1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Sol y Luna

Tema en 'Fanfics Terminados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por KaGoMeHbC, 4 Julio 2010.

Cargando...
  1.  
    KagomeCastro

    KagomeCastro Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    24 Enero 2010
    Mensajes:
    22
    Puntos en trofeos:
    43
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Sol y Luna
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1896
    Sol y Luna

    ¡Otra vez! Simplemente otra vez lo había hecho, no se podía mantener una conversación con él sin que saliera a brillar lo bestia que puede ser en ocaciones:
    Se encontraban solos en una cueva, Sango había ido a su antigua aldea a rezar por su padre y sus compañeros, evidentemente el Monje Miroku la había acompañado mientras que el pequeño Shipou más bien fue arrastrado por la pareja de mencionados, para que no molestara con ninguna de sus preguntas. Hacía algo de frío esa noche y ambos personajes sufrían de aquel insomnio especial que te permite estar despierto solamente si esa persona aún lo está, a pesar de que Kagome sabía que Inuyasha rara vez dormía, sólo quería hacerle compañía.
    -Oye Kagome- Dijo Inuyasha sin desviar la mirada del casi inútil fuego que habían encendido fuera del refugio escogido- ¿estás segura que no tienes sueño?-
    -No Inuyasha- y era verdad, se sentía muy despierta a pesar de que el frío atonta a la gente- lo cual es muy extraño porque hoy fue un día agotador- dijo más para sí misma que para él mientras se frotaba las manos para entrar aunque sea en un poco de calor ¡Que noche tan endemoniadamente fría!
    Inuyasha observando el gesto que hacía se acercó rápidamente a ella tomando una de sus manos lo cual provocó que la chica se ruborizara.
    -Tonta estás helada- gruñó mientras se quitaba su haori rojo y se lo colocaba sobre los hombros- pareces muerta, si sigues así te vas a resfriar – Kagome conmovida por el gesto apoyó su cabeza en el hombro de Inuyasha y tomo su mano, estaba tibia, todo él siempre era muy cálido a pesar de todas las discusiones que podían tener.
    -Gracias Inuyasha, me alegra mucho que estés aquí conmigo- dijo cerrando los ojos para sentir con más intensidad su respiración acelerada por los nervios, el latido de su corazón e imaginando con una sonrisa las expresiones de su rostro en ese momento. Inuyasha se encontraba muy nervioso, una gota de sudor estaba comenzando a bajar por su sien ¿Qué se supone que debía hacer en estos momentos? Él no tenía mucha experiencia que digamos, y él nunca había tomado la iniciativa, pero de alguna manera el sentía que con ella era diferente, al estar con Kagome no hacían falta las palabras, por que cada gesto, cada caricia y sonrisa eran equivalentes a una conversación de un millón de minutos, ambos sentían lo mismo; pero Inuyasha… bruto al fin:
    -¡Keh! No seas tonta, sabes perfectamente que si te enfermas no podrás ver con facilidad los fragmentos de la perla y será más difícil para mí cuidarte-
    Fue como si un rayo de amargura partiera el corazón de Kagome en un pedazo más, si, otra grieta más en su herido corazón por culpa de Inuyasha , inmediatamente las lágrimas de rabia subieron hasta nublarle la mirada, soltó su mano con violencia, se levantó y se alejó caminando, cuando él quiso seguirla para tratar de enmendar su error, lo sepulto bajo 2 metros de tierra con todos los “ABAJO” que le dedicó, después de eso salió corriendo.
    -Inuyasha eres un idiota, ¿así que es para eso por lo que me sigues cuidando? ¿Sólo para eso me necesitas? PUES AL DEMONIO CON TU PROTECCIÓN- Gritaba mientras se alejaba corriendo hasta llegar a un claro, en donde la luz de la luna alumbraba todo lo que había en él.
    De no ser por que tropezó con una piedra debido a su ceguera por la rabia no se hubiese detenido, al caer comprobó que se había hecho un corte algo profundo en la pantorrilla, estaba sangrando y seguro que dejaría una cicatriz, ahí fue donde comprobó que aun cargaba puesto el haori de su querido Inuyasha, se arropó más con él, se acurrucó en el suelo y lloró amargamente.
    ~Mientras tanto~
    -Esa Kagome ¿Quién se cree que es para enterrarme así?- gruñó mientras luchaba por salir del agujero, en ese momento su conciencia lo abofeteo y pensó: “no debí haberle dicho mentiras, yo la necesito a ella, necesito verla a diario para sentirme vivo, necesito su risa, su mirada alegre, sus pequeñas manos entrelazadas con las mías ¿Por qué tengo que ser tan bestia? Ella no depende de mí para vivir plenamente ¡YO DEPENDO DE ELLA! De su luz, soy un completo estúpido” Levantándose dijo :-Huele a sangre y a lágrimas… ahora por mi culpa se hizo daño- corrió persiguiendo el aroma- tengo que llegar a ella a pedirle que me perdone-
