1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.


  2. Descartar aviso
  3. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Long-fic Fanfic - Mi Pequeña Pirata (InuKag)

Tema en '–Abandonados' iniciado por Francis, 1 Febrero 2007.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Francis

    Francis

    Libra
    Miembro desde:
    20 Febrero 2006
    Mensajes:
    48
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Mi Pequeña Pirata (InuKag)
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    2501
    Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    Mi pequeña pirata.
    Una pirata llamada Kagome. Un prisionero llamado InuYasha. Un mapa dividido en dos. Ambos buscaban lo mismo: Shikon no Tama. ¿ Podrían ignorar a la perla y terminar… como algo más que enemigos?
    1-.
    "El famoso pirata Higurashi"
    Kagome sonrió dulcemente a la anciana que estaba a su lado, sonrisa que fue correspondida de esa misma manera. Hace demasiado tiempo que no estaba por acá, extrañaba ver los rostros conocidos y más visitar la pequeña escuela dónde había aprendido todo lo que importaba y era esencial: la esgrima y la defensa personal.
    Bueno, tal vez leer, escribir y poder sumar, restar también era algo esencial. Y dividir, por supuesto… ¡Quién sabe cuantos malos ratos habría pasado por no saber hacer una simple cuenta!
    –Hola, abuela –murmuró ella, agachándose y abrazando con fuerza el cuerpo robusto de esa mujer que la crió.
    –¿Cómo está todo en Inglaterra? –preguntó sonriente, recibiendo el abrazo con grato cariño y la miró con ojos risueños.
    La muchacha sonrió levemente, agarrando la jarra con agua y vertiéndola sobre el vaso cervecero. Aquello había pertenecido a su padre, sentía que era una falta de respeto verter agua en él pero a ella no le gustaba nada que tuviera alcohol.
    O eso era delante de su abuela.
    –Nah, demasiados serios –le guiñó el ojo, soltando una risilla divertida ante la miraba burlona de su abuela -. Los hombres son demasiados ilustres.
    –¿Por eso no has conseguido un esposo, querida Kagome? –la voz de Kaede se volvió levemente ronca, adoptando una pose regañona.
    La muchacha sonrió otra vez, esta vez algo nostálgica al percatarse que, al menos, para alguien, todavía era una niña.
    Ya tenía diecinueve años, debería estar encerrada en una casa grande con cuatro niños, dos niñas con bucles luminosos y dos niños elegantemente vestidos. Dos perros. Y un esposo rico, despreocupado, amable, familiar y completamente caballero.
    Sonrió al imaginarse a ese hombre completamente perfecto, de ojos misteriosos y cabello abundante, completamente atractivo y sin embargo, no tenía rostro.
    Todavía no podía imaginarse a un hombre perfecto.
    –Todavía no pude encontrar a ese hombre que…
    –Que te de cuatro niños, dos perros, una casa muy grande y que sea rico, despreocupado, amable, que le guste la familia y que sea completamente caballero –Kaede puso los ojos en blanco, negando con la cabeza -. Niña, eso es puro cuento.
    Kagome alzó el vaso brindando, sonriendo tanto que mostró sus dientes blancos e impecables. Kaede no pudo evitar notar lo amable que era su nieta, aunque no sea una belleza como lo fue alguna vez Kikyou; pero eso ya es otra historia.
    Lo que más deseaba es que ella consiguiera a ese hombre de sus sueños, pero estaba completamente segura que nada saldría como su nieta querida apreciaba. Seguramente, terminaría casándose con el hombre equivocado.
    Lo importante es que se ganaba la vida en las calles de Inglaterra como actriz, aunque no era lo que hubiera esperado de Kagome. Preferiría verla casada, dándole bisnietos y no estando en un teatro cualquiera.
