1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - The best holidays of our lives

Tema en 'Abandonados' iniciado por Clary Winslow, 22 Junio 2013.

Cargando...
  1.  
    Clary Winslow

    Clary Winslow Pirata

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Junio 2013
    Mensajes:
    129
    Puntos en trofeos:
    135
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - The best holidays of our lives
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1968
    Este es mi primer fic. Quizá los personajes están un poco out of character, pero es como me gusta imaginarlos a mí. También hay personajes creados por mí, al igual que los lugares y eso. Hay NejiTen, ShikaTema, NaruHina y más.

    Los personajes de Naruto no me pertenecen. Pertenecen a su creador.

    Capítulo 1

    Me desperté tarde. No recordaba en qué momento me había quedado dormida. Mire el reloj y me sorprendí al ver que ya era cerca de mediodía. Me levante de la cama, corrí las cortinas y fui al baño. Lavé mi cara y cepille mi cabello. Lo até en una coleta al costado y volví a mi habitación para vestirme. Me puse un deportivo gris, una remera de tirantes azul marino y mis pantuflas.

    Bajé las escaleras y fui a la cocina. Allí me encontré a mis padres y a mi hermana mayor, que ya estaban sentados en la mesa esperando a que mamá sirviera el almuerzo. Me alegró ver que mi hermano todavía no se había levantado.

    -Hola, mamá, papá, Midori- dije, sin mucho entusiasmo, puesto que como recién me levantaba todavía me daba pereza hablar.

    -Hola, Ten- dijo mi hermana, era obvio que recién se levantaba, ya que todavía tenía cara de dormida.

    Mi madre siguió cocinando y mi padre se limitó a asentir y seguir mirando el folleto que tenía en la mano. De seguro era algo relacionado con el viaje que iban a hacer. Se iban hoy mismo en la tarde directo hacia Londres y luego irían a Madrid y a Francia, no recuerdo en qué orden. Probablemente también pasarían por algún otro lugar, pero todavía no estaban seguros. Era un viaje de un mes más o menos, en el que nos quedaríamos solos, mis hermanos y yo. Mis padres habían decidido no llamar a nuestra tía porque sostenían que ya éramos lo suficientemente grandes. Y, a decir verdad, tenían razón. Mi hermana Midori tenía 18 y mi hermano Daichi y yo teníamos 16. Además, esta era la última semana de clases. Luego comenzaban las vacaciones de invierno, que duraban dos semanas.

    -Tenten, ve a decirle a Daichi que se levante, que ya está pronta la comida.- dijo mi madre.

    Subí corriendo las escaleras y cuando llegué a la habitación de mi hermano, golpeé un par de veces la puerta y dije:

    -Daichi, levántate que ya está la comida.

    No obtuve respuesta. Esperé unos minutos, pero como seguía sin contestar, lo intenté de nuevo.

    -¡Daichi, levántate ya!- grité. En el momento que me disponía a golpear con más fuerza la puerta, mi hermano la abrió y se quedó mirándome con cara de pocos amigos.

    -Ya te escuche, no es necesario que grites- me dijo enfadado.

    -Bueno, podías haber contestado, sino, ¿cómo se yo que tú me escuchaste?- le respondí.

    -Eres una insoportable- me dijo, al tiempo que bajábamos.

    -El insoportable eres tú- le contesté. Odiaba que me tratara de insoportable, cosa que hacía a menudo.

    De todas maneras, nos llevábamos bien. Claro está que teníamos las típicas peleas de hermanos. Con Midori también nos llevábamos bien. Ella tenía dos años más que yo. Había cumplido los 18 hace un par de semanas, por eso, estaba en el último año de liceo, y mi hermano y yo en el penúltimo.

    Nos sentamos a la mesa y comimos, mientras conversábamos acerca del viaje de mis padres. Todos estábamos muy entusiasmados. Mis padres por el viaje, y nosotros porque tendríamos todo un mes solos.

    Cada uno tenía determinados días de la semana en el que le tocaba levantar los platos, vasos y cubiertos de la mesa, fregar o lavar la mesa. Ese día a mí me tocaba fregar, a Daichi levantar los platos y a Midori, lavar la mesa.

    Cuando terminamos de comer cada uno hizo la tarea que le tocaba. Obviamente, la mía era la más larga, así que pronto quedé sola en la cocina, fregando.

    Al terminar subí a mi habitación. En el camino vi a Daichi sentado en el sillón mirando tele y a Midori caminando por la casa mientras hablaba por celular.

    Ya en mi habitación me senté en la cama y prendí mi computadora portátil. Revisé mi correo a ver si Temari, mi mejor amiga, me había contestado el mensaje que le había mandado ayer en la noche. Le había escrito invitándola a ver si quería ir al River (una especie de café que está muy de moda entre los chicos de mi ciudad, los cuales van a reunirse allí para pasar un rato, tranquilos, con amigos, y que por la noche es de los mejores lugares para ir a bailar). Su respuesta era afirmativa y quedamos de vernos a las 18 allí. Miré la hora. Las 14:30. Seguramente mis padres ya estarían por irse porque su vuelo salía a las 15:10 y querían salir con tiempo, por si se encontraban mucho tráfico en el camino al aeropuerto.

    Bajé y me senté en un sillón del living a esperar. Daichi estaba mirando un documental en la televisión, sobre algo que tenía que ver con algún hecho histórico importante. A mí, realmente me aburría la historia. No entendía como a mi hermano y a mi madre podía gustarles tanto. Mi hermana terminó de hablar por celular y se sentó en el sillón en el que estaba Daichi.

    En eso, aparecieron mis padres con todas las maletas, prontos para irse.

    -Bueno, chicos, ya nos vamos- nos comunicó mi madre.

    -Pórtense bien y no hagan desastres- dijo mi padre mientras abría la puerta de calle.

    -Cualquier cosa que precisen o lo que sea, llamen a su tía y ella vendrá, ¿de acuerdo?- continuó diciendo mi madre, mientras caminaba hacia la puerta.

    -Por supuesto, mamá, ya los has dicho como 600 mil veces- contesto mi hermana.

    -No se preocupen, estaremos bien- dije, y Daichi se limitó a asentir.

    Mis padres se despidieron y subieron a la camioneta de papá. Mi padre arrancó y se fueron.

    Mi hermano siguió mirando el documental, y mi hermana anunció que iba a salir y que se llevaría el auto de mamá. Genial, ahora yo tendría que ir caminando hasta el Rivero pedirle a Temari que me pasara a buscar si podía. Decidí que le enviaría un mensaje, así que subí a mi habitación, agarré mi celular y le escribí el mensaje. Me contestó casi en seguida que no me preocupara, que ella pasaría a buscarme.

    Para pasar el tiempo, me puse a leer un libro. El tiempo vuela cuando uno está leyendo. Cuando quise acordar ya eran las 17:20. Me levanté, dejé el libro en mi escritorio y me cambié de ropa. Me puse un vaquero azul claro, una remera de manga larga, unas botitas color crudo y un saco que hacia juego con las botas. Me desarmé la coleta que tenía en el pelo y me lo dejé suelto, apenas prendido con un broche, y me miré al espejo. Me gustaba mi pelo, castaño, lacio y largo, casi me llegaba a la cadera. Recordaba que cuando era una niña mi mamá solía atármelo en dos moñitos sobre la cabeza hasta que un día me revelé y le dije que quería empezar a llevarlo suelto. Para mi sorpresa mi madre no se lo tomó a mal y me dijo que podía hacer lo que quisiera con mi cabello. Me cepille los dientes (cosa que había olvidado hacer luego de almorzar) y me puse mi perfume favorito. Agarré un bolsito, en el cual metí mi celular, mi billetera y algunas otras cosas, y bajé a esperar a Temari.

    Mientras esperaba sentada en la sala, mi celular comenzó a sonar. Era Sasuke, mi mejor amigo.

    -¡Sasuke! – exclamé con una sonrisa.

    -¡Hola, Ten! ¿Cómo estás?- me contestó.

    -Bien, bien, ¿y tú?

    -Bien. Te llamaba para preguntarte a ver si podías ayudarme con el trabajo de matemática que es un infierno, sinceramente, no sé cómo haces para entender.- me dijo, un tanto molesto. Siempre se molestaba cuando hablaba de matemática.

    -Ah, ¿en este momento tiene que ser? Es que con Temari vamos a ir al River. ¿Puede ser mañana?- le pregunté.

    -Claro, claro. Siempre tienes algo más importante que hacer antes que ayudarme.

    -¡Cállate!-le grité- sabes que siempre estoy ahí para ayudarte cuando tienes problemas con los benditos trabajos de matemática, porque claro, tu eres un genio, nadie puede saber que no entiendes algo. Entonces tengo que ir yo como una estúpida y ayudarte, para que luego tú vengas y me eches en cara cosas que no son verdad.- Yo sabía que él me lo decía en broma, pero me molestaba igual.

    -Está bien, no te enojes, sabes que es mentira- me dijo riendo, le encantaba hacerme enojar-.Yo voy al River en un rato también, probablemente le hable al resto a ver si quieren ir. Nos vemos allá.

    -Dale, yo estoy esperando a Temari que me va a pasar a buscar y luego vamos para allá. Beso.

    Corté y me quedé pensando. Para mí era de lo más normal hablar así con Sasuke. Nos habíamos hecho amigos cuando pasamos al liceo. Él siempre me había parecido un engreído por creerse superior a todos, pero cuando empezó a hablarme me di cuenta de que no era así. Habíamos empezado a hablar, y él me había dicho que le alegraba encontrar una chica con la que pudiera hablar sin que se le estuviera insinuando todo el tiempo. Y a decir verdad era cierto, todas las chicas estaban enamoradas de él y tan sólo con que él les hablara ya se ponían a chillar como unas locas. Fue así como nos fuimos haciendo cada vez más amigos y yo ganándome miradas de odio por el resto de las chicas. Excepto Temari, que tampoco estaba interesada en Sasuke. Sólo los mejores amigos de Sasuke y yo lo conocíamos de verdad. Sabíamos que esa imagen de chico frío e indiferente que le mostraba a todo el mundo era simplemente un disfraz de su verdadera identidad.

    Estaba perdida en mis pensamientos cuando escuché la bocina del auto de Temari. Me despedí de Daichi y le dije que cualquier cosa estaría en el River.

    Subí al auto de Temari, quién me sonrió y abrazó efusivamente.

    -Hola, Tem, ¿qué has hecho?-le pregunté, mientras ella ponía en marcha el vehículo.

    -Nada, lidiar con mis hermanos y esas cosas, como siempre- rió y luego suspiró-. Ya sabes cómo son. Kankuro es la persona más molesta y Gaara la más fría.

    -Sí, lo sé. Pero de verdad pienso que Kankuro no es detestable. A veces se pasa un poco con sus bromas, pero a veces nomás- reí mientras ella ponía sus ojos en blanco. Los tres se llevaban aproximadamente un año, siendo ella la mayos, con 16 años y Gaara el menor, que estaba por cumplir los 13. A pesar de su edad, Gaara aparentaba ser mayos, ya que era ese tipo de personas demasiado serias y maduras.

    -A eso me refiero. No es sólo a veces que se pasa, conmigo es todo el tiempo. ¡No tengo un minuto de paz en mi casa!-exclamó, exasperada. Yo me limite a reír. Siempre se quejaba de sus hermanos.

    El resto del trayecto hasta el River transcurrió tranquilamente, mientras conversábamos de cosas cotidianas; como el liceo, los deberes, etc.

    Al llegar, Temari aparcó el auto en el estacionamiento del local y nos dirigimos a nuestra mesa favorita; al fondo del local, al lado de una de las ventanas que daban a la calle. Un mozo se acercó a nosotras y pedimos lo que ya era costumbre en nosotras: un par de submarinos, un brownie para ella y una pequeña tarta de manzana para mí.

    Nos trajeron lo que habíamos ordenado casi en seguida, esa era una de las mejores cosas del lugar, no te hacían esperar mucho.
     
    • Me gusta Me gusta x 9
  2.  
    Clary Winslow

    Clary Winslow Pirata

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Junio 2013
    Mensajes:
    129
    Puntos en trofeos:
    135
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - The best holidays of our lives
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1080
    Capítulo 2
    Conversábamos alegremente mientras comíamos lo que habíamos ordenado. Hablamos de que ninguna de las dos tenía planes para las vacaciones y que tendríamos que encontrar algo para hacer, hasta que la conversación se desvió al tema “chicos”. Yo sabía que a ella le gustaba Shikamaru, a pesar de que siempre dijera que era un vago que no se tomaba nada en serio. Los dos siempre discutían. Para mí, a él también le gustaba ella.

    -Y, cuéntame, Tenten…-ya me imaginaba de qué iba a empezar a hablar- ¿Lee sigue insistiendo contigo?

    -No. Bueno, está un poco menos insistente, pero en realidad no ha abandonado su propósito –ambas reímos mientras recordábamos todas la cosas que había hecho Lee en lo que iba del año. Hasta el año pasado, él seguía enamorado de Sakura, pero por razones que nunca llegamos a comprender, este año había empezado a decir que le gustaba yo. Y no había parado de invitarme a salir a pesar de que yo ya le había dado un montón de negativas. En el fondo me sentía un poco mal por él, era un chico muy persistente y alegre. De verdad merecía una chica que lo quisiera. No estaría bien que yo saliera con él por lástima, sería injusto.

    -Ese chico jamás se rendirá, ya viste cómo era con Sakura – dijo Temari, divertida –quizá en unos años se rinda contigo también.

    -Sí, lo recuerdo. En verdad espero que sea antes, no creo seguir soportándolo por más tiempo –dije, pensando en cómo sería mi vida si él seguía persiguiéndome por varios años más. Para cambiar el tema de conversación de mi situación, le pregunte por la suya-. Y bueno, ahora cuéntame tú, ¿Shikamaru y tú ya se dieron cuenta que se aman y que deben estar juntos?

    Me fulminó con la mirada y me dijo:

    -No sé cómo voy a explicarte que no hay, ni va a haber nada entre nosotros.

    -¡Oh, vamos! No me vas a decir que no te parece lindo. Además de que es un chico inteligente, un poco vago sí, pero bueno.

    -Está bien, no voy a negarte que me parece lindo. No tiene sentido mentirte a ti, tú me conoces más que yo misma creo –me dijo sonriendo y ruborizándose un poco.

    Iba a contestarle que ya lo sabía, y que también sabía que no sólo le parecía lindo, pero escuché que alguien se acercaba a nosotros.

    -Hola, chicas, un gusto verlas –saludó un chico morocho, alto y de ojos negros.

    Me levanté de un salto y lo abracé, mientras le decía:

    -¡Sasuke!

    Me devolvió el abrazo, me levantó en el aire y me hizo girar. Cualquier persona que nos viera, pensaría que éramos novios. Pero no era así, ambos sabíamos que no había nada entre nosotros, y que probablemente nunca lo hubiera. No nos gustábamos.

    -¿Podemos sentarnos con ustedes? Parece que el resto de las mesas están casi todas ocupadas –dijo un chico castaño que había llegado junto con Sasuke, Shikamaru. Recién ahí, fue que me di cuenta que había otros dos chicos y una chica; Neji, Naruto, Hinata.

    -Por supuesto –contesté, mientras me acercaba y saludaba a cada uno.

    -Muchas gracias- dijo Hinata, mientras tomaba asiento al lado de Temari, quién se esaba parando a saludar a todos también.

    -Igual vamos a precisar juntar otra mesa, no vamos a entrar los 7 en esta mesa – dijo Naruto. Junto con Shikamaru, fueron hasta la mesa de al lado, que estaba vacía, y la juntaron con la nuestra.