    Corrió lo más rápido que pudo, y por cada paso que daba su culpa aumentaba, tenía que llegar y pronto.
    -KAGOME-
    -¡¡¡AUXILIO!!! INUYASHA- cuando llego al claro, dos demonios estaban a su alrededor, ella no podía defenderse ya que sus armas se habían quedado en el campamento y su poder espiritual estaba muy debilitado, esos demonios habían sido atraídos con el olor de su sangre.
    -¡FUERA DE AQUÍ MALDITOS! GARRAS DE ACERO- acabo con ambos de un solo golpe-Kagome ¿estás bien?- a lo que ella no contestó, sólo se quedo cruzada de brazos- Kagome por favor-
    -Gracias- dijo firmemente ella mientras se quitaba el haori y se lo regresaba sin siquiera mirar a Inuyasha, estaba decidida a regresar al campamento por sus cosas y, sola, encontrar el camino hacia el pozo sagrado, pero Inuyasha la detuvo tomándola por los hombros, ella mantuvo la mirada apartada.
    -Kagome por favor escuchame- dijo Inuyasha con la voz algo débil, un frío más intenso que el del ambiente había penetrado en su pecho, era el miedo, el miedo a perderla para siempre.
    -NO, TU ESCUCHAME- grito Kagome levantando su cara cubierta de sal mientras que nuevas lágrimas nacían en sus ojos- ESTOY CANSADA DE QUE ME TRATES ASÍ, ESTOY CANSADA QUE SOLO ME NECESITES POR TU COCHINO INTERES EN CONSEGUIR LA PERLA PARA SER UN GRAN DEMONIO, YO TENGO SENTIMIENTOS Y TU LOS DESTRUYES CADA VEZ QUE HACES COMENTATIOS COMO ESE, ERES UN IDIOTA- dijo brindándole un buen pisotón buscando zafarse de su agarre, pero el muchacho ni siquiera se movió-¿Qué quieres ahora? ¿Pedirme disculpas como siempre haces? O ¿esperar que regrese a tu lado sin decirte palabra? Tu sabes que lo que más quiero es permanecer a tu lado para siempre como ambos nos lo hemos prometido en diferentes ocasiones, pero no puedo continuar así, no cuando se que tu no me…-
    -NO- El miedo habitante en su interior se apoderó de él, haciendo que su cuerpo no respondiera y cayera arrodillado a los pies de Kagome – nunca, por favor nunca completes esa frase, porque sería una mentira tan abominable que acabaría conmigo, me mataría y la verdad es que prefiero estar muerto antes que sin ti- levantó su mirada, colmada de lágrimas y dijo con voz quebrada- Kagome yo estoy viviendo esta nueva vida gracias a ti, y no es porque me liberaste de ese hechizo del árbol, sino porque le das una razón de ser a mi existencia con solo estar conmigo todos los días, tu eres la razón por la que peleo, tu eres la razón por la que tengo amigos, tu eres la razón por la cual ya no estoy solo, TU Y SOLO TU HACES QUE CADA LATIDO DE MI CORAZÓN NO SEA EN VANO, porque tú eres mi todo Kagome, y prefiero morir antes que perderte- Kagome lo miraba anonadada, no podía creer que todo lo que estuviera diciendo fuera verdad, no podía creer que Inuyasha llorara por ella otra vez, se puso a la altura del muchacho tomando su rostro entre sus manos- Kagome perdóname por favor- dijo tratando de secarse las lágrimas con rabia pero Kagome se lo impidió.
    -Inuyasha…- lágrimas de felicidad ahora corrían por sus mejillas.
    -Quédate conmigo por favor- dijo él tomando una de sus manos y besándola con ternura- y no llores más que eso me hace sentir horrible odio verte así, eres mucho más hermosa cuando ríes-
    Kagome ruborizada hasta la punta de los cabellos sonría mientras Inuyasha le sea las lágrimas
    -Cada día de mi vida- y juntos se dieron un tierno y largo abrazo hasta que amaneció.
    -¿Sabes Inuyasha?- dijo mientras caminaban tomados de la mano hacia el campamento- Fácilmente puedo compararte con el sol- él la miro extrañado- si… siempre que te abrazo eres muy cálido, y aunque a veces me dañas, como cuando el sol daña la piel, lo compensas con tu bonita sonrisa y tus hermosos sentimientos, es como si brillaras para mi, para hacerme ver todo con más claridad y además, no importa si esté bien o en problemas, triste o feliz, yo se que tarde o temprano tu vendrás a estar conmigo, como cuando sale el sol después de una noche muy obscura. Eres mi sol- añadió muy roja.
    Inuyasha beso su coronilla y le dijo- entonces fácilmente te comparo con la luna, porque en las noches de luna ella siempre me acompaña a donde quiera que voy, justo como tú, las noches en las que la luna está ausente se pueden comparar a los días en los que no estás porque me encuentro más vulnerable y en peligro a estar solo otra vez, pero tengo la confianza en que siempre regresará para acompañarme, pero lo más importante es – dijo mientras miraba a Kagome fijamente a los ojos- que la luna tiene la capacidad de brillar en el momento más oscuro, que es la noche, y brindar esperanza a quienes se encuentran perdidos para que encuentren su camino. Así que tú eres mi luna Kagome- añadió mientras secaba las lágrimas de alegría de la muchacha, y se daban su hermoso, tierno, cálido y brillante primer beso.
    Fin
     
