1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Sakura, la luz de un alma oscurecida por la venganza

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Eliah, 10 Julio 2010.

Cargando...
?

¿Os gusta y queréis que siga?

  1. Sí, mucho

    5 voto(s)
    100.0%
  2. 0 voto(s)
    0.0%
  3. No está mal

    0 voto(s)
    0.0%
  4. No me ha gustado, no lo sigas

    0 voto(s)
    0.0%
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Eliah

    Eliah Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    31 Julio 2009
    Mensajes:
    17
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Sakura, la luz de un alma oscurecida por la venganza
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    2995
    Sakura, la luz de un alma oscurecida por la venganza

    Hola!!!!
    Aqui os traido mi cuarto fic, un SasuSaku que espero que os guste y me dejéis comentarios ^^
    Cuidaos, un beso
    Eliah

    Resumen

    Cuando sientes que no sirves para nada, cuando piensa que sólo haces mal a tus amigos, que sólo eres una molestia, que no haces nada que valga la pena…te obligas a ti misma a tomar medidas desesperadas por salvar a aquella persona que amas…eso hizo Sakura Haruno, llevando la contraria a su propia Hokage sólo para salvar a aquel que amaba, llevando a cabo un plan que podría costarle la vida, sólo por la felicidad de Sasuke…

    Un sello que impide que libere su poder, pero a la vez, un sello que impide que se mate a sí misma…el sellado de un poder que podría suponer la salvación de Sasuke y la muerte de Sakura…

    Dos caminos…demasiado lejos para formar un destino…pero demasiado cerca como para no serlo…

    “Amo a Sasuke con toda mi alma…pero el Sasuke al que yo amo murió hace años…ese Sasuke que he visto sólo es un cuerpo cuya alma está atrapada en la oscuridad por una venganza…”

    “Le voy a pedir a Momoko que me libere del sello que suprime mi poder”

    “Podrías morir…”

    “Yo hace años que estoy muerta…”

    “Cuando tu luz logre vencer a su oscuridad es cuando él podrá verte…”

    “Vivir sin ti es estar en la oscuridad, porque tú eres la luz de mi alma…”

    “He cambiado de idea…volveré a Konoha, para vengarme de Madara…”

    “Sasuke, las cosas nunca volverán a ser como antes, porque todo ha cambiado…yo he cambiado”

    “¿Qué sientes por ella?”

    “No sería justo…porque ella me ama de la forma más pura…pero yo soy incapaz de amar a nadie…”

    “No puedo condenarla a estar atada a mí…envenenaría todo lo bueno que tiene ella…porque yo soy todo oscuridad…y ella es todo luz…”

    “Soy un egoísta…porque sé que no puedo hacerla feliz, que sólo la hago daño…y aún así me niego a verla amar a otro hombre que sí podría hacerla feliz…porque ella puede amar a otros hombres…pero yo sería incapaz de amar a otra mujer…ella puede ser feliz sin mí, pero yo no sin ella…y por querer atarla a mí soy un egoísta”

    “Sakura…te amo”

    “No lo hagas, porque no quiero…no quiero sufrir más”

    Sasuke es tan sólo un cuerpo con un alma oscurecida por la venganza, y no es capaz de ver nada más mientras se mata a sí mismo perdiéndose en el dolor…sólo Sakura podrá salvarlo, porque tan sólo la luz puede vencer a la oscuridad…


    Capítulo 1 – La decisión de Sakura




    La chica entró en la tienda, y la observó…su mentora…la quinta Hokage…la que había permanecido durante esas semanas en coma…estaba ahí, sentada sobre la cama, ignorando a Shizune, con la que había estado hablando, para mirarla solo a ella…



    La pelirrosa sintió sus ojos cristalizarse por la emoción contenida, y Tsunade le regaló una ligera sonrisa tranquilizadora. La joven no lo soportó más, a pesar de que Naruto, Sai y Kakashi estuvieran a su lado, corrió al lado de su maestra, sentándose a su lado, y la abrazó con fuerza, llorando sobre su hombro.



    Tsunade no dijo nada, sólo la abrazó, dejando que la joven Sakura derramara las lágrimas contenidas de todas las emociones pasadas en esos últimos días…


    Pasaron las horas, y Tsunade ya estaba informada de todo lo ocurrido. En un par de días, cuando se encontrara mejor, ella de nuevo se haría cargo del puesto de Hokage de la Villa Oculta de la Hoja, y, lamentablemente, haría aquello que todos temían…




    “Desde este momento, se buscará a Sasuke con el único objetivo de derrotarlo, y hay dos opciones, o traerlo vivo y encerrarlo, o matarlo en cuanto tengamos la oportunidad, que es lo que sugiero que hagáis”, fueron las palabras de Tsunade al equipo 7 y a Shizune, que no tuvieron más re medio que asentir con la cabeza. Sin embargo, fue Naruto el que habló:




    “Tsunade, prometo que, si llega el momento de encontrarme con Sasuke, sólo le daré una oportunidad más para que regrese, y si él niega esa oportunidad, le mataré, lo prometo, pero dame esa última oportunidad, onegai”




    La Hokage aceptó esa última oportunidad, pero nadie creía en la posibilidad de que, a esas alturas, Sasuke denegara de su venganza.



    Pasó el tiempo, y la noche se cernió sobre Konoha. En la casa de la Hokage, en el salón de esta, estaban Shizune y Sakura junto a su maestra, la cual estaba sentada sobre el sillón, escuchando hablar a Shizune de lo ocurrido hasta el momento, escuchando sus explicaciones con mucha atención, mientras Sakura lavaba los platos de la cena en la cocina junto al comedor.



    Sin embargo, su mente no estaba ahí…sus ojos estaban distantes, recordando varios sucesos que habían pasado hasta entonces, escuchando con claridad las voces en su cabeza…



    “Sakura…gracias…”



    “Sakura, me voy con el viejo Jiraiya a entrenar tres años…”



    “Te entrenaré Sakura, te haré más fuerte si aceptas que yo misma te entrene”




    “Lo siento, Sakura…tus padres…han muerto”



    Y, entonces, todos sus recuerdos, quedaron ahogados unos instantes, y en su mente sólo quedaron los recuerdos de unos días atrás, cuando se encontraron por última vez con Sasuke, cuando intentaron matarle sin lograrlo…



    “Queremos que vuelvas a Konoha…”




    “¡Devolvedme todo lo que me ha quitado Konoha…devolvedme a mi clan…a mi hermano!¡si me devolvéis a Itachi volveré!”




