1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Un viaje... casi perfecto.

Tema en 'Fanfics Terminados de Naruto' iniciado por Miburo, 24 Julio 2010.

Cargando...
  1.  
    Miburo

    Miburo LacrymosA~<3

    Leo
    Miembro desde:
    12 Enero 2009
    Mensajes:
    732
    Puntos en trofeos:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Un viaje... casi perfecto.
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1967
    Un viaje... casi perfecto.

    Autor: Kiiori Temari/LacrymosA
    Título: Un viaje... casi perfecto.
    Pareja/s: Ninguna.
    Género:General.
    Tipo: One-shot.
    Advertencias: Sin beteo. Con él participé en el concurso One-shot Naruto: Universos Alternos. Y mi personaje es Zetsu.
    Sumario: <<Todos los muchachos se sorprendieron mucho; por el escándalo que hizo Deidara con la camioneta llamó la atención de la policía.>>

    Dedicatoria: a Lilinette <3

    Un viaje… casi perfecto.



    10:30 del medio día del día jueves, 37º centígrados de temperatura, ciudad: Konoha.

    El día más caluroso desde que comenzó el verano.

    En la autopista de la ciudad de Konoha, una camioneta de color negro, ocupada por cinco jóvenes estudiantes se dirigía hacia la ciudad de Suna. Cabe mencionar que la distancia entre Konoha y Suna es mucha, aproximadamente dura unas diez horas en llegar allí. Por esa razón, estos jóvenes muchachos habían comenzado con su viaje a las 8:30 de la mañana.

    El calor era insoportable, los muchachos no podían ni moverse de la pereza que les causaba estar a altas temperaturas, dentro de una camioneta caliente.

    —Oye, Itachi ¿falta mucho?—preguntó un joven de hebras rubias y ojos celestes, ubicado en el asiento de atrás.

    —Sabes que aún falta, Deidara—fue la corta contestación de Itachi, muchacho de hebras azabaches y ojos del mismo color. Él era el que estaba a manos del volante desde que comenzaron con el trayecto.

    —Genial, esta calor me está matando—bufó Deidara sin moverse un centímetro de su lugar. Pero con un poco de pereza y lentamente, abrió la ventanilla para que entrase algo de aire fresco.

    ****

    13:15 de la tarde.

    —¡Tobi tiene mucho calor!—exclamó eufórico otro joven, con una extraña máscara cubriendo su rostro—¿Podemos detenernos? Mi trasero me duele y me sudan las manos y…

    —Ya basta, Tobi, te entendimos—lo interrumpió seriamente otro muchacho, de hebras rojas—Pero tiene razón, no nos hemos detenido desde que salimos—indicó observando a Itachi desde el espejo retrovisor.

    —Está bien, Sasori, nos detendremos en la próxima estación de servicio—aceptó Itachi con esa condición.

    Genial, eso sonó grandioso para los otros muchachos, pero había algo con lo que no contaban: ¡Estaban en medio de la carretera! ¿Dónde iban a conseguir una estación de servicio en el medio de la nada?

    ****

    14:45 de la tarde.

    —¡Ahí hay una estación de servicio!—gritó Tobi entusiasmado—¡Deidara-sempai, despierte, Deidara-sempai!—lo llamaba una y otra vez, mientras zarandeaba a su sempai.

    —¡Ya, suéltame, estoy despierto!

    Después de estacionar la camioneta en su debido lugar, todos los muchachos se bajaron de ella a descansar un poco, hacer sus necesidades en el baño, estirar sus extremidades y entrar a la tienda para comprar algo.

    —Esperen, ¿no le avisaremos al chico nuevo que nos detuvimos?—indagó Deidara señalando al chico dormido dentro de la camioneta—No se ha despertado desde que salimos… ¿cómo era su nombre?—añadió extrañado.

    —Zetsu—respondió cortante Itachi, observándolo desde lejos y con sus brazos cruzados.

    —Es extraño—comentó Sasori, recibiendo una afirmación del joven de apellido Uchiha.

    Y la verdad que sí era extraño. Hacía unos días atrás que había llegado a la universidad y, como todo chico nuevo, le es muy difícil adaptarse y hacerse amigos; más aún cuando es muy callado y reservado. Incluyéndole una particularidad en su estilo de la “moda”: la mitad derecha de su rostro está pintada de negro y la mitad izquierda de blanco; sus ojos de un color amarillo oscuro, casi miel y su cabello corto de color verde… muy complicado que llegase a ser amigos de esa forma.

    —Zetsu-san… Zetsu-san—lo llamaba Tobi, hablándole casi en un susurro—¡Zetsu-san está muerto!—volvió a su tono ruidoso, alzando sus manos y moviéndolas a todos lados con desesperación.

    —No digas idioteces, no está muerto—dijo Deidara acercándose a la camioneta para ver al dormido—Vamos, Zetsu, despierta, mira que después te toca conducir a ti—informó introduciendo su mano dentro de la ventana para moverlo un poco.

    El muchacho de nombre Zetsu abrió sus ojos a la par al sentir que lo estaban moviendo. Dirigió una mirada no muy grata hacia el chico de melena rubia e hizo que éste retrocediera ante tal señal de hostilidad.

    —Ah… me dio a entender que no lo molestara—informó Deidara acercándose a los demás muchachos—¿Alguien puede repetirme por qué tuvimos que hacer esta tonta excursión con él? Ya era suficiente con soportar a Tobi—reprochó molesto.

    —No tuvimos opción—habló seriamente Itachi—Los equipos eran de cinco y él era el único que sobraba, Sasori sabe el camino hacia Suna, tú eres el dueño de la camioneta, yo soy el único que tiene licencia y Tobi… bueno, él simplemente quería venir—resumió.

    —Claro…—suspiró Deidara sin protestar—… vamos a dentro.

    Y ahí pasaron unos veinte minutos dentro de la estación de servicio que también era un mini-súper-mercado. Luego de ese lapso de tiempo, los jóvenes excursionistas salieron del establecimiento dirigiéndose hacia la camioneta a continuar con su viaje. Tobi traía en sus manos mucha comida chatarra, Deidara, Itachi y Sasori traían puesto en sus cabezas una gorra deportiva con el signo de Iwa*, Konoha y Suna respectivamente. Al llegar al estacionamiento vieron como el compañero nuevo, Zetsu continuaba dormido.

    —Esto es demasiado—habló Deidara fastidiado—¿Cuánto más va a dormir? Parece una planta.

    —No, no parece un planta… ellas no duermen—contestó Tobi guardando todo lo que compró en la camioneta.

    —¿Y tú qué sabes?

    —Ya, dejen de discutir y vamos—intervino Itachi abriendo la puerta de la camioneta.

    Pero en el momento en que iba a entrar, el muchacho de hebras rojizas lo detuvo.

    —Itachi, descansa, yo conduzco—habló Sasori.

    —Está bien—aceptó el joven Uchiha.

    Y así, retomaron su largo trayecto hacia la ciudad de Suna.
    El calor de plena tarde se hacía sentir cada vez más; los jóvenes estudiantes, comenzaban a percibir el efecto de las altas temperaturas, del ambiente.

    Y aunque la pereza no se los permitía, ellos se turnaban para conducir, evitando de esa forma no cansarse demasiado. Al principio había comenzado a conducir Itachi, después le siguió Sasori, luego Deidara y por último Tobi. Pero al joven de extraña máscara naranja —por miedo de provocar algún accidente— no le permitían estar tanto tiempo frente al volante.


    ****

    17:15 p.m.

    —Sasori, es el turno de Deidara—habló Itachi con pesadez, sentado en el asiento trasero.

    —Ah…—gimió con fastidio el dueño de una melena rubia.

    Entonces Sasori estacionó el vehículo a un lado de la carretera y se bajó del mismo, seguido por Deidara, para poder intercambiar puestos. Cuando el joven de orbes celestes tomó asiento en su lugar, dirigió una mirada de reproche a su nuevo compañero, que se encontraba sentado en el asiento del acompañante.

    Hmp… y él cuándo piensa hacer algo—dijo en sus adentros, pero en aquel instante algo se le ocurrió—Ya sé… como todo chico nuevo hay que darle la bienvenida con alguna broma pesada—dedujo—Pero antes debo avisarle a los demás—inquirió mientras miraba a sus amigos por el espejo retrovisor—Bueno, no importa.

    En el rostro del joven se dibujó una sonrisa zorruna; tenía la idea perfecta para jugarle una broma pesada o tal vez no tan pesada a Zetsu. De paso se vengaría por la actitud del chico.

    Antes de que pudiera ejecutar su plan, miró nuevamente a sus tres amigos: Itachi permanecía en su lugar sin inmutarse, mirando el paisaje de afuera, Sasori utilizaba su gorra deportiva como abanico y Tobi se había quedado dormido.

    Bien… esto será una obra de arte—pensó antes de continuar—¡Ah, vamos a chocar!—gritó a todo pulmón, mientras movía el volante y hacía que la camioneta se deslizara por la carretera en zig-zag.

    Ante tal movimiento brusco, el joven perteneciente a la ciudad de Suna y el joven de apellido Uchiha se sorprendieron por lo sucedido, dándose cuenta al instante que era una broma de parte de su explosivo amigo. Zetsu se despertó, no sólo por el movimiento repentino, sino también por los gritos agudos de un muy buen asustado Tobi. El muchacho, de hebras verduscas, observó con susto expresado en su rostro a los demás muchachos que aún continuaban con asombro y al vehículo que seguía con su movimiento frenético.

    Pero de la nada, sintió como la camioneta dejó de hacer esas maniobras desequilibradas, seguido de unas carcajadas.

    —¡¿Qué demonios fue todo eso?!—espetó Zetsu con enojo, conservando aún su cara pálida ante el susto.

    Después de reír lo suficiente, Deidara respondió:

    —Eso te ganas por pasar casi todo el viaje dormido—se defendió, mientras limpiaba con su mano una lágrima, que se deslizaba por su mejilla, a causa de tanta risa.

    El joven Zetsu iba a protestar nuevamente, pero el sonido chillón de una sirena lo interrumpió. Deidara reconoció en seguida aquel sonido y miró por el espejo retrovisor como un auto policial se acercaba hacia ellos.

    —¡No puede ser! ¡La poli!

    Todos los muchachos se sorprendieron mucho; por el escándalo que hizo Deidara con la camioneta llamó la atención de la policía.

    ****

    Media hora después.

    —¡Tobi es inocente!—gritaba el chico de máscara naranja. Mientras, con sus manos sostenía los barrotes de la celda y trabada de romperlos.

    —Dios… esto no puede estar pasando—suspiró Itachi, sentado en el suelo, apoyando su espalda en la pared.

    —Todo por tu estúpida broma—musitó Sasori, sentado en la sucia cama que había.

    —Claro… ahora es mi culpa—ironizó el chico de hebras rubias, mientras se cruzaba de brazos.

    —Por supuesto… ¿de quién más puede ser?—intervino Zetsu, ganándose así, las miradas asesinas de los otros muchachos.


    Fin.
    _____________


    Espero que les haya gustado.
    Cualquier crítica es bien recibida ;)

     
  2.  
    Alyss Alice No Akuma

    Alyss Alice No Akuma Ritornata

    Escorpión
    Miembro desde:
    29 Noviembre 2009
    Mensajes:
    342
    Puntos en trofeos:
    239
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un viaje... casi perfecto.

    jaja ai zetsu tenias k ser!!
    hahaha
    estuvo muy bueno aaw pobre tobi

    m inner i yo kedamos complacidas con este one-shot

    hmp, kreo k no ubo fallas d ningun tipo

    asi k chao... muy kawaii xD
     
  3.  
    Laile

    Laile Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    6 Abril 2009
    Mensajes:
    468
    Puntos en trofeos:
    143
    Pluma de
    Escritora
    Re: Un viaje... casi perfecto.

    Y ya tá (?).
    Te salió medio raro pero estuvo divertido gex_2.

    Sí, me di cuenta de que Zetsu no salía mucho en el relato, ganándose un papel más secundario y asdf.
    En sí la idea me pareció buena aunque no tenía mucho que ver con el entorno indicado; Well igual estuvo divertísimo xD.
    La inclusión de Itachi siempre es genialA <3!

    Tienes errores en los guiones, el guión nunca va apegado al diálogo:

    Debería ir así:

    Espacio.
    También otro error de guión pero no estoy segura asique no te lo marcaré e.e
    En cuanto a errores ortográficos... Pues creo no haber visto.

    ¿Y ya...? LOL, Deidara es malo y Tobi también xD.
    ¡Gracias por la dedicatoria! Yo subiré el mío en breve.
    Saludos, Lilinette.
     
Cargando...

Comparte esta página