1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.


  2. Descartar aviso


  3. Descartar aviso
  4. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - VENDETA

Tema en 'Abandonados' iniciado por brownie, 10 Febrero 2012.

Cargando...
  1.  
    brownie

    brownie Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    19 Enero 2011
    Mensajes:
    70
    Puntos en trofeos:
    93
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - VENDETA
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    3504
    VENDETA

    La verdadera historia de Sasuke llega a su final, aqui se narra un final que seria digno para el y de esta manera ver su crecimiento de anti heroe a heroe

    historia original: Nami 1254



    El viento silbaba sonoramente colándose en los oídos de todos los que lograban escucharlo. La pesada noche no presagiaba un buen augurio. La luna llena estaba en su punto, en esos momentos en que un halo multicolor aparece y te da entender que aun hay esperanza, pero no es así, simplemente está deteniendo el peor de los momentos.
    —Naruto— el joven rubio recogía del piso un pequeño retrato destrozado.
    —Kakashi-sensei, esta es la primera vez que entro a la casa de Sasuke— el joven se encontraba en el corazón destrozado de su aldea, en el departamento que un día ocupo su mejor amigo.
    —El volverá Naruto— el rubio dejo caer la fotografía.
    —Ya no creo que eso pueda ser posible, Sasuke ha elegido su propio camino ninja— Naruto desapareció dejando a su maestro algo desconcertado por su falta de optimismo.
    —Has madurado Naruto, la guerra saca lo peor de nosotros—

    Los Zetsus ya habían cumplido su misión, la fuerza ofensiva de Konoha ya había sido prácticamente aniquilada aunque ellos también contaban con bajas considerables
    —Estás listo Sasuke— el gran Madara pregunto al muchacho azabache que se encontraba sentado observando la luna.
    —Por fin— el muchacho que tenía sus ojos cerrados se atrevió a abrirlos. Ese resplandor rojo ahora siempre lo acompañaba, su chacra ya era lo suficientemente fuerte para poder tener activado su poder todo el tiempo.
    Madara por fin había pintado el corazón de Sasuke a su antojo, lo había engañado completamente, las verdades a medias no son buenas consejeras. Madara llevaba mucho tiempo preparando su venganza y Sasuke el último de su clan lo ayudaría a completarla, además como todo buen estratega aprovecho los momentos de debilidad y de incertidumbre que la aldea estaba viviendo. Los clones de Zetsu ya se habían adentrado lo suficiente para dejar la aldea en ruinas nuevamente, la hoja aun era pequeña después del ataque de Pain, pero como una ventisca el ataque de Madara había hecho estremecer a todo un pueblo.

    —Yo matare a Naruto y te eliminare si intervienes— colocando su capa negra con unas pequeñas nubes rojas estampadas, Sasuke sentencio al viejo.
    —Eres fuerte, pero no subestimes a tu enemigo, se consiente de la realidad—
    — ¿Realidad?, la realidad la hacemos nosotros, la realidad se crea de lo que vemos conveniente y hacemos cada día— Madara puso cuidado en el menor que colocaba el gorro de la capucha en su cabeza.
    —“Itachi, ¿Qué pretendes?”— con la velocidad a la que viaja una estrella los dos se movieron desde su escondite hasta la aldea, no tardaron mucho en llagar, se colocaron en las cabezas del valle donde se encontraban los fundadores de Konoha.

    —El valle del comienzo y del fin— por fin hablo Sasuke. — ¿Por qué lo llaman así?— el joven dirigió sus ojos asesinos al de Uchiha Madara. —Tú no estás muerto—.
    —Puedo sentir al Kiubi, su vasija a fusionado su poder con el—
    —Ya veo, Madara prepárate— Madara se adentro hasta la aldea matado a todo aquel que se metiera en su camino. Por su parte Sasuke se fue directo al encuentro con Naruto que había llegado al límite de su conexión con el nueve colas no sin antes prever varias cosas.

    —Naruto, un chacra frio y estremecedor se acerca, nos queda poco tiempo— Naruto jadeaba, proteger a toda una nación no era tarea fácil.
    —Lo sé, pero no podemos rendirnos ahora—

    —¡Espera Naruto!— la voz de una oji verde detuvo al rubio. — Toma— la joven le entrego unas píldoras al joven.
    —Sakura-chan ¿Qué es esto—
    —Son vitaminas Naruto, no puedes desmayarte ahora, aunque no puedo ver tus niveles de chacra, como medico se que son bajos, no podemos darnos el lujo de perderte— el joven rubio tomo las píldoras y siguió protegiendo la aldea que lo acogía como un héroe.

    —Es el, no hay duda, este chacra helado, es de el— Karin quien se unió a la hoja tembló al sentir como se acercaba Sasuke.
    —Asi que me has detectado— Karin dio un paso hacia adelante al sentir el vaho de la boca de Sasuke.
    —Eres un enfermo, la venganza no te llevara a ningún lado, detente— Karin observo los ojos del muchacho, no tenían vida.
    —Karin, fuiste muy hábil, y muy útil, que lastima— Karin cayo desmayada al no poder resistir el poder de tsukoyomi

    Sasuke siguió su camino en medio del polvo que se levantaba ante sus pasos
    —Detente— Una voz conocida llego a el
    —No pudo hacerme frente la vez anterior, que le hace pensar que ahora será diferente— la voz de Sasuke era apaciguada y tranquila, pero conservando cierta altanería.
    —Que ya no soy tu maestro, tu eres el enemigo— Kakashi-sensei veía atreves del muchacho, Sasuke se limito a sonreír de medio lado, tras un largo y silencioso suspiro ladeo un poco su cabeza para ver el vestigio de su clan en su maestro.
    —Kakasi-sensei, las dos últimas amenazas de Konoha han caído—
    —Así que tú mataste a los ancianos—
    —Sí, ellos acabaron con mi vida, yo acabe con la de ellos, y esta noche pondré punto final—
    —¿Qué pretendes hacer?, has cumplido tu objetivo ¿no?, terminaste con Itachi, tu hermano mayor, mataste a los autores de tu desgracia y has cumplido tu amenaza hacia la aldea, que mas pretendes—
    —Kakashi, con ese ojo prestado, dime, que puedes ver atreves de mi—
    —Ya no veo nada Sasuke, tú no eres un ninja, solo eres una marioneta—
    —Entiendo—

    —Sasuke no tenemos tiempo que perder, apresúrate yo me hare cargo de esta basura— Madara interrumpió la plática y Sasuke desapareció usando la misma técnica espacio-tiempo de su nuevo mentor. Para estas alturas Madara había vuelto a tener el control absoluto sobre las vestías con cola.

    —Sasuke—Naruto había detectado que el chacra siniestro era de un buen amigo suyo, uno al que no pudo salvar. —Sakura-chan retírate—
    —Lo siento Naruto, pero no me acobardare, esta es nuestra opción de terminar con el—
    —Sakura, Itachi me dio el poder para hacerlo, no lo echare a perder…”Te salvare Sasuke, a como dé lugar, sin tener que matarte”—
    —Naruto— la voz del kiubi resonó en el interior del joven— Ese chico Sasuke, puede verme, puede incluso suprimir mi poder, estas dispuesto a prestarme tu cuerpo si es necesario—
    —No habrá porque hacerlo de esa manera— en medio del humo unos ojos rojos aparecieron, un rostro inexpresivo y frio era su dueño.
    —Aun estas a tiempo Sasuke, retráctate, huye—
    —¿Por qué lo haría? Estando tan cerca—
    —No quiero matarte—
    —O no quieres morir, tu lo dijiste, cargarías con el odio que hay dentro de mí, me pregunto si serás lo suficientemente fuerte o inteligente para hacerlo, la verdad, lo dudo—

    —Kakashi ya no necesitas explicaciones— Madara había usado su poder sobre el, Susano lo había paralizado. Hacia un ruido extraño mientras estaba tirado. La espada del Susano había perforado su omoplato y causado una perforación severa en su pulmón derecho. Por su parte Naruto y Sasuke ya habían comenzado a intercambiar algunos golpes y su chacra se había reducido a la mitad.
    El susano de Sasuke comenzó a descarnarse, el muchacho al igual que Naruto tambaleo un poco tapando su boca para toser. Su visión borrosa la enfoco en su mano, la sangre se hacía presente y se notaba altamente agitado.
    —“Maldita sea se me acaba el tiempo”— Sasuke se levanto del suelo, noto que Madara había usado su poder y que su mentor ya no tenía flujo de chacra.
    —“Algo anda mal, Naruto, Sasuke”— Sakura con su entrenamiento se percato de la condición de su ex amigo. Como buena cunoichi actuó en vez de pensar. Sasuke se levanto y con su espada Kusanagui atravesó el puño de la pelirrosa provocando la ira de Naruto que fue envuelto por un aura oscura.
    —¡SAKURA!—
    —Solo un poco más— los sentidos de Sasuke, se apagaban lentamente al igual que sus técnicas. Naruto expelió todo su poder y se dejo arrastrar por el abrumador demonio de nueve colas que ataco sin piedad. En cuestión de segundo Sakura abrió sus ojos, el color verde en ellos fue empañado por agua salada que salió apresurada al ver la escena. El brazo de Naruto aun escurría de sangre, mientras Sasuke dirigía su campo visual al primer Uchiha. El Kyubi había experimentado el chacra del muchacho azabache y detuvo su casería sobre el.
    —Demuéstralo— Naruto se encontraba inconsciente de sus actos, pero el kyubi quería ver lo que el Uchiha le había propuesto.

    —¿Por qué te detienes Sasuke?, acaso este es todo el poder con el que cuentas, no se acerca a Itachi en lo absoluto— Madara sabía que tenía una oportunidad y no la dejaría pasar, era tiempo de tomar al nueve colas y hacer realidad sus injustas ambiciones, su único rival Uchiha Sasuke había terminado casi con toda su energía al intentar detener al zorro. —Sasuke entrégame los ojos de Itachi, eres indigno para llevarlos— el muchacho retrocedió al no captar la verdadera imagen de su enemigo. Sasuke abrió su mano izquierda con dificultad y libero un sello.—Imposible— todo el area que cubría a la destruida Konoha había sido cubierta por Sasuke. Un velo negro que paralizo a todos en el tiempo excepto a ellos, podía verse. —Genjutsu, en qué momento…—
    — Uchiha Madara, un ninja renegado que ha caído a manos de este novato.—
    —¿Dónde estamos?—
    —Mas bien siempre has estado aquí, esta realidad ha sido creada por mí, Susano—
    —Imposible, estamos dentro de el…—
    —La oscuridad que vez es el amaterasu, jamás podrás escapar— Madara comprendió que desde que llegaron al valle todo estaba literalmente tranquilo, no se percato de las señales y ahora ya era tarde, desde que Sasuke lo vio, había caído y no se había dado cuenta, solo una cosa había sido real, Hakate Kakashi, solo el había sido un miembro de su ilusión. Madara había perdido parte de su compostura y ataco de manera efectiva a Sasuke.
    —Aun eres muy joven, te falta odio y poder— Sasuke volvió a toser sangre y cerrando sus ojos sintió como se escapaba su chacra.
    —No puedes salir, aunque me mates—
    —No estoy seguro de eso Sasuke, déjame intentarlo— el arma espiritual de Madara había sellado las manos de Sasuke.

    —¿Por qué puedo sentir a Itachi en tu interior?— Sasuke rio a carcajadas ante el incrédulo Madara.
    —Nunca te preguntaste, ¿Cómo es que llegue a ti?— Madara cavilo un segundo ante esa pregunta. Kakashi que tenía la cabeza caída, logro abrir y activar su sharingan y de esa manera entender como la aldea estaba detenida. Escucho los detalles y se sorprendió de la verdad. Un plan que solo la mente de Itachi era capaz de engendrar.
    —Llegaste a mi, porque así lo dispuse yo— Sasuke volvo a reír a carcajadas, ante esta osadía Madara empuño su arma ante el pecho del muchacho.
    —Itachi tenía razón, Madara has envejecido, te falla tu intuición— Madara infligió mas dolor pero casi se le para el corazón al escuchar a Sasuke detrás de el viendo como el Sasuke delante de el desaparecia..
    —¿A quién intentas detener Madara?... te dejare saber la verdad, así que no apartes tu vista de ese punto— Sasuke le señalo las ruinas de su clan y vio la pelea de los hermanos Uchiha, pero no solo los vio parados, vio lo que hablaron dentro de su genjutsu.

    VISION COMPLETA DE LA PELEA ENTRE ITACHI Y SASUKE.
    —Bien Sasuke, ¿Té has vuelto fuerte?—
    —Hmmp lo suficiente para matarte— el mayor sonrió ligeramente.
    —Eres consciente de todo no es así—
    —Si hermano, he recordado lo que el tercero me dijo y bloqueo hasta hacerme autosuficiente—
    —Sasuke hay un problema esa marca—
    —Tuve que hacerlo, me pediste que me hiciera invencible a cualquier costo, aunque eso significo venderle mi alma al diablo— Sasuke —Itachi ¿Por qué no me mataste?—
    —Deberías saber esa respuesta hermano, siento haberte causado este gran dolor—
    —Itachi, intentémoslo los dos, ahora podemos detenerlo—
    —No Sasuke si llego a ganarte, yo no tendré tiempo para actuar y evaluar a Madara, tendría que atacarlo en seguida—
    —Si me trasnplanto tus ojos, despertara ese poder—
    —Sin dudarlo Sasuke, pero también…—
    —Esa enfermedad, la que te está matando—
    —Sasuke volverás a olvidar y recordaras en el momento adecuado necesito que exprimas todo tu chacra—
    —Itachi, si sobrevivo regresare a la aldea, te lo juro— Los dos hermanos limpiaron sus lastimeras lagrimas y desgarrando su corazón se atacaron uno al otro, comenzando el lavado de cerebro de Sasuke para al final terminar con la vida del mayor.
    FIN DE LA VISION.

    Una lagrima profunda y envuelta en sangre logro salir del sharingan de Kakashi, los hermanos Uchiha, los dos, los dos habían decidido terminarse con su propio amor.

    —Itachi o tu ¿Quién, quien me engaño?— Madara se preparaba para la nueva estocada. Una que incluso Sasuke no era capaz de prever. Sasuke tomo su lugar en las ruinas.
    —Cuando fui un niño, mi hermano me protegió, me conto la verdad y luego volvió a protegerme, incluso de ti—
    —Conmovedor, que patéticos son… Itachi fue un ninja que el pacifismo cubrió su existencia pero tú, tú no eres ni la sombra de su grandeza—
    —Sabes ¿Por qué decidí trasplantar los ojos?— Madara lo observo detenidamente. —Estos ojos tal vez no verán la paz que deseaba Itachi, pero si verán como las pequeñas hojas de Konoha volverán a florecer y crecerán, por eso no permitiré que acabes con la aldea que mi hermano protegió hasta el último día de su existencia y en la que yo tengo todo—
    —Tal vez, pero este do nadie acabara con tu vida, reúnete con Itachi en el infierno—Tras unos sellos Madara reacciono para que Sasuke no terminara su invocación. —Muy tarde—
    —Aun no— Sasuke había perdido uno de sus brazos ante Madara que perdió su máscara rojiza con tistes negros. Sasuke volvió a aparecer completo a un lado de Kakashi. —I-za-na-gi— Madara se hiperventilo jadeante, era inútil atacarlo, era su territorio, su batalla el no tenía posibilidades. Y lo peor aun, Sasuke preparaba un jutsu prohibido que terminaría con todo. Sasuke avanzaba realizando sus sellos lentamente.
    —Madara entiendes que no podrás realizar este jutsu ¿verdad?, ni siquiera los ojos de Uchiha Shisui—
    —Te falta valor Sasuke, tus ojos, no serás capaz de sacrificarlos—
    —Sasuke detente— Kakashi quiso detenerlo pero el tiempo era un factor que lo superaba, antes de que sus ojos se segaran vio como Sasuke elevo su mano.
    —ITAMI— el rastro de las bestias con cola comenzaron a emanar de Uchiha madara haciéndolas visibles a el. Sasuke tambaleo tapando sus ojos antes de caer al suelo elevando el polvo. Escurrían sangre al momento de que tocia con fuerza y devolvía un poco de liquido escarlata. Se giro para estar boca arriba, el cielo gris lentamente se volvió borroso Se levanto y se dirigió a Naruto que se encontraba algo inconsciente.
    —Ahora Naruto devuélveme lo que es mío— Sakura intervino golpeando secamente a Sasuke que no salió volando como ella esperaba, el impacto fue frenado en el interior de Sasuke que la hizo a un lado.
    —¿Qué clase de mounstro eres?— se preparo para un nuevo gancho pero su maestro la detuvo. —Kakashi— Sasuke tomo la cabeza de Naruto y hablo.
    —Ve con ellos, la fuerza de el lo mantendrá con vida, necesito realizar el ultimo sello—
    —Te respeta como ninja, nunca dejo de creer en ti— Sasuke esbozo una ligera sonrisa, mientras el chacra del demonio entraba en el.
    —¡Naruto!— grito Sakura al ver como su pecho dejaba de moverse. Kakashi desvió su mirada ante la escena.
    —Adiós— Sasuke se dirigió rápidamente hasta las cabezas de los cinco Kages, donde Tsunade también apareció en forma de una vieja.

    —Si te detienes ahora, puedes ser salvado—
    —Itachi no logro sobrevivir, ¿Qué le hace pensar que yo lo hare?— Sasuke se precipito en las manos de la anciana.
    —Hay nuevos tratamientos—
    —Mi hermano… el me espera, Itami finalizado— Los ojos de Sasuke se apagaron, terminando con la leyenda de los Uchiha. Para cuando Naruto llego su amigo ya había sellado su destino. Karin también despertó, se abrazo y comenzó a llorar.
    — ¿Te encuentras bien?— le pregunto Sakura a Karin que lloraba desesperadamente.
    —su chacra, se volvió cálido al final—

    DOS AÑOS DESPUES
    Kakashi recorría las ruinas del antiguo asentamiento Uchiha y recordó lo que Sasuke le dijo antes de morir.

    FLASH BACK
    Haciendo alusión a su difunto hermano Sasuke le toco con la yema de sus dedos la frente a Kakashi.
    —No habrá una próxima vez, por eso te regalo mi Susano, protege con él a Konoha—
    —Sasuke—
    —Cuando todo termine, ve a las ruinas, destruye todo los pergaminos e indicios de nuestro poder, algún día las bestias con cola regresaran y con ellas un Uchiha Madara, evita que esta era de dolor se repita—
    Fin

    —Itami la máxima técnica, técnica de sellado ocular, Sasuke…Itachi, su sacrifico no fue en vano— De las ruinas de esa parte de la aldea Kakashi entro en una de las casas, nadie había entrado en años, encontró aun en su interior las almas atormentadas de sus dueños, en una de las alcobas viejas y llenas de polvo encontró a Naruto. —Naruto, Sakura— se sorprendió de verlos en ese lugar.
    —Kakashi-sensei mira lo que encontramos— Sakura le enseño un porta retrato con la imagen de Sasuke e Itachi sonriendo apaciblemente, como si esa fotografía hubiera sido la única que pudo superar el trauma de una era llena de rencor.
    —Se verá bien en el altar— Naruto veía la alcoba, era la que un día ocupo Sasuke, había tantos recuerdos en ella.
    —Kakashi- sensei, sabe el tenia razón, jamás pude comprenderlo, aunque era mi amigo, nunca fui capaz de ver sus verdaderos sentimientos—
    —Naruto, o debería decir Hokage, Uchiha Itachi y Uchiha Sasuke, marcaron la historia de la aldea, nada pudo corromper su voluntad de fuego— Sakura inertvino colgándose de uno de los brazos de Naruto.
    —Naruto ¿no te das cuenta?— el rubio la miro con extrañeza — Sasuke no quería restaurar su clan, no quería volver solo, el solo deseaba encontrarse con su hermano y regresar a nosotros, y así lo hizo, por eso se fue en paz, al fin limpio su apellido—
    —Naruto, Sakura, Sasuke nos engaño a todos, pero sus ideales eran justos, era un buen niño—
     

Comparte esta página