    “Sasuke…si nos volvemos a encontrar, lucharemos…pero ambos moriremos…porque soy tu amigo, nunca te abandonaré, y cargaré contigo el peso de tu venganza…”



    Sakura apretó los labios al igual que sus puños al volver a la realidad…otra vez…como siempre…había sido un estorbo…una completa molestia que no había servido para nada…sólo para entorpecer las cosas…



    Sasuke…ya nada podía salvarlo…pero tenía que hacerlo, o salvarlo o matarlo, pero no podía dejar que Naruto se enfrentara a él…porque si eso ocurría, no sólo Sasuke moriría, el rubio también correría con ese fatal camino…y no podía permitirlo, y la chica no lo permitiría…



    Entonces, a su mente llegó aquel recuerdo…



    FLASH BACK



    Una Sakura de unos trece años caminaba por los pasillos del edificio Hokage sin demasiada prisa, dispuesta a ir a ver a Tsunade para decirle que ya había perfeccionado ese jutsu médico que le enseñó tan solo el día anterior. Progresaba con una rapidez increíble y envidiable, y eso nadie lo podía negar…



    Dio unos ligeros golpes a la puerta, y tras escuchar un “adelante” de su maestra, abrió la puerta, sorprendiéndose al descubrir que la rubia no estaba sola.



    Frente a ella estaba una mujer hermosa, de unos cuarenta años pero sin aparentarlos, de piel blanca, de ojos de un color miel y su largo cabello caoba recogido en una coleta baja.



    No era una ninja, eso estaba claro, pero tampoco era una civil mal…vestía un extraño hakama de color azul y una haori de color blanco (un hakama es un pantalón japonés muy amplio de pliegues http://www.absolutjapon.com/wp-content/ ... 06/cc3.jpg y un haori es como una chaqueta estilo kimono japonesa http://web.mit.edu/jpnet/kimono/gifs/man-haori.gif ), y debajo del haori llevaba una camiseta de estilo japonés de color azul típica para colocar debajo del haori.



    Esas vestimentas eran típicas de los sacerdotes…y de las sacerdotisas…



    La mujer se giró con lentitud, y, finalmente, sus ojos miel se encontraron con los ojos jade de Sakura, y la mujer se quedó estática, mientras sentía aquella sensación…aquel pinchazo delicado en su pecho y como su mente le daba un ligero golpe para hacerla reaccionar…lo había sentido…



    La mujer sonrió.



    -Me llamo Momoko, ¿cuál es tu nombre jovencita?-le preguntó con una sonrisa. Sakura se perdió en los ojos penetrantes de la mujer sacerdotisa, que irradiaba un profundo respeto hacia ella, y no pudo hacer otra cosa que contestar.



    -Haruno Sakura, sacerdotisa Momoko-le contestó, y la mujer sonrió.



    -Con Momoko es suficiente querida-sonrió, para después dirigirse a Tsunade con una expresión algo más seria-Tsunade-sama…creo que debemos hablar de otro tema importante que acaba de surgir…



    Tsunade la evaluó con la mirada, y ambas miradas avellanas se cruzaron, enfrentándose. Tsunade apretó los puños, y se levantó, ligeramente enfadada.



    -No-negó en rotundo, sin darle tiempo a formular la pregunta, sabía por qué había mirado así a Sakura, y no quería escuchar su proposición-no Momoko, no vamos a hablar de “otro” tema, porque no es discutible. Mi respuesta es no.




    -Tsunade, no puedes elegir por ella-dijo Momoko seria, y la rubia miró a su alumna.



    -Sakura, déjanos solas por favor, hoy tienes el día libre-le dijo, y la pelirrosa asintió tras unos segundos en los que supo que no le contarían qué estaba pesando ahí. Sin embargo, más tarde lo descubriría…



    FIN FLASH BACK




    Sakura suspiró con lentitud, para acabar de fregar los platos, pero se quedó ahí, parada, pensando en qué podía hacer…aunque, a decir verdad, en el fondo sabía que la única solución para dejar de ser una molestia era aquella…la oportunidad que le había dado esa sacerdotisa años atrás, y la posibilidad en la que ella misma había pensado desde hace días…



    Sin embargo, sabía que ni Tsunade ni Kakashi la apoyarían…y eran los únicos que lo sabían…pues ni Naruto ni Sai conocían de la existencia de lo que llevaba en su espalda ni lo que pasó mientras Naruto estuvo fuera…



    Suspiró de nuevo…




    “Yo…no quiero seguir siendo una molestia…no quiero serlo más…quiero hacer algo útil para ayudar a mis amigos…y también quiero salvar a Sasuke…pero, ahora…tal y como estoy ahora…no puedo hacer nada…”



    Casi sin sentirlo, los minutos pasaron…y la chica se despidió de ambas mujeres para caminar en silencio hacia su casa…la casa que ocupaba ella sola desde hacía dos años, cuando sus padres murieron y tuvo que dejar su casa donde pasó su infancia e intentar dejar en ella malos recuerdos que aún perduraban…




    Sin embargo, lo que la joven nunca se esperaría, era encontrar a esa chica, Karin, a la que habían traído a Konoha tras casi morir, la ex compañera de equipo de Sasuke, sentada en aquella banca donde años atrás ella había sido abandonada, con la cabeza gacha, derramando lágrimas en silencio…



    Sakura se sorprendió, pero se acercó a ella, sentándose a su lado, y sólo entonces Karin levantó la cabeza para mirarla.



    Sakura, la que había sido su enemiga hasta ese mismo día, a la que debería haber matado si hubiera tenido la ocasión, la misma que la había después curado y salvado de morir desangrada…estaba ahí, a su lado, sonriéndola dulcemente aunque ella también se desgarrara por dentro.



    -Karin-la llamó la pelirrosa, colocando con delicadeza una mano en su hombro-¿estás bien?-le preguntó.



    La pelirroja la miró por unos segundos, para después secarse las lágrimas y sonreír asintiendo, y Sakura sonrió.



    A pesar de todo, Konoha había decidido que Karin no presentaba ningún peligro para la villa, y puesto que había asegurado no volver a intentar nada en contra de Konoha ni volver con su equipo Taka, se la había absuelto de todo cargo y la dejaron permanecer en Konoha.



