1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.


  2. Descartar aviso


  3. Descartar aviso
  4. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Perfecto príncipe imperfecto. Shikatema, UA

Tema en 'Terminados' iniciado por Mrs Roronoa, 26 Enero 2012.

Cargando...
  1.  
    Mrs Roronoa

    Mrs Roronoa Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    16 Mayo 2011
    Mensajes:
    161
    Puntos en trofeos:
    123
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Perfecto príncipe imperfecto. Shikatema, UA
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1008
    Muajajaja! Patricia Blablablá escribiendo una historia de Naruto desde hace... Pfff! :D Bueno, es un One-shot Shikatema en UA, espero que les guste! :3

    Perfecto príncipe imperfecto

    Recuerdo aquel día perfectamente, hacía demasiado calor incluso para estar en un desierto, aún así los pequeños puestos del mercado abrieron; toda la gente de mi pueblo estaba en la calle comprando lo más barato posible. El mercado era algo increíble, me fascinaba... Pero sólo lo podía ver desde las ventanas de palacio. Mi padre, rey de la ciudad de la Arena, nunca me dejaba salir de el.

    Dicho día, yo tenía alrededor de los diecisiete años. Mis revolucionadas hormonas no paraban y sólo dos sueños rondaban mi cabeza, dos descabellados pero increíbles sueños. El primero, poder ser armada caballero. Ser reconocida por mi padre como algo más que un trozo de carne que puede darle la continuación de la dinastía y, por mis hermanos, como algo más que la joven e indefensa Temari, aunque fuera mayor que ellos. El segundo, encontrar el amor de mi vida. Pero no un chico como todos los que llegaban al castillo, que eran mayoritariamente hombres de más de 30 que me querían para lo mismo que mi padre, sino alguien al que no le importara las tierras que poseía o el título que podía darle. Y, ese día, mi vida dio un giro de 180º. Ese día me decidí a llevar a cabo mis sueños.

    Aquel día me escapé del castillo para comenzar una vida desde cero. Me corté mi maravilloso cabello rubio, lo suficiente como para que pareciera el de un chico. Me quité el estrafalario vestido que llevaba y me puse las ropas del hijo desaparecido del vaquero, luego me dispuse a salir del castillo. Por suerte, nadie se fijó en mí y salí sin problemas. Entonces pude observar toda la grandeza del mercado; las mujeres corriendo de un lado para otro, los pobres pillos robándole manzanas al frutero, los caballeros comprando nuevas espadas... Algo nuevo e increíble para mí.
    Y, en el mismo instante en el que las trompetas de mi padre daban el aviso de mi desaparición, una mano tomó la mía arrastrándome hasta un callejón y me tapó la boca para que no gritara. Sentía la respiración agitada de aquel que me tenía sujeta, pero no podía quedarme quieta y, con hábiles movimientos, me solté de mi opresor y le propiné un puñetazo en la cara.

    —¡Hey! —Gritó él— No seas problemática y estate quieta.

    —¿Qui...? —Comencé a tartamudear pero conseguí mostrarme firme al terminar la frase—, ¿quién eres y cómo osas tratar así a una dama?

    —Shikamaru, el dueño de tu vestimenta y... —el extraño me miró de arriba abajo— no tienes mucha pinta de señorita.

    En un acto reflejo intenté taparme con las manos y comencé a pensar en lo que había dicho... ¿El hijo del vaquero? Pero... llevaba cinco días desaparecido, ¿no? Entonces comencé a sentirme más acalorada de lo normal. Noté como un rojo comenzaba a subir hasta mis mejillas, ¿por qué? Miré a Shikamaru a los ojos y una sensación extraña se apoderó de mi interior, ¿qué era aquello?

    —Y ahora, ¿me quieres explicar por qué no estás en tu castillo, problemática?

    —Eres un arrogante —contesté molesta—, no deberías tratarme así.

    —Pues, si te has escapado del castillo como yo creo, tendrás que acostumbrarte... Aquí no eres nadie.

    Suspiré. Tenía razón. Pero seguía sintiendo aquellas mariposas en la barriga, no podía apartar los ojos de aquel moreno. Caí en la cuenta del poco espacio que nos separaba y los colores de mis mejillas subieron un poco más. Notaba como si el mismo sol que brillaba en lo alto estuviera a mi lado.

    —¿Por qué estás aquí?

    —Quiero cumplir mis sueños.

    —Lo suponía —dijo sonriendo—. Ven conmigo.

    —¿Qué?

    —Eso, que te vengas —me tomó de las manos recortando un poco el espacio que nos separaba—. Hace días que quiero irme lejos de aquí e intentar llegar a ser un caballero en algún otro lugar y... —el chico miró al cielo pero seguía teniéndome de la mano— si no me he ido antes ha sido por ti.

    No pude evitar sonreír, era justo lo que quería oír. Él me miró. Estaba esperando una respuesta por mi parte, y, haciendo caso a mis instintos, lo besé. Un beso corto, apenas un roce de nuestros labios, pero para mi fue algo mágico. Más mágico incluso que el mercado que seguía alrededor nuestro

    —Entonces, ¿vienes, problemática? —preguntó Shikamaru. Noté como le temblaba la voz, muestra del miedo que sentía por si le decía que no, que volvía con mi padre a los lujos del castillo. Y yo tenía claro lo que debía hacer.

    —Primero, no me llames problemática, vago y, segundo... tendremos algún caballo, ¿no?

    Y se acabó :D Quiero agradecerle a Renée. su ayuda y... ¡a todos ustedes por leer! ^^
    Un beso :)
     
    • Me gusta Me gusta x 5
  2.  
    Lincoqueo

    Lincoqueo

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2011
    Mensajes:
    270
    Puntos en trofeos:
    271
    Pluma de
    Escritora
    ¡Awww~! Que lindo. Bello, bello, bello. :3.

    No sé como darte un comentario sin caer en el spam, porque solo puedo pensar en: ''me gusta''.
    Bueno, hace mucho que no leía una buena historia ShikaTema y fue un placer leer algo así. Sin ningún error que hacer notar. Está perfecto respecto a lo técnico. Respecto a la trama, me enganchó desde la primera palabra que leí y no me separé de ella hasta caer en cuenta que ya había terminado de leerte.

    Amé los dos últimos diálogos y me sacaste más de una sonrisa en tan tus palabras. :').
    Sigue así, linda. Vendré a leerte siempre, así que si sacas otro fic, no dudes dejarme el link en el perfil. nwn.

    ¡Saludos y buen día!
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página