    Enseguida vino un mozo y todos ordenaron algo. Empezamos a charlar animadamente sobre los planes para las vacaciones. Como faltaba una semana, era un tema de conversación muy común. Al parecer nadie tenía ningún plan establecido.

    -Choji va a hacer una fiesta por su cumpleaños el primer sábado de vacaciones –comentó Shikamaru-. Invitará a toda la clase, y a gente de fuera también.

    -Entonces, ¿quiere decir que estamos todos invitados? –preguntó Temari.

    -Sí, ¿no escuchaste que dije a toda la clase? –le respondió Shikamaru, soltando un bufido de molestia.

    -Bueno, sólo quería asegurarme, idiota –le contestó Temari.

    -Basta, chicos –los reprendí-. No hay necesidad de que empiecen a discutir.

    -Tenten tiene razón –Sasuke estuvo de acuerdo conmigo-. La cosa es, ¿todos van a ir? Yo pienso ir.

    -¡Obvio que sí! –contestó Naruto casi gritando.

    -Cállate, Naruto –le dijo tranquilamente Neji, al novio de su prima-. O vas a hacer que nos corran a todos por tu culpa.

    Neji siempre me pareció un chico lindo, serio, pero lindo. Aunque él nunca había mostrado ningún interés en mí, y yo jamás me detuve a pensar si el me gustaba o simplemente me parecía lindo. Cruzábamos muy pocas palabras en el liceo. Era imposible que me gustara alguien a quien apenas conocía.

    -Bueno, perdón –contestó Naruto riendo como un niño pequeño-. Hinata vendrá conmigo, ¿no es así, Hinata?

    -Sí, claro que lo haré –contestó Hinata-. ¿Y tú, Neji? ¿Irás?

    -Y sí, no creo que haya nada mejor que hacer –contestó de manera fría y seria, como siempre.

    -Yo también iré, después de todo, es el cumpleaños de mi mejor amigo –dijo Shikamaru.

    -Nosotras también –dije, hablando por Temari y por mí.

    -Por supuesto –corroboró Temari.

    Seguimos hablando por el resto de la tarde. Miré el reloj y eran casi las 20:30. Miré a Temari y le dije:

    -Temari, deberíamos ir yéndonos ya. Todavía tengo que llegar a casa a ver si alguien va a hacer de comer o tengo que encargarme yo de la cena.

    -Claro, vamos –me contestó. Nos levantamos y empezamos a despedirnos.

    -¡Oigan, chicas! –nos llamó Naruto –Esta noche, más tarde, pensábamos venir aquí, que va a haber baile. ¿Vienen? Ah y tu hermano va a venir, Tenten, hoy antes de venir hablé con él y dijo que sí.

    -De acuerdo, aquí estaremos –dijo Temari.

    -Genial, seguramente venga con su novia, o lo que sea que es Ty-Lee de él –contesté yo, luego miré a Hinata-. Hinata, ¿quieres venir con nosotras? ¿O prefieres venir con los chicos y tu novio?


    -Vengo con ustedes, chicas –contestó-. ¿Nos juntamos en la casa de quién?

    -En la mía, ya que mis padres no están –propuse yo.

    -De acuerdo, las veré allí entonces, les mando mensaje para ver bien la hora –dijo Hinata.

    -Nos vemos, chicos –saludamos Temari y yo al unísono.


    Fuimos hasta el auto y Temari me llevó hasta casa. Nos despedimos y quedamos que vendría a casa luego de cenar.
     
    • Me gusta Me gusta x 8
  3.  
    Hanabi Hyuga

    Hanabi Hyuga Grumete

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Junio 2013
    Mensajes:
    41
    Puntos en trofeos:
    18
    Mmm tiene un buen comienzo, estaré esperando la siguiente parte n_n
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  4.  
    Regen

    Regen La del cuchillo.

    Acuario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2012
    Mensajes:
    898
    Puntos en trofeos:
    316
    Pluma de
    Escritora
    ¡Hola! Dije que me pasaría a comentar y pues aquí me tienes-ttebane C: Hasta donde vas está estupenda la historia; obviamente a mi parecer-ttebane. No pensé que Tenten tuviera más hermanos-ttebane ._. Pero sé que son inventados por ti C: Me gustaría entrar al River xD Se ve interesante el lugar-ttebane x) El título del Fic me agradó C: Envidio a Tenten por llevarse así de bien con Sasuke-ttebane :C ¿Qué no daría por hacerlo también? xD Ok no ._. Perdón sueño mucho xDD Y eso que soy Kushina-ttebane... Normalmente te encuentras a Temari como amiga de Matsuri pero... Ahora es de Tenten x) Me agrada la idea-ttebane :33 ¡Lo mejor es que Naruto y Hinata son pareja! ¡Qué lindo-ttebane! ^^ Ahora... Tenten, yo sé que te atrae bastante Neji xD ¡No lo niegues! ¡También tú Temari-ttebane!
    Bueno... En cuanto a errores... Creo que son mínimos pero hay uno que se hace notar por encima de todos: No usas el guión largo-ttebane, debes de usarlo C: Para que se vea más lindo el texto-ttebane (—) :D
    Bueno... Espero y me puedas avisar para el próximo capítulo que me has dejado con ganas de más-ttebane C:
    Sayonara-ttebane o/
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  5.  
    Clary Winslow

    Clary Winslow Pirata

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Junio 2013
    Mensajes:
    129
    Puntos en trofeos:
    135
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - The best holidays of our lives
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1219
    Capítulo 3
    Entré a mi casa y, como esperaba, nadie se había preocupado por la cena.

    ¾Volví –dije, para luego preguntarle a Midori, quien estaba sentada en la sala mirando televisión¾. ¿Dónde está Daichi?

    ¾En su cuarto –contestó, sin despegar los ojos de la tele.

    ¾Okay, prepararé algo de cenar. Más tarde saldré con los chicos ¾ anuncié.

    ¾Como quieras, yo también saldré ¾me contestó¾. ¿Irán al baile del River?

    ¾Sí, ¿tú? ¾ella me había hecho una pregunta bastante tonta. El River era el único lugar en el que los bailes que hacían eran para mayores de dieciséis, los otros eran para mayores de dieciocho. Pero ya que ella tenía los dieciocho ya cumplidos, podía ir a cualquiera de los otros bailes.

    ¾También. Primero nos reuniremos en casa de Kent para la previa y luego iremos ¾dijo. Kent era su novio. Estaban juntos desde hace un año y poco.

    ¾De acuerdo. Tengo entendido que Daichi también irá ¾le informé¾. Temari y Hinata vendrán a aprontarse acá, asique yo me encargaré de cerrar la casa. De todas maneras, lleva tus llaves, por las dudas de que vuelvas antes.

    ¾Las llevaré, pero no creo que vuelva. Probablemente me quede en casa de Kent.

    ¾Ah, entonces supongo que volverás mañana ¾más que una pregunta era una afirmación.

    ¾Exacto.

    Me di vuelta y me fui a la cocina a preparar algo. No tenía muchas ganas de cocinar, asique decidí que mejor encargaba una pizza.

    Cuando el repartidor de pizza llegó, le dije a Midori que llamara a Daichi mientras yo iba a atender la puerta. Pagué la pizza y me dirigí a la cocina. Allí me esperaban mis hermanos que acababan de terminar de poner la mesa. Cenamos tranquilamente. Cuando terminamos mi hermana se fue a cambiar y yo aproveché para hablar con Daichi.

    ¾Daichi, ¿vas a ir al River con los chicos o con Ty-Lee?

    ¾No sé, pensaba ir con los chicos, pero Ty-Lee me dijo que fuera con ella ¾me contestó.

    ¾¿Y si le dices a Ty-Lee que tú vas con los chicos y que ella puede venir con Temari, Hinata y yo?

    ¾De acuerdo, eso haré. Le mandaré un mensaje diciéndole que venga para acá. Y hablaré con Shikamaru para avisarle que sí iré a su casa ¾se levantó de la mesa y se fue a su habitación. A veces llegaba a pensar que Ty-Lee no le convenía. Siempre lo estaba poniendo en situaciones en las que tenía que elegir entre ella y sus amigos. Sasuke me había comentado que al principio a ellos no les importaba, pero que últimamente les estaba empezando a molestar. Ya casi ni veían a Daichi, nunca se juntaba con ellos, siempre estaba con Ty-Lee.

    Agarré mi celular y le mandé un mensaje a Hinata, diciéndole que podía venir cuando quisiera. Me contesto que en media hora estaría aquí. En ese momento mi hermana bajó pronta para irse.

    ¾Ya viene Kent a buscarme ¾me dijo ¾. No hagan desastres en la casa y asegúrate de cerrar bien antes de irte.

    A veces le salía la hermana mayor que tenía dentro. Era cómico verla así, toda seria.

    ¾No te preocupes, Midori ¾la tranquilicé¾. Sabes que soy una persona responsable.

    ¾Sí, sí, lo sé. Sólo para que no se te olvide.

    Se escuchó la bocina de un auto, se despidió de mí y se fue. Decidí ir a darme un baño y pensar qué me pondría para esta noche. Mientras subía las escaleras, recibí un mensaje de Temari, diciéndome que en un rato venía para casa. Le conteste que estaba entrando a bañarme, y que en media hora Hinata también vendría.

    Al pasar por la habitación de Daichi, me gritó que su novia vendría en unos 40 minutos y que él ya se estaba por ir. Le dije que llevara llave y que cualquier cosa llamara mi celular. Llegué a mi cuarto, tomé una ducha rápida y salí en toalla. Abrí el closet y busqué entre mi ropa algo que ponerme. Me decidí por un jean negro ajustado y una blusa turquesa con unos zapatos a juego. Llevaría una campera negra ya que era invierno y estaba frío.

    Tocaron timbre y bajé a atender. Era Temari. Le dije que pasara y subimos a mi habitación.

    ¾Había olvidado decirte, Ty-Lee irá con nosotros. Ya sé, no digas nada ni pongas esa cara ¾le dije al observar que hacía una mueca de desagrado¾. Sólo quise que por una vez, dejara que Daichi se juntara de nuevo con sus amigos.

    ¾Lo sé, tienes razón ¾dijo suspirando¾. Hiciste bien, esa chica tiene algún problema. Es esa típica novia psicópata que se persigue por todo y no deja que su novio tenga amigos, y mucho menos amigas. Está absorbiendo a tu hermano-

    ¾Sí, y lo peor es que mi hermano se deja absorber por esa loca.

    Volvieron a tocar el timbre. Bajé a atender mientras Temari se quedaba en mi habitación, empezando a maquillarse. Abrí y era Hinata, justo vi que venía también Ty-Lee y las hice pasar a las dos. Subimos a mi habitación y terminamos de arreglarnos para el baile.

    ¾Oigan, chicas ¾nos llamó Ty-Lee¾, cuenten algo interesante. Por ejemplo, Tenten, ¿qué hay exactamente entre el Uchiha y tú?

    ¾No hay nada, excepto una hermosa amistad que es simplemente eso, amistad ¾recalqué la última palabra para que quedara bien claro.

    ¾Oh, está bien, fingiré creerte ¾me dijo. Iba a protestar, pero cambió de tema rápidamente¾. Y tú, Hinata, ¿hace cuánto estás con Naruto?

    ¾Ya van a ser dos años ¾contestó.

    ¾Es genial. Daichi y yo recién vamos por los dos meses, cómo será cuando estemos en los dos años ¾comentó con cierto aire soñador. Era detestable, yo sí sabía cómo sería; mi hermano, aislado de todo el mundo por culpa de ella. Internamente me juré que no iba a dejar que esa chica llegara ni a los tres meses con mi hermano. Definitivamente, ya había arruinado bastante la vida de Daichi. Temari me dirigió una mirada de fastidio. Ella la soportaba menos que yo, pues tenía menos paciencia.


    Seguimos conversando de cosas sin mucha importancia, hasta que se hizo la hora de ir al River. Bajamos y llamamos a un taxi. Cuando llegó el taxi, las chicas se me adelantaron mientras yo me aseguraba de cerrar bien la casa. Las alcancé y subí también al taxi. Le dijimos la dirección al conductor y nos fuimos.
     
    • Me gusta Me gusta x 6
  6.  
    Hanabi Hyuga

    Hanabi Hyuga Grumete

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Junio 2013
    Mensajes:
    41
    Puntos en trofeos:
    18
    Mmm a mi tampoco me agrada esa Ty-Lee -,-
    La amistad de Sasuke y Tenten me parece de lo más genial, como dice Kushina-san :) pero me gustaría que hagas los capítulos más largos, de esa forma tendría más de que comentar...
    También sería bueno que hubiera un poco de suspenso, porque hasta el momento no hay nada emocionante, todo es monótono u.u
    Estaré esperando la continuación, animo Clary-san! :D
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  7.  
    Clary Winslow

    Clary Winslow Pirata

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Junio 2013
    Mensajes:
    129
    Puntos en trofeos:
    135
    Pluma de
    Escritora

    Gracias! Y sí, estoy tratando de hacer los capítulos más largos, pero por ahora no pasa nada muy emocionante. Sé que es monótono el principio, pero después se va poniendo mejor. Saludos :)
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  8.  
    Clary Winslow

    Clary Winslow Pirata

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Junio 2013
    Mensajes:
    129
    Puntos en trofeos:
    135
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - The best holidays of our lives
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1574
    Holi :) Disculpen que este capítulo es corto. A partir del próximo sí van a ser más largos.


    Capítulo 4
    Llegamos al River y ya se podía ver que había mucha gente. El local hacía bailes cada un par de semanas y eran muy concurridos. La razón de esto, además de que permitían chicos a partir de los dieciséis, era que el lugar estaba muy bien controlado y rara vez había grandes líos. Obviamente había pleitos entre chicos, a veces ebrios, pero eso solía pasar en casi todos los bailes. Lo bueno era que aquí no pasaban a mayores problemas. Había gente de seguridad que se encargaba de mantener todo bajo control, sin tener que llegar a la violencia.

    Hicimos la fila para comprar las entradas e ingresamos al local. Era increíble como cambiaba el lugar entre la tarde y la noche. Sacaban las mesas y las sillas, y colocaban barras de tragos. Había cuatro barras en las cuales sonaban diferentes tipos de música; en la primera rock, en la segunda electrónica, en otra reggeaton y en la última (nuestra preferida) pasaban de todo un poco intercalando tipos de música diferentes. Hasta allí nos dirigimos y Ty-Lee y Temari pidieron unas bebidas. Hinata y yo todavía no deseábamos tomar nada.

    Vi a mi hermana con su novio y sus amigos, bailando, cerca de la barra de rock. Busqué con la mirada a Sasuke, Daichi y los demás, pero no los encontré. Desistí de buscarlos y me puse a bailar con las demás chicas.

    ¾¡Este lugar es genial, jamás me cansaré de decirlo! ¾exclamó Ty-Lee, para luego preguntar¾ ¿Ya habrá llegado Daichi? Deberían estar aquí ya.

    Por supuesto, pensé, lo único que a ella le importa es Daichi. Me caía mal. Quizá eran un poco de celos de hermana, pero nunca me había pasado con novias anteriores que Daichi había tenido. Ellas jamás lo habían separado de sus amigos como lo estaba haciendo ella.

    ¾No lo sé y tampoco es algo tan importante, podemos divertirnos sin los chicos ¾contestó Temari, un poco molesta.

    ¾Pero Ty-Lee tiene razón ¾dijo de repente Hinata y Temari la fulminó con la mirada.