    -Sakura…gracias por todo-la agradeció Karin, mirando hacia el frente, a la nada, al igual que Sakura.



    -No tienes por qué darlas, sólo hice mi trabajo, es lo único que puedo hacer bien-murmuró tristemente la pelirrosa, y Karin se sintió mal.



    -No creo que sea cierto-murmuró ella-tú puedes hacer muchas cosas más…y, algo me dice, que harás grandes cosas, Sakura.



    Sakura sonrió, y miró a la luna…estaba llena…y estaba tan triste como aquella noche en la que él se marchó…



    -Le amas-dijo Karin, y no como una pregunta, sino como una afirmación. No necesitó decir el nombre, ambas sabían de quién hablaban…siempre lo habían sabido.



    -Sí, con toda mi alma-suspiró Sakura, sintiendo las lágrimas tras los párpados.



    -¿Serías capaz de matarlo?-le preguntó Karin, y Sakura pensó bien la respuesta, pues no quería mentirla.



    -Sí tengo que elegir entre mi villa y entre él, entre Naruto y entre él, a pesar de que le ame, le mataría…sin duda alguna-respondió, segura de sus palabras-lo que no sé es si sería capaz de seguir viviendo cuando hiciera eso…



    -Pero le amas…



    -Amo con toda mi alma a un Sasuke-asintió ella-sin embargo, el Sasuke al que yo amo, murió hace años, Karin, el Sasuke al que yo amo, el que me protegía, el que nos cuidaba, nuestro compañero, el ninja que lo daba todo por su villa…ese es el Sasuke al que amo, el que he visto no es más que otro Sasuke, un cuerpo cuya alma está consumida en la oscuridad por la sed de venganza…el Sasuke al que yo amo ha muerto, o incluso puede que nunca existiera…tan sólo estoy enamorada de un fantasma de mi recuerdo…



    Karin la miró, y luego asintió.



    -¿Tú le amas?-preguntó Sakura, y Karin ahogó una risa.



    -No-negó ella-y lo peor de todo, es que ha tenido que pasar todo esto para darme cuenta de que sólo me atraía como un capricho…nada más…y creo que es ahora cuando me doy cuenta de que tenía a la persona indicada a mi lado, y que nunca supe apreciarlo…




    -Le volverás a ver algún día-comentó Sakura.



    -Eso espero.




    Se quedaron en silencio, sin saber muy bien qué decir. Finalmente, Sakura se levantó, extendiendo su mano a la joven.



    -Vamos, ven a mi casa, seguro que la que te han ofrecido no es muy reconfortante-sonrió la pelirrosa y Karin la imitó, aceptando su mano para levantarse, y caminar hacia la casa de la pelirrosa.




    %%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%




    La pelirrosa se encontraba en el cuarto de baño, tras una larga ducha que la había servido para reflexionar, y ya había tomado una decisión…una que seguramente no le gustaría a muchas personas, pero ya estaba decidido, y Karin la acompañaría…




    -Sakura-escuchó que la llamaban desde el otro lado de la puerta-voy a enviar la carta que has escrito a Momoko, ¿necesitas algo más?



    -No, yo hablaré con Tsunade, nos reuniremos aquí, gracias-dijo Sakura en una voz más alta para que la oyera, y segundos después, escuchó la puerta de la casa cerrarse.



    Suspiró, mientras se comenzaba a vestir de cintura para abajo, dejando descubierta su parte superior, mirando su rostro en el espejo, mientras en la parte superior de su espalda, bajo la nuca y los hombros, había una extraña marca con símbolos arcanos grabada en la piel de la pelirrosa de un color rojizo, estaba marcada sólo un tramo de la parte superior de su espalda a lo ancho de ésta, con unas extrañas ramas entrelazadas formando extraños símbolos que parecían ser olas y espirales cruzándose unas con otras.



    Se puso su sujetados, su top negro y después su camiseta roja, para después mirarse al espejo, mientras recordaba las palabras de Karin la noche anterior de camino a su casa…



    “Sasuke se está matando a sí mismo…no es consciente de nada…Madara lo utiliza para su propio beneficio, pero Sasuke está ciego de venganza, y no escuchará a nadie…la única persona que podría salvar a Sasuke, es su hermano, Itachi, y él está muerto…”




    %%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%




    -¿Qué quieres, Sakura?-preguntó Tsunade directamente al ver a su alumna observarla con sus ojos fijos en ella, seria, y con una determinación que pocas veces había visto reflejados en esos ojos jade.



    -Tsunade…he tomado una decisión, y nada ni nadie podrá cambiarla…y debes respetarla, porque no estoy pidiendo permiso, sólo te estoy comunicando algo que ya está decidido y que llevaré a cabo en unas horas cuando me marche de Konoha para ver a Momoko…



    -¿Qué pretender, Sakura?-quiso saber la rubia, mirándole dudosa, y Sakura la miró con firmeza, dando a entender que había meditado lo que iba a hacer, y que nadie podría convencerla de lo contrario.



    Pero, lo cierto es, que siempre supo que Sakura podría decir aquello, intentó prepararse muchas veces, pero no quería aceptarlo…y sintió su mundo derrumbarse cuando finalmente Sakura dijo aquellas palabras que confirmaron lo que ya pensaba que haría la chica.



    -Le voy a pedir a Momoko que me libere del sello que suprime mi poder
     
  2.  
    may hyuga

    may hyuga Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    13 Abril 2010
    Mensajes:
    2
    Puntos en trofeos:
    1
    Re: Sakura, la luz de un alma oscurecida por la venganza

    hola que lindos pensamientos de sakura
    que bien que karin y sakura sean amigas
    y que chevere suena lo de el sello que suprime el poder de sakura
    la verdad no me fije en los errores preo la trama me encanto
    espero que lo continues
     
  3.  
    xXxNaRuHiNa

    xXxNaRuHiNa Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    16 Septiembre 2009
    Mensajes:
    316
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Re: Sakura, la luz de un alma oscurecida por la venganza