    A veces se preguntaba si su nieta era virgen.
    Pero en este momento en que ella venía a visitarla, se olvidaba de todo lo malo, se olvidaba siquiera que no estaba más en la isla. Simplemente se acordaba de los buenos tiempos de antes y se dejaba llevar.
    ¿Cuánto tiempo podría vivir?
    –Lo sé, abuela, pero… Soñar no cuesta nada –cerró Kagome con un guiño, volviendo a alzar el vaso hacia el techo -. No cuesta nada.
    Un brillo extraño apareció en los ojos azules y Kaede se preguntó si ella no guardaba secretos. ¿Cómo podía saber si ella trabajaba como actriz?
    Ella… tenía muchos secretos.
    ·–·–·
    Sango tomó el vestido de Kagome entre sus brazos, haciéndolo un bollo y tirándolo en un armario del barco, mientras que su amiga volvía a ponerse la ropa que la hacia sentir cómoda. Unos pantalones anchos, una franja de tela que ocultaba sus senos y la camisa que se ajustaba en las curvas de su cuerpo.
    Parecía un hombre demasiado afeminado, o de Francia. Sango se rió de buena gana al imaginarse a un hombre francés empuñando la espada como su amiga y adoptando una mirada fiera, casi agresiva.
    Definitivamente los hombres no eran lo que muchas veces le hicieron creer de niña. Ellos jamás podrían defenderte, y muchas veces las mujeres hicieron el trabajo pesado.
    –¿Cómo te fue con tu abuela? –preguntó amablemente a la capitana, viendo como se colocaba un sombre muy femenino en su cabeza y ambas salían a la cubierta.
    –Oh, de maravilla. Piensa que estoy en Inglaterra actuando –contestó la capitana con una sonrisa, divisando el gran mar que se habría ante ellas y sus marineras -. Huh, ¿qué es eso?
    Sango miró fijamente hacia aquél punto negro en el mar. Rápidamente tomó un telescopio y se percató que se trataba de un pequeño bote con tres hombres allí. Los ojos le brillaron y su boca se curvó en una sonrisa maligna.
    –Prisioneros, capitana.
    Sango disfrutaba mucho en torturar a los hombres, encadenarlos bajo el sol caliente sin darle de beber o comida era su castigo favorito. Nunca podría saber lo que le hicieron en el pasado, pero seguramente habrá sido muy grave.
    No importaba.
    –Acércate al bote, Ayame –ordenó Kagome, sacándose el sombrero blanco con una cinta rosa, a la pelirroja que tomaba el timón.
    Los hombres en el bote parecieron sorprendidos y aliviados apenas las cuerdas cayeron del extraño barco. Nunca pensaron en piratas, menos si un grupo de mujeres extrañas los miraban con una cruel sonrisa.
    Estaban a salvo.
    –Vaya, vaya –murmuró Kagome, paseando de un lado a otro viendo a los prisioneros, que jadeaban ante el cansancio de subir las cuerdas -. ¿Qué hacían varados?
    Los tres la miraron, frunciendo el entrecejo. Unos de ellos se adelantó un paso, luego otro y otro, hasta que sus manos estuvieron entrelazadas.
    –Oh, bellísima jovencita, ¿quisiera tener un hijo conmigo? –preguntó con voz ronca un hombre de cabello negro y pequeña coleta, con unos lindos ojos color azul cielo.
    Sango alzó una ceja, a igual que las demás. Kagome lo miró unos momentos, luego sonrió seductoramente, se acercó a él y su rodilla se deslizó sobre su ingle, pegándole fuertemente. Todos en el barco soltaron un gemido de dolor.
    Y más la víctima.
    –Yo no hago bastardos –contestó Kagome con voz severa, mirándolos a los dos hombres restantes con sorna -. Contesten. ¿Qué hacían varados?
    Unos de ellos, de coleta alta y ojos de azul verdoso sonrió levemente, mostrando un colmillo demasiado largo, casi como si fuera un lobo. Se inclinó ante ella, tomándole de las manos otra vez.
    Kagome estaba cansada de todo esto.
    "Pero son caballeros, ¿no?", preguntó una voz inocente en su cabeza, y pronto la sacudió, dejando que sus rizos se desarmaran sobre sus hombros.
    No, ese hombre perfecto no existía.
    –Nuestro barco se hundió hace dos días debido a una tormenta muy fuerte –respondió el chico, sonriendo dulcemente a la 'hermosa' capitana -. Y nuestro regalo del cielo fue verla a usted, mi estimada mujer.
    Kagome frunció las cejas, dirigiéndole una mirada fulminante al tercero que permanecía de pie, sin decir ninguna palabra y mirando hacia otra parte. Ese sujeto empezó a caerle bien, tal vez no era como los otros.
    –Yo no soy estimada de nadie –gruñó Kagome, zafando sus manos con violencia y mirando hacia la pelirroja, que estaba extasiada con ese castaño -. Lleven a estos dos imbéciles al calabozo. Sango tú sabes lo que harás –finalizó con voz solemne.
    Dos mujeres corpulentas, Tsubaki y Avi, se llevaron sin ninguna dificultad a esos dos hombres y los tiraron en una abertura en la cubierta, cerrándola con una puerta de rejas. Iban por el tercero, pero Kagome negó con su dedo índice.
    –De éste me encargo yo –anunció sonriendo dulcemente, pero esa sonrisa no llegó a sus ojos y que no fue correspondida por nadie -. A mi camarote, enciérrenlo allí.
    Ese hombre no puso ninguna resistencia y fue llevado amablemente, las dos mujeres parecían encantadas con el atractivo del muchacho y les costó demasiado echar cerrojo a la puerta. Pero su capitana era la que mandaba aquí.
    Kagome se encerró en el estudio, que era absolutamente privado y se dedicó a observar las pinturas que tenía de sus padres y de ella cuando era pequeña. Ojeó algún que otro pergamino, tratando de encontrar alguna pista pero sin ningún resultado.
    Inevitablemente, pensó en su abuela. Pensó en la vida que estaría perdiéndose, seguramente estaría en los brazos de algún marido viejo, perdiendo su virginidad con el hombre menos indicado y teniendo, a lo sumo, un niño.
    Ningún perro.
    Ningún atractivo esposo.
    Nada de amor.
    Nada de familia.
    Frunció el ceño, preguntándose donde podría estar la Shikon no Tama, en qué isla. Su valor era tanto… que no le alcanzaría ni tres vidas para poder gastar completamente ese dinero. Con esa suma podría ayudar mucho a la isla.
    Y así pasó todo el día, conjurando planes, trazando planos para atacar al barco más cercano y bebiendo un poco de agua, sin estar tentada a echarle una probada a su Wiksy mañanero… Diablos, visitar a la abuela Kaede traía sus consecuencias.
    –¿Vas a cenar, capitana? –preguntó Sango golpeando su puerta pero sin entrar.
    Kagome miró la sombra pero no se movió. Recordó de pronto al muchacho que estaba encerrado en su habitación, seguramente ya habría escapado por las ventanas.
    Le gustó aquella mirada desafiante e indiferente.
    –No, no tengo hambre, Sango –se relamió los labios, frotando sus manos -. Veremos que tan difícil podría ser este tipo.
    Se levantó y caminó tranquilamente hacia la puerta, siendo recibida por la luz de las estrellas y sin la luna. Sonrió dulcemente, recordando que en una noche sin luna sus padres habían muerto para protegerla.
    Internándose en el oscuro pasillo que la llevaba a su camarote, Kagome se preguntó si estaba bien encerrar a los hombres de esta manera. No intentaron robar su barco, tampoco las atacaron, eran simplemente náufragos.
    Se encogió de hombros, dando vueltas a la llave y entrando a su habitación. Estaba suavemente iluminada por las estrellas, así que no necesitaba gastar ningún aceite para encender las velas. Buscó en todo el camarote y se llevó una divertida sorpresa al verlo recostado en la cama, durmiendo.
