1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Secret • Lee Chan (Dino)

Tema en 'Personas Reales' iniciado por ArianaMonteroP, 26 Diciembre 2016.

Cargando...
  1.  
    ArianaMonteroP

    ArianaMonteroP Si te beso hoy, loca por ti no estoy

    Libra
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2016
    Mensajes:
    129
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Secret • Lee Chan (Dino)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    174
    [​IMG]

    Lee Chan tiene un secreto, sólo el presidente de Pledis Entertainment lo sabe, él fue quién lo hizo prometer que así sería hasta que se termine el lapso de Seventeen... O hasta que lo descubran y el presidente no sepa qué hacer.

    ---

    •Todos los derechos reservados
    •Prohibida la copia y/o adaptación de esta historia sin su correspondiente autorización a su escritora original
    •De no pedir la autorización correspondiente, la persona será denunciada
    •100% Original
    •Actualización media
    •Capítulos medianamente cortos y/o largos
    •Historia comenzada el 18 de septiembre del 2016

    ♥ Actualizaciones:

    Se actualizara por orden:

    ♎ Llamada Peligrosa ➳ Lee Chan (Dino)
    ♎ Stay With My Love ➳ Lee Chan (Dino)
    ♎ The Sister of My Hyung ➳ Lee Chan (Dino)
    ♎ Secret ➳ Lee Chan • Dino
    ♎ Memorias de Otra Clase
    ♎ La hija o la madre ➳Lee JiHoon
    ♎ Hay que saber luchar
    ♎ Otoño ➳ Jeon JungKook
    ♎ Stigma ➳ TaeHyung

    Historia publicada en Wattpad:
    Secret • Lee Chan (Dino) - Ariana Montero - Wattpad
     
    Última edición por un moderador: 26 Diciembre 2016
  2.  
    ArianaMonteroP

    ArianaMonteroP Si te beso hoy, loca por ti no estoy

    Libra
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2016
    Mensajes:
    129
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Secret • Lee Chan (Dino)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1115
    "Adiós, Chan. Volveré, no dudes de eso."

    Abrió los ojos encontrándose con Vernon y SeungKwan vistiéndose.

    -Ya era hora, niño. Por un instante pensé en ir a buscar un balde, llenarlo de agua y tirártelo encima para que despiertes. ¡Anda, ve a bañarte!, debemos ir a desayunar para ir a Pledis, las promociones para Very Nice aún siguen y dentro de poco iremos de gira por todo Asía. ¡Deja de mirarme y haz lo que te digo!- le recriminaba SeungKwan, terminando de acomodar su cabello en el espejo, mirando a Chan por éste. Vernon sólo intercambiaba la mirada desde SeungKwan hasta Chan, clavando sus ojos en los del contrario, diciéndole con ésta un "hazle caso, se levantó con el pie izquierdo". Asintió entendiendo el mensaje y se despojó de las mantas que lo abrigan por la noche, dirigiéndose al baño que, curiosamente, estaba ausente de la tercera guerra mundial por ver quién entraba a bañarse primero. Decidió no darle importancia y entrar al baño. Pero repentinamente recordó algo: Olvidó su celular en el cuarto. Así que saliendo rápido, fue a su búsqueda antes de que cualquier sonido saliera de él. Para su suerte, el aparato electrónico no sonó durante su ausencia y, esta vez asegurándose de que llevaba encima suyo el teléfono, se dirigió al baño para, ahora así, bañarse.

    Apenas entró empezó a despojarse de su pijama, cuando estuvo completamente desnudo, entro a la regadera a darse esa ducha que estuvo esperando desde hace rato. Dejó que el agua que desprendía desde arriba de su cabeza lo liberara de todo el estrés posible de ese último tiempo, tantas promisiones, fanservise, etc. lo han dejado agotado. Lo bueno fue que su estrés se redujo al no presentarse en programas de televisión que no sean como Music Banck a cauda de que su Hyung, WonWoo, ha estado enfermo. Despejó sus pensamientos y decidió que lo mejor sería salir ya. Así que, cerrando el agua, envolviendo su cuerpo desnudo en un toalla de la cintura para abajo, asegurándose de que dejó la ropa en la canasta sucia y que tenía du celular consigo, salió del baño con camino a su habitación, en donde se vistió de una manera cómoda y que luego abandonó para ir al encuentro de sus mayores que lo esperaban en la sala para desayunar los trece juntos.

