cruzándose de brazos y sentándose en la cama con los pies cruzados.


    —nunca pensé que lo necesitabas siempre vi que podías cuidarte sola aparte de que Garu siempre estuvo contigo no vi que encajara ahí —le contestó esquivando lo de Lila, y se sento al lado de su hermana que lo miraba divertida

    —jajaja Garu es mi padrino solamente, nada especial como tu hermano—le dijo dándole un golpe amistoso con el codo— ahora respondiendo tu pregunta nada es normal pero presiento que es nuestro deber proteger —le respondió mirando fijamente la ventana



    Minutos antes...

    Era una habitación con una luz que segaba allí se encontraban los cinco sacerdotes pero solo dos de ellos se enfrentaban mientras que los otros tres se mantenían en un rotundo silencio siguiendo con la mirada cada movimiento del representante de la arena con el de la hoja


    —que es lo que pretendes Shang es peligroso lo que intentas—le dijo furioso golpeado la mesa de debates.


    —Kai eres un sacerdote no eres ese aprendiz que entro la ultima vez—le contestó calmadamente cruzándose de piernas desde su asiento, lo observo por unos momentos y puso sus manos en la mesa— sabes la consecuencias de esto y sabes muy bien cual es nuestro trabajo la pequeña deberá ir con su padre siento que ellas es la indicada—se levanto y se dirigió al lado de Kai.


    —arruinaras su vida; los mataras en el primer intento de arreglar algo que no debería ser de su incumbencia—dijo serio y firme enfrentándolo, Shang coloco su mano en el hombro-

    —esta decidido… es la mejor manera para mantenerlos a salvo la pequeña tiene espíritu de sangre y de no seguir reglas, Seinosuke el espíritu guerrero y la de fraternidad del hogar ambos son la combinación perfecta; y ya todo esta preparado; ahora… solo debes guiarlos a su camino sabes bien que solo algunos de ellos puede derrotar a ese desgraciado —explico paseándose por la sala detrás de sus compañeros y seguido a su asiento apoyando sus manos en el espaldar de su silla.


    —solo lo hare para equilibrar la paz pero no por mi trabajo Shang—antes de retirarse escucho las ultimas palabras de Shang.


    —me lo agradecerás un día hermano estoy plenamente seguro de que no volverá a tocar suelo sagrado en su vida—cerró la puerta detrás de sí “lo tengo muy presente”; se dirigió donde los viajeros se fue por un pasillo no tan largos como los otros, subió unas escaleras de la parte derecha y llegó a la sala de los Uchiha no vio a nadie por alrededor y solo podrían estar en las habitaciones en la de la izquierda, no había nadie y se podía notar, cuando su mirada se fijo en la otra de esta salía la pequeña pelinegra.


    —¿viejo-sama necesita algo?—dijo inexpresiva no había nada en su rostro en menos de un segundo por detrás apareció Seinosuke quien se levanto de su cama al escuchar lo que decía sora antes de cerrar la puerta.


    —Yo…solo venia a verificar si estaban bien—le respondió simplemente.


    —pues ya nos ve estamos perfectamente —le dijo con una sonrisa sentándose de un salto en el sillón.


    —lo puedo notar Sora-chan bien entonces me marcharé—se volteó


    —un momento—paro la voz del pelinegro—tengo una gran memoria Kai-sama y tengo muy presente de que no nos ha
    dicho el por qué de estar acá, ni que tiene que ver la profecía con nosotros—habló calmadamente mirándolo a los ojos, con sus grandes ojos jade como los de su madre; el sacerdote bajó la mirada y suspiró levanto su cabeza lentamente para mirarlos a ambos.


    —cuando la noche caiga y la luna se alce ante nosotros los elegidos emprenderán su viaje. Cuando el día alcance su cometido, el sol se alzará antes los ojos del enemigo y la paz reinara en ambos tiempos. Acabándose las horas de la masacre por los hijos del rebelde convertido en héroe, dejando vivir a los que realmente son merecidos de tal regalo por el poder divino —recitó dirigiendo sus ojos a las llamas cálidas de la chimenea sus manos estaban detrás de su espalda.


    —e-es la p-profecía


    —completa tuvimos que esperar quince años para que nacieran los verdaderos viajeros no piensen que era los únicos en mente, eran varios pero ninguno demostró lo que ustedes nos mostraron —le relató sin moverse de su lugar.


    —¿eh? ¿Nosotros que cosa? —preguntó algo enredada la Uchiha.


    —lealtad y el honor, los Hyuuga… ambas ramas, eran perfectos pero eran tercos, bueno es algo como ustedes pero no al máximo y los otros eran demasiados llamadores de la atención, algo que no funcionaria ante la misión, los no Sabaku leales, honorables, pero demasiados reservados no seria conveniente para esa misión porque necesitaríamos dialogo, pero… ninguno cumplía con los requisitos de la profecía pero por ultimo al cual me negué rotundamente porque…


    —porque somos Uchiha y como siempre aun cuando mi papá dejó todo lo que lo atormentó, lo siguieron culpando de traidor—se le adelantó Seinosuke apretando sus puños a los costados.


    —no no fue por eso muchacho… fue porque no solo tu padre había conseguido ser feliz, tu madre, sus amigos y la aldea lo habían conseguido, por fin en muchos años lo habían logrado… pudiendo darles una vida diferente a sus hijos no estarían aquí si nunca el enemigo mortal de tu padre habría pisado nuestro templo sagrado—sora se acercó a la chimenea y quedó algo confundida ¿hablaba de Madara Uchiha, de Orochimaru o de quién? no sabían de otro enemigo que esos ¿habrían más?; Kai miro a la pequeña y prosiguió dándose la vuelta bruscamente quedando de espalda— por eso me negué y me sigo negando pero ya no puedo hacer nada la profecía se debe cumplir al igual que su misión y yo solo tengo como… trabajo… guiarlos y enseñarles para que vuelvan con vida…—terminó suspirando y mirando los cuadros o eso era lo que parecía.


    —pensé que no te importábamos bueno eso creí yo, viejo perdón —dijo algo apenada de hecho se lo esperaba de él.


    —no te preocupes de hecho yo debería pedirles perdón no les tenía fe, no me creía esos cuentitos de que eran la generación del clan Uchiha mas superdotados de todos los siglos y eso que yo soy el encargado de supervisar la aldea; pero ahora digo lo contrario tienen valor, respeto y dedicación, aunque esto no debería ser de ustedes y de ninguno de los que iban a hacer elegidos, se que tienen oportunidad de conseguir la victoria—les sonrió cálidamente y se retiró con un asentimiento de cabeza de despedida, pronto su partida a su destino llegaría y sabia que no seria fácil para ellos pero tal vez lo lograrían.

    Continuará…
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  4.  
    Anh Peárys

    Anh Peárys Bubbles

    Cáncer
    Miembro desde:
    11 Junio 2011
    Mensajes:
    1,105
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    En un solo párrafo, te diré varios de los errores casi invisibles que cometes en toda la historia.

    >—Un momento.—paró la voz del pelinegro—tengo una gran memoria Kai-sama y tengo muy presente de que no nos ha dicho él por qué de estar acá, ni que tiene que ver la profecía con nosotros—habló calmadamente mirándolo a los ojos, con sus grandes ojos jade como los de su madre; el sacerdote bajó la mirada y suspiró levanto su cabeza lentamente para mirarlos a ambos.

    Comenzaré con las palabras subrayadas de rojo: la primera, es que ahí debe ir en mayúscula, está comenzando una oración y una palabra, sobre la ''o'' es que es un verbo y también debe ir tildado, y así mismo se te olvidaron algunos otros en todo el escrito, sobre la palabra ''el'' ahí, si se debe tildar. En cuanto al punto azul, ahí va un respectivo espacio, y toda la oración subrayada, es por que no tiene coherencia alguna y me parece muy fuera de lugar, sin mencionar que se ve tan mal escrita.

    >—¿eh?,¿Nosotros que cosa? —preguntó algo enredada la Uchiha.

    Sobre las dos letras de rojo, como mencioné arriba, en mayúscula por que está de primera y por que obvio no sigue de algún punto. Sobre esa coma, bueno, ahí fácil puede ir un punto , pero de acuerdo a la oración es mejor una coma.

    Trabaja un poco más en la historia y los errores que se notan, no está nada mal, pero trabajarla no estaría mal, al contrario, demuestra el potencial que tienes.

    Saludos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    monche

    monche Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    11 Agosto 2012
    Mensajes:
    18
    Pluma de
    Escritora
    Guau! De verdad que tienes mente! Lo único que falta, son las comas y algunos dialogos, al menos en lo que yo me fijé. Vaya, Sora es cielo, no? Imaginate, yo queria crear un personaje para Naruto tambien, y necesitaba nombres, y uno de ellos era Sora, jaja! Muy bueno y etretenido, continua!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    1689
    Capitulo 4
    Viajar en el tiempo no es nada suave



    Ya era de día o en realidad ¿había noche? Se encogió de hombros la verdad que no tenia idea de eso; se dirigió al armario y agarró lo que encontró a la vista se fue al baño no tardó mas de unos diez minutos para estar lista su ropa consistía en una remera mangas larga azul y una calza negra acompañado con un short gris y unas botas negras no le gustaba tener ropa que no tuviera la insignia de su clan pero debía hacerlo de todas formas; se dirigió a la mesita de noche allí tenía su vara, su banda de la aldea y sus guantes los cuales se los había regalado su madre, eran inseparables. Se colocó su dije aunque no sabía que significaba, era muy preciada para ella. Fue un regalo que su padre le había dado antes de competir en los exámenes chuunin se lo colocó dentro de la remera. Se puso la vara en la cintura junto con su porta Shuriken y kunais en su pierna.
    Hoy era el día en que su vida daría un gran vuelco ya habían practicado el sello no era fácil nada fácil; ya era el quinto día fuera de su hogar y si que extrañaba a sus padres.


    — ¿Estas lista?—preguntó el pelinegro mirándola con una sonrisa; parecían que habían tenido el mismo pensamiento: él llevaba ropa del templo tenía una remera blanca, con un chaleco azul, una bermuda negra y unas sandalias del mismo color y su catana detrás.


    —Jajaja naci lista…nee-san—le respondió entre risa pasándolo por al lado el pelinegro la fulmino con la mirada pero luego rio con ella.


    —Presumida—le dijo por detrás esta volvió a reír y el la acompañó.


    Pasaron veinte minutos y estaban en el medio de la sala, serios y esperando el llamado de Kai “¿Por qué se tardaba?” se preguntaban, suspiraron a la misma vez; Sora empezó a divagar con la mirada por el lugar, la verdad que no había tenido tanto tiempo de observar bien todo el perímetro. Seinosuke solo se quedó donde estaba ahora con sus ojos cerrados.

    —Espero que sepan perdonar ya está todo listo—les dijo Takeshi apareciendo por la puerta haciendo una reverencia frente a ellos asintieron a modo de saludo.

    Se dirigieron con Takeshi a la sala del tiempo a esas instancias ya se sabían el camino como la palma de su mano y lo siguieron sin problema alguno; aunque estaban inexpresivos estaban realmente nerviosos, todo debía salir según el plan. El pelinegro no estuvo de acuerdo de que su hermanita fuera separada de su lado, si bien solo se lo había comunicado a él por ser el mayor y porque si pasaba algo él estaría enterado, pero…era muy peligroso su padre siempre se lo había dicho el no tenia compasión por nadie en su pasado ¿lo tendría con una niña que aparecería de la nada frente a él? no lo creía; la miro de soslayo estaba muy concentrada y su mirada al frente se parecía mucho a su padre: el porte orgulloso y fanfarrón, con educación y delicadeza, tal vez el era Uchiha pero no se sentía así, siempre se identificó con su madre sencilla y tranquila el era así sencillo y muy tranquilo nunca tuvo eso de superar a otros y le encantaba estar con sus amigos su hermanita era más solitaria y tenía su gran pasión por superarse y ser mas lista sentía que lo iba a lograr pero le daba miedo dejarla sola, solo esperaba que sus padres estuvieran orgullosos al menos de ambos.


    —Niños…es hora—les dijo un sacerdote supuestamente el de la arena tan viejo como Kai aunque no se les notaba mucho su pelo ya era blanquecino por sus canas.


    — así es como todo comenzó—dijo otro el de hierba con una sonrisa apoyando su mano en el hombro del pelinegro.


    —Y como va a terminar—secundó el de la aldea de la niebla apoyando su mano en el hombro de Sora quien asintió.


    —Los felicito han llegado lejos ¿saben?... aunque solo sea el principio…—les dijo Kai abrazándolos a ambos los cuales correspondieron gratamente— buena… suerte y piensen con sabiduría traten de no hacerse llevar por los sentimientos a veces eso juega en contra y lo principal de todo cuiden su verdadera identidad; tardaran, creemos que… más o menos tres meses en encontrar al usurpador del tiempo, por lo tanto en ese lapso de tiempo deben proteger a sus padres y a los futuros líderes de las aldea será un trabajo difícil, pero no imposible…


    —Una pregunta ¿nuestros padres notaran nuestra ausencia?—preguntó Sora eso le preocupaba no quería que sus padres estuvieran tanto tiempo sin ellos Kai le sonrió cálidamente.


    —No se preocupen una vez dentro del espacio-tiempo su ausencia no se sentirá, en el templo si pero en el tiempo no, días allí segundos aquí ¿listos?—los dos asintieron en respuesta concentraron su chakra en sus pies para estar encima del agua de la fuente; Kai debía hacer una seña que les indicaba que debían comenzar…
    —¡fuego, agua, rayo, tierra y aire serán sus elementos para formar la estrella! —les exclamó mientras ellos hacían lo que les explicaba, debían concentrase a medida en que les indicaba su trabajo; la primera punta de la estrella se formó al momento en que Seinosuke hiso el jutsu del agua, luego la segunda por el jutsu del viento de Sora una luz azul los empezó a rodear y el circulo se empezó a tornar rojo— ¡Luego de formarla el jutsu del tiempo se deberá formar al momento en que las puntas se unan en uno solo y el circulo empiece a girar! ¡Ese será el momento en que el espacio y tiempo sea solo visible por ambos! ¡Si sale a la perfección serán enviados a su destino! ¡Buen viaje! —finalizó Kai; solo faltaba que las puntas se unieran en una sola, el poder que se sentía en la fuente era realmente inimaginable para los Uchiha, este viajaba por todo su cuerpo; el ultimo debieron hacerlo juntos el jutsu de fuego, sus manos se unieron al hacer una técnica de tuvieron que aprender a la hora de juntar ambas ráfagas de fuego, formando la última línea de la estrella en uno solo; los sellos no eran fáciles cuando tenias que hacerlo con un acompañante.



    Luego de eso el círculo empezó a girar tan rápido que la luz roja de su contorno se unió a la luz azul; allí donde lo nuevo comenzaba el jutsu del tiempo utilizado solamente por algunos ante pasados de las aldeas y ahora ellos tenían el privilegio de poder utilizarlo; espalda con espalda los formaron colocando ahora sus manos en el agua formando escrituras no conocidas por los ninjas de color doradas; sintieron su cuerpo como un tirón en sus estómagos y desaparecieron dejando un gran estruendo en la sala. Fue solo cuestión de segundos.


    Pov Seinosuke


    Todo se encontraba obscuro y silencioso sentía el vacio en mi interior quería levantarme pero no podía ¿Qué había sucedido estaba muerto? o ¿lo habían podido lograr? no encontraba las respuesta correctas para mis preguntas. Por un momento mis oídos se empezaron a esclarecerse y escuche a alguien que gritaba.


    — ¡Traigan vendas y desinfectante debemos parar la sangre de su cabeza!—escuchaba cerca mío pero no podía abrir mis ojos, sentía un terrible dolor de cabeza; intente abrir mis parpados pero estaban muy pesados y no insistí en volver a intentarlo.

    — ¡Aquí están! ¿Cree que estará bien?—mis oídos escucharon una voz tan familiar, pero no podía identificarla, sabía que la conocía y estaba seguro; sentí el bufido de Tsunade supuestamente.