    Hiiiiiiii
    Bestia hando escribiendo en todos tus fics xD
    Me gustop mucho *-*
    No entiendo mucho la parte en que decian que le sellaban su poder a Sakura osea entiendo que se lo sellan
    Pero no porque lo hacen o.Ó
    Wow una sacerdotisa!!! *-* me encantan las sacerdotisas desde que vi Inuyasha xdddddddd
    Me encanto la trama!!!
    Buenop nos vemos
    Sayonara :3
    PD: No tardes mucho en la conti plis D:
     
  4.  
    Ever

    Ever Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    6 Mayo 2009
    Mensajes:
    81
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Re: Sakura, la luz de un alma oscurecida por la venganza

    HoLa!
    Me gustop mucho *-*
    No entiendo mucho la parte en que decian que le sellaban su poder a Sakura se por que lo hacen xd mas no el porque
    Wow una sacerdotisa!!! *-*
    Me encanto la trama!!!
    Buenop nos vemos
    Sayonara :3
    PD: No tardes mucho en la conti plis D:
     
  5.  
    Eliah

    Eliah Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    31 Julio 2009
    Mensajes:
    17
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Sakura, la luz de un alma oscurecida por la venganza
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    2300
    Re: Sakura, la luz de un alma oscurecida por la venganza

    Capítulo 2



    El sellado



    La joven pelirrosa se encontraba ahí, frente a aquel hermoso lago iluminado tan sólo por la luz de la luna llena reflejado en el centro del agua.




    Tan sólo habían tardado unas horas en llegar a la Isla Mako, la isla de las sacerdotisas. Bueno, a decir verdad, había muchos templos y monasterios de sacerdotes y sacerdotisas, pero en aquella isla era el monasterio de la mayor sacerdotisa del momento, Momoko, la que había sido su mentora.



    Se encontraba extrañamente tranquila, recordando lo ocurrido en Konoha esa misma mañana.




    FLASH BACK




    -NO-negó en rotundo la Hokage, pero Sakura no se inmutó, seguía con aquella mirada tan determinada-no vas a hacer eso, niña, que te quede claro.



    -No le estoy pidiendo permiso, sólo le estoy informando-repitió Sakura, con un suspiro, cansada de la situación, y miró a Tsunade-Tsunade-sama, le agradezco su preocupación…pero es mi decisión, y nada ni nadie me hará cambiarla.



    -¿Sabes cuáles son los riesgos verdad?


    -Hai, los conozco perfectamente-respondió ella.



    -¿Eres consciente de las razones que nos llevaron a sellar tu poder como sacerdotisa?-le preguntó la rubia, molesta.



    -Sí, lo soy-contestó Sakura con calma, y Tsunade suspiró, y la chica sonrió, acercándose a aquella que casi era su madre, cogiendo sus manos, y ambas se miraron-Tsunade-sama…si no hago esto, me arrepentiré eternamente…



    -Sólo busco tu seguridad, Sakura-dijo la Hokage, preocupada, y la chica sonrió.



    -Yo prefiero ser feliz a estar sana y salva-comentó la joven pelirrosa. Tsunade la miró con preocupación, y suspiró.




    Ambas se miraron y después sonrieron. Sakura porque sabía que ya lo tenía ganado, y Tsunade con resignación. Ella había dejado tiempo atrás de ser aquella niña que se dejaba manipular por todos.



    -¿Cuándo te vas?-le preguntó.



    -En cuanto me des la autorización para salir de la villa-dijo Sakura, aunque iba a salir sin ella de todas formas.



    Tsunade suspiró para sentarse en su escritorio y rellenar unos papeles para que la pelirrosa tuviera libre elección para salir de la villa.



    -También vendrá Karin-dijo ella.



    -Supongo que sabrás qué diría Kakashi si se enterara-murmuró Tsunade rellenando otros papeles, y la pelirrosa sonrió.



    -Lo sé-asintió ella-pero cuando él se entere ya estaré fuera de su alcance.



    Tsunade sólo suspiró, y se limitó a seguir con el papeleo bajo la atenta mirada de la pelirrosa.



    FIN FLASH BACK



    Sakura miraba sin demasiado interés el agua en frente de ella, hasta que la sacerdotisa se sentó a su lado.



    -Sakura, ¿estás segura de lo que vas a hacer?-preguntó Momoko al llegar a su lado, y Sakura asintió-¿eres consciente de lo que esto puede acarrear?



    -Sí, lo sé-repitió ella, con voz cansada.


    -¿Por qué lo quieres hacer?-preguntó ella- el quitarte el sello es ya todo un riesgo a tu vida, pero después querer realizar esa técnica…nada te garantiza que salgas con vida…ninguna sacerdotisa lo ha conseguido.



    -Una vez me dijiste que sería la sacerdotisa más poderosa-recordó Sakura, sonriendo-lograré hacer esa técnica.



    -¿Por qué quieres hacerlo?-preguntó la mujer, y Sakura la miró seria.


    -Lo sabes perfectamente.



    -Ese chico…¿lo merece?-preguntó, y Sakura miró nostálgica a la luna.



    -No, no lo merece…pero tengo que salvarlo…además, si no lo hago, Naruto puede morir.




    -Y para que él no muera, ¿pretender morir tú?-preguntó molesta, pero la pelirrosa no se inmutó.




    -Prefiero morir yo a que lo hagan ellos-dijo sin demasiada importancia la pelirrosa-no te preocupes, controlaré mi poder, no me matará, al menos no hasta que haya hecho esa técnica.



    -¿Y después qué?-preguntó con rencor-¿esperarás para morirte?. Sabes lo que provocará el que te quitemos el sello. Te podrá matar. Es muy peligroso.




    -Me ha quedado claro todas las veces que me lo habéis repetido-suspiró Sakura, harta de todo aquello.



    -Sakura-la llamó con severidad Momoko-podrías morir…



    -Yo hace mucho que estoy muerta-murmuró casi en un susurro la joven, mirando tristemente el lago, para después aguantar las lágrimas que comenzaban a formarse tras los párpados y tragar con fuerza-¿habéis encontrado ya lo que os pedí?




    -Hai-asintió ella-las indicaciones que nos dio Karin fueron de gran ayuda.



    -Bien, entonces por favor limítate a hacer lo que te pida, no te preocupes por mí-le pidió la chica y la mujer asintió, levantándose de su lado y alejándose entre la arbolada, para buscar a las demás sacerdotisas que necesitaba para realizar el jutsu.




    Sakura se limitó a quedarse ahí, observando aquella misma luna que había sido la única testigo de aquella despedida que la destrozó el alma, la única testigo de su desdicha, de aquellas noches amargas llorando en silencio por un amor no correspondido.




    %%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%




    El chico, de cabello azabache y ojos ónice se encontraba ahí, sentado en la cama, sin demasiado interés en nada, siendo observado por Juugo y Suigetsu, que le miraba algo irritado por haber dejado atrás a Karin, a pesar de que Madara les había asegurado que la ninja médico la había curado y en Konoha estaría a salvo.



    -Sasuke-le llamó Madara, entrando en la habitación- no te preocupes, pronto te recuperarás y destruiremos Konoha. Tu venganza está próxima.





    -Hpm-“dijo”él. Levantándose del sitio y saliendo del lugar, sin decir palabra alguna ni dirigir la mirada a nadie en particular.



    Casi sin ser consciente, sus ojos poco a poco se empezaron a oscurecer, y no se daba cuenta de lo profundo que se estaba sumergiendo en esa oscuridad que le atrapaba poco a poco, asfixiando su antiguo yo, y volviéndole poco a poco más malvado de lo que era ya en aquel momento…sólo se daría cuenta de lo que la venganza estaba provocando cuando quizá fuera demasiado tarde…



    Porque poco a poco estaba perdiéndose a sí mismo, se iba consumiendo por su sed de venganza, y ya no era aquel Sasuke que enamoró a esa pelirrosa…tan sólo quedaba de él un cuerpo cambiado por los años, más fuerte sí, pero un cuerpo sin alma al fin y al cabo…



    -Pronto llevaré a cabo mi venganza…mi hermano no morirá en vano…Konoha tendrá que pagar por todo lo que le hizo…por todo lo que nos hizo…nunca les perdonaré…y cualquiera que se interponga en mi camino será aniquilado-dijo él, apretando sus puños con ira, hasta dejar blancos sus nudillos, y, a lo lejos, un relámpago sonó, mientras, al salir, no pudo evitar dirigir su mirar oscuro hacia la luna llena, sin poder evitar recordar aquel día que se marchó de Konoha, y apretó la mandíbula-si algún día pude arrepentirme de haber abandonado Konoha…ese día quedó atrás-se aseguró a sí mismo, activando el sharingan-nada ni nadie podrá hacer que vuelva a ese lugar…



    Sin embargo, algo dentro de él le advirtió de que no dijera eso, y Sasuke supo que algo estaba por ocurrir…pero no sabía el qué…




    %%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%



    Karin la miraba con algo de preocupación, sin embargo, Sakura sólo la sonrió son sinceridad. Parecía no importarle el hecho de que aquello podría suponerle la muerte.


    -Karin…no te preocupes-le sonrió Sakura, envuelta en aquella capa de color marfil con bordados dorados-todo saldrá bien-dijo, mientras le entregaba una pequeña inyección con un líquido rosado-sabes qué haces con esto si en el futuro todo se complica.


    -No tienes por qué hacerlo…-le repitió la pelirrosa, aceptando aquella arma que resultaría mortal.



    -Debo hacerlo…es lo único que puedo hacer para salvar a Sasuke-dijo la chica-si no obtengo este poder, no podré hacer “esa” técnica…y la necesitamos para salvar a Sasuke.




    -Demo…



    -No digas nada, Karin-dijo ella.



    -Sakura, después de quitarte el sello, veremos si puedes controlar tu poder…si no es así, lo volveremos a sellar de inmediato, y si puedes controlarlo, te prepararemos para la técnica que quieres realizar. Pero ten en cuenta que no debes perder el control, Sakura.



    -Lo sé-asintió-y si eso sucede…sabéis lo que debéis hacer-dijo mirando a Karin, que asintió con lentitud y mirada apenada-no dudes en ningún momento en hacerlo, Karin, porque si mi poder se descontrola me convertiré en ese monstruo sediento de sangre, y yo no dudaré en matarte a ti, tenlo presente. Con esa inyección moriré en pocos segundos, así que no la pierdas.



    -Hai.



    -Bien, adelante-dijo Sakura, deshaciéndose de la capa, mostrando su cuerpo, cubierto tan sólo por un top que dejaba la espalda al aire de color blanco y unos shorts de ese mismo color.



    Las dos, Momoko y Sakura, caminaron sobre el agua hasta situarse en el centro, donde las bañaba el reflejo de la luna llena.



    La pelirrosa se arrodilló, y Momoko hizo unos sellos al mismo tiempo que cinco sacerdotisas colocándose en círculo a su alrededor, y en medio del agua, unas marcas empezaron a brillas en su superficie con un intenso color fucsia.



    -Nunca antes había necesitado tantas sacerdotisas para quitar un sellado-sonrió Momoko-aquel día, cuando te vi, sentí que serías una importante sacerdotisa, la más fuerte de todas…pero nunca esperé tener que sellar tu poder, demasiado fuerte como para que pudieras controlarlo.



    -Sabes por qué no puede controlarlo aquella vez-recordó la chica-ahora es diferente…no me dejaré guiar por mis emociones, he madurado…no soy la misma estúpida de años atrás…


    -Espero que sean ciertas tus palabras, Sakura-dijo Momoko, antes de realizar unos nuevos sellos, y colocar las manos en la espalda de la chica, sobre el sello, que comenzó a brilla con potencia.



    La joven apretó los puños con fuerza, aguantándose las ganas de gritar, mientras, poco a poco, el sello iba desapareciendo de su cuerpo, siendo sustituido por unas marcas de color fucsia que se extendían por el cuerpo de la pelirrosa, unas espirales entrelazadas unas con otras mediante ondas, y, en la frente, se formó una resplandeciente luna en cuarto creciente, que la hizo abrir los ojos, que no se vieron verdes, sino de aquel mismo color fucsia, para, después, sin poder soportar que un último grito de dolor sacudiera su cuerpo y saliera de su garganta, todo su cuerpo brilló, mientras el pelo poco a poco le fue creciendo, y sintió el poder, creando una fuerte onda de expansión que derribó a todos los presentes salvo a Momoko, que mantuvo el equilibrio sobre el agua que golpeaba con fuerza, rompiéndose en olas contra las rocas.



    Y, tras unos segundos, las marcas desaparecieron, y el cuerpo de la chica dejó de brillar, volviendo todo a una completa tranquilidad donde reinaba el silencio, siendo roto solamente por los jadeos de cansancio de la pelirrosa, que aún intentaba regularizar su respiración.


    Todas las sacerdotisas se colocaron en posición defensiva, esperando atacar si era necesario, pero Momoko levantó una mano, tranquilizándolas.



    -Tranquilas, no ataquéis…ha controlado su poder-dijo, con una sonrisa, y Sakura también sonrió. Sabía que podía hacerlo…-sólo espero que logres mantener el control siempre, Sakura…pero sé que lo harás-sonrió, y Sakura la imitó, asintiendo.


    Había sobrevivido a aquello, pero ahora le quedaba lo más duro…sobrevivir a aquella técnica que quería realizar…



    -Mandad una carta urgente a Konoha, decid que Sakura está bien, que todo ha salido bien


    -Preparad todo para la técnica-ordenó Sakura, poniéndose en pie-al alba, cuando me haya recuperado completamente, realizaré el jutsu…


    %%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%



    -No debería haberla dejado-dijo por enésima vez Kakashi, y la Hokage le miró-podría morir, Tsunade.


    -Lo sé, y ella lo sabe mejor que nadie-le recordó ella-no olvides quien fue la que sufrió el sellado, Kakashi…


    -Su poder le fue suprimido porque no pudo controlar dicho poder y casi deja que la oscuridad se apodere de ella-comentó Kakashi, con la voz aparentemente tranquila, pero, sin embargo, por dentro estaba terriblemente preocupado-en estos años, su poder ha crecido aún más, y si vuelve a ocurrir eso…puede que se convierta en una sacerdotisa oscura…¿sabes lo que eso representa?



    -Sí-asintió ella-se convertirá en el monstruo que toda sacerdotisa odia…un monstruo sediento de sangre que nunca más podrá recobrar su apariencia humana hasta que muera…



    -Un monstruo demasiado peligroso como para dejarle vivo-dijo Kakashi-y hace tiempo que Sakura ha fabricado ese líquido que es capaz de matarla…ella misma conocía los riesgos y ha ideado la fórmula para no ser un peligro para nadie si se descontrolara…pero esa fórmula es su propia muerte.


    -Lo sé-asintió-ya suponía cuando la vi trabajar en ello que algún día desearía ser liberada del sello…pero no podemos hacer nada, sólo confiar en ella, pues ya ha sido liberada.



    AVANCES

    En el próximo capítulo…


    -Eres mi última oportunidad para salvar a Sasuke…necesita tu ayuda…


    -Lo salvaremos, te lo prometo, Sakura….


    -¡SASUKE!¡Esta vez no huirás!¡Este será nuestro último enfrentamiento!¡Si no vuelves a Konoha, no irás a ninguna otra parte porque acabaré contigo!


    -Eres débil…y te mataré, Naruto…


    -¡SAKURA-CHAN!


    -Ahora yo me encargaré de él…tu nueva oponente soy yo, Sasuke…
     
  6.  
    Eliah

    Eliah Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    31 Julio 2009
    Mensajes:
    17
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Sakura, la luz de un alma oscurecida por la venganza
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    2329
    Re: Sakura, la luz de un alma oscurecida por la venganza

    En anteriores capítulos…














    “Yo…no quiero seguir siendo una molestia…no quiero serlo más…quiero hacer algo útil para ayudar a mis amigos…y también quiero salvar a Sasuke…pero, ahora…tal y como estoy ahora…no puedo hacer nada…”














    -Amo con toda mi alma a un Sasuke-asintió ella-sin embargo, el Sasuke al que yo amo, murió hace años, Karin, el Sasuke al que yo amo, el que me protegía, el que nos cuidaba, nuestro compañero, el ninja que lo daba todo por su villa…ese es el Sasuke al que amo, el que he visto no es más que otro Sasuke, un cuerpo cuya alma está consumida en la oscuridad por la sed de venganza…el Sasuke al que yo amo ha muerto, o incluso puede que nunca existiera…tan sólo estoy enamorada de un fantasma de mi recuerdo…














    Suspiró, mientras se comenzaba a vestir de cintura para abajo, dejando descubierta su parte superior, mirando su rostro en el espejo, mientras en la parte superior de su espalda, bajo la nuca y los hombros, había una extraña marca con símbolos arcanos grabada en la piel de la pelirrosa de un color rojizo, estaba marcada sólo un tramo de la parte superior de su espalda a lo ancho de ésta, con unas extrañas ramas entrelazadas formando extraños símbolos que parecían ser olas y espirales cruzándose unas con otras














    -Le voy a pedir a Momoko que me libere del sello que suprime mi poder














    -¿Por qué lo quieres hacer?-preguntó ella- el quitarte el sello es ya todo un riesgo a tu vida, pero después querer realizar esa técnica…nada te garantiza que salgas con vida…ninguna sacerdotisa lo ha conseguido














    -Una vez me dijiste que sería la sacerdotisa más poderosa-recordó Sakura, sonriendo-lograré hacer esa técnica

















    -Sakura-la llamó con severidad Momoko-podrías morir…














    -Yo hace mucho que estoy muerta














    -Nunca antes había necesitado tantas sacerdotisas para quitar un sellado-sonrió Momoko-aquel día, cuando te vi, sentí que serías una importante sacerdotisa, la más fuerte de todas…pero nunca esperé tener que sellar tu poder, demasiado fuerte como para que pudieras controlarlo.














    -Sabes por qué no puede controlarlo aquella vez-recordó la chica-ahora es diferente…no me dejaré guiar por mis emociones, he madurado…no soy la misma estúpida de años atrás…














    -Tranquilas, no ataquéis…ha controlado su poder-dijo, con una sonrisa, y Sakura también sonrió. Sabía que podía hacerlo…-sólo espero que logres mantener el control siempre, Sakura…pero sé que lo harás-sonrió, y Sakura la imitó, asintiendo.














    Había sobrevivido a aquello, pero ahora le quedaba lo más duro…sobrevivir a aquella técnica que quería realizar…














    -Preparad todo para la técnica-ordenó Sakura, poniéndose en pie-al alba, cuando me haya recuperado completamente, realizaré el jutsu…























    Capítulo 3








    Jutsu mortal














    La joven pelirrosa abrió con dificultad sus párpados, cerrándolos de inmediato cuando la luz de la habitación la cegó, para, segundos después, intentar abrirlos de nuevo y acomodarlos al lugar.

















    La chica se encontraba débil, y muy cansada, terriblemente agotada, y tenía todo su cuerpo dolorido.

















    -Sa-sakura…-escuchó que la llamaban, y giró su rostro para encontrarse con una sorprendida Karin, que enseguida acudió a su lado-has despertado…muchos de aquí temían que nunca más lo hicieras…deberías estar muerta tras haber realizado esa técnica…pero estás bien…

















    -Define “bien”-sonrió ella con algo de burla, para intentar incorporarse, y la pelirroja la ayudó, ya que la chica estaba demasiado débil-¿la técnica salió bien?.

















    -Hai-asintió Karin, totalmente seria-él ha despertado hace unas horas…yo me he encargado de explicarle ya todo, excepto el plan…creo que eso sería mejor que se lo dijeras tú.

















    -Gracias-dijo Sakura, con voz suave-ahora debo verle.

















    -Es mejor que primero descanses-comentó Karin, algo preocupada.

















    -No tenemos tiempo para descansos-dijo ella con voz triste, bajando la cabeza, ensombreciendo sus ojos-Madara ya debe de estar lavando de nuevo la cabeza a Sasuke…no tenemos tiempo para que él vuelva a atacar…si lo hace sin estar listos, el plan no funcionará y sólo podremos acabar con Sasuke…no hay tiempo si queremos que todo salga bien.

















    -Está bien-asintió ella, ayudándole a levantarse, mientras caminaban por los pasillos del extraño templo donde estaban, cuya zona residencial parecía una mansión de estilo japonés.

















    Mientras caminaba apoyada en Karin, los recuerdos de aquella técnica volvieron a la mente de la joven pelirrosa…




















    FLASH BACK

















    La chica se encontraba ahí, observando desde una distancia prudente a aquel hombre tumbado boca arriba en el suelo, sobre aquel extraño círculo con marcas antiguas propias de técnicas de sacerdotisas.

















    -Gracias a las indicaciones de la chica pelirroja le encontramos-le comunicó un sacerdote-tenía muchas heridas y órganos demasiado tocados…se los hemos reconstruido y el cuerpo está bastante aceptable…

















    -Gracias-sonrió Sakura, acercándose-ahora márchense. Yo me encargaré del resto a partir de ahora.

















    -Hai, Sakura-sama.

















    La chica se quedó en silencio, y sola a excepción de Momoko y de aquel hombre, mientras se adentraba en el círculo.

















    Pronto, hizo unos extraños símbolos que nunca antes un ninja había visto, incluso apenas quedaban sacerdotes o sacerdotisas que los hubieran visto…

















    Entonces, algo extraño ocurrió. Los símbolos del círculo empezaron a brillar y con ellos, el cuerpo de Sakura…de un momento a otro, ya no se sintió ella…pues todo cambió para sus ojos y su cuerpo…

















    En aquel momento, Karin entró en la cueva, y se quedó fascinada por lo que vio…aquella chica…nunca antes la había visto…esa no era Sakura…

















    -Es Sakura-la aseguró Momoko-aunque no lo parezca…en muchos dibujos verás a las sacerdotisas representadas con formas que según dice mucha gente son leyendas, pues parecemos personas normales y corrientes…pero lo que no saben, es que esas figuras representadas no son leyendas…son las verdaderas formas de las sacerdotisas, como estás viendo ahora en Sakura…lo que pasa que, debido a todo lo pasado en estos años de dolor, amargura y sufrimiento…pocas sacerdotisas son capaces de liberar la forma completa de su poder…actualmente, la única capaz de hacerlo…es Sakura…

















    Karin observó con más detenimiento a la joven…estaba tan cambiada mientras hacía más y más sellos que provocaban que aquella luz de color fucsia que la iluminaba envolviera al hombre…

















    Sakura se limitaba a repetirse mentalmente los sellos, mientras, poco a poco, sentía que su fuerza se esfumaba…se estaba debilitando…nunca creyó que se sentiría tan mal por realizar esa técnica…a su alrededor todo daba vueltas…se mareaba y sentía que su respiración se volvía entrecortada…el pecho le dolía, y le costaba que el aire llegara a sus pulmones…poco a poco, notaba que la fuerza de la técnica disminuía…aquella era una técnica mortal para quien la realizara, y ella siempre lo supo…pero no contó con que le doliera increíblemente el pecho ni que se sintiera tan horrible…ya no era consciente de nada…sentía que aquel cuerpo no era el suyo, pero poco le importaba…todo daba más y más vueltas, la energía se esfumaba de su cuerpo al igual que la vida misma…lo último que sintió antes de que todo se volviera negro, era el latido del corazón de aquel hombre…lo había conseguido…














    FIN FLASH BACK

















    Sakura volvió a la realidad cuando sentía como Karin abría una puerta y la dejó entrar sola, pues la chica había recuperado algo de sus fuerzas con unas píldoras médicas.

















    La pelirrosa se limitó a esperarla fuera mientras la joven pelirrosa se adentraba en el cuarto, cerrando la puerta tras de sí, clavando sus orbes jade en aquel hombre, que la miró a su vez, sorprendido.














    -Haruno Sakura, ¿verdad?-le preguntó, a lo que ella asintió, y él sonrió con levedad-la compañera de equipo de Uzumaki Naruto y de Sasuke…un placer conocerte, siento haberte subestimado, nunca pensé que en tu interior albergaras tanto poder…

















    -Gracias, pero no tengo tiempo para todo esto-le cortó-siento ser así, pero no puedo estar hablando ahora mismo…Karin te lo ha explicado todo.

















    -Hai-asintió él, aunque en ningún momento ella le preguntó, sólo era una afirmación-sé todo lo que has hecho por Sasuke…le debes de amar mucho.

















    -Esa no es la cuestión-le cortó de nuevo la pelirrosa, y ambos se miraron. La chica parecía estar realmente desesperada, y en verdad lo estaba para haber recurrido a aquella técnica que por poco la mata-Konoha ha dicho que sólo una última oportunidad…si en el próximo encuentro con Sasuke, él no regresa a Konoha…le matarán.

















    -Dudo que lo consigan-suspiró el hombre.

















    -Seré más clara-dijo ella, poniéndose seria-YO le mataré. Y además, como todo este plan no salga bien…deberé matarle de todos modos, y te aseguro que me dolerá en el alma y no sé si podré vivir después de eso, por eso no quiero llegar a hacerlo…eres mi última oportunidad para salvar a Sasuke…necesita tu ayuda.

















    -Cuentas con mi ayuda, ya deberías saberlo-sonrió él, y Sakura le imitó-supongo que a partir de ahora somos compañeros.

















    -Así es-asintió ella, y el hombre se levantó.

















    -Sé que no me has salvado por mí, que lo has hecho por Sasuke, pero…aún así, muchas gracias-le agradeció.

















    -No tienes por qué darlas-sonrió ella-ojalá él se pareciera más a ti.

















    -Lo salvaremos, te lo prometo, Sakura…-le aseguró él, ella sonrió, asintió, y se marchó de allí, ambos necesitaban descansar para poder poner su plan en funcionamiento…




















    %%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%%

















    Dos semanas después…














    El joven rubio se encontraba en el suelo, en aquel rocoso lugar en las fronteras del país del fuego…

















    Tsunade les había enviado a él, Kakashi y Sai a una misión…sin embargo, al volver de la misión completada, totalmente agotados y sin apenas chakra, Madara y Taka les interceptaron.

















    Intentaron luchar contra ellos, pero Sai cayó rápido, Kakashi le siguió, y después Naruto, pues Sasuke le había derrotado de nuevo…sus dos compañeros estaban más alejados de él, y Naruto se encontraba intentando incorporarse, con mucho esfuerza, para mirar con ira a Sasuke…

















    -¡SASUKE!¡Esta vez no huirás!¡Este será nuestro último enfrentamiento!-le aseguró Naruto, levantándose a pesar de todo, y encarándole-¡Si no vuelves a Konoha, no irás a ninguna otra parte porque acabaré contigo!

















    Sasuke sólo sonrió de forma engreída, para después mirarle de forma amenazante aún con el sharingan activado.

















    -Eres débil, Naruto…y te mataré-dijo Sasuke, dejando que su mano se electrificara, creando rayos que estaba preparado para lanzar al que había sido como un hermano para él…














    -¡Por encima de mi cadáver!-escucharon la voz femenina que ambos conocían a la perfección, pero, entonces, un gran ataque ígneo fue directo hacia el Uchiha, que saltó hacia atrás con fuerza para poder esquivarlo por completo, y, a su pesar, tuvo que alejarse de su próxima víctima.

















    Una gran nube de humo se formó, pero, finalmente, se disipó, dejando ver la figura de la pelirrosa que ambos conocían y habían visto hacía poco más de tres semanas, aunque el cabello rosa había crecido con demasiada rapidez a causa de la técnica y lo llevaba en dos coletas medias parecidas a las de su maestra Tsunade.














    La chica se colocó delante del rubio en posición defensiva, preparada para cualquier ataque del Uchiha, pero este se limitó a verla con fastidio.














    -¡SAKURA-CHAN!-gritó Naruto, preocupado-¡vete de aquí!

















    La chica no le hizo caso, y al lado del rubio apareció la pelirrosa, a la que Taka la miró sorprendidos.

















    -¡Karin!-gritó Suigetsu, y ella le miró, y le dedicó una sonrisa, al igual que a Juugo. Y ambos se la devolvieron…estaban contentos de que estuviera sana y salva.

















    -¡Cuando todo esto acabe hablaremos cara pez!-le gritó ella.

















    -Karin-la llamó Sakura, totalmente seria-cuida de Naruto…debemos esperar a que él llegue…














    -Sakura…-la llamó preocupada su sensei, apoyado en Sai, algo más alejados. Todos sus compañeros la miraba con la preocupación en sus miradas, pero ella se veía tranquila y totalmente seria, con tal determinación que ninguno se interpuso en su camino.

















    -Ahora yo me encargaré de él…-dijo Sakura, y después se dirigió al Uchiha-tu nueva oponente soy yo, Sasuke…

















    -No me hagas reír, Sakura-se burló él-tú no puedes conmigo…eres demasiado débil…no podrás derrotarme así que apártate y huye mientras puedas para tu villa antes de que la destruya.

















    -A lo mejor te parezco débil, pero al menos no soy una cobarde de mierda que ataca a ninjas que están agotados tras una misión sabiendo que apenas se podrían defender-le espetó ella, y Sasuke se molestó, borrando su sonrisa de arrogancia de la cara, y activando de nuevo el sharingan-las verdades son lo que más duele, Sasuke…además-sonrió ella, colocándose sus guantes y preparándose para la batalla-no deberías subestimarme…




















    AVANCES











    Próximamente…














    “Lo siento Sasuke, pero no puedo permitir que destruyas a Konoha ni que mates a Naruto”

















    “¿Cuándo se ha vuelto tan fuerte Sakura?”

















    “Ten cuidado Sasuke, es una sacerdotisa”, le advirtió Madara con un brillo de fastidio en el único ojos que dejaba ver.

















    “Sakura…él está a unos 10 kilómetros de aquí…vendrá pronto”




















    “Sasuke…deja la venganza y regresa a Konoha”, le dijo en recién llegado, aún cubierto por un capa negra, ocultando su identidad, “Madara sólo te está utilizando”

















    “¿Quién te crees que eres para darme órdenes?”

















    Entonces, el viento sopló con fuerza. El hombre recién llegado, sin despegarse del lado de Sakura, aún delante de ella, protegiéndola, se quitó la capa, y dejó que el viento se la llevara, dejando su identidad al descubierto, y todos le miraron impresionados…no lo podían creer…














    “No puede ser…”, susurró Sasuke, sin creerse lo que sus ojos veían. Ante él estaba…

















    “Sasuke…recapacita…Madara sólo te está utilizando…sólo te cuenta cierta parte de la verdad para que le ayudes en sus planes, porque sabe que si te contara toda la verdad volverías a Konoha”

















    “Te contaré TODA la verdad, Sasuke…”


























    Próximamente…








    Capítulo 4








    Sakura VS Sasuke
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    windmiko

    windmiko This is war

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Noviembre 2008
    Mensajes:
    862
    Puntos en trofeos:
    108
    Pluma de
    Escritora
    Re: Sakura, la luz de un alma oscurecida por la venganza

    Todo iba bien hasta que colocaste esos terribles espacios. No los uses, se ve mal.
     
Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página