1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

One-shot de Pokémon - Fanfic - Vamos a salir

Tema en 'Fanfics Terminados Pokémon' iniciado por aniberadrian, 29 Septiembre 2014.

Cargando...
  1.  
    aniberadrian

    aniberadrian Izumi Sakai

    Escorpión
    Miembro desde:
    3 Julio 2014
    Mensajes:
    162
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Vamos a salir
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1425
    Bueno aquí aniberadrián con nuevo contenido fresco, que lo disfruten.

    "VAMOS A SALIR"

    -¿Vamos a salir?- preguntaba una castaña un tanto nerviosa y con un gran sonrojo en sus mejillas – ¿Saldremos… como pareja?-

    -Así es Lyra- decía un chico de gorra roja y cabellos negro y ojos color chocolate.

    -Ash, gracias- decía la castaña sonriendo y abrazando

    Después de unos minutos, que en realidad fueron horas debido a que Lyra se estaba arreglando, ella y Ash salieron a pasear. Después de hacer una serie de trabajos como campeón de Kanto, Ash se había ganado su fin de semana libre, por lo tanto haría feliz a su hermosa castaña que siempre le anima.

    -Bien Lyra, ¿quieres ir de compras y ver tiendas de todo…- Ash no pudo terminar pues era jalado directamente al centro comercial.

    -Bien vamos primero a la tienda de zapatos, no espera, quiero ver los vestidos… mejor vamos a ver los zapatos- Lyra, parecía una niña pequeña en una tienda de juguetes. De repente se llevo a su querido Ash a la tienda de zapatos.

    -Ash ¿puedo comprarme unos zapatos?, di que si porfis- sí exactamente se estaba comportando como una niña.

    -Lyra, te dije que sí. Puedes comprarte los que tú quieras, mientras tanto los pueda cargar.- dijo Ash mientras veía detenidamente a Lyra.

    Lyra no aguanto las ganas y se abalanzo a abrazar su novio quien para ella era su orgullo -Gracias, eres el mejor- finalizo y después le dio un beso muy apasionante. Mucha gente se le quedo viendo, pero en ese momento, se dieron cuenta que ella debía ser la novia de Ash Ketchum, el campeón pokemon de Kanto.

    Y así se la pasaron por horas, Lyra parecía gustarle todo eso y cuando eran las dos de la tarde ella ya estaba completamente cansada.

    -Estoy tan cansada- dijo Lyra mientras se acostaba en una de las bancas del centro comercial.

    -Dile eso a Garchomp, Charizard y Sceptile, a quienes les tuve que dar parte de tus compras.- Dijo Ash mientras cargaba bolsas que dentro contenían más bolsas. –Además me pudiste ayudar-

    -Tu dijiste que me ibas a ayudar y que no cargara nada- sentencio la castaña mientras inflaba sus mejillas y mira para otro lado según ella enojada.

    -No de hecho dije “Puedes comprarte los que tú quieras, mientras tanto los pueda cargar” – Explico el entrenador de gorra roja.- Sabes te ves tan tierna cuando haces tus pucheros- dijo Ash mientras reía.

    Lyra abrió los ojos y sintió como sus mejillas ardían, aquel comentario de Ash hizo que se sonrojara –Enserio me veo tierna- dijo la castaña mientras miraba a su novio. Ella irradiaba inocencia, ella era en parte como una hermanita menor.

    -Te lo digo enserio- dijo el azabache.

    Un sonido un tanto peculiar y familiar se escucho, la chica de graciosas coletas bajo sus manos al abdomen, el área del estomago. El campeón de Kanto noto que la vergüenza aparecía en el rostro de su novia. Una sonrisa se produjo el bello rostro de Lyra.

    -Bueno, pero quiero que mi querido novio me dé un beso primero- dijo Lyra, quien al notar que Ash le iba a dar su beso se fue corriendo -¡Pero primero debes de alcanzarme tontito!- Sentencio mientras salía corriendo, solo siendo perseguida por Ash quien poco a poco le alcanzaba. –Vamos Ash, se que puedes correr más rápido que eso-.

    Lyra corría por todo el centro comercial seguida por su novio. La gente se le quedaba mirando al campeón de Kanto como juagaba con su hermosa novia. Cuando menos se lo espero Lyra, Ash salió corriendo en una dirección diferente. La castaña se percato de eso, por un momento pensó que él se fastidio hasta que…

    -¡Te tengo princesa!- grito Ash mientras abrazaba a su querida novia y le plantaba un beso en su mejilla.

    -No se vale hiciste trampa- dijo Lyra mientras le regresaba el beso a su querido campeón, igual en su mejilla. –No es justo, pensé que te habías ido y que me dejaste sola- Lyra disfrutaba como era abrazada por Ash a tal grado que para ella era como su príncipe azul, un príncipe que desde hace mucho tiempo dejo su corazón encantado por su forma de ser.

    -Hey, tu nunca dijiste que no podía hacer eso. Aparte logre darte un beso pero tu dijiste que me darías un beso y lo es…- Ash no pudo terminar pues unos dulces labios se posaron en los suyos haciendo que no pudiera concretar la oración.

    Lyra estaba besando de la manera más apasionado a aquel joven de cabellos negros desordenados. La gente se quedaba viendo a la joven pareja, todos absolutamente todos miraban a la joven pareja. Al parecer nuestros queridos tortolitos se sintieron muy avergonzados por ser observados por tanta gente. Después de ese apasionado beso lleno de amor y ternura, ambos jóvenes fueron a donde estaban los puestos de comida.

    En los puestos de comida había desde hamburguesas hasta deliciosos platillos como sándwiches de helado, bueno eran más bien postres. La castaña miraba de un lado a otro cada puesto, su estomago exigía que le dieran comida y siempre que rugía ella ocultaba su rostro en el pecho de Ash por la vergüenza.

    -Bueno Lyra, ¿qué vas a comer?- pregunto Ash mientras veía los ojos color avellana de la chica, unos ojos que siempre provocan que le pase por alto cada una de sus travesuras.

    La castaña no dijo nada solo sonrió y agarro a su querido DP, digo a su querido Ash y lo llevo a un puesto que vendía comida italiana y sin decir ni una palabra le pidió a su querido novio espagueti. Ash estaba confundido pues parecía que la castaña de graciosas coletas estaba jugando con él otra vez, bueno, los juegos de Lyra siempre le sacaban una sonrisa a Ash incluso cuando está en modo Paul.

    -¿Eso quieres?- pregunto Ash a su princesa la cual solo asintió. –Bien que sean dos platos… Auch- El joven campeón de Kanto era pellizcado por su inocente novia, la cual con le decía con sus manitas que solo uno pero que sea para dos personas –Solo uno para dos… ah que tu y yo comamos del mismo plato- la castaña de ojos color avellana solo asintió nuevamente mientras se dirigía a una de las mesas a sentarse.

    -“Vaya me está gustando cada vez más este día. Ash siempre es tan tierno conmigo, ahora que lo pienso, el jamás se ha molestado conmigo. Siempre que cometo una tontería el siempre la arregla, creo que debería dejar de ser un poco infantil. ¿Qué hice para tener un novio como él?”- pensaba Lyra mientras se preguntaba qué fue lo que hizo para tener un novio así. –Cierto, tuve que perder contra Paul para poder quedarme con el mejor premio- una sonrisa se dibujo al momento de recordar la Conferencia Plateada y su derrota pero también su momento más feliz.

    Lyra sin darse cuenta había sido escuchada por Ash quien solo sonreía pues para el ese día siempre será uno de los mejores de su vida -Muy bien señorita, aquí está el delicioso espagueti que ordeno.- dijo el azabache mientras ponía en la mesa y se sentaba a lado de su castaña.

    Ash y Lyra empezaron a comer muy a gusto, sin darse cuenta poco a poco se estaban acercando por culpa de un trozo de espagueti y cuando al fin se dieron cuenta, los labios de cada uno se volvieron a juntar. Un gran sonrojo apareció en los rostros de ambos pero eso no importo pues a ambos les había gustado ese pequeño detalle que ninguno lo tenía planeado.

    Después de un agotador día de compras y juegos Lyra no podía estar más cansada y no aguanto más y termino dormida. Su novio, Ash Ketchum no solo llevaba las bolsas de su princesa y sino que la estaba cargando en su espalda mientras caminaba por un parque mientras el sol se ocultaba detrás del estadio de la meseta añil.

    -Ash… yo… te amo- dijo la castaña mientras dormía en la espalda de Ash.

    -Lyra no se que hice para merecer una chica tan linda como tú, pero agradezco tenerte a mi lado y espero que así sea siempre- se dijo Ash en su mente mientras se acercaba a la mansión de la nueva elite four de Kanto con bolsas de ropa y zapatos además de tener a su princesa con él.
     
  2.  
    Plushy Berry

    Plushy Berry Equipo administrativo Comentarista destacado Radio FFL

    Acuario
    Miembro desde:
    18 Julio 2003
    Mensajes:
    3,390
    Pluma de
    Escritor
    Como alguien que goza de pequeñas fechorias sólo puedo decir que no hay nada más malvado que llevar al novio de compras a un centro comercial! Siempre resulta una experiencia gratificamente maligna (?)

    Ok, fuera de deslices mentales mios...

    La verdadera cuestión siempre termina siendo "mientras los puedas pagar! xD

    Hay pobrecillos, además de pokémon campeones también deben ser magníficos percheros... omg!! bolsaception (?)

    Con todo y cara de extriñido xD

    Personalmente me hubiese gustado ver un par de toques cómicos adiciones, pero fuera de eso es un relato sencillo pero carismático, supongo que por la relativa antigüedad ya no vale tanto la queja pero mi único problema fue el abuso del adjetivo del color de cabello, cansa un poco leer "la castaña" tan seguido, curiosamente lo del azabache sólo se empleó dos veces.
     

Comparte esta página