1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.


  2. Descartar aviso


  3. Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - The guy next door

Tema en 'Historias Terminadas Originales' iniciado por OriiCullen, 2 Marzo 2012.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    OriiCullen

    OriiCullen Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    26 Mayo 2010
    Mensajes:
    5
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - The guy next door
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1368
    Prologo:
    Su rostro era oscuro a la tenue luz de la luna, pero aún así su belleza permanecía intacta, sus pómulos bien marcados, su cabello negro caía por su frente casi llegando a sus ojos, eran verdes siempre decididos, siempre calándose en mi interior, estaban fijos en mi, su mirar me daba escalofríos pero no iba a demostrar debilidad, no podía romper el contacto visual.
    - Tenemos que salir que aquí Layna- Dijo Apolo su mirada estaba fija en la luz que se extendía tras de mí, tratando de no mirar a mis ojos, la luz que se extendía era un explosión, una mundial.

    - ¿Como sé que puedo confiar en ti?- Agarre ambos lados de su cara, harta de que no me viera a los ojos y fije mi vista en sus hermosos orbes verdes, en su mirada pude identificar pesar, dolor, como si fuera a perder lo que más quisiera y no pudiera evitarlo.

    -Te amo Layna, no quiero irme sin ti, pero si lo que quieres es quedarte y morir incinerada, adelante- sus ojos parecían sinceros pero sabía que no podía confiar en él, había mentido y matado solo para tenerme y podía dejarme en la tierra si el quería.

    -Vamos.








    Hola...bueno... este es mi primer fic publicado en la pagina, espero que les guste y lo disfruten tanto como yo disfrute haciéndolo... pondré el segundo capítulo el próximo viernes para los que les gusto.

    CAPITULO 1
    Me desperté con el sonido de la alarma, eran la 7:30 de la mañana, abrí las ventanas y la fuerte luz matutina me dio en la cara, desee poder quedarme aquí y disfrutar del sol que daba contra cada centímetro de mi piel pero no podía, tenía que llegar a clases en menos de 30min y no podía darme ese lujo.

    Me dirigí al baño, los pies me pesaban más de lo normal, eso era lo malo de quedarse despierta viendo la maratón de "greys anatomy" mi serie favorita, en mi camino encendí en Ipod y lo puse a sonar en sus cornetas una canción que últimamente no paraba de escuchar "Moves like jagger" de "Maroon 5", moví mis caderas al ritmo de la música mientras me daba una rápida ducha y me vestía, baje corriendo las escaleras iba tarde a clases así que no tenía tiempo para desayunar o ni siquiera tomar mi jugo de naranja matutino el cual siempre me subía el ánimo, me despedí de mis padres con un beso en la mejilla a cada uno y salí corriendo al pasillo principal, me plante frente al espejo completo que había allí y mire mi aspecto, me veía bastante bien para 5 o 6 horas de sueño, un short blue jean cubría mis piernas hasta la mitad del muslo y una camisa verde pasto tapaba mi pecho, unos converse del mismo color de la camisa adornaban mis pies y mi bolso negro colgaba de mi espalda, mi cabello mojado caía en ondas hasta la mitad de mi espalda, en una hora estaría vuelto rizos y no sería tan largo, como usualmente solía suceder, mis ojos verdes perfectamente delineados resaltaban por el color de la camisa, no me gustaba usar maquillaje excepto para ocasiones especiales o fiestas pero al menos delineador usaba, mis mejillas lucían un leve sonrojo ya que hacía calor aun al ser las 8am y ser finales de julio principios de agosto, un momento, ¿¡8AM!?

    Salí corriendo de la casa como si el diablo me pisara los talones, abrí la puerta del carro, un porshe negro que me habían comprado por mis 17 años hace unos meses, encendí el carro y fui directo al colegio eran 10 min de viaje asi que acelere.

    Llegue al estacionamiento y vi 2 puestos libres, lejos de la entrada pero eso me pasa por llegar tarde, acelere un poco después del policía acostado y al momento de entrar en el puesto, otro carro negro casi choca con el mío, pise el freno y salí del carro a comprobar si se habían golpeado, genial, habían faltado menos de 5cm para que los carro se tocaran, vi hacia el interior del carro del otro conductor.Y lo vi.