    —Al parecer si, se ve fuerte —le respondió y luego sentí la puerta cerrase tal vez se había ido; luego no escuché más nada que la respiración regular de alguien; intente ahora abrir mis ojos y lentamente se abrieron encontrándose con un techo blanco, moví mi cabeza a un costado y me encontré con…


    —Hola…¿has despertado ya? increíble…—la miré algo cohibido era… mi mamá de adolescente… estaba sentada en un sillón con informes en sus piernas, siempre igual, me hizo recordar cuando llegué de una misión todo lastimado y ella estaba de la misma forma… sonreí ante eso —Soy Sakura Haruno; te diste un buen golpe… te vi cuando caíste de un árbol— ¿Árbol? ¿Qué árbol? La miré confundido y con mi ceño fruncido, ella rió negando con la cabeza—me haces recordar a alguien… ¿Qué intentabas? ¿Y quién eres?—me preguntó curiosa, sí que hablaba mucho, sonreí al verla tan jovial aunque ese corte que tenía era gracioso.


    — Soy…Seinosuke…y… no recuerdo nada—le dije al menos esa caidita me ayudaría; miré a todos lados… Sora no estaba, eso quería decir que ella estaba en otro punto de donde me encontraba; solo esperaba que estuviera mejor que yo, viajar en el tiempo no era nada suave.


    —No te preocupes Seinosuke-kun, a veces no recordar nada… es mejor que hacerlo… — me respondió, quedé algo raro con lo que me dijo, su voz se tornó algo triste al decirlo, seguro era una época difícil en esos momentos lo cuales ahora debía vivirla en carne propia, solo esperaba hacer que ella no sufriera tanto como lo que notaba ahora en mi madre; suspiré dirigiendo mis ojos al techo blanco ojala todo saliera bien ya estaban ahí y no había marcha atrás…

    continuará...


    Hola!!! muchas gracias por comentar An kimbelly y monche en serio muchísimas gracias :D esto me incentiva a seguir y con respecto a los errores wow si que me pase pero tratare en mejorarlos, eso era lo que me hacia falta xD y bueno también debo admitir que estaba algo apurada y no corregí los errores; pero ahora espero que este al menos tenga menos jijiji gracias por tomarse el tiempo de leer a tod@s ah y también los que pusieron me gusta se los agradezco espero que este capi les guste nos leemos pronto Paulijem :D
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  7.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    2995
    Capítulo 5
    ¿Mi ser heroína? ¡Genial!
    Interrogatorio de “made in Tsunade-sama”
    Hola!! nuevo capi :) espero que les guste; gracias monche por tu comentario y Haylie por todos tus "me gusta" gracias por tomarse el tiempo de leerlo eso me da más fuerza para seguir escribiendo en serio una vez más gracias... ^^​


    — ¡Ah! —gritaba a todo pulmón corriendo a toda prisa, el viaje no había sido nada confortable y ahora la perseguían un montón de rebeldes sicópatas con espadas filosas tratando de hacerla picadillo ¿Cómo llegó a eso?

    Flash back

    Había caído a las afuera de una aldea, el golpe no fue nada suave pero sobrevivió gracias a Kami-sama.

    Al momento en el que se recompuso entro a la aldea era pequeña pero pacífica; se podía notar que las personas eran de escasos recursos por la forma de vestir y por las humildes casas en la que habitaban; había caminado unos cuantos metros dentro y escuchó que la gente gritaba y comenzaban a correr en direcciones diferentes, de vaya a saber que, dándose cuenta, muy… tarde que había quedado sola en el medio de la aldea.

    —Dime mugroso cerdo donde están los pergaminos del país del fuego

    —Y-yo n-no se d-donde están s-señor

    —Entonces despídete de tu estúpido hijo

    — ¡Alto! —exigió la pelinegra de brazos cruzados el tipejo la quedó mirando con desprecio; gruñó y tiró a un lado sin delicadeza al pequeño de cinco años no tenia más que eso dejándolo inconsciente, el que era su padre se arrastró hacia él para luego salir corriendo de ahí—¿te crees muy valiente golpeando niños? ¡Basura! —volvió a mirar al rebelde el cual soltó una risa sínica y maquiavélica esta gruñó al escucharlo.

    — ¿Y tú eres tan tonta en enfrentarme niñata? no eres ni la mitad de fuerte que yo mira tus bracitos, no matarías ni a un mosquito con ello—le contestó burlón acercándose a Sora la cual no se movió de donde estaba.

    — ¿Sabías que lo mejor viene en envase pequeño? pues adivina que… soy mejor que tu—le dijo inexpresiva terminando con una ladina sonrisa, este frunció el ceño y se le lanzó en cima.

    — ¡Ninguna niña se burla de mi!—exclamó propinándole golpes el cual la pequeña esquivaba con agilidad, esta sonrió fanfarrona, era su turno.

    Agachó su cabeza esquivando una patada concentró en su puño izquierdo chakra, le amagó con la derecha y lo golpeó con su mano izquierda tomándolo por sorpresa. El rebelde voló a unos cuantos metros de allí sus secuaces se acercaron a su jefe y lo ayudaron a levantarse.

    — ¿Qué no era yo ni la mitad de fuerte que tú? ¿Qué pasa? ¿Te consideras un mosquito?—le dijo entre risas secando con su antebrazo el sudor de su frente, ojala se rindiera se dijo aunque no se lo creía ni ella.

    —Mátenla—ordenó, cinco tipos la empezaron a perseguir como bestias en busca de su comida. Ahora sí que estaba en problemas.

    Fin flash back

    Si… así era como había pasado se dijo agachando su cabeza para que no se la cortaran; cabreada de tanto juego se dio vuelta concentró chakra nuevamente en su puño izquierdo y golpeó el suelo del bosque haciéndolo añicos dejando inconsciente a los sicópatas sin cerebro, podría a ver hecho eso desde un principio se dijo mentalmente.

    —Hmp así se saca la basura de un domingo—dijo sacudiendo sus manos sacándose el polvo, estrechó los ojos algo se acercaba era mejor actuar rápido y así lo hizo.

    — ¡No cantes victoria niñita! —escuchó una voz a sus espaldas vio que algo le atravesaba su estómago con los ojos bien abiertos pero… sonrió desapareciendo por completo de enfrente de uno de los que había quedado con vida—un clon…—susurró el tipo. Ella había podido sentir su chakra antes de que la atacara y así como lo sintió actuó velozmente dejando un clon “surgió efecto”.

    —no te apresures en matar a un enemigo y obtener la victoria, porque ese podría ser tu fin—le dijo la verdadera Sora apareciendo frente a él —saluda a tus amigos de mi parte—agregó golpeándolo de lleno con su vara que contenía chakra de color azul verdoso impregnado en toda su totalidad; su flequillo había tapado sus ojos negros como la noche por el brusco movimiento ejercido, suspiró para acomodárselo; se irguió tomando nuevamente su postura guardando su vara en su cintura, vio todo a su alrededor era un desastre que suerte que los había sacado de la aldea pensó. No tenía ni un rasguño “por suerte”.

    Camino tranquilamente hasta aldea con sus manos en los bolsillos y debajo de su brazo con un pergamino que les había arrebatado a esos medio amarillento por los años, ¿Qué tendría? ¿Qué sería? se encogió de brazos no le correspondía; llegó hasta el líder de la aldea entregándole el pergamino haciendo una reverencia respetuosa.

    — ¿Pequeña como pagarte por lo que hiciste?—le preguntó el humilde señor con su túnica verdosa hasta los tobillos que bailaba al compas de la pequeña brisa que se había asomado; Sora levantó la mirada y sonrió sinceramente.

    —Con un simple gracias es más que suficiente —le contestó de la misma manera que él; los aldeanos se habían acercado a conocer a su heroína alegremente rodeándolos.

    — ¿Cuál es tu nombre?—pidió mirándola con sus ojos color avellana sin perder su amable sonrisa, la pequeña Uchiha se quedó algo shokeada no había pensado en “algún nombre” Kai les había dicho que debía ocultar su identidad, pero ¿Quién conocería a Sora sola? sonrió y le respondió.

    —Eh… Sora señor—el hombre se puso junto a ella posando un brazo en sus hombros y dirigiéndose a toda la aldea, que no eran muchos ya que era muy pequeña les dijo…

    — ¡Entonces Sora muchas gracias! ¡Estaremos eternamente agradecidos por tu ayuda! —Exclamó para que todos lo escuchara las personas, incluyendo niños y ancianos, le hicieron una pequeña reverencia a la pelinegra quien les devolvió el saludo respetuosamente— ¡Tendremos presente siempre el nombre de nuestra heroína Sora! — ¡¿mi ser heroína?! ¡Genial! Gritaba por dentro la Uchiha aunque por fuera mantuvo su postura elegante y seria, aunque no pudo evitar sonreír ante la mención.

    “Heroína de un pequeño pueblo…” tal vez era el pasado, tal vez nada de lo que había allí era como en su tiempo, pero era algo que jamás daría crédito ante esa maravillosa mención de heroísmo; siempre se sintió inferior a todos y por eso quería superarse, demostrarles a todos de lo que era capaz de hacer Sora Uchiha Haruno.

    Se había despedido de todos de hecho ellos la habían ido a despedir; ninguno perdió su sonrisa o su forma amable de dirigirse a la pequeña que les había salvado la vida, jamás la olvidarían de eso estaban seguros, todos y cada uno de ellos nunca lo harían. Sora por su parte tampoco los olvidaría una aventura era una aventura, como las que nunca tuvo y sentirse como en las historias que les contaba sus padres o tíos era sumamente genial, aunque aun sabia que todo lo que ellos hacían no era cosa de unos cuantos golpes y nada más, eso lo sabía y estaba consciente de eso pero al menos podía disfrutar parte de ello; en esos caóticos momentos sintió la adrenalina surgir por todo su cuerpo recorrerle como lo hacia sus propia sangre por sus venas, así se sintió pero si no hubiese sido ágil estaría decapitada o sin brazos, pero eso lo de menos. Ahora debía saber dónde estaba su padre o su madre o ¡su hermano! Ahora también sabía que viajar en el tiempo era mucho más complicado y eso que era solo un par de años más atrás.

    Antes de irse le había preguntado al señor Tsugami el líder de la aldea, donde estaba la ciudad o aldea más cercana, él le dijo que la más cercana estaba a un día de viaje pero si sabía bien los caminos seria menos y le pasó un mapa con atajos que ellos por lo general usaban para llevar y traer provisiones medicinales cuando fijó sus ojos era la aldea de la Hierba no dijo nada y se fue asintiendo y estrechando su mano.

    ____________________________________________________________________

    En la torre del Hokage del presente…

    Pov Naruto

    Había estado dos días sin dormir, ni comer ¡si ni yo me lo creo! Pero ese extraño sello lo había visto antes; no había podido conseguir ocultar la verdad a Hinata-chan y le tuve que contar y me prometió que no diría nada a Sakura-chan ni al teme. Así que todos estos días me ah estado ayudando; averiguó que ese sello era muy antiguo y que hacía muchos años no se había visto. Su padre le dijo que pertenecía a los sacerdotes de las cinco naciones más importante que existían, pero también le dijo que era imposible que un mensaje así llegara con ese sello; estaba realmente agotado y rendido y no solo por lo que quería saber si no por el teme también.

    Sabía que algo no andaba bien y yo también había estado haciendo demasiadas preguntas y realmente ya estaba harto de escucharlo; mi estrés estaba aumentando porque encima de todo esto soy el Hokage de konoha y por lo tanto la vieja Tsunade me ah dado mucho papeleo y ahora no consigo sacarme el cansancio, que no quiere abandonar este dichoso cuerpito… pero… no me rendiría.

    —Hola Naruto-kun —era Hinata no la había escuchado la mire confundido—toque la puerta y no respondiste me asuste y yo…

    —Está bien Hina-chan siéntate…

    —G-gracias—tímidamente se sentó en la silla que le ofrecí; aun seguía siendo tan tierna como cuando la conocí y eso que ya teníamos dos hijos— mírate Naruto-kun… estas cansado d-deberías dejar de b-buscar esos sellos…—me dio algo apenada mirándome con sus hermoso ojos color perlas.

    —No puedo…—tomé una pausa para tomar aire—si no lo hago ¿Qué será de mis sobrinos? y ¿si están en peligro? y ¿si algo o alguien ah conspirado en contra de ellos? No puedo permitirme descansar aunque lo necesite… mis amigos me necesitan—terminé de decir soltando un simple suspiro.

    —Naruto…—trató de decirme algo más pero la interrumpí sabia que ella no me defraudaría pero no era el momento de ser convencido de algo que no estaba ahora en mi mente.

    —No es así Dattebayo, como le prometí al teme, soy responsable de todos aquí y de lo que no están; por lo tanto no puedo dejar que el destino haga lo que haga, a veces hay que adelantarnos antes de que pase algo malo, presiento que algo está por pasar y necesito saber que…

    _____________________________________________________________________

    En el pasado Konoha…

    Pov Seinosuke

    Estaba nervioso casi ni sentía mis manos; hacia unas cuantas horas que me habían dejado salir de la cama, para ejercitar mis músculos contraídos o algo así... pero eso era lo de menos. Tsunade me había mandado a llamar ¿Qué quería? no tenía idea, pero lo que si sabía que era muy inteligente y muy difícil de engañar. En estos momentos hubiera preferido ser como papá o Sora, que son muy buenos ocultando su verdadera personalidad o sus miedos, por desgracia había salido igual a mamá quien ni siquiera podía ocultar una pequeña mentira y si así soy yo o ahora seria...

    Me habían dicho que estaba en la oficina principal del hospital; camine despacio tomando mi tiempo me dolía la pierna y de los nervios ahora la cabeza; la gente me miraba, algunos alarmados o sorprendidos u otros como un peli plateado con los ojos entre cerrados o bueno uno de ellos me quedó mirando ¿Qué tenía? No entendía nada; doblé por un pasillo que era la sección de maternidad, pase por al lado del vidrio donde estaban unos pequeños bebés recién nacidos… me hizo acordar cuando con tan solo cinco años estaba tan contento en ese mismo lugar observando a mi nueva compañera, mi hermanita… sonreí de lado, tal vez jamás se lo había dicho pero ahora me lamentaba por eso.

    Llegué hasta una puerta blanca bastante grande, donde tenían un cartel con unos números tal vez la cantidad de oficina o algo así, me encogí de hombros; golpeé suavemente la puerta esperando la aprobación y una vos femenina me la dio.

    El lugar era elegante; tenía un casillero en un costado tapizado con una alfombra bordó de terciopelo dándole un aspecto profesional las paredes eran de un color blanquecino que con la claridad del día daba luz a todo el lugar; una amplia ventana que ocupaba casi toda una pared, frente a él un escritorio algo desordenado por la cantidad de papeles y otros apilados, que eran los mismo que había visto en manos de su madre, sí que le daba trabajo y detrás del escritorio Tsunade sentada con las manos en la mesa entrelazadas.


    —C-con permiso ¿me n-necesitaba?—traté de que mi vos no flaqueara… pero era difícil no hacerlo con esos ojos color miel de la que en mi tiempo era la antigua Hokage y mi madrina; sacudí mi cabeza para esclarecer mi mente debía tratar de suprimir recuerdos y sentimientos para no fallar.


    —Sí, pasa, pasa niño siéntate—tal como me lo ordenó… lo hice sin ser tajante a su mando; mi cabeza empezó a ser una molestia punzante y mi pierna me dolía aun más que horas antes y no lo soportaba; mis ojos seguían a la Senju que había dejado su lugar y ahora era la que se movía de un lado a otro frente a una ventana que estaba justo enfrente de mis ojos verdes —siento mucho que veas esto con mucho suspenso… pero no logro entender ¿Cómo es que te pareces tanto a ellos?—¡Ah! Era seguro que hablaba de mis padres… siempre me decía eso aunque encuentro lógica a todo por eso todos me miraban pero no era para tanto… solo tenía los ojos de mi madre y nada más. Se volvió a sentar en su sillón giratorio tranquilamente.


    — ¿A ellos? —me atreví a preguntar sin expresión ella clavó sus ojos miel en mí con algo de curiosidad, un escalo frio me atravesó el cuerpo de golpe; ella cerró los ojos un momento para volverlos a abrir e inhalar aire para poder continuar.


    —Si a ellos eres la viva imagen de los Uchiha eres algo de ellos—entonces era eso me alivie un poco era lista y tal vez tenía un parecido con los Uchiha pero no conocía a otro Uchiha que a su padre o su hermana.


    —No los conozco lo siento mucho—respondí lo más natural que pude y esperaba que con eso haya sido más que convincente.


    —Interesante…—susurró por lo bajo la quedé observando— pero no me engañas fácilmente muchacho dime ¿Quién eres? y ¿de dónde eres? y hasta que no me lo digas no te iras de aquí —me exigió algo autoritaria comprendí que no confiaba en mi, ¿Quién lo haría con un extraño que cae por los cielos golpeándose con un árbol y llegar inesperadamente a la aldea, diciendo que no recuerda nada? yo definitivamente no le tendría ni un grado de confianza, pero… como yo no estaba del otro lado… no podía saber que se sentía no saber nada de un extraño.


    —Siento decirle que no recuerdo nada, eh tratado pero no eh tenido…—ella rio la miré algo confundido había dicho algo gracioso estaba seguro de que no.


    —Diría que eres hábil para mentir pero… eres igual a Sakura —bajé mi mirada estaba algo sonrojado; que me compararan con mi madre no me avergonzaba pero ¿Qué tuviera el mismo comportamiento tonto para mentir? eso me daba vergüenza ajena aunque no debí hacer eso; esperé un momento para que se bajara la sangre de mis mejillas y levantar mi cabeza.


    — ¿La chica peli rosa?—pregunté tratando agregar algo de curiosidad en mis vos; ella se dio vuelta en su sillón giratorio y tomó aire para responderme.


    —Si ella misma, ¿tienes que ver algo con los Haruno?—me quedé en silencio asimilando todo; no sabía a qué quería llegar así que actué natural.


    —No los conozco o no lo sé, no lo recuerdo, siento mucho que sus expectativas no se hallan cumplido pero no conozco ninguna de esas familias—respondí ella asintió y suspiró a mi parecer fingido resignación.


    — Entonces me puedes decir tu nombre ¿aunque sea? —preguntó apoyando su mentón en sus manos mirándome nuevamente penetrantemente.


    —Seinosuke, ¿Algo más?—pregunté a la Hokage, que me miró por el rabillo del ojo mientras poco a poco se daba vuelta para fijar su vista en el paisaje de la aldea.


    —Eres testarudo niño, como para no tener memoria, puedes retirarte — (“veamos como reaccionas con esto”) la miré algo ofendido por el movimiento de mano que hizo, como si fuera un empleado o algo parecido; si bien no era nadie para pretender que debían tratarme con respeto ni que un empleado sea lo peor… pero eso verdaderamente molestaba; sentí que mi ceño se fruncía poco a poco por más que quería no podía detenerlo, era mi herencia genética de mi padre según mi mamá.


    — ¡Hmp!—solté al aire sin poder suprimirlo; Tsunade me quedó mirando con una sonrisa y con una cara de triunfadora ¿Qué le pasaba? Me pregunté…; río por lo bajo moviendo unos papeles distraídamente negando con la cabeza no podía explicarme su comportamiento.


    —Lo sabía, sabía que de ambos tenias, pues claro ¿cómo olvidar el odioso monosílabo de Sasuke con la poca habilidad de mentir de Sakura?—quedé totalmente estupefacto ante cada una de su palabras dichas, entrándome por mis oídos casi quemándome en la acción—ahora dime ¿tu memoria esta de verdad rota?


    Continuará…

    Nos leemos pronto :D Paulijem... ("hhh") -> significa pensamiento de otro personaje
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  8.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    2533
    Capitulo 6


    Hola!! aqui les dejo el capi si que tardé pero espero que les guste ;)


    Pov Seinosuke

    —No sé de que habla —contesté la oficina quedó en silencio, miré fijamente a Tsunade quien no desistió en hacerlo hasta que cerró los ojos y soltó un suspiro largo y volvió a abrirlos

    —No tienes por qué temer Seinosuke —me quedé confundido ¿Cómo podía…? No, ¿Cómo era que decía eso? no me conocía aun y después de todo, en el tiempo que sea, ella era de confiar… no lo dudaba, no tenía miedo pero si de que mi pequeña hermana se encontrara sola con mi padre; lo siento “Kai” susurré mentalmente, debía hacerlo se que había llegado no hacía ni dos días, recién había pasado uno, pero no me quedaba más opción… los sacerdotes no podían venir y obligarnos que hacer, Kai había dicho que podíamos hacer lo que quedaba en nuestras manos para completar la misión…

    “Y lo principal cuiden su verdadera identidad” esa frase se me vino a la mente, cuidar nuestra identidad… era fácil de deducirlo no contar nuestro pasado esa era una identidad.

    —Soy del futuro, soy… Seinosuke Uchiha…—los ojos de Sakura se abrieron al escuchar lo ultimo pronunciado se tapó la boca y se fue corriendo con lagrimas en sus ojos Kakashi salió de la obscuridad y la quedó mirando y luego la puerta decidió ir por ella.

    (Autora)

    Sora estaba sentada en una rama de un árbol, había plantado trampas por todo su perímetro por las dudas; debía repasar el mapa sabia que se había perdido porque no encontraba ninguna aldea “bien hecho sora” pensó, definitivamente no era buena con orientarse ella misma. Rió por lo bajo si su padre se enteraba se reiría de ella, ni hablar de Seinosuke abrió los ojos como plato estaría un año entero burlándose de ella todo era culpa de Shizuka Uzumaki Hyuuga la hija del Hokage, aunque… estaba sola… ¿Quién se enteraría? se encogió de hombros; retomó una vez más en buscar en que había fallado; con su dedo recorrió los caminos y senderos pero según el mapa iba bien, algo le decía que no era normal no había salida y había estado caminando casi en círculos… estrechó la vista y pudo ver una silueta, se paró de pronto sabiendo el porqué en cuestión de segundo la silueta se colocó enfrente de ella… jamás había visto a…

    —Espera Sakura que sucede que escuchaste—dijo Kakashi parándola del brazo la peli rosa se volteó con sus mejillas bañadas en lagrimas.

    —É-él forastero es d-del f-futuro —respondió tartamudeando y sollozando, Kakashi quedó en blanco —y e-es u-un Uchiha—Sakura comenzó a llorar aun más pero no sabía porque, tampoco sabía si era bueno o si era malo pero él era idéntico a…

    —Es idéntico a Sasuke… eso explica todo—se dijo para sí mismo Kakashi, abrazando a Sakura paternalmente pensando lo mismo que la peli rosa —ahora solo hay que saber el porqué de estar aquí…

    Sora se puso en guardia tal vez era su tío pero no sabía cómo era en el pasado, ni siquiera en el futuro; Itachi sonrió de medio lado, se acercó un paso y la pelinegra no se movió… debía buscar el punto débil para salir del genjutsu, no podía utilizar su sharingan… no todavía.

    — Así que tú eres la niña que causa problemas a los planes de Tobi—comentó Itachi mientras se cruzaba de brazos y miraba a sora.

    —Hmp ¿planes? ¿De qué habla?—respondió la pequeña, mientras buscaba alguna parte por donde escapar no podía salir como siempre lo hacía “cuidar su identidad” pensó mientras sus ojos seguían viajando por todo el perímetro.

    —Del pergamino de la aldea del fuego y ahora tengo que eliminarte—contestó tranquilamente acercándose; los ojos de Sora empezaron a teñirse de rojo, no podía evitarlo pestañó y activó su sharingan de tres aspas miró a su tío que quedó impresionado “¿Cómo era que…?” los pensamientos del pelinegro fueron interrumpido por la voz seria de Sora.

    —Eso lo veremos — en un ágil movimiento se posicionó detrás del Uchiha mayor y haciendo girar su sharingan salió de la ilusión; Itachi reaccionó en seguida y la atacó… pero la pelinegra sacó su palo y concentrando su chakra en él bloqueó el golpe del pelinegro.

    —Es imposible…—articuló en vos baja pero audible para Sora, frunciendo el ceño y volviendo dos metros atrás fuera del alcance de Sora le lanzó shirukenes la cual ella los esquivó con gran agilidad.

    —Nada es imposible…tío…—cerró los ojos y desactivó su sharingan y en una nube de humo desapareció; Itachi quedó bloqueado “¿…tío…?” esa palabra lo golpeó en la cara como una cachetada. Su compañero se le acercó rápidamente.

    —No puedes quedarte ahí parado Uchiha—tres Akatsuki salieron detrás de la niña Itachi sacudió la cabeza y los siguió “es imposible”


    — ¿Eres un Uchiha? Entonces… no tus padres ¿son… —Seinosuke sonrió y pasó una mano por su pelo.

    —Sakura Haruno y Sasuke Uchiha —Tsunade se pasó una mano por la cara tratando de digerir la noticia —no estoy solo aquí, mi hermana vino conmigo, pero nos separamos y debo encontrarla aunque tenga que desobedecer a las ordenes de los sacerdotes—continuó Seinosuke inexpresivo mientras miraba un punto en particular; la Hokage lo quedó mirando sí que era igual “al mocoso Uchiha” —prometí a mi padre siempre cuidarla y sé que el pasado de ellos no es nada seguro…; no puedo permitir que ella este sola y desprotegida—Tsunade suspiró y se levantó en dirección del pelinegro.

    —Entiendo ¿pero por qué se separaron? —preguntó apoyándose en el escritorio pero enfrente de Seinosuke.

    —Fue idea de los sacerdotes, dijeron que Sora era perfecta para proteger a mi padre… me opuse pero no tuve elección—respondió mirándola inhaló y exhaló para continuar—nuestra misión es proteger a los héroes de konoha incluyendo nuestros padres y los padres de nuestros amigos, hay cosas que Sora no conoce como la verdadera razón por la que mi padre quiere matar a mi tío…, aunque en realidad mi padre no sabía que estaba enfermo…—la rubia lo miró confundida ¿Itachi estaba enfermo? “eso no lo sabía” estaba segura que se le había escapado; Seinosuke paró en seco había hablado de más, se pegó con la palma de la mano en la frente —no debí decir eso…—susurró bajando la mirada.

    —Hn… entonces ¿por eso el mocoso mayor quiere que Sasuke lo mate? Si no lo hace él, la enfermedad lo matara ¿está sufriendo todo esto para que el mocoso, mate su sufrimiento? —fue una reflexión rápida pero no era lo que pensaba Seinosuke, no lo que le habían dicho sus padres.

    —No podría responderle eso; ahora debo buscar a mi hermana y si es mejor a mi padre también—dijo Seinosuke levantándose de la silla, pero su pierna le volvió a molestar e hiso una mueca de dolor.

    — ¿Crees que tu terco padre te hará caso? Se reirá en tu cara mocoso—comentó la rubia parándose y golpeando el escritorio haciéndolo crujir. El Uchiha sabía que significaba eso… peligraba su vida.

    —Vendrá a la fuerza —comentó decidió, yéndose pero antes de salir la voz de la oji miel lo paró.

    —Bien… te asignaré a tus compañeros—acotó Tsunade volviendo a su asiento y colocando sus manos en el escritorio.

    — ¿Compañeros? No, iré solo—sentenció autoritario desde la puerta, no iba a arriesgar a nadie, familiar, conocido o desconocido.

    — ¡Ja! ¿Crees que por contarme que nos vienes a proteger, te daré mi confianza? ¿Tan rápido? te equivocas, vete y cuando te llame te diré quienes serán tus compañeros —dijo mirándolo para ver su reacción, este frunció el ceño pero relajó su semblante.

    —Hmp como quiera Tsunade-sama—respondió saliendo de la oficina, pero ofreciéndole una sonrisa “tal vez era igual a su padre físicamente, pero por dentro era igual a Sakura, dulce y tierno y un mal mentiroso” pensó Tsunade llamando a un ANBU.


    “Fiu estuvo cerca” pensó Sora mientras se cargaba con una mano en un árbol “aunque le dije tío” puso una cara de horror ¡su hermano la mataría! salió corriendo lo más rápido que pudo, alguien la perseguía estaba segura de que eran Akatsuki; un rubio se le apareció enfrente Sora frenó derrapando un poco por la tierra y siguió por otro lado, este le empezó a tirar figuras de arcilla que explotaban. Las esquivó a todas pero otro más se le pareció, se subió por el tronco de un árbol y comenzó a saltar a toda velocidad pero no vio a la persona que estaba parado en una rama y se lo llevó por delante.

    —Akatsuki… —alcanzó a susurrar a la silueta borrosa. Se había pegado fuertemente en la cabeza y después todo fue un escenario obscuro…

    Sentía que alguien le tocaba la cabeza y sentía una leve presión en ella, se escuchaba que alguien estaba renegando con alguien y risas y un bufido cansino de otra persona ¿Qué había pasado? y... ¿los Akatsuki?

    — ¡Los Akatsuki! —gritó sentándose agresivamente que hizo que su cabeza se bombeara de golpe; se llevó las manos a las sienes e hizo presión en ellas escuchó la vos de una chica algo áspera.

    —Ten cuidado te has golpeado fuertemente en la cabeza—una pelirroja la acostó de nuevo esa chica si la conocía era Karin “¿tan fea era?” pensó, sonrió de lado pero viendo la confusión de Karin cambio su expresión a una más seria.

    — ¿Qué sucedió? —preguntó con voz algo cansada.

    —Nee…te chocaste con sasuke y te desmayaste—pareció pensarlo y luego la miró sentándose en la orilla de la cama o lo más parecido a una— ¿sabes? pareces ser importante para ellos—“Suigetsu” pensó Sora… se veía más joven e inmaduro, bueno “eso era lógico”; lo miró con confusión ¿Ellos? El peli celeste pareció leer su mente y respondió—los Akatsuki… —“oh” susurró y se rascó la nuca como Naruto.

    — ¿Cómo llegue aquí? —preguntó ahora tomándole un poco más de atención al lugar donde estaba era un lugar tétrico pero seguro no había ventanas había antorchas en un pasillo y una sola luz en el techo un refugio subterráneo se dijo.

    —Sasuke-san te trajo pequeña—respondió el grandulón “Juugo” reconoció el pelo naranja; aunque los conocía no había tenido mucho tiempo en conocerlos pero vivían en Konoha y eran ANBUS de rangos importantes, pero solo a veces los veía.

    —Tuviste suerte de no ser porque el hermano de Sasuke estaba ahí, o si no te hubiera dejado con ellos; parece que lo quiso desafiar; a veces se comporta como un crio ¿Tú qué crees cabeza de tuco?—Sora lo miró algo pálida ¿su padre sería capaz de hacerlo? de solo pensarlo le daba escalos frío; Karin le pegó un coscorrón en la cabeza haciendo que este gimiera de dolor.

    —Tsk… que mejor cierres la bocaza tiburón o sasuke-kun nos sacara a patadas de aquí —respondió muy enojada cruzándose de brazos y cerrando sus ojos dirigiendo su cara a otro lado; suigetsu solo se sobaba la cabeza o el chichón que se le había formado del golpe, Juugo solo se limitó a negar con la cabeza. Se escuchó un gruñido en la parte de la puerta allí estaba… la viva imagen de su hermano. Exceptuando que su hermano mayor no tenía cara de sicópata, asesino y traidor, un ser frío y despiadado ¿Cómo podía ser que él era su padre? ¿El hombre el cual admiraba y miraba con añoranza? Tragó saliva secamente.

    —Fuera —no gritó ni lo dijo fuerte o para que se notase el poder que tenia, lo dijo suavemente pero rudo y a la vez inexpresivo “wow” pensó Sora mientras veía como Karin, Suigetsu y Juugo se iban sin rechistar. Una vez esto se hayan ido el silencio formó parte del ambiente y la tensión también Sasuke no dejaba de mirar a la pequeña que se sintió algo intimidada —Hmp ¿Por qué te perseguían?

    —Hmp créame que se menos… que usted… —contestó la pelinegra desviando su mirada a otro punto de la sala; escuchó los pasos del pelinegro acercarse y sentarse en la silla en la que minutos antes estaba Karin ajustando la venda de su cabeza.

