Fuegos Artificiales (Sanji & Robin)

Tema en 'One Piece' iniciado por Nami Roronoa, 17 Diciembre 2011.

  1.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    1,736
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Fuegos Artificiales (Sanji & Robin)
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1656
    Oh por favor, ¿esperaban que no publicara un SanRob después del nuevo momento SanRob y ZoNa que se mostró en el nuevo capitulo del anime que salió el domingo pasado? Aunque supongo que pueden interpretarlo como nakamaship también... oh bueno...

    Todavía no se a cual le voy más, Sanji&Robin o Franky&Robin, ambas me gustan por igual, pero como aún tengo un desafío de la segunda por terminar, me parece justo hacer un pequeño escrito de estos dos para equilibrar. Sin mencionar que adoro la pareja *.* Oh, y este escrito fue inspirado por la canción "Firework" de Katy Perry, pero no es un songfic. Quería aclarar eso. ¡Bye bye!


    oo00oo00oo00oo00oo00oo

    Boom! Boom! Boom!

    Robin alzó su cabeza del sereno océano que había estado observando con calma. Sobre su cabeza, el cielo había sido infestado por fuegos artificiales, de todo tipo, tamaño y color.

    Una explosión de divertidos colores explotó en lo que en algún momento fue un tranquilo cielo nocturno. Un destellante amarillo tronó como un violento trueno para que luego la atención pasara a una enorme explosión roja en el firmamento; luego un humo verde se apoderó del escenario mientras destellos azules bailaban a su alrededor.

    —¡Genial! ¡Es tan genial! —escuchó los exagerados gritos de Luffy, asombrado con el espectáculo.

    —¡Es cierto, es genial! ¡Franky, eres el mejor! —añadió Chopper.

    —¡Por supuesto! ¡Así es como yo hago las cosas; las hago súper! —el cyborg extendió sus manos para formar su tatuaje de estrella al unirlas en su pose clásica.

    —Esos azules son muy bonitos —comentó Nami.

    —Ah, eso es obvio, pues yo hice esos —replicó Usopp con orgulo— Pero, ¿qué podía esperarse del gran capitán Usopp-sama excepto la perfección?

    —¡Mis ojos están a punto de estallar ante tanta emoción! Ah, pero yo no tengo ojos que estallen...

    —Están... bien, supongo —musitó Zoro. Era más que obvio que jamás admitiría lo increíble que eran. No mientras otros pudiesen oírlo.

    Robin no pudo reprimir una sonrisa. La tripulación tenía ciertos aspectos que no podían cambiar, sin importar la situación

    Dirigió su mirada hacia una gran nube de humo púrpura que luego explotó con un potente ruido, causando una ola de emoción a los demás piratas. Lo encontró... nostálgico, de alguna forma.

    Recordó año nuevo en Ohara, donde cada año lanzarían fuegos artificiales por la ocasión. Una de las pocas memorias felices que tenía con sus parientes biológicos, ese día ni siquiera su tía parecía de mal humor y por lo tanto no la trataba diferente que a cualquier otro ser humano, lo cual era una gran diferencia con cualquier otro día del año.

    —¿Robin-chan? —la voz masculina tras ella la tomó por sorpresa, pero rápidamente hizo gala de su control sobre sus emociones y simuló que esperaba la llegada de el recién llegado.

    —Oh, cocinero-san —sonrió al darse vuelta— ¿Acaso no estás interesado en los fuegos artificiales? Son encantadores.

    —Claro, ¡pero no tan encantadores como tú, Robin-chan! —exclamó Sanji, inmediatamente atrapado por su sonrisa.

    —Pues muchas gracias por el cumplido.

    —Ah, traje esto —recordó la razón por la que había venido entonces. Sanji le hizo entrega a la morena de la taza que traía, la cual contenía café negro, descafeinado, como a ella le gustaba.

    —Gracias, justo lo que iba a ir a buscar.

    —¿Por qué no te nos unes, Robin-chan? —preguntó el chef— Franky aún tiene varios fuegos artificiales por lanzar, ¿por qué estás aquí sola en el puesto de vigía?

    —Sólo quería un momento de soledad, para pensar un poco.

    —Ya veo... ¡lamento mucho haber interrumpido el tiempo de soledad de Robin-chan! ¡No merezco estar ante su divina presencia!

    —No, está bien —le aseguró ella— Sólo necesitaba pensar por un momento, me encuentro perfectamente ahora.

    —Um, si me permites preguntar, Robin-chan... ¿en qué pensabas?

    —Oh, nada concreto... la vida, en general —contestó ella— ¿Jamás has pensado que la vida es como un fuego artificial, cocinero-san?

    —¿Qué?

    —La vida es, como los fuegos artificiales, una explosión repentina. Es hermosa mientras dura, y durante ese tiempo esta llena de dicha y armonía perfecta. Pero como todo, eventualmente llega a su final. Y así, en algún punto, llega a su fin, siendo borrada y arrastrada por el viento como el polvo, quien sabe hacia donde. Y por supuesto, nadie recordará a cada fuego artificial en particular, si un fuego artificial explotó tras un tiempo, ya que tantos explo-

    —Eso no es cierto.