    Era el hombre más perfecto que recordaba haber visto, según lo poco que podía ver atreves del parabrisas su pelo era rubio como el sol, y caía perfectamente sobre sus ojos sin llegar a taparlos o a evitarle la vista, su nariz era perfilada, cada parte del el que podía ver parecía esculpida por los mismos Dioses del Olimpo.

    Oí la corneta de un carro, pero parecía lejana, salí de mi ensoñación y el dios griego había sacado la mitad de su cuerpo por la puerta del auto.

    -Sabes ya es malo ir tarde a clase... no quiero tener que arrollar a alguien para poder estacionar- Se rio levemente y sonrió de medio lado, una sonrisa perfecta que decía: "Soy sexy y necesito que te muevas" ese hombre podía lograr cualquier cosa poniéndole una sonrisa así a cualquier persona.

    -Yo... Lo siento, no quería...- Titubee, ¿qué me pasaba? no podía terminar una oración, Vamos Lay, tienes que poner la mente en blanco, deja de pensar en su sonrisa- Lo siento, no quería molestarte

    .-No te preocupes, a mi me alegra- Sonrió dejando ver sus dientes, como me imaginaba, perfectamente blancos, cada uno estaba perfectamente en su boca y resplandecían, su boca rosada y carnosa, se movía mientras decía algo que no podía entender ya que estaba pensando en el, en como seria besarlo, en cómo se sentirían sus brazos a mi alrededor, ¿ Qué te pasa Layna? ni siquiera lo conoces.

    - Quisiera quedarme a "hablar"- Hizo comillas en la última palabra- pero creo que daría una mala impresión que sea mi primer día de clases y no entre- dijo arqueando una ceja esperando que me moviera, pero yo seguía evaluándolo con la mirada, no tenia porque llegar tarde para dar una impresión de chico malo, el ya daba esa impresión, su camisa negra con cuadros blancos se pegaba a su torso bien definido por cierto, sus pantalones también eran negros, se moldeaban perfectamente a él y dejaban ver que el hacia ejercicio, los pantalones tenían unas cadenas que iban desde la presilla delantera del pantalón hasta el bolsillo trasero, tenía unas botas negras, definitivamente la imagen de chico malo ya la tenía.

    - Eres nuevo- dije mas para convencerme a mi misma que para decírselo a él

    -Si, mi nombre es Apolo Mith y necesito que te quites de mi camino ya, niña- seguido de esas palabras entro en su carro

    -Hola, Soy Layna Parks un placer conocerte- dije sarcásticamente ante su mala educación, camine hacia mi carro, abrí la puerta- Imbécil- Seguido de el insulto dicho en voz alta apropósito saque mi hermoso dedo del medio con manicura francesa, su actitud había sido la de todo un patán y yo no está para soportar esas cosas, no a esta hora, no llegando tarde al colegio, antes que él pudiera estacionarse en el puesto que había elegido, acelere el carro y me estacione es su puesto, se detuvo bruscamente, retrocedió y se aparco en el otro puesto, salí rápidamente del carro no queriéndome encontrarme con él y corrí a la entrada, tuve mucho cuidado ya que había llovido en la mañana y no quería pisar un charco, llegue a la clase justo cuando en profesor de la segunda clase había acabado, entre rápido y me senté en mi silla habitual.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    OriiCullen

    OriiCullen Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    26 Mayo 2010
    Mensajes:
    5
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - The guy next door
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1269
    CAPITULO 2
    Y nos volvemos a ver

    Ringggggg...
    Por fin la campana de salida había sonado, este día había sido muy molesto y monótono sobre todo porque las clases habían ido muy lento, cada hora parecía un minutos y cada minuto un segundo, harta de estar en el instituto y agradeciendo a todo por ser viernes y no tener clases mañana, necesitaba un descanso, salí de clase para encontrarme con mi mejor amiga Lisa McSheap mejor decirle Lisi o se pone de malas, estaba recostada en una pared cercana a la puerta, su pelo rojo resaltaba entre la multitud de gente con el pelo castaño, negro o marrón, como yo, sus hermosos ojos avellanas escrutaban todo lo que pasaba frente a ella, cada persona, cada comportamiento, todo lo que llamaba la atención ella lo veía y lo evaluaba, tenia las manos dentro de los bolsillos de una chaqueta muy mona, seguramente Prada o Dolce, su hermosas piernas estaban cubiertas por un pantalón Blue-Jean de marca también, su familia tenia mucho dinero, igual que la mía, su pequeña estatura la hacia verse muy bien con todo y también mas menuda, siempre me recordaba a los duendes, felices, siempre de un lado para otro, imperativos.