    ¾No hace ni 5 minutos que llegamos y ya se están preocupando ¾dije¾. Hay mucha gente, quizá están por ahí pero no los vimos. O sino ya llegarán, no les va a pasar nada.

    Al parecer todas quedaron conformes con lo que yo había dicho pues nadie dijo nada más del tema.

    Mientras bailábamos, sentí que alguien me tocaba el hombro. Me di vuelta y vi a un chico de pelo negro oscuro observándome con una sonrisa.

    ¾¡Hola, Tenten! ¾dijo eufóricamente¾ ¿Quieres bailar?

    Mi mente buscó una excusa rápida. Planté una sonrisa en mi cara y contesté:

    ¾Hola, Lee. Justo en este momento me dirigía al baño. Lo siento, quizá más tarde.

    ¾Oh, de acuerdo. Te esperaré entonces ¾dijo sin perder su sonrisa un tanto abrumadora.

    Definitivamente esa no era la respuesta que yo esperaba, mi idea era que desistiera de bailar conmigo. Pero no funcionó. Miré a mi mejor amiga pidiendo auxilio y nos dirigimos al baño. Hinata y Ty-Lee se quedaron bailando con Lee a su lado tratando de entablar conversación.


    Ya en el baño Temari me dijo:

    ¾Yo te dije, ese chico no va a rendirse fácilmente ¾rió al tiempo que yo la fulminaba con la mirada.

    ¾Sí, sí. Ríete de mi desgracia ¾le contesté, pero luego también reí.

    Ella se miró en el espejo y sacó su brillo labial para retocarse. Yo la imité, necesitaba hacer tiempo. No quería salir y enfrentarme al apabullante Lee. Igual, algo me decía que tendría que hacerlo. Decidí que sería mejor antes que después y salí del baño, seguida por Temari.

    Suspiré de alivio cuando llegué a donde habíamos dejado a Hinata y Ty-Lee y vi que los chicos ya habían llegado. Estaban pidiendo sus bebidas en la barra.

    Mi alivio duró poco cuando vi que Lee seguía allí. Estaba conversando con Naruto y Neji hasta que me vió y se acercó a mí.

    ¾¿Ahora si podemos bailar? ¾me preguntó. Mi cerebro intentó crear una negativa que sonara un poco amable pero nada se le ocurrió. En el momento en el que estaba por resignarme y aceptar, se escuchó una voz que dijo:

    ¾No, no pueden. Ella debe hablar conmigo.

    Giré mi cabeza para mirar a mi salvador y él me sonrió. Me agarró de la muñeca y me arrastró por entre la multitud hasta que llegamos a un lugar en el que había una serie de cómodos sillones, en los cuales había varios chicos conversando tranquilamente.

    ¾Ya está, Sasuke, ya puedes soltarme la muñeca. ¡Me estás lastimando! ¾le dije.

    ¾¿Yo te rescato de Lee y es así como me agradeces? ¾me contestó, fingiendo indignación.

    ¾Está bien. Gracias, te debo una.

    ¾Sí, y me la cobraré haciendo que me ayudes con el trabajo de matemática mañana ¾me dijo. Yo me limité a reír.

    Nos sentamos en un sillón para dos que era el último que quedaba vacío.

    ¾¿Por qué no lo amenazas diciéndole que si no se aleja de mí le vas a dar una paliza? ¾le sugerí.

    ¾¿Cómo se te ocurre que yo haría algo así? ¾me dijo, haciéndose el ofendido¾ Yo sería incapaz de hacer eso.

    ¾Cállate, Sasuke. Es lo que siempre has hecho con los chicos que se acercan demasiado a mí, con intenciones de ser algo más que mis amigos. No te cuesta nada hacerlo con Lee también.


    ¾Es cierto, no me cuesta nada. Pero yo solo corro a los chicos que pueden llegar a tener alguna posibilidad contigo y que yo considero que no son aptos para ti ¾me explicó¾. No estoy diciendo que Lee me parezca un buen candidato, es sólo que sé que no tiene posibilidades contigo. Te conozco y sé que tu jamás le dirás que sí.

    ¾¡Eres insoportable! Además de que eres la razón por la cual tengo dieciséis años y no he tenido novio. Siempre espantas a los pocos chicos que se animan a acercarse a mí. El resto ni lo intentan, tienen miedo de que tú o Daichi les haga algo.

    ¾Lo bien que hacen ¾me contestó divertido¾. Daichi y yo lo hacemos por tu bien. Cuando aparezca un chico que sea lo suficiente bueno para ti, no lo asustaremos.

    ¾¿Y qué tipo de chico sería ese?

    ¾Y, no sé. Un chico responsable, con buenas intenciones. Alguien como Shikamaru o Neji, yo que sé. Sabes que yo te quiero como a la hermana que nunca tuve, yo solo intento que no salgas lastimada por culpa de un estúpido ¾se acercó más a mí y me dio un beso en la frente.


    ¾Lo sé, yo también te quiero ¾le dije.

    Me miró y me preguntó:

    ¾Con los demás estuvimos hablando ayer sobre el tema de tu hermano con Ty-Lee, ¿crees que deberíamos hablar con él todos o que lo haga uno de nosotros? ¿Tú no has hablado nada con él?

    ¾No, él no está muy abierto al diálogo conmigo. Capaz que debería hablar uno de ustedes primero y después, sino logra abrir los ojos y darse cuenta, deberían hablar todos juntos. No sé. A mí ya me está hartando el tema.

    ¾Está bien ¾me dijo¾. No hablaremos de eso ahora. Vinimos a divertirnos y eso es lo que haremos. ¡Vamos con los chicos!

    ¾Bueno, vamos.

    No levantamos y fuimos hasta donde estaba el resto. Me alegré al notar que Lee ya no estaba con ellos.

    Bailamos por horas y conversamos de cosas triviales hasta que la gente se empezó a ir, señal de que el baile estaba por terminar.

    ¾Llamaré a un taxi ¾ dijo Temari¾, ¿quién viene conmigo?

    ¾Pide que vengan dos ¾le contestó Neji¾. Ninguno vino en auto. Todos debemos irnos en taxi.

    ¾De acuerdo.

    Nos despedimos y los que vivíamos hacia un lado de la ciudad subimos en un taxi y los que vivían hacia el otro lado en el otro taxi.


    Cuando llegamos a casa Daichi y yo, pagamos nuestra parte del trayecto y bajamos del taxi. Abrí la puerta y entramos. Daichi se dirigió a su habitación y yo a la mía. Me quité la ropa y me puse mi ropa de dormir, me acosté y recién ahí me di cuenta que estaba realmente cansada. El sueño me venció casi que enseguida.
     
    • Me gusta Me gusta x 6
  9.  
    ItzelTen Hyuga

    ItzelTen Hyuga Bandido

    Escorpión
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2012
    Mensajes:
    52
    Puntos en trofeos:
    53
    Pluma de
    Escritora
    Oh, Clary, me dejaste sorprendida, no se como no me dí cuenta del fic, bueno, la verdad es que ya tenía que no revisaba el foro, pero enserio, ¡me encanto el fanfic!
    Ese Rock Lee que no deja en paz a Tenten ñ,ñ hehe, pero Ty-Lee esa si me callo de la patada, creo que deberías describir mas a sus hermanos o a Ty-Lee, es para una mejor imaginación, y también por que quiero saber como es el hermano de Tenten
    Pero a lo importante, ¿que parejas tendra? A juzgar por tu ima. pues, espero sea un NejiTen XD No puedo esperar por que se traten con cualquier cosa cool que se te ocurra.
    Bueno, me parecieron geniales tus personajes, los escenarios, aww, creo que tu fic sera mi amante XD Espero, como dice Hanabi, que le metas algo de misterio eso siempre hace que nos mordamos las uñas. Espero no lo abandones, pues por experiencia, se que falta mucho, e incluso lo mejor; Las mejores vacaciones de mi vida, algo así se llama el fanfic ¿no?, creo que ya di muchos "espero". Me gusta mucho la amistad que tienen Sasuke y Tenten, espero que gracias a eso hayan celos XD Okno.
    Bueno, creo que es todo, ojala que los chicos hagan entender a Daichi, ¡así! casi se me olvidaba: Daichi es uno de mis nombres de hombre favoritos, de hecho ya había estado investigando, y me había gustado para un hijo de Tenten o en otro fanfic para un pretendiente XD. Me quede sorprendida cuando vi el nombre.
    Ahora si, chao, chao ;) cuidate Clary
    [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  10.  
    Sam Rowan

    Sam Rowan ღCuentaCuentosღ

    Virgo
    Miembro desde:
    31 Diciembre 2012
    Mensajes:
    92
    Puntos en trofeos:
    125
    Pluma de
    Escritora
    Pues hasta ahora solo he leído el primer cap y me encanto la idea de que Temari y Tenten sean amigas, leeré el resto al rato pues no me siento cómoda en la computadora y prefiero mi celular (lo se estoy un poco loca)
    Si no es mucha molestia me podrías avisar de la continuación?
    Gracias por invitarme a leer!
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  11.  
    Clary Winslow

    Clary Winslow Pirata

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Junio 2013
    Mensajes:
    129
    Puntos en trofeos:
    135
    Pluma de
    Escritora

    Gracias a ti por leer! Por supuesto que te avisare :)
    Yo empece a leer tu historia y voy por el segundo capitulo. No la leeré toda seguida porque vi que son muchos caps pero la leeré :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Sam Rowan

    Sam Rowan ღCuentaCuentosღ

    Virgo
    Miembro desde:
    31 Diciembre 2012
    Mensajes:
    92
    Puntos en trofeos:
    125
    Pluma de
    Escritora

    Gracias por leerla, a dos cosas, pusiste el comentario en modo de capitulo, y si es posible que dejes un comentario en la primera historia a la que te invite te lo agradecería mucho, ahora me voy a mi celular!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Clary Winslow

    Clary Winslow Pirata

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Junio 2013
    Mensajes:
    129
    Puntos en trofeos:
    135
    Pluma de
    Escritora
    De nada. Sii ya lo cambié, gracias por avisarme igual :) okay, eso haré. Saludos
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    Clary Winslow

    Clary Winslow Pirata

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Junio 2013
    Mensajes:
    129
    Puntos en trofeos:
    135
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - The best holidays of our lives
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    2574
    Capítulo 5

    Me despertaron unos golpes en la puerta y la voz de mi hermana. Al parecer ya había llegado a casa.

    ¾Levántate, Tenten, ya es más de medio día.

    Sorprendida, miré la hora y vi que tenía razón. Le contesté que enseguida bajaba y ella se fue. Me levanté y fui hasta el baño. Anoche no me había sacado el maquillaje y se me había corrido el delineador de ojos. Me lo saqué todo y bajé a la cocina. Midori estaba sentada en la sala con su computadora portátil, con su pelo rubio oscuro recogido en un moño sobre su cabeza. Sí, ella era rubia, no castaña. Había heredado el color de pelo de mamá mientras Daichi y yo habíamos heredado el pelo castaño oscuro de papá. A su vez, Daichi tenía los ojos más bien grises (como los de mamá), y Midori y yo color chocolate (como papá).

    Al verme empezó a rezongar.

    ¾¡Esto es increíble! ¡Llego a casa y encuentro Daichi recién levantado y a ti todavía durmiendo! Bueno… ¿qué piensan almorzar? Yo ya almorcé con Kent.

    ¾Ay, no sé, Midori ¾le contesté¾. Ya me fijaré a ver si hay algo.

    Me dirigí a la nevera. La abrí y husmeé en su interior. Había lo suficiente como para hacerse unos emparedados. Saqué las cosas, las coloqué en la encimera y empecé a preparar los emparedados.

    Daichi apareció en la cocina y se puso a observar lo que hacía.

    ¾Podrías ir poniendo sirviendo jugo de naranja en un par de vasos ¾le dije.

    ¾De acuerdo, lo haré ¾me respondió de mala gana y se puso a hacer lo que le había dicho.

    Terminé de hacer los dos emparedados y nos sentamos a comer.

    ¾Oye, ¿puedo hacerte una pregunta? ¾dijo de pronto Daichi¾ No es para que vayas y se lo cuentes a Temari, asique prométeme que no lo harás.

    ¾Te lo prometo ¾dije, bastante extrañada. No tenía idea de qué podía querer averiguar.

    ¾Bueno, mira… ¿viste Shino, nuestro compañero? ¾esperó a que yo asintiera y continuó¾ Pues él me comentó ayer en el baile que Temari le parecía una chica muy linda. Y bueno, él quería saber si ella estaba con alguien o algo de eso, tú entiendes.

    ¾Ajá, entiendo. ¿Entonces? ¿Qué le dijiste?

    ¾Le dije que no tenía ni idea de si ella salía con alguien pero que como era tu mejor amiga, le podía averiguar. Asique eso es lo que estoy haciendo, averiguando.


    ¾Ah, claro ¾dije dubitativa, no sabía qué contestar exactamente¾. Bueno, Temari no está con nadie en realidad. Shino no pierde nada con invitarla a salir.

    ¾De acuerdo, eso le diré.

    Terminó de comer y me dijo que iba a verse con Ty-Lee. Al tiempo que él se iba yo subí a mi cuarto a cambiarme. Me puse ropa cómoda y revisé a ver si tenía tarea para mañana. Cuando agarré el cuaderno de matemática recordé a Sasuke. Agarré mi celular y le mandé un mensaje a ver a qué hora iba a ayudarlo con el trabajo. Me contestó casi al momento que fuera cuando quisiera. Miré la hora. Eran las 16:14. Le respondí que en 15 minutos estaría en su casa.

    Junté mis cosas en la mochila y bajé a hablar con Midori.

    ¾Iré a casa de Sasuke a estudiar. Me llevo el auto de mamá ¾le informé.

    ¾Okay, yo estaré en casa toda la tarde. Viene Kent en un rato ¾me contestó.

    Me despedí y le dije que estaría de vuelta en un par de horas. Agarré las llaves del auto y de la casa. Me dirigí al auto, subí y fui hasta casa de Sasuke.

    Aparqué en la vereda frente a su casa. Mi casa era bastante grande, pero la suya era enorme. Su familia era de las más adineradas de la ciudad.

    Llegué a la puerta y toqué el timbre. Me atendió una de las empleadas y me hizo pasar. Ella ya me conocía de todas las veces que yo había estado en esa casa y dejo que fuera sola hasta el cuarto de Sasuke. Al pasar por la gran sala vi a Itachi, el hermano mayor de Sasuke, sentado en un sillón mirando televisión.

    ¾Buenas tardes ¾saludé y el volteó a verme con una sonrisa. Yo le devolví la sonrisa. Itachi era lindo y tenía una sonrisa muy sexy, se parecía mucho a Sasuke. Se llevaban 3 años por lo que Itachi ya estaba en la universidad.

    ¾¿Qué tal, Tenten? Sasuke está en su habitación ¾me dijo, y bajó la mirada para seguir leyendo.

    Yo seguí caminado, subí las escaleras y seguí hasta la habitación de Sasuke. Iba a golpear la puerta pero alguien se me adelantó y la desde el cuarto primero. Era él. Al verme sonrió y me hizo pasar.

    ¾Justo iba a bajar a servirme algo para tomar, ¿quieres jugo? ¾me ofreció. Negué con la cabeza y me senté en la silla que había junto a su escritorio. Mientras el salía de la habitación yo saqué mis cuadernos y los puse sobre el escritorio.

    Cuando regresó, agarró su cuaderno y un lápiz y se sentó en un sillón que había en su habitación, cerca de donde me encontraba yo.

    ¾Muy bien ¾dijo¾, empecemos.

    Estuvimos casi dos horas haciendo los ejercicios que la profesora Rin nos había mandado, pues eran muchos. Luego bajamos y nos sentamos en la sala a mirar televisión y conversar. Hablamos de todo un poco y al rato Itachi se nos unió a la conversación, haciéndonos preguntas acerca cómo íbamos en el colegio y esas cosas. Cuando me di cuenta, de la hora ya eran casi las 19. Me levanté y Sasuke me acompañó a buscar mi mochila a su habitación. Bajamos y me despedí. Subí al auto y me fui a casa. Todavía tenía otras tareas por hacer.

    Llegué a casa y estaban Midori y Kent. Los saludé y subí a mi cuarto a terminar mis deberes. Al terminar, me di un baño. Cuando estaba vistiéndome, escuché que mi hermana me llamaba a cenar.

    ¾Tenten, encargamos comida italiana para cenar. Baja que ya debe estar por llegar.

    ¾Ya voy ¾contesté.

    Terminé de vestirme rápidamente y bajé. Estaban Kent y Daichi en la cocina y oí que Midori estaba en la puerta pagando la comida. Fui a ayudarla y nos encaminamos a la cocina. Nos sentamos a cenar y conversamos tranquilamente.

    Al finalizar la cena Kent se fue a su casa, y Daichi y yo limpiamos la cocina. Nos fuimos a acostar enseguida, pues mañana teníamos clase temprano, a las 8 de la mañana.


    A la mañana siguiente me levanté a las 7:00 y me puse el uniforme del colegio. Consistía en una camisa blanca, una pollera tableada de color gris y una corbata del mismo color. Medias blancas, zapatillas y un saco negro. Como era invierno se nos permitía ir con camperas de abrigo, no importaba de qué color pero preferiblemente oscuras.

    Bajé a desayunar y Daichi ya estaba preparándose el desayuno. Yo preparé el mío y me senté a desayunar. A los 10 minutos bajó Midori e hizo lo mismo. Cuando terminamos fuimos a buscar nuestras respectivas mochilas y partimos para el colegio.

    Siempre íbamos caminando porque era cerca. Nos quedaba a unos 10 minutos de casa. En el camino nos encontramos con Shikamaru, quien vivía a tan solo unas cuadras de dónde nosotros lo hacíamos, y seguimos caminando los cuatro. Shikamaru fue todo el trayecto quejándose de lo problemático que era tener que levantarse temprano, y mi hermana fue diciéndole que dejara de quejarse por todo.


    Llegamos y cada uno se dirigió a su salón. Daichi, Shikamaru y yo estábamos en el mismo grupo, por lo que nos dirigimos los tres al salón de Historia, que era la primer materia del día. Con el profesor Asuma Sautobi.

    Sonó el timbre de entrada y el resto de la clase entró al salón. Temari se sentó a mi lado, como todos los días. Luego de eso teníamos Biología y después Matemática. Entre clase y clase teníamos pequeños recesos de 5 minutos.

    Las clases transcurrieron tranquilamente hasta la hora del almuerzo. Fuimos con Temari hasta la cafetería y nos pusimos a hacer la fila para pedir nuestro almuerzo. Cuando fue nuestro turno, pedimos lo que queríamos y nos dispusimos a ir hacia alguna de las mesas, pero alguien se paró en nuestro camino y nos dijo con un tono de burla:


    ¾Hola, Tenten, Temari, ¿cómo están?

    Temari puso una sonrisa falsa en su rostro y contestó:

    ¾Muy buen, Sakurita, ¿y tú?

    Yo me limité a mirarla. Sakura y su amiga Ino siempre estaban buscando la manera de hacerme enojar. Y a Temari también. La razón de eso era que estaban celosas de que yo era la mejor amiga de Sasuke y recibía mucha más atención por parte de él. Ellas se habían dedicado a molestarme desde que Sasuke y yo empezamos a hacernos amigos.

    ¾Excelente, como siempre ¾contestó Sakura.

    ¾Me alegro ¾le dijo Temari.

    Íbamos a seguir caminando pero Sakura añadió:

    ¾¿Qué pasa, Tenten, que no me contestas? ¿O es que acaso estás deprimida porque Sasuke no te hizo caso el sábado en el River?

    ¾Porque a nosotras no nos engañas, nena ¾dijo una rubia de ojos celestes acercándose a nosotras. Ino ¾. Ambas te vimos como lo llevaste hasta un sillón a solar. Pero no tuviste suerte, a él no le gustas. Ya deberías desistir.

    Eso fue el colmo. No pude aguantar la risa y empecé a reírme, haciendo que Temari hiciera lo mismo. Ya teníamos la atención de varios alumnos que estaban almorzando asique decidí calmarme y contestar:

    ¾Ay, chicas. ¡Qué pena me dan! Para empezar fue Sasuke quien me llevó allí, y para seguir no es algo que les incumba. ¿Por qué no se meten un poco en sus vidas y dejan de decir incoherencias?

    ¾La respuesta eso es muy sencilla ¾dijo Temari¾. ¡Es porque no tienen vida propia! La envidia las mata.

    ¾Uy sí, no sabes. La envidiamos un montón ¾dijo Sakura con sarcasmo.

    ¾Dime, Temari, ¿qué podríamos nosotros envidiarle nosotras a esta? ¾agregó Ino¾ ¡Ni siquiera es linda!

    ¾Primero: “esta” tiene nombre y se llama Tenten. Segundo: Es mucho más linda que cualquiera de ustedes dos. Y tercero: ustedes envidian que Sasuke le preste atención porque son mejores amigos ¾les dijo Temari. Lo bueno es que yo ni tenía que defenderme, ella lo hacía por mí. Reí. A ella le encantaba contradecirlas y discutirles para hacerlas quedar en ridículo.

    Vi que iban a continuar con la discusión pero en ese momento entraron Sasuke, Neji y Shikamaru a la cafetería y Sakura e Ino volaron a saludar a Sasuke. Temari me lanzó una mirada de fastidio y las dos nos fuimos a sentar en una mesa que estaba vacía.

    Desde allí observé como Ino y Sakura invitaban a los chicos a que se sentaran con ellas en una mesa y ellos aceptaban. Me dieron ganas de tirarles con algo por la cabeza. Ellos les daban el gusto de almorzar con ellas.

    Sakura se sentó al lado de Sauke, Ino al lado de Shikamaru y pronto se les unió Tayuya, quien se sentó al lado de Neji. Tayuya había entrado este año al colegio y enseguida se había hecho amiga de las otras dos. Era de esperar, sus personalidades eran iguales. Las tres unas regaladas insoportables.

    ¾Es obvio las intenciones de esas tres zorras es quedarse con uno cada una. Así mismito como están sentadas, cada uno al lado del chico con el que quieren quedarse. Son detestables ¾dijo Temari mientras empezaba a comer su almuerzo. Yo hice lo mismo.

    ¾Lo peor, es que ellos se lo están poniendo fácil. Míralos. Ahí sentados con ellas, conversando ¾dije molesta.

    ¾Ellos también son idiotas. Mira que darles bola a esas tres huecas…

    ¾El problema es que si yo le reclamo a Sasuke, quedo como la mejor amiga celosa. Además de que no quiero estar discutiendo con él de gusto. Imagínate si se enoja conmigo y se va con Sakura, y les da el gusto a ellas de empezar a decir que “nos ganaron”, que él eligió a una de ellas ¾dije¾. Bueno, ya estoy diciendo cualquier cosa. Él no haría eso, sino ya lo hubiera hecho mucho antes.

    ¾Sí, es cierto, ya lo podría haber hecho. Además de que no es una competencia. Y si lo fuera, nosotras la tenemos más que ganada ¾río.

    Terminamos de almorzar y nos fuimos a clase. Nos quedaba Literatura y Química. Luego nos íbamos.


    El resto de la semana transcurrió sin ningún tipo de inconveniente. Lo único que me molestaba era ver como Tayuya, Ino y Sakura almorzaban todos los días con mi mejor amigo, con Shikamaru y con Neji.

    Nosotras almorzábamos juntas, con Naruto y Hinata. A veces se nos unía Lee. Y a mitad de semana Shino empezó a sentarse con nosotros también. Yo ya sabía la razón de eso, por lo que me había contado Daichi.

    Daichi. Mi hermano. Antes siempre almorzaba con nosotros. Desde que empezó a salir con Ty-Lee, ya no lo hacía. Se sentaba con ella en una de las mesas más apartada y almorzaban solos. Otra cosa que había cambiado era su actitud, siempre alegre y positiva. Siempre tenía una sonrisa en su rostro. Pero ahora, desde que había empezado a salir con esa morocha de ojos verdes amargada, se había convertido en una persona más indiferente y ya casi ni sonreía. De verdad que esa chica lo estaba consumiendo.

    Tenía que hablar con Sasuke de eso. Tenía que saber qué habían decidido hacer ellos, para luego hacer algo yo también. Había que hacer que abriera los ojos de alguna manera y se diera cuenta de lo que esa chica le estaba haciendo. Pero ya era casi imposible lograr hablar con Sasuke ya que ni almorzaba conmigo.


    El viernes a la hora del almuerzo, Choji llamó la atención de todos para decir que estábamos invitados a su fiesta el sábado por la noche. Shikamaru ya nos había comentado el sábado pasado asique nosotros ya estábamos enterados. Se me ocurrió una idea; invitaría a Sasuke a casa el sábado, para ir juntos a la fiesta de Choji y así tener un momento para hablar con él sobre mi hermano.
     
    • Me gusta Me gusta x 7
  15.  
    Hanabi Hyuga

    Hanabi Hyuga Grumete

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Junio 2013
    Mensajes:
    41
    Puntos en trofeos:
    18
    :O Cómo pueden Sasuke, Shikamaru y Neji almorzar con ellas!!! ¬¬
    Todas son unas malditas!! Lo esperaba de Sakura ¿pero de Ino? Ella es una de los personajes que me caen bien u_u

    Me gusto el capítulo, sobre todo porque estas metiendo un poco, a las que creo yo, serán las antagónicas y las encargadas de molestarles la vida a nuestra querida protagonista y a su mejor amiga... Espero que los chicos no estén enamorados de ellas, y que esa Tayuya no se acerque más de lo debido a Neji-niisan!
    Estaré esperando la continuación, gracias por avisarme n_n
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  16.  
    Clary Winslow

    Clary Winslow Pirata

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Junio 2013
    Mensajes:
    129
    Puntos en trofeos:
    135
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - The best holidays of our lives
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    5023
    Capítulo 6
    El sábado por la noche estábamos Temari, Daichi y yo en casa esperando a que llegara Sasuke. Ty-Lee y su familia se habían ido de vacaciones por toda la primer semana, por lo que mi hermano estaba libre de esa loca. Y como consecuencia no podría hablar con Sasuke de ese asunto hoy.

    Mi hermana se había ido a pasar el fin de semana a casa de una amiga.

    Mientras esperábamos Temari y yo nos vestimos. Cuando estábamos maquillándonos sonó el timbre y Daichi gritó que él atendía. Terminamos de aprontarnos y bajamos para encontrar a 3 chicos sentados en los sillones mirando televisión y conversando; Sasuke, Neji y mi hermano.

    ¾Hola, chicos ¾saludamos Temari y yo al unísono. Sasuke y Neji se levantaron a saludar. Cuando vi a Neji tuve que hacer un gran esfuerzo por no quedar con la boca abierta. En realidad lo que me llamó la atención fue que se había cortado el pelo y eso, junto con la camisa que llevaba puesta, lo hacían lucir extremadamente sexy.


    ¾Te cortaste el pelo ¾le dijo Temari cuando se acercó a saludar. Él se limitó a asentir y ella añadió¾. Te queda bien.

    ¾Gracias ¾contestó, secamente, como siempre.

    ¾Claro, claro. Como yo no me corté el pelo nadie me presta atención ¾dijo Sasuke, fingiendo estar ofendido.

    ¾Cállate, tú ¾le contestó Temari y escuché que Daichi se reía¾ ¿No te conformas con la atención que te da Sakurita?

    ¾No, no me conformo¾contestó él simplemente y luego dijo algo que hizo que yo me diera cuenta que no había dejado de mirar a Neji¾ Y la que dice ser mi mejor amiga, ¿ha decidido ignorarme?

    ¾Tal vez ¾le contesté y se me ocurrió agregar¾. Como tú me ignoras durante el almuerzo…

    ¾Fuiste tú la que me invitó a venir.

    ¾Sí, pero me acordé de que tú me ignoras y me arrepentí ¾le dije con tono de broma. Él rió¾ ¿Quieren algo para tomar? Yo iré por algo a la cocina.

    Todos contestaron que sí, menos Daichi. Resoplando porque tendría que traer 4 vasos yo sola, me dirigí a la cocina.

    ¾Yo te ayudo ¾dijo Neji y me siguió.

    Oh, no. Ahora tendría problemas para lograr concentrarme en servir los vasos y no distraerme mirándolo a él y terminar volcando algún vaso.

    Saqué los vasos del estante en el que se encontraban y los coloqué sobre la encimera. Sentí que se acercaba a mí, quedando a un par de pasos, y me preguntaba:

    ¾¿Quieres que saque la bebida de la heladera?

    ¾Sí, hazlo ¾contesté amablemente.

    Sacó el jugo de naranja de la heladera y lo puso en la encimera para luego apoyarse de espaldas sobre la misma, a tan solo unos centímetros de donde estaba yo. Yo agarré el jugo y empecé a servirlo en los vasos.

    ¾Oye, Tenten… ¾empezó a decir en voz baja y yo me estremecí por lo lindo que se escuchaba que él dijera mi nombre¾ ¿La novia de tu hermano no viene con nosotros?

    ¾Eh… no, no viene ¾conseguí contestar. Su cercanía hacía que mi cerebro no funcionara del todo bien. Me golpeé mentalmente la cabeza¾. Se fue de viaje con su familia.

    ¾Ah, genial. Nadie la aguanta, sólo tu hermano. Le diré a Sasuke y aprovecharemos esta semana para hablar con Daichi.

    ¾Oh, excelente. Yo no puedo seguir viendo que ella lo separe de todos ¾dije tratando de enfocar mi vista en cualquier otro sitio que no fuera su cara, ni sus ojos ni su boca¾. Créeme si te digo que ya no es el mismo ni mis padres, ni con Midori, ni conmigo. Quizá ellos ni lo notan, mis padres por el trabajo y Midori porque pasa casi todo el día en casa de su novio, pero yo sí.

    ¾Es entendible que seas tú la que lo nota más ¾me dijo¾. Ustedes siempre fueron muy unidos, ¿o me equivoco?

    Iba a contestarle que no se equivocaba pero la voz de Sasuke desde la sala me interrumpió.

    ¾¡¿Qué tanto hacen en la cocina?! ¡No pueden tardar tanto por unos simples vasos de jugo!

    ¾¡Ya vamos! ¾le contesté. Luego le dije a Neji¾ Tú agarra dos vasos y yo agarro los otros dos.

    El asintió e hizo lo que le pedí. Llegamos a la sala y repartimos los vasos. Nos sentamos en los sillones; en el de tres personas Sasuke, Temari y yo, y en los dos individuales Neji y Daichi.

    ¾¿Y Shikamaru? ¾pregunté.

    ¾Está en casa de Choji, ayudándolo a preparar las cosas ¾me contestó Sasuke.

    ¾Las fiestas en lo de Choji son lo mejor ¾dijo mi hermano.