    La camisa negra estaba tirada en el suelo, su brazo izquierdo colgaba y se movía a causa del mecimiento del barco. Se acercó y sus ojos se abrieron levemente, sonrojándose un poco ante tal espectáculo.
    Diablos. Era atractivo.
    Bueno, atractivo era poco para ella. Era verdaderamente apuesto, y más con ese torso desnudo, con una piel blanca levemente tostada, unos mechones se desparramaban desde sus hombros y Kagome se mordió el labio, preguntándose por qué se sentía tan atraída ante tal sujeto.
    Abruptamente, él abrió sus ojos y despegó su espalda del colchón rápidamente. Debido a la sorpresa, ella no reaccionó y ambas frentes terminaron chocándose juntas, con un sonido parecido al de un coco que caía sobre otro.
    Ambos juntaron sus manos sobre el golpe, gimiendo de dolor. Kagome entreabrió un ojo, enojada ante tal estupidez cometida por él y se llevó cierta decepción al enterarse que no era tan inteligente como lo esperaba.
    Él la miró fijamente, revelando unos lindos ojos violetas. Eran de un extraño color, era un violeta profundo y fuerte.
    ¡Vaya, no solo su cuerpo y rostro eran bonitos!
    –¡Maldita mujer! –bramó él, con voz ronca, sorprendiendo muchísimo a Kagome. Teniendo un rostro aniñado y un físico algo flacucho, por más atractivo que fuera, ¿podía tener una voz tan masculina? -. ¡¿Qué haces aquí?!
    Kagome se cruzó de brazos, elevando su mentón en un gesto de arrogancia. Si no hacia eso, él podría pensar que era una estúpida niña.
    –¿Cómo que hago aquí? Es mi camarote.
    Él simplemente apretó los dientes.
    –¡Déjate de bromas estúpidas, mujer! .¡Este es el camarote del capitán! –salió de la cama, mostrando a la capitana que era mucho más alto que ella -. Tú solo podrás ser la amante… o su sirvienta –la miró de arriba abajo, frunciendo el ceño ante su pantalón y la camisa de hombre.
    Definitivamente, ninguna mujer podría vestirse así. Hasta las mujeres del barco usaban, aunque sea, faldas.
    –Claro, soy mi propia amante –contestó Kagome negando con su cabeza, mirándolo casi enojada. Pasó al lado suyo, llegando hasta la pequeña ventana redonda, mirando hacia el cielo -. Dime tu nombre, chico.
    El joven se cruzó de brazos.
    –¡Keh!
    Kagome movió su mano hasta que encontró su espada. Con agilidad, se movió rápidamente y la punta rozaba la nuez del muchacho. Él tenía el entrecejo fruncido profundamente y tragó ruidosamente; no estaba acostumbrado a ser el apuntado con la espada, mayormente es al revés.
    –Dime tu nombre, chico –repitió Kagome tranquilamente.
    Él abrió la boca, encontrándola reseca.
    –InuYasha –pronunció con una voz profundamente ronca, ocasionando que la mujer lo mirara levemente atontada, como si estuviera pensando en algo y fue cuando lo aprovechó.
    Golpeó con su antebrazo el filo de la espada, la mujer debido a la sorpresa la soltó e InuYasha ahora era el que la apuntaba. Mucho mejor.
    Así era más cómodo para hablar.
    –Vaya, eres bueno, InuYasha –murmuró Kagome sin sorprenderse y sonriéndole otra vez con ternura, iluminándole el rostro.
    –Dime tu nombre, mujer.
    Kagome asintió, casi parecía una niña pequeña.
    –Kagome Higurashi, capitana de este barco. Mucho gusto en conocerte, prisionero –mientras hablaba, lo tomó de la muñeca, sacándole la espada y arrinconándolo contra la pared -. Veraz, no me gusta que mis prisioneros me apunten con mi propia espada.
    Pero InuYasha no habló, simplemente la miraba fijamente casi sin poder creérselo. ¡Ella no podía ser el gran Higurashi, dueño de los siete mares! Todo pirata le temía, lo respetaba y rezaba para que jamás se cruzaran y tuvieran que pelearse.
    ¡Simplemente no podía ser el famoso Higurashi!
    Continuará…
     
  2.  
    anjuu_maaka

    anjuu_maaka Guest

    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    waa
    genial la trama
    un 10
    o.o
     
  3.  
    lupi_san

    lupi_san Guest

    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    me gusto mucho el primer capitulo ^0^ conti!! Lei uno parecido, pero Inu era el pirata xP

    >>lupi
     
  4.  
    Nagisa Daikazoku

    Nagisa Daikazoku Bandido

    Tauro
    Miembro desde:
    4 Enero 2007
    Mensajes:
    613
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    wauu!!!!!!!!!!!1
    si k me impresionee!!!
    super wonitooO!!!
    me encantoo!!!
    jeej!!!
    contii! !prontoo!!!
    que esat super buenoo1!!
    kisess!!!

    atte: sttefanyy!!!
     
  5.  
    anjuu_maaka

    anjuu_maaka Guest

    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    sigue asi suerte
     
  6.  
    Yumi!

    Yumi! Guest

    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    >>>Hello me encanta
    >>Kagome pirata xD geniial xD
    >>Zhaito* Cuidate___Yumi !
     
  7.  
    Reina Momo

    Reina Momo Bandido

    Virgo
    Miembro desde:
    28 Junio 2006
    Mensajes:
    168
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    Que linda ideaa!!! me gusto este primer capitulo!!!! interesante, a ver ahora que mas va a pasar!!!!! espero la contiiii!!!Cuidate!

    Kagome294
     
  8.  
    Amaii

    Amaii Bandido

    Libra
    Miembro desde:
    26 Enero 2007
    Mensajes:
    239
    Puntos en trofeos:
    76
    Pluma de
    Escritora
    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    Ola me gusto de verdad!!
    zpero la conti pronto
    :P Animos!!!

    Zhao (k)
     
  9.  
    Haru-hime

    Haru-hime Guest

    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    Hola!!! muy, pero muy lindo el cap!!! Pinta muy buena la historia
    Seguilo que esta muy interesante!!!!!!!!

    Conti prontoooo!!

    Besos,Haru-hime
     
  10.  
    anjuu_maaka

    anjuu_maaka Guest

    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    animo aimo^^
     
  11.  
    pilyk_23

    pilyk_23

    Libra
    Miembro desde:
    23 Enero 2007
    Mensajes:
    288
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    buen fic espero
    la conti :xauz:
     
  12.  
    Nagisa Daikazoku

    Nagisa Daikazoku Bandido

    Tauro
    Miembro desde:
    4 Enero 2007
    Mensajes:
    613
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    si vamos!!!!!!!!
    contiii!!
    que eme ncantoo tu ficc!!!
    estuvee esperando pa que lo continuess
    se!!!!!!!
    contiiiiii!!!!!!
     
  13.  
    Yumi!

    Yumi! Guest

    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    ToT morire malita ToT

    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti

    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti

    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti

    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti

    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti

    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti

    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti

    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti

    xD contiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii iiiiiiiiiiiiiiii
     
  14.  
    _Aiko

    _Aiko Guest

    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    Wolas me gusto en verdad espero la 2° parte

    ..............Adioz!
    ............................__Aiko :rosa:
     
  15.  
    Mokona-chan

    Mokona-chan Guest

    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    Hola jeje este fic me encantoo....
    espero que lo continuesss

    quierooo conti!!:cool:

    ATTE:

    Mokona-chan


     
  16.  
    Yumi!

    Yumi! Guest

    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti

    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti

    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti

    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti

    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti

    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti

    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti
    Conti conti conti conti conti conti

    xD contiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii iiiiiiiiiiiiiiii

    Zhaito*______Yumi!
     
  17.  
    Nagisa Daikazoku

    Nagisa Daikazoku Bandido

    Tauro
    Miembro desde:
    4 Enero 2007
    Mensajes:
    613
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    siiii!!!!!
    plis!!!!!!!!!!!!

    conti conti! conti contii!!
    conti conti! conti contii!!
    conti conti! conti contii!!
    conti conti! conti contii!!
    conti conti! conti contii!!
    conti conti! conti contii!!
    conti conti! conti contii!!
    conti conti! conti contii!!
    conti conti! conti contii!!
    conti conti! conti contii!!
     
  18.  
    .:+kagome+:.

    .:+kagome+:. Guest

    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    olas me gustan tus fic

    espero conti

    conti conti
     
  19.  
    Nagisa Daikazoku

    Nagisa Daikazoku Bandido

    Tauro
    Miembro desde:
    4 Enero 2007
    Mensajes:
    613
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    vamos e que este ficc ta muy buenoo!! contii!!!
    prontoo!!
    pliss!!
    sii!!!!!!!!
    kisess!!!
     
  20.  
    Lia Sango

    Lia Sango Bandido

    Tauro
    Miembro desde:
    29 Diciembre 2006
    Mensajes:
    152
    Puntos en trofeos:
    64
    Pluma de
    Escritora
    Re: Mi Pequeña Pirata (InuKag)

    genial!!

    kiero conty!!

    no seas mala!! ToT

    conty!!!

    Lía_Sango
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página