    Se sorprendió que en todo ese transcurso su celular no haya sonado como todas sus mañanas. Era demasiado extraño.

    -Por cierto, Chan, tu celular había sonado, era una llamada. La contesté, pero apenas dije "annyeonghaseyo" me cortó. Fue extraño, cómo era el nombre del contacto...- (pensando) - Ado... algo, no lo recuerdo bien.- dijo Vernon rascando su sien. Miró a Chan esperando una respuesta que nunca llegó, pues éste estaba con la boca abierta, obviamente sorprendido. - ¿qué? - le preguntó sin entender su expresión facial.

    -Na-Nada, Hyung.-

    -¿Nada?, tu expresión no dice lo mismo. ¿Quién era, Dino?- preguntó esta vez su líder.

    -N-Nadie importante.-

    -¡Vamos, niño! ¡Somos tus amigos, tus mayores! ¡Vives con nosotros desde hace años! ¿Acaso no nos tienes confianza después de tanto?- preguntó con una indignación fingida, MinGyu.

    -No es nadie importante. Sólo... Sólo un amigo de la infancia, eso es todo.- trató de ser y sonar lo más convincente posible, pues no quería mentirle a sus mayores, pero tampoco podía decirles la verdad, no ahora.

    -¿Amigo? ¿Y por qué recién nos enteramos de su existencia?- preguntó esta vez JiHoon.

    -Pu-pues porque nunca preguntaron. Además de que hace años que no hablaba con mi... amigo. Se fue a vivir a otro país y hace tiempo que no sé nada que esté relacionado a su vida.- internamente se auto-agradeció al poder pronunciar todas esas palabras sin haber hecho que sonara de una manera un tanto sospechosa.

    -Bueno, pues dile a tu amigo que fue muy maleducado conmigo.- le respondió Vernon, haciendo comillas en la palabra amigo, recibiendo un asentimiento de parte de Chan.

    El resto del día se lo pasó pensando en lo descuidado que fue al abandonar su celular y casi haberse dejado en evidencia. Trató de lo posible en no prestarle atención a lo que pasaba y concentrarse en todo lo que tenían para ese día, luego le enviaría un mensaje pidiéndole disculpas y retomar aquella conversación que les quedó pendiente esa mañana, acompañándola junto con la que tendrían apenas él hiciera esa llamada.

    Sin dudas, tuvo suerte, pues aún no empezaba el inicio del verdadero principio que le esperaba enfrentar junto a esa persona.

    Deberá tener más cuidado, pues si ya casi lo descubren una vez, la próxima puede ser que sí lo descubran. No quiere mentir, pero debe hacerlo por un tiempo más.

    Su secreto es preciado y daría hasta su propia vida por lo que de éste se trata, le es demasiado importante, debe cuidarlo hasta que ya no sea necesario seguir ocultándolo al resto de las personas. Pero aún falta tiempo.

    Al terminar lo que en su agenda estaba anotada para ese día, decidió que se iría a bañar después de que la guerra mundial pasase y hacer lo que tenía planeado para el momento en el que todos estuvieran cansadamente recostados sobre sus camas, durmiendo en los sueños de Morfeo sin saber lo que pasaba a esas altas horas de la noche en la cocina de su pequeño apartamento.

    Todos estaban en sus camas descansando para el siguiente día, pues sería agotador ya que ese era su día antes de su gira oficial por Asía, es decir, tenían todo ese día libre de cualquier actividad de trabajo y lo querían aprovechar al máximo. ¿Cómo?, durmiendo, claramente.