    ¾¡Sí, son lo más! ¾estuvo de acuerdo Temari¾ No sé cómo los padres lo dejan hacer esas fiestas. Digo, está bien que sea en la gran barbacoa que tienen en el fondo de su gran casa, al lado de su gran piscina. Pero, vamos, aun así, mi padre no me dejaría hacer una fiesta con tantas personas.

    ¾Es cierto, mi casa es más grande que la de él y mis padres no me dejan hacer ese tipo de fiestas ¾dijo Sasuke¾. Bueno, en realidad no me dejan hacer ningún tipo de fiesta.

    ¾Los nuestros sólo nos dejan hacer reuniones entre amigos y eso ¾dije yo.

    ¾Pero bueno. Por suerte a Choji sí lo dejan y él nos invita a todos ¾dijo Daichi. Todos reímos.

    Nos quedamos otro rato conversando hasta que se hizo la hora de ir. Yo no había podido dejar de mirar a Neji todo el tiempo. Estaba divino. Cuando él me miraba, yo apartaba rápidamente la mirada de él y fingía estar concentrada en cualquier otra cosa.

    ¾Bueno ¾dije¾, alguien que llame un taxi mientras llevo estos vasos a la cocina. El teléfono está allí arriba de esa mesita.

    ¾Yo llamo ¾dijo Sasuke.

    ¾Y yo te ayudo a llevar los vasos ¾dijo Neji y se levantó a ayudarme.

    ¾Subiré a buscar los celulares de las dos y los abrigos ¾dijo Temari. Daichi hizo lo mismo, fue a buscar su celular y su abrigo. Mientras Sasuke se dirigía al teléfono y Neji y yo a la cocina con los vasos.

    Los dejamos sobre la encimera. Mañana me encargaría de lavarlos.

    ¾¡Ya vendrá el taxi! ¾anunció Sasuke.

    ¾Genial ¾dijo Temari que venía bajando, siendo seguida por Daichi.

    Neji y yo fuimos hasta la sala. Los 5 nos sentamos a esperar el taxi que se tardó bastante en llegar. Cuando al fin llegó subimos; Neji adelante y el resto apretados en el asiento de atrás. Le dimos la dirección de la casa de Choji al chofer y partimos.

    Llegamos y pasamos directo al fondo, como nos había indicado Choji. Al pasar al patio vimos que ya había llegado mucha gente. La música estaba bien alta y había varias parejas sentadas alrededor de la piscina. Entramos a la barbacoa a ver si encontrábamos al resto de nuestros amigos.

    En el instante en que pisamos el suelo de la barbacoa, aparecieron Sakura y Tayuya. Genial, pensé, ya tenían que aparecer ellas.

    Pasaron de largo de nosotras y fueron a saludar a los chicos. Temari y yo nos miramos y seguimos caminando. Daichi nos siguió.

    Llegamos a donde se encontraban Naruto, Hinata, quienes estaban con Lee, Kiba, Shino y Neela (una chica que iba a otro grupo), sentados en unos sillones que había al fondo de la barbacoa. Choji nos vió y se acercó a darnos la bienvenida, y Temari, Daichi y yo lo saludamos. Luego él se alejó para ir a buscarnos unas bebidas. Nosotros nos saludamos al resto y no sentamos con ellos.

    ¾¿Hace mucho empezó la fiesta? ¾pregunté, para sacar tema de conversación.

    ¾No, no ¾se apresuró a contestarme Lee¾. Además, si no estás tú tampoco podría disfrutar de la fiesta. Si tú no estás no brilla mi llama de la juventud. Si tú no estás…

    ¾Ya basta, Lee ¾lo cortó Kiba mientras todos reíamos¾. Eso que haces es la razón de que ninguna chica quiera salir contigo.

    ¾Cierra la boca, Kiba. Tú no tienes derecho a decirme nada. Es a ti a quien las chicas no quieren ¾contraatacó Lee¾. Y, además, las chicas a mí sí me desean.

    ¾Uy, sí ¾habló Neela con tono de sarcasmo¾. Todas nos derretimos por ti, ¿no es así, chicas?

    ¾Obvio ¾corroboró Temari, con el mismo tono¾. Todas quisiéramos ser tan afortunada como Tenten que te tiene a sus pies.

    Todo el mundo estalló en carcajadas. Por suerte, llegó Choji con una bandeja con vasos, la dejó sobre la mesa y dijo:

    ¾Hey, ¡vengan a bailar!

    Naruto se levantó e invitó a Hinata a que fuera a bailar con él. Lee me invitó a mí, pero yo me negué. Como él se puso a insistir, Kiba y Shino nos hicieron el favor de llevárselo con la excusa de que los acompañara a buscar no sé qué cosa que se habían dejado en el auto. Daichi se levantó con el pretexto de ir al baño y se fue. Al final, sólo quedamos Temari, Neela y yo en la mesa, ya que ninguna de las tres quería bailar todavía.

    Paseé mi mirada por el lugar y vi a Neji y Sasuke bailando con Sakura y Tayuya. Hice una mueca de asco y seguí mirando hasta que mi mirada chocó con la imagen de Shikamaru e Ino sentados en uno se los sillones que estaban del otro lado de la habitación. Neela siguió mi mirada y dijo:

    ¾Se han pasado así desde que llegaron, no se han despegado ¾Temari buscó de qué estábamos hablando y los vió¾. Ella no lo ha dejado moverse prácticamente.

    ¾Pero, ¿están andando? Es decir, como pareja ¾pregunté.

    ¾No, no. O por lo menos yo no los he visto ¾dijo Neela¾. Pero no porque ella no quiera.

    ¾Bueno, podríamos ir a saludar al vago y ver si se separan ¾dijo Temari molesta.

    ¾Ya sabía yo que iba a molestarte ¾le dije.

    ¾¿Saben qué?¾nos dijo Temari¾ Sí, me molesta. Y mucho. Ustedes me conocen, chicas, saben que él sí me gusta, por más que yo lo niegue.

    Neela y yo la quedamos mirando por unos segundos. Nos tomó por sorpresa que lo hubiera admitido así de fácil.

    ¾Pues entonces ¾dijo Neela, que fue la primera en reaccionar¾, vamos. Hay que separarlos y llevarnos a Shikamaru.

    ¾¾estuve de acuerdo¾. Y luego Neela y yo nos vamos y ustedes dos quedan solitos. Aver si de una vez Shikamaru decide declarársete.

    ¾No lo creo ¾dijo Temari¾. A él no debo gustarle, o sea, es bastante obvio. Según el soy la mujer más problemática del universo.

    ¾Lo que es bastante obvio ¾le contestó Neela¾, es que está completamente enamorado de ti. Sólo que su orgullo, y hasta su pereza, no lo dejan decirte nada.

    ¾Exacto ¾dije¾, es eso. Él no está seguro de que tú sientas lo mismo y además eres, según él, problemática. Y él es un vago, y trata de evadir todo lo que le cueste trabajo. En este caso, tú serías eso que le cuesta trabajo.

    ¾A eso me refería ¾dijo Neela.

    ¾¿Y ustedes cómo están tan seguras de eso? ¾preguntó Temari.

    ¾Bueno, pues no puedo decir mucho pero ¾dije yo, recordando lo que Sasuke me había dicho una vez sobre Shikamaru¾, una persona me comentó algo sobre él. El resto lo deduje yo, pero es bastante obvio.

    ¾Y a mí nadie me comentó nada ¾agregó Neela¾, pero me di cuenta sola. No es muy difícil. Es decir, él se pasa mirándote. Y cuando no, está buscando la manera de discutir contigo. A ustedes les encanta discutir, por el simple hecho de que les gusta hacer enojar al otro. Además de que eres la única que tiene la capacidad para que él discuta sobre algo.

    ¾Ojalá tengan razón chicas ¾dijo Temari¾. Aunque yo no lo veo tan así, confío en sus opiniones. Asique vamos.

    Las tres sonreímos y fuimos hasta donde estaban Shikamaru e Ino.

    ¾¡Hola, Shika! ¾dijo alegremente Neela, luego miró a Ino y dijo secamente¾ Hola, Ino.

    Temari y yo también saludamos.

    ¾¿Puedo hablar contigo sobre algo importante, Shikamaru? ¾pregunté.

    ¾Lo siento, pero él está conmigo ahora ¾me contestó Ino.

    La ignoré y me volví hacia Shikamaru. Él asintió y se paró. Luego miró a Ino y le dijo:

    ¾Si es algo importante, iré a hablar con ella. No hay razones para que le diga que no.

    Ino iba a contestarle algo, pero él se dio vuelta y empezó a caminar. Le dirigimos una sonrisa ganadora a Ino y seguimos a Shikamaru.


    ¾Bueno ¾comenzó él¾, dime. ¿Qué es lo importante?

    ¾Este, bueno ¾comencé, luego se me ocurrió algo¾. Primero; salvarte de esa insoportable chillona. Ya sé, no nos agradezcas. Y segundo; ¿sabes dónde se metió mi hermano? Dijo que iba al baño pero eso fue hace rato y después no lo vi más.

    ¾Primero; aunque digas que no les agradezca ¾dijo él¾, les agradeceré igual. Asique, ¡gracias, chicas! Y segundo: tu hermano pasó hace un rato hacia el patio.

    ¾De nada ¾contestó Neela.

    ¾Y gracias por la información ¾agregué yo¾. Voy a buscarlo.

    ¾Te acompaño ¾se apresuró a decir Neela.

    ¾Ah, justo que iba a invitarlas a tomar algo como agradecimiento ¾dijo Shikamaru.

    ¾Bueno, Temari puede quedarse ¾dije yo. Shikamaru la miró y ella asintió con una sonrisa.

    Neela y yo empezamos a caminar hacia la puerta. Me di vuelta y vi que Temari y Shikamaru se sentaban en unos bancos altos que había cerca de una especie de barra que había y empezaban a conversar. Neela, que también los vio, me lanzó una sonrisa cómplice.

    Salimos al patio y luego recordé que esta semana ella había faltado al colegio. Es más, ni siquiera había salido con nosotros el fin de semana pasado. Le pregunté por ello y contestó:

    ¾Oh, sí. Es que estuve con gripe. Ya el sábado pasado me desperté mal y bueno, me duró casi una semana, El frío me mata. Por suerte ayer ya me sentía mejor, y hoy pude venir.

    ¾Sí, está muy de menos. Yo he pasado toda la semana con dolor de garganta. Igual ayer tomé algo para que se me fuera y funcionó ¾le dije.

    ¾Oye, mirá ¾exclamó de repente¾, ¿aquel no es tu hermano? Con esa chica, ¿cómo es que se llama?

    ¾Ah sí ¾dije, viendo hacia donde ella miraba¾. Es Matsuri, creo. Va a tu grupo.

    ¾Sí, va a mi grupo. Pero es que nunca recuerdo su nombre ¾rio ella¾. Ya sabes, yo recién entré este año al colegio.

    ¾Cierto, lo olvido todo el tiempo. Es que como nos hicimos muy amigas, es como que nos conociéramos de siempre.

    ¾Tal cual ¾concordó ella¾. Nos hicimos amigas enseguida. Me acuerdo que yo estaba en la cafetería y Temari y tú se sentaron conmigo. Desde ahí almorzábamos siempre juntas.

    ¾¾dije recordando¾. Tú estabas sola en una mesa y fuimos a sentarnos contigo, para que no te sintieras mal. Después de eso empezamos a almorzar todos los días juntas, y luego los chicos se fueron sumando también.

    ¾¡Qué momentos! ¾dijo con voz nostálgica, las dos reímos. Era cierto, el primer día habíamos entrado con Temari a la cafetería y habíamos visto a una chica morena de cabello castaño, muy bonita, almorzando sola. Decidimos acercarnos y desde ahí nos hicimos inseparables las tres.

    ¾Bueno, no sabes lo que ha sido la última semana. Somos los de siempre, menos Sasuke, Shikamaru y Neji, que se sientan con las tres zorras ¾dije¾. Ah y Kiba y Shino se empezaron a sentar con nosotros. Me dijo Daichi que Shino anda atrás de Temari.

    ¾¡Wow! ¾dijo¾ Falto una semana y mira de todo lo que me pierdo.

    Iba a contestarle pero vi que mi hermano abrazaba a Matsuri y le susurraba algo al oído, luego ambos rieron.

    ¾Neela ¾la llamé y le señalé discretamente donde estaban Daichi y Matsuri ¾, ¿viste eso?

    ¾Siii ¾dijo ella con cara de asombro¾. De última, es algo bueno. Quizá tu hermano empiece a fijarse en Matsuri y deje a la insoportable de Ty-Lee. Matsuri es re buena gente, es mucho mejor que Ty-Lee.

    ¾Ojalá que eso suceda ¾le dije.

    ¾Vamos adentro ¾sugirió. Yo asentí y las dos volvimos a entrar.

    Íbamos caminando hacia los sillones cuando vino Kiba e invitó a Neela a bailar. Ella aceptó y los dos se fueron a la zona en la que estaba todos bailando. Yo me quedé ahí, parada, mirando todo. Vi a Shikamaru y a Temari en unos sillones conversando, muy juntitos.

    Sasuke estaba con Sakura colgada del cuello. Cuando ella intentó acercarse más, insinuando que se besaran, él la agarró de los hombros y la separó, negando con la cabeza. Ella quedó mirándolo por un segundo y luego salió caminando hacia quién sabe dónde. Sasuke fue caminando hacia la barra y vio que yo lo miraba. Me guiñó un ojo y me sonrió. Yo le devolví la sonrisa y seguí mirando alrededor, mientras me dirigía dónde él estaba.

    Más allá de Sasuke, en un rincón, estaban Neji y Tayuya. Él la tenía agarrada de la cintura y ella se inclinó más sobre él. Ahí mismo, vi cómo se besaban y sentí un balde de agua fría encima.

    Me di vuelta. Olvidándome por completo que iba a ir donde Sasuke, salí al patio y me quedé parada, mirando la piscina.

    Me sentía mareada, me dolía. No sabía el por qué. Realmente yo no consideraba estar enamorada de Neji ni nada por el estilo. Pero haber visto aquello de verdad me molestó. Quizá, mucho más que eso.

    Sentí que unos fuertes brazos me rodeaban por atrás. Estaba tan sumida en mis pensamientos que ni oí a Sasuke acercarse. Sólo me di cuenta que era él por su perfume.

    ¾¿Estás bien? ¾susurró en mi oído.

    Negué con la cabeza. No estaba segura de que si abría la boca saldría algún sonido. Me giré en sus brazos y lo abracé, recostando mi cabeza en su pecho. Apreté con fuerza los ojos, reprimiendo el llanto. De verdad no me importaba lo que pensaran los demás. Si se les antojaba pensar que parecíamos una pareja, ahí abrazados, realmente no me importaba en absoluto.

    ¾Cuéntame, ¿qué sucedió? De repente estabas con una sonrisa, pero luego se te transformó la cara y te fuiste del lugar ¾volvió a insistir.

    ¾No lo sé ¾hablé sin separarme de él¾. Es que no soporto ver a esas estúpidas atrás de ustedes.

    ¾¿Acaso no viste como le dije que no a Sakura? Y Shikamaru está con Temari. Sólo Neji está con Tayuya pero… ¾dejó de hablar y yo levanté la vista para mirarlo. Vi que tenía una expresión cómica en su rostro y me hubiera reído, de no ser porque me sentía mal. Luego me miró y habló¾ Ya entiendo, no sé cómo no me di cuenta antes. ¿Fue eso verdad? Que Neji y Tayuya estén juntos, eso es lo que te pasa.