    -Hola Duende, ¿Qué tal tu día?- Dije sonriendo, duende era un apodo que le había puesto de cariño hace unos años cuando la conocí.

    -Hola Darkis, excelente ¿y el tuyo?- Dijo mientras sacaba las manos de los bolsillos.
    No me gustaba esa apodo, me lo había puesto hace un año cuando me dio por vestirme de negro solo porque Marla lo decía, esa bruja, es una de las ridículas que se creen que son mas que el mundo solo porque sus padres tienen dinero, aunque mi papa tiene mas dinero que el suyo ella siempre me restriega en cara sus novios futbolistas, en esos tiempos la seguía como perro faldero y era muy fácil de manipular, ahora nadie podía decirme que hacer y si lo hacían simplemente hacia todo lo contrario a lo que ellos decían

    -Sabes que no me gusta ese Lisi, Me fue terrible, las clases parecían eternas.

    -Lo siento Lay, seguro te fue tan mal porque me extrañabas ya que no tenemos ni una sola clase juntas hoy- dijo sonriendo.

    -No lo creo, es más porque un inconveniente que tuve esta mañana.

    -Ahh… esta bien, así que no te importo- dijo fingiendo dolor

    -Sabes que si boba, es solo que fue muy molesto y aún ni se porque me moleste tanto- Empecé a caminar hacia la salida incapaz de quedarme un poco mas en el instituto.

    -¿Que paso que te tiene tan distraída Lay?- de camino de conté todo lo que había pasado esta mañana al llegar con Apolo, seguía sin sabes porque había sido tan estúpido, no hice nada para molestarlo, tal vez me quede embobada viéndolo pero debería de estar acostumbrado, con esa cuerpo debería de estarlo.

    -Guau, que estúpido es ese Apolo, ¿En serio le sacaste el dedo del medio?- Se rio a carcajadas cuando asentí con la cabeza, me contagio la risa- ¿Donde estoy cuando pasan esas cosas?

    -Ligándote algunos chicos-conteste

    -Si, seguramente- Me reí y me despedí de ella con un beso en la mejilla, al llegar a mi carro seguía con la sonrisa en la cara pero sentía que algo o alguien me seguía desde el momento en que me separe de Lisi, puse la mano en la manilla del carro lista para entrar rápido bajo cualquier circunstancia, me voltee esperando un delincuente pero solo me pude encontrar con la mirada de Apolo fija en la mía, en menos de unos segundos el sentimiento de inseguridad se desvaneció por completo y solo pude sentirnos a nosotros, el y yo, tan cerca.

    -¿Que quieres?- Dije rudamente mientras ponía mis manos en la cintura, estiraba mi pierna derecha y daba pequeños toques rítmicos al piso, puse una cara para nada amistosa y espere a que respondiera, el parecía nervioso como si no supiera que decir.

    -Lamento mi compartimiento esta mañana Layna Parks- Hizo una pequeña reverencia y tomo mi manos entre las suyas- Eso no fue nada caballeroso- Subí una ceja y libere mi manos de las suyas, el contacto de sus manos con las mías se sentía maravilloso, increíble, pero yo apenas conocía a Apolo, no podía confiar tanto en el, pero de una u otra manera con el me sentía segura.

    -Okey… y yo pensaba que lo había visto todo. ¿Puedo hacerte una pregunta Apolo Mith?- El sonrió aliviado como si no esperase que yo lo tomara tan bien, asintió con la cabeza y por un segundo me perdí en su sonrisa- ¿De que planeta vienes?
    El sonrió nervioso.

