1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Long-fic Fanfic - Reflejo

Tema en 'Pokemon' iniciado por la que escribe, 12 Agosto 2017.

Cargando...
  1.  
    la que escribe

    la que escribe Iniciado

    Miembro desde:
    6 Agosto 2017
    Mensajes:
    7
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Reflejo
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1852
    Reflejo
    Parte 1
    ...
    ...​
    Todo comenzó cierta tarde cuando se dispuso a caminar tranquilamente por un hermoso valle que había descubierto hace poco. Los árboles se irguieron a su lado cuales gigantes poderosos fueran, las hojas bailaban con alegría mientras se deslizaban suavemente hacia el suelo, al mismo tiempo en que los rojizos rayos del sol se despedían a su izquierda. Sí, el lugar era bello y llamaba al recogimiento dentro de sus dominios.

    Así, con ese sentimiento recorrió el lugar, mientras su cuerpo se bañaba de la dulzura del paraje, la tranquila brisa, el alegre canto de las aves al atardecer y un ensordecedor grito que por poco le hace perder el equilibrio.

    −¡¡¡¡Mewtwo!!!!

    El paseante se volteó rápidamente al escuchar como una voz aguda clamaba su nombre con ahínco, descubriendo así que se trataba de un pikachu, quien se aproximaba a toda carrera hacia el clon de Mew.

    −¡No puedo creerlo!−, exclamó con éxtasis al llegar, aun tratando de recuperar el aliento. −¡Mewtwo, tanto tiempo sin verte! ¿Cómo has estado? ¿Qué has estado haciendo? ¡¿Qué ha sido de tu vida?!

    Pero el pokémon más grande simplemente se tomó varios segundos para observar con atención al pequeño ratón eléctrico, quien aun con la respiración entrecortada, esperaba una respuesta con una sonrisa que poco a poco fue desapareciendo de su rostro.

    −No me digas que no te acuerdas de mí−, dijo con cierta decepción en sus palabras, pero una vez más, el blanquecino no respondió. −¿Pero qué te pasa? ¿Hola? ¿No me recuerdas? ¡¿Cómo es posible que te hayas olvidado de mi?!

    Por favor−, se animó a hablar por primera vez el paseante. −Mantén la calma, pequeño. Lo siento mucho, pero me temo que me confundes con algún otro pokémon.

    Esta vez, fue el pikachu quien no articuló palabra, al observar casi con horror a su interlocutor.

    −M-Mewtwo...−, susurró. −¿Q-qué te pasó?

    ¿Disculpa?

    −¿P-por qué tienes esa voz? Q-qué...qué...−, retrocedió varios pasos.

    Insisto, pequeño, pero me has confundido con otro pokémon.

    −¡¿Cómo voy a confundirte si no hay otro como tú en todo el planeta!−, alzó la voz la rata eléctrica. −¿Cuántos Mewtwo existen, eh? ¡Sólo tú!−, y lo apuntó.

    −...

    −Oye, lo siento. Yo te tengo mucho respeto y aprecio, pero....¡¿qué te pasó?! ¿Por qué tienes esa voz? Tú... tú hablabas de otra forma, tú...tú me recordarías, recordarías a los demás, nuestro hogar, Isla Nueva...¡incluso a Giovanni!"

    −...

    −Yo...¿qué te pasó?−, volvió a preguntar, con un tono de voz cada vez más desesperado.

    Lo siento−, cerró los ojos el pokémon mas grande. −No sé de qué me hablas, no se quiénes son los demás, ni mucho menos alguien llamado Giovanni.

    Esto último descolocó por completo al roedor, para quien la situación se había convertido en un relato de horror. Está bien, se dijo, podía aceptar que Mewtwo hubiese olvidado a alguno de sus compañeros clones, que ya no se mantuviera en su memoria el recuerdo de lo sucedido en Isla Nueva...pero ¿olvidar a Giovanni?

    Pikachu sabía cuánto odio existía contra ese ser humano, como el clon de Mew no podía soportar la idea de su mísera mención. Cómo había sufrido a costa de su avaricia. Sabía todo eso, pero no entendía cómo, en qué momento, su creador había dejado todo eso perdido en la memoria.

    Y había un detalle más. Su voz.

    Si bien jamás había escuchado su voz física, Mewtwo se había comunicado siempre de una forma grave y profunda, mas lo que había oído hoy, era un tono claramente femenino. ¿Cómo había sucedido eso?

    Alzó la vista hacia el pokémon más grande, tratando de pensar con lógica toda esta nueva situación, mas ninguna de sus ideas parecía tener el suficiente sentido como para explicar el cambio tan radical en la criatura que pretendió alguna vez, dominar al mundo. No existía otro Mewtwo, por lo tanto, no podía haberlo confundido. No como cierta vez en que creyó reencontrarse con su amigo Meowth, saltando sobre él para descubrir que era un felino común y corriente que tras unos segundos, intentó atacar de regreso para hacerlo su presa.

    No, en esta situación no había posibilidad alguna de fallo. No podía confundir a Mewtwo, eso era simplemente imposible.

    −Mewtwo...¿Por qué me olvidaste?−, preguntó con tristeza.

    No puedo olvidar a alguien a quien no conozco.

    −Pero....¿Pero por qué dices eso? ¿Acaso olvidaste todo? ¿Tus orígenes? ¿El Equipo Rocket? ¿Todo?

    No−, se retiró un poco cerrando los ojos y volteando para luego enfocar su vista en un punto lejano. −Nunca podré olvidar mis orígenes y cómo se desarrolló mi vida desde entonces, mas todo aquello que me mencionas...simplemente no lo conozco. No sé de qué pasado me estás hablando, pero sé bien que aquí hay un malentendido ilógico, ya que como bien dices, no existe otro como yo.

    −Entonces....

    Lo siento, pero no te conozco. Ni a ti, ni a Isla Nueva, ni mucho menos a ese hombre llamado Giovanni.

    −...

    Ahora, si me lo permites...−, caminó−...continuaré con mi paseo, ya que planeo descansar esta noche y continuar mi viaje mañana.

    Y se alejó tranquilamente entre los árboles. Pikachu se quedó en el mismo lugar, sin comprender como era esto posible y con una gran tristeza en su corazón al creer que había sido olvidado por su creador. Mas algo le decía que el pokémon que acababa de ver, no era el mismo con el que había convivido en el Monte Quena. Pero entonces...¿Quién era? Y más importante, ¿Qué había sucedido con Mewtwo?

    Entonces, sin pensarlo por más tiempo, se animó a seguir al forastero, en busca de respuestas y de la lógica de éstas.

    Mewtwo, al verlo a su lado, frunció el ceño ligeramente. −¿Qué pretendes?−, preguntó con indiferencia.

    −Nada, sólo saber de ti.

    ¿Y qué es lo que quieres saber?

    −Qué pasó con Mewtwo. ¿Me puedes contar un poco de tu historia?

    Uf−, suspiró el clon con intranquilidad, deteniéndose un segundo para evaluar la situación. −Por favor, ¿Qué puedo decirte? Mi pasado no es algo que me cause regocijo, así que por favor te pediría comprensión.

    −Eres un clon, yo también lo soy. Vamos, ¡no tientes al drama!

    −¿Eres un clon?−, llamó la atención de Mewtwo. −¿Qué quieres decir con eso?

    −Me crearon como copia de un pikachu natural. Mi nombre sería Pikachutwo, pero es más fácil decirme Pikachu y ya, ¿no crees?

    −¿Y qué ser humano te creó? No sabía que existieran más clones.

    −No me creó un ser humano, fue Mewtwo...o tú...

    −...

    −Y existen muchos clones más, que ahora son libres.

    −¡¿Qué?!−, exclamó, demostrando todo su interés al pequeño ratón eléctrico.

    −Eso, lo que te acabo de decir. Tú, yo, los demás, todos somos clones y ¿sabes qué creo? Tengo el pequeño presentimiento de que tú no eres mi creador, eres otro. No sé de donde saliste, cómo llegaste hasta aquí, si tienes algún parentesco con Mewtwo. No sé.

    −...

    −Por eso quiero conocer tu historia, tal vez eso signifique que el otro, mi creador, está lejos ahora y tal vez se pregunta si alguna vez podría haber alguien como él.

    −...

    −Existen muchos pikachu y yo podría pasar desapercibido entre ellos. Lo mismo pasaría con los demás clones, menos con él. Y yo sé que le molestaba, aunque nunca lo dijo, ¿sabes? Mewtwo era muy orgulloso y casi nunca expresaba lo que sentía. Me pregunto si seguirá igual.

    −...

    −¡Pero vamos!−, se volteó soltando chispas de sus mejillas producto del entusiasmo. −¡Encontrémoslo! ¡Vamos y busquemos! ¿Acaso no quieres conocer a alguien de tu propia especie? ¿Al único que tal vez podría ser tu familia?

    −...

    −¿Y que tal si hay muchos más como ustedes allá afuera y ninguno lo sabe?

    −...

    −¿Eh? ¿Qué me dices?

    Que no pretendo seguir una absurda fantasía−, dictaminó con seriedad, borrando de inmediato la sonrisa del eléctrico. −No pretendo ir en una búsqueda sin sentido tan solo guiándome por un presentimiento. No soy imbécil.

    −Pero...pero....

    No. Me dices que es algo que crees. ¿Qué tal si paso toda la vida siguiendo una ilusión, tan solo para afirmar el hecho de que no existe ni existirá alguien como yo en este mundo?

    −...

    Lo siento, pero no participaré en tu aventura.

    −¡Pero Mewtwo!−, se acercó. −Yo sé que sí, yo...

    Crees.

    −Ehm...

    −No, permíteme−, y se adelantó para continuar con su marcha. Esta vez, el pequeño se quedó en su lugar, simplemente observando su partida.

    --------

    --------

    Esa noche estrellada, Mewtwo se acomodó en el hueco que hacían dos ramas de un añoso árbol, mientras observaba la negrura del cielo y las maravillas que éste podía brindarle; mas en esta ocasión, sus pensamientos estaban en otro lugar, o en otro contexto.

    Después de todo, Pikachu sí había logrado algo: llenar su mente de intriga.

    "¿Es posible siquiera imaginarlo? ¿Es posible aferrarse aunque sea mínimamente a la idea sin caer en la locura y la desesperación? Oh, no lo sé.

    Lo único que sé, es que fue difícil la comprensión de que no existía otro como yo. Debo admitirlo, en un primer momento no me importó, o no le di el valor correspondiente a esa realidad, mas al comenzar a convivir con otros, me di cuenta de que el lazo que une a las especies es mucho más que sanguíneo y que sin importar cuán amigos podamos ser, no podía comparar dicha amistad a la idea de realmente tener a alguien a quien poder llamar familia.

    Oh, esto es complejo...

    La idea me ha perseguido incesantemente ahora y no sé qué camino tomar. Si debo creer y comenzar la búsqueda aun sabiendo que puede ser tan sólo una farsa, o quedarme aquí, continuar mi vida sin mayores contratiempos.

    Sé que huyo, sé que hay humanos tras mis pasos; humanos que buscan tan solo ejercer el control sobre mí, tal y como ese hombre que pretendió darme caza. Uf, de no haber sido por ese humano, el anciano y la niña, yo tal vez no podría estar disfrutando tranquilamente de las estrellas.

    Sé que huyo y que mis días tal vez estén contados. Sé que debo ocultarme, vivir como un prófugo ansioso de libertad. Sé que no dispongo de todo el tiempo que quisiera, que de un instante a otro mi vida hasta podría acabar. Entonces es cuando me pregunto qué tan descabellada es la idea de partir en la búsqueda de aquel que existe en algún lugar, ese que es como yo, con el que comparto algo más profundo.

    ¿Y si dejo de ser libre mañana? ¿Y dejo de serlo en este instante? ¿O en muchos años más? ¿Habrá valido la pena enfrentar al mundo en su búsqueda?

    ¿Y si no lo encuentro? ¿Y si no existe?"

    Se quedó con la mirada fija en una lejana estrella que parpadeaba con frenesí. Cerró los ojos tras un momento y suspiró para sentarse y pasar su mano sobre su cara como si pretendiera quitársela.

    "¿Y si lo encuentro?"

    ....
    ....
     
    • Adorable Adorable x 1
  2.  
    LizzaRade

    LizzaRade We can DO IT! Pokémon Breeder

    Miembro desde:
    2 Enero 2017
    Mensajes:
    93
    Puntos en trofeos:
    85
    Pluma de
    Escritora
    Bien, leído. Si bien este fanfic lo leí en fanfiction, nada impide que ahora lo comente como se debe. Es un interesante comienzo, más que la gata sea alguien que no tiene muchas preocupaciones sobre su existencia como el gato (o al menos no lo menciona cada vez que habla). Y pikachu, se entiende que este confundido, de un día para otro encuentra a alguien igual a su creador, pero no es él, así que se espera que se acostumbre a la idea o no se rompa mucho el cráneo xD.

    En cuanto a lo técnico, sé que estas cambiando las comillas por los guiones, va a ser un poco duro acostumbrarse, pero bueno, voy a corregir su uso con un dialogo:
    Va a quedar mejor de esta manera:

    —¡No puedo creerlo! —exclamó con éxtasis al llegar, aún tratando de recuperar el aliento—. ¡Mewtwo, tanto tiempo sin verte! ¿Cómo has estado? ¡¿Qué ha sido de tu vida?!

    Al menos así se ve más formal. El resto va muy bien, no hay errores ortográficos, solo hay que pulir el estilo y ya te iras acostumbrando al uso del guión.

    Saludos.
     
    Última edición: 12 Agosto 2017
  3.  
    Dr Kaos

    Dr Kaos War.... War never change... Radio FFL

    Miembro desde:
    11 Septiembre 2016
    Mensajes:
    319
    Puntos en trofeos:
    83
    Pluma de
    Escritor
    hoy me toca comentar gatos?

    en fin... en cierta forma la únicas historias que conozco sobre los "gatos" son por parte de por ello siempre es interesante leer otra visión...

    En cuanto a trama, es interesante que el primer conocimiento de la gata acerca del "primer" Mewtwo fuese por uno de los clones...

    XD el pikaTwo se ve que tiene una personalidad bien relajada y confianzuda...

    siendo una buena elección para manejar todo aquel tema de lo "única" que era la especie al tener solo un espécimen (ahora dos...) mas aun por la decepción del roedor al creer realmente que su creador lo olvidara (lo que te da entender que tal vez si era posible... dado su carácter solitario y huraño...) más aun cuando llega a la conclusión que ella es "otra"... altero intenta incitarla a buscar al primero... más que nada por el recuerdo de aquel semblante lleno de dilemas existenciales, sociales que lo hacían sentirse "solo".... te da en cuenta que el pikatwo le preocupa la felicidad de mewtwo original...

    mas tal ves si eche de menos que la gata llegara a esa misma especulación durante la conversación...

    pero compensa al mostrar esa desconfianza en seguir una ilusión que bien podría ser falsa.... llevándose solo una disolución, aun así... se nota que ella más que algún drama existencial... su pedo es no querer estar sola... que mas que gente diferente también necesita un igual...


    en fin... espero con ansias la continuación, para ver que posibles feels le darás a ese encuentro... :D por el momento me gusta y me interesa como pinta la cosa.

    p.d: queria comentar sobre la personalidad de la fem mewtwo... pero creo que es aun muy pronto.


    saludos!
     
    Última edición: 14 Agosto 2017

Comparte esta página