1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Reborn! Fanfic - [One-shot] ¿Aceptas? [KR] [KirariHiroto]

Tema en 'Fanfics Terminados de Temática Libre de Anime' iniciado por Suki90, 3 Junio 2010.

Cargando...
  1.  
    Suki90

    Suki90 Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2007
    Mensajes:
    121
    Puntos en trofeos:
    106
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - [One-shot] ¿Aceptas? [KR] [KirariHiroto]
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    2443
    ¿Aceptas? [KR] [KirariHiroto]

    Disclaimer: Kirarin Revolution no me pertenece, todos los derechos le pertenecen a su respectiva creadora An Nakahara. Los personajes los tome prestados con el único fin de mi propio entretenimiento y el de los lectores.

    -Hablar
    -Narrar-
    -"Pensar."



    <HR SIZE=1 noShade>
    ¿Aceptas?​

    Una joven mujer de alrededor de unos veintitrés años, de grandes ojos azules, largo cabello castaño y tez clara, estaba sentada en una de las bancas del extenso parque en el que se encontraba. Ella vestía de unos pantalones cortos color negro, también vestía una playera ajustada color rosa, y un suéter ligero color blanco. Calzaba unas sandalias color blanco, haciendo juego con su suéter y con el sombrero que traía puesto.

    Ya era un poco tarde, y estaba comenzando a enfriar; la joven comenzaba a titiritar de frio, pues ya llevaba ahí sentada un buen rato, lo suficiente como para que su cuerpo se enfriara un poco gracias al movimiento nulo.

    -"Cielos, ¿porqué tarda tanto?" -comenzaba a quejarse mentalmente al tiempo en que frotaba sus manos buscando un poco de calor.- "Fue él quien me citó aquí, ¿no debería ser él quien me estuviese esperando?" -el estar sentada le hacía sentir más el frio, por lo que decidió levantar y empezar a caminar un poco el mismo lugar.-

    Mientras caminaba en círculos alrededor de la banca, pudo observar que en ese mismo parque había unas cuantas personas. Al estar todo el tiempo con la mirada dirigida al suelo mientras estuvo sentada, no se había fijado del todo si estaba sola en esa sección del parque o no. Se queda ahí parada viendo a quienes también habían decidió ir a ese parque, lo que le hizo sentirse un poco incomoda fue el hecho de que todas esas personas se encontraban con su respectiva pareja; todas ellas tomadas de la mano, abrazados, o incluso dándose un pequeño beso como muestra de afecto.

    El ver eso la hizo sonrojar un poco. Ese tipo de escenas incluso ella las había hecho en las películas y en vida real, pero siempre le era vergonzoso ver a alguien más haciéndolo; se puede decir incluso que le da vergüenza por igual verse a sí misma llevando a cabo esas escenas en las películas. Sí, a pesar de que era ya una adulta, dentro de lo que cabe, aún le daba vergüenza ese tipo de situaciones. Pero aún así, a pesar de que le avergonzaran… el verlo le daba un poco de celos.

    -"En estas situaciones me siento muy sola,"-comenzaba a decirse a sí misma.- "como si no tuviera a nadie junto a mí, alguien a quien abrazar, alguien con quien compartir mis alegrías, mis tristezas… todo."- pensaba al tiempo en que se abrazaba a sí misma. Miró su reloj de muñeca, ya había pasado casi una hora, y ahora hacia un poco más de frio, por lo que se abrazó con un más de fuerza en busca de calor. Pequeñas lágrimas comenzaron a salir de sus ojos.- "¿Porqué no llegas? ¿A caso olvidaste que tú mismo me citaste aquí?"- esos eran los pensamientos que le empezaban a cruzar por la cabeza. Se quedó un rato ahí parada en espera de quien la había citado allí; pasaron cinco minutos más y parecía no dar señales de vida.- "Eres un tonto…" Esta haciendo cada vez más frio, mejor me voy. –comenzaba a dar la vuelta para ir a la salida del parque, cuando de pronto siente como es que una chamarra un poco grande le era puesta sobre los hombros y como después unos fuertes brazos la rodeaban y la hacían dar un paso hacia atrás. –

    -Espera, no te vayas… -susurró con gentileza. Esa voz ella la conocía perfectamente, esa voz le pertenecía a alguien que durante años le había hecho algunos comentarios ofensivos; aunque por igual, esa voz siempre le había estado dando ánimos, siempre le había dado palabras de aliento cuando realmente las requería, y es la voz de quien le ha dicho "Te quiero" desde hace unos años en adelante. Aún con lágrimas en los ojos sonríe.- No te vayas…

    -Llegas tarde.- fue lo único que atino a decir la mujer.-

    -Lo siento mucho, -se disculpa- de verdad quería estar aquí a la hora acordada pero los paparatsis me atraparon y esta vez fueron más molestos, -continuaba.- no pude salir de ahí tan rápido como cuando era un niño.- finalizo.-

    -Sí, claro, -respondió.- ¿No habrán sido tus fans las que te impedían el paso, Hiroto?

    -Muy seguramente ellas estaban ahí, -le contesta al tiempo en que dejaba de abrazarla por detrás y la voltea.- pero estaba más concentrado en poder llegar aquí que en ellas.-concluyó mientras limpiaba las lagrimas que paseaban por sus mejillas.-

    -Pues hicieron buen trabajo, -dijo aún sin verlo.- te retrasaron casi una hora.-susurró.-

    -Oh, vamos Kirari, no me digas que te has puesto celosa.-comenzó a decir el alto joven de tez morena.-

    -¿Ce-ce-celosa yo? To-tonterías-dijo un poco sonrojada. Voltea a ver a quien la sujetaba de los hombros en ese momento. Él de cabello negro traía puesta una camisa negra, la cual traía los primeros botones desabrochados, y sobre ella un chaleco blanco. Traía por igual unos pantalones de mezclilla azul marino. Calzaba unas botas que el pantalón cubría casi por completo. Para cubrir su identidad trae puestos unos lentes oscuros. Kirari no podía estar más sonrojada, él siempre se veía bien, muy atractivo.- "Su ropa es muy sencilla, pero lo hace ver sumamente atractivo…"

    -¿Kirari? -preguntó al ver el que su novia no le decía nada al momento en que despoja de su rostro los lentes oscuros pues ya no eran tan necesarios, dejando ver sus rojos ojos. Kirari al escuchar su nombre regresa del mundo en donde se encontraba.-

    -¿Qué? ¿Qué sucede?

    -¿Estás bien? –le respondió con otra pregunta.- Te has quedado callada de un momento a otro…

    -¿Enserio? Ah, lo siento.-se disculpa.- Solo me fui en un viaje. Estoy bien, no te preocupes.- le dice con una sonrisa, la sonrisa que a todo mundo le gusta ver en esa mujer desde que se inicio como idol hace casi diez años.-

    -Bueno, eso es algo que en ti nunca va a cambiar.-le dijo mientras se reía un poco.- En fin, regresando al tema inicial.- dijo un ya un poco más serio.- De verdad discúlpame que haya llegado tarde.- pidió de nuevo. Kirari percibió el arrepentimiento de Hiroto.-

    Se sentía como una tonta, a pesar de que él siempre le hubiera dicho cosas que le molestaran… era una persona responsable, y por demás tierna, por algo se había enamorado de él y no de Seiji, a pesar de que el rubio siempre había sido más amable con ella que el mismo Hiroto.

    -Vamos… ¿me disculpas? –dijo en tono suplicante. Kirari no tardó mucho en dar su respuesta. Lentamente alzo sus brazos y comenzó a rodear el cuerpo de Hiroto dándole un fuerte abrazo. El moreno se sorprendió un poco ante el acto.-

    -Claro que te perdono,-comenzó.- pero no vuelvas a tardarte tanto, me siento sola si no estás conmigo.- finalizó, no sin antes aclarar que su rostro estaba más que rojo. Hiroto solamente sonrió ante las palabras que su novia le decía. Pronto él estaba abrazándola también. Kirari ríe levemente.- Así ya no siento nada de frio…

    -Lo siento, debiste estarte congelando,-la abrazó más fuerte.- y todo por mi culpa.