    — ¿Por qué corrías? —bueno realmente lo hizo por decirle quien era… a su tío; hizo un mohín no le iba a decir eso… pero después ¿Por qué la perseguían? No sabía, ni siquiera la escaza explicación que su tío le dio, alcanzaba para decir o explicar el porqué.

    —Itachi Uchiha me había atrapado en una ilusión con su sharingan… no me di cuenta hasta que me percate de que caminaba en círculos y no encontraba la aldea cercana de la que me habían dicho—relataba Sora mirando su mano —me dijo que lo había enviado Tobi, de hecho no lo dijo pero me comunicó que era el problema de los planes de Tobi y que debía eliminarme; salí fácilmente de su Genjutsu y me largue; me persiguieron mas escape de uno, luego de otro y me choque con usted y fin de la historia—terminó su relato cruzándose de brazos.

    —Hmp ¿el problema de Tobi? suena estúpido —rió cínicamente la Uchiha frunció el ceño; decía la verdad.

    —Gracias—soltó Sora con media sonrisa, mientras se levantaba y se sentaba; Sasuke la quedó mirando con su sharingan activado.

    —No creas que lo hice por ti—utilizó su tono de siempre, Sora se encogió de hombros y lo miró.

    —Lo sé, pero igual gracias sasuke-sama—hizo una ladina sonrisa de superioridad, similar a la de su padre de hecho casi todos sus gestos eran iguales a las de él pero sin darse cuenta; el Uchiha la quedó mirando algo… no lo podía describir ni el mismo, algo en ella hacía que no pudiera evitar mirarla.

    “Si no me la das entonces cuídala” esas fueron las últimas palabras que le dijo su hermano en su oreja antes de esfumarse en una nube de humo, como sus secuaces; ¿Qué quería decir? Si la quería matar ¿Por qué él debía cuidarla? No era niñera y menos porque él se lo pedía.

    —Hmp mañana estarás bien y podrás seguir tu camino—comunicó Sasuke a la pelinegra que lo miró algo cohibida; ver a su padre joven… bueno no era que en su tiempo era viejo pero verlo como veía a su hermano era increíble ¿Qué sería de él?

    —Nee…claro—asintió pero sonrió debía buscar información y podría acostumbrarse a sentir el chakra de su padre, era muy diferente a la que tenia de adulto pero era fácil de percibir e incluso si lo ocultaba; podría cuidarle las espaldas de lejos claro si no se chocaba con él —em…Sasuke-sama ¿Dónde está el baño? —preguntó un poco tímida este apuntó con su mano el pasillo.

    —Sigue derecho y dobla a la izquierda —dijo inexpresivo sora bajó de la cama y sus pies estaban descalzos, sintió el frio del piso calarse en ellos hasta que se acostumbró; se fue corriendo por el pasillo la luz del techo hizo que el pelo de sora se le viera destellos rosas al moverse, Sasuke pestañó varias veces seguro era el sharingan.

    Continuará…

    Nos leemos pronto y comenten :)

    Atte: Paulijem
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  9.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    2029
    Capitulo 7​
    La visita de Kai -el encuentro con Kabuto​


    Hola!!! aquí esta el nuevo capítulo como ven xD espero que les guste nos leemos pronto :)


    Dos días después…

    Estaba en una aldea cercana a la cueva de donde estaba su padre podía sentirlo desde donde se encontraba como lo había planteado había podido aprender a detectar el chakra de su padre con un poco de entrenamiento de unas cuantas horas mientras estuvo cerca de él al irse se fue sin decir nada ni avisar ni ser vista algo que la beneficiaba pero… era arriesgado
    Sora estaba durmiendo no muy bien… sentía voces susurrar en su oído desde que había encontrado un poco cómoda la cama, pero… luego de un pequeño lapso de tiempo volvió a escucharlas; se dio vuelta bruscamente de un lado a otro y sintió un grito y se levanto agitada, “que rayos” pensó, su sharingan estaba activado ¿Cómo? Se preguntó, su corazón latía a mil por hora. Tocó su cabeza estaba sudando “Maldición” reguló su respiración y volvió a tratar de dormir no tardó tanto… hasta que…

    Sora-chan…Sora-chan…

    Nuevamente esos susurros, apretó los ojos y se tapó hasta la cabeza con las sabanas ¿pero qué no dejaban dormir a la gente decente? se preguntó dando vueltas.

    ¡Sora-chan!

    — ¡Pero que rayos!—se levantó, pero no estaba en la habitación— ¿esto es un sueño? —preguntó al aire o a la neblina que había.

    —Una ilusión Sora-chan—explicó alguien miro hacia todos lados, pero no había nadie… hasta que enfrente de ella unas hojas comenzaron a girar hasta formar una figura humana sonrió al reconocerlo.

    —Kai-ojiisan era usted—dijo aliviada con la mano en el pecho, suspirando y sacudiéndose.

    —Acaso ¡¿me llamaste viejo?! —preguntó exaltado con un tic en el ojo, la pelinegra negó con la cabeza y el sacerdote suspiró—perdón no era eso lo que quería decirte, mocosa—dijo lo ultimo con énfasis esta frunció levemente le ceño y se cruzó de brazos.

    —Hmp supongo que eso tampoco—dijo molesta pero luego sonrió con cara algo extrañada— ¿Cómo es que-…? ¿Cómo es que estoy aquí? —Kai le hizo una seña para que lo siguiera, caminaron entre la neblina en un punto infinito por lo que veía.

    —No tengo mucho tiempo, tuve que utilizar este método para buscarlos y comunicarles algo… pero por alguna razón no pude encontrar a tu hermano, así que tu tendrás que hacerlo—explicó apoyando su mano en el hombro de la pequeña

    — ¿Cómo? nos separamos en el viaje.

    —Cierto lo había olvidado—puso su mano en el mentó en pose pensativa mientras caminaba— busca una forma tú sabrás como—concluyó sonriendo— en fin tengo totalmente prohibido hacer esto se supone que deben buscar ustedes la forma de salvar vidas por medio del destino, pero esto es importante; los Akatsuki saben porque estás aquí, bueno no la mayoría, no debiste decirle quien eras… a tu tío —le dijo con reproche esta sonrió fingidamente y se encogió de hombros.

    —Lo siento pero… situaciones desesperadas, medidas desesperadas—recitó como un lema.

    —Está bien, pero igual él no es el problema—Sora lo miro atentamente— si no… Gaara no Sabaku, tiempo atrás en la época en la que tu estas, los Akatsuki comenzaron a cazar a los bijus y encerrarlos en una cosa igual a una estatua, el morirá si no lo salvan, Naruto-sama también está en peligro, debes alertarlos…—el paró en seco y miro hacia atrás por instinto hizo lo mismo, este volvió a posar la mirada en la pelinegra con alarma—…alguien viene, recuerda Gaara no Sabaku —se escuchó un portazo miraron hacia atrás nuevamente—¡despierta ahora! —Sora abrió los ojos estaba en la habitación… suspiró en seco ¿que fue eso? Se levantó de la cama y quedó sentada en la cama no muy acolchonada que digamos pero estaba resguardada. Fue hasta la puerta, la abrió despacio y sacó su cabeza hacia afuera, no había nadie, se rasco la nuca pensando que podría haber sido. Volvió a sacar la cabeza, salió despacio y silenciosamente por el pasillo.


    Estaba todo obscuro y no había ningún ruido extraño muy extraño se dijo. En eso se volvió a escuchar un ruido y luego una explosión y después de eso gritos de espantos su corazón comenzó a latir tan rápido que parecía que iba explotar eso era el aviso del peligro…

    Entró nuevamente y tomo sus cosas corrió hasta la ventana. Antes de abrirla se colocó sus guantes y su vara en la cintura se puso un pañuelo en la frente y sin hacer ruido abrió la ventana que hizo un leve ruidito al ejercer fuerza en ella; saltó desde allí hasta el suelo quedando hincada en sus rodillas y su mano apoyada en el suelo miro hacia el frente todo estaba bscuro y frio aterrador se dijo, se escondió entre unos barriles que habían allí para no ser vista había sentido un gran chakra.

    —Jajaja no puedo creer que usen esto para defenderse—escucho una risa y la voz, que le erizó sus vellos de la nuca, volteo y a unos tres metros se veía la luz de la luna entre medio de las nubes frunció el ceño eso era mal augurio, corrió hacia allí lo más rápido que pudo y se encontró con una escena que jamás pensó que vería.

    “Un niño indefenso…” la adrenalina y la furia se incremento en su interior que hizo que gritara con gran potencia…

    —¡Cobarde!—exclamó furiosa con su vara en mano y sus ojos negro tan brillantes y llenos de coraje.

    —Así que tu eres a la que enviaron, que decepción creí que eras… más alta—se burló con malicia, Sora bufó y se puso en guardia.

    —La altura no es necesaria si sabes utilizar tu poder. Si por altura te basas… no eres más que una cucaracha debilucha—le respondió pero este a una gran velocidad la golpeó lanzándola contra la pared de una casa.

    —Eres tan parlanchina como tu madre—le acarició el cuello y paso su lengua por sus labios mientras la miraba inquisidor.

    —¡D-deja d-de hablar mal-dito!—le contestó parándose como pudo todo ante la atenta mirada de la gente que estaba escondida en sus hogares y refugios subterráneos.

    —Nadie me dice que hacer—le dijo Kabuto retrocediendo al ver el poder que se incrementaba en el interior de la pelinegra.

    —E-eso dices a-ahora que hay d-de Orochimaru, y-ya te can-cansaste de lamer sus suelas—le dijo despectiva, corrió lanzándose a Kabuto con su puño concentrado en chakra verde, golpeándolo con todas sus fuerzas, lo agarró del brazo y le dio un golpe con su rodilla que lo dobló del dolor, pero este rio cínicamente en el suelo— ¡Hakkeshō Kaiten Daburu! —(Remolino, elemento viento) sus dedos agiles lanzaron un gran remolino atrapándolo y lanzándolo del otro lado de la cueva rompiendo todo a su paso—si crees que puedes contra mi estas equivocado, ¡Y menos contra mi! —decía mientras se acercaba y comenzaba a hacer un jutsu de nuevo— ¡Kage bushin no jutsu! —las quince soras comenzaron a hacer sellos velozmente —¡Katon, Goukakyuu no jutsu! —pero Kabuto fue muy rápido y desvió la ráfaga de fuego gigante, hacia un costado y a cambio de eso invocó una serpiente gigante que salió en busca de Sora.

    —Jajaja—seguía riendo el maldito desquiciado.

    —Pronto dejaras de reír maldito—sora rompió el suelo de un puñetazo y luego hizo un jutsu de arena que le había enseñado su sensei Garu no Sabaku.


    En el presente…


    —Es…imposible—dijo una voz entrecortada y sorprendida—dime que es imposible vamos Hinata-chan dilo—le pidió agarrándola de los hombros y zarandeándola sin poca delicadeza.

    —L-lo siento Naruto-kun pero eso fue lo que a-averigüé —dijo tímidamente la Hyuuga encogiéndose con temor, algo que Naruto lo vio y se sintió culpable.

    —Lo siento, lo siento tanto—le dijo abrazándola y hundiendo su cabeza en el hueco del cuello de Hinata que se sonrojó un poco, aunque ya estaba un poco acostumbrada era inevitable no ponerse de esa manera con él— yo no quise… pero es que esos niños están en peligro hay que decirle al teme y a Sakura-chan ahora.

    —Está bien vamos—secundó la oji perla —em… ¿vamos? —preguntó ya que Naruto no se separaba de ella él se separó y se rascó la nuca.

    —Oh lo siento jejeje, vamos ´ttebayo esos niños vendrán a casa sanos y salvos—respondió eufórico agarrando a la Hyuuga de la mano y arrastrándola al balcón para luego salir por los tejados de las casas.

    Unos cuantos minutos después ya que Naruto nunca iba a la casa de sus amigos si no llevaba algo para comer y como siempre era…

    —¡Ramen! ¡Viejo que sean para cuatro!—le gritó al dueño del Ichiraku-ramen después de un asentimiento y una espera no tan larga.

    —Tome Hokage-sama que tenga una buena noche.

    —¡Gracias! vamos Hinata-chan—y así salieron a toda velocidad a la casa de los Uchiha Haruno; Naruto tocó la puerta un par de veces hasta que un cansino Sasuke les abría la puerta—¿ya era hora no?—le dijo algo ofendido el rubio, este los dejó pasara y los guió hasta la sala principal donde Sakura estaba envuelta en una manta mirando la televisión.

    —Son las diez de la noche, dobe, ¿crees que estaba despierto?—le dijo tirándose en el sillón.

    —Hola Sakura-chan—saludó Hinata a la peli rosa que le devolvió el gesto se elvantó y se puso junto a ella.

    —Hinata ven acompáñame a la cocina—ellas dos se fueron y dejaron a Naruto y Sasuke solos quienes se miraron… uno con sueño y otro serio.

    —Sucede algo que estas con esa cara—le preguntó el pelinegro abriendo los ojos y observándolo no era normal verlo a esa hora, con esa cara y que estuviera muy calladito; entrecerró los ojos para distinguir algo más aparte de eso.

    —Si—respondió dejando al Uchiha algo perplejo y asustado aunque lo ultimo no lo demostró— algo muy fuera de lo común—comentó.

    — En este estúpido lugar siempre pasan esas estúpidas cosas, dime algo que no sepa—le contestó de mala forma acomodándose mejor en el sillón.

    —Debes ser más optimista teme, que amargado eres—reprochó haciendo lo mismo que Sasuke— pero en fin encontramos en qué lugar están tus hijos—eso llamó la atención del pelinegro que enderezó y lo miró serio.

    —¿Qué? —dijo en un susurro para que Sakura no los escuchara Naruto se acercó de la misma manera con sus manos entrelazadas.

    —Hinata averiguo algo de la presuntuosa carta que me llego días después en la que mis sobrinos desaparecieron, ese sello particularmente me llamó la atención sabia que lo había visto antes y ese fue el día en que nos vimos en el país del aire ¿recuerdas el pergamino que te vi llevar? —este frunció el ceño con molestia no era algo de lo que se sentía orgulloso.

    —No me lo recuerdes en ese entonces estaba a las órdenes de Orochimaru.

    —exacto era de máxima seguridad y claro no sabía que tenía que ver con ese tipo nuestras misiones fueron totalmente diferentes—tomo un momento y prosiguió— pero de tanto analizar esta semana pudimos saber de qué se trataba el sello. Es uno de las marcas sagradas del templo de las cinco naciones ¿sabes que es? —le preguntó este asintió.

    —Sí, pero es solo una leyenda.

    —No, no es una leyenda, es más que eso… ¡es real! —se tapó la boca y bajó de nuevo la vos— ese templo es dirigido por los más talentosos, inteligentes y mas fuertes guerreros de las cinco naciones, son los sacerdotes del espacio y tiempo…

    —¿Espacio y tiempo? ¿Qué te tomaste? comes mucho ramen dobe—dijo burlón este frunció el ceño y se levantó de su lugar apuntándolo con su dedo índice al pelinegro le resbalo una gotita por las cienes.

    —¡Deja el ramen! no te metas con él—se volvió a sentar y le dijo…— lo que quiero decir es que… tus hijos viajaron en el tiempo...


    Continuará…


    Espero su opinión y díganme si les gusta, lo sigo o no, recibo críticas constructivas o no... :D nos leemos pronto
    Atte: Paulijem :D
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  10.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    1670
    Capitulo 8 ​
    Destino…​

    —Pronto dejarás de reír maldito—sora rompió el suelo de un puñetazo y luego hizo un jutsu de arena, que le había enseñado su sensei Garu no Sabaku, encerrándolo en una gran bola de arena. Pero esta se destruyó con un contraataque de Kabuto. Sora no esperó a que saliera y lo atacó con un ráfaga de fuego gigante activó su sharingan y usó el amaterasu que lo tenía prohíbido utilizar por todas las razones del mundo pero ella tenía solo una meta y esa era destruirlo, pero este se escapó a tiempo.


