1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Historia larga Fanfic - Yo elijo mi destino

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por Poly, 6 Julio 2010.

Cargando...
  1.  
    Poly

    Poly Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    15 Mayo 2010
    Mensajes:
    121
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Yo elijo mi destino
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    641
    Yo elijo mi destino

    Hola!, bueno ahora traigo un long fic que fue basado en un drabble que escribí, y que un par de niñas me pidieron que continuara, y se me ocurrio una hermosa trama y les traigo el prólogo para que me digan si les gusta :D y si es así, bueno para seguirlo :D

    Título: Yo elijo mi destino
    Fandom: Original
    Summary: Estoy harta de que quieran decidir por mí, quiza llego el momento de comenzar mi propia travesía
    Clasificación: T

    Prólogo

    Harta de todo lo que me rodea siempre, he tomado una decisión y esta vez la llevare a cabo. Así que sin más demora tomo mi bolso, le meto unas cuantas prendas dentro, un poco de comida, el dinero que no puede faltar y por sobre todo algunos útiles de aseo personal.

    Al Finalizar tomo mi equipaje, me lo pongo al hombro, dejo una nota y parto con mi viaje, es hora de conocer todo lo que hay más allá de las casonas, las avenidas, y la locura de la ciudad… ya que es la hora de comenzar mi travesía.

    Es hora de dejar atrás los problemas, tener un nuevo comienzo, disfrutar la vida sin temer a las consecuencias, pero no por esto dejar de ser responsable y cuerda en mis decisiones, al fin y al cabo, tengo una larga vida por delante y no debo desperdiciarla, pero tampoco aprovecharme. Es hora de conocer el mundo tal como es, dejar de pensar que no hay más que la ciudad, siendo que hay mucho más por conocer, cosas que uno ni siquiera se imagina, todo es posible, solo hay que buscarlo. El campo no es solo pasto y vacas, el desierto no es solo arena y sol, todo tiene su encanto más allá de lo que logramos ver con un rápido vistazo superficial, y quizá ha llegado la hora de que yo le eche comience a ver el mundo con más delicadeza y de otra forma, por eso he de partir ahora mismo.

    Escapar de mis problemas, de mis peleas y del incierto futuro que me quieren dar y que yo bajo ninguna circunstancia quiero recibir. No planeo seguir los planes de mi madre, solo porque ella cree que me conviene siendo que a ella solo le preocupa su futuro y que yo cumpla sus sueños frustrados no dejándome realizar los propios. Estoy harta de injusticias y de que no me tomen en cuenta, por eso y por mil cosas más que ya me tienen harta he de partir.

    Sello la carta, salgo de la casa en medio de la noche, el momento preciso para que nadie me vea, ni servidumbre, ni amigos y mucho menos la familia, así que ahora es mi oportunidad y sería sumamente estúpido de mi parte desperdiciarla. La ciudad se ve mucho más terrorífica y desolada de noche, pero será porque no hay nadie en las calles, ya que todos se encuentran en sus respectivos hogares teniendo una noche de descanso y tranquilidad. El camino que me lleva a las afueras se encuentra tan solitario como las calles, es seguro pasar sin ser descubierta, aun así no quiero correr riesgos por lo que me cubro con un chal y apresuro el paso para poder salir, ya que a cada paso que doy siento que el peso que llevaba en mis hombros se aligera hasta quedar en nada cuando me doy cuenta que el camino en el que me encuentro ya es prácticamente camino de viajeros y nada más que eso. Estoy libre… ahora no debo dejar que me quiten esta libertad recién adquirida.

    -------------------------
    Gracias por leer
    Besitos
    Poly :D
     
  2.  
    Asumi

    Asumi Usuario popular

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Mayo 2009
    Mensajes:
    565
    Puntos en trofeos:
    88
    Pluma de
    Escritora
    Re: Yo elijo mi destino

    Hola, amiga.

    Buen prologo lo has expresado bien , solo hay palabras redundantes en el escrito que se notan al leerlas en voz alta, a mi también me sucede y te daré el mismo consejo; re-leelo en voz alta y lo notarás, mientras que para arreglarlo usa sinónimos de la palabra que utilizaste.

    La letra es algo tediosa de leer a decir verdad, con la verdana o la arial quedaría mejor :).

    Espero con ansias ver bien de que trata la historia y el prologo es bastante atrayente.

    Saludos, Asumi.
     