    -Sí, -continuo, aunque esa respuesta lo hizo sentir un poco mal.- y si pesco un resfriado va a ser completamente culpa tuya.- finalizo con una risilla.-

    Hiroto no pudo hacer nada más que reír junto a ella. Estuvieron abrazados un poco más hasta que Kirari decide separarse un poco de él, más sin romper el abrazo.

    -Hiroto,-comenzó sin dejar de verlo.- ¿para qué me citaste aquí? -pregunto un poco confundida.- No creo que haya sido solo para abrazarme, ¿verdad? -esto último lo dijo pícaramente.-

    -¿Habría algún problema si así fuera?- le respondió con una mirada que simplemente derretía a Kirari.-

    -No… ninguno.- le respondió toda embobada, pero después de un instante regresa a la normalidad.- Pero ya, hablando enserio, ¿para qué me citaste? Adoro estar contigo, lo sabes muy bien… pero me intriga el porqué.

    -Je, bueno, la razón por la que te cite es muy importante…

    -Ajá

    -Lo medite mucho.-siguió-

    -Ajá… -siguió esperando.-

    -Pasé días enteros pensando en esto… -dijo sonriendo.-

    -Sí, continúa… -dijo cada vez más intrigada.-

    -Pero no sabía si pedírtelo ahora… -comenzó a soltarla.-

    -¿Pedirme?

    -O hacerlo dentro de un año o dos… -dijo totalmente separado mientras que una de sus manos parecía buscar algo en el bolsillo de su camisa. Kirari seguía sin entender.-

    -Hiroto, no seas malo, ya dime… -dijo con ansia la mujer.- ¿Qué es lo que me quieres pe-?-la castaña se quedó callada al ver cómo es que el moreno lentamente se iba hincando frente a ella.- Hi-Hiroto, ¿qué…?

    -Kirari, -comenzó.- hace casi diez años que te conozco, hace casi ocho años que eres mi novia.- Kirari escuchaba atentamente.- Hemos pasado por muchas cosas juntos, cosas que nos hicieron madurar, en especial a ti.

    -¡O-oye!- grito levemente al ver cómo es que su novio solo se reía.- Bu-bueno, no puedo negar lo que es verdad… -Hiroto volvió a reír levemente.-

    -Entre eso y muchas cosas más, nos fueron uniendo hasta el día de hoy… -Kirari comenzaba a ponerse cada vez más nerviosa, ¿qué era lo que Hiroto quería de ella?- Por eso… -Kirari observo con atención que es lo que su novio sacaba de su bolsillo, se quedó boquiabierta al ver que de su bolsillo sacaba una pequeña caja, la cual al abrirla dejo ver un anillo.-

    -H-Hiroto… -comenzó.- E-eso es… -Hiroto solo sonríe.- Tú…

    -Tsukishima Kirari, ¿te casarías conmigo? –fue la pregunta final de Hiroto al momento de extender la caja con el anillo. Ahí estaba él, arrodillado frente a la mujer que más ama en el mundo pidiéndole que fuera su esposa. No lo parecía, pero estaba nervioso, éste era un salto mucho más grande que el que había dado para ser un idol hace muchos años. –

    Kirari estaba más que sorprendida por lo que su novio le estaba pidiendo, no podía creerlo… ¡Le estaba proponiendo matrimonio! Tanta era la emoción que simplemente las palabras no salían.

    Kirari estaba tardando en darle una respuesta, eso lo puso aún más nervioso…

    -"¿A caso será que no quiere casarse? ¿Será a caso que me habré precipitado al haberle pedido matrimonio? ¿Será qu-?"-sus pensamientos fueron completamente interrumpidos cuando se dio cuenta de que unos delgados brazos rodearon su cuello con fuerza.- Ki-ra-ri… -fue lo único que pudo pronunciar.-

    -¡Sí!-fue lo que Kirari respondió.- ¡Sí quiero ser tu esposa! ¡Acepto! ¡Acepto!-exclamó mientras seguía abrazada al cuello de Hiroto. No iba a decir más, eso había sido todo lo que, con su acelerado corazón, había logrado decir.-

    Ahora el que estaba en shock era nada más y nada menos que el ser masculino de la pareja. ¿Qué es lo que le había dicho? ¿Qué si? ¿Le había dicho que sí? ¡Le había dicho que sí!

    -¡Kirari! -la abrazó con fuerza. No había palabras que pudieran describir cómo se sentía en ese momento, estaba feliz, más que feliz. –Gracias, Kirari.- fue lo que dijo cuando la iba separando de él para poder tomar su mano y colocarle el anillo en el dedo correspondiente. Lentamente se levanta del suelo junto con su ahora prometida. Sus rostros no dejaban de expresar esa gran felicidad que ahora estaban sintiendo, es que simplemente era imposible no sentirlo.-

    -Hiroto, no sabes… -lo vuelve a abrazar.- ¡No sabes lo feliz que me has hecho justo ahora! -dice entre lágrimas.-

    -No Kirari, -le comienza a responder.- tú eres la que me ha hecho muy feliz al darme el sí… -la separa lentamente de él.-

    -No sabes lo agradecida que estoy con ésta vida por haberte cruzado en mi camino, Hiroto.- dijo en susurro al ver que lentamente el espacio que había entre ellos iba disminuyendo.-

    -Te amo, Kirari… -susurró.-

    -Y yo a ti. -le responde al tiempo en que los labios de él hacen contacto con los suyos.-

    Al sentir el contacto de sus labios contra los suyos, todo lo desaparece para ella, el único ser que le importaba era él, su amado Hiroto. Este beso se sentía como si fuera el primero. A partir de ahora no solo compartirían los escenarios, y todo lo que involucrara al mundo artístico, sino que ahora también compartirían el resto de sus vidas. Lentamente se fueron separando, pues la falta de oxigeno comenzaba a ser obvia. Nuevamente separados Hiroto besa la frente de quien sería su futura esposa.

    -Será mejor que nos vayamos, -comenzó a decir el moreno.- sino pescaremos un resfriado, y como idols no podemos enfermarnos.- concluyó mientras alzaba su mano para que ella la tomara. Más Kirari le vio otro uso a ese brazo extendido, pues rápidamente lo rodeo con los suyos.-

    -Está bien, -rio- ya podemos irnos.

    Y dicho así, ambos jóvenes comenzaron a dirigirse a la salida del parque que había sido testigo de la propuesta y respuesta que esos dos jóvenes se habían otorgado.

    El amor es el sentimiento más maravilloso que puede haber en este universo, puede derrumbar barreras, puede incluso sobrevivir al paso del tiempo, quien es realmente poderoso a lo que sentimientos se refiere; el amor es lo que une a la gente, no importando cómo, donde y cuando se conocieron, y estás personas pueden dar fe de ello.
    Fin



    <HR SIZE=1 noShade>Suki: ¡Ah! ¡Al fin! ¡Mi primer one-shot de Kirarin Revolution y KirariHiroto! He de decir que la inspiración me llegó de la nada, pero para escribirlo me he tardado un día entero. Kirarin Revolution es un anime que acabo de ver hace poco, muy poco… hace unos días… ayer, y pues la historia de estos personajes me pareció muy divertida. Es un anime Kodomo, pero tiene mucha comedia, y un poco de romance; si quieren reírse véanla, Kirari es demasiado graciosa.

    ¡Nos vemos!
    <!-- end story -->
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...

Comparte esta página