    —Creo que ya es suficiente mocosa—El peli gris apareció a una gran velocidad, Sora lo esquivó, era una batalla muy difícil pero la pelinegra no era cualquier niña era Sora la heroína de una aldea, hija de los héroes de Konoha, una Uchiha y no dejaría que ese estúpido cara de serpiente rajada, cuatro ojos le hiciera daño a ella y a su orgullo; se agachó dejando pasar una patada por arriba de su cabeza, saltó dio una vuelta en aire y lo atacó con su vara el cual el aludido los esquivaba con gran agilidad, debía ganarle debía acabar todo ahora se dijo mientras usaba su taijutsu avanzado.

    En Konoha…

    —Hyuuga Hinata, Uzumaki Naruto, Haruno Sakura los tres tienen una misión —informó Tsunade del otro lado del escritorio, mirando un par de ojos, Shizune se acercó a ella y le susurró…

    —Esta segura Tsunade-sama de mandar a Naruto a...

    —Muy segura no te preocupes tarde o temprano tenía que salir—le respondió de la misma forma

    —Ejem no quiero interrumpir pero ¿nos puede decir cual será nuestra misión oba-chan?—dijo un rubio con mala cara por tanto secretitos.


    —¿¡Qué dijiste Naruto!?—exclamó parándose con furia y golpeando el escritorio clisándolo. este retrocedió y se metió detrás de Hinata que se sonrojo al sentirlo tan cerca—vas a ver mocoso en fin su misión será de rastreo...

    —¿Rastreo?

    —Si necesito que busquen a una persona o mejor dicho…

    —A mi hermanita—dijo una vos detrás de ellos Naruto se dio media vuelta y quedó perplejo ante lo que veía...

    ///

    Sora estaba de rodillas jadeando y con su respiración agitada se le estaba acabando las energías apretó sus puños agarrando un puñado de tierra.

    —¿Qué sucede? ¿Te rindes tan rápido?—le dijo burlón, acercándose peligrosamente.

    —¡Jamás!—exclamó esquivando olímpicamente el ataque de Kabuto. En eso por sorpresa la serpiente invocación del peli gris la golpeó por la espalda haciéndola estrellar contra un árbol —m-maldito c-cobarde—dijo entrecortadamente, tosió sangre y trató de reincorporarse sacando fuerzas de donde le quedara.

    —Solo eres una niña llorona, una inútil y bocona como toda tu sucia y desgraciada familia —Sora furiosa se levantó como pudo y frunció el ceño, sacó un kunai y lo apretó con todas sus pocas fuerzas— vaya debo admitir que tienes agallas, pero sigues siendo integrante de ese asqueroso clan—sus piernas flaquearon en el intento de dar un paso, tiró el kunai muy cerca de la cabeza de Kabuto pero este se hizo a un lado dándole paso al arma. No podía sostenerse, no podía... aunque lo quiso evitar no pudo y cayó de rodillas ¿ese sería su fin? Se preguntó, cerró sus ojos, si ese era... se sentía completamente como una cobarde —jum, jum, jum—río mirándola, sonrió malicioso sacó un kunai lo miro atentamente y miro a la pelinegra, que tenía su cabeza gacha con el pelo hacia abajo, escondiéndole su cara —es tu fin mocosa—y lo lanzó. Sora espero que el filo penetrase en ella pero… algo a gran velocidad hizo que el kunai desviara su ruta—¿Qué?—dijo algo sorprendido. Sora lentamente levantó su cabeza estaba muy lastimada, sus ojos negros se encontraron con los ojos carmesí de su…

    —Tío…—susurró sorprendida Kabuto se dio media vuelta rápidamente.

    —Itachi Uchiha, debí saber que nos traicionarías—habló acercándose a este, que no tenía ni una expresión, casi parecida a la de su padre, pensó Sora… apenas viéndolo con un solo ojo—pero se puede saber ¿Por qué?

    —Por la familia—le dijo el pelinegro sin cambiar su expresión, este rio a carcajadas.

    —No inventes, tu destruiste tu familia, la mataste —comentó despreciable, el Uchiha frunció el ceño característico de ellos y las aspas de su sharingan comenzaron a girar con furia.

    —Y es por eso que no quiero volver a permitir que me obliguen hacerlo otra vez, ahora que tengo la oportunidad de decidir que es lo que creo mejor—su vos sonaba fría pero no llena de odio como la de Sasuke, sus facciones y gestos eran iguales, lógico eran hermanos, pero la forma de expresarse eran distintas—y por esa misma razón tu y todos tus aleados caerán de la forma mas vil que imagines—terminó de decir, Kabuto lo quedó observando con media sonrisa macabra.

    —Mi otro yo y yo los mataremos a todos —al terminar de decir esto desapareció como una cobarde cucaracha que era. Itachi vio a Sora que estaba sorprendida ante las palabras de su tío y sonrió, pero su cuerpo no daba para más y se desmayó.

    En otra parte lejos de allí…

    —Sakura…ten cuidado—le había dicho el chicos de ojos verdes, como los de ella ¿Por qué? Se preguntaba él era hijo de Sasuke, debía ser despiadado, frio, traidor, pero no encontró eso en él algo indescriptiblemente familiar como si de un hermano se tratase, como lo que sentía con Naruto cuando se le acercaba. Sentía una sensación algo así como maternal… sacudió la cabeza era imposible sentir eso a su edad, bueno lo sentía con su gato, pero no con una persona… rodó los ojos estaba loca.

    Siguió corriendo por las ramas de los arboles con mucha atención, o tal vez no tanto;
    una mano fría la detuvo y otra presionó su boca, acorralándola entre un árbol y los arbusto que camuflaban el lugar obscuro.

    — ¡S-Suéltame! —dijo furiosa, este pasó una mano por la cintura de la oji jade, que se sorprendió por tal acto. Sentía el pecho subir y bajar con agitación por el extraño.

    —Sh… ¿A caso quieres morir?—reconocería esa voz en cualquier parte, una voz arrogante con el ego por las nubes y orgullosa, frunció el ceño “Sasuke…”—eres una molestia —susurró, por enfrente de ellos paso un escuadrón de Akatsuki liderado por una persona que ambos conocía muy bien...

    —Kabuto—dijeron ambos.

    Lentamente sacó la mano de la boca de Sakura para luego bajar del árbol—no bajes —le dijo con el sharingan encendido, Sakura lo miro algo sorprendida por la brusquedad pero se quedó ahí...


    —Hola…—Sakura miró a través de la rama que la ocultaba. Había conocido esa vos y sin pensarlo bajó de allí ¡si, era él! sonrió pero se ganó una mirada asesina de otro pelinegro en particular—¡que bueno encontrarlos a los dos! —sin pensarlo se posicionó detrás y colocó una mano en Sasuke y otra en Sakura y una luz verde los envolvió desvaneciéndolos —fiu…—pasó su mano por la frente y se sostuvo de sus piernas había utilizado mucho chakra.

    —¡Atacaste al teme y a Sakura-chan! —escuchó un grito detrás de él. Se dio vuelta y se encontró con...

    —Naruto-san—dijo, para luego sentir como su cara se volteaba prolongadamente y sentía un dolor tremendo en la espalda donde había aterrizado—e-espere puedo e-explicarlo—si, el rubio amigo de su padre lo había golpeado nada suave. para compararlo con un cariño.

    —¿Qué debes explicar? ¿Qué eres un traidor?—le contestó muy enojado.

    —No, no soy un traidor—tomó una bocanada de aire y prosiguió— esas dos personas que ves allí son mis padres—le dijo serio levantándose del suelo tomándose de la mejilla, que le ardía. Naruto quedó estupefacto ¡imposible! se dijo. Miro a la peli rosa y a Sasuke y luego a Seinosuke.


    —Bueno…¡Dattebayo! debo admitir que te pareces a ellos dos desde un primer momento—dijo rascándose la nuca, con una sonrisa zorruna. Detrás de los arboles salió Hinata tímidamente—Hinata-chan ven, puedes creerlo Seinosuke-kun es hijo del teme y de Sakura-chan—Hinata quedó sorprendida pero solo sonrió de medio lado—explícanos —dijo el oji azul Seinosuke asintió. Empezó a emanar chakra azul para curarse del hematoma que se le había hecho en la mejilla y le contó todo, bueno... exceptuando algunas cosas. El rubio se sorprendía a medida que la historia avanzaba y le gustó sobre todo en la parte en que él era Hokage y que se casaba con Hinata y tenían cuatro hijos en un futuro, la pobre Hyuuga estaba rojísima; se enojó enormemente lo de Kabuto y decidió ayudarlo con la misión —espera Seinosuke ¿Qué fue lo que le hiciste a tus padre?—dijo mirando a sus compañeros tirados en el suelo.

    —Es una técnica que me enseñó mi madre —explicó—ellos no puede hacer nada si yo no se lo ordeno, la principal fuente de energía es la mía y puedo alimentarlos y ellos a mí. Son…mis prisioneros—terminó de decir mostrándole el sello en su mano.

    —¿Por qué lo hiciste?

    —¿Tú crees que mi padre se tragaría que soy su hijo? no lo creo—dijo riendo—y menos si se entera que Sakura es mi madre —el rubio rio con él e Hinata levemente—ahora cuando despierten iremos a buscar a mi hermanita—los tres asintieron y se dedicaron hacer un campamento improvisado —Dichoso destino—pensó...mirando hacia el cielo...

    Continuará...

    Hola hace mucho que no entraba aquí ¡pero ya traje el nuevo capítulo! se me ah hecho un poco difícil continuarlo mis ideas se acaban y no se como está o si les está gustando; mi inspiración está agotadísima pero no importa, puede que tarde mucho en actualizar pero lo voy a terminar a duras penas :/ pero paciente xD gracias hadezhugo por tu comentario y a todos los que lo han hecho en anteriores y los que lo leen nos vemos y espero que pronto

    Atte: Paulijem
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    957
    Capitulo 9 ​
    ¿Un sueño? ¿O la realidad?​
    Es algo corto pero espero que les guste nos leemos pronto ;)​




    En el presente

    Estaban frente a una puerta de grandes dimensiones, todo era silencioso… los árboles que lo rodeaban no se movían y una neblina comenzó a taparlos y… la obscuridad se hizo presente y el frío caladores de huesos cayó con gran peso sobre sus cuerpos…

    Sentían miedo, angustia, tristeza y todo lo que conocía como feliz ya no existía… no tenía fuerzas la debilidad se hacía presente en su interior y por más que querían acercarse a la puerta no podían…

    Frente a sus ojos se abrió en dos el cielo y de allí bajaron dos individuos con capas negras. No podían moverse ni siquiera para agarrar alguna arma para defenderse…

    —Todo terminará con la muerte…—susurró…uno de ellos…mostrando una espada que enterró en lo más profundo de su ser…

    _____________________________________________________________________________

    Su corazón latía con ligereza, nunca había tenido un sueño tan terrible, una pesadilla de mala suerte. Miró a su derecha viendo como el imperturbable Sasuke estaba dormido con la misma cara inexpresiva, sonrió a pesar de que no viera ningún cambio en él, desde que había regresado… miró su buró donde yacía un portarretrato con la foto de sus hijos, los dos juntos y en el medio Sasuke, con una ladina sonrisa similar a la de su pequeña hija… ¿Cuánto había pasado? no tenía la respuesta, solo que un primer momento no se podía percibir cuanto, pero en su ser presentía que había pasado más… de dos meses, aunque solo fuesen tres semanas.

    Una presión en su corazón la invadió… los extrañaba, los quería en sus brazos, como esa noche antes de que tuvieran que irse de misión, quería sentir las risas y las quejas de sus angelitos, quería verlos progresar como lo habían hecho siempre… ver como se iban a las misiones con sus compañeros, como hacían renegar a su padre, como peleaban entre ellos a la hora de elegir si comer sopa de tomates o ramen, los quería de vuelta consigo…y no dejarlo ir nunca más…

    Se preguntaba si esa era la misma angustia que sintió su madre en el momento de dejar su hogar… el que le había visto nacer y crecer… pero no, no era lo mismo. Ellos eran solo niños que no sabían nada del peligro que los deparaba en ese tiempo.

    Angustia…era lo que sentía ahora…y frustración por no ser una mejor madre y miedo por lo que le pasara sin ellos a su lado….Una lagrima cayó de sus verdes ojos, haciendo un delicado recorrido por sus hermosas mejillas… los necesitaba, más que nunca lo había imaginado.
    Tocó su panza ya algo abultada, ellos de seguro estarían muy felices de saber que tendrían un hermanito o hermanita… pero si no conseguían que volvieran “no podía pensar en eso” sintió una mano en su vientre, se giró lentamente hasta encontrase con Sasuke que la estaba mirándola con algo de comprensión y tristeza…

    —Todo estará bien Sakura…—le aseguró, ella sonrió, nunca supo cómo era que él sabía de sus preocupaciones sin que se lo dijera pero…eso…no la calmaba en todo…

    —¿Cómo? —susurró con lagrimas anegadas en sus ojos— mis niños están… en una época de peligro constante —le contestó haciendo que las lagrimas salieran de sus hermosos ojos.

    —Seinosuke sabrá que hacer y Sora también, son nuestros hijos no los hijos del dobe—le dijo con media sonrisa secándoles los rastros de lágrimas.

    —Sasuke—dijo con reproche.

    —Solo bromeaba —le hiso soltar una risilla aunque se disipó en el mismo instante en que salió—¿Por qué te despertaste?

    —Tuve una pesadilla…una muy horrible —se recostó y apoyó su cabeza en el hombro de Sasuke, que se puso más cómodo para que ella lo estuvieran también —era todo tan tétrico, tan feo y ahogante —le relataba mirando la mano de sasuke en su vientre y comenzó a acariciarla—y…por más que quisiera moverme no podía, estaba muy débil… estábamos de hecho, porque… estabas tú Naruto e Hinata. Éramos los cuatro frente a una puerta y de pronto dos cosas negras que salieron del cielo, nos dijo que todo terminaba con la muerte y… m-me atravesaba con una e-espada el…corazón…sentía tristeza y en mi interior no había felicidad, ni cosas buenas, me sentía…sola…—terminó de decir esperando a que su esposo dijera algo, pero solo recibió un monosílabo como respuesta.

    —¿Cómo era la puerta?—preguntó después de un largo silencio entre ambos.

    —Era algo rara, aunque tenía algo que reconocí era más que obvio… porque era el símbolo de nuestra aldea —Sasuke levantó la cabeza como si hubiera dicho algo muy importante—¿Qué sucede?

    —¿Recuerdas como era el lugar?

    —Bueno, no se… era un bosque y había neblina…mucha neblina—le dijo reincorporándose en la cama.

    —Increíble—dijo solamente para levantarse y vestirse con gran rapidez.

    —¿Qué sucede? ¿Qué haces Sasuke? —preguntó confundida mirándolo como se vestía con rapidez.

    —Iré a ver a Naruto no te muevas de aquí—dijo simplemente para luego desaparecer por el umbral de la puerta, escuchó los paso apresurados por la escalera y luego la puerta principal abrirse y cerrarse con la misma rapidez.

    —¿Qué sucede?—volvió a repetir mirando hacia la ventana con extrañeza viendo por ultima vez la silueta del Uchiha…

    Corría lo más rápido que podía, no sabía porque, pero lo que le había dicho Sakura era importante después de la visita del rubio en la cual le dijo cual era la verdadera verdad, había estado investigando todo un día y le faltaba solo una cosa.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  12.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    1363
    Hola!!!!! como han estado? espero que bien aquí les traigo un nuevo capi espero que lo disfruten...


    Capitulo 10 Oh-Oh


    Maldito día en que decidió hacerle caso al estúpido del viejo Kai, se recriminaba una y otra vez agarrándose la cabeza con las dos manos. No recordaba nada, solo vagas imágenes en su cabeza pero tenía moretones, rasguños, hematomas y toda vendada, señal de que había peleado ¡tonta cabeza! Que no la dejaba recordar. Aunque… no recordaba haberse pegado en ella. No obstante no olvidaba que aun le seguía doliendo a horrores.

    Escuchó unos pasos aproximarse a la habitación en la que se encontraba y trató de simular que aun estaba dormida. No sabía tampoco donde rayos estaba y peor aún, con quien.

    — ¿Cómo esta?