  2.  
    miko kagome

    miko kagome Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    8 Junio 2010
    Mensajes:
    286
    Puntos en trofeos:
    38
    Pluma de
    Escritora
    Re: Sol y Luna

    hola!!!
    que bonito te quedo tu fic^^
    es más estuvo fabuloso, lo narras de una manera única y la trama de la historia fue muy interesante, poe ello este se ha convertido en uno de mis fic favoritos ^^
    me encanto la parte donde Inuyasha le da su haori en la cueva para que no se enferme, lástima que el bruto de Inuyasha arruino el momento
    además me fascino cuando Inuyasha llora y la dice a Kagome lo importante que es ella para el
    pero sin duda lo que más me gusto fue el final, al fin se dieron su primer beso n///n
    espero más adelante escribas otros fics!!!!
    bye n_n
     
  3.  
    KagomeCastro

    KagomeCastro Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    24 Enero 2010
    Mensajes:
    22
    Puntos en trofeos:
    43
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Sol y Luna
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    56
    Re: Sol y Luna

    Muchisimas gracias amiga!!! y yo he escrito otros que estan en esta misma página! "Eres tu a quien he amado todo este tiempo" "You are beautifull" y "Dolor manifestado en papel" leelos por favor n___n puedes decirpe que piensas en mi muro, tu opinion es muy importante para mi.
     
  4.  
    KagomeCastro

    KagomeCastro Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    24 Enero 2010
    Mensajes:
    22
    Puntos en trofeos:
    43
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Sol y Luna
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    235
    Re: Sol y Luna

    Este fanfic es para ti, tu que eres mi sol de verdad, tu que siempre vienes cuando te necesito, tu que hiciste que mi corazón brillara para volverse a arrugar por tu indiferencia, tu que me cuidaste, que me hiciste sentir en las nubes para luego estrellarme en el suelo una y otra vez...si... a pesar de todo eso sigues siendo mi sol aunque yo no sea tu luna, y créeme que este amor no correspondido ha sido el que más ha influido en mi, ya que te amé de verdad, y te lo demostré, pero eres tan estúpido que no te diste cuenta. A pesar de todo eres mi mejor amigo que me quiere mucho ... y yo siempre seré tu mejor amiga, la más chiquita, la que más se sonroja, la que siempre te escucha y a la que tu siempre escuchas. Siempre los mejores amigos que cuando hablan se entienden perfectamente sin utilizar palabras y que con un abrazo o una tomada de mano se dicen todo. Quisiera poder decir que ya no te amo, pero creo que parte de mi estaría mintiendo, más si puedo decir que estoy tratando de enterrar este sentimiento para que no salga a la luz, a pesar de que ya lo sepas.

    G.A.R.L y M.B.C amigos por siempre.
     
  5.  
    jeniYasha

    jeniYasha Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    28 Abril 2010
    Mensajes:
    96
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Sol y Luna

    que bello!!
    este fic me aceleraba el corazon!! y eso me encanta jaja
    por que es una sensacion tan rara y te hace pensar que estas ahi!
    como si las palabras te llegaran a ti!!
    inu como siempre! un grosero!! pero bueno...
    ¿que le vamos a hacer? el es asi! nadia lo puede cambiar!
    y eso lo hace hermoso *.*
    y kagome le dijo... mejor dicho le grito lo que sentia
    me gusto eso! ya que casi siempre se contenia las ganas de gritar!
    pero siempre se descargaba con los "abajos"
    me encanto la comparacion que hiciste del sol y la luna
    yo por el titulo pensaba que eran dioses o algo parecido xD
    espero la conti!
    ~~~sayito~~~
    ~~~dulcceammor~~~
     

Comparte esta página