    -De ningún planeta, Pff, como si hubieran otros- Había tomado una postura relajada la cual se desvanecía ante el ultimo comentario.

    - Lo siento, eso estuvo fuera de lugar- Le sonreí tímidamente y estire la mano- Comencemos de nuevo. Soy Layna Parks, mucho gusto.

    -Soy Apolo Mith, igualmente. Agarro mi mano la llevo a su boca y la beso, ese tenue contacto de sus labios con mi mano hizo correr un escalofrió por todo el cuerpo, no digo que se sintió mal, es solo que fue raro, fue diferente, retire rápidamente mi mano.- ¿ De donde eres?- Pregunte

    -Grecia- Sonrió orgulloso dejando ver unos pequeños hoyuelos en sus perfectas mejillas- ¿y tu?

    -Naci aquí, vivo aquí, crezco aquí- Sonreí y rebusque las llaves del carro las cuales tenia en la mano- La historia de mi vida- Le pique un ojo no muy segura de porque lo hice- Disculpa pero me tengo que ir, hay tarea que hacer- Sonrió y empezó a caminar hacia su carro, sin despedirse otra vez, este hombre tenia la mala costumbre de enamorarte con sus palabras y sus actos y luego ignorarte completamente, era un bobo- Cretino- dije en voz baja, abrí la puerta del carro y me senté, antes de cerrar la puerta pude escuchar sus palabras " Nos vemos pronto Launa Parks", ¿ Pronto? ¿Que quería decir con pronto? lo que sea, encendí en motor maneje a mi casa donde me esperaba mi mama con mi torta favorita, torta de zanahoria.

    Buueno aqui esta el segundo capitulo, para los que les gusto la historia dejenme saber que tal les parecio, que quieresn que pase a traves de reviews ... bueno espero que les guste... :D... hasta el proximo viernes
    dejen reviews :*


    -
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Kohome

    Kohome Orientador Editor Gráfico Radio FFL Equipo Creativo Comentarista destacado La Tsundere

    Libra
    Miembro desde:
    26 Agosto 2011
    Mensajes:
    824
    Puntos en trofeos:
    341
    Pluma de
    Escritora
    Hola ^^ como me pediste estoy acá.

    Puede que no me recuerdes. Bueno, soy la del fic "éxtasis", por cierto gracias por pasarte.

    Entonces. Comenzaré con lo técnico ¿si? Primero, tienes uno que otro dedazo. Segundo, te faltan "puntos y seguido" o "punto y coma" si. Al principio también me dio duro; pero se mejora con el tiempo (realmente no se como fue que lo hice -.-').
    Intenta dejar más espacio entre párrafos, pues es fácil perderte entre tantas letras XD.Usa el guión largo para los dialos.

    Te faltan tildez y eso... es como lo más difícil en la lista de aprendizajes.

    Eso por el lado técnico (perdóna si fuí dura).

    Ahora por el otro lado...

    ¡Me encantó!, excelente tu idea, no se de que va a tratar pero emezaste y continuaste bien. Jmm... no se que pasará luego, pero para mi que Apolo (si no estoy mal ese es su nombre) es un bipolar XD

    Avísame cuando esté la conti.

    Adiósito...
     
  4.  
    OriiCullen

    OriiCullen Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    26 Mayo 2010
    Mensajes:
    5
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - The guy next door
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    2287
    3
    ¿De nuevo?
    Por fin en mi casa, por fin viernes, por fin podre relajarme, solo yo en mi cuarto con un trozo de pastel, escuchando el nuevo álbum de coldplay, muy relajante.
    Toc, toc, toc, no me moleste en decir ni una palabra, la música tan relajante era lo único que quería escuchar y el pastel de chocolate lo único que quería saborear, el sabor se extendía por mis papilas gustativas y hacia que el sabor del chocolate amargo con la canela del ponqué supieran increíble, cansada de esperar en la puerta mi mamá entro con un vestido rosa pálido, corto, pagado al cuerpo y con el cuello en V muy bonito, lo puso en mi cama, acto seguido me quito el ipod y los audífonos y camino hasta la puerta.
    -Oye, no se vale- dije con torta en la boca.
    -¿Donde están tus móldales Layna?, primero mastica, luego traga y después puedes decir cualquier ocurrencia- hice lo que me dijo a regañadientes.
    -¿Por qué te llevas mis audífonos?- me pare de la cama y lleve el vestido conmigo, lo agarre por el gancho y lo mire- ¿Y esto para que es?
    -Tenemos invitados cariño, vístete y baja.
    -¡Podrías haber dicho eso en vez de quitarme mis audífonos!
    - Te los devuelvo después de la visita.
    - Bien, bien, ya bajo.
    -Me complace escuchar eso.- cerro la puerta al terminar de decir la última palabra y corrí a ponerle cerrojo, puse música en el Ipod y me di un baño rápido, me seque e hice mi magia con el cabello quedando unos bucles hermosamente armados a los lados de mi cara, me maquille levemente, no me gustaba usar mucho maquillaje, delineador negro, base, un poco de sombra rosada que no se notaba y brillo labial, busque unos tacones blancos y algunos accesorios que combinaran, me calce el vestido y los tacones y salí dispuesta a ver quien nos visitaba esta noche.
    Que demonios hacia ÉL en mi casa, cálmate, no te preocupes, debe haber una explicación razonable, termine mi camino al salón principal y me pare tras el sillón de mi padre para poder tapar mis piernas de ÉL.
    - Buenas Tardes- Interrumpí la conversación que mi padre mantenía con los invitados por lo que recibí una mala mirada de mi mamá- Lamento interrumpirte padre.
    - No te preocupes Princesa- Sonrió y se paro de su asiento siendo seguido por el resto de las personas sentadas, mi padre estiro su mano hacia mi y me llevo delante de todos, mire a Apolo y sus ojos me recorrían entera, de los pies a la cabeza y volviendo a hacer el recorrido, porque mi mamá no podía conseguir un vestido que me llegara por lo menos a las rodillas, cruce una pierna sobre la otra para evitar que Apolo pudiera ver bien pero solo conseguí que su vista se fijara en mis ojos, su mirada era penetrante, podía sentir como trataba de adivinar lo que estaba pensando y por suerte no lo consiguió, el hilo de mis pensamientos iba desde sus ojos hermosamente verdes paseando por mi cuerpo hasta lo bien que se veía en traje de vestir - Quiero presentarles a mi hermosa hija Layna
    La voz de mi padre consiguió que dejara de pensar en Apolo y prestara mas atención a lo que estaba pasando fuera de mi mente, imagine que las personas que tenían sus manos entendidas hacia mi en señal de saludo eran los padres de Apolo ya que su parecido era increíble, el y “su padre” tenían los mismos ojos verdes con destellos amarillos y el pelo rubio, aunque Apolo lo tenia mas largo que su padre, en cambio con su madre no tenia mucho parecido sus labios eran similares pero no iguales y las fracciones de sus rostros también se parecían.
    - Mucho Gusto señores… - Deje la palabra en el aire al recordar que no me sabia sus nombres.
    - Yo soy Sean Mith, ella es mi esposa Leticia Mith y el es mi hijo Apolo Mith- Señalo a cada uno delicadamente y yo estire mi mano para poder saludar correctamente a los Señores, estreche las manos de Sean y Leticia y al llegar a Apolo el agarro mi mano y la beso, mientras sus ojos estaban clavados en los míos, tal y como había hecho en el colegio.
    - Un gusto volverte a ver Layna- Soltó mi mano y se paro derecho, yo retrocedí y procedí a sentarme en el puesto vacio al lado de mi madre sonrojada por lo que el acababa de hacer.
    La tarde paso mas rápido de lo que esperaba, entre bromas y relatos de mi papa sobre como es ser una estrella de cine y el Sr. Sean hablándonos de las momias y cosas que había desenterrado en una excursión que hizo con un amigo, llego la hora del té, la hora en a la que siempre me decían que fuera a hacer mi tare.
    - Ya que la hora del té ha llegado Layna podrías ir y mostrarle a Apolo el patio trasero.
    - Claro madre- me levante de mi asiento y lo mire- ¿Me acompañas?
    - -Con mucho gusto.
    Recorrimos todo el patio, nombrándole cada una de las plantas que se encontraban en ese lugar, cada uno de los arboles y los animales, al final del recorrido nos sentamos en un banco que esta a unos cuantos metros de la primera puerta de entrada a la casa.
    - ¿Y? ¿Qué te parece?- Pregunte tratando de romper el silencio.
    - Hermosa- sonrió para el mismo- Eres simplemente hermosa.
    - Hablaba de los jardines- Mi voz casi ni se oía, era solo un murmullo debido a la sorpresa del halago.
    - Oh… Lindos, pero no tanto como tu- Contesto el, riendo un poco al ver mi sonrojo- Es muy fácil hacerte sonrojar ¿sabias?
    - Si lo se- Busque un tema para cambiar el rumbo de la conversación pero me era muy difícil ya que sentía como los ojos de Apolo trataban de espiar para lograr ver mi cara- ¿Porque tus padres y tu se mudaron de Grecia?
    - Pues papa tiene algunos negocios por acá, como Leticia no quería dejarlo viajar solo y a mi no me querían dejar solo en Grecia nos vinimos por un tiempo- Me daban ganas de preguntarle porque le decía a su madre Leticia en vez de mamá.
    - ¿No fue difícil dejar a tus amigos y novia?- Pregunte un tanto curiosa de saber la respuesta
    - No tanto, no como va a ser dejarte a ti-Voltee a verlo y en sus ojos se notaba un deje de tristeza y soledad, como si estuviera hablando en serio.
    - Ya en serio ¿no les extrañas?
    - Como extrañar algo que no tengo- Respondió él para mi sorpresa.
    - ¿No tenias amigos?- Eso si era raro.
    - No, tampoco tenia novia, ni tengo- me miro a los ojos- solo para que sepas.
    - Gracias, estoy segura de que esa información me va a ser muy útil- dije con mucha ironía, él se hecho a reír por la cara graciosa que hice al final de la oración yo trate de no reírme pero no funciono, su risa era muy contagiosa, cuando por fin dejamos de reírnos lo mire
    - Aquí puedes tener- Sonreí tratando de parecer amigable, levanto una de sus cejas y me miro divertido- Dios lo siento, Aquí puedes tener amigos, no novias, a menos que quieras claro, no es que te lo prohíba, si quie…- Antes de que pudiera terminar la oración sentí sus labios sobre los míos y justo como imaginaba sus labios eran suaves y tenían un ligero sabor a menta, puso una de sus manos en mi cuello y la otra en mi cintura en un intento por acercarme a él, pero no me deje ¿que estaba haciendo? Tenia un día de conocerlo y ya lo estaba besando, bueno, técnicamente él me beso a mi no yo a él, pero yo le estaba devolviendo el beso, nuestros labios se movían perfectamente juntos, era como si estuvieran hechos los unos para los otros, me aleje a regañadientes pensando en que si mi madre entraba y nos veía así me castigaba por el resto de mi adolescencia, no podía hacer mucho cuando cumpliera 18 en unos meses.
    - Deberíamos ir yendo- dije mirándolo a los ojos, podía notar en ellos felicidad y ¿miedo?
    - Si, seguramente
    Cuando llegamos a la sala de estar mi padre se levanto para darnos va bienvenida y lo mismo hicieron el resto de las personas presentes en la sala.
    - Disculpe Sr. Parks pero ya es tarde y aun nos quedan un par de cosas por desempacar, creo que seria mejor que no vayamos- Dijo amablemente el Sr. Sean cuando Apolo y yo llegamos a ellos.
    - Si es buena idea, Layna tiene mañana practica de Ballet y no queremos que este develada.- Tal vez no desvelada, pero si desconcentrada pensando en el beso que acababa de ocurrir, caminamos hasta la puerta y nos despedimos aún con la mano en alto despidiéndome me di cuenta de que no sabia el motivo de la visita pero la oración que dijo mi padre aclaro mi duda.
    -Bienvenidos al vecindario Light High, Vecinos.
    Holaaa! Espero que les haya gustado... A mi me encanto escribirlo! Abandone el fic por un tiempo pero ya estoy de vuelta! espero sus Reviews! Diganme si les gusto! me ayudarian mucho!​
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página