  3.  
    LiFeInu

    LiFeInu Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    30 Enero 2009
    Mensajes:
    177
    Puntos en trofeos:
    16
    Pluma de
    Escritora
    Re: Yo elijo mi destino

    Ohayo Poly!!!
    Me encanto tu nuevo prologo, si mejoraste un poco a tu prologo de tu otra historia, de verdad que es algo cierto lo que dices muchas persona conocemos lo que ahi en las ciudades, pero no conocemos lo que ahi mas halla de una ciudad, como los campos, desiertos, bosques, etc. Estos lugares tambien deven de toner su propio toque, su propia chispa...Amiga porfas avisame cuando este tu conti lista...Yana...
     
  4.  
    Poly

    Poly Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    15 Mayo 2010
    Mensajes:
    121
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Yo elijo mi destino
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1640
    Re: Yo elijo mi destino

    Capítulo I

    Un hermoso día, el sol brillaba, los pájaros cantaban, nos encontrábamos en plena primavera, justo cuando el amor se puede sentir en el aire y la felicidad es tan palpable en el aire como contagiable. Iba caminando por la plaza con mi querida chaperona Jazmín, iba bajo la agradable sombra que me proporcionaba una sombrilla nueva que me había traído papá desde España en su último viaje de negocios, no me gustaba alardear de mi buena situación económica, pero mis padres no me permitían pasar desapercibida gracias a mis atuendos, chaperonas y todo con lo que debía salir, claro que ahora están un poco más permisivos y me dejan ir a dar una vuelta solo con Jazmín que es además mi gran amiga y confidente.

    —Colette, tal vez lo mejor sea que ya volvamos a casa —dijo Jazmín con una sonrisa pegada en el rostro.

    —Pero si aún es temprano, mira este hermoso sol que nos ilumina y nos baña con sus hermosos rayos además hoy no tienes más tareas en la casa —dije mientras giraba sobre mi misma para recibir mejor los rayos del sol.

    —Sí, pero nos esperan en casa, su madre le tiene una sorpresa creo, o algo así —me dijo mientras me guiñaba un ojo.

    —¿De verdad? —ella asintió— ¡Cuenta! —le insté.

    —Lo siento, no puedo. Pero vamos a casa para que averigüe que es.

    —Okey, la curiosidad me corroe.

    —Pero ten cuidado, mira que la curiosidad mató al gato.

    —Habrá matado al gato, pero jamás a Colette Galé.

    —Claro. Ahora señorita inmortal vámonos luego, mire que si no llegamos luego su madre me mata —dijo apurando el paso.

    —Te sigo —dije completamente feliz imaginándome que podría ser esa gran sorpresa que tenía mi madre

    Al llegar a la casa, mi madre no se encontraba en la sala como creí que sería. Estaba esperanzada con encontrármela luego para poder saber que era ese regalo, sorpresa o lo que fuera, todo lo que me dieran mis padres siempre era bienvenido. Pero como no la encontré subí resignada a mi habitación, pensando que ya había perdido y debería olvidarme de todos los posibles presentes que me había imaginado y con los que había alucinado de camino a casa, aunque al entrar en mi habitación quede totalmente sin palabras al ver sobre mi cama el hermoso vestido que había visto hace unas semanas con mamá en el mercado, pero que no me habían comprado ya que era bastante caro, pero ahí se encontraba aquel hermoso vestido con unos hermosos encajes, un escote no muy pronunciado, pero que tampoco te hacía ver plana, mangas largas y una larga cola, era especial para una fiesta de gala, era hermoso.

    — ¡Mamá! ¡Mamá! —Comencé a gritar mientras la buscaba por la casa, hasta que la encontré en su dormitorio— ¡Mamá! ¡Gracias, gracias, gracias, gracias!

    —Veo que ya encontraste tu vestido.

    —Sí —dije con una sonrisa de tres metros.

    —Excelente, te lo probarás ahora para ver si hay que hacer algún arreglo, ya que mañana tenemos una fiesta a la que debemos asistir —me respondió mientras me daba un gran abrazo al que yo respondí gustosa.

    Me probé el vestido y me quedaba perfecto, no había que hacer ningún arreglo, era increíble, me encantaba, se veía sumamente bien. Le desfilé a mi madre y aproveche de plantearle un par de dudas que me estaban rondando en la cabeza.

    —Mamá… ¿De qué va esta fiesta?

    —¿A qué te refieres?

    —Digo, debe ser muy importante, ya que me compraste este vestido. Ya sabes ¿Negocios de papá? ¿O qué?

    —Algo por el estilo, pero no te preocupes, ya te enterarás a su debido tiempo, no es necesario que te preocupes ahora por ese tipo de cosas, créeme.

    —De acuerdo.

    Dentro de todo no fue un día muy largo, pero si me dejo algo en que pensar, ya que la actitud de mi madre era algo sospechosa, me compró el vestido que tanto le pedí y tanto me negó, pero ahora aparece de la nada simplemente porque ella lo cree “prudente” y justo para una fiesta que aparece de la nada en nuestro calendario, o al menos en el mío, de verdad esta cosa pinta raro, muy raro. O tal vez solo estoy imaginándome cosas. Sea como sea, ya es tarde y debo dormir, lo mejor es dejar para mañana todas mis suposiciones, imaginaciones y sospechas, después de todo mañana hay una fiesta y al parecer se viene en grande.

    Al otro día desperté por la luz que se filtraba por el cortinaje de la ventana que no estaba cerrado por completo, sea como sea, en cuanto abrí los ojos Jazmín entro en la habitación para despertarme y no hay mejor forma que abriendo las cortinas de par en par dejando entrar la luz por completo.

    —Arriba Colette, hoy es un largo día, hay mucho que hacer antes de la fiesta —dijo tan animada como siempre— debes ducharte, desayunar, luego vendrán a arreglarte el cabello, a maquillarte y tienes que estar lista para el atardecer que es cuando llegará tu padre con la carroza para partir.

    —Jazmín ¿tú sabes en donde se realizará esta fiesta? Ayer me olvide de preguntar.

    —Claro, es en el fundo de los Alborto.

    —¿Dónde el señor Jack Alborto y su esposa Marian?

    —Sí, y no te olvides de su hijo Patrick.

    —Por favor, ese chico es insoportable, digo, no deja de acosarme, me tiene harta.

    —Pero piensa el lado positivo, ya está en edad como para ser cortejada, él es un buen partido, su padre al igual que el tuyo es un hombre de negocios.

    —Aún así, lo que me interesa no es el dinero que tiene un hombre o la profesión de su padre, si no la persona, su actitud, además solo tengo 16 años, no tengo planes de ser cortejada por nadie, no aún.

    —Todas dicen eso, pero ya las quiero ver en un par de meses cuando anden enamorada y lo única que buscarán será un chico para pasar su vida y con el cuál tengan asegurado un buen futuro —dijo mientras me dirigía una mirada pícara— Todas debemos sentar cabeza ¿no crees?

    —Sí, pero yo no quiero eso por ahora, además ¿qué hay de ti? ¿Cuántos años tienes? No tienes más de 18, también debes sentar cabeza, así que si tú tienes 18 y aún no te has casado ¿por qué yo no puedo hacer lo mismo? Es decir, somos jóvenes, debemos disfrutar.

    —Eso es lo que tú crees —agregó riendo— ¿Quién te dijo que no me están cortejando?

    —¡Por Dios! Cuéntame, ¿quién? ¿Desde cuándo? —pregunté desesperada por saber quien era el donjuán que estaba cortejando a mi querida amiga y chaperona.

    —Ya te diré luego, ahora levántate que hay mucho que hacer, tu baño te espera, y apúrate antes de que se enfríe el agua.

    —Ya voy, ya voy.

    Me levanté de la cama y me dirigí al baño para darme la ducha que necesitaba en parte, luego de eso me quedé con un vestido sencillo solo para estar un rato mientras desayunaba, ya que después de eso debería ponerme el vestido y no quería que se ensuciara con comida, maquillaje o alguna otra cosa que pudiera “arruinar” mi nueva tenida. Aunque sigo sin entender del todo de que va la fiesta… de seguro debe ser un nuevo socio de papá con el que se irán de viaje para traer maquinaria nueva para las empresas o algo por el estilo.

    Entre arreglos y arreglos la tarde se pasó volando y sentí que solo había pasado una o dos horas cuando ya me encontraba en el salón con mi madre totalmente listas mientras esperábamos la llegada de mi padre, mi madre estaba realmente arreglada, pero bueno, si íbamos a una fiesta era de esperarse algo como eso, aunque me siento algo incómoda ya que me llenaron el rostro de maquillaje, llevo sombra gris en un lado de los parpados que de a poco se va aclarando hasta llegar a un rosa que combina perfecto con mi vestido, llevo los labios brillando con un tono café y las mejillas sumamente rosas debido al rubor.

    Cuando al fin llego mi padre nos subimos a la carroza y partimos inmediatamente, al poco rato llegamos al fundo de los Alborto, allí había mucha gente y a medida que entrabamos todos fijaban la atención en mi, en un principio pensé que era por mi vestido, luego pensé que miraban a mis padres, pero en cuanto se me acercó una señora a darme las felicidades ya no entendí nada.

    —Mamá ¿Por qué me están felicitando?

    —Por Patrick cariño.

    —Pero ¿qué tiene que ver Patrick conmigo?

    —Estaba esperando el momento más adecuado para decírtelo, pero creo que ha llegado el momento

    —¿El momento? Mamá ¿de qué estás hablando?

    —Esta fiesta es una celebración de compromiso, el compromiso tuyo con Patrick.

    ------------------------------
    Bueno, les informo que en mi perfil abriré ahora ya un album de fotos que se llame "Yo elijo mi destino" con las fotos relacionadas con el fic, por ejemplo ahora subire el vestido de Colette y una foto de como iba más menos el maquillaje de ella

    Besitos

    Poly
     
  5.  
    LiFeInu

    LiFeInu Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    30 Enero 2009
    Mensajes:
    177
    Puntos en trofeos:
    16
    Pluma de
    Escritora
    Re: Yo elijo mi destino

    Bueno comencemos una citica que alcance a notar fue de que cada vez de que colocabas la palabra dijo, no le colocabas la tilde, ejemplo:
    Cuando de vería de ir escrita así, Ya que la palabra se esta refiriendo al tiempo pasado
    Pero en fin, estuvo muy entretenido tu cap. Te diré la verdad cuando comenzaron a hablar Jazmín y Colette me imagine que la fiesta seria de compromiso, pero fue algo repentino para Colette, que hasta a mi me sorprendió, ósea que tus padres nunca tu digan nada como eso es algo que no se debe de reservar tiene que hablar, eso un compromiso es algo muy serio y como que no le hallan dicho nada antes es como muy cruel… Bueno amiga esperare con ansias tu próxima conti… Y gracias por avisa…Yana
     
  6.  
    Poly

    Poly Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    15 Mayo 2010
    Mensajes:
    121
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Yo elijo mi destino
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    64
    Re: Yo elijo mi destino

    En realidad se pone dijo cariño, por que si lees la palabra dijó... es una palabra que no existe, ya que con el tilde en esa parte no suena bien, el acento va en la i, pero como es una palabra grave no lleva tilde y en pasado la palabra igualmente es dijo además de dije
     
  7.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    543
    Puntos en trofeos:
    173
    Pluma de
    Escritora
    Re: Yo elijo mi destino

    Holaa Poly! Bueno, aca me paso por leer tu fic, gracias por invitarme :D Esta interesante, el prologo y el capitulo te quedaron muy bien, note pocos errores y tengo un par de dudas ¿En que tiempo se desarrolla el fic? y ¿Como es Colette? La verdad que ya no tengo ganas de comentar T.T ya tengo sueño jeje xD Ahh! Poly, avisame cuando este la conti!! n.n Bueno, me voi yendo, nos hablamos! ^^
     
  8.  
    Poly

    Poly Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    15 Mayo 2010
    Mensajes:
    121
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Yo elijo mi destino
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1712
    Re: Yo elijo mi destino

    Capitulo II

    — ¿¡Qué cosa!? —grité ganándome una que otra mirada de los allí presentes— ¿Acaso están locos? ¿Cómo que compromiso?

    —Así es cariño, Patrick te ha estado cortejando bastante tiempo y fue donde nosotros a pedir tu mano en matrimonio —dijo mi padre tan sonriente como siempre.

    —Pero yo no le correspondo, no me interesa casarme, mucho menos con él que es una persona tan arrogante, tan interesada, tan… tan imbécil como para no darse cuenta de que no le quiero y que mucho menos le correspondo.

    El rostro de mi padre lentamente iba tomando un tono carmesí, su ira era palpable, pero no me importaba, yo no estaba para ser su muñeca con la que podían jugar y tomar decisiones por ella, yo tengo una vida, yo elijo mi destino, es decir, tengo derecho ¿no?

    —¡Me da lo mismo lo que quieras! —gritó mi padre totalmente furioso, con el rostro mucho más rojo de lo que yo lo tenía por culpa del rubor— ¡Acá yo decido! Y tú te casarás con él, la boda está pactada para realizarse en una semana más, quieras o no.

    —Me importa un comino lo que decidas tú, acá la que elije soy yo.

    —Y eso ¿desde cuándo? Las mujeres solo deben obedecer a sus hombres, en tu caso a tu padre, y en una semana será Patrick, así que basta de reclamos.

    —Pues estoy harta de eso, nosotras somos tan humanos como ustedes —dije a sabiendas que la atención de todos los presentes estaba puesta en nosotros— Además no pienso dejar a Jazmín, ella es mi amiga.

    —Cariño —intervino mi madre— Jazmín se casará en 5 días y se irá de casa.

    —¿Qué? — dije débilmente dejando atrás todo el enojo que tenía hasta hace unos momentos mientras peleaba con mi padre siendo reemplazada por tristeza y una horrible sensación de soledad

    —Sí, se casará con el hijo de un comerciante, llevan comprometidos un par de meses ya, creo que el chico se llama Benjamín o algo por el estilo.

    Ahora sentía que me encontraba sola en una habitación totalmente oscura, en la cual no logro encontrar ninguna salida. Me sentía sola con mi obscuridad.

    Después de eso no me quedaron ganas de seguir peleando con nadie, incluso, podía decir que desde ahí en adelante mi cuerpo quedo en piloto automático y mi mente totalmente abstraída de todo lo que pasaba a mi alrededor.

    Más allá de eso no recuerdo, es decir, es como tener lagunas mentales ya que solo recuerdo partes del resto de la velada, como cuando Patrick trató de besarme, cuando me pasaba un anillo que solo miré, como mi madre me mataba con la mirada y guardaba ella el anillo, el término de la fiesta, el silencioso trayecto a casa de parte mía, la carrera a mi habitación, las lágrimas que recorrieron mi rostro durante toda la noche… De cada una de las cosas que nombre solo lograba recordar alrededor de 5 segundos, aunque lo intenté no logre recordar más que eso.

    La mayor parte de la noche me la pasé en vela y los pocos minutos que logre dormir solo sirvieron para atormentarme y hacerme sentir mucho más cansada, cuando la luz del sol comenzó a entrar por la ventana me escondí bajo las sábanas, ya que por mí no saldría de esa habitación en un largo tiempo, además me sentía tan cansada que tampoco era como si pudiera salir tan fácilmente.

    Al rato no se hizo esperar la tan común visita de mi querida Jazmín, aunque siendo sincera hoy no tenía ganas de verla, digo, me sentía tan traicionada de su parte que me costaba creer que realmente fuera mi amiga, sentía que todo esto de nuestra amistad solo fue una farsa, ya que no fue capaz de decirme que estaba comprometida y mucho menos que se casaría dentro de 5 días y partiría de casa sin darme ningún aviso previo y mucho menos una oportunidad para felicitarle y despedirme, creo que eso era lo que más me dolía.

    —Vamos dormilona, levántate —me decía mientras me agitaba en la cama con una mano.

    —No tengo ganas —mi voz sonó sumamente rasposa—, así que me quedaré en cama el resto del día… y si es posible el resto de mi vida.

    —Vamos Colette, hoy es un nuevo día.

    —Si… un nuevo día, pero mis penas y desilusiones siguen en el mismo lugar que estaban ayer. —dije acomodándome nuevamente bajo todas aquellas capas de mantas que me arropaban por las noches.

    —Colette… yo… —su tono de voz parecía muy preocupado— de verdad lo siento, no quería hacerte daño, tu eres mi amiga y lo sabes.

    —Entonces ¿Por qué no me contaste que te casarías? —dije sacándome todo de encima y sentándome en la cama para ver a Jazmín a los ojos.

    —Porque no quería que reaccionaras como lo estás haciendo ahora.

    —Pero yo ahora reacciono así porque me lo ocultaste, no es para nada lindo saber que tu mejor amiga se casará en 5 días y se separará de ti sin previo aviso.

    —Tienes razón… tal vez se me paso un poco la mano, pero aún así… tu eres mi amiga y te quiero pequeña.

    —Y yo a ti —dije dándole un abrazo— mándale saludos a Bénjamin.

    —De tu parte. Pero al parecer sigues triste cariño, ¿qué te pasa?

    —Son mis padres… ellos no comprenden que no me quiero casar, y mucho menos con una persona tan superficial y ególatra como lo es Patrick.

    —Ojala pudiera hacer algo para ayudarte mi niña, pero en esta casa solo soy una sirvienta más.

    —Para mí no eres solo una sirvienta más —respondí a la defensiva.

    —Pero para tus padres sí, y lamentablemente, acá ellos son los que mandan. Pero arriba, mira que si no te levantan tu madre se enojará.

    —No sé, diles que amanecí enferma, que se yo. Pero estoy muy cansada anoche no dormí prácticamente nada y necesito descansar por favor —dije mientras me recostaba nuevamente en mi cama.

    Me miró fijamente a los ojos y lo medito un momento, luego soltó un suspiro.

    —Okey, hagamos un trato —me dijo— yo diré que amaneciste enferma, solo si prometes no salir de tu habitación y estar tranquila en la cama todo el día.

    —¡Trato! —dije emocionada, digo, eso era lo único que quería, encerrarme en mi habitación sin tener que ver a mis padres ni saber nada de ellos ni del estúpido compromiso

    De esa manera Jazmín salió de mi habitación y yo me levanté a juntar las cortinas y a acostarme nuevamente para por fin tener un poco de tranquilidad y poder dormir, o eso creí en un principio, ya que al rato llegó mi madre haciendo un escándalo atroz para que me levantara, pero no estoy segura de si fue por las horribles ojeras que debía tener o por mi expresión me dejo tranquila rato después pudiendo relajarme y dejar atrás todo atisbo del mundo real para sumergirme en el tan perfecto y hermoso mundo de los sueños.

    En mi sueño todo iba bien, un sol hermoso iluminaba el cielo, nubes blancas que daban la impresión de ser bolitas de algodón colgadas del cielo, el cielo de un color celeste claro que mostraba lo despejado del día y todo parecía estar en calma… pero de la nada mi hermoso sueño se convirtió en una pesadilla al ver como del cielo caía un gran anillo tal como el que me entregó ayer Patrick, y el cielo de la nada se volvía oscuro, las nubes se hacían negras y comenzaban a formar la figura de mis padres y la de mi "prometido". Todos comenzaban a hablar a la vez, decidiendo por mí, sin darme ni voz ni voto, eligiendo lo que era mejor para mí… o bueno, lo que ellos creían que era mejor para mí. Yo comenzaba a correr tratando de escapar de sus miradas, de sus críticas, de todo este mundo. Pero no sirve de nada, ya que por más que corra ellos siguen presentes, ellos siguen ahí y no parece existir alguna forma de alejarme de ellos.

    En mi carrera por esconderme entré en una especie de edificio grande que encontré, sin fijarme bien de que se trataba corrí hasta el fondo de ese recinto, para esconderme, pero cuando llegue al final del camino y miré al frente me di cuenta de que me encontraba en una iglesia, vestida de novia, a mi lado estaba Patrick, frente a nosotros un sacerdote y tras nosotros nuestros padres, amigos, familiares, entre otros.

    —Colette Galé ¿aceptas a Patrick Alborto cómo tu esposo para amarlo y respetarlo, en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte los separe?

    — ¿Qué? ¡No!

    —Y usted Patrick Alborto ¿aceptas a Colette Galé como tu esposa para amarla y respetarla, en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte los separe?

    — ¡Sí!

    —Entonces los declaro marido y mujer, puede besar a la novia.

    — ¿Qué? Yo dije que no, ¡no!

    Entonces él tomo mi cara entre sus manos y comenzó a acercar su rostro al mío, acercando su labios, mientras los estiraba levemente para tocar los míos, mientras yo hacía lo posible por evitar aquel contacto. Pero no lo pude evitar más y termino besándome en contra de mi voluntad.

    — ¡NOOOO! —grité desesperada al despertar de aquella pesadilla, me encontraba completamente sudada, con el pelo enmarañado, mi respiración era errática, mi corazón palpitaba totalmente desbocado y tenía la piel de gallina.
     
  9.  
    Poly

    Poly Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    15 Mayo 2010
    Mensajes:
    121
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Yo elijo mi destino
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    9
    Re: Yo elijo mi destino

    Buu!! doble post!
     
  10.  
    LiFeInu

    LiFeInu Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    30 Enero 2009
    Mensajes:
    177
    Puntos en trofeos:
    16
    Pluma de
    Escritora
    Re: Yo elijo mi destino

    Me facino tú conti amiga, la verdad siento una pequeña conección con Colette, al tener que estar con una persona que no deseas, no es tanto el parecido pero pues no se como separarme de esa persona... pero de verdad que Colette es muy valiente para ablarle a su padre de esa manera de verdad que la admiro...Yana hasta tu proxima conti...
     

Comparte esta página