    —Está estable se mejorará pronto —dijo una vos del otro lado de la puerta, que estaba a medio abrir—hice lo que pude, ya no recuerdo cuando fue la última vez que utilicé mis jutsus médicos, pero creo que funcionó—ahora que lo escuchaba bien era la de una persona mayor, como de unos cincuenta o sesenta años. Vio una mano agarrando la parte del costado de la puerta, tenía un anillo y sus uñas eran negras. Cerró los ojos al ver que la puerta se abría por completo.

    —Aun está dormida—dijo este mirándola desde ahí, el anciano se puso junto a él mirándola también —debo irme ya sabes qué hacer cuando despierte ¿entendiste?

    —Hai, Itachi-senpai —dijo este asintiendo con energía y temor a la vez.

    —Y si le llega a pasar algo, tu, abstente a las consecuencias —le advirtió serenamente; no tenia porque subir el tono o ser amenazador sabia que le tenía miedo y con tal de que se lo tenga… mejor aun para la seguridad de su sobrina.


    Sora escuchó nuevamente cerrarse la puerta y se reincorporó pensando donde iría su no muy conocido tío, pero héroe de ahora en más, claro después de su padre y su baka-hermano mayor… sonrió triste… los extrañaba enormemente, sobre todo a su querida madre…
    ~#~#~#~#~#~​
    — ¿En serio pensaste que podías detenerme con eso?—dijo un pelinegro muy molesto a otro pelinegro, que ni se inmutó. Debía tratar de no hacerlo si fuese otro tipo habría salido corriendo, en sentido figurado, claro.

    —De hecho debo admitir que no pensé, pero si —dijo este con una cara de estar pensando la respuesta, Sakura negó con la cabeza estaba en el medio de ellos dos.

    Cuando se habían despertado Sasuke, casi lo asesina de no ser porque lo tenía bajo sus órdenes. Sakura a duras penas se había levantado, dándose cuenta de por qué rayos le había atrapado de esa manera, pero no le dio importancia a eso por tratar de que su ex compañero no matara a su propio hijo…

    —Pues entonces comienza por liberarme, porque juro que no tendré piedad—aseveró Sasuke muy cerca de la cara del oji verde.

    —Bien entonces me arriesgaré —dijo dándose la vuelta Seinosuke, que no previno que su padre podía ser capaz de atraparlo, sabiendo que estaba bajo su mando.

    —Lo lamentarás porque no me dejaré manejar—advirtió con una vos sumamente fría. Sakura que estaba a un lado de ellos por el sorprendente ataque sorpresa, los miró con urgencia estaban solo los tres, solos. Naruto e Hinata se habían ido a buscar comida y agua y no sabía qué hacer desesperada mirándolos con las manos en la cabeza.

    — ¡Alto! ¡Para Uchiha! —Ambos la quedaron mirando como si hubiese dicho algo malo— el…el jutsu de… ligamento de sangre que nos puso…em… p-puede lastimarnos, también —dijo rápidamente Seinosuke la miró algo confundido.

    —Eso no…


    — ¡Basta Seinosuke! ¿Qué no entiendes que lo que nos hiciste es peligroso?—dijo Sakura mirándolo con intensidad, mandándole un mensaje oculto entre sus ojos de que le siguiera el juego, este hiso un gesto de que había entendido… Para ser un Uchiha es bastante lento se dijo mirándolo con una gota en la nuca estilo anime.
    ~$~$~$~$~​
    —Em…gracias Sakura-chan —dijo Seinosuke, después del pequeño altercado —aunque en primer lugar no se debe mentir—dijo este inocentemente.

    — ¿Habrías preferido morir? —le preguntó con una ceja levantada.

    —Él no me habría matado, la mayor parte y lo que puedo observar, solo lo hace para…em…intimidar ya que no le queda otra opción que aferrarse a ello, es simple y claro—dijo mirándola con una sonrisa, que por muy simple que hubiese sido. Sakura supo que esa sonrisa en particular no era de Sasuke si no de la madre de Seinosuke y sintió una gran angustia que no pudo ocultar— ¿dije algo malo?—preguntó él mirándola con cierta preocupación.

    —No…nada—le respondió con una sonrisa forzada, este soltó un monosílabo conocido para la peli rosa; no pudo no admitir que saber que Sasuke haría su vida le ponía triste, no sabía porque, ella pensaba hacer lo mismo en un futuro y lo sabía — ¿Cómo son tus padres?—Seinosuke la miro algo sorprendido, no esperaba que le preguntara algo así… pero relajó su semblante.

    —…—quedó pensativo mirando el cálido fuego que había hecho con sus propias manos, tratando de recordarlos tal como eran en su tiempo—bueno…mi mamá es una gran medic-nic tiene un humor de perros—rio mirando a Sakura que miraba el fuego— y es muy dulce y comprensiva—añadió mirando el cielo de noche—ella siempre está con nosotros, cuando menos lo pensamos nos acompaña, cuando estamos en soledad y nos ayuda… a pesar de que a veces está cansada…pero no lo demuestra es una muy mala mentirosa, pero…nunca se queja —le relataba atizando la fogata. Sasuke que estaba encima de ellos en una rama de un árbol, lo escuchaba atentamente, aunque no sabía por qué rayos lo hacía, le entró una gran curiosidad de saber—sus ojos son como los míos es lo único que saque de ella, en lo físico, pues en mi carácter soy igual a ella también y me ah traído problemas.

    —¿Por qué?

    —Es muy…impulsiva y no mide su fuerza, pero a la vez sus pensamientos son muy nobles y sensibles. Como había dicho no sería capaz de no ayudar a alguien o de sentirme fatal si algún ser querido le sucede algo y es por eso que tengo problemas

    —Sakura lo miro con una ceja levantada—si se que suena cursi, pero no es mi culpa son los genes de ella—dijo frunciendo el ceño, pero luego rió—mi padre es algo complicado de describirlo, pues en su entorno tiene una sola descripción, es frío—Sakura sonrió—pero es un buen padre… sobre todo con mi hermanita… que fue ella quien hiso que él comenzara a tener sentimientos buenos y no como los de una roca en toda mi totalidad soy igual a él mi mamá dice que somos iguales a no ser por mis ojos—suspiró con resignación y tristeza—aunque cambiando de tema, por primera vez di gracias a Kami por darme una hermana, admito que estuve celoso por un tiempo incluso la deje pelada…

    —Es ¿en serio?—dijo Sakura riendo y luego paró al ver Seinosuke fruncir el ceño—lo siento.

    —Nee…está bien —dijo riendo—pero si la pelé, pero aprendí a quererla tenía más talento que yo tío Rock Lee me hizo abrir los ojos y…

    — ¿Qué? ¿Rock Lee?—preguntó Sakura sin entender, si era hijo de Sasuke… Rock Lee sería imposible ser amigo de él, para que le dijera así.

    —Yo no dije eso—se excusó Seinosuke mordiéndose la lengua “¡Qué grandísimo estúpido!”

    —Eso fue lo que dijiste—la vos de su padre le hiso dar un gran escalo frío…

    —Oh-oh—solo atinó a decir mirando el cielo…

    Continuará


    bueno hasta aquí ah llegado y con respecto al anterior capitulo en el otro aclararé dudas ah sido muy misterioso gracias por los que la leen y gracias monche

    ¿Qué les ah parecido?
    ¿Sigo con Héroes del tiempo? ¿o lo dejo?
    ¿Cual fue su parte favorita?
    ¿Cómo quisieran que siguiera?
    estas son algunas preguntitas que me gustaría que respondieran bss
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    monche

    monche Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    11 Agosto 2012
    Mensajes:
    18
    Pluma de
    Escritora
    Hola! Todas son interesantes preguntas, a ver: la verdad es que es un fanfic muy bueno para dejarlo, es como revertir toda la historia de naruto, un ¿que hubiera pasado si no... o si...?, pero si lo que te falta es tiempo o simplemente no puedes, pues ahi seria tu decisión, aunque si es tiempo no te preocupes, se re paciente ;)
    Cada vez que le avanzas, se pone muy bueno, por lo que parte favorita, uff son muchas, y como quisiera que siguiera... hmm... pues que lentamente sasuke y sakura se den cuenta de quienes son seinosuke y sora en realidad y como sera su futuro, y pues... jaja son muchas las cosas las que imagino que pasarian, en realidad.

    En cuanto al texto y eso... esta bien, digo, ya no he visto errores asi de reprobatorios jaja, solo que quisiera que dijeras quien esta narrando, que le tengo que adivinar ahi conforme vaya leyendo.

    Hasta la proxima!
    Monse :P
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    1290
    Ok!!! se me re pasó no puedo creer que haya pasado tanto tiempo!!! y me disculpo pero por alguna razón no podía publicar y me desesperó :( pero ahora aquí estoyxD dentro de unos minutos publico otro capi a modo de disculpa y... monche gracias por tus palabras y esto te lo dedico a ti!!! espero que te guste :cool:




    Capitulo 11 Tarde o temprano

    Ya había amanecido y Sora no tenía intenciones de quedarse en esa habitación, que después de estar un poco más consciente había visto lo horrible que era, pero le agradeció al anciano por curar sus heridas; se había negado profundamente a que se fuera… sabía que su tío le cortaría el cuello si no la veía, pero ella le dijo que si él volvía y no la encontraba le dijera que no tenía tiempo de quedarse sentada esperando que algo pasara y se fue.

    Y ahora estaba en la catarata del valle del fin, mirando hacia el horizonte; una visión que desde la noche la estaba atormentando, la tenía intranquila… debía salvar a Gaara pero ¿Cómo? Se preguntaba. Solo tenía esos días contado desde que Kai se lo había advertido y todo lo que había pasado era demasiado y poco tiempo a la vez; el anciano le había dicho que su tío la había traído, pero… que no le había dicho donde iba, ni él porque de su partida… señal de que algo o alguien esperaba su vuelta, era un Akatsuki y también le daban ordenes y si desaparecía era más que obvio que sospecharían. Aunque no tenía ni idea de lo que había pasado, cuando había perdido la conciencia (n/a: recuerden en el capítulo 8…)

    Sus cabellos negros eran mecidos por el viento y una sensación en su pecho eso la hizo ponerse alerta; se agachó en el momento en que un filo de un kunai estuvo a punto de clavársele, rodó por la piedra y se levantó con su vara en la espalda, sostenida con su mano, ¿¡Es que a caso era ella a la única que atacaban!? Rodó los ojos…

    — ¿Quién anda ahí? —preguntó seria, mirando hacia todos lados; no tuvo opción y activó su sharingan, algo tan rápido se interpuso enfrente.

    —Nadie en realidad—era un Akatsuki, lo supo por la tonta capa que usaban, su cabello era rubio y largo, atado en una coleta tapando uno de sus ojos—aunque… tú también mocosa quedarás como nada.

    —Eso ya lo quiero ver—dijo desafiante, pero cuando iba a atacarlo alguien se le interpuso.

    — ¡Qué bueno! Miren a quien tenemos aquí ¡pero si es el famoso y tonto Uchiha Itachi! es un honor—Sora rodó los ojos por la ironía de su vos.

    —Yo puedo contra él tío—le dijo en vos baja, el rubio levantó una ceja con incredulidad al poder escuchar de la última palabra—es solo un rubio oxigenado…

    —Guárdate las ofensa cara de maní—dijo este del otro lado, Sora lo fulminó con la mirada y sea cercó a él sin miedo.

    — ¿Es lo mejor que se te pudo ocurrir? Cara de paloma deshuesada —le salieron a ambos chispas en los ojos pero Itachi la escondió detrás de él.

    —No…yo me enfrentaré a él tu ve a buscar a tu hermano está muy cerca —ora abrió los ojos sorprendida y su boca se abrió intentando decir algo—solo vete —ella se quedó quiete iba a protestar pero asintió, antes de irse le sacó la lengua al rubio que le devolvió el gesto.

    —Esta es la mejor oportunidad que eh tenido… en toda mi vida—le dijo al pelinegro mirándolo con media sonrisa— ¡Te voy a destruir Uchiha! —Exclamó lanzándose contra él— ¡Y cuando acabe contigo acabaré con lo que tú no fuiste capaz de hacer…!
    *~*~*~*​
    Sora corrió lo más rápido que pudo por el espeso bosque, ¿cerca? ¿Qué era cerca para su tío? Se decía mirando hacia todos lados, no sentía nada, estaba confundida y comenzó a correr de nuevo debía encontrarlo.
    0~0~0~0​

    Seinosuke había escapado por así decirlo… del interrogatorio de sus padres… y ahora estaba dormido en una rama lo bastante ancha de un árbol que aparentaba muchos…años, con la baba cayendo de su boca y un brazo colgando a su suerte, como cualquier forastero ebrio. Si lo hubiesen visto, ya que tenía las rodillas hasta los tobillos con barro- había caído en un pequeño agujero de arena movediza, que estaba más lodosa que cualquier cosa en el medio de la noche- la cara sucia y sus manos llenas de lodo, lo habrían confundido con uno…
    ~…~…~…~…~​

    — ¿Dónde estará?—dijo Sakura, buscando con la mirada algún punto que viera la mota negra del oji verde. Sasuke tenía una expresión molesta y seria…

    —En cualquier lugar donde esté, no me importa —le respondió de la forma más fría e inexpresiva que pudo.
    Naruto que había llegado justo cuando la gran discusión familiar se había desatado y Seinosuke desaparecido, era un gran pillo se dijo. Los estaba mirando ya cabreado de tanto grito y frialdad de Sasuke que no ayudaba en nada. Se fue con Hinata que solo observaba como Naruto.

    ~&~&~&~&~&~&~&~&~​
    Sora por un momento sintió el débil chakra de su hermano y se alarmó. Miro hacia todos lados para volverlo a sentir pero no podía… comenzó a correr de nuevo unos metros y tuvo que volver a parar. Había mucho ruido… como el sonido de un gran animal… ¿Animal? Se preguntó y sonrió abiertamente, el único animal con un ronquido tan exasperante y horrible era…

    — ¡Seinosuke! —exclamó con un brazo en el aire cerrada en un puño. Corrió en dirección al ruido, tenía que encontrarlo, sabía que tarde o temprano lo encontraría…
    *~¨~¨~*~¨~¨~*​
    En el presente…

    — ¿Es posible que sea en la aldea de la niebla? —preguntó Naruto, mirando a su pelinegro amigo que asintió mirando el mapa de los territorios.

    — ¿Cuál es el único lugar en que en épocas como estas la neblina es tan espesa?—el Hokage suspiró y volvió a mirar el mapa.

    —Es complicado… no podemos guiarnos solo por un sueño de Sakura-chan ¡Ya sería el colmo ´ttebayo!—exclamó apoyando la cabeza en el mapa—si Kakashi-sensei estuviera aquí sería diferente… aunque se hubiera convertido tan pervertido por mala influencia de ero-seninn y sus libros… era… el más sabio después de él… —dijo apenado Naruto, mirando ahora la foto de su escritorio, donde yacía solo el recuerdo del equipo siete...

    —Él…se que nos hubiera apoyado—simplemente dijo el pelinegro—pero el destino es algo tramposo tarde o temprano esto sucedería—el rubio asintió —tengo un mal presentimiento tengo que darme prisa —dijo recogiendo el mapa—antes de que sea tarde—añadió, su rubio amigo lo miraba con algo de duda.

    —Te acompañare hasta la puerta, que posiblemente exista en la aldea de la niebla, pero no te podré acompañar al último punto—este asintió y sonrió agradecido —espero que tengas razón y puedas rescatarlos —volvió a asentir y salió de la oficina de su amigo. Aunque antes de cerrar la puerta le dijo…

    —Te esperaré en la entrada a media noche, el jutsu de tele transportación es complicada—Naruto volvió a asentir—nos vemos—susurró desapareciendo de ahí; caminó entre las penumbras de las calles de la aldea, aun no amanecía y eso era más que perfecto, pero… estaba seguro que Sakura le pediría una explicación y que seguro estaría afuera, esperándolo con el ceño fruncido, como lo estaba en ese momento…

    —Tarde o temprano debías llegar—le dijo algo enojada—ahora explícame y me moveré—volvió a decir…Sasuke frunció el ceño y soltó uno de sus monosílabos.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  15.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    1244
    Capitulo 12 bandeja de plata…

    Despacio corrió las ramas, que baboso pensó al verlo. Con sigilo tomó una varilla que había allí y con gran fuerza se lo lanzó en la cabeza a su hermano.