    Pero había algo, o más bien alguien que decidió irse a dormir tarde y aprovechar su noche libre de trabajo de otra manera. Así que asegurándose de que todos ya estaban en sus habitaciones durmiendo y que estaba lo suficientemente lejos de las recámaras como para no ser escuchado por ningún oído, decidió sacar su teléfono y buscar aquel contacto que hacían a sus ojos chispear de la emoción.

    -"Hola, siento lo de hoy. Pero aún podemos hablar esa charla que nos quedó pendiente y la de ahora. Mañana tengo el día libre, así que podremos hablar un poco más de la cuenta".- dijo mientras una sonrisa reluciente y gigante iluminaba su rostro, haciendo que sus ojos desaparecieran y se notase su felicidad al escuchar la voz del otro lado de la línea.
     
  3.  
    ArianaMonteroP

    ArianaMonteroP Si te beso hoy, loca por ti no estoy

    Libra
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2016
    Mensajes:
    129
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Secret • Lee Chan (Dino)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1124
    "-¿Quién eres?- le preguntó a la persona que hace poco se había referido a su cabello como peluca.

    -Ador...-"

    -¡Lee Chan, es hora de levantarse!- la voz prepotente de SeungKwan se hizo presente entre en medio del sueño, haciendo que el nombrado saliera de salto disparado desde su cama al suelo, llevándose consigo las mantas que lo calentaban del casi nulo frío que Seúl propinaba a sus habitantes.

    -No debiste asustarlo así, mira si lo terminas lastimando.- Le recriminó Vernon, viendo cómo su mayor tapaba con sus manos cualquier sonido de burla que intentarán salir de sus labios.

    -Lo siento, no era mi intención, sólo quería despertarlo.- se excuso con una sonrisa.

    Chan, quien seguía tirado en el suelo envuelto en sus mantas, observaba la escena de sus mayores.

    -"Parecen pareja recién casada."- pensó para sus adentros, decidiendo a levantarse del suelo y dejar a la pareja sola mientras él tomaba camino hacía el baño.

    -Por cierto, niño.- lo detuvo Vernon antes de que desapareciera por la puerta.- Te estuvieron llegando mensajes toda la mañana y los vimos. ¡Sólo porque pensamos que era una urgencia!, pero resultaba que era una muchacha.- dijo mientras le regalaba una sonrisa pícara.- Así que...- hizo una pausa en la que se tomó el tiempo de acercarse a él, girarlo y abrazarlo por los hombros, sintiendo cómo el contrario se tensaba ante sus palabras.- Tienes una nueva conquista y no nos has dicho nada ¿eh? ¿Cuándo pensabas hablarnos de ella? ¿Desde hace cuánto se conocen? ¿Ya están saliendo? ¿La besaste acaso?.- empezó a escupir pregunta tras pregunta, esperando respuestas que jamás llegaron.

    Por lo menos no las que esperaba:

    -E-es sólo una compañera del instituto. Ella me va a estar informando sobre lo que vayan a hacer mientras estamos de gira.- trató de excusarse.

    -¿Ah, sí?- dijo SeungKwan, tratando de no reír. Carraspeó un poco para imitar una voz femenina:- "Buenos días, Channie" "¿Ya despertaste, amor?" "Cuando leas mis mensajes contéstame, por favor" "Te extraño" "No te desvelaste más de la cuenta ¿verdad?" "Amor, dime que no te quedaste hablando con otra" "Channie..." "Estoy hablando en serio, Channie, no me engañes con otras...".- SeungKwan tenía la intención de seguir, pero la voz y exaltación de Chan lo interrumpieron:

    -Sí, sí, sí, déjenla, ella está loca, gusta de mí y cree que estamos en una relación. No me interesa, no es mi conquista y no quiero nada con ella. Está loca, ya lo dije.- en parte se agradecía mentalmente por haber podido lograr no sonar sospechoso y hasta molesto por la situación, pero por otra, se sentía terrible por tener que mentirle a sus mayores. No quería hacerlo, pero debía. Y eso le molestaba.

    -Ya, está bien, no te enojes.- dijo mientras sacaba el celular de su maknae de su bolsillo y se lo entregaba.- sigue sonando en mi trasero, debe seguir mandándote mensajes esa tal Adoración. Por cierto ¿por qué la tienes agendada así?.- preguntó esta vez SeungKwan con un tono de picardía en su voz.

    Chan se encogió de hombros desinteresadamente y respondió un "así se llama" mientras tomaba en sus manos el aparato electrónico.

    Volvió a retomar el camino hacía el baño, esta vez un poco más ansioso que antes.

    Al entrar y cerciorarse de que no había nadie, la puerta estaba con seguro e inclusive que ningún hyung metiche lo escuchara, decidió no leer los mensajes y directamente llamarla para arreglar las cosas entre los dos.

    Porque la conocía muy bien, y sabía que ya tiene toda una escena creada en su cabeza de cómo él la está engañando con otra mientras ella está en Argentina y él ahí en Corea. Solo.

    Luego de que cortara la llamada y saliera del baño ya vestido de una manera cómoda para andar en su casa, se dirigió a su alcoba compartida, encontrándose con la sorpresa de que SeungChel y JeongHan lo estaban esperando con una mirada seria impregnada en sus rostros.

    -Chan.- empezó SeungCheol.

    -Siéntate.- sentenció JeongHan.

    Sin entender lo que pasaba, decidió darles caso a sus mayores y sentarse en su respectiva cama, esperando a que hablaran.

    Pasaron unos minutos que le parecieron años, pues sus mayores no hablaban y la atmósfera se le hacía cada vez más y más pesada.

    -¿Qué susede?- se atrevió a preguntar, recibiendo como respuesta que los rostros serios lo miraran.

    -¿Quién es esa chica, Chan?- preguntó al fin JeongHan.

    Chan abrió los ojos sin saber qué pensar.

    -¿De... de qué chica hablan?- preguntó aún sabiendo la respuesta.

    -No te hagas el desentendido, Chan, sabemos que has estado viendo a una chica. Vernon y SeungKwan nos lo confirmaron cuando nos dijeron sobre que una niña que está enamorada de ti ha estado molestándote y mandándote mensajes. Hasta nos han dicho qué mensajes te manda.- Habló SeungCheol con voz prepotente.

    Chan ya no sabía qué hacer, estaba contra la espada y la pared.

    -Chan ¿por qué no hablas con nosotros? ¿acaso no nos tienes confianza como para hablarnos sobre ella? ¿es eso?- habló esta vez con tono maternal JeongHan, tratando de que el menor dijera aunque sea algo y puedan recuperar su confianza.

    -Y-yo...- miró al suelo sin saber qué hacer-. No es que no confie, hyung, es sólo que no puedo decirles nada, ni a ustedes ni a nadie. Lo prometí, debe ser un secreto. No debieron tratar de saber sobre él, no deben tratar de saber sobre él. Si lo hacen...- guardó silencio al no saber qué decir, pues si seguía hablando iba a perder su secreto para siempre. Lo sabe.

    -Si lo hacemos qué, Chan.- habló de manera paternal SeungCheol, sentándose al lado de su maknae.

    -Si lo hacen ya no será un secreto y si se enteran de que ya no lo es más... Yo... Lo perderé todo, hyung. Y no quiero que eso pase.- dijo mientras hacía que sus manos se cerraran y sus nudillos se volvieran blancos debido a la fuerza que les estaba propinando.

    -Pero no se tienen que enterar, Chan. Será un secreto entre nosotros trece. Nadie tiene por qué enterarse de que nosotros sabemos. Podemos hacernos los que no tienen idea de nada.- habló JeongHan, tratando de que su menor hablara.

    -Confia en nosotros, Chan. Confia en tus mayores.- habló esta vez SeungCheol, sobando la espalda del recién nombrado.

    Lo dudó unos instantres, pero al fin habló:

    -Está bien, confiaré en ustedes.-
     
  4.  
    ArianaMonteroP

    ArianaMonteroP Si te beso hoy, loca por ti no estoy

    Libra
    Miembro desde:
    22 Diciembre 2016
    Mensajes:
    129
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Secret • Lee Chan (Dino)
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1975
    Chan estaba parado frente a doce rostros que conocía muy bien, todos esperando expectantes a que su maknae hablara. Ninguno sabía lo qué estaba pasando a excepción de JeongHan y SeungCheol, quienes fueron los que convocaron al resto de los miembros a esa reunión.

    Chan miraba de un lado a otro, nervioso y asustado por la repentina confesión que tendría que hacer, sin siquiera saber cómo empezar a hablar. Respiró profundamente antes de mirar a cada uno de sus mayores, observando cómo éstos los miraban expectantes, a la espera de que formulara frase alguna. Miró de soslayo a SeungCheol y a JeongHan, quienes lo alentaban en silencio para que hablara, pero éste al revelar en su mirada nerviosismo y miedo, decidieron intervenir y dar el pie para que el menor hablara de una vez:

    -Bueno, chicos, de seguro se preguntarán por qué estamos todos reunidos.- empezó hablando SeungCheol, acercándose a Chan mientras le hacía una seña a JeongHan para que lo siguiera.

    -Lo que pasa es que nuestro pequeño Chan ha decidido sincerarse al cien por ciento con nosotros, por lo que nos contará una historia.- terminó de hablar JeongHan mientras le regalaba una sonrisa llena de cariño y amor al nombrado con anterioridad, dejándole captar el mensaje.

    -Pues entonces cuéntala de una vez, pequeño, me interesa escucharla.- habló ahora Jun, sonriéndole de la misma manera.

    Chan, sintiéndose un poco más relajado, suspiró y se sentó en el suelo de la sala, haciéndole una seña a sus mayores para que se sentaran frente a él.

    -Bueno...- dijo mientras buscaba las palabras correctas para empezar a hablar.- Había una vez un niño de tres años que conoció a una niña de su misma edad, ellos se llevaban como todos los niños: eran amigos, pero esa amistad fue creciendo y se convirtieron en mejores amigos. Pasaron tres años y en el cumpleaños número seis del niño, después de que soplara las velas de cumpleaños, la madre de la niña que obviamente estaba en esa fiesta le dijo a ésta que le diera al niño un beso porque era su cumpleaños, lo mismo pasó con la madre del niño: le dijo que le diera un beso a la niña porque era su cumpleaños, luego de que ambas madres se rindieran ante la negación de sus pequeños hijos por éstos no querer hacerlo, los dejaron solos. Los niños se fueron a un lugar en el patio alejados de la multitud, se sentaron en el pasto y sin que nadie los viera, se dieron ese beso que sus madres querían, pero en vez de ser en la mejilla como las madres querían, fue en la boca, porque ellos pensaban que era lo mismo. Pasaron los años y ellos se volvieron cada vez más unidos. No como amigos, si no que ahora como novios, pues dejaron de ser amigos después de que se besaron, ya que cada vez que se veían se saludaban con un beso, siempre andaban de la mano o abrazados.- Chan hizo una pausa para sonreír ante el recuerdo de su niñez.- Siguieron pasando los años, hasta que ambos niños se convirtieron en adolescentes, ellos siguieron juntos, su relación parecía volverse más fuerte con el pasar de los años, hasta que, con catorce años, el niño decide audicionar para ser trainee en una empresa, pues su sueño era ser bailarín como sus padres y rapero, consigue que lo elijan, pero la empresa al enterarse de que tiene novia, le dicen que si quiere alguna vez debutar, debe romper con ella. El niño obviamente que se negó, estaba dispuesto a dejarlo todo por ella, pero la niña no queriendo que él abandone sus sueños porque según ella, era por su culpa, aunque el niño le repitiera siempre que no era así, que él quería abandonarlo todo porque la amaba y lo único que iba a necesitar en su vida era a ella porque ella era su sueño, la niña aún creyendo que lo estaba perjudicando decide volver a su país natal y sólo dejándole como despedida un mensaje de texto, en ese momento el niño estaba con el CEO de la empresa, explicándole que decidía no firmar el contrato porque él quería estar con ella y no permitiría que él los separara. El hombre sorprendido por las palabras del joven le propone algo: si él y esa niña le demostraban que tan grande era su amor, él los dejaría estar juntos, pero con la condición de que esa relación sea secreta, que nadie además de los que ya estaban enterados supiera sobre ellos hasta que, con la banda que llegara a debutar, tenga permitido tener novia, pero también, estaba la condición de que ella debería ser famosa también en Corea aunque sea, sino no permitiría esa relación. El niño estaba feliz, pues pensó que podrían ser felices al fin, pero su sonrisa no le duró demasiado al llegarle el mensaje de la niña diciendo que estaba por tomar un avión a su país natal y que no volvería porque no quería ser una carga para él porque quería que cumpliera sus sueños sin ella de obstáculo, así que luego de disculparse con el hombre por tener que irse y responderle la razón que él quería para dejarlo ir, fue corriendo directo al aeropuerto a tratar de impedir que su novia lo abandone y decirle lo que el CEO le dijo, para su buena suerte, el vuelo se retrasó, por lo que divisándola en el aeropuerto, corrió hacía ella no importándole el resto. Ella al verlo se entristeció, pues sabía que el niño no la dejaría irse, pero luego su tristeza se transformó en alegría al enterarse de lo que el CEO le propuso a su novio, de la emoción se abrazaron y al separarse, la sonrisa de la niña desapareció y se puso seria. Cuando el niño le pregunta qué pasa, ella le explica que en Corea nunca iba a poder debutar porque no era coreana y no tenía rasgos asiáticos, ya que ella es Latina, por lo que el niño se pone triste al recordar ese pequeño detalle, perdiendo las esperanzas para que ambos estén juntos, pero la niña le dice que la deje ir a su país natal, que allí sí tenía oportunidad para debutar y trabajaría muy duro para volverse famosa en Corea para así poder estar juntos sin algún impedimento. El niño lo meditó un poco y triste porque ella se iba a ir, aceptó su propuesta. La niña se volvió a su país, dejando caer las lágrimas por sus ojos al tener que despedirse del niño, pero antes de que ésta se vaya, hicieron una promesa: llamarse, mandarse un mensaje, hacer videollamadas o cualquier cosa que pudieran hacer todos los días y jamás perder el contacto, pues pronto se reencontrarían. Pasaron los años y ellos hicieron lo que se prometieron: hablaban todos los días. La niña debutó antes de que él, volviéndose cantante, actriz, bailarina y rapera, enorgulleciendo a su novio por sus logros. El niño debutó un año después con una banda independiente de su empresa. Ambos estaban contentos, pues seguían juntos y en poco tiempo lograron mucho, pero había un problema que tenía afligidos a ambos: Ella aún no era lo suficientemente famosa como para ser conocida en Corea, por lo que aún no podían estar juntos oficialmente, aunque eso mucho no les preocupaba porque aún el niño no tenía permitido tener novia. Siguieron en la misma rutina hasta que el niño empezó a ser descuidado, dejando que sus compañeros de banda empiecen a sospechar sobre que tenía novia, lo que hizo que se preocupara, pero hablando con su líder y el segundos mayor de la banda, tomó la decisión de contarle a sus mayores la verdad a través de una historia.- terminó por contar, sin poder mirar aún a sus amigos. Al levantar la mirada del suelo, ve cómo sus amigos lo miraban sorprendidos ante la historia que acababa de contarles.

    -Ch-Chan... ¿Acaso ese niño eres tú?- preguntó SoonYoung al tratar de asimilar lo que su pequeño maknae les contó. Al ver a éste asentir, el siguiente en hablar es Vernon:

    -¿Y esa niña de tu historia, es la misma que me cortó la llamada y con la que te has mensajeado? ¿Tu supuesta compañera?- vio cómo nuevamente el menor volvía a asentir.

    -¿Entonces tienes una novia de toda la vida?- preguntó ahora WonWoo.

    -Así es.- contestó Chan.

    Todos lo miraban sorprendidos, sin saber qué decir, pues esto les resultaba difícil de procesar.

    -¿Y ella de dónde es?- preguntó esta vez Jun.

    -Argentina.-

    -¿Cuántos años tiene?- preguntó esta vez JeongHan.

    -Tiene mi misma edad, es seis meses y dieciséis días menor que yo.-

    -¿Cómo se llama?- preguntó ahora interesado Vernon.

    -Adoración, y no te atrevas a acercarte a ella si aprecias a tu miembro.- amenazó mientras lo apuntaba con el dedo, consiguiendo la risa de todos.

    -Bueno, al parecer nuestro Chan es muy celoso y posesivo.- dijo SeungKwan entre risas.

    -Volviendo al tema: Chan, no te preocupes por nada, nosotros no hablaremos, esto quedará sólo entre los trece. Nadie nunca se va a enterar de tu secreto.- le dice SeungCheol al pequeño, dándole leves caricias en la espalda para tranquilizarlo.

    -Gracias.- responde sin poder mirarlos a la cara.

    -Para eso estamos, pequeño.- responde Jun.

    -Como sea, yo quiero escuchar alguna canción de ella. ¿Puedo?- le pregunta SoonYoung a Chan, el nombrado saca su celular de su bolsillo izquierdo, poniendo así una canción de ella, haciendo que todos quedaran sorprendidos ante el talento de la joven.

    -Vaya, es talentosa, ¿cómo es que no es famosa aún?- pregunta MingHao, para luego chasquear sus dedos y mirar a sus amigos.- ¡Ya sé! ¿Y si la promocionamos?. Digo: le sacamos una captura a la pantalla de alguno de nuestros celulares con esa canción o alguna de ella y la subimos a nuestro Twitter como recomendación para que nuestras Carats la escuchen, así se hace más famosa y pueden estar juntos.- la idea de MingHao fue bien recibida por casi todo Seventeen:

    -Imposible.- dijo el maknae, cortando la ilusión de todos.

    -¿Por qué lo dices?- preguntó MinGyu.

    -El CEO me dijo estrictamente que no la puedo ayudar, que ella misma tiene que hacerse famosa en Corea por sus propios medios y si alguno de ustedes hace eso, el CEO pensará que yo estoy en el medio, por lo que me prohibirían salir con ella, y si me niego me sacan del grupo.- contestó mirando a todos seriamente, haciendo que éstos perdieran la esperanza que se crearon al pensar que podrían ayudar a su menor.

    -¡Ya sé!- Dijo JeongHan.- TaeHyung de BTS, él siempre busca artistas no muy conocidos para escuchar, puedo pasarle esta canción a él y pedirle que la recomiende, pero diciéndole que nadie se entere que fue recomendación mía. Es decir, que todos crean que él encontró esa canción y que la está recomendando porque le gustó.- finalizó viendo como ahora todo Seventeen sonreía de acuerdo con la idea.

    -¿En serio harían eso por mí?- preguntó Chan un tanto conmovido por lo que sus amigos estaban haciendo por él.

    -¡Pues claro!, eres nuestro querido maknae, por ti hacemos cualquier cosa.- contestó SeokMin.

    -Gracias, chicos. En serio: Gracias.- contestó tratando de contener sus lágrimas de alegría.

    -No tienes que agradecernos, para eso estamos, ya te lo dije.- le habló Jun mientras lo abrazaba por la espalda.

    -Muy bien, ahora mismo le hablo a Tae.- contestó JeongHan yendo a buscar su celular.

    N/A: El siguiente capítulo estará completamente en cursiva ya que será un recuerdo.
     

Comparte esta página