1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Microrrelato Fanfic - Una noche de niebla y alcohol

Tema en 'Historias Terminadas Originales' iniciado por Katze, 16 Junio 2010.

Cargando...
  1.  
    Katze

    Katze Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    10 Agosto 2004
    Mensajes:
    39
    Puntos en trofeos:
    73
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Una noche de niebla y alcohol
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    456
    Una noche de niebla y alcohol

    Escribí esta historia en mi clase de Taller de redacción I la semana antepasada. La actividad consistió en narrar algo totalmente ficticio con cinco elementos que la profesora nos dio en ese momento: Una espada, un álbum de fotografías, un bolero (balada o música romántica), niebla y una botella de ron. Además, no pudimos usar una palabra, que quizás alguno lo note.

    Empecé por escribir una historia romántica, pero no estaba muy cursi ese día, así que el resultado fue este; temo que mi profesora pensará que soy un poco sádica, aunque pude excederme mucho más :o.

    Solamente quiero alguna opinión constructiva respecto al texto, pero no sean muy duros conmigo, pues sólo tuve una hora y media para pensar la idea y redactarla, obviamente ahora le modificaría muchas cosas, mas así quedó originalmente.

    --------------------------------------------------------------------------------

    Aquella era la noche más tenebrosa del año. Quizás por la penumbra causada por la niebla en las afueras o por el inmundo olor a alcohol proveniente de la licorería más cercana; mas nadie imaginó los sucesos acontecidos entre las sombras.

    El hombre causante de todo era un simple ladrón de carteras, quien invadido por una inesperada ola de valentía, gracias a una interminable botella de ron, decidió finalmente dar comienzo a la búsqueda de un premio mayor: robar en una mansión.

    Entró al lugar a través de una ventana rota por su mano, suponiendo la ausencia de personas, así como la del dolor de su mano ensangrentada. Sin embargo, grande fue su decepción mientras revisó los muebles de la habitación principal, al no encontrar algo distinto a viejos álbumes con fotografías de paisajes del continente asiático o discos de acetato.

    Mientras examinaba detrás de los cuadros en busca de una caja fuerte, se percató de una música estruendosa y repentina. Se acercó sigiloso al lugar de donde ésta provenía, descubriendo entonces un tocadiscos encendido, en el cual sonaba un hermoso bolero antiguo. Absorto al jurar no haber escuchado música alguna al entrar, no se percató del tintineo metálico a sus espaldas.

    Antes de permitirle reaccionar, un hombre de tez notablemente oriental le quitó la vida con la agilidad del manejo de una espada japonesa.

    Fue una lástima para el ladrón novato haber entrado sin saber un detalle determinante: el dueño de la mansión era un gran guerrero asiático, obsesionado con demostrar su habilidad al batallar, quien debió huir de su país tras haberse convertido en un asesino en serie.

    Lentamente la niebla se disipó ante el sonido del disco al llegar a su fin, mas la locura de este hombre, quien disfrutaba tranquilamente del alcohol dejado por el intruso fallecido y a la vez veía las fotos de su lejano país, jamás sanaría.
     
    • Me gusta Me gusta x 2

Comparte esta página