    ¾No, no es eso ¾dije bajito, ni yo me creía eso¾. Yo no siento nada por Neji. Él es sólo un chico lindo, pero no estoy enamorada de él. Debe ser que estoy por enfermarme y por eso estoy algo decaída. Quizá tengo fiebre…

    ¾Basta, Tenten ¾me cortó¾. Capaz que no lo tienes asumido, pero sí te gusta. Y algo sientes por él, sino no estarías así. Pero ves, ¿no? Si me hubiera dado cuenta antes hubiera tratado de evitar esto. Ya te dije que yo no quería verte sufrir, y ese idiota está es lo que está haciendo, lastimándote.

    ¾Ya, Sasuke. Es tu amigo, no lo insultes ¾traté de que se calmara un poco. Si no iba a terminar peleándose con Neji por mi culpa¾. Además, él no tiene nada que ver. Son cosas mías. Él ni siquiera demostró ningún tipo de interés por mí. No es como si me hubiera ilusionado de gusto.

    ¾Lo sé ¾dijo ya más calmado¾. Es solo que no me gusta verte así. Estás mal, a punto de llorar. Y encima yo vengo y discuto contigo. Perdóname.

    ¾No pasa nada, Sasuke. No te preocupes, estaré bien. Ya te dije, no estoy enamorada de Neji. Debió ser algo del momento no más. En este momento ya me siento mejor. ¿Bailamos?

    ¾De acuerdo ¾me dijo, y nos separamos para dirigirnos al interior de la barbacoa nuevamente.

    Entramos y fuimos con los demás. Estaban todos bailando; Naruto, Hinata, Lee, Kiba, Neela y Shino. Este último se limitaba a mirarlos mientras él estaba recostado a la pared. Daichi estaba con ellos, y Matsuri también. Cuando nosotros entramos, se nos unieron Shikamaru y Temari. Ambos estaban muy risueños y no se despegaban más que unos centímetros. Traté de no pensar más en Neji y Tayuya. Es más, ni cuenta de di del momento en que se fueron.

    Después de varias horas, la gente empezó a irse. Hinata se fue con Naruto. Los demás fuimos a sentarnos en los sillones a conversar. Lee estaba ebrio y no hacía más que decir incoherencias y estar encima de mí todo el tiempo. Sasuke estaba empezando a enojarse y en el momento en que Lee me agarró y quiso besarme, llegó al límite de su paciencia. Se levantó y agarró a Lee de la camiseta y le dijo en un tono para nada amigable:

    ¾Si vuelves a intentar besarla, te juro que te romperé el cuello, ¿quedó claro?

    ¾Basta, Sasuke ¾le dijo Neela con voz calmada mientras lo agarraba de la mano que no estaba usando para agarrar a Lee¾. Está ebrio, no sabe ni lo que hace.


    Sasuke pareció calmarse y soltó a Lee. Shino decidió que se llevaría a Lee a su casa y se fueron.

    Neela, que no había soltado a Sasuke (y a él no parecía molestarle) lo arrastró de nuevo a los sillones y se sentaron juntos.

    ¾Oigan, miren ¾dijo Kiba señalando hacia un punto de la habitación. Todos miramos y vimos a Temari y a Shikamaru fundidos en un apasionado beso, en uno de los sillones más apartados.


    ¾¡Wow! ¾dijo Choji, que acababa de acercarse¾ Creí que Shikamaru iba a demorar más en declararse, pero veo que me equivoqué.

    ¾Era obvio que iban a terminar así, yo no creía que fueran a pasar de hoy sin hacer nada ¾dije yo. Todos asintieron.

    Choji se sentó a conversar con nosotros. Bueno, con Kiba y conmigo, ya que al parecer Neela y Sasuke estaban perdidos en su propia conversación, y mi hermano y Matsuri habían salido al patio.

    Al rato Choji se fue a despedir a los últimos que se iban. Ya no quedaba nadie más que nosotros.

    Sonó mi celular. Era un mensaje de Daichi que decía que había ido a acompañar a Matsuri a su casa y que luego él se iría a casa.

    ¾Pobre Shino ¾habló Kiba¾. Él creía poder llegar a tener alguna oportunidad con Temari.

    ¾Sí, Daichi me comentó algo ¾conteste vagamente.

    ¾ Igual, sólo él creer eso. Quiero decir, era más que obvio que Temari y Shikamaru se gustan.

    ¾Ajá ¾estuve de acuerdo.

    ¾Te noto un poco ida ¾me dijo mientras me observaba detenidamente¾, ¿estás bien?

    ¾Sí, sí. No te preocupes. Sólo tengo sueño ¾le contesté. Y era cierto.

    ¾Oh, claro. ¿Quieres que te acompañe a tu casa? ¾sugirió.

    ¾Gracias, pero pensaba pedir un taxi. Mi casa queda bastante lejos de aquí ¾le conteste amablemente.

    En ese momento se acercaron Shikamaru y Temari. Esta última dijo:

    ¾Shika vino en su auto y va a llevarme a casa.

    ¾De acuerdo ¾contesté¾. Yo voy a ver qué hace el resto y ya nos vamos también. Pero ustedes vayan tranquilos. Nosotros pedimos un taxi.

    ¾Está bien. Hablamos mañana ¾dijo ella. Se despidieron y se fueron. Choji los acompañó.

    ¾Sasuke, Neela ¾los llamé¾, ¿qué van a hacer?

    ¾Irnos supongo ¾contestó ella.

    ¾Sí, le pediré a Choji a ver si podemos usar el teléfono se su casa para llamar a un taxi ¾dijo Sasuke y se levantó.

    ¾Te acompaño ¾dijo Kiba ¾. Pedimos un solo taxi. Somos nosotros cuatro no más.

    Los dos fueron a hablar con Choji.

    ¾Tenten ¾escuché que Neela me decía¾, ¿puedo quedarme en tu casa? Es que discutí con mamá y no tengo ganas de llegar ahora, despertarla y que sea peor su enojo.

    ¾Por supuesto, pero mándale igual un mensaje, para que no se preocupe ¾le dije¾. Vamos con los chicos, así no tienen que venir hasta aquí a buscarnos.

    ¾Claro, eso haré. Sí, vamos.

    Entramos por la puerta trasera de la casa de Choji y encontramos a los chicos en la cocina. Ya habían llamado. Esperamos a que viniera el taxi y nos fuimos. Primero pasamos por casa de Kiba, luego pasamos a dejar a Sasuke y por último llegamos a casa. Pagamos al taxista y entramos a casa.

    Subimos las escaleras. Pasamos por el cuarto de mi hermano, al parecer ya estaba durmiendo.


    Le presté un deportivo y una remera a Neela para que se pusiera a modo de pijama. Le cedí mi cama y yo dormí en un colchón en el piso, con un saco de dormir ya que no tenía ganas de agarrar sábanas. Nos quedamos hablando hasta que nos venció el sueño.

    -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Bueno, ¿qué les pareció el capítulo?
    ¿Les gustó que Temari y Shikamaru ya solucionaran sus cosas?
    ¿Que opinan sobre Neji y Tayuya?
    Muchas gracias a todos los que leen :)
     
    • Me gusta Me gusta x 6
  17.  
    ItzelTen Hyuga

    ItzelTen Hyuga Bandido

    Escorpión
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2012
    Mensajes:
    52
    Puntos en trofeos:
    53
    Pluma de
    Escritora
    *o* wooouu, ¡Me encanta el fic! Ahh, esta super, me e enamoradooo, estoy sorprendida. Me encante que puedas narrar todo eso mientras me remueves las tripas de la emoción; Neji con el pelo corto kawaii, Shino de Temari? kawai, Sakura y Ino malas hehe no me la esperaba (Y), Daichi y Matsuri? es mejor k Ty-Lee, Temari y Shikamaru genial, Sasuke amigo hermano kawaii, Tayuya y Neji ¬ ¬ para nada kawai; espero Tenten se las cobre (Con Sasuke *o* siii) No, no sabes lo tanto k admiro tu escrito, creo que es lo más genial k eh leido, esto supera mi gusto :)
    Espero con ansias la continuacioon por k me muero, por fa k el tiempo no me haga esperar T^T

    ¿qué les pareció el capítulo? Kawaii *w* (Y)

    ¿Les gustó que Temari y Shikamaru ya solucionaran sus cosas? Sii

    ¿Que opinan sobre Neji y Tayuya? ¬ ¬ mira mi cara de felicidad

    Sin más me despido :D


    Cuídate <3 OXOX tu desde ahora fan forever ;)
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  18.  
    Hanabi Hyuga

    Hanabi Hyuga Grumete

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Junio 2013
    Mensajes:
    41
    Puntos en trofeos:
    18
    Más allá de Sasuke, en un rincón, estaban Neji y Tayuya. Él la tenía agarrada de la cintura y ella se inclinó más sobre él. Ahí mismo, vi cómo se besaban y sentí un balde de agua fría encima.
    :O!! Maldita Tayuya!! Cómo se atreve a besar a Neji-niisan!! agg lo bueno es que al menos Tenten se esta dando cuenta de sus sentimientos, y ya espero ver cuando Neji-niisan también lo haga *-* Bueno me alegra que por fin Shikamaru y Temari hayan quedado, sin embargo me causa intriga que va a pasar con Daichi y Matsuri, ojala y deje a Ty-Lee! aunque se me hace raro imaginar esa pareja...

    Sasuke estaba con Sakura colgada del cuello. Cuando ella intentó acercarse más, insinuando que se besaran, él la agarró de los hombros y la separó, negando con la cabeza.
    Jaja te botaron!! Como siempre!!! :P
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19.  
    Regen

    Regen La del cuchillo.

    Acuario
    Miembro desde:
    11 Noviembre 2012
    Mensajes:
    898
    Puntos en trofeos:
    316
    Pluma de
    Escritora
    Por fin acabé de leerlo! xD :33 realmente me gusta mucho tu Fic pero por lo del Torneo que estoy organizando casi no tengo tiempo de leer mis preciados y adorados Fics de mis parejas amadas *O* u.u bueno... Un consejo xD déjanos con suspenso >~< sino no tendrás tantos lectores u.u e.e no te ofendas xD pero lo digo porque soy tu Orientadora :33 bueno... Ahora sí, te doy mi comentario no Spam :33
    Que fiesta la de Choji! xD hubo de todo: besos, borrachos, enojos, resbalosas... Menos Sakura T^T ¿Acaso odias a Sakura? D: Entonces yo te odiaré... Nah, es broma xD pero ): Quiero ver más SasuSaku y menos SasuTen *odio infinito* odio el SasuTen u.u pero veo que a ti te encanta joder me con esa pareja xDD >...<
    Estúpido Neji!!! Te golpearé si llego a aparecer en tu Fic xD No me pongas como muerta, te lo ruego TnT xD
    En cuanto errores... creo que no vi alguno xD o estaba muy metida en la lectura o eres buena en la ortografía :')
    Lo que más me gustó fue el... *redobles de tambor* xD ¡ShikaTema! *O* tan lindos ellos como siempre :33 se gustan! Uhhh! xD Espero y me avises para tu conti :33 está bueno tu Fic xD :'D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Clary Winslow

    Clary Winslow Pirata

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Junio 2013
    Mensajes:
    129
    Puntos en trofeos:
    135
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - The best holidays of our lives
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    4244
    ¡Hola! Disculpen la tardanza, pero estuve de viaje y no había podido continuar con la historia.​
    Espero que disfruten del capítulo :)​
    ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------​
    Capítulo 7

    El domingo amanecí cerca de mediodía. Neela todavía dormía y apostaba a que Daichi también. Las imágenes del día anterior se repetían una y otra vez en mi cabeza, sobre todo la de Neji y Tayuya besándose. Sacudí la cabeza, intentando despejarme pero paré enseguida, sentía que me iba a explotar de tanto dolor. Pensé en bajar a la cocina a tomar algo para que se me fuera el dolor de cabeza, pero antes desperté a Neela. Nos vestimos (yo le presté un vaquero, una remera y una campera a Neela ya que ella sólo tenía la ropa del día anterior) y bajamos a desayunar.

    Estábamos las dos sentadas desayunando (sí, al mediodía, pero que más daba), tostadas con jugo de naranja, cuando bajó Daichi. Se sirvió un vaso de jugo y metió dos rodajas de pan en la tostadora. Luego se sentó con nosotras a desayunar.

    ¾No sabía que estabas aquí ¾le dijo Daichi a Neela.

    ¾Y yo no sabía que fueran tan íntimo con Matsuri ¾contestó Neela riendo.

    ¾No digas esas cosas, no soy “íntimo” ¾dijo mi hermano imitando el tono de Neela cuando había utilizado esa palabra¾, ni nada por el estilo, de Matsuri.

    ¾Oh, claro. Se notaba eso ayer ¾rebatió Neela divertida.

    ¾Ya basta, Neela ¾la cortó mi hermano¾. Yo no te digo nada sobre tú y Sasuke.

    ¾Cállate, Daichi ¾dijo Neela poniéndose toda colorada¾. Ahí sí que no hay nada entre nosotros. A él le gusta Sakura, es obvio. Y a mí no me gusta él.

    ¾Bueno, bueno. Como digas ¾dijo Daichi.

    ¾Igual ¾dijo Neela¾, Matsuri es mil veces mejor que Ty-Lee.

    ¡Ay no!, pensé, Neela no sabe cerrar la boca. Pero era cierto. Aunque Neela decía la verdad muy directamente, ella era así, y casi siempre se animaba a decir las cosas que todos callábamos. Además de que se podía considerar la mejor amiga de mi hermano, por lo que sólo ella se daba la libertad de decirle cosas sobre Ty-Lee.

    ¾¿Y eso a que viene? ¾preguntó Daichi.

    ¾A que sería mucho mejor que tuvieras algo con Matsuri que con la insoportable de Ty-Lee. En serio, Daichi, date cuenta.

    ¾¿Acaso tú vas a decirme quién me conviene? ¾volvió a preguntar mi hermano. Mirándolo a los ojos, te dabas cuenta que las palabras que Neela decía estaban cumpliendo su cometido. En el interior de Daichi había una lucha entre defender a Ty-Lee o darle la razón a Neela. Obviamente, en el caso de que ganara lo segundo, jamás lo admitiría y dejaría el tema a un lado.

    ¾Es sólo un consejo ¾dijo Neela restándole importancia¾. Tómalo o déjalo.

    ¾Bueno ¾dije yo, había que apaciguar un poco el ambiente¾, ¿hay planes para hoy?

    ¾Por ahora ninguno ¾contestó rápidamente Neela, para luego platear una de sus súper ideas, esas que siempre se le ocurren a ella¾. Podríamos alquilar unas películas e invitar a los demás, ¿qué les parece?

    ¾Me parece genial ¾estuve de acuerdo.

    ¾Por mí, bien ¾dijo Daichi.

    ¾Muy bien, entonces avísale tú a los demás, Tenten ¾dijo Neela poniéndose en pie¾. Daichi y yo iremos a ver qué películas alquilar, él sabe de los intereses de los chicos y yo de los intereses de las chicas. Yo tengo dinero.

    Daichi asintió y se levantó para agarrar las llaves del auto. Neela lo siguió y yo subí a mi habitación a mandarle un mensaje al resto.

    Le mandé un mensaje a Sasuke, luego uno a Temari y a Hinata, diciéndoles que también les avisaran a los que pudieran.

    Más tarde ya habían llegado todos a casa; Naruto con Hinata, Kiba, Shino, Sasuke, Temari y Shikamaru, y Neji. Neela y Daichi ya hacía rato que habían vuelto y habían arreglado la sala para que se pareciera lo más posible a un cine.

    Yo estaba en la cocina, con Kiba y Hinata, que me estaban ayudando a hacer palomitas y servir bebida para todos.

    La primer película que pusieron fue una cómica. Estuvo muy divertida, hacía tiempo que no veía a mi hermano reír tanto. Él y Neela eran los que más reían, después de todo, ellos habían elegido la película. Genial, pensé, espero que no hayan traído nada de terror.

    Mi esperanza se esfumó cuando al acabar la película cómica Neela dijo:

    ¾Muy bien, chicos. Prepárense para abrazar a sus chicas que viene una película súper-mega de terror.

    Escuché un pequeño gritito de Hinata, que odiaba las películas de terror tanto como yo y rápidamente se abrazó a Naruto en uno de los sillones individuales, y a Temari diciéndole a Shikamaru que por ella no tendría que preocuparse ya que amaba ese tipo de películas (ellos estaban en el otro sillón individual). De todas maneras abrazó al vago y recostó la cabeza en su pecho.

    Neela se sentó junto a Daichi en el suelo, con las piernas dobladas y la cabeza apoyada en las rodillas. Su cara era de total expectación, al igual que la de Daichi. Obviamente se habían confabulado para traer las películas que ellos deseaban, aprovechando que yo no había ido (cosa que por supuesto que Neela había hecho a propósito, así podía elegir películas como aquella). Junto a ellos, en el piso, estaban Neji y Kiba.

    En el sillón grande (el que era para tres personas), estábamos Kiba, Sasuke y yo, en ese orden.

    Cuando la película empezó, agarré un almohadón y lo coloqué frente a mi cara. Sabía que si miraba aquella película no podría dormir en meses.

    Escuché la risa de Shikamaru y bajé el almohadón, solo para ver su cara con una mueca de burla hacia mí. Le saqué la lengua como una niña pequeña y volví a poner el almohadón frente a mi cara.

    Unos minutos después ya se empezaban a escuchar los gritos de una chica en la película, junto con los gritos de Hinata y las risas de Neela y Daichi. Ellos, en vez de asustarse, siempre reían con las películas. Para mí aquello era un efecto secundario que el miedo causaba en ellos, pero ellos jamás lo admitían. De verdad parecían divertirse con aquello.

    A pesar de mi miedo hacia esas películas, las películas de zombies, asesinos en serie y esas cosas, sí me gustaban. A decir verdad, lo que no me gustaban eran las películas sobre hechos paranormales, como la película que estábamos mirando en este momento. Bueno, que estaban mirando, ya que yo tenía el almohadón en la cara.

    Estaba por levantarme e irme a mi habitación hasta que la película terminara, cuando sentí que Sasuke me abrazaba por la cintura y me pegaba a él.

    ¾No te vayas, no me obligues a dejar de mirar la película por ir contigo ¾susurró con la boca pegada a mi oreja. Yo simplemente asentí y me di la vuelta, recostando mi cabeza en él, de un modo en el que yo no lograra ver la televisión.

    En ese momento se escuchó un gran estruendo en la televisión y varios gritos en la habitación. Pequé un pequeño salto de susto y me abracé más a Sasuke, quien rió por lo bajo y me acarició la espalda, al tiempo que me daba un beso en la cabeza.

    Cuando por fin terminó la película, giré mi cuerpo (todavía abrazada a Sasuke) para ver qué película pondrían. Neela y Daichi se levantaron de nuevo,Daichi para cambiar la película y Neela para decir:

    ¾Bueno, esta es la última película. Chicas, no es necesario que suelten a sus chicos ¾nos miró a Hinata, Temari y a mí, y yo quise separarme de Sasuke pero él no me dejó. En cambio, me apretó más contra él¾, ya que es una película romántica. Por desgracia hay personas como yo que no tenemos pareja y otros que tienen pero no se encuentra aquí, asique nos sentiremos como pez fuera del agua.

    Riendo volvió a su lugar al lado de Daichi en el suelo. Y le dieron play a la película.

    Era la típica película de amor, que cuando vas al cine a ver una de esas, la sala está llena de parejas besándose que ni le prestan atención a lo que está pasando en la película.

    Obviamente, el hecho de estar en el living de mi casa no evitó que las dos parejas (Shikamaru y Temri, y Naruto y Hinata) se besaran apasionadamente cuando la situación lo ameritaba.

    De repente, sentí la mirada de Neji en mí. Más bien, en “nosotros”, Sasuke y yo. Vi la mirada que Neji le lanzaba a Sasuke y giré mi rostro para ver como éste le sonreía burlonamente.

    Fruncí el ceño y Sasuke se dio cuenta de que lo miraba. Me sonrió y besó mi nariz. Extrañada, me intenté separar de él, pero nuevamente él lo impidió.

    ¾¿Qué se supone que haces? ¾le susurré.

    ¾Marco territorio ¾dijo acercándose a mi oído.

    ¾¿A qué te refieres con eso? ¾pregunté molesta¾ No soy territorio de nadie, sólo mío.

    ¾Shh… sólo hazme caso y déjate llevar ¾con una mano empujó mi cabeza hasta que quedé recostada en su pecho¾. Después te explicaré.

    Confundida, decidí seguirle el juego, supuse que lo estaba haciendo de gusto. Incluso, no sé por qué, sospeché que Neela tenía algo que ver. Además, no pensaba estar mal por Neji, que no mostraba ningún interés en mí.


    ¾De acuerdo, pero espero que sea una buena explicación ¾dije con una sonrisa traviesa, estirándome un poco para llegar a su oído.

    ¾Mmm… por supuesto que es una buena explicación ¾me sonrió de igual manera. Volví a recostarme en su pecho y vi que Neji tenía otra vez la mirada clavada en nosotros.

    Cuando la película terminó. Todos se levantaron y Daichi fue a prender las luces. Sasuke en ningún momento soltó mi mano. Me sentía cohibida, todos nos lanzaban miraditas y esperaba que a ninguno se le ocurriera hacer ningún comentario. Luego recordé que iba a seguirle el juego y se me pasó la vergüenza.

    ¾¡Oigan, chicos! ¾nos llamó a todos Naruto¾ No sé ustedes, pero yo tengo hambre, ¿quieren que vaya por algo para merendar?

    ¾Eso estaría bien ¾contesté y sentí que las miradas de todos se posaban en mí. Me alejé de Sasuke para agarrar mi billetera y darle algo de dinero a Naruto¾. Toma, trae lo que quieras, pero trae bebida que no queda casi nada en la heladera.

    ¾Entendido, Tenten ¾dijo el rubio hiperactivo¾ ¿Quién viene conmigo?

    ¾Yo voy, mi amor ¾dijo tímidamente Hinata. Y Kiba y Shino se le sumaron. Se fueron, dejándonos al resto parados en la sala.

    ¾Bueno, tortolitos y no tortolitos ¾dijo Neela con una sonrisa divertida¾, vamos a la cocina.

    ¾Si nos disculpan ¾dijo Sasuke¾, Tenten y yo debemos hablar unas cositas antes, por lo que iremos a su habitación. Ya saben dónde encontrarnos.

    ¾Sí, hablar ¾dijo Neela sarcásticamente mientras rodaba los ojos y yo le lancé una mirada asesina, a lo que ella rió.

    Sasuke me tomó otra vez de la mano y me llevó escaleras arriba, hasta mi habitación. Entró, cerró la puesta y me miró divertido.

    ¾Explícame ¾exigí.

    ¾Bueno, bueno ¾dijo riendo¾, ¿es que acaso tiene esto algo de malo?

    ¾No, no tiene nada de malo. Pero me dijiste que me darías una explicación. Y una buena.

    ¾Sé lo que dije ¾se sentó sobre mi cama.

    ¾¿Entonces?

    ¾No es nada, es sólo que me divierte hacer enojar al Hyuga. Además, esto fue idea de Neela.

    ¾¿Sabes? Por alguna razón, sospeché que ella tenía algo que ver ¾dije¾. Pero no entiendo, ¿por qué le molestaría a Neji? Él está con Tayuya, es claro que no tiene ningún interés en mí.

    ¾Ay, mi querida Tenten ¾dijo Sasuke dramáticamente¾, hay muchas cosas que no sabes.

    ¾Da igual, sigo sin entender ¾dije sentándome junto a él.

    ¾Y sí, tu pequeño cerebrito no te da para entender ¾rió mientras me despeinaba con una mano.

    ¾Suéltame, sabes que odio eso ¾dije lanzándole una mirada de odio.

    ¾Lo sé, por eso lo hago ¾dijo él riendo¾. Bueno, ahora sí, te explicaré mejor. La cosa es así; a Neji sí le importas y me di cuenta de eso hoy, antes de venir, cuando le hice un comentario sobre ti (el cual no voy a decirte porque si no vas a golpearme, pero te basta con saber que fue sobe lo hermosa que estabas anoche), y él me respondió con algo como; “si tanto te gusta, ¿por qué no te la quedas tú?”.


    Sasuke se detuvo sólo para ver si yo decía algo. Al darse cuenta de que eso no iba a suceder, continuó hablando:

    ¾Entonces empezamos a discutir, y al final, yo le dije que sí tenía razón. Que iba a quedarme contigo. O algo así, pero en esencia es eso. La cosa es que él se enojó, lo que me da a pensar que sí le importas, sino no hubiera reaccionado como lo hizo.

    ¾Yo no soy una cosa que pueden quedarse unos u otros ¾dije luego de haberlo quedado mirando por unos segundos, sin saber que decir.

    ¾Bueno, pero eso no es lo importante aquí ¾se defendió él.

    ¾¿Siguen peleados?

    ¾No, no. Ya estamos bien ¾rió.

    ¾Bueno, pero, ¿por qué le dijiste que sí ibas a quedarte conmigo?

    ¾Porque quería molestarlo, quería que terminara admitiendo lo que siente. Pero ya sabes que es casi tan orgulloso como yo, por lo que no lo hizo ¾dijo Sasuke¾. Asique si yo finjo salir contigo, o por lo menos querer salir contigo, él va a terminar haciendo o diciendo algo. Ya habíamos pensado que esto sucedería, con Neela, por eso fue todo a propósito.

    Yo no podía creer aquello. Me quedé mirándolo, dudando entre pegarle, insultarlo o ponerme a reír ante aquella estupidez. Hasta que al fin dije:

    ¾Y, ¿qué se supone que haremos entonces? ¾decidí que lo mejor sería seguir con este juego, que después de todo, no parecía tan mal plan.

    ¾Pues, tú si quieres puedes resistirte a mis encantos ¾dijo de manera arrogante¾, o caer rendida a mis pies rápidamente. Claro está que falsamente.

    ¾Bueno, está bien. Probemos a ver si este “astuto” plan nos lleva a algún lado, pero sólo por hoy. Porque sinceramente, creo que con esto no vamos a lograr nada. Asique todo lo que yo haga o diga hoy, es mentira, ¿entendido?

    ¾Por supuesto, Tenten ¾dijo como si fuera obvio, y es que en realidad, sí era obvio¾. Ambos nos queremos como hermanos, jamás pasaría nada.

    ¾Sí, además de que te gusta Sakura ¾dije riendo, pero a la vez molesta.

    ¾No me gusta Sakura, a mí me gusta… ¾empezó a defenderse por impulso, pero se cortó en seco al darse cuenta de lo que iba a decir¾ Nadie, no me gusta nadie. Lo sabes.

    ¾Lo que sé es que te gusta alguien y no quieres decirme. Por lo que te informo que no vas a salir de este cuarto hasta que me digas ¾dije parándome y yendo hasta la puesta, para asegurarme de que no saliera hasta confesar.

    ¾No te diré. Y es mejor que bajemos, o van a pensar que estamos haciendo otro tipo de cosas ¾dijo tratando de convencerme mientras sonreía de lado pícaramente. Lamentablemente, tenía razón.

    ¾Bueno, pero por favor, cuéntame ¾pasé a la fase de rogar por la información, era la última cosa que intentar, que solía funcionar. Además de que yo ya tenía mis sospechas, solo quería una confirmación¾. Tú ya sabes quién me gusta. Somos mejores amigos, puedes confiar en mí, y lo sabes.

    ¾Lo sé, es sólo que…

    ¾Es sólo que tu estúpido orgullo no deja que admitas nunca tus sentimientos ¾dije terminando la frase por él.

    ¾Está bien, te diré ¾dijo. Luego de una pausa añadió¾. Ya sabes quién es, ¿para qué me haces decirlo?

    ¾Para que te tragues tu orgullo. Dilo.

    ¾Es Neela, ¿contenta? ¾dijo después de haber dado un gran suspiro¾ Neela es quien me gusta y apostaría lo que fuera a que tú ya lo sabías. Me conoces más que yo mismo, Tenten.

    ¾Sí, ya lo sabía ¾concordé riendo¾. Sólo quería escucharte decirlo.

    ¾¡¿Qué tanto hacen ahí arriba?! ¾gritó Daichi desde abajo.

    ¾¡Nada, sólo hablábamos! ¾contesté mientras abría la puerta y salía, con Sasuke pisándome los talones.

    ¾Mmm… seguro ¾dijo Neela.

    ¾Cállate, Neela ¾dijo Temari sonriendo¾. No los dejes en evidencia.

    ¾¿Evidencia de qué? ¾dije lanzándoles miradas asesinas¾ Sólo, y repito, sólo hablábamos.

    ¾Ya, está bien. Dejen las discusiones y vengan a comer ¾dijo Naruto, que estaba sentado en la cocina.

    Nos dirigimos todos a la cocina y merendamos, una hora más tarde empezaron a irse. Kiba y Shino fueron los primeros. Luego Naruto y Hinata. Unos minutos después de que ellos se fueran, recibí un mensaje de mi hermana, que decía que se quedaría hasta el día siguiente en casa de su amiga.

    ¾Tenten, ¿puedo quedarme esta noche también? ¾preguntó Neela.

    ¾Obvio que puedes ¾contesté sonriéndole.

    ¾Genial, le avisaré a mamá ¾dijo y subió a mi cuarto a buscar su celular para llamar a su madre.

    ¾Bueno, nosotros nos iremos ya ¾dijo Temari poniéndose en pie. Shikamaru hizo lo mismo. Se despidieron y los acompañé a la puerta.

    Cuando volvía hacia la cocina escuché las voces de Sasuke y Neji, diciéndole a mi hermano sobre Ty-Lee. Le decían que desde que empezó a salir con ella habían dejado de juntarse y cosas así. No quería estar de metiche, por lo que pasé directo hasta las escaleras y subí a mi cuarto. Justo Neela iba saliendo de la habitación pero le dije que volviera a entrar.

    ¾Creo que por fin van a hacer que abra los ojos ¾dije, y ella me entendió enseguida.

    Después de que yo cerrara la puerta me preguntó:

    ¾¿Ya te contó Sasuke?

    ¾¿Lo del plan? ¾ella asintió¾ Sí, lo hizo.

    ¾¿Estás de acuerdo?

    ¾¾dije suspirando¾, pero sólo acepté por lo que queda del día. Sinceramente, creo que esto no nos llevará a ningún lado.

    ¾Bueno, pero, ¿qué pierdes con intentar? ¾dijo sonriendo.

    ¾Nada, no pierdo nada ¾contesté resignada¾. Sólo espero que Sasuke tenga razón y él de verdad esté interesado en mí. Pero, estaba pensando en que, si yo demuestro interés por Sasuke, esto jamás resultaría. Lo que yo debo hacer es mantenerme neutral.

    ¾Tienes razón. Eso será lo mejor.

    De repente escuchamos como alguien daba un portazo en la puerta de entrada de la casa. Nos miramos y bajamos rápidamente.

    ¾¿Qué pasó? ¾pregunté cuando vi a Neji y Sasuke en la cocina.

    ¾Nada, sólo que le hablamos sobre lo de Ty-Lee, ya saben ¾me contestó Neji sin mirarme.

    ¾Y se enojó un poco, pero sabe que tenemos razón ¾dijo Sasuke

    ¾Sí, él se está dando cuenta, ahora que ella está de viaje, que realmente lo estaba consumiendo ¾dijo Neela, sentándose en una silla. Yo hice lo mismo.

    ¾Es cierto, hoy por la mañana cuando tú le estabas hablando de eso, se notaba que quería darte la razón ¾estuve de acuerdo¾. Sólo que él jamás haría algo así, no mientras esté con ella.

    ¾Yo no sé quién es peor ¾dijo Neela¾, si Tayuya y sus amigas o Ty-Lee.

    ¾Son tipos diferentes de zorras ¾dije riendo por su comentario¾. Tayuya y compañía son del tipo de las regaladas, y Ty-Lee es del tipo de las lava-cerebros obsesivas.

    ¾Estoy completamente de acuerdo ¾dijo Neela riendo también¾. Gracias por aclararme la diferencia.

    Los dos chicos nos miraban. Neji se aclaró la garganta para llamar nuestra atención.

    ¾Si no les importa, les voy a pedir que se dejen de decir cosas sobre mi novia ¾dijo¾, por lo menos mientras yo esté presente.

    ¾Bueno, tendré en cuenta tu petición ¾dijo Neela¾. Pero aun así, no creo que la tome tan en cuenta como para hacerte caso. Ya sabes que yo suelo decir la verdad aunque sea dura. Y este es un caso en el que voy a seguir repitiéndola hasta que haya algo que me demuestre que ellas no son zorras.

    No pude más y empecé a reír muy fuerte, mientras Sasuke, que no había dicho nada hasta ahora, hizo lo mismo. Neela le sonrió a Neji con suficiencia y éste se limitó a negar con la cabeza.

    Un rato después los chicos se fueron. Se habían quedado a esperar que volviera Daichi, pero viendo que no lo iba a hacer pronto, decidieron irse. Ya hablarían con él después. Neela y yo prendimos la televisión y nos sentamos a mirar una serie que nos encantaba.

    Cuando por fin mi hermano regresó, se sentó a mirar televisión con nosotras. No dijo ninguna palabra de lo sucedido y nosotras ni lo mencionamos. Yo había decidido que no iba a pelearme con él de gusto, era mucho más probable que él se peleara conmigo, a que se peleara con alguno de sus amigos.

    A la hora de cenar, lo tres cenamos algo liviano y cada quien se fue a su cuarto correspondiente; Daichi al suyo, y Neela y yo al mío.

    ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------​

    Al día siguiente Neela se marchó después de mediodía. Midori llegó apenas unas horas después. El resto del lunes se pasó rápido y el martes también.

    El miércoles a media tarde, recibí un mensaje de Naruto diciendo que Hinata tenía algo importante que decirnos a todos, que fuéramos a las seis de la tarde al River.


    Al parecer a Daichi le había mandado el mismo mensaje, y cuando se hizo la hora, los dos nos dirigimos al River.

    ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------​
    ¿Qué les pareció? ¿Les gustó? Sí, no, ¿por qué?​
    ¡Saludos!​
     
    • Me gusta Me gusta x 6
  21.  
    Hanabi Hyuga

    Hanabi Hyuga Grumete

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Junio 2013
    Mensajes:
    41
    Puntos en trofeos:
    18
    Estaba por levantarme e irme a mi habitación hasta que la película terminara, cuando sentí que Sasuke me abrazaba por la cintura y me pegaba a él.

    ¾No te vayas, no me obligues a dejar de mirar la película por ir contigo ¾susurró con la boca pegada a mi oreja. Yo simplemente asentí y me di la vuelta, recostando mi cabeza en él, de un modo en el que yo no lograra ver la televisión.

    SasuTen!!! >.<!!!
    Si este fic no fuera NejiTen cualquiera dudaría!!! ahhh me pregunto qué pasará después, me dejaste en intriga!
    De repente, sentí la mirada de Neji en mí. Más bien, en “nosotros”, Sasuke y yo. Vi la mirada que Neji le lanzaba a Sasuke y giré mi rostro para ver como éste le sonreía burlonamente.

    Por fin Neji-niisan!!! Ya era hora que tuvieras celos! ^^ Ahora entiendo la actitud de Sasuke, la verdad si me encanta la amistad que tiene con Tenten :D

    Este fue mi capitulo favorito!!! Tuve tantas emociones juntas, me encanto! pero ahora odio más a la zorra de Tayuya ¬¬
    Por cierto me gusto que Sasuke sea su cupido y bueno si necesitas más personal puedes incluir al personaje de Hanabi, que bien puede ayudar a Neji-niisan a descubrir sus sentimientos por Tenten a la vez que hacer algunas travesuras para que pasen momentos juntos *-*
    Estaré esperando otro emocionante capitulo! Cuídate Clary-san :)
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  22.  
    Clary Winslow

    Clary Winslow Pirata

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Junio 2013
    Mensajes:
    129
    Puntos en trofeos:
    135
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - The best holidays of our lives
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1826
    Capítulo 8
    Daichi estacionó el auto en el estacionamiento del River y los dos nos dirigimos hacia el interior del local. Llegamos a la mesa que estaba ocupada por nuestros amigos. Allí estaban todos, sentados alrededor de la mesa en este orden; Hinata, Naruto, Kiba, Shikamaru, Temari, Sasuke, Neela y Neji. Acercamos dos sillas que estaban sin uso y luego de saludar a todos con un saludo general, nos sentamos. Desgraciadamente, a mí me tocó al lado de Neji, ya que mi hermano se sentó al lado de Hinata. Pedimos algo para comer y beber.

    ¾Bueno, chicos ¾dijo Naruto con una enorme sonrisa¾. Hinata tiene muy buenas noticias.

    ¾¡No me digas que estás embarazada! ¾exclamó Neela sin darle tiempo a Hinata de hablar. Esta última se puso toda roja y empezó a negar con la cabeza.

    ¾No, no es eso ¾dijo Hinata¾. Es una invitación que tengo para hacerles.

    ¾¿Se van a casar y van a invitarnos? ¾volvió a interrumpir Neela y Hinata le lanzó una mirada asesina, a lo que Neela empezó a reír. Era típico de ella interrumpir muchas veces sin dejarte hablar sólo por diversión.

    ¾Déjala hablar ya ¾la regañó Temari.

    ¾Bueno, como les decía, tengo una invitación para hacerles ¾volvió a decir Hinata¾. Mi padre tiene unas cabañas que están de camino a las montañas y me dijo que podía invitarlos a ustedes a pasar la última semana de vacaciones allá. Mis padres y mi hermana, Hanabi, ya están allí.

    Todos se pusieron a gritar que era una idea fabulosa. Era cierto, era una idea grandiosa.

    ¾¿Y cuándo iríamos? ¾le preguntó Shikamaru.

    ¾Y la idea sería salir el viernes y volver el viernes siguiente ¾contestó Hinata.

    ¾Mis padres y mi hermano van mañana, y se supone que yo también ¾dijo Sasuke y todos volteamos a verlo.

    ¾¿En serio? ¾preguntó Kiba.

    ¾Sí, es en serio ¾contestó Sasuke¾. Aunque yo puedo esperar hasta pasado mañana e ir con ustedes.

    ¾¿Tu hermano también va? ¾preguntó Neela con mucho interés y lanzándome una mirada cómplice. Yo me reí por lo bajo.

    ¾Sí, eso dije ¾le respondió Sasuke medio molesto.

    ¾¡Wow! ¾exclamó Temari¾ ¡Qué suerte tienen chicas de estar solteras!

    ¾Ni tanto ¾le dijo Neela¾. Igual es como nuestro platónico, jamás nos prestaría atención.

    ¾¿Nuestro? ¾preguntó Sasuke alzando una ceja¾ ¿De quién más es el platónico?

    ¾De Tenten ¾le contestó Neela¾. Y de todas.

    Sasuke me miró y yo me empecé a reír, Neela y Temari hicieron lo mismo.

    ¾¿Te gusta mi hermano? ¾me preguntó Sasuke incrédulo.

    ¾No, no me gusta ¾le respondí riendo¾. Sólo me parece lindo y extremadamente sexy, pero nada más.

    ¾¡Oh, por favor! ¿Es en serio? ¾volvió a preguntarme él.

    ¾Sí, es en serio ¾le contesté un poco más seria, ya se me había pasado la risa. Sasuke negó con la cabeza.

    ¾A todas nos parece lindo y extremadamente sexy ¾dijo Temari. Luego miro a Shikamaru y le sonrió.

    ¾Bueno ¾nos interrumpió Hinata¾, ¿quiénes van, además de Sasuke y Naruto? Yo hablé con Shino hoy y dijo que él no podría.

    ¾Yo voy ¾dijo Shikamaru.

    ¾Yo también ¾se apuntó Kiba.

    ¾Cuenten conmigo ¾dijo Temari.

    ¾Conmigo igual ¾concordó Neela.

    ¾Y con nosotros ¾dijo mi hermano.

    ¾Yo también iré ¾dijo Neji, hablando por primera vez en todo el rato.

    ¾Estupendo ¾dijo Hinata¾. Todos iremos, bueno, menos Shino.

    ¾¡Genial! ¾gritó Naruto¾ ¡Esto será muy divertido!

    ¾No grites, Naruto ¾le dijo Sasuke.

    ¾Es que es muy emocionante ¾contestó a modo de disculpa el rubio.

    ¾Daichi, ¿Ty-Lee vendrá? ¾preguntó Hinata, antes de que Sasuke y Naruto se pusieran a discutir.

    ¾No, ella llega el domingo por lo que no podrá ¾contestó secamente el aludido.

    ¾¿Cómo vamos a hacer para ir? ¾preguntó Shikamaru cambiando de tema.

    ¾Eso ya lo arregló todo mi tío ¾contestó Neji.

    ¾¾corroboró Hinata¾. Iremos en una camioneta de esas que son tipo para escolares. La que contrató es para 12 personas asique entraremos bien. Además no tendremos que conducir nosotros porque la contrató con chofer y todo.

    ¾Wow, tu padre sí que pensó en todo ¾exclamó Kiba.

    Estuvimos como una hora más hablando de todo lo que se podía hacer en ese complejo de cabañas del que el padre de Hinata era dueño. Ella nos contó que se podía ir a esquiar con instructores que te enseñaban cómo hacerlo o solos. Se daban paseos guiados por un bosque cercano, al que también se podía ir solo, aunque no era conveniente porque podías perderte. También podías dar paseos a caballo, había lugares hermosos para ir, como dos lagos que estaban bastante cerca. Eso, entre otra cantidad de cosas. Nos recomendó que lleváramos ropa de abrigo pero que también lleváramos trajes de baño, ya que el complejo contaba con una piscina climatizada bajo techo.

    A medida que ella nos contaba la emoción crecía más y más en todos nosotros. Nos despedimos ansiosos porque se hiciera viernes. Quedamos de encontrarnos afuera de la casa de Hinata a las 7 de la mañana ya que eran tres horas de viaje y no queríamos llegar sobre la hora del almuerzo.

    Cuando Daichi y yo llegamos a casa le contamos los planes a Midori, quien se puso feliz a la vez que rogaba porque la lleváramos. Aunque luego lo pensó mejor y decidió que se quedaría para aprovechar la soledad de la casa. Le advertí que no hiciera ninguna fiesta que destruyera la casa, sino nuestros padres iban a matarnos. Ya sospechaba que algo de eso planeaba, sino no hubiera desistido de la idea de ir con nosotros, aunque ella argumentó que alguien debía cuidar la casa.

    El jueves por la tarde Temari vino a mi casa ya que hacía tiempo que no conversábamos las dos. Mientras yo hacía mi valija ella me contó cómo le estaba yendo con Shikamaru y hablamos sobre mi situación con todo lo de Neji. Horas más tarde, cerca de la hora de cenar, se fue a su casa.

    ---------------------------------------------------------------------------------------------------​
    El viernes por la mañana me levanté a las seis y me di un baño. Me puse un jean cómodo, una remera de manga larga y un saco no demasiado abrigado ya que pensaba llevar una campera de abrigo puesta. Me puse zapatillas deportivas y bajé a desayunar o se me iba a hacer tarde. Daichi ya estaba desayunando.

    Cuando terminamos tomé mi valija y el pequeño bolso de mano en el que llevaba cosas de todos los días, como la billetera y el celular. Nos subimos al auto y condujimos hasta la casa de Hinata, la famosa “mansión Hyuga”. Era tan grande como la casa de Sasuke. Estacionamos en el garaje que Hinata nos había dicho que podíamos usar para guardar los autos mientras estábamos de viaje y bajamos.

    Ya estaban casi todos, sólo faltaban Sasuke, Kiba, Neji y Neela. Cargamos nuestras valijas en la camioneta en la que íbamos a ir y esperamos conversando en la vereda a que llegaran los dos. Sasuke y Kiba llegaron casi al mismo tiempo. Neela llegó acompañada de Matsuri, algo que me sorprendió bastante. En el momento en el que llego Neji, casi se me para el corazón. Venía de la mano de Tayuya.

    ¾Genial ¾dijo el rubio hiperactivo¾. Ya estamos todos.

    ¾Sí, y no va a sobrar ningún asiento por lo que veo ¾dijo Temari mientras todos subíamos a la camioneta. Era cierto, éramos 12 y la camioneta era para 12.

    Cuando todos estuvimos sentados el chofer arrancó. Algunos se pusieron a escuchar música, varios a conversar y otros decidimos tratar de dormir. Me senté del lado de la ventanilla y como no tenía ganas de hablar, cerré mis ojos y me quedé dormida un rato después.

    Me desperté porque alguien me sacudía suavemente tocándome un hombro. Abrí los ojos y vi a una sonriente Temari.

    ¾Ya casi llegamos ¾ me dijo. Me enderecé en el asiento y me estiré un poco.

    Miré por la ventana y vi un paisaje hermoso que ya conocía muy bien. Cuando era más pequeña mi familia solía venir de vacaciones a este lugar. A veces a las cabañas y a veces a acampar. Había toda una hilera de montañas que no dejaban ver bien el horizonte, pero que estaban lejos. La cima de ellas estaba cubierta de nieve. Nieve que no llegaba hasta donde estaban las cabañas.

    Cuando el chofer estacionó, comenzamos a bajar. Hiashi Hyuga, el padre de Hinata, nos esperaba para darnos la bienvenida. A su lado una chica de aproximadamente unos 12 años nos sonreía ampliamente. Era la hermana de Hinata, Hanabi. Era una chica muy simpática, había tenido la oportunidad de conversar con ella en algunos de los cumpleaños de Hinata o en reuniones que se hacían en su casa.

    Acabamos de descargar las cosas y nos dirigimos a donde estaban Hiashi y Hanabi.

    ¾Bienvenidos, chicos ¾nos saludó el padre de Hinata¾. Espero que su estadía aquí se muy agradable. Les daré algunas indicaciones importantes.

    ------------------------------------------------------------------------------------------​
    ¿Les gustó? ​
    ¿Qué les parece la idea de que se vayan de vacaciones juntos?​
    ¿Qué opinan de que Neji lleve a Tayuya?​
    Bueno, hasta el próximo capítulo.​
    Gracias a todos los lectores :)​
     
    • Me gusta Me gusta x 5

Comparte esta página