    Las cejas de la arqueóloga se arquearon medio centímetro. ¿Cocinero-san yendo en contra de lo que dijera una mujer? Oh, eso sí que era algo difícil de presenciar...

    —¿Por qué lo dices?

    —La vida no es efímera. Bueno no, lo es. En cierta forma —se corrigió a tiempo, y luego prosiguió— Quiero decir, todos vamos a morir en algún punto, eso es obvio. Pero eso no quiere decir que nadie va a recordar si ese fuego artificial alguna vez explotó. Otros han presenciado ese fuego artificial, ellos saben que explotó, y así el recuerdo de ese fuego artificial seguirá existiendo, seguirá viviendo. Mientras siga siendo recordado, no morirá.

    Esas palabras la golpearon más fuerte de lo que ella esperaba. ¡Por supuesto! Mientras una sola persona pudiese recordar la existencia de otra, había una prueba, una prueba de que esa persona realmente había existido, y su memoria seguía viviendo; estaba viva en las palabras y los pensamientos de esa única persona que lo recordaba.

    ¿Y no se suponía que ella era la persona que debía preservar la memoria de Ohara, sin permitir que se desvaneciera como una nube de polvo? Ella era alguien muy inteligente, ¿cómo se había permitido ser tan estúpida?

    —¿Estás bien, Robin-chan? —preguntó Sanji, preocupado— ¡Y... yo no quería ofenderte ni nada parecido! ¡Lo siento si lo hice! Sólo soy muy idiota, es eso, me voy a callar, eso es lo que debería hacer. Debería callarme frente a tí, Robin-chan, para no molestar a alguien tan intelige-

    —Por favor, no —replicó Robin con otra sonrisa, ligeramente más cálida que las usuales

    — Estás en lo correcto. Tienes toda la razón, cocinero-san —una nueva explosión de colores se apoderó del cielo y llamó su atención— ¿Deberíamos unirnos a los otros?

    —Sí, creo que deberíamos —aceptó Sanji, sus ojos transformados en corazones ante tal bella sonrisa.

    —Oh, y cocinero-san... —mencionó ella.

    —¿Si, mi hermoso ángel de la sabiduría?

    —No te calles. Disfruto conversar contigo.

    Robin descendió a la cubierta mientras Sanji se derretía en su lugar, murmurando un débil "mellorine..."
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
  2.  
    SacriDH

    SacriDH Quieres que lo haga? Está bien pero... lo romperé

    Libra
    Miembro desde:
    2 Marzo 2010
    Mensajes:
    177
    Pluma de
    Escritor
    SanRo *-* Me encantas…
    ¿Franky-Robin? ¬¬ No queda tan sexy esa pareja u.u
    Tu descripción de los fuegos artificiales fue magistral ^^ Que romántico para empezar un One Shot de este calibre.
    Ese Zoro y su carencia de sorpresa en toda ocasión u.u
    Jaja, sin duda logras crear la personalidad del Sanji que todos queremos ver. Creo que hasta ahora es el Sanji más genuino que he leído.
    T.T Me ha decepcionado que también caigas en el juego de describir los ojos en forma de corazón de Sanji. Sé que es muy característico en él, pero desde mi punto de vista no es agradable leerlo en un fan fic… No sé, es como si lo ridiculizara eso y creo que Sanji es sexy y debe conservar su sensualidad de una manera más elegante y varonil en un relato. Aunque quizá deba adaptarme a leerlo, sería más fácil xD
    Awww, el final fue tierno. Aunque eso no definió la pareja. Igualmente, creo que la pareja de Sanji-Robin debería ser pura pasión, algo bastante frío por el carácter maduro de ella y servil de él, pero romántico por la elegancia de ambos. Ni hablar que me gustó mucho y que fue muy sorprendente leer a Sanji dándole clases a Robin, ja.
    Me gustó, pero recuerda este error que lo vi varias veces, trata de concentrarte cuando escribes para que desaparezca:





    Recuerda! Los puntos luego de cerrar el guión de comentario (y el acento en “está”) “No, está bien— le aseguró ella—. Sólo necesitaba pensar…” y “En cierta forma— se corrigió a tiempo y luego prosiguió—. Quiero decir…” ¿Comprende, muchacha? ^^ Estoy seguro que sí.
    ¡Ja, me encanta que mantengas actualizado el foro! Espero que siga creciendo ^^ Nos leemos!
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  3.  
    TheBlacksmith

    TheBlacksmith Desafortunado con suerte

    Piscis
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2010
    Mensajes:
    249
    Pluma de
    Escritor
    Yo siempre digo que Sanji es mas genial de lo que muchas veces aparenta, y Robin vaya no creo que haga falta decirlo, me encanta de verdad esta pareja (realmente ya quisiera Sanji xD) me gusto mucho ademas de que uno se sorprende de que Sanji se ponga tan serio frente a Robin o Nami jejeje bueno que mas te digo estuvo muy bueno sin duda, espero el proximo pronto no puedo esperar, hasta entonces.

    Frankling Benjamin fuera, paz
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso