1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Para Contárselo a Ellas [Desafío]

Tema en 'Fanfics Terminados de Naruto' iniciado por NanakoGrey, 28 Mayo 2010.

Cargando...
  1.  
    NanakoGrey

    NanakoGrey ¡Holo!

    Libra
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2007
    Mensajes:
    1,083
    Puntos en trofeos:
    308
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Para Contárselo a Ellas [Desafío]
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    951
    Para Contárselo a Ellas [Desafío]

    Ohayo!
    Bien respondiendo al entretenido desafío de SUGEI UCHIHA
    Aquí esta, el primer capi de las siete historias de amor: Para contárselo a Ellas.
    Parejas: NaruHina / ShikaTema / SasuSaku / NejiTen / SaiIno / ShinoTay
    :D
    Bien sin más que decir aqupi el primer capitulo de 8


    Para Contárselo a Ellas
    Capítulo# 1 "Hinata, reunión, ¿Anillo?"

    —Bien, ya estamos todas ¿Verdad?— preguntó la mujer de cabellos rosados y ojos verde jade, aparentemente tenía unos veinte años al igual que las otras jóvenes mujeres que se encontraban con ella. Todas llevaban uniformes o se encontraban maquilladas sin embargo se encontraban en una hamburguesería, un lugar algo inusual para encontrar a siete mujeres que se veían maduras. Las siete miraban a la chica expectantes

    —Comencemos— dijo sentándose y subiendo con una de sus manos su gaseosa, las demás mujeres la siguieron y luego comenzaron a mezclar sus bebidas como si jugaran.

    — ¡Puak! Ya había olvidado lo horrible que sabe esto— dijo una de las dos rubias que se encontraban en el lugar para luego hacer que las demás rieran.

    —Vamos Ino otro sorbo por los buenos tiempos— gritó una castaña sonriendo con malicia y obligando a la rubia a tomar más de aquella bebida. Las demás espectadoras miraban divertidas aquella acción, era exactamente igual a tres años atrás; la rubia quejándose por su bebida especial y la castaña haciendo que tomara mucho más.

    —Tenten-chan, basta. Ino no quiere tomar más— exclamó una dulce mujer de cabellos azules largos que intentaba detener a su compañera castaña.

    —Bien Hinata, solo porque eres tú y estamos celebrando que volviera lo hare— dijo la castaña abrazando a la joven mujer y gritando con fuerza: — ¡Felicidades por Hinata, que ha vuelto y abierto su propia empresa!—

    — ¡Felicidades!— gritaron todas las demás tomando un poco más de la extraña mezcla y dando un gran sorbo. —Pero sabes, las cosas han cambiado mucho desde que te fuiste— dijo la segunda rubia bastante emocionada —Yo… encontré mi vocación, soy representante. Nunca acepto un no por respuesta y adivina a ¿Quién represento?— preguntó con una amplia sonrisa su joven amiga.

    —Ano- Bi..bien… es…esto. No lo sé— dijo la joven un tanto nerviosa jugando con la servilleta que se encontraba en sus manos. Se veía insegura a responder y la rubia se veía molesta, así que ella se intimido mucho más.

    —Hmp— hizo la rubia renegando y cruzando sus brazos molesta.

    —Shika, Hinata, Shika. ¿Jamás lo has escuchado de él?— preguntó la pelirroja que se había mantenido
    en silencio durante toda la reunión. La mujer de cabellos azules negó con la cabeza y se puso aun más nerviosa, la rubia la miro incomoda y volteo a mirar hacia otro lado —Que bien, porque es la peor basura. Un insulto al arte de la música, ¿Música producida por un cabrón como é? Pff— dijo poniendo en la rubia de cuatro coletas una vena sobre la sien.

    — ¡Tayuya! Te vas a quedar solterona si sigues usando ese vocabulario— regaño la rubia de ojos celestes a su compañera. La mujer de cabellos rojos frunció el ceño y desvió su mirada—Yo, Hinata, me volví maestra de Ikebana— dijo la mujer de cabellos rubios y ojos celestes sonriendo. En su expresión se veía felicidad y relajación —Pronto abriré mi propia exposición, es obvio que todas están invitadas— termino para pasarle a sus amigas unos folletos con varios arreglos florales en ellos, todos llevaban un listón lila en su base o en algún tallo. —El listón es mi firma—

    Las demás presentes quedaron maravilladas con su arte.

    —Yo también hago arte Hinata— sonrió la pelirroja —Participo en la banda de música clásica del salón de opera Aburame. Me encanta tocar en ese lugar, hay tanta paz y…— volteó a mirar a su compañera de cuatro coletas — hay buena música—

    — ¿Vamos a pelear otra vez Tayuya?—preguntó prepotente la rubia.

    —Dice que lo odia, pero lo defiende como si fueran la pareja más enamorada del mundo— susurró la cabellos rosas a Hinata lo suficientemente fuerte como para que la rubia escuchara y volteara a mirar eufórica.

    —Entre ese vago, no hubo, no hay y nunca habrá alguna relación— dijo enojada y poniéndose en pie.

    —Tú, Sakura-chan… ¿Qué haces?—

    —Trabajo en el hospital, soy la jefe de recursos humanos… Aunque sabes que prefiero estar cuidando de los niños y los ancianos ¿No es así?— preguntó con alegría la joven.

    —Y no te olvides de mí, la más hermosa y esplendorosa bailarina de Japón. Hago desde bailes tradicionales hasta hip-hop y electrónica. De seguro has visto algunos videos en los que aparezco— dijo felizmente la castaña —Pero con todo el maquillaje y los peinados extraños creo que no podrías haberme reconocido— musitaba ella sola pensativa.

    — ¡Matsuri! ¿Por qué el silencio?— preguntaba la rubia de cuatro coletas ya más relajada.

    —Bi…bien Hinata. Yo acabé de entrar a una empresa de periodismo, comenze desde abajo pero mis notas ya son de agrado del público y pues, es solo eso—

    — ¡Ino! ¡Por Dios! ¡No lo había visto!— gritaba alterada la cabellos rosa — ¿Quién? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde?— balbuceaba la chica de cabellos rosa.

    — ¿Les gusta?—dijo alzando su mano y mostrando el hermoso anillo de oro blanco con un pequeño diamante en él. El anillo era hermoso de varias tiras de oro entretejidas entre ellas y sobre ellas una base de oro que sostenía el pequeño diamante en él. —Sai me lo dio— dijo llevando su mano a su mejilla y cerrando los ojos dejando ver lo enamorada que estaba…

    —¡Ino!— gritaron Sakura, Tenten y Temari — ¡Debes decirlo todo ahora mismo! ¡Ya!


    .:..::...:::....::::.....:::::......::::::......:::::.....::::....:::...::..:.

    Bien?! Que tal ganas de seguir leyendo?
    Jejeje hasta cuando tenga la conti :P
    Sayo!!
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  2.  
    ruviesita

    ruviesita Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    16 Marzo 2010
    Mensajes:
    272
    Puntos en trofeos:
    38
    Pluma de
    Escritora
    Re: Para Contárselo a Ellas [Desafío]

    Me encanto estubo grandioso, me diverti un monton un por d locas en una hamburguesería eso si ke es raro y divertido jajaja.
    Temari si ke se re calento con Tayuya, ke bien ke luego se tranquilizo.
    Eran 7 locas en una hamburgueseria eso si ke me encnato.

    Espero con ancias el proximo capitulo

    bss ruvieista tkm
     
  3.  
    Nahi Shite

    Nahi Shite Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    24 Marzo 2010
    Mensajes:
    810
    Puntos en trofeos:
    356
    Pluma de
    Escritora
    Re: Para Contárselo a Ellas [Desafío]

    ¡que hermoso! como todos tus fics, esta genial.
    ¡gusu, sai le dio el anillo!
    creo que empiezan a sonar campanas de boda... ¡ojala que pase lo mismo con las demas!
    en especial en el Naruhina, sabes que es mi pareja favorita.
    espero conti
    sayo
     
  4.  
    Yeska

    Yeska Usuario común

    Géminis
    Miembro desde:
    4 Abril 2009
    Mensajes:
    204
    Puntos en trofeos:
    99
    Pluma de
    Escritora
    Re: Para Contárselo a Ellas [Desafío]

    Ohayo... excelente fics...claro no esperaba menos de ti Juli-chan...me encanta la trama que esta desarrollando la historia, es bastante divertida...La narración ha sido muy buena, no tengo de que quejarme... y la ortografía, pues yo no encontré ningún error.
    ¡Sai le regalo un anillo a Ino!...nya! que kawaii >w<
    Síguelo onegai, estaré atenta a las continuaciones...(aunque ando algo distraída)
    Nos leemos...Ja ne
     
  5.  
    NanakoGrey

    NanakoGrey ¡Holo!

    Libra
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2007
    Mensajes:
    1,083
    Puntos en trofeos:
    308
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Para Contárselo a Ellas [Desafío]
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    2241
    Re: Para Contárselo a Ellas [Desafío]

    Ohayo!
    Aqupi tengo la conti

    Siento haberme demorado tanto :P Pero aqui esta

    Capitulo #2 “Mi salvación”
    ¿Qué empiece desde el principio? Pero…si algunas ya lo saben. Pues bien algunas, la mayoría, no lo saben, tampoco la festejada. Bien entonces comenzare —Bien todo comenzó antes de construir mi propia galería— dije y todas me miraron extasiadas como si volviesen a escuchar de chismes del instituto o algo parecido —Pues bien todo sucedió en una exposición en la que mis trabajes solo eran una exposición más de todas las que allí habían…

    >> No esperaba nada importante ese día, de hecho no estaba preparada para nada extravagante. No al menos hasta verlo a él, al hermoso hombre que se detuvo frente a mi trabajo. Era alto, de cabellos rubio atados en una coleta alta, sus ojos eran los más hermosos que había visto, eran azul celeste. Si, sus características eran muy parecidas a las mías hasta llevaba un mechón que cubría su rostro, pero este iba hacia la izquierda… mi mechón iba hacia la derecha. Sus hermosos ojos zafiro miraban con detenimiento mi arte y yo solo podía sonreír insegura, era la primera vez que me sucedía.

    “Es una buena propuesta de Ikebana” dijo ese hermoso hombre mirando detenidamente aquel arreglo “Sin duda alguna es arte, sin embargo siento que le falta un…” él se quedó pensativo mirando mi arreglo.

    “Un… ¿Moño? ¿Tallo? ¿Una base?” preguntaba yo entre nerviosa y ansiosa. Quería saber que era lo que le faltaba a mi arte para que fuera totalmente de su agrado.

    “¡Katsu!” dijo haciendo que mi corazón casi saliese de mi cuerpo. “Falta una explosión” agregó el rubio de hermosos ojos azules.

    “¿Explosión?” le pregunté.

    “Si, algo tan llamativo como una explosión. Podemos hablar de esto otro día ¿Te parece?” preguntó dejando una tarjeta justo al lado de mi arreglo. No la tomé de inmediato, no quería parecer muy emocionada así que espere a que continuara viendo las otras obras de ikebana para tomar la tarjeta. Ya la tenía en mis manos y sin poder evitarlo me sonroje, su nombre se veía hermoso sobre ese papel: Deidara. Allí también se encontraba su nombre y decidí que al llegar a casa lo llamaría.
    Esa noche dure horas hablando del arte con él.
    She lives in a fairy tale
    Somewhere too far for us to find

    Después todo fue miel sobre hojuelas, él iba a mis exposiciones, cada vez de grupos más selectos y yo iba a ver sus esculturas. Éramos solo él y yo. Yo vivía por él y él por mi éramos el uno para el otro y al ser él el centro de todo me fui alejando mucho más de mama, papa, ustedes y peor mi arte. Solo pensaba en él, vivía por él, respiraba por él, mi mundo era él.
    [FONT=&quot]
    [/FONT]
    Forgotten the taste and smell
    Of the world that she's left behind


    Un día, en una de sus exposiciones conocí a Sai. No sonreía, no reía, no lloraba, no sufría… era una flor aun sin abrir, una flor intacta que me lleno de curiosidad. Le pregunte sobre su gusto por la exposición de mi amado, él respondió que notaba que el autor estaba enamorado y que eso no le dejaba representar mejor su tipo de arte; Deidara era conocido por su arte trágico y melancólico, algo totalmente diferente a él.

    Aquellas palabras me impresionaron bastante, sin dudas esa flor que aparentaba ser inmadura tenía toda clase de secretos dentro de sus pétalos cerrados así decidí conocerlo aun más. Allí comenzaron los problemas con Deidara y tuvimos nuestra primera gran discusión, por un momento creí que debía morir y así me aleje mucho más del mundo.
    [FONT=&quot]
    [/FONT]
    It's all about the exposure the lens I told her
    The angles were all wrong now
    She's ripping wings off of butterflies


    Pero Sai siguió junto a mí, pero yo seguía con Deidara.

    Pero Sai secaba mis lágrimas y yo seguía llorando por Deidara. Pero Sai besaba mi frente y yo seguía buscando los labios de Deidara. Pero Sai me daba sus abrazos y yo seguía anhelando el cuerpo de Deidara.

    Durante el tiempo en el que pelee con Deidara conocí a Sai mucho más, me llevó a ver arte ikebana y me devolvió al mundo que había abandonado. Pero yo seguía pensando en Deidara…
    [FONT=&quot]
    [/FONT]
    [FONT=&quot] With her feet on the ground[/FONT]
    And her head in the clouds


    Él lo sabía, sabía que aun no estaba la persona que alguna vez estuvo dentro de mí. “Trae tus flores, trae tu arte y deja eso atrás” dijo una vez tomando un café. Yo lo mire como si no entendiera y por primera vez mi intrigante flor se abrió, al menos solo uno de sus pétalos. “Lo conociste con tu arte, puedes olvidarlo por medio de ella. Ino no me gusta verte sufrir” termino dejándome boquiabierta, no solo me había mostrado lo que sentía también tenía razón. Iba a volver del mundo en el que me tenía Deidara.

    “Yo te ayudare, lo prometo Ino”
    Well go get your shovel
    And we'll dig a deep hole
    To bury the castle, bury the castle
    Ba da ba da ba

    Pero entonces de la nada mi arte fue considerado malo, absurdo y ridículo, quede devastada. Lloraba día y noche y él llegó, de nuevo diciendo que todo sería mejor que no habría nada de qué preocuparse.

    So one day he found her crying
    Coiled up on the dirty ground

    Limpio las gruesas lágrimas del dolor y me saco de mi tristeza, volví a ser feliz junto a Deidara y por un largo tiempo me aleje de Sai, pero no me importo… estaba con Deidara, con él todo iba bien. Con Deidara todo iría bien
    Her prince finally came to save her
    And the rest you can figure out

    Y no duro mucho, aquella magia con la que habíamos vuelto a ser uno se esfumó. Comenzó de nuevo el maltrato y Sai ya no estaba de por medio. El castillo de lujosos tesoros en el que me veía constantemente poco a poco se convirtió en una mórbida casa de la que ya no podía escapar.

    But it was a trick
    And the clock struck twelve

    Todo se desplomó como si fuese hecho del material más ligero y débil de todos.

    Well make sure to build your house brick by boring brick
    or the wolves gonna blow it down

    Pero volví a ver a Sai, él volvió a mi vida cuando todo ya estaba acabado. No dijo nada el solo se limito a mostrarme el mundo del cual Deidara me había alejado. Volví a pisar este mundo del que frenéticamente me había alejado. Incluso volví a tener contacto con Sakura, que bien preocupada si estaba. Pero seguía pensando en él, en que lo había abandonado que lo había dejado, todavía mi cabeza estaba con él.
    With her feet on the ground
    And her head in the clouds

    Pero Sai intentó sacarme de esa tierra de magia inventada que había creado, de nuevo con las mismas palabras de antes. Intento que yo saliera por mí misma. Salir de la tierra mágica que me había inventado para ser feliz.
    We'll dig a deep hole
    To bury the Well go get your shovel
    And castle, bury the castle

    El mundo que construí para ser feliz, que me alejo de todos y solo me hizo mucho más triste estaba empezando a ser olvidado y estaba siendo sustituido por el mundo que Sai volvió a enseñarme.

    “Comenzara todo de nuevo, ¿Está bien, Ino?” dijo cuando estábamos en la parte más alta de la rueda de la fortuna, solos, mirándonos. Fue la primera vez que mi corazón latió tan rápido al estar con él, fue la primera vez que al ver los pétalos de mi flor me sentí tan atraída, fue la primera vez que deje de tatar de ver en su interior si no conocer su interior. “Aunque sufras, llores y duela Ino, yo estaré contigo. En este mundo del que quieres huir” dijo dejándome atónita, no lo podía creer.

    Well you built up a world of magic
    Because your real life is tragic
    Yeah you built up a world of magic

    Sai fue mi salvación fue quien me sacó de ese mundo de magia inventado el que yo misma intentaba volver aunque no lo veía seguía conmigo en mi cabeza. Aunque mi corazón latiese por algo de el mundo real seguía en mi mundo de magia…
    [FONT=&quot]
    [/FONT]
    If it's not real
    You can't see it with your eyes
    You can't feel it with your heart


    Él lo sabía y no se rindió, sabía que incluso el no poder ver mi mundo era una mentira. “Si es así, Ino. Te mostrare un mundo en ese” dijo “Entraré en ese mundo oscuro para sacarte, porque allí estas tu. Y si es así allí quiero estar” dijo tomando mi mano y depositando un dulce beso en ella haciendo que un deleitante hormigueo pasase por mi cuerpo.
    And I won't believe it
    Cause if it's true
    You can see it with your eyes
    Even in the dark
    And that's where I want to be, yeah

    Así en su último intento por liberarme de ese mundo me dijo que volviera al arte que nos encontráramos en un lugar que ya no recuerdo. Legue y me recibió con un beso en la mejilla, fue la primera vez que sentí la necesidad de sentir sus labios sobre los míos. Me preguntó que si había traído mis flores yo respondí que sí. El sonrió y junto con mis flores entramos al salón, el salón blanco que me saco de ese mundo.
    Go get your shovel

    “Ino, hoy junto saldremos de ese mundo en el que te tienes atrapada” dijo mientras de un armario sacaba un enorme block de papel y tomaba de la maleta que siempre llevaba con él tinturas chinas de las que jamás había oído. “Allí en esa mesa, comienza a trabajar en el Ikebana”
    [FONT=&quot]
    [/FONT]
    We'll dig a deep hole

    “Vamos a dejar ese mundo”
    To bury the castle, bury the castle

    Horas después cuando termine el arreglo vi lo que él había dibujado. Su dibujo era hermoso, era yo sonriendo, mi rostro estaba sucio pero irradiaba felicidad. Mi rostro en ese papel blanco opacaba mi arreglo, pero al mismo tiempo, sin ese arreglo la obra no tendría sentido. “Está” dijo el tomando mi mano y poniéndose en mi espalda “Es la Ino que veo cuando sale de ese mundo. Cuando vuelves a entrar allí entristeces”. Mis ojos comenzaron a llorar, ¿Era ese el daño que me había hecho?
    “Ino, te amo” me dijo haciendo que todo en mi cuerpo bajara pero que millones de explosiones de alegría sucedieran en mi cuerpo. Yo me voltee y sin aguantar las ansias de besarlo en la boca un segundo más junte sus labios con los míos. Y nos perdimos del tiempo y el espacio en ese momento…

    —Después nos convertimos en novio y novia. Y luego me pidió matrimonio… —dije y todas guardaron silencio por un tiempo.

    —Pero…Pero… ¿Cómo te pidió matrimonio?— preguntó Hinata mirándome.

    —Bueno— dije llevando mi brazo a la nuca —A Sai no le van las cosas sentimentales, es más cuando lo conozcan verán que es muy difícil decir lo que siente. Pero si le s interesa saber cómo me pidió matrimonio…— dije y todas las chicas se acercaron a escuchar interesadas. — Bien un buen día Sai llego y me dijo “Estuve leyendo un tiempo en la biblioteca y escuche a unas chicas hablando sobre su matrimonio y una dijo que esperara dos años para casarse es demasiado y que era mejor que le diesen un hermoso anillo para proponer matrimonio. Que si un hombre se demoraba más perdería a su mujer”— todas quedaron boquiabiertas no lo podían creer— Si… fue algo muy poco romántico pero sus sentimientos eran verdaderos. Así que…—

    — ¡¿Quién va a ser tu madrina?!—preguntaron todas casi al mismo tiempo.

    —Ino, hablo por todas cuando digo que apoyo al cien por ciento esta relación—
    ________________________-_____________________-_____________________
    Espero que les haya gustado

    la cancion es Brick by boring brick de Paramore.
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  6.  
    ruviesita

    ruviesita Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    16 Marzo 2010
    Mensajes:
    272
    Puntos en trofeos:
    38
    Pluma de
    Escritora
    Re: Para Contárselo a Ellas [Desafío]

    Que romantico,me encnato la historia de Ino de como conocio a Sai estubo recontra facinante.
    Si ke este capitulo fue bastante largo.ME gusta tanto ke lo volveria a leer pero no tengo tiempo, tego ke ponerme a estudiar y ya es bastante tarde.

    ?¿ Quien sera la madrina ?¿ Yo creo ke Sakura, ya ke es la mejor amiga.

    ¿? Que pasara en el proximo capitulo ?¿

    Espero con ancas el proximo capitulo.

    bsssss ruviesita tkm
     
  7.  
    NanakoGrey

    NanakoGrey ¡Holo!

    Libra
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2007
    Mensajes:
    1,083
    Puntos en trofeos:
    308
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Para Contárselo a Ellas [Desafío]
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    1569
    Re: Para Contárselo a Ellas [Desafío]

    Ohayo!!
    Como han estado?
    Siento mucho la demora, se que fue un mes ya u.u

    Bien... Con este capi cumplo la cuota de limme que puso SUGEI UCHIHA...
    Asi que dire que este capi lo clasificaría en un 13+++ es decir como un 14,5+ xP
    Bien
    Le dedico esta conti a quien me dio la insipiración para escribirlo SUGEI UCHIHA, he disfrutado mucho escribir esta conti...
    Mas que todo por que es ShikaTema
    pero sin mmás...

    Capitulo #3 “A escondidas”
    Creo que no pude esconder bien lo que sentía, me sentía celosa enojada y triste. Aunque ver que mi amiga estaba feliz no podía dejar de sentirme molesta o tal vez triste. Tome el vaso de esa horrible mezcla de gaseosas y mire a la mesa, allí tras escuchar el tartamudeó de Hinata mis alarmas se encendieron —No, no… no pa-pasa nada Hi-Hinnata estoy bien— dijo moviendo mis manos negando que algo me pasara pero... ¿Qué diablos me creía? Ellas eran mis mejores amigas sabían cuando mentía y de hecho…

    —Dilo— dijo Ino mirándome directamente a los ojos, como escarbando en mi alma… llegue a sentirme intimidada. A pesar del tiempo seguia siendo igual tomaba la misma posición y mirada inquisitiva. Una mirada que nunca bajaba y que se sostenía gracias a la mano que sostenía el rostro de Ino, con su palma de la mano mirando hacia abajo sosteniendo su vaso de agua; porque siempre necesita agua después de tomar un sorbo de esa horrible gaseosa.

    —Esto… yo arruinaría el ánimo— dije intentando huir. Pero ya lo sé ninguna va a escapar de esta charla… lo hare, me rendiré y lo contare, después de todo pelear por no decirlo será infructuoso—Bien…— suspiré — Lo que sucede conmigo no es algo hermoso como lo de Ino, es más bien algo que tiene a mi corazón dudando… Es Shikamaru…—

    —Ahora dinos algo que no sepamos— dijo Tayuya intentado elevar mi ánimo iniciando una pelea, solo jugué un rato con mis dedos que sostenían el vaso de gaseosa y suspire profundo. Tayuya cambio su gesto de diversión perversa a una seriedad total, luego mire el rostro de mis amigas, todas me miraban preocupadas.

    —Vamos chicas no se pongan así… — dije poniendo la sonrisa menos falsa que pude… suspire de nuevo, valla no era tan difícil hablar de esas cosas cuando éramos jóvenes; era tal vez porque el sexo no tenía nada que ver y porque aquellos años de juventud solo eran preparativos para sufrimientos peores. —Ummm… bien primero que todo, — jugué otro rato con mis dedos y deje que saliera — Yo en este momento estoy viviendo con alguien.

    —¡¿Qué?!— preguntaron todas en un grito escandaloso que pudo escucharse a tres calles del restaurante en el que nos encontrábamos. —¿Por qué no me lo habías dicho?— preguntó Tayuya molesta; quien pensaría que las que peor se llevaran en el grupo serían quienes más conectadas estaban.

    —Bien… él…él es el candidato para sacar a Shikamaru de mi cabeza— dije merando hacia abajo desde el rabillo de mi ojo, era la segunda vez que decía que amaba a Shikamaru. La primera había sido por teléfono, hablando con Tayuya,,, tal vez por eso fue más fácil seguía jugueteando con mis dedos sobre el vaso de gaseosa. — ¿Qué quién es?— dije con nerviosismo obvio. —Él…él se llama Sasori— dije finalmente.

    —Me lo presento alguna vez mi hermano y después comenzó todo— dije —Siempre me escuchaba, mis quejas, mis gritos, todo sin el más mínimo reproche. Sabia lo metido que estaba Shikamaru en mi cabeza, pero me dijo que debía separar mi trabajo de mis sentimientos y… por un momento, una noche en la que deje de escuchar, sentir y oler al mundo pude lograrlo. Pensé que estar con él era el camino, con el tiempo y al pasar las noches sincronizamos nuestra respiración, nuestros latidos incluso las ansias de continuar. Me gustaba estar con él, el placer que sentía era mayor al sufrimiento y así continúe entregándome al éxtasis que nuestras nocturnas uniones provocaban.

    Entonces llego el día de mi felicidad ó tal vez de mi infortunio un día antes de salir a la grabación de uno de sus videos dijo las palabras que tanto rogaba escuchar, aquellas dos palabras que destruyeron toda la ilusión que me había dibujado al estar con Sasori, que sus besos salvajes no eran jugueteos para hacer más divertidos nuestros encuentros sino para que el placer fuera más brutal, que la suavidad con la que entraba no era para considerar mi inexperiencia sino para alargar esos momentos en los que sabía que Shikamaru estaba fuera de mi cabeza, que el “Te amo” al final de cada encuentro era para renovar en mi la ilusión de que yo también lo amaba.

    Claro que ese día no termino en un “Te amo” tampoco termino con un beso, no termino con muchos besos sabíamos en lo que iba a terminar y nos dejamos llevar. Dejamos que los lazos cliente-manager se rompieran, dejamos que la ropa callera, dejamos que las sabanas envolvieran nuestro cuerpos desnudos y dejamos que la noche pasara todavía sin dejar de amarnos.

    Continuamos, claro, continuamos con escapadas furtivas, mentiras descaradas, a escondidas. Pero eso lo hacía más excitante al menos eso pensaba cuando lo hacíamos en la cama en donde Sasori y yo dormíamos, al menos eso pensé por un tiempo.

    Ambos teníamos razones, razones por las cuales mantenerlo en silencio, el su fama, su imagen de soltero codiciado de hombre inconquistable y rebelde. Un hombre que no se entregaba a una mujer y mucho menos una como yo, sin belleza despampanante o voz de ángel.

    —Dile que no— dijo una noche, las sabanas todavía se encontraban ordenadas, yo respondía una de las múltiples llamadas que hacia Sasori las noches que no estaba con él.

    Niégame...
    Es conveniente y seguro
    No tiene por que enterarse
    En donde pasas la noche

    —Bien, si—colgué. —Shikamaru, no puedo seguir con esto— le lloré. ¿Cómo podía seguir con este juego? Cómo… El se puso en pie semi desnudo con sus hermosos cabellos castaños sueltos, como me gustaba. Tomo mi rostro en sus manos y mirándome a los ojos me dijo que debía esperar, que no era prudente hablar en estos momentos.

    Mírame...
    Tómalo como un consejo
    Abrir la boca en exceso
    Nos puede perjudicar

    —Si la empresa lo sabe ¿Qué crees que harán?— dijo con tristeza en sus ojos, con sus ojos comenzando a cristalizarse, con los ojos que luego aparto de los míos

    Yo también​
    Tengo ganas de gritarlo​
    Pero tengo que callarlo​
    Porque te quiero ver más​
    Más adelante...​

    —Pronto, Temari. Les diremos a todos y nadie nos podrá decir que no— decía mientras me daba la espalda —Por ahora solo prepárate que te haré dejar de pensar en eso— dijo sonriéndome desde donde se encontraba.

    Les daremos la noticia
    Por lo pronto mi amor date prisa
    Tengo ganas de hacerte el amor
    Más adelante daremos declaraciones
    Por lo pronto bonita te pones
    Que esta noche será superior

    Accedí con alegría a lo que insinuaba y me deje enredar entre las sabanas junto a él. —Pronto Temari será pronto…— dijo en nuestro último encuentro antes de que cayéramos dormidos abrazados en esa fría noche.

    Más adelante
    Hablaremos de lo sucedido
    Que al final era nuestro destino
    Y anunciarlo era nuestra ilusión
    Pero más adelante....

    Termine y cuando deje de hablar siguió el silencio, nadie dijo nada. Al menos yo ya había acabado mi historia y las siguientes tendrían más atención así que sonreí divertida… solo con imaginar la reacción de Hinata cuando sea su turno. Las chicas seguían sorprendidas, no solo por el hecho de que en realidad tuviera una relación con Shikamaru, aunque no fuese la que yo quisiera.

    —Temari, sin dudas sigues siendo la misma. Hablas de ese tipo de cosas con tanta confianza que me sorprendes… valla con razón esa timidez al principio—decía Tenten matando aquel silencio incomodo.

    —Bien… ¿Y qué tal es?— preguntó Tayuya con obvia perversión, yo…yo solo sentí como la sangre fluía a mis mejillas y contra mi voluntad me ponía roja…

    —Valla… Temari… sin duda me estaba haciendo una mala imagen de ti. Sigues siendo esa chica sería que toma estas cosas con la seriedad que se debe— decía Sakura.

    —¿¡Temari estás con dos al mismo tiempo y te avergüenza esa pregunta!? Valla que sigues siendo ingenua— dijo Ino, yo solo fruncí el seño con desdén… que podía decirle su anillo en el dedo la marcaba como la que tenía la ventaja en esas cosas.
    ______________________________________________________________________________

    Bien que tal espero que les allá gustado...
    Bien es la primera vez que intento algo así, pero creo que lo hize bien :D :D
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  8.  
    ruviesita

    ruviesita Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    16 Marzo 2010
    Mensajes:
    272
    Puntos en trofeos:
    38
    Pluma de
    Escritora
    Re: Para Contárselo a Ellas [Desafío]

    Me encnato estubo grandioso muy bueno...La historia de Temari fue mortal,esta con dos al mismo tiempo pero tambien uno de ellos es la persona que temari nunca dejo de amar....Me encanto lo que dijieron las amigas me rei un monto.....Ahora ?¿cual sera la historia de Hinata?¿

    Espero con ancias el proximo capitulo

    bssss ruviesita tkm
     
  9.  
    NanakoGrey

    NanakoGrey ¡Holo!

    Libra
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2007
    Mensajes:
    1,083
    Puntos en trofeos:
    308
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Para Contárselo a Ellas [Desafío]
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    2135
    Como lo he prometido terminare los fics que considero valiosos de terminar.
    Bien este desafio no lo pude terminar y de verdad lo siento.
    Pero hoy traigo la contí para que quienes lo leían lo terminen y ojala se pase más gente.

    Sin más:

    Capítulo #4 “¡No me ates!
    Detestaba cuando comenzábamos a hablar de aquello y ahora no lo hago menos ¡Dios! Sin verme ya lo sé, sonreí nerviosa… ¿Cómo evitarlo? Ino lanzo su mirada hacía acá, ya no hay escape. Suspiro, ya me encuentro resignada y me rendí ante lo inevitable.
    —Ahora es…—


    —Sí, lo sé. Mi turno para contar mi historia— la corté y todas me miraron entre divertidas y expectantes —. Debo decirlo, muy pocas veces nos hemos encontrado y no es que nos llevemos bien. Sin embargo es difícil, de verdad, es muy difícil sacarlo de mi corazón—dije con un dolor que todas parecieron haber notado, pero todas sin excepción querían escuchar la historia incluso Hinata.

    —Lo conocí en una fiesta, estaba trabajando en ella. Ya había terminado mi número y salí a tomar un poco de aire, quite la máscara que me identificaba como una de las bailarinas que se encontraban en el lugar. Me acosté sobre el borde de la fuente de agua que se encontraba en la fachada de la gran mansión. Allí me encontraba tranquila, no tenía que ver las odiosas caras de toda esa gente estirada y aburrida, luego me puse en pie sobre ese mismo lugar y miré al cielo. En ese momento me deje ahogar en esa amplia existencia oscura de pequeñas y hermosas luces.

    >>Sin darme cuenta me deje llevar por las estrellas y la música que se escuchaba fuera del lugar y comencé a bailar allí. Todas ustedes me conoce ¿No? Sí pudiera bailaría todo el tiempo, para mí es como volar.

    >> Estando en eso apareció él. Un apuesto hombre de cabellos castaño y espalda fornida, sus ojos eran como los de Hinata; pero dándole poca importancia continúe bailando. “Se dijo que los bailarines debían tener todo el tiempo su máscara” me dijo mientras yo poco a poco me detenía, sin mirarlo pare todos mis movimientos y mira de nuevo al cielo. Instantáneamente o bajo aquel acto de hipnotismo de las estrellas titilantes comencé de nuevo.
    Nunca usé un antifaz
    Voy de paso,
    Por este mundo fugaz

    >>La libertad que siento cuando bailo no me la garantiza nadie y solo me detengo hasta que me encuentro exhausta y no puedo ni siquiera mover mi cabeza al ritmo de la música. Él me pidió que me detuviera, yo lo ignoré. ¿Cómo podía dejar de volar para volver a entrar dentro de esa sociedad elitista? Era obvio que él era parte de esos estirados y aburridos seres.


    No pretendo parar,
    ¿Dime quién camina,
    Cuando se puede volar?

    >> “¿Qué no me entiendes?” Preguntó con rudeza y yo tan molesta como me encontraba baje de la fuente y con ira me marché del lugar. Dejando tras de mí no más que el aire cortado por mi presencia.


    Mi destino es andar
    Mis recuerdos
    Son una estela en el mar

    >> Lo encontré otro día, no lo recordaba bien pero sabía que en algún lugar lo había visto. Sin darle importancia a ese interesante castaño seguí bailando, bailando con los ritmos de break-dance en la calle. Todos se reunían alrededor mío, muchos sin quien era otros gritando mi nombre y buscando desesperadamente un lápiz o pluma, papel o servilleta para llevarse un autógrafo. Era feliz, siempre soy feliz cuando bailo, lo entrego todo, lo dejo todo en la pista de baile… pero para mí el mundo es el escenario.


    Lo que tengo,
    Lo doy

    >> Terminando firmé cuantos autógrafos pidieron pero el castaño seguía en ese lugar, lo mire con curiosidad. Luego recordándolo lo miré con desdén, tomé mis cosas y en vano trate de marcharme. Camine y solo cuando estábamos lo suficientemente lejos de las personas, en un hermoso parque, de nuevo bajo la luz de la luna, llamó mi atención. “¿Qué quieres?” le pregunté intentado conocer la razón de la molesta persecución.
    >> “Hmp” hizó. “Mira, tengo mejores asuntos que atender que saber que desea el deseado señor Hyuga” dije volteando a verlo mientras el ponía en su rostro una sonrisa de superioridad. La verdad, y para mi mala suerte solíamos encontrarnos a menudo, ya que él tenía una extraña tendencia a ir a las fiestas en las que me presentaba.


    Digo lo que pienso

    >> “Lo he estado pensando y en mi opinión eres quien más se acerca a lo que quiero en una mujer. Solo hay que realizar unos cambios…” lo detuve en seco, aunque sin verme sabía cómo se encontraba mi rostro: rojo de la ira. Pero sin darme cuenta mi corazón fue fuertemente golpeado, primero pensé que era la ira actuando ahora supongo que fue una flecha de aquel a quien llaman Cupido. En ese momento salí con toda la ira y odio albergado en mi corazón esperando no encontrarlo nunca más.


    >>Lastimosamente aquella tendencia se repetía con el tiempo, siempre en toda fiesta de clase alta en la que me presentaba estaba el allí. Cada vez que lo veía mi corazón se sobresaltaba y cada vez que nuestro ojos se encontraban mis mejillas se sonrojaban y mis orejas se calentaban con violencia. Cada vez que lo veía con otras mujeres mi pecho se apretaba con fuerza y cada vez que salía a mi encuentro me enamoraba un poco más de sus ojos. Una vez lo deje hablar en ese momento dijo las mismas palabras que entonces “Solo hay que realizar unos cambios”


    Tómame como soy

    >> Exasperada pregunte que qué había de malo en mí. El respondió mi libertad, cortándome las alas que dejaba bailar en donde quisiera; él respondió mi rebeldía, quitándome la pasión con la que hacía mis cosas; él respondió mi la facilidad con la que cambio de favoritos, quitándole la libertad a mi corazón; él respondió mi diferencia a todas las demás, quitándome mis decisiones y personalidad.


    Y va liviano
    Mi corazón gitano
    Que solo entiende de latir
    A contramano
    No intentes amarrarme
    Ni dominarme
    Yo soy quien elige
    Como equivocarme

    >> “¡No!” Le grité. “No son defectos, son mis más hermosas cualidades” argumentaba molesta “No puedes atarme porque mi corazón es tan liviano como para irse con el viento, soy libre. No puedes domarme porque soy rebelde y diferente, porque soy yo quien toma las decisiones en mi vida. Si dejo que me veas y me hables es por mí, porque yo o decido así, deberías aprovecharlo… ¡Puedo estar en tu vida hoy quién sabe mañana!”


    Aprovéchame​
    Que si llegué ayer​
    Me puedo ir mañana​
    Que soy gitana​
    Que soy gitana​

    >> “Soy libre de decirte si o no, quiero o no quiero” decía tan abiertamente que no lo creía mientras él ni siquiera se inmutaba. “Si soy diferente a todas esas oujo-samas que no hacen nada por ellas yo no seré así. Sí cambio de preferidos ese no es tu problema, todavía no entiendo a mi corazón y sigo aprendiendo de él ¿Qué puedes saber tu?”


    Sigo siendo aprendiz
    En cada beso
    Y con cada cicatriz

    >> “¿Cómo puedes reprocharme si tu también lo haces?...” le pregunté dejándolo en el más sumiso silencio. “Las cosas conmigo son diferentes a como las piensas, soy imperfecta y de ello aprendo… con tanto error que cometo entiendo que puedo encontrar solución todo”


    Algo pude entender
    De tanto que tropiezo
    Ya sé como caer

    >> “Aún así deberías…” lo callé con un fuerte grito: “¡No! Deja de hacerlo. No me entiendes, ni a mi libertad ni a mi corazón. Intentas amarrarme y dominarme pero nunca podrás. Yo elijo mi vida y como la realizo.”


    Y va liviano
    Mi corazón gitano
    Que solo entiende de latir
    A contramano
    No intentes amarrarme
    Ni dominarme
    Yo soy quien elige
    Como equivocarme

    >> “No puedes entenderme porque no lo has intentado, pues no te importa. Pero te digo que puedo entrar o salir de tu vida cuando quiera y puedo salir de ella para siempre”


    Aprovéchame
    Que si llegué ayer
    Me puedo ir mañana
    Que soy gitana

    >> Después de aquella noche fueron raros nuestros encuentros y cuando existían su actitud era muy fría. Repitiendo lo que sucedía en nuestros múltiples encuentros bajo el cielo estrellado, salí a recibir y hundirme en el cielo que me invitaba a bailar junto a él. Aquella vez salió también, cuando lo vi me detuve y me senté sobre las escaleras en las que me encontraba; de pronto ya no me gustaba bailar sabiendo que me miraba. Avanzo y se detuvo frente a mí, en pie miro al cielo y dijo “Lo siento”. Mi respiración se entre corto y trague saliva en seco, luego me puse en pie y lo miré, la luna frente a él era opacada por sus hermosos ojos. De pronto sonó su celular, le di una seña cuyo significado entendió y saco el celular; antes de que pudiera realizar cualquier acción tomé el celular de sus manos e ignore la llamada. Presionando varias teclas con mis dedos miraba el celular y poco después lo deje de nuevo en sus manos, luego me marche.


    >> Poco después le deje un mensaje lo esperaría en la estación de tren que nos llevaría a un lugar secreto. Como lo cité se encargo de ir, no llevaba su molesto celular, tampoco iba de traje y sobre todo llego a tiempo. Sin que lo esperara lo lleve a un parque de diversiones… nada relacionado con su fría actitud, no pude hacer nada para que sonriera con naturaleza; pero era divertido ver sus miedos frente a la comida de la feria o las atracciones más entretenidas. Nunca decía que tenía miedo claro está, pero era mi obligación hacer que hiciera aquello. Pues solo quería que obtuviera su libertad para volar junto a mí.


    Tómame y vamos
    Que la vida es un goce
    Es normal que le temas
    A lo que no conoces
    Quiero verte volar

    >> “Neji” lo llamé estando casi al final de la cita. “Cuando necesites volar llámame, tienes mi numero. Sin embargo, conoces las restricciones: No intentes cambiarme, ni dominarme y sobre todo ¡No me atés!”


    Y va liviano​
    Mi corazón gitano​
    Que solo entiende de latir​
    A contramano​
    No intentes amarrarme​
    Ni dominarme​
    Yo soy quien elige​
    Como equivocarme​

    >> Habiendo dicho aquello él sonrió con ironía y yo sonreí con inocencia, luego me lance para enredar mis brazos en su cuello y dulzura coloque un beso sobre su mejilla. “Aprovéchalo porque me puedo ir mañana”


    Aprovéchame​
    Que si llegué ayer​
    Me puedo ir mañana​
    Que soy gitana​
    — ¡Ósea qué estás saliendo con el más grande empresario de Japón!—


    — ¿No es ese el primo de Hinata?— preguntó Sakura con inocencia mientras todas volteaban a mirar a la joven mujer con bombardeos de preguntas.


    —Yo-yo no sabía muy bien la historia. Neji-oniisan y yo no tuvimos oportunidades de hablar al respecto más a fondo desde que me mude a América— respondió tímidamente, como era costumbre.


    —Chicas primero que todo, Neji y yo no tenemos título y creo que es más importante continuar con este pequeño juego del que nadie podrá salir ¿Verdad, Sakura?

    ----------------------------
    Espero que les haya gustado, tuve una especial dificultad con esta canción y no es mi song-fic favorito.
    Sin embargo me esforce lo que más pude por no caer en un OoC de Tenten fuerte, cosa que no me parece y por que la letra coinsidiera con la historia.
    Fue bastante dificil para mí, no entiendo el por qué

    Matta ne~
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  10.  
    NanakoGrey

    NanakoGrey ¡Holo!

    Libra
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2007
    Mensajes:
    1,083
    Puntos en trofeos:
    308
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Para Contárselo a Ellas [Desafío]
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    1742
    Konbanwa~
    Si, si , si ,si La conti se encuentra en el portapapeles de mi computador.
    Bien, ¿Cómo han estado?
    Quiero decirles que sí la conti ya esta lista y me encuentro totalmente orgullosa de ella... la empatía qe tengo con esta canción es grande y la relación que le dí con el personaje no puede ser, en mi opinion, más que PERFECTA.

    Sin más Ready...Set!...GO!!

    Capítulo # 5 “Mientes”
    ¡No había cambiado ni un poco! Siempre le hacía lo mismo, maldita Tenten. Al menos escuchando otra historia, la de Tayuya o la de Hinata… ahora sería ella. Sabía como Tayuya y Hinata que no se iban a lograr escapar pero ¿Por qué en aquel preciso momento? Estaba claro que ella necesitaba una fuerte preparación desde que entendió que ya no podría escapar a contarles aquello. Fingiendo una sonrisa y aparentando tranquilidad, sin ningún efecto en sus compañeras, hablo:


    — ¿A qué t-te refieres?—preguntó tartamudeando.

    —Sakura, a otro perro con ese hueso, más bien cuéntanos todo ya.

    Sakura suspiro resignada y jugando con el pitillo de su bebida hizo parecer la mezcla de gaseosa más desagradable de lo normal. Sus ojos comenzaron a inundarse de un cálido líquido cristalino cuya salida se esforzó por evitar, inhalo el pesado aire y reteniéndolo un rato en sus pulmones logro la calma.

    —Es algo bastante complicado— dijo terminando de jugar con el alargado pitillo y continuó—Lo conocí antes de tener si quiera un puesto como supervisora. El había llegado de emergencia, se requería una operación de emergencia y yo fui quien lo atendió, había sufrido un terrible accidente, un accidente automovilístico. La cirugía requería de especial atención pues cerca de su corazón se había clavado un enorme pedazo de vidrio que su novia tratando de sacar partió y adentró mucho más.

    >> No podre decir jamás que aquella operación no tuvo contra tiempos, de hecho fue la más difícil de mi vida. Aquella operación me mostro que los médicos somos simples mortales que no podemos salvar a todos; durante aquel proceso mi paciente murió durante dos minutos y medio. Entenderán, que para alguien que apenas empezaba a enfrentarse a este tipo de cosas me desmoroné y como consecuencia perdí las esperanzas en la medicina y en mí como medica.

    >> Durante el tiempo que estuvo en el hospital sentí encontrar en él a quien más quería en la vida. Su nombre era Sasuke Uchiha, su fuerte y penetrante mirada oscura era totalmente cautivante y tratar de leer a través de ellos era el más grande de mis deleites. Su cabello, como sus ojos, era negro, un oscuro color negro que lo hacía ver encantador no sólo para mí, sino también para enfermeras, pacientes, doctoras en fin… el hospital giraba a su alrededor. Pero, mientras que para ellas Sasuke solo se encontraba disponible solo a la vista… yo… yo podía tocar su cuerpo, mirar directo a sus ojos y sacar palabras de su boca.

    >> Con él tiempo, los sentimientos que tenía albergados en mi corazón fueron aflorando como un capullo se abre en la cálida primavera, pero para mí aquello era nuevo. Nunca en mi vida me había enamorado, el joven que se encontraba sobre la blanca camilla, las veinticuatro horas del día los siete días de la semana me había enseñado a amar. Sí, pensaba que no era correspondida, pero un día… una noche, al mejor estilo Uchiha tomo mi primer beso en una mezcla de cariño y pasión. No hubo palabras sólo estuvimos él y yo en un momento mágico que jampas en mi vida olvidaría.

    >>Pero…—Sakura temblaba, tal vez en un estado de ira o miedo, todo resuelto cuando con fuerza estrecho entre sus manos el vaso de gaseosa—, todo era miel sobre hojuelas. Para mí las caricias que me daba en las noches cuando junto a él dormía en la camilla eran para él solo un gozo pasajero. Mientras que yo sólo pensaba en él, me desvelaba por él y vivía por él.

    Tú Llegaste a mi vida para enseñarme,
    Tú, supiste encenderme y luego apagarme,
    Tú, te hiciste indispensable para mí y... y...

    >> Cuando ya podía salir del hospital al mejor estilo Uchiha, Sasuke, ofreció lo que una mujer en cordura negaría, pero hay quienes comparan el estar enamorado con la locura ¿No? Un buen día, dijo lo inimaginable e impensable: “Podemos seguir viéndonos, pero no tendremos un relación sería” Y yo al mejor estilo de cualquier adolecente enamorada le seguí.

    Y con los ojos cerrados te seguí,
    Si yo busqué dolor lo conseguí,
    No eres la persona que pensé, que creí, que pedí.

    >> Era evidente que no saldríamos en citas ni que actuase como un novio, pero cada vez que nos encontrábamos pasaba lo mismo: una noche de excitación y lujuria con Sasuke Uchiha que cada vez me sabía más amargo… que cada vez me hacía creer que era a mí a quien el vidrio había atravesado. El dolor que me causaba ver que se marchara era insoportable y cada vez que me llamaba o veía a pedir lo mismo de siempre el dolor era peor. Sasuke no era el primer como el que pensé, no me hizo ver el primer amor como lo creí y aquello había sido algo que jamás pedí.

    >> “No quiero que nos veamos más” me dijo dejándome devastada y dolida. Las lágrimas salieron por si solas y tras de él me dejo a mí y a mis lágrimas.

    >> De un tiempo para acá lo volví a ver, llegó diciendo que se encontraba arrepentido que para él yo era la indicada, con quien construiría una familia y con ello me beso de nuevo; tal y como la primera vez. Lo empujé lo separe de mí con todas las fuerzas que podía encontrar en la razón pues por más que quisiese y por más que lo intentara en mi corazón todavía había cariño por él. Y él llego justo antes de que este se acabara.

    Llegas cuando estoy a punto de olvidarte
    Busca tu camino en otra parte
    Mientras busco el tiempo que perdí
    Y hoy estoy mejor sin ti.

    >> “No soy yo la indicada, quisiste dejarme y buscar un camino búscalo lejos de mí. Yo intentare recuperar el tiempo que perdí suspirando, llorando, respirando y viviendo por ti, porque Sasuke ahora estoy mejor sin ti” dije llorando con vehemencia y con todo el rencor que había en mi corazón. Sí, estaba mejor sin él.

    >> Intentó discutir, parecía que no deseaba verme llorar pero estaba dispuesta a quedarme allí hasta desahogarme por completo “Sasuke, entiendo que te doy mucho más yo de lo que tú me das a mí y no debería ser así. Me encuentro disponible para ti a cualquier hora mientras que tú ni siquiera respondes mis mensajes. Lo sé, entiendo que soy un juguete para ti… y no quiero serlo ahora sé quién soy y sé que puedo estar sin ti”

    Voy de nuevo recordando lo que soy,
    Sabiendo lo que das y lo que doy,
    El nido que buscaste para ti y... y...y...

    >> Sasuke me pregunto que sí aún quedaba algo de cariño en mí, dijo con ello podría hacer que volviera a quererle y sé que puede ser así. Sin embargo, me consideraba como a cualquier otra, a cualquier otra de sus conquistas de una noche y su sonrisa de superioridad me enfermaba. Pero el paso del tiempo me hizo fuerte, me hizo sabía y entendí que todo aquello sucedía por alguna razón y que Sasuke no era por ningún el joven dulce y tierno que pensé que era, la persona honesta que creí y mucho menos que ya había pedido a un Uchiha de tales características.

    Y el tiempo hizo lo suyo y comprendí
    Las cosas no suceden porque si,
    No eres la persona que pensé, que creí, que pedí.​

    >> Después de que dijera aquellas palabras indignada me marché o al menos intenté aquello. Me encontraba, ahora prisionera de los brazos de Sasuke y su pecho fornido. “Escucha Sakura, esto no es fácil… decir… decir que…que lo sien-to. En verdad me arrepiento y quiero que estemos juntos”

    >> No podía detener mis lágrimas victima de la felicidad y envuelta en la humillación, rechazo y el cinismo que lo caracterizaba grite con todas las fuerza que había en mi corazón “¡Mientes! ¡Mientes Uchiha! Me haces daño y luego te arrepientes. Piensas que con esto todo está solucionado ya no hay caso, no lo intentes. No quiero dejar a mi corazón sentir nunca más”

    Mientes, me haces daño y luego te arrepientes
    Ya no tiene caso que lo intentes
    No me quedan ganas de sentir

    >> “¿Por qué, por qué tuviste que aparecer ahora? Justo cuando te estaba olvidando”

    Mientes, me haces daño y luego te arrepientes
    Ya no tiene caso que lo intentes
    No me quedan ganas de sentir

    >> “¡¿Por qué?! Si ahora estoy mejor sin ti”

    Llegas cuando estoy a punto de olvidarte​
    Busca tu camino en otra parte​
    Mientras busco el tiempo que perdí​
    Y hoy estoy mejor sin ti,​
    Y hoy estoy mejor sin ti,​
    Y hoy estoy mejor sin ti.​

    >> “Porque quiero intentarlo de nuevo” respondió.

    >> De eso van ya dos semanas, se ha encargado de visitarme al hospital casi todos los días y aunque hace eso nunca que me ha demostrado que en realidad ha cambiado.

    Todas atónitas la miraron en silencio había sido para ellas una de las más profundas narraciones y sobretodo se veía como aquello le destrozaba el alma.

    — ¡Wow! Uchiha Sasuke, hasta su nombre suena sexy—dijo Tenten intentando romper el hielo — ¡Vamos chicas demos otro gran sorbo de nuestra deliciosa gaseosa! ¡Por Temari y Sakura, para que logren ser felices! ¡Salud!

    — ¡Salud!— dijeron las demás subiendo los vasos en lo alto y tomando de ellos una vez más.

    — ¡Puak! ¡Es horrible!— gritaba Ino tomando del vaso de agua que siempre tenía cerca para acompañar a tan extraña bebida.
    _________________________________________________

    Eso es todo, espero que lo hayan disfrutado tanto como yo escribiendola.
    El proximo Capítulo: ....¡Sorpresa!
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  11.  
    NanakoGrey

    NanakoGrey ¡Holo!

    Libra
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2007
    Mensajes:
    1,083
    Puntos en trofeos:
    308
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Para Contárselo a Ellas [Desafío]
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    3299
    Bien aquí esta el ante penultimo capítulo
    La historia de Tayuya y su amor con Shino
    Sin más...
    Ready...set...go!

    Capítulo 6 “Me enamoré de ti”
    — ¡Malditas!— susurró Tayuya para que ninguna la escuchara. Pensaba que si para ella fuese igual de fácil hablar de cosas tan llenas de sentimentalismos hubiera sido la primera en hacerlo. Para Tayuya cosas como el amor, los, besos, las lágrimas eran estúpidas y hablar de ellas era una cosa totalmente fuera de su carácter normal. Aunque últimamente no era de esa manera ya no le parecían tan estúpidas como antes solía pensar. Sin darse cuenta la joven mujer de cabellos rojos se estaba sonrojando poco a poco y sólo cuando alzó su mirada descubrió la razón de su inconformidad: cinco mujeres mirándola esperando que comenzará como todas las demás con su historia.

    —¡No les diré nada!— sentenció la pelirroja delatándose con las seis mujeres que se encontraban presentes. Las cinco anteriores la miraron de nuevo expectantes y comenzaron a acercarse más hacía ella. Su sonrojo se hizo mucho más notable y fuerte y rindiéndose suspiró —Se…se llama Aburame Shino y… y estamos saliendo— respondió tartamudeando y mucho más sonrojada de lo que era físicamente posible.

    —¡Ves, Tenten! Te dije que era una Tsundere— dijo la rubia señalando con su dedo índice a la pelirroja y a pesar del comentario originalmente serio causo risas en sus compañeras y molestia en la señalada. La rubia de las cuatro coletas no comprendía la molestia de la joven con la que más hablaba de todas sus amigas, sin embargo —Ya sabes Tenten, dame los diez mil yens—.

    La pelirroja cruzando su brazos miro fulminante a su compañera y está entendió su mal humor. La verdad, no era que Temari no supiese de la relación del chico con su amiga; la razón de su acoso anterior era con motivo de ganar la apuesta que había hecho con la castaña. Por otro lado no podía dejar de interesarse pues aunque conociese varios de los detalles de aquella relación le hacía falta conocer unos cuantos. Entendiendo que la posición que ahora tenía su amiga significaba que no hablaría más planeó una estrategia realmente corta y brillante para que la pelirroja comenzase a hablar de nuevo.

    —Bien, el querido compañero de Tayuya se llama Shino y trabaja como jardinero ¿No es así?— preguntó Temari a su amiga que sonrojándose esta vez molesta respondió con rabia.

    —No, No. ¡¿Con quién coño hablo cuando marco tu número telefónico?! ¡No! Es el maestro del Teatro de Opera Aburame— dijo exaltada la joven de ojos pardo —Maldición, como Temari no puede contar bien las cosas lo haré yo. Con ella todo puede malentenderse.

    >> Era mi primer día de trabajo, caminaba hacia el teatro con calma y despacio. Era el todavía invierno y mucha de la nieve que se había derretido en varias partes del asfalto y las calles se había mezclado con el agua de lluvia que había caído el día anterior. Llegando al teatro me puse frente a él y lo miré, era magnifico allí podría tocar mi flauta hasta desfallecer y me pagarían por ello. Pero todo no podía ser tan bueno, tan rápido como se dice la palabra “amor” sobre mí cayó una fría…helada ola de agua que un carro pasando a toda velocidad creó. No muy feliz de aquello comencé a maldecir y para mi mala suerte quien me vio fue el Señor Aburame y su hijo, sin poder hacer nada pedí perdón y el hombre de mayor edad siguió caminando casi ignorándome.

    —¿Estás bien?— preguntó el joven como reflejo instintivo.

    —¿Cómo parece que estoy? — pregunté yo bastante molesta. —Y bien, ¿Será que el hijo del gran señor Aburame me va a ayudar?— pregunté con sarcasmo haciendo que él frunciese el ceño.

    —Entra conmigo—respondió dándose vuelta y yo lo seguí en silencio, entrando en el teatro me quede parada, maravillada viendo el enorme teatro en el que tocaría aquella temporada. El volteó a mirarme, quiso decirme que me estaba quedando atrás y no muy feliz lo seguí. Subimos hasta una gran habitación en ella había un escritorio y una silla que se veía bastante cómoda, el lugar era inmenso y tenía una gran ventana que dejaba ver a uno de los jardines del teatro opuesta a esa ventana estaba un balcón que permitía ver, desde el mejor lugar de todo el teatro. Desde allí se podía ver no solo a las actrices y actores practicando sino la banda empezando sus preparaciones para las prácticas.

    Quien me había llevado hasta allí no había dicho palabra mientras yo examinaba con atención cada rincón de la habitación y cuando ya había terminado abrió una puerta y detrás de ella existía un grandísimo baño con acabados realmente hermosos. Para mi suerte o mala suerte pude por fin verme en el espejo… Era desastroso, todo el maquillaje que me había puesto se había corrido por culpa de agua y con eso también caí víctima del frío.

    Quite de mi cuerpo el gran abrigo que se encontraba totalmente empapado y luego note que el suéter lila que tanto me gustaba estaba también empapado. No tenía más alternativa que pedirle el favor a aquel extraño joven una toalla para poder secar al menos mi cuerpo. Al salir del baño olvide el pequeño detalle de que las cosas mojadas suelen pegarse al cuerpo, al verme aquel joven se sonrojo levemente y no pude más que mirarlo con severidad. Después de pedirle aquel favor accedió y salió de la habitación, aprovechando el momento removí todo el maquillaje arruinado por el agua de la lluvia y arregle mi rostro.

    No mucho después él volvió sosteniendo una delicada blusa rosa y un suéter gris en una de sus manos y una toalla blanca en la otra —No es que realmente necesitara de tu ayuda pero gracias— dije para tomar aquellas cosas de sus manos y entrar al baño. Afortunadamente el leggins de licra negra y la falda de jean que llevaba puestos no se alcanzaron a mojar pues fueron cubiertos por el abrigo y mis pies recibieron la menor parte de agua así que con eso podía vivir.

    Al salir el joven ya no se encontraba allí y con sorpresa escuche el inició del ensayo, corrí hacía abajo con todas las fuerzas de mi ser y entrando a través del escenario encontré mi lugar en la gran cantidad de personas que se encontraban en el lugar, a lo lejos lo vi el hijo del dueño del teatro era el maestro. Aquel hombre castaño de ojos escondidos tras gafas oscuras movía sus manos con una habilidad fantástica y a estas las seguían alrededor de sesenta personas.

    —Tú— dijo el dueño del teatro señalándome a mi —¿Dime niña, por qué llegas tarde al ensayo?— el hombre lo dijo con tanta fuerza y con tanto orgullo que paso a través de los sonidos de la banda.

    —Usted vio ¿No es así? Fui mojada de pies a cabeza, estaba secándome— dije con fuerza y bastante retadora, la verdad no quería convertirme en una víctima, sobre todo por un hombre desgraciado como ese.

    El joven maestro me miró y yo ni siquiera le dedique más de un minuto— La práctica querida niña, empieza a las ocho. Si no te encuentras aquí a esa hora no te molestes en venir, quien llega tarde es porque no se toma en serio este trabajo—

    —Lo que digas viejo, de todas formas hoy tenía sueño— le respondí a aquel idiota y así como me encontraba me marche.

    Al día siguiente me encontraba a las siete de la mañana en las puertas del teatro, el lugar estaba abierto y tratando de entrar a la sala en donde deje mi abrigo subí los tres pisos. Cuando llegue la habitación estaba cerrada y bastante molesta baje hasta el escenario del teatro, allí me prepare para tocar mi flauta. Al comenzar a soplar a través de ella entre en calma de nuevo y podía olvidarme de aquello que había pasado el día anterior ¿Cómo podía decir que no me tomaba en serio la profesión que tanto amaba? Maldito viejo asqueroso.

    Allí estaba en el centro de la plataforma donde se paraban para quienes tocábamos, me sentía la estrella. La estrella de mi propia historia, terminando localice el balcón desde donde mejor se veía el lugar. Allí estaba aquel castaño, aplaudiendo, ese día llevaba una bufanda que cubría la parte inferior de su rostro y su características gafas.

    —¡Oi!— Hice con un sonido poco femenino, pero a él qué diablos le importaba—Quédate allí, voy a subir— le dije lo suficientemente fuerte como para que me escuchara. Subí las escaleras con la flauta en mi mano y llegue hasta él. Cuando subí la puerta se encontraba abierta y el miraba hacia los jardines, entre procurando que notase mi presencia sin embargo ni se inmuto. —Mis cosas, ¿Dónde están?—pregunté con sequedad.
    El se volteó y se dirigió hacía un enorme ropero aparentemente hecho de roble y de él saco mi enorme abrigo negro y el suéter que había dejado el día anterior. Entregándolo en mis manos me sentí avergonzada yo no había traído la ropa que me había dado —Yo… todavía no he podido lavar la ropa que me prestaste, pero es que no tengo el tiempo ni el dinero para andar lavando ropa a cada rato…—

    —Tu música…— dijo por primera vez en el día, no había notado lo seria y masculina que era su voz; sin saber el por qué me sonroje levemente y espere a que continuara —…es bastante buena, pero tu técnica….

    —¿Qué tiene de malo?— pregunté a la defensiva.

    —No hay resistencia—

    ¡¿Cómo?! ¿Cómo se atrevía ese maldito bastardo a decir eso de su técnica? No había estudiado en el extranjero por tres meses para que me dijeran aquello sin haber escuchado si quiera dos canciones.

    —Una de nuestras cantantes mantiene un si agudo por un minuto y medio ¿Puedes hacerlo? —preguntó sin vacilación en su voz.
    Sin dudarlo lleve la flauta a mis labios y manteniendo los dedos de mis manos en su posición y retándolo comencé a tocar aquel sí que para mí era tan fácil. No alcance los cuarenta y cinco segundos cuando ya me hacía falta el oxigeno y tan solo con cincuenta tres segundos despegue la flauta de mis labios anhelando por el vital oxigeno.

    Así comenzó nuestra relación. Sin saberlo todos los días me levantaba a la hora exacta que me permitiera llegar a las siete de la mañana de lunes a sábado en la puerta de aquel enorme teatro. Tal vez lo hacía con inconsciencia pero de verdad era bastante consciente de lo que sucedería después.
    Con el tiempo llegue a conocerle se llamaba Aburame Shino y cada día ensayaba junto a él.

    Si, lo sé soy una Tsundere, verdaderamente no lo hago a propósito y fluye de una manera tan natural que me arrepiento de lo que digo. Con Shino las cosas eran bastante diferentes con él no era cruel ni ruda, comencé a creer que había cambiado para bien.

    Cuando estoy contigo crece mi esperanza

    Luego descubrí que lo que yo sentía por él era amor, un amor tan fuerte que era renovado cada mañana con nuestras prácticas. Pero esperando solo sentimientos no correspondidos no me atreví a decir nada y seguir amándolo en silencio… no querría jamás que su trato hacia mi cambiara.

    Vas alimentando el amor de mi alma

    Sin darme cuenta lo quería tanto que perdía la fuerza en mi respiración cada vez que se acercaba y cada vez pasaba con más fuerza y con más frecuencia. Cada vez que me rodeaba con sus brazos para marcar la posición ó cada vez que tomaba mi estomago para marcar la respiración mis pulmones enloquecían y no podían llevar el ritmo que llevaban, perdía el aliento en cuanto más tiempo estuviera con él.

    Y sin pensarlo el tiempo me robó el aliento,

    Un día después de tocar mi flauta pensando tal vez en él me dijo que no era necesario que practicáramos más, que ya estaba preparada y podía mejorar sola de allí en adelante. Esa noticia me dejo helada y con un corazón apuñalado.

    ¿Qué será de mí si no te tengo?

    De ese momento en adelante llegaba apenas a tiempo para los ensayos con el grupo y trataba de evitar ver a Shino a la cara, por más que aquello me doliese. Y experimente por primera vez el tan famoso “primer amor” y experimente por primera vez esa enfermedad que no es causada por nada más que mis sentimientos.

    Me dijo aquello con tanta tranquilidad y espontaneidad que me quede sin aire y mi corazón quedo hueco.

    Si no estás conmigo se me escapa el aire, corazón vacío.

    Sentía que sólo estando en sus brazos podría respirar y mi corazón volvería a sentirse cálido y lleno de hermosos sentimientos.

    Estando en tus brazos sólo a tu lado siento que respiro

    “Bien” respondí con serenidad mientras mi cuerpo se llenaba de frío y mi corazón helado empezaba a cristalizarse.

    Si no estás conmigo quedo entre la nada, me muero de frío.

    Podía morir por aquel frío helado que se apoderaba de mí. Si no volvía a estar junto a él, en la comodidad de la soledad en donde sólo me hablaba a mí, me tocaba a mí, me sonreía a mí, perdería todos mis sentidos.

    ¡Ay! cuanto te amo, si no es a tu lado pierdo los sentidos

    ¿Estaba al menos fingiendo bien la tranquilidad? En poco tiempo mis manos comenzaron a temblar y con nervios saque un pequeño hilo de voz que le dijo a aquel apuesto castaño que no me sentía bien y que lo vería el lunes.

    Tomé mi abrigo y me marche con mi flauta en la mano, mis mejillas coloradas y mi cuerpo tan frío como el hielo. Ese día, el sábado en la mañana no salí de mi apartamento… no entendía porque las lágrimas no dejaban de salir de mis ojos y tenía la extraña necesidad de escuchar música que me ponía mucho peor. Envuelta entre las cobijas vi varias películas románticas, y aunque quisiera dejar de hacerlo no podía cambiarlo me enamoré de Aburame Shino.
    Hay tanto q inventar, no hay nada que fingir...
    "me enamoré de tí"

    me enamoré de tí...
    Shino era tal vez aquel primer amor que tanto había soñado y por el que había esperado.

    Eres lo que yo más quiero, lo que yo he soñado amar

    A la mañana siguiente a pesar de sentir el calor de sol en la mañana seguía helada y tan deprimida como el día anterior. Shino se había convertido en ese calor, ese rayo de luz que me daba ese calor que tanto necesitaba.

    Eres mi rayo de luz a cada mañana

    Así me enamoré de Shino, con el tiempo. El tiempo me robo el aliento porque el tiempo lo dejaba junto a mí, el tiempo nos permitió estar juntos muchos momentos que hacían de él una persona indispensable para mí

    Y sin pensarlo el tiempo me robó el aliento,
    ¿Qué será de mí si no te tengo?

    Aquel domingo yo el peor día de mi vida, cuando por mi cabeza pasaba aquel castaño con lentes oscuros mi respiración se perdía y el aire me faltaba.

    Si no estás conmigo se me escapa el aire, corazón vacío.

    Sin él mi corazón ya no tenía una razón para latir y cada vez extrañaba más sus fuertes brazos alrededor de mi cuerpo, esos brazos que me quitaban la pesadez en mi corazón.

    Estando en tus brazos sólo a tu lado siento q respiro

    No podía cambiarlo y ¿Cómo podía decirlo? Sin él a mi lado el frío se hacía más fuerte y sin quererlo tiritaba porque él no estaba. Me sentía perdida
    entre la nada y no encontraba salida.

    No hay nada que cambiar, no hay nada q decir...​
    Si no estás conmigo quedo entre la nada, me muero de frío.​

    Perdía mi calma, mi vista, mí oído… pues sabia cuan necesario era para mí.

    ¡Ay! Cuanto te amo, si no es a tu lado pierdo los sentidos​
    Hay tanto q inventar, no hay nada que fingir​
    "me enamoré de tí"​

    Quedándome dormida allí en la helada habitación no quise despertarme la mañana del lunes. Inevitablemente me levante y sin darme cuenta llegué al teatro, cuya puerta era una barrera que no me atrevía a romper. Temía encontrarlo ¿Por qué una chica dura como yo llegaría temprano a practicar con alguien que creía ya no lo necesitaba? ¿Qué sería de mí sí me preguntaba por qué me encontraba allí?

    —¿Por qué llegaste tan temprano?— me preguntó. Todos mis miedos se habían confirmado y casi temblando volteé a verlo, lo único que pude hacer es poner aquella mirada que ponía como barrera frente a las personas. —No necesitamos vernos más— terminó y luego paso a mi lado dispuesto a entrar por la puerta.

    Temiendo no poder ver sus ojos escondidos en aquellas gafas ó que sonriese solo para mí ó que me tocase con sus enormes manos decidí ser sincera por primera vez.

    —Yo… Si no estás conmigo se me escapa el aire y casi ni respiro. Si no estás cerca mi corazón ya no pesa y se siente como un corazón vacío— dije sin mirarlo, ni siquiera podía. Era la primera vez que tartamudeaba y me sentía estúpida pero nunca en mi vida había estado tan segura de algo —Solo estando entre tus brazos siento que respiro—.

    Él se detuvo y me miro con sorpresa ó al menos no se lo esperaba. Luchando de nuevo con mi orgullo y la vergüenza, aquellas palabras que me hacían sentir débil por fin comenzaron a salir —No hay nada que cambiar, pues este sentimiento ha sido el más bello que ha albergado mi corazón y no hay nada que decir—

    Con calma quite el guante que cubría mi mano y toque su rostro —Si no estás conmigo quedo entre la nada, y me muero de frío—. Sintió el frío en mi manoy la apretó con la suya sobre su rostro — ¡Ay! Cuanto te amo corazón salvaje pierdo los sentidos. Hay tanto que inventar, no hay nada que fingir— le dije desde lo más profundo de mi corazón poniendo la cara más ridícula que jamás había puesto —Sí no estás conmigo me muero de frío. No hay nada que cambiar, no hay nada que fingir… me enamoré de ti, me enamore de ti—

    Shino sonrió y sobre mis labios dejo caer los suyos, fue el momento más feliz de mi vida.

    —¡Wow! La ruda Tayuya diciendo ese tipo de cosas— dijo Tenten.

    Tayuya se sonrojo y cruzó sus brazos aparentando molestia. Era claro que la vergüenza era más fuerte que su orgullo.
    ---------------------------------------------------------
    Bien la actitud de fan-girl que me pareció percibir no fué a proposito. Pero no era un enamoramiento de dos o tres semanas fue más tiempo... me gusto mucho jugar con el frío... era invierno era logico que estuviera fría xDDD o que el pobre rayo de sol fuera capaz de calentarla.
    En todo caso es la primera vez que hago un Oddcouple... porque eso sería ¿No? Total quiero respetar lo que quería le persona que me dio el reto aunque creo que no lo va a leer xDDD

    Matta ne~
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  12.  
    NanakoGrey

    NanakoGrey ¡Holo!

    Libra
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2007
    Mensajes:
    1,083
    Puntos en trofeos:
    308
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Para Contárselo a Ellas [Desafío]
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    383
    Konbanwa~
    Bien, aquí los ultimos capitulos que quedan

    Capítulo #7 “¡¿Nada?!”
    Así las miradas se voltearon con malicia hacia él miembro más sensible y delicado del grupo, su ingenuidad la hizo sorprenderse de aquella acción y tampoco suponía lo que sus amigas querían. Comenzó a jugar sus dedos con inseguridad y bajo su cabeza con timidez después Sakura suspiro resignada y fue mucho más directa.

    —¡Hinata! ¡Es tu turno!—dijo extremadamente fuerte la mujer de cabellos rosas.

    Tan incómoda como se encontraba la joven mujer de cabellos azulinos no pudo más que sonrojarse con violencia y recibir como una bendición del cielo el sonido de su celular. Sus compañeras la miraron inquisitivas y algunas arrojaron miradas que amenazaban con su vida si contestaba el celular. Decidiendo rápidamente contestó y con nerviosismo atendió la llamada el terminar cerró su celular con indignación. Hinata suspiró y tomando su bolso dejo un dinero sobre la mesa y luego se puso en pie.

    —La verdad, yo no tenía nada que contar— dijo la joven mujer saliendo de aquel establecimiento que olía a aceite freído y ya no podía soportar a una persona más dentro de él.

    —¡Mentira!— se puso en pie Tenten en un fuerte grito que terminó avergonzándola a ella y a sus compañeras pues todos en el lugar voltearon a verlas.

    —Tampoco puedo creerle que no tiene nada que contar, es decir volvió hace más de seis meses— dijo Temari viendo hacia las puertas por las que su amiga había acabado de salir.

    La verdad era que ella si tenía algo que contarle a sus amigas, pero siendo ella la más atenta a todas las historias no podía más que hacer insignificante la suya. Pero su historia no tenía ni drama ni emoción, la historia de Hinata albergaba solamente sentimientos no correspondidos y miradas lejanas. De hecho a penas y concia su nombre y no porque ella se lo hubiese preguntado sino por su especial atención a aquel que robaba su atención.

    —E-es cierto—respondió antes de retirarse por completo de la vista de sus compañeras—Nos vemos— agregó para luego marcharse corriendo.

    La llamada era de su jefe, el representante de uno de los diarios más importantes del Japón quien desde que Hinata llego había hecho de su vida una lucha con el tiempo.
     
  13.  
    NanakoGrey

    NanakoGrey ¡Holo!

    Libra
    Miembro desde:
    17 Diciembre 2007
    Mensajes:
    1,083
    Puntos en trofeos:
    308
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Para Contárselo a Ellas [Desafío]
    Total de capítulos:
    8
     
    Palabras:
    1979
    Ok aquí el ultimo capítulo de este Ff.

    Capítulo #8 “Para contárselo a ellas”

    Hacía seis días se había reunido con sus amigas y aquella reunión no pudo haber dejado un trago más amargo en su boca. Suspiró. Arregló el flequillo que adornaba su blanca frente con hermosos cabellos azulinos, agregó también los últimos retoques a su delicado maquillaje. Tenía caderas anchas y un busto bastante pronunciado pero todo se veía en armonía y constantemente la alababan por su belleza. Se miro por última vez en el espejo viendo con cuidado su ropa, organizando el cuello de su camisa blanca y acomodándola bajo la chaqueta de lino roja que llevaba puesta. Su falda, la acompañante de la chaqueta le quedaba hasta la mitad del muslo y llevaba unos delicados tacones de la misma tonalidad que el conjunto. También acomodo con delicadeza su cabello, estaba adornado con una moña de color rosa pastel en un coleta baja que ponía del lado derecho de su cuello.

    Con el aviso de la llegada de su tren salió del pequeño baño de la estación y espero en pie con su maletín en ambas manos. Con rapidez su tren llego y abrió sus puertas para que todos sus pasajeros entrasen, ella, juntando todo el valor que podía albergar su cuerpo entro con un paso increíblemente firme. El tren se encontraba casi vació, tal vez por la hora en la que se encontraba, era bastante temprano. Dio unos cuantos pasos más y finalmente se sentó en el lugar en el que acostumbraba, bastante cerca de la puerta. Pasaron rápidamente por dos estaciones más y luego siguió la estación a la que ella más esperaba llegar. A pesar de que todo el recorrido que llevaba hasta ahora lo había realizado como cualquier otro pasajero ahora comenzaba a verse nerviosa. Apretaba, sobre su falda, sus puños con bastante fuerza y sus mejillas poco a poco se volvieron rosadas.

    Las puertas del tren se abrieron y por ellas entro un apuesto joven de hermosos cabellos rubios e increíbles ojos azules, viéndolo con el rabillo de sus ojos se sonrojo con violencia y clavo su mirada al piso. Como de costumbre el chico se sentó frente a ella y de su maletín saco un libro cuyo idioma aquella chica de ojos albinos no entendía.

    “Si solo fuese más bella ó más lista…” se decía con tristeza al ver que el joven ni siquiera la dedicó una mirada al subirse

    Si fuera más guapa y un poco más lista
    Si fuera especial, si fuera de revista

    “…si, si fuera solo un poco mejor podría hablarle. Podría ser capaz de cruzar estos 2 metros que nos separan y preguntarle ¿Quién eres?” se decía con melancolía y mirando al piso con mas timidez.

    Tendría el valor de cruzar el vagón,
    Y preguntarte ¿Quién eres?

    “Piénsalo: siempre serás la tonta, timida y torpe Hinata. El nunca te miraría”. Así tal vez con motivo de infringirse dolor ó solo calmar sus ganas de mirarlo alzó su mirada y lo vio, allí, sentado, frente a ella. Apretó nuevamente sus puños tomando con ellos los bordes de su hermosa falda roja, la misma, que se había puesto junto para él.

    Te sientas en frente y ni te imaginas
    Que llevo por ti mi falta más bonita

    “Míralo, ahora voltea a mirar por la ventana y bosteza ¿Le aburro tanto?” se torturaba, siempre era así, se sentía con frecuencia menos que los demás. Con ganas de llorar bajo su mirada tratando de ocultar sus ojos aguados. Tragando saliva y respirando profundo logró la calma y sintió ser mirada e ilusionada alzó sus perlados ojos para encontrarse con los de él. El joven suspiró y la joven con fuerza cerró sus ojos y el desvió lo suyos.

    De pronto me miras, te miro y suspiras
    Yo cierro los ojos, tú apartas la vista

    Sus pulmones se contrajeron con fuerza y hasta con dolor, a penas y podía inhalar aire por su nariz. De nuevo se sentía pequeña e insignificante y aquella hermosa dama de ojos azules comenzaba a temblar como si se enfrentase a la más fuerte nevada.

    Apenas respiro, me hago pequeñita
    Y me pongo a temblar

    Ella se llamaba Hinata Hyuga, la heredera de la multinacional Hyuga, aunque ya no lo era. Había estudiado periodismo en Estados Unidos a desconocimiento de su padre, al llegar Japón ella misma fue pisoteada y desheredada por su padre. Sin darse por vencida encontró un pequeño apartamento con todo lo necesario para ella: una amplia habitación, una modesta cocina y un estudio bastante cómodo; para trabajar en lo que más le gustaba: escribir. Ayudada por su primo logro entrar en el diario Nakimushi, pero empezó como cualquier otro empleado. Después de luchar por seis meses y medio consiguió muy merecidamente una columna semanal de pequeño tamaño pero que consideraba como un buen comienzo. A pesar de la comodidad de su apartamento era necesario que siempre tomase el tren para ir a trabajar. Evitando a toda costa las horas de grandes congestiones tendía a madrugar y llegar mucho más temprano que sus compañeros al trabajo. Si bien la razón de tomar aquel tren era aquella, hacía tres meses tal razón era distinta: él.

    Él se llamaba Naruto Uzumaki, ella lo sabía desde el primer día en que lo vio. Aquel día de hecho hacía un poco más de tres meses entró aquel rubio por la puerta del tren y se sentó frente a ella. En su rostro estaba escrita la palabra “resaca” y en la forma en la que vestía decía “voy tarde”. La razón del conocimiento de Hinata frente a su nombre se debió a que ese mismo día entro hablando con fuerza por su celular y escuchando su conversación logro sacar su nombre.

    Lo pasado ese día se repetía cada mañana, los cinco días de la semana.

    Y así pasan los días, de lunes a viernes
    Como las golondrinas del poema de Bécquer

    Los dos sentados frente a frente sin decirse palabra
    De estación a estación enfrente tú y yo
    Va y viene el silencio.

    Ese día sucedía de nuevo él la miraba y ella alzaba su mirada con nerviosismo y emoción. Sin controlarse cerraba sus ojos y se sonrojaba más fuerte.
    De pronto me miras, te miro y suspiras
    Yo cierro los ojos, tú apartas la vista

    Y los resultados siempre eran de obviar, la temblorosa mujer con escasas fuerzas para respirar.
    Apenas respiro, me hago pequeñita
    Y me pongo a temblar

    Ese día Hinata iba más que decidida a hablarle, sabía que estaba enamorada. Estuvo en cama exactamente una semana recuperándose de un fuerte resfriado raro para encontrarse en primavera. Aquella semana para ella fue un tormento pues no pudo verlo nunca así pasando dos semanas después del encuentro con sus amigas decidió comenzar a formar su historia. Tomando de nuevo s falda entre sus puños, esta vez una hermosísima falda de dril gris, comenzó a temblar e intento hallar fuerzas para hablarle. Sin quererlo se hizo un nudo en su garganta y con mucho esfuerzo movió sus labios pintados de rosa pastel, “Na…Naruto-kun” esbozó.

    Y entonces ocurre, despiertan mis labios
    Pronuncian tu nombre tartamudeando.

    Realizando todo ese esfuerzo clavo su mirada en el suelo del tren y sonrojada comenzó a atormentarse de nuevo “¡Qué tonta! ¿Por qué lo llamas si no sabe que decirle? Debe pensar que soy una tonta” pensaba entristecida la joven mujer de cabellos azules. Había hecho todo eso y para ella ya todo estaba arruinado quería morirse.

    Supongo que piensas que chica más tonta
    Y me quiero morir.

    Pero después para los ojos albinos de la joven mujer el tren comenzó a ir más lento y todo describía poco movimiento, exceptuándolo a él. Hinata lo miró de nuevo a los ojos y bajo su mirada de inmediato… él se estaba acercando. El sonrió, llevo su brazo a la nuca y la rasco con inocencia —Yo… yo no te conozco y ya te echaba de menos— dijo haciendo aparecer en la hermosa Hyuga una calidad sonrisa, era claro ahora que él si notaba su presencia.

    Pero el tiempo se para y te acercas diciendo
    Yo no te conozco y ya te echaba de menos.

    —Yo… todos los días, rechazo el directo y elijo este tren— dijo de nuevo rascando su nuca con nerviosismo, un leve sonrojo sobre sus pómulos y mirando hacía un lado con vergüenza. Hinata abrió sus ojos bien grande y sin darse cuenta comenzó a abrir su boca. Estaba sorprendida…no, impactada y mucho más que feliz.

    Cada mañana rechazo el directo
    Y elijo este tren.

    Tan feliz estaba que se sentía volar que su vida de ese momento en adelante no sería lo mismo y que todo cambiaría, sería la mujer más feliz del mundo, si ya no lo era ¡Estaba tan feliz! ¡Qué día tan especial aquel Jueves, 11 de marzo!

    Y ya estamos llegando mi vida ha cambiado,
    Un día especial este once de marzo
    Naruto se colocó en cuclillas y tomo la blanca mano de la joven frente a él. Entraron al túnel por el que
    a diario pasaban pero ese día, ese 11 de marzo estas esteban apagadas.

    Me tomas la mano, llegamos a túnel
    Que apaga la luz

    —Naruto-kun— dijo al chico frente a frente, sus manos lo habían encontrado y volviéndose una persona totalmente distinta a quien era se lanzo sobre los labios del rubio funcionándose en un tierno beso. Él poco a poco fue abriendo su boca y con delicadeza mordió los labios de la chica que en respuesta abrió su boca y comenzó a pasar su lengua por los labios del joven. Naruto respondiendo volvió el beso más apasionado y comenzó a juguetear con la lengua de ella, todo en la oscuridad de aquel túnel.

    Te encuentro la cara, gracias a mis manos
    Me vuelvo valiente y te beso en los labios
    —Te quiero—
    —Naruto-kun, te daré hasta el último latido de mi corazón

    Dices que me quieres, y yo te regalo
    El ultimo soplo de mi corazón

    Si todo eso era maravilloso y en lo que Hinata menos pensaba es que ahora se tendría algo para contárselo a ellas.

    FIN
    -..-..-..-..-..-..-..-..-..-..-..-..-..-..-..-..-..-..-

    Bien, ahí esta. Ff terminado :D
    La verdad esta es la historia que más me gusto escribir después de la de Ino.
    Escogí Jueve porque tenía las palabras "Hyuga Hinata" escritas por todo lado, ¿Diganme no es perfecta la personalidad de Hinata para esta canción?
    Ahora los invito a buscar a quienes no conozcan la intención de la canción que paso el 11 de marzo, obvio busquen que tenga que ver con trenes.Luego lean el spoiler:
    Si ya sabías que había pasado y miraste de una no importa, si ya sabes que paso el once de marzo entenderan que la chica de la cual habla la canción muere... La verdad no quería matar a Hinatqa además finalmente tiene algo que contarle a las demás chicas. Así le dí a la ultima frase un tono más romantico y esperanzador ¿Qué opinan de eso?


    Dejen sus comentrios despues del: Matta ne

    MATTA NE~
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  14.  
    Belu-chan

    Belu-chan Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    7 Mayo 2011
    Mensajes:
    54
    Puntos en trofeos:
    18
    muy bueno la verdad te aplaudo \*.*/ jajaj
    me fasino la verdad que sii me encato ese final romantico
    esta cancion la amo
    los demas capi me mataron jaja son ermosos
    bueno me despido
    muchas gracias por haber echo este fabuloso ficc jajaj
    Attte: Belu♥
     
Cargando...

Comparte esta página