One-shot de Naruto - Felicidades mamá!

Tema en 'Fanfics Terminados de Naruto' iniciado por Mary Dragneel, 10 Mayo 2015.

  1.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Temporalmente fuera de servicio :'v

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    829
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Felicidades mamá!
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1730
    Hola, en honor al día de la madre, he escrito este pequeño one-shot (o eso espero que sea), en fin los personajes no me pertenecen son propiedad de Kishimoto-sama, ^^
    Empecemos-ttebane
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Felicidades mamá!
    Capítulo único

    En la aldea de la hoja, un día diez de mayo, se encontraban todos los habitantes preparando una gran celebración para el día de las madres.

    Sin embargo habían dos shinobis que estaban separados de aquella algarabía
    ¿la razón?

    Su madre no estaba con ellos.
    Naruto Uzumaki y Sasuke Uchiha veían desde la cima de los rostros hokages como la gente iba de allá para acá preparando todo.
    Aunque no eran la única excepción. Hinata Hyuga prefería quedarse en su casa en compañía de su hermana Hanabi Hyuga.

    Los demás compañeros de ellos hacían lo posible para terminar antes de la noche.
    — Ino ¿trajiste las flores?— preguntó Sakura al toparse con Ino quien llevaba varios floreros consigo, mientras que Sakura llevaba varios globos y arreglos para la fiesta.
    —S-Sí, y por lo que veo trajiste los arreglos — señaló la rubia, como ya no aguantaban se fue cada quien por su lado para dejar las cosas que llevaban.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Mientras Naruto, Sasuke y Hinata (quien había llegado hace poco) observaban desde lejos.
    — Mira dobe, allá Sakura necesita de tus clones de sombras ¿por qué no vas y le ayudas eh? — preguntó el azabache. Naruto sonrió pícaramente.
    —¿Ah si? Pues... ya que estás tan interesado en Sakura-chan ¿por qué no vas y le ayudas tú? — Sasuke volteó confundido.
    — ¿A que te refieres con "interesado" en Sakura? —preguntó sin comprender Hinata sonrió.
    — Uchiha-san, Naruto-kun y yo hemos notado que últimamente estás viendo mucho a Sakura-san — comentó Hinata, ella y Naruto llevaban un tiempo saliendo y a ella se le había quitado la tartamudez.
    —Y-Yo... no sé de que hablan... además, ya saben porque no queremos bajar — los otros dos bajaron la cabeza, si sabían a lo que se refería.
    — Los envidio, al menos ustedes tuvieron a sus madres durante unos años... yo solo la pude ver durante un momento —confesó con tristeza Naruto.
    — Pequeños ¿extrañando a sus madres? —una extraña anciana apareció de repente. De pronto Sakura llegó.
    —Me... escapé... un rato —decía Sakura jadeante, luego vio a la anciana.
    —¿Quién es usted? —preguntó cortésmente Hinata.
    — Me llamo Kimyona —se presentó la señora.
    — ¿Kimyona? —preguntaron al mismo tiempo los cuatro, pues sabían que esa palabra significaba "extraño" y ni siquiera sabían que se podía utilizar de nombre.
    — Así es... Díganme ¿extrañan mucho a sus madres? —preguntó sorprendiendo a todos.
    —Bueno, pues... —Naruto no sabía si responder o no.
    —¿Les interesa pasar un día al lado de ellas? Puedo hacerlo si quieren —todos quedaron sorprendidos, era cierto que les hacían falta sus respectivas madres, pero no sabían si meterse en ello.
    —¿Cuanto quiere Kimyona? —preguntó Sakura, los otros tres la voltearon a ver.
    — Niña, tú tienes madre ¿por qué te preocupas en pagarme? — Sakura sonrió.
    — Estoy dispuesta si así Sasuke-kun, Naruto y Hinata pueden pasar un día al lado de sus madres, yo he pasado toda mi vida con ella y por eso no sé lo que se siente, pero quiero que ellos tengan un momento de felicidad a su lado —explicó Sakura, Naruto y Hinata sonrieron, Sasuke solo se limitó a mirarla mientras ella les brindaba una mirada tierna.