    — ¡Ah! —gritó, cayendo hacia abajo desparramándose en el suelo adolorido; se dio vuelta quedando boca arriba mirando al cielo con los ojos entre cerrados por el sol; arriba si ¡arriba! veía un silueta posando con un perfil de superioridad—¡tenías que ser Sora! ¡Maldita bestia!—dijo levantándose reclamándole, importándole poco el dolor que lo escocía en ese momento la espalda y otras… cosas…

    —Eres un holgazán, ¿Cómo es que duermes en medio de una misión?—preguntó con reproche desde arriba apoyándose en la corteza del gran árbol.

    —Huy perdón por serlo, pero que yo sepa tu tenía que cuidar a alguien en especial—dijo sarcástico subiendo a la que era su “cama” de un salto, dejando bien abajo a la pelinegra que tenía los ojos cerrados y los brazos cruzados, mostrándole que no le tenía miedo.

    —Tuve cosas que hacer—dijo orgullosa, restándole importancia. Seinosuke la miró reprobatoriamente silenciosamente más no hiso palabra alguna y se abrazaron —no sabes cuanto te extrañé no creo ahora poder retractarme de mis palabras porque realmente lo hice—el Uchiha sonrió y la apretó más transmitiéndole su apoyo hasta que algo los alarmó

    —La familia reunida—dijo una vos extremadamente escalofriante. Lentamente los dos pelinegros se dieron vuelta, mirando el extraño y repugnante, según Sora, de Kabuto nuevamente—debo haberme ganado la lotería, la familia Uchiha servida en bandeja de plata—rio por sus palabras que según él era de gran ingenio.

    — ¿Familia Uchiha? —se dijo Sasuke por detrás, mirando a los mocosos que estaban pálidos — ¡de que hablas asquerosa criatura!—preguntó despectivo altivamente detrás de la espalda de Sasuke estaba Sakura mirando aquel hombre con algo de temor.

    —igual de respetuoso que sus hijos, no puedo creer no les hayan enseñado modales en ninguna de las generaciones pasadas, Uchiha tenían que ser—dijo burlesco mirándolos uno por uno en especial a la peli rosa, pasándose la lengua como una serpiente por sus dientes blancos. Seinosuke apretó la mandíbula y Sora había avanzado un paso pero fue sostenida por la mano de su hermano.

    —Suéltame —aseveró mirando directamente a los ojos de Kabuto —deberías estar de mi lado.

    —No podemos actuar impulsivamente, esto no puede tener fallas—le dijo maduramente su hermano. Sora lo miró molesta y frunció el ceño. Tanto Sasuke como Sakura los miraba con algo de admiración pues el comportamiento de la pequeña les parecía tremendamente conocido y el uso de razón por parte del hermano mayor era completamente como él había dicho, igual a su madre…

    —Ya basta de entre tiempos—dijo este con hastío y los atacó con una gran bola de fuego. Pero Seinosuke y Sora hicieron un jutsu al mismo tiempo y desaparecieron con sus padres lejos de Kabuto—malditos—exclamó golpeando un árbol tirándolo en el acto en eso aparecieron unos Akatsuki —búsquenlo y tráiganmelos —ordenó y sonrió —esta vez no saldrán victoriosos…

    —Es una maldita cucaracha, bestia y cobarde ¡si va a atacar que sea frente a frente! —gritó Sora colérica pateando todo lo que encontraba estaban cerca de un arroyo y lejos del peligro.

    —Sora, Sora ¡Sora! Ya basta — exclamó Seinosuke deteniéndola de los hombros —no ganaras nada haciendo esto—dijo extendiendo sus manos mostrándole lo destruido.

    —por Kami Sei-kun, Kabuto casi me mata no dejare que ese imbécil se salga con la suya no lo hare

    —lo sé pero recuerda con la venganza no ganarás nada—Sasuke los miro frunciendo el ceño —recuérdalo

    —lo recuerdo ¿sí? Lo recuerdo ¿contento? —suspiro bajando la mirada subió sus hermosos ojos negros a donde sus padres. Sakura aun estaba boquiabierta pues no podía dar crédito lo rápido que habían sido al salvarles la vida Sasuke bufó y miro despectivamente a Sakura que lo miró y trató de sonreír más este le dio la espalda—que haremos con ellos —preguntó apuntando a sus padres con la mirada este se sentó en el suelo clavando los ojos del en su padre y negó con la cabeza—se que no debería decir esto pero…—miro de nuevo a sus padres y luego a su hermano—no crees que ya no podemos seguir ocultándolo —preguntó algo alarmado observó a su hermanita parecía no estar bromeando.

    —¿Estás loca?—dijo en un susurro entre dientes.

    —Te conozco Seinosuke y sé que no has cumplido tu palabra de anonimato—este tragó grueso pero sonrió con sorna.

    —tú tampoco—boqueó como un pez y trató de hacerse la desentendida— ¿Qué hiciste Sora?—preguntó la pelinegra miró sus pies.

    —me encontré con tío Itachi y me salvó—la cara de su hermano era todo un poema—dos veces por así decirlo él sabe quién soy y quien eres, él me dijo que tú estabas cerca —Seinosuke no podía creerlo se le estaba yendo de las manos la verdadera razón por la cual estaba ahí —debes comprender que no tenemos tiempo solo ah sido tiempo perdido cuando lo que realmente debíamos hacer era proteger Kai me ah dado una misión y debo cumplirla.

    —¿te escuchas? solo eres una niña de diez años Sora ¿Cómo...?

    —no importa lo que sea o no, lo que tenga o no tenga esto es de vida o muerte—se paró del suelo y enfrentó a su hermano—o estás conmigo o pierdes el tiempo—quedó pensativo mirando el suelo como si fuera lo más hermoso del mundo pasó saliva gruesamente meditando las palabras de ella…



    —Malditos mocosos—vociferó Sasuke furioso no podía moverse, no podía escapar y ahora no podía defenderse tan bajo había caído —malditos mocosos—volvió a repetir conteniéndose de no largarles un Chidori desde ahí por el estúpido jutsu que les había puesto ese estúpido.

    —tranquilo Sasuke-kun—trató de calmar Sakura mirando a esos dos hablar sabia que ocultaban algo no por nada eran Uchiha´s por un momento pensó que Kabuto respondería la pregunta de Sasuke en parte lo hizo aunque no claramente y lo agradeció.

    —no me hables—dijo mirándola con el ceño fruncido—tú no eres nadie para hacerlo—Sakura se levantó enojada y lo enfrentó.

    —eres un mal agradecido sabes—Sasuke se acercó amenazante.

    —¿y qué debería agradecerte? —preguntó frío y tercamente—¿gracias por estorbar, por hacerme la vida imposible y miserable junto al idiota de Naruto? —Sakura tragó grueso y le propinó una cachetada dejándole la mejilla izquierda roja. Los pelinegro la miraron sorprendida.

    —no te atrevas jamás me escuchas—dijo haciendo una pausa realmente enojada—de hablar así de Naruto quien ah postergado parte de su vida para ti al igual que yo para salvarte de una muerte segura quien en su sana vida ah tenido tales amigos como nosotros o Kakashi-sensei quien dime porque no hay nadie más que nosotros que nos preocupamos y deseamos que vuelvas esa es la simple respuesta arriesgando no solo la vida nuestra si no la de muchos más—miro fijamente los ojos de Sasuke que aunque no lo demostrara estaba sorprendido—y esto es solo una advertencia me has escuchado una advertencia—lo pasó de lado y se acercó a los chicos que estaban estupefacto jamás nunca habían visto a su madre ni de adulta de hacer tal acto como ese de golpear a su padre.


    Bueno eh aquí los dos capi que publiqué espero que lo disfruten!! los quiero y nos leemos en la próxima!!
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  16.  
    KuranYuuki

    KuranYuuki Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    23 Mayo 2011
    Mensajes:
    172
    Pluma de
    Escritora
    Tu historia es una de las mejores que e leído hasta ahora y te quiero confesar que me enamore de la historia y de la trama que esta tiene, es muy interesante te felicito por esta gran idea que te a ocurrido por la cabeza y gracias por ponerla en escrito o papel...bueno como sea. Me encanta la personalidad de Seinosuke es tan tierno y se parece tanto a su mama.
    Por cierto sorprendente, por primera ves Sasuke no puede hacer nada, como atacar o algo por el estilo me encanta la situación en la que se encuentra en estos momentos y bien echo parece que Sakura cuando se enfada reacción increíblemente.
    Me pregunto que pasara adelante, ¿Sakura y Sasuke se van a enterar de que son los padres de esos dos o en otro capitulo? ayy ya quiero saber que cara van a poner en especial Sasuke si se entera.
    Que más que más...a si ha sido tan linda, cariñoso etc. en la parte donde Sasuke del presente le acaricia el vientre a Sakura, me encantaría ver más partes de ese tipo. Bueno...son muchas cosas que quiero decir pero si are eso de seguro será el grandísimo comentario y dudo mucho que tendrás ganas de leer todo, es por eso que te dejo solo este comentario pequeño.

    Espero que no te tardes mucho con el siguiente capitulo y que lo subas lo mas pronto posible porque enserio estoy muy ansiosa por leerlo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    1433
    Ok!!! aquí nuevo capitulo, será algo confuso al principio o eso creo XD pero...más adelante se va ir acomodando XD eeeennn finnnnn debo agradecer a KuranYuuki por sus hermosas palabras que me emocionaron TT.TT muchas muchas muchas graciasss con respecto a tu pregunta bueno aun no sé jajaja se me está haciendo difícil en manejar como hacer que se den cuenta de que son sus hijos, pero... supongo que más adelante será así no te aseguro cuando y voy a hacer lo posible por que haya más escenas del Sasuke cariñoso XD bueno aclarado eso, debo darle las gracias también a Mitsuko-chan por su Me gusta y por todos los que leen.

    Bien no los entretengo más y.... A LEER!!

    Atte: Paulijem




    Capitulo 13 Tobi y Kai…- Parte I

    No había podido convencer a Sakura de no ir, se había empecinado y mas con su estado no le pudo decir que no y allí estaba ella, con su panza, su mochila, junto a él y Naruto.

    Hinata nos había ido a despedir era de noche, perfecto para salir en cubierto y no tardamos en despedirnos cuando desaparecimos y aparecimos en la entrada de la aldea de la niebla. Como era de esperarse la espesa niebla estaba presente donde quiera y donde fuera.

    —bien aquí estamos, según el mapa donde es más espesa la niebla es donde se encuentra la parte más antigua de la aldea—explicó Naruto mirando el mapa, Sakura y Sasuke asintieron— ¿están seguros de seguir con esto?—preguntó mirándolos con preocupación.

    —Lo estamos y no habrá nada que nos detenga hasta encontrar a nuestros hijos, cueste lo que cueste no desistiremos—respondió Sasuke acomodándose la capa Sakura hiso lo mismo. El rubio asintió aun sintiéndose atemorizado el estado de Sakura no mejoraba en nada aquella misión y estaba seguro que algo o muy bueno o muy malo pasaría.


    La tensión entre los cuatro era grande, los chicos no podían salir de su asombro y menos Sasuke que no se esperó aquello.
    Pensaba que Sakura seguiría siendo la niña chillona, llorona y enamoradiza que siempre había sido… pero aquello lo dejó perplejo. Debía admitir que había cambiado sí, pero no tan drásticamente y lo peor era que había quedado como un ¡idiota! Ahora tenía más gana de matar al mocoso que le hizo aquello y no podía estrangularlos.

    —si vuelves a hacer esto otra vez Sakura —la miro fijamente frívolamente y serio—juro que cuando no tenga esto que me controla olvídate de ver la luz del sol nuevamente—Seinosuke se puso en el medio y miro a su madre y luego a su madre.

    —Ten por seguro, que me asegurare que no le toques ni un pelo—miro a su madre a los ojos y suspiró—y les pido que por favor se controlen —Sora miro hacia todos lados algo se acercaba a gran velocidad eran dos chakras.

    —Hermano—este se volteó para mirar a la pequeña—alguien viene—se puso en posición de ataque y activó su sharingan para sorpresa del Uchiha y para susto de Seinosuke por esa vez lo dejaría pasar y activó el suyo después tendría una larga explicación que dar.

    —ocúltense.

    —hablas enserio imbécil se pelear a caso no me conoces—este se giro bruscamente hacia su padre.

    —lo sé pero o sigues mis órdenes o abstente a las consecuencias Sasuke —Sakura tomo a regañadientes al Uchiha que estaría con un Chidori en sus manos si no estuviese bajo el mando de Seinosuke y se lo llevó.

    —Buena suerte—este asintió con media sonrisa y de un salto se acercó a su hermana que estaba ya con un Kunai en su mano.
    ________________________________________________________________________________

    —Naruto-kun—el rubio se giró a la ojiperla habían perdido el rastro de los chicos y estaban buscándolos él y sus ideas de huir de las conversaciones familiares. Se golpeó mentalmente.

    —¿Qué sucede Hinata-chan?—la chica que tenía su byakugan activado lo miro críticamente.

    —Los encontré pero…se les acerca alguien muy fuerte—este miro en la dirección que le apuntó la Hyuuga y tragó grueso era verdad podía sentirlo.

    —vamos, no podemos dejarlos solos recuerda que Seinosuke dijo que el teme y Sakura-chan no podían pelear aunque él quisiera—Hinata asintió y siguió con premura al rubio—guíame—la peli azul se puso a la delantera y saltó y corrió por los árboles.


    Sora chocó su kunai con el de ¡Tobi! Ambos sabían cómo moverse y aunque la conducta de este era burlona no cabía duda que el maldito sabía técnicas Uchiha. Había escuchado una versión de su historia pero nunca lo creyó el que un Uchiha fuera un traidor de esa tal magnitud de llegar a matar a sus mejores amigos. Era totalmente irremediable y aunque el haya tenido algún severo rencor no había sido justo pues a tal de su punto de vista nadie merecía morir por algo que ahora ellos… podían remediarlo.

    No había entendido el punto del viejo Kai, pero ahora que lo podía ver de su punto, era necesario y era eso lo que Kabuto quería, matar lo que era innecesario para él, quienes eran los héroes y personas importantes y aunque lo pudiera hacer no lo dejaría.


    —Puede que te muevas bien pero solo eres una novata en esto—quedaron cara a cara tratando de bloquearse uno al otro. Sora saltó hacia atrás apoyándose con sus manos en el suelo para luego dar un salto doble y ponerse con un pie y una rodilla en el suelo sacando con su otra mano su vara cubriéndola de chakra.

    —Las oportunidades se dan una sola vez en la vida—sonrió —la tomo—dijo corriendo hacia él, desapareciendo y apareciendo detrás pegándole de sorpresa con la vara. Corrió hasta donde sus padres y se tele transportó donde fuera mientras fuese lejos del peligro.

    Seinosuke había quedado peleando con los Akatsuki eran un escuadrón numeroso ¿Cómo no lo vieron venir? Se sentían avergonzados, en el momento de encontrarse cara a cara con ellos decidió liberar a sus padres, pero olvido que estos del masivo golpe de energía se desmayaban, no pudieron contar con ellos. Es por eso que Sora se había ido con ellos vaya a saber donde…
    _____________________________________________________________________________

    — ¿Sora-chan?—preguntó un peli celeste—vaya te vez horrible…

    —Lo mismo digo—respondió arrugando la frente —debo decirles algo y quiero que me escuchen—el equipo Taka asintió —se que no saben nada de mí y es obvio pero…soy hija de Sasuke Uchiha y Sakura Haruno —todos se sorprendieron por la directa confesión de Sora—y no tengo el suficiente tiempo, aunque lo debería tener, para explicarles. Pero… ciertos momentos desafortunado junto a mi hermano y a mí nos ah pasado, por eso necesito que me hagan un gran favor —miro hacia atrás y los costados—quiero que vayan a Suna y salven a Gaara No Sabaku, él está en peligro por la mano de los Akatsuki y no querrán saber el futuro de cada uno—la verdad es que no lo sabía, pero necesitaba tiempo y manos que ayudaran — ¿lo harán? —preguntó mirándolos suplicante, Juugo miró a sus compañeros y asintió—perfecto, esto es lo que deben saber, la marioneta de Sasori está a cargo de la misión de capturar al Kasekage, por uno de los demonios que posee para luego ser sacado de él y colocarlo dentro de una gran estatua, Tobi es el que da las órdenes y me lo acabo de encontrar… quiero que le frustren sus planes—de su bolsillo sacó un papel— denle esto al Kasekage, sé que tienen más de los nueve demonios y puede que pronto estemos en guerra—anunció suspirando, Juugo agarró el papel y se lo guardó.

    —Haremos lo que podamos Sora-chan y aunque solo te conozcamos un solo día, confiaremos en ti—dijo suigetsu la pelinegra sonrió.

    —Karin-san—la pelirroja la miró algo sorprendida—tu sabes rastrear cierto—esta afirmó con la cabeza—me puedes decir dónde está el Kyuubi.

    —Hai—la pelirroja cerró los ojos y arrugó la frente—está cerca de…Tobi…—susurró abriendo los ojos como plato Sora asintió y sacó su banda de la aldea de Konoha de su bolsillo y se la colocó en la frente.

    —escondan a mis padres en un lugar seguro y…espero que nos podamos ver—miró a sus padres—pronto—les sonrió a Taka y desapareció…



    Bien...espero que les haya gustado tanto como a mí XD y una pregunta ¡¿Que quieren para la próxima?! necesito su ayuda jajaja saludos y HASTA LA PRÓXIMA!!
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  18.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    1055
    HOLA aquí les traigo otro capi espero que lo disfruten y les aviso que pondré conti todos los viernes empecé la escuela y bueno ya saben XD tenemos que ordenar los horarios jaja
    En fin...espero que les guste...
    Atte: Paulijem



    Capitulo 14- Tobi y Kai…-Parte II

    Sasuke y Sakura iba hombro a hombro con Naruto adelante él hacía de guía mientras los otros lo seguían cuidando su espalda, el peligro estaría cerca si no se cuidaban unos a otros pero algo sucedió…

    — si no me equivoco tendríamos que ver algunas casas viejas por aquí pero…no hay nada ´ttebayo —comentó Naruto con desgano, pero no recibió respuestas y eso fue aun más raro y aterrador se giró de inmediato y se encontró a sus amigos en el suelo— ¡teme! ¡Sakura-chan! —corrió hasta ellos y los inspeccionó no tenían heridas y no estaban en un Genjutsu. ¡Eso lo desesperó! Miro hacia todos lados no había nadie—Por Kami…despierten—puso sus manos en Sakura, respiraba y su pulso era normal, el estado de Sasuke era el mismo no podía ser ¿Qué estaba sucediendo?

    —Tranquilo…—se paró y se puso en guardia delante de los Uchiha, sus ojos viajaron por todos lados pero no había nada ¿sería que él estaba en un genjutsu?—estoy aquí—se viró y se encontró con un anciano de capa blanca tocando a sus amigos se iba lanzar a él hasta que escuchó la vos de aquel extraño—Hokage-sama es un honor tenerlo de pie frente a mí—Naruto no entendía nada, activó su modo Kyuubi pero no encontró peligro alguno aun así se quedó así—tranquilo…no les haré daño, creo saber que ah pasado y puedo ayudarlos acompáñeme Uzumaki Naruto…

    — ¿Cómo sé que no es una trampa?—su vos sonó con algo de advertencia.

    —Porque… si lo hubiese sido, no estaría de pie ni ellos en el suelo sin sangre—eso lo dejó perplejo—soy Kai el sacerdote del templo sagrado de las cinco naciones…

    —El templo del tiempo—reflexionó algo sorprendido, este asintió y se sacó la capucha blanca de su cabeza.

    —Exacto, me alegra que sepa de nosotros—habló con armonía acomodando las mangas de su capa.

    —Creí que era un cuento—comentó el rubio aun desconfiado pero un poco más aliviado.

    —no es así —respondió elevando los cuerpos de Sakura y Sasuke —y es por eso que están metidos en esto…—hizo una pausa mirando a Naruto algo pensativo—sígueme y te lo explicaré todo si coopera y no hace ruido—rio suave negando con la cabeza como recordando algo— no debería estar aquí… pero ya sabe, los que somos de Konoha no siguen reglas y pelean por los suyos—Naruto sonrió y asintió—el viaje será algo movido por ser la primera vez pero ellos peligran—volvió a asentir y siguió al anciano, movió sus manos y comenzó a hacer sellos con velozmente y la puerta apareció—El destino se vuelve uno, y uno se vuelve el destino—dicho eso apoyó sus manos y las grandes puertas se abrieron ante los ojos del Hokage, Uzumaki Naruto, líder de la aldea de la hoja Konohagakure, una de las cinco naciones más importante del país del fuego… ________________________________________________________________________________

    —Juro que me da miedo estar cerca del Uchiha aun estando dormido—comentaba Suigetsu comiendo vaya a saber qué. Juugo estaba esperando el momento en el que Karin localizara al Kasekage, aunque no sabía para que era necesario, era seguro que estuviera en Suna no podía salir de allí— ¡oigan se está moviendo!—el peli naranja lo miró y retrocedió un paso instintivamente, igual que el peli celeste y tragaron grueso…

    — ¿Q-que demonios pasó? —preguntó furioso el Uchiha con los ojos cerrados y una mano en su frente. Abrió los ojos y miro a su derecha, Sakura estaba aun desmayada la tocó pero respiraba. Miro al frente y se encontró con su equipo—que nadie sabe hablar.

    —S-Sasuke-san—no le quedó otra que hablar Juugo ya que Karin estaba afuera tratando de localizar al Kasekage y suigetsu se había hecho agua— ¿bienvenido?


    Sora apareció en un plop junto a Seinosuke, Naruto e Hinata que estaban rodeados por los secuaces de Tobi y se le había sumado los de Kabuto que casi eran del mismo bando.

    —¿Qué haces aquí? debiste quedarte con papá y mamá—dijo en un susurro el pelinegro mirando al frente Sora bufó y se cruzó de brazos.

    —Y dejarte la acción a ti solo ah-ah de ninguna manera—sacó su vara y la cubrió de su poderoso chakra azul.

    —No la uses—advirtió sabiendo cuales eran las ideas locas de su hermanita.

    —si fueras papá te escucharía—Tobi se les lanzó rápidamente y Naruto sacó bajo su manga su conocida técnica de multiclones de sombra para interceptar el ataque Sora saltó por arriba de la barrera rubia Uzumaki y atacó a Kabuto y se fundieron en una lucha uno a uno.

    —Que niña más… ¡chillona!—gritó al aire Seinosuke bloqueando el ataque de unos de los chicos plantas de Zetzu blancos, Hinata atacaba con sus delicados movimientos Hyuuga a los Akatsuki del sonido pero eran demasiados. Y Kami los ayudara porque sabían que eran minoría.
    ________________________________________________________________________________

    Tsunade estaba en la torre Hokage con sus brazos detrás de su espalda mirando toda la aldea rodeada de AMBUS, si había algo que ella tenía era que cuando la verdad era dicha por alguien confiable y escuchada por ella tomaba precauciones.

    —Hokage…-sama…t-tenemos un problema—esta se volteó y miró al mensajero que estaba agitado.

    —habla niño ¿Qué sucede?

    —hay… una batalla desatándose en las afueras de Konoha… uno de los nuestro los ha visto y ah venido avisarles que…—miro fijamente a la rubia— el señor Uzumaki y la señorita Hyuuga están en la pelea…

    —malditos mocosos, no pueden estar sin hacer problemas—golpeó con sus puños la pared. Miró a su discípula con el ceño fruncido—llama a Kakashi dile que venga de inmediato —la pelinegra con el cerdito en sus manos salió corriendo—tú ve a llamar a Ino, Sai, Neji, Shikamaru y Tenten, que vengan lo más pronto posible—este asintió y desapareció—sea lo que sea que esté sucediendo, el mocoso Uchiha tenía razón…


    Es más corto pero...eh aquí el final del capi :cool: saludos y cuidense!! gracias por leer ;)

    Hasta la Próxima!
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  19.  
    KuranYuuki

    KuranYuuki Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    23 Mayo 2011
    Mensajes:
    172
    Pluma de
    Escritora
    No puedo creer que hallas subido dos capítulos en tan poco tiempo, ¡¡ te adoro !!
    Me gusta como estas procediendo en cada capitulo, me refiero a como vas con la historia, como revelas o dices las cosas, me sorprende el modo y lo digo porque enserio me dejas con muchas curiosidades y me haces querer leer sin parar. Y si por favor haz mas escenas en donde Sasuke se comporte cariñoso porque me encanta *-* verlo así.

    Mm…faltas de ortografía, pues te juro que no e estado nada atenta en eso, pero me parece que si e visto algunos y si no me equivoco uno de ellos es en la parte donde Seinosuke se pone en medio de sus padres.

    “Seinosuke se puso en el medio y miro a su madre y luego a su madre.”

    Es la única falta de ortografía que recuerdo donde la e visto en los dos capítulos que e leído.

    Por cierto, ¿que?, como que solo los viernes vas a subir capítulos de tu maravillosa historia. Bueno entiendo, es por culpa de la tonta cárcel que todos hoy en día le dicen escuela así que lo e entendido pero mas te vale que la traigas cada vienes, que si no te las veras conmigo ¬¬ así que mas te vale. Ok, solo estaba bromeando ◕‿◕ no te molestes conmigo por eso, por favor sii.

    Esos es todo por el momento así que, chao y recuerda traer pronto continuación.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Paulijem

    Paulijem Hija de Aslan, Larcha y Tributo del andén 9 y 3/4

    Tauro
    Miembro desde:
    13 Enero 2012
    Mensajes:
    1,167
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Héroes del tiempo...Nuestro deber es proteger
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    1039
    Sii!!! al fin es viernes y lo prometido es deuda ¡¡aquí nuevo capi!! C ': gracias!!! @KuranYuukiki y monche por comentar espero que lo disfruten y gracias a los que leen mis fieles lectores!! XD

    Atte: Paulijem...



    Capitulo 15- La luz…


    Poco a poco fue abriendo los ojos con algo de dificultad. Sentía una gran electricidad en su cuerpo y le dolía sus huesos como si lo hubiese pasado por encima un montón de Akamaru´s. Poco a poco se fue incorporando de ¿una cama? ¿Qué había pasado? Abrió los ojos como plato y se paró enseguida y se dio cuenta que Sakura estaba a su lado dormida, se acercó a ella preocupado se veía pálida, tocó su frente y luego su vientre… una pequeña patadita le hizo sonreír con naturalidad y suspiró más tranquilo, su hijo estaba bien y estaba feliz de sentirlo.


    La peli rosa comenzó a moverse dando unos pequeños quejidos tenía una cara de dolor, pero no de lastimaduras o algo, si no con desesperación y maternal como cuando Sora tenía fiebre o Seinosuke llegaba desmayado después de una misión, eso lo preocupó de sobremanera.


    —Sakura…—susurró pero no despertaba—Sakura despierta…


    —No sería conveniente—dijo una vos en su espalda este se giró en guardia y con su sharingan activado lo miró. Pero este solo sonrió y lo dejó desconcertado—Seinosuke tenía razón Sora es igual a usted—comentó con las manos en sus bolsillos de su túnica blanca.


    — ¿Qué ah dicho? ¿Mis hijos estuvieron aquí?—preguntó con el ceño fruncido. Kai no respondió y miró a Sakura—le eh hablado ¡responda! —exigió con desespero sin apartarse de Sakura.


    —Tal vez si…tal vez no, eso depende de lo que creas creer, porque en realidad tu no crees en nada—respondió, eso dejó más mareado al pelinegro que jugar a los extraños juegos de Sora cuando tenía cuatro años. Por un momento se sorprendió ¿Cómo recordaba todo lo que hacían sus hijos o que hacía Sakura cuando estaba triste? ¿Desde cuándo era tan…así? La verdad era que no lo sabía él había cambiado y eso ahora ya era un hecho…pero se sentía extraño, él jamás se preocupaba por nada ni nadie y aun así había ido a buscar a sus retoño con angustia y miedo y desesperación y muchas otras sensaciones y sentimientos encontrados porque…los amaba si ahora podía sentir aquel miedo porque no era uno sombrío y vacío si no uno que anhelaba el volver a ver a sus hijos…


    — ¿Ellos… están bien? —preguntó sintiéndose extraño ante la pregunta pero Kai sonrió.


    —Bueno…están enteros—dijo rascándose la nuca con nerviosismo—pero si se pueden defender—Sasuke asintió y miró a Kai de nuevo y ahora si su furia se hizo presente.


    — ¿Cómo rayos se les ocurrió meter a mis hijos en esto? —estalló tomando de las solapas de la túnica al pobre de Kai que no sabia como era que el tipo había llegado hasta él, siendo un genio. Eso le hizo acordar a Sora la niñita descarada que se tomaba la libertad de decirle viejo.



    — ¡Teme! ya has despertado eso es bueno ¡Dattebayo!, no sabes el ramen de aquí es genial—Naruto saludó al pelinegro con una sonrisa típica de su estúpida cara pensó el Uchiha soltando al sacerdote y caminando hacia el rubio que tragó grueso y sonrió nerviosamente.


    — ¿Qué sucedió? ¿Por qué estamos aquí? —bombardeó de preguntas al pobre rubio que era agitado con fuerza de los hombros.


    —Bueno,…Esto… lo bueno es que encontramos la puerta—el Uchiha lo presionó con su mirada furiosa—lo que sucedió fue que...


    —Sintieron lo que sus cuerpos del pasado les pasó—eso dejó sorprendido a ambos hombres.


    — ¿Qué quiere decir?


    —No sé, todo esto se salió de control—comenzó Kai a caminar en círculos —yo sabía que esto no estaba bien, créame señor Uchiha yo no quería… pero mis compañeros me obligaron como representante de Konoha y tuve que tomar una decisión y elegir entre los chicos genios de allí y fueron sus niños que tenían la capacidad de guardar el misterio del templo… pero el peligro fue mucho más grande que ellos, que más de una persona saben que ellos no son de ahí y…y…eso ah desordenado un poco el futuro.


    —Pero ¿Qué puede a llegar a pasar viejo?—eso hizo fruncir el ceño del sacerdote y suspiró.


    —Lo que puede a llegar a pasar es que el tiempo quede solo como algo paralelo, puede que no puedan volver, que ustedes no lleguen a tener una afinidad amorosa —se refirió al Uchiha y a Sakura —y tal vez nadie viva ¿entienden? —eso los dejó helados instintivamente Sasuke miró a su esposa, con un sobrecogimiento en su pecho, no se imaginaba ahora sin su molestia de mota rosa— Kabuto tuvo la culpa de esto, él a matado gente importante que en este futuro o presente hace que su existencia sea temporal…


    — ¿¡No cree que es demasiado para unos niños!? ¿¡Ah pensado que eso ah sido una tremenda estupidez!? —explotó Sasuke frunciendo el ceño agitando las alas de sus fosas nasales.


    — ¡Lo sé! pero nadie me escuchó… ni siquiera saben que están aquí…—susurró con pena, bajando su mirada— esta es mi casa, pero ninguno de los demás sacerdotes lo saben—dijo Kai pasando sus manos por su cabello—lo siento tanto…yo no sé que hacer… eh tratado de ayudarlos, de guiarlos pero se me hace imposible —Sakura profirió un quejido —no hay tiempo…es por eso que ustedes empezaron a notar su ausencia eso nunca había pasado—dijo desesperado mirándolos.


    —Hay darle tiempo al tiempo—dijo Naruto en un susurró.


    — ¡Pero no podemos dárselo! ¡Debemos salvarlos!—exclamó el sacerdote dejando todo sus enseñanzas por el tubo. Él no quería que eso sucediera, él lo había presentido pero no podía estar en paz si esos niños no se salvaban. Necesitaba, buscaba, La luz…





    Bien hasta aquí ah llegado el capi espero que les guste tanto como a mi me encanta hacerlo. Así que bueno saludos y cuídense.

    Pd: Les aviso que el siguiente capitulo será más largo y menos diálogo XD ya saben es importante también la narración

    Ahora si :cool:

    Sayo!

    Atte: Paulijem
     
    • Me gusta Me gusta x 3
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso