1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - --Ya no era igual

Tema en '–Abandonados' iniciado por Ishda Arashi, 19 Abril 2007.

Cargando...
  1.  
    Ishda Arashi

    Ishda Arashi Guest

    Título:
    Fanfic - --Ya no era igual
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    135
    --Ya no era igual

    Me presento.

    Soy nueva en el foro, y esta es la primera historia que voy a escribir. Les dejaré el resumen, si les interesa pondré el primer capítulo, ustedes deciden.

    Kagome siempre pensó saber lo que era la realidad, extraño sueños se interponen en su busqueda por los fragmentos... ¿serán solo pesadillas o algo más? Una extraña sorpesa está por tomarla por el cuello.

    Soy pésima para hacer esto. Pero prefiero que me digan si debo poner el primer capitulo o no.

    La idea es de mi prima, se la robé con su permiso XD
     
  2.  
    Gisela Coron

    Gisela Coron Guest

    Título:
    Fanfic - --Ya no era igual
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    44
    Re: --Ya no era igual

    hola bienvenida al foro:P pues me parece muy interesante lo q escribiste asi q estare esperando tu historia, alegria cuentas con todo mi apollo amix, nos vemossayonara
     
  3.  
    kro gm

    kro gm Guest

    Título:
    Fanfic - --Ya no era igual
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    31
    Re: --Ya no era igual

    holitas!!
    me gusta tu idea!
    tienes todo mi apoyo!!
    pero pon el primer capi pronto , sii??
    ohas!
    kro_goodcharlotte
     
  4.  
    Ishda Arashi

    Ishda Arashi Guest

    Título:
    Fanfic - --Ya no era igual
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    40
    Re: --Ya no era igual

    ¡Muchas Gracias!

    Pondré el primer capítulo hoy, sin falta.
     
  5.  
    Ishda Arashi

    Ishda Arashi Guest

    Título:
    Fanfic - --Ya no era igual
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    786
    Re: --Ya no era igual

    Perdonen la tardanza. Aquí está el primer capítulo. No lo haré muy largo para no atosigarlos. Más que el capítulo I es la introducción.


    Kagome nunca había sido quisquillosa al elegir el lugar donde dormirían. Generalmente, las caminatas llegaban a atrofiarle los tobillos y el simple hecho de relajar su cuerpo en el suelo era el paraíso.

    Era invierno. Aunque no era su estación preferida, la noche estaba apacible y disfrutar de ella no era nada despreciable. Odiaba el invierno. El frío excesivo le cortaba las manos, cerraba su garganta y, sobre todo, ponía de mal humor a Inuyasha.

    Sentada cerca de la fogata que agonizaba, la muchacha intentaba mantener su concentración en el libro de Aritmética que reposaba en su regazo. Tantos números la aturdían. Decidió dejarlo por la paz.

    Miró a los demás, disfrutando de un sueño apacible… ¡Cómo los envidiaba!

    Desde hacía unas semanas, el sueño se había convertido en un lujo ilícito. Sus sentidos estaban atontados durante el día por la misma razón. Toda la noche se la pasaba en vela tratando inútilmente de conciliar un poco de cansancio. Nada pasaba. La noche seguía su paso, gélida y altiva por el bosque.

    Se acurrucó cerca de Shippo, con todo el cuidado de no despertarlo. Quedó boca arriba y cada sonido comenzó a hacer eco en su oído. Ya fuese el viento, un grillo e incluso el mar indeciso, declamando versos sin rima a la madrugada….

    --últimamente su ritmo cardíaco no es el habitual…
    --¿Lo cree? A veces pienso que está mejorando…
    --No del todo… Veremos que pasa.
    --Sabe que hay mejores alternativas para su hija.
    --¡No diga eso delante de ella!
    --Como su madre, usted debe pensar en lo que es mejor para ella.
    --Pero… ella… Kagome…

    --¡Kagome!

    La cabeza le daba vueltas… ¿Qué…?

    --¡Kagome! Es medio día ¡¿Qué te sucede?!
    --Kagome-chan, ¿Te sientes mal?
    --No luce precisamente bien, señorita Kagome.

    Enfocó el cielo, el sol sobre ella. El aroma de la leña consumida le picaba la nariz. La mirada de Inuyasha cerniéndose sobre ella, la sobre saltó.

    --Di algo siquiera.
    --¡No la presiones Inuyasha!

    Sentía saliva seca en su boca. Nunca había tomado, pero se sentía tan mal que podría asegurar que su sentir que acercaba a la resaca por las mañanas.

    --No se preocupen. Estaré bien. Continuemos.

    Cualquier crítica, de cual cualquier tipo es bienvenida. Me gustaría mucho si son sinceros conmigo. En verdad.
     
  6.  
    kro gm

    kro gm Guest

    Título:
    Fanfic - --Ya no era igual
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    30
    Re: --Ya no era igual

    me gusto...
    escribes muy bien!!!
    pobre kagome, esta enferma triste
    quiero q se recupere pronto!!!
    por pronto el capi
    un besote!
    ohas!
    kro_goodcharlotte
     
  7.  
    _KanaË

    _KanaË Fanático

    Piscis
    Miembro desde:
    15 Noviembre 2006
    Mensajes:
    1,213
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: --Ya no era igual

    holas!!!!!!
    acabo de leer tu ff esta interesante!!!!!
    pobre de Kagome esta enferma!!!
    naty*miko
     
  8.  
    Ishda Arashi

    Ishda Arashi Guest

    Título:
    Fanfic - --Ya no era igual
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    41
    Re: --Ya no era igual

    Gracias por sus comentarios. Hoy mismo pondré la continuación. Cualquier sugerencia, incluyendo la ortografía, o cualquier otro detalle están libres de decírmelo.
     
  9.  
    anjuu_maaka

    anjuu_maaka Guest

    Título:
    Fanfic - --Ya no era igual
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    11
    Re: --Ya no era igual

    espero q lo sigas suerte
     
  10.  
    Ishda Arashi

    Ishda Arashi Guest

    Título:
    Fanfic - --Ya no era igual
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    589
    Re: --Ya no era igual

    Muchas gracias por sus críticas, me motivan mucho. Aquí está el primer capítulo uno.

    Capítulo I Odiaría matarte.


    Estaba aterrada.

    Como había terminado ahí y como acabaría el asunto era un misterio desconcertante. Aferrada a la cintura del hanyou, Kagome sollozaba entre bostezos.

    Repasó la mañana.

    Después de refrescarse para liberarse de la resaca, Kagome recibió severas reprimendas por parte de Inuyasha.

    “últimamente te haz vuelta un estorbo.”

    Las palabras aún ensordecían su juicio. Si no lo conociera, habría huido como perro apaleado. Lloraría y se sentiría la mujer más inútil del planeta. Pero… soportando su actitud tanto tiempo, aquellos comentarios eran una muestra de aprecio: le prestaba atención. Entenderlo bastaba para sanar sus heridas, hechas desde su niñez.

    Lo anterior, fue solo un juego tonto a comparación de la tormenta que se avecinaba. Fue cuestión de minutos para que, sucedido el atardecer, el día quedara condenado al fracaso. Primero voces amenazantes, después Kagura, una marioneta, un poco de sangre y un viento cortante…

    Jamás lo había visto pelear de esa manera. Los recursos le faltaban; el aire le faltaba. A ella, la sola idea de dejarlo solo, le era indecente y traicionera.

    --¡Márchate!—ordenó en un débil suspiro.
    --No.—reprochó firme, con su voz testaruda acostumbrada.—No te voy a dejar. Lo sabes bien.
    --Si te quedas… No volverás a tomar decisiones.
    --No me interesa.

    ¿Qué mejor, sino morir junto a quien se ama? Para ella, aquel privilegio era lo único que le quedaba.

    Y luego, sin necesidad de decidir, el suelo desapareció. No pudo gritar. No pudo llorar. Lo único que pudo hacer fue escalar sin aire. Perdiendo el cielo, las estrellas. El tacto y la vista.


    Escuchó a la lejanía la voz dulce de su sueño, discutiendo con la otra, más fría y sincera. La reconocía, la primera. Era su madre, inconfundible.

    Cayó de sentón, o al menos eso sintió. Su nariz se negaba a recibir oxigeno. Sus brazos, inertes, caían sobre sabanas blancas. ¿Dónde estaba? Sentía muchas cosas. Percibía personas cerca, un buró, una ventana. E incluso, si prestaba la suficiente atención, su propio esfuerzo por respirar.

    --¡¿Kagome?!

    Lo primero que vio, fue a su madre llorando.


    Lo reitero. Cualquier crítica es bien recibida.
    Sé que los hago muy cortos. El proximo será un poco más extenso. Lo prometo.
     
  11.  
    Itoshiki Chie

    Itoshiki Chie Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    21 Febrero 2004
    Mensajes:
    10
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: --Ya no era igual

    Hola!

    Mm...

    Escribes bien. Pero no sabes cortar donde debes. Lo haces muy cortos
    Y siento que te estás estancada. El titulo es muy raro y nada atrayete

    Pero a ver que pasa.

    Nos vemos!
     
  12.  
    anjuu_maaka

    anjuu_maaka Guest

    Título:
    Fanfic - --Ya no era igual
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    12
    Re: --Ya no era igual

    espero q lo sigas mucha suerte
     
  13.  
    Ishda Arashi

    Ishda Arashi Guest

    Título:
    Fanfic - --Ya no era igual
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    1515
    Re: --Ya no era igual

    Capítulo II Estaba durmiendo y te soñé.


    Sintió los delicados brazos de su madre sujetarse a su débil cuello. Después de la incansable lucha contra sus parpados, sus pupilas se enfocaron en la sala de hospital. La palidez de la sala le recordaba a una cabaña arrasada por la nieve en pleno verano.


    --¿Estás bien? ¿Puedes hablar? ¿Me reconoces?


    Su madre tocaba su rostro, y encontraba su mirada cada vez que la ocasión se presentaba. Rozaba sus labios contra sus mejillas, contorneaba su mentón delicadamente y recargaba su desconcertada cara contra su pecho, en respuesta a un desesperado instinto de protección.


    --Kagome.


    Aunque deseaba desesperadamente articular palabra, la ceniza que sentía en su garganta ahogaba cualquier intento. Al que Kagome atribuyó a su duro enfrentamiento en la época feudal.


    --Higurashi-san, por favor, deje a su hija despejarse.


    La madre de Kagome escuchó al medico, como a un lince que intentaba profanar su nido. Tenía razón. Se alejó de su pobre pequeña desconcertada y le miró cariñosamente. Coincidió con el turbado gesto del médico, observando a la joven, coincidir en donde estaba.


    Su cabeza y pensamiento estaban enmarañados. Sintió un vacío abismal en su estomago. Parecía que su nariz a penas podía asimilar el aire que se filtraba.


    --Kagome, ¿Puedes escucharme?—profirió el médico, despacio y pronunciando cada silaba lentamente.


    ¡¿Cómo podía decir eso?! Kagome se enfureció. Quería salir de ahí, quitarse todos los aparatos de encima, gritar palabrería y media, azotar la puerta al salir… lo único que pudo hacer fue gruñir en señal de afirmación. ¿Por qué su cuerpo la traicionaba, limitándose a complacer al hospital?

    --Bien. Ahora, Kagome….

    Se deslizó suavemente hacía arriba. Volteó hacía le ventana. Colocó sus pies en el suelo, no mostró ninguna sensación al colar las plantas en el piso frío. Parpadeo dos veces, antes de mojar sus labios. El silencio era de mausoleo, el día se detuvo para dar un bostezo, antes de continuar su vuelta hacía la noche. Kagome lloriqueó, la reacción ante el viento. Una palabra rota escapó de sus labios.

    --Inuyasha.



    ---



    Ishida-sensei, el médico que se había ocupado de la salud de Kagome desde el día en que había exhalado su primer aliento en el hospital, se sentó frente a la chica. Si no fuera por que médicamente se declaraba viva, él juraría que tenita tanta vida como una momia recién momificada.


    --Kagome. ¿Qué es Inuyasha?—pregunto por enésima vez.


    La respuesta, desde hacía más de dos día, era la misma. La muchacha se sentía incomoda ante ese nombre, giraba las pupilas sin brillo y declaraba secamente:


    --Inu…Yasha.

    --Bien.


    Ishida pasó una mano por su nuca, cansado y desilusionado. Se paró, se adelantó hacía Kagome. Se hincó frente a ella. Sabía que estropeaba el protocolo paciente-doctor, pero si quería ayudarla, tenía que sobrepasar los límites de lo permitido.

    --Kagome. ¿Qué es Inuyasha?

    Después de un profundo y prolongado silencio, Kagome mostró una emoción angustiosa.

    --Él…él está en peligro. Tengo que volver, él esta en peligro. Hay que ayudarlo. Tengo que regresar. Inuyasha está en peligro y tengo que ayudarlo… Tengo que regresar. En el pozo… tengo que regresar… él está en peligro.


    Parloteó lo mismo. Aquello duró tres semanas. Diario, la niña decía lo mismo durante dos minutos, cada vez que escuchaba “Inuyasha” sus delicados rasgos tomaban un matiz angustioso y lo repetía.

    El viernes, por fin, a las cinco de la tarde. Kagome despertó por completo. Su primer acto fue correr por los pasillos, buscando desesperada la salida. Parecía que la luz le afectaba, por que se escabullía entre las sombras. Lograron detenerla a la seis. Las enfermeras la sentaron en una salita, apartada de cualquier olor que delatara a la institución.

    Más tarde llegó su madre, acompañada del médico. El gesto de Kagome cambió.

    --¡mamá! ¡Tengo que regresar! Inuyasha me necesita. Diles que me dejen ir.

    Su madre se sentó ceremonialmente junto a ella, y tomo su mano delicadamente.

    --Kagome, hija…--la mujer asechó al médico, pidiendo su aprobación. Ishida-sensei asintió.

    --Mamá… ya estoy bien. Mis heridas ya sanaron. Puedo regresar a la época antigua, ahora. Diles que me dejen ir.

    --Kagome… ¿de que estas hablando?

    --Del pozo, mamá. —Forzó Kagome, profiriendo su secreto.-- ¿Lo recuerdas, verdad?

    La señora Higurashi la miró aterrada, e huyó de la habitación, seguida del médico.

    --No puedo hacerlo, Ishida-sensei. No puedo. No sé siquiera como explicárselo.

    --Entonces, Higurashi-san. Vuelva a su casa. Y vuelva por ella mañana a esta hora. Regresar a su casa seguro le hará bien.

    Ella asintió dolidamente. Él regreso a la sala. Respiró profundamente y se sentó junto a Kagome.

    --Kagome, ¿Me recuerdas, verdad?

    --Sí, Ishida-sensei. Pero, en serio. Estoy bien, déjeme regresar a mi casa.

    --Sí, Kagome. Regresaras a tu casa. Mañana. Antes, tengo que hablar seriamente contigo.

    --Pero que sea rápido.

    Él le sonrió paternalmente.

    --Claro. Prometo no tardar.

    El médico pensó bien sus palabras.

    --Kagome… mientras estabas… ehm… dormida, ¿Qué… qué soñabas?

    --No estaba soñando nada. Me lastimé y… solo necesito volver a mi casa. —Kagome mintió. Obviamente ella no le contaría lo del pozo, sobre sus amigos, sobre Inuyasha y su más reciente pelea.

    --Entiendo. Kagome, antes de regresar a tu casa… tienes que saber una cosa.

    Kagome le miró desconfiada, aun así, le sonrió y aceptó su explicación.

    --Hace dos años, sufriste un accidente. Caíste en el pozo que está en tu casa. El golpe que su sufriste en tu cabeza causo que cayeras en coma, todo este tiempo.

    ---


    Espero que se de su agrado. Cualquier comentario es bienvenido.
     
  14.  
    Itoshiki Chie

    Itoshiki Chie Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    21 Febrero 2004
    Mensajes:
    10
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: --Ya no era igual

    Ps...

    Ahí vas
     
  15.  
    kro gm

    kro gm Guest

    Título:
    Fanfic - --Ya no era igual
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    15
    Re: --Ya no era igual

    muy buenos contyyyy!!
    pon prontito otro!!
    ohas!
    kro_goodcharlotte
     
  16.  
    Hikari Dark

    Hikari Dark Entuciasta

    Libra
    Miembro desde:
    22 Febrero 2006
    Mensajes:
    54
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: --Ya no era igual

    Hola:

    Bueno, me ha encantado tu forma de redactar y me parece que tu ortografia es impecable. Ademas la trama es buena, y tal vez tenga que ver que siempre me han gustado los fanfics con un pequeño toque de misterio, como lo tiene el tuyo. No me creo eso de que todo eso haya sido un sueño por su estado en coma, increible. Pon una continuacion pronto, la intriga es mucha...

    Tu idea esta muy buena y me muero por saber como ira este fic ^^.

    Sin mas, me despido.


    Ja-Nê*
    Hikari


    PD: Diganle NO al SPAM en nuestro foro!
     
  17.  
    Ishda Arashi

    Ishda Arashi Guest

    Título:
    Fanfic - --Ya no era igual
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    153
    Re: --Ya no era igual

    Gracias por sus comentarios, me ayudan mucho a seguir.

    Pero ahora me voy de vacaciones.... o algo así. La situación es que me voy por tres dias, y hasta entonces pondré la continuación. El viaje me sireve para pensar como seguir. Cuidense.

    Nos vemos!

    Gisela Coron, Kro gm, Naty, anjuu, Hikari-chan: gracias por sus comentarios me han ayuado a seguir en esto. Se los agradesco como no tienen idea.

    Set: Itoko-san del mal. No pensé que fueras tan fría conmigo. Te odio... pero... gracias. o.-
     
  18.  
    Itoshiki Chie

    Itoshiki Chie Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    21 Febrero 2004
    Mensajes:
    10
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: --Ya no era igual

    Yo también te odio :)

    XDD

    Nee, gomen. No vas tan mal. No tengo idea de cuando regresas pero a ver que pasa con tu estilo. No te apuro.
     
  19.  
    Ishda Arashi

    Ishda Arashi Guest

    Título:
    Fanfic - --Ya no era igual
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    28
     
    Palabras:
    1436
    Re: --Ya no era igual

    Capítulo III Eternos Amantes


    Kagome tardó tres días en recuperar el habla. En los cuales, sus pasadas batallas pasaron como un débil susurro de un día, una burla del tiempo. No logró sentir tristeza, siquiera agonía por el ser perdido. Era un vacío quebrantado por una voz sin idioma.


    Superficialmente, lo único significativo médicamente fue la huída de su voz. Escarbando un poco en su mirada, se notaban pupilas insípidas. Declarada viva por un corazón latente en su pecho, y débiles parpadeos de vez en cuando.


    Un lunes, temprano en la mañana, la delgada línea de la cordura fue rebasada por una locura desmesurada, casi ilícita para un ser humano.


    Su primer acto fue incorporarse violentamente en su cama. El brillo chocolate de sus ojos retomó un malicioso brillo. Después de su despertar, se sentó en su escritorio. Recargó las manos en la superficie, y agachó la mirada, como suelen hacer los genios al pensar en su próximo movimiento.


    Así duró hasta medio día, el tiempo continuaba su marcha susurrando las horas, acariciando los minutos y escondiendo los segundos.


    Sintió el cariño del sol filtrándose en la ventana, huyendo a las montañas.


    Cobarde.” Pensó.


    Cuando el grito se atragantó en su garganta, agolpándose para salir. Kagome cayó en cuenta. Sí, estaba viva. Estaba despierta. Y él no volvería.


    La desmesurada exposición de sentimientos llegó a oídos de la familia de la joven, quienes salieron de sus camas para controlar la situación. La madre de Kagome bajó las escaleras sigilosamente, avistando solo una sombra ruidosa que salía hacía el jardín.


    La siguió hasta su destino: el pozo.


    Intentó en vano ahogar un sollozo. Solo como una madre podía actuar ante esa situación. Cayó sobre sus rodillas. ¡Pobre de su Kagome-chan! Lo que menos deseaba había sucedido: su hijita había enloquecido.


    Aunque comía, dormía (la mayor parte del tiempo) y lograba mantener una conversación coherente con los habitantes de la casa, era tácito la fragilidad de su mente. La había mantenido alejada del pozo, pero sus esfuerzos fueron niebla sobre el mar.


    --No es cierto…NO ES CIERTO. —grito lanzándose al interior del pozo, como soñaba hacer desde hacía un tiempo.


    Y la voz de la fría madrugada, comenzó a escarbar. Tiraba del suelo con sus uñas, arrancando lodo en cada bocanada de aire. .


    --Tengo que pasar, déjame pasar. Por favor, déjame pasar. —repetía como si se tratase de una oración.


    De vez en cuando paraba. Se rendía ante la evidencia de su realidad. Se enterraba en un rincón de su agujero, emitía ruidos más dignos de un animal que de una persona. Se abrazaba, y se daba cuenta de cuanto había cambiado su cuerpo, de ahora diecisiete años perdidos. Después de estos descansos, volvía a su frenesí.


    La señora Higurashi habría matado por pasar inadvertido aquel momento. Por encontrarse en cuerpo de una madre normal, con una hija igualmente normal. Aunque debía aceptar que su voz sonaba bastante normal.


    --Mamá… ¿Cuánto tiempo piensas dejarla hacer eso?
    --El necesario, Souta.


    Dicho esto, dio media vuelta y se sentó en el sofá de su sala. Admiro la quietud de su hogar, la obscuridad penetrando íntimamente en cada recoveco oculto. Sintió húmedo su rostro. “Lágrimas de agua pasaban, despintando la fachada.” Era la casa serena, sin ella.


    Le era difícil pensar en la situación, mucho menos había espacio en su cabeza para una solución. Comenzó a sedarse con pensamientos vanos y recuerdos divertidos de cuando eran felices. Nada funciono. Su vista de las cosas seguía confusa e indecente para salir del túnel sin luz que atravesaba a tropezones.


    Llamar a un doctor habría sido patéticamente correcto. Seguir exiviendo su comportamiento iba en contra de su naturaleza.


    Sentía un sabor amargo en su boca. Detestable, parecido a fierro. También se sentía con derecho de declinar sus ánimos en momentos precarios como aquél. Simplemente siguió el ritmo de su destino.


    Cotidianamente, todo padre sabría por qué su hija estaría llorando en una situación así. Pero el abuelo de Kagome notó algo singular en el dolor de su hija hacía su nieta. La tristeza era mero protocolo de una sociedad desbaratada. Así que, a falta de una razón venía una pregunta.


    --¿Por qué lloras… así?—interrumpió.


    La respuesta tardó. Fue hueca y sosa.


    --Por que… por que desde que se cayó.—comenzó como dama de mundo.—mi vida a sido un infierno. Dos años de vivir en el hospital, olvidándome de mi vida. De pasar fechas importantes en una sala, con una persona que no siente que estás ahí. Que no te escucha. Y ahora que despierta, quiere regresar. Kagome ya no es de aquí. Ahora que despertó… Sigue otro infierno para todos nosotros. ¡Soportando su locura! Este incidente me sigue matando.


    El silencio cayó pesado, pero sanador. Alimentando un sentimiento consumado, un secreto obvio en una persona cansada.


    --Si es así.—Irrumpió su padre.—Será mejor decir adiós.


     
  20.  
    Itoshiki Chie

    Itoshiki Chie Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    21 Febrero 2004
    Mensajes:
    10
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: --Ya no era igual

    o.O

    mMM... Alguien por aquí desapareció.

    Pues, espero que vuelvas pronto. Ya quiero ver como lo mejoras :P Baka-chan.
     

Comparte esta página