    —Si eso quieres, les voy a dar esto... —les dijo mientras les daba un frasco a cada uno, que contenía un líquido azul brillante, como si fuera chakra —. Si se toman esto podrán viajar a una época de sus madres, no sé cual con exactitud, pero si irán con ellas —explicó Kimyona.
    —Pero... ¿por qué me deja ir a mi también? Yo tengo aquí a mi mamá y tendría que estar ayudando — preguntó Sakura sin entender.
    —Hijita, me he dado cuenta de que tú tienes un gran corazón, vas a pagar con tal de que ellos vean a sus seres queridos, eso es bastante considerado de tu parte... Ahora escuchen, el viaje será hasta las seis de la tarde, actualmente son las nueve de la mañana... Si esto funciona pueden pagar cuando vuelvan, les cobraré diez ryous — explicó la anciana.
    Con algo de duda los chicos se tomaron el contenido de los frascos en ese momento quedaron inconscientes.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Al cabo de unas horas, despertaron en el mismo sitio, lo cual los molestó pensando lo peor.
    —Esa vieja Kimyona nos mintió, no estamos en el pasado —comentó Naruto.
    — Te recomiendo que hables menos y observes más Naruto —dijo Sasuke, Naruto no entendía, sino hasta que vio que estaban parados sobre los rostros de los primeros cuatro hokages, ni más ni menos.
    —Entonces, lo que nos dijo Kimyona ¿era cierto? —preguntó Hinata.
    — Tal parece que sí... ¡Vamos! —decía alegremente Naruto halando a Hinata del brazo, luego salió corriendo, Sakura se disponía a seguirlos, pero en eso Sasuke la agarró del brazo.
    —¿Que ocurre Sasuke-ku...? —la "n" que faltó quedó en el aire dado que Sasuke haló a Sakura hacia él y la besó. Sakura no desaprovechó, ella correspondió rápidamente.
    —Sakura... Gracias por todo —dijo una vez se separaron, ella, aunque no quiso, recordó la vez en que Sasuke abandonó la aldea.
    —N-No hay nada que agradecer —dijo avergonzada.
    —Sakura... por favor se mi novia —rogó Sasuke, Sakura enrojeció aún más de lo que estaba.
    —A-acepto Sasuke-kun — se volvieron a besar para luego ir tras Naruto y Hinata. Para cuando los alcanzaron, estos ya habían llegado a la entrada de la torre del hokage.
    — Me siento nervioso, no sé si entrar — confesó Naruto con nerviosismo.
    —Calma Naruto-kun, te aseguro que nos irá bien — alentó Hinata.
    Todos suspiraron y entraron, al llegar a la puerta de entrada de la oficina del hokage escucharon risas, abrieron levemente la puerta para ver que pasaba.
    Y para su suerte o desgracia, se encontraban los padres de cada uno. Se armaron de valor y entraron al lugar.
    —¿Necesitan algo? —preguntó Minato al verlos.
    —Por sus bandas son de Konoha, pero nunca los había visto —comentó Fugaku.
    — De hecho, necesitamos decirles algo a: Kushina Uzumaki, Mikoto Uchiha y Hana Hyuga —dijo Naruto, las mencionadas se miraron entre sí.
    — ¿Y que es eso tan importante? —preguntó Hiashi.
    — Nosotros queremos felicitarlas por el día de las madres —confesó sonriendo el rubio.
    — Ya, ya 'ttebane si bien hoy es día de las madres, nosotros aún no lo somos, nuestros pequeños no han nacido todavía'ttebane — dijo Kushina.
    — Vengo a predecirles el futuro... —dijo riendo y haciendo ruidos raros Naruto.
    — ¡Naruto-kun no hagas eso! —le dijo Hinata, Naruto obedeció al instante.
    — Lo siento Hinata, tú y Sasuke teme deberían saludar yo haré lo mismo, Sakura-chan gracias por traernos' ttebayo — propuso Naruto. Sakura se sonrojó pensando en que Sasuke ya le había agradecido.
    — E-Espera, e-esos nombres ¿por qué esos nombres? —preguntó impactada Mebuki dado que se encontraba ahí junto con su esposo.
    — Ah, claro, espera, seguramente a mi se me hará más fácil explicarlo —dijo Sakura dando un paso al frente.
    — Así es, diles Sakura, tú tienes la mente más brillante y las mejores habilidades analíticas del grupo — dijo Sasuke haciendo sonrojar a Sakura, ya una vez se lo había dicho, pero ahora significaba más.
    — S-Sea como sea, nosotros estábamos ayudando en una celebración del día de la madre en nuestra época, pero Naruto, Sasuke y Hinata se sentían mal porque sus madres ya no estaban, y por eso yo le pagué a una anciana, quizá era bruja, no lo sé, pero le pedimos que nos enviara al pasado, y así fue, y aquí estamos —explicó Sakura.
    —¿Me estás diciendo que vienen del futuro? Por favor ¡comportate y deja de inventar! — ordenó Mebuki, aunque ni ella supo por qué.
    — ¡De veras te pasas! ¡Ni he nacido y ya me estás dando ordenes! ¡Ya basta mamá! —pidió Sakura sorprendiendo a los allí presentes.
    —¿C-Cómo me llamaste? —preguntó incrédula Mebuki.
    — Lamento haberte gritado, sobre todo en el día de las madres —se disculpó Sakura cabizbaja.
    —Entonces a ver si entendí, ¿vienen del futuro y son hijos de algunos de nosotros? —preguntó a pelirroja, Naruto no aguantó más el llanto y lo soltó abalanzandose sobre Kushina.
    — Yo soy tu hijo, mamá soy yo a quien llevas en tu vientre — confesó Naruto llorando mientras abrazaba a su madre, sin realmente saber por qué, Kushina le creyó y correspondió.
    — Yo... Yo soy hija de ustedes dos —declaró Hinata mientras abrazaba a su progenitora y lloraba, ella correspondió al abrazo.
    — Sasuke-kun... ¿no deberías ir a abrazar a Mikoto-san? —preguntó Sakura con voz suave. Sasuke con temor se acercó a Mikoto.
    —T-Tú ¿eres mi segundo hijo? —preguntó Mikoto, Sasuke, con lágrimas en los ojos asintió con la cabeza para luego lanzarse sobre Mikoto.
    —¿Eso significa que eres nuestra hija? —preguntó sonriendo Mebuki, Sakura asintió y luego se abrazaron.
    — Es genial que se abracen y todo, pero, ¿acaso dijiste que Kushina, Mikoto y Hana no existen en su época? —esa pregunta llamó la atención de todo.
    Los chicos mintieron deciendo que había sido por una rara enfermedad, que, si bien con Hana Hyuga eso era cierto, con los demás no.
    — Aun así, mamá, papá, solo tenemos hasta las seis del día de hoy para estar con ustedes ¡Así que pasemosla bien! Comamos ramen y luego hagamos algo —propuso Naruto.
    —Naruto yo... —Naruto inmediatamente entendió lo que Minato iba a decir.
    —¿No puedes dejar un clon? —preguntó Naruto, Minato negó.
    —Sería injusto, además, es el día de la madre y es mejor que pases tiempo con ella.
    Resignado, Naruto aceptó, los cuatro chicos se fueron con sus respectivas madres a pasar el día, Mikoto y Sasuke estuvieron (por orden de ella) viendo accesorios para bebés; Kushina y Naruto fueron a comer ramen; Hana y Hinata fueron a un prado a platicar ; igualmente Mebuki y Sakura fueron de día de campo a un lago.

    Todo iba de maravilla, cuando de pronto, un gran terremoto surgió en esa época.
    —¿Pero que..? —se preguntaron los cuatro. Entonces volvieron a quedar inconsistentes.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Cuando despertaron...,, habían nuevamente seis hokages, sin embargo los tres chicos estaban satisfechos con la tarde que habían pasado.
    Sakura buscó por todas partes a Kimyona, pero nunca la encontró.

    Incluso hoy en día, ya casada, Sakura sigue sin saber nada de esa anciana que los envió a pasar un tiempo con sus madres...
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Que terrible! Pero ni modo, eso fue lo que me salió._. Nos vemos!
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso