1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Relato Fanfic - Soy demasiado pequeña para muchas cosas

Tema en 'Historias Terminadas Originales' iniciado por Monii-chan, 28 Febrero 2012.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Monii-chan

    Monii-chan Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    7 Mayo 2011
    Mensajes:
    83
    Puntos en trofeos:
    73
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Soy demasiado pequeña para muchas cosas
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Tragedia
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    607
    Soy demasiado pequeña para muchas cosas
    Volvía del colegio, no sé cuanto tiempo hace de esto, pero lo recuerdo como si fuera ayer.
    Me encontraba muy preocupada, aún sin saber que había, no era algo muy normal ver a mi madre tan preocupada y llorando pero, pensaba lo peor.

    Habían llamado a mi madre unos amigos de mi padre. La vi muy preocupada, y yo me sentía impotente al no saber que había pasado y no poder hacer nada para alegrarla un poco.

    Nada más colgar mi madre, nos dejó a mi hermano y a mí con mi abuela —que vivía a unos pocos metros de mi casa—, para irse hacia lo que yo sospechaba que sería una mutua. Pero antes, contar a mi abuela todo lo sucedido y como antes, me volví a preguntar en mi mente qué había ocurrido.

    Pasaron las horas y lo único que oía era el llanto ahogado de mi abuela, y yo, me encontraba cada vez más angustiada, triste y preocupada. Llegó mi madre. Me asomé por la puerta de la sala de al lado —pues se suponía que tenía que echar la siesta— y me encontré a mi madre intentando consolar a mi abuela, quien lo único que hacía era llorar y llorar cada vez más. Y otra vez más, me hice la misma pregunta que tantas veces había pasado por mi mente cada vez más furiosa.

    ¡¿Por qué nadie me decía qué había pasado?! Aunque sabía la respuesta: era muy pequeña para saberlo.
    Situaciones como ésta hacían que quisiera crecer rápido y hacerme mayor para que me contaran las cosas; aún sabiendo que después me arrepentiría.

    Ya no aguantaba más. Me sentía furiosa y a la vez temerosa de la posible respuesta, pero eso no me impidió seguir adelante.

    Cuando ya las cosas se habían calmado un poco y mi madre nos iba a llevar a mi hermano y a mí a casa, me decidí a preguntar:

    —¿Qué ha pasado?

    Pero solo hubo un silencio, lo que me hizo enfadar.

    —¡¿Qué demonios ha pasado?! — volví a preguntar, esta vez gritando enfadada.

    Mi pregunta fue respondida. Me quedé sin habla; me encontraba muy arrepentida pero, tarde o temprano lo tendría que saber, de todas formas ya le vería.

    Me sentía entre arrepentida y orgullosa de haber conseguido lo que quería, triste y aliviada de que no fuera más grave de lo que yo ya me había imaginado.

    No pude aguantar las ganas y lloré. Nunca antes me había encontrado tan triste; no estaba preparada para este tipo de noticias; pues, en ese entonces, era demasiado pequeña para muchas cosas